Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

La ecología y la contabilidad




Partes: 1, 2, 3
Monografía destacada

  1. La disciplina contabilidad y la formación de contadores en Cuba.
  2. La Disciplina Contabilidad y la estrategia curricular medioambiental: propuesta para su perfeccionamiento.
  3. Conclusiones
  4. Recomendaciones

Introducción

La aplicación gradual del desarrollo sostenible, constituye parte del proceso socialista de nuestro país. De ahí la necesidad de redimensionar el desarrollo basado en el uso potencial medioambiental bajo los preceptos de racionalidad, eficiencia e integralidad, para asegurar la conservación e incremento de los niveles de calidad de vida alcanzado en los años de revolución.

Cuando muchas personas hablan del medio ambiente solo se refieren al entorno en el cual viven o al campo. Por ello les es indiferente lo que pueda suceder con él y al no darse cuenta de la importancia que tiene en la vida que a diario llevan, poco o nada les importa la responsabilidad que tienen frente a este, el aumento de los niveles de contaminación, la creciente cantidad de desechos, la salinización, la disminución en la producción provocada por la erosión, la degradación de la tierra y muchos otros males que azotan nuestro entorno han sido de gran preocupación para todas las personas que se han dado cuenta que día a día los recursos que nos brinda la tierra se están agotando, y que si se sigue por este camino de despilfarro, abuso e irracionalidad al explotar y utilizar los recursos que nos otorga la naturaleza, muy pronto será demasiado tarde para remediar lo que se esta haciendo al exceder los límites de esta fuente generadora de bienes ambientales.

En la actividad como profesionales y durante la preparación como tales, existen muchas áreas de estudio y análisis, en especial sobre aspectos contables, base de la formación de un contador.

Se ha descubierto que la contabilidad es una técnica de por si evolutiva, conociendo y analizando una serie de áreas o ramas que la complementan, es decir, formas específicas de tratamiento que se les dan a ciertas operaciones y que requieren uniformidad dadas las características particulares que tienen, por ejemplo: Contabilidad Forestal, Contabilidad Agrícola, entre otras . (Guajardo, 1999)

En los últimos años se ha venido presentando una sensibilidad especial respecto al tema del cuidado del entorno natural, el medio ambiente; todo esto debido a los problemas surgidos por los desechos producidos por las industrias en su proceso productivo, en especial durante todo este siglo, lo que ha provocado grandes pérdidas naturales y graves riesgos a la población. Por esta razón a nivel mundial se han creado normas ambientales que intentan resguardar el medioambiente, tratando de disminuir al máximo la contaminación ambiental. (García, 1996)

Por lo que tanto a niveles macroeconómicos, ha nacido un concepto interesante de analizar desde el punto de vista de nuestra profesión, este es el de contabilidad medioambiental. Si bien desde el punto de vista macroeconómico es un concepto ampliamente analizado, a nivel microeconómico no ha sido lo suficientemente tratado, sólo encontrándose en países desarrollados y en algunos países latinoamericanos donde se ha comenzado a tener en cuenta este concepto, como un tema y un área importante de considerar y estudiar. Urrutia (1999)

La ecología y la contabilidad se han visto relacionadas en virtud de la problemática medioambiental mediante los diferentes ecosistemas existentes en el mundo, por lo que la influencia que está ejerciendo la ecología en la economía de las empresas es significativa porque su objetivo es medir, registrar, analizar, y tomar decisiones sobre aquellos hechos económicos que afecten a la entidad para brindar información relevante, fidedigna, confiable, oportuna, comprensible, objetiva e íntegra .

Por lo que la incorporación de las materias medioambientales a la contabilidad es una necesidad pues nos permite registrar, cuantificar e informar los daños causados al medio ambiente y las medidas necesarias para evitarlos.

Teniendo en cuenta estas consideraciones, los conocimientos medioambientales para los contadores es muy importante porque necesitan conocer esta temática para aportar soluciones inmediatas pues los daños que puede traer la contaminación medioambiental son necesarios registrarlos, cuantificarlos y tomar medidas para prevenirlos, y si se logra aplicar la estrategia curricular sobre este rubro en la Carrera de Contabilidad y Finanzas se obtiene un profesional capaz de tomas decisiones en el municipio.

Sobre esta temática, hay muy pocos conocimientos lo que requiere de un estudio profundo de la misma tanto de los estudiantes como de los profesores.

El desarrollo sostenible promueve la necesidad de mejoras en la calidad de vida humana y, al mismo tiempo, conservar la vitalidad y diversidad de la tierra. Su base debe ser el mejoramiento de la condición humana y la conservación y productividad de la naturaleza. Con esta investigación se logra la formación de profesionales capaces de trasmitir los contenidos de contabilidad medioambiental en virtud de la sustentabilidad ecológica para la toma de decisiones en el municipio donde laborarán una vez graduados.

Las Universidades tienen que ser capaces de alcanzar una mayor cultura medioambiental sobre la base ética, el saber y la capacidad de gestión que posibilite la asimilación y participación consecuente en las acciones de sostenibilidad que realiza la sociedad.

Es propósito esencial del Ministerio de Educación Superior (MES), la creación de la cultura medioambiental en el pregrado, postgrado y la superación de cuadros de la nación. Queda claro que la Universidad debe formar a un profesional que no agreda ni contamine el medio ambiente, que transforme su forma de actuación antes la sociedad y por ende trabajar por lograr el reconocimiento medioambiental.

En esta investigación la gestión del conocimiento logra que el estudiante sea quien produzca conocimiento para generar cambios en el contexto laboral.

Inchicaqui (2003) plantea que La Información Contable y la Gestión del Conocimiento analiza la problemática actual de la ciencia contable como parte del sistema de información empresarial que manejan los gestores de negocios y su relación con la gestión del conocimiento, la misma que consideramos es fundamental para la empresa moderna que busca continuamente como objetivo corporativo ser competitiva en el mercado o industria en el que desarrolla sus actividades empresariales.

La excelencia de la gerencia de la información conlleva a poner a disposición de los sectores socioeconómicos un sistema de información de acceso rápido y dinámico en su actualización que contribuya a perfeccionar los programas del desarrollo sostenible de nuestra sociedad.

Los resultados de esta investigación permitirán insertar al profesional capacitado en las diferentes empresas del municipio, para promover y socializar la información obtenida y de esta forma crear una base informativa.

Para contribuir a la solución de esta contradicción generada en la disciplina contabilidad con relación a la estrategia curricular medioambiental se asumió el siguiente:

Problema Científico.

¿Los estudiantes de la Carrera de Contabilidad y Finanzas poseen conocimientos sobre Contabilidad medioambiental?

Este problema puede solucionarse a partir de la siguiente Hipótesis:

  • La inserción de conocimientos medio medioambientales contribuirá a mejorar la preparación y desempeño en la formación del profesional

Objetivo General:

  • Fundamentar la aplicabilidad de los conocimientos, habilidades y valores medioambientales a través de los conocimientos específicos de la Disciplina Contabilidad.

Objetivos específicos:

  • Valorar las Estrategias Curriculares medioambientales en virtud del grado de generalidad del concepto contabilidad medioambiental aplicado a la carrera.
  • Analizar los programas analíticos de las asignaturas de la disciplina Contabilidad.
  • Caracterizar el dominio que tienen los estudiantes sobre contabilidad medioambiental.
  • Fundamentar la propuesta de inserción de conocimientos medioambientales habilidades y valores en los programas analíticos de la disciplina.

Objeto de Estudio: Relación de los conocimientos, habilidades y valores medioambientales con los conocimientos de Contabilidad.

Campo de Acción: Aplicación de los conocimientos, habilidades y valores medioambientales a las asignaturas que conforman la disciplina contabilidad en la Carrera de Contabilidad y Finanzas.

Métodos Empíricos:

La encuesta: Se utilizó para valorar el nivel de conocimientos que tiene el estudiante sobre el tema. Se tomo una muestra de 240 estudiantes pertenecientes a la carrera de Contabilidad y Finanzas de cuatro Centros de Educación Superior del país (Universidad Agraria de la Habana, Universidad de la Habana, Universidad Central de las Villas y Universidad de Cienfuegos) Siendo seleccionados aleatoriamente en grupos de 20 alumnos de los años primero, segundo y tercero de cada una de las facultades escogidas.

Estudio Documental: Se realizó, el análisis de los programas analíticos de las asignaturas que conforman la disciplina y la valoración de las Estrategias Curriculares medioambientales de las Facultades de Contabilidad y Finanzas de cuatro universidades del país, seleccionadas para la investigación: (Universidad Agraria de la Habana, Universidad de la Habana, Universidad Central de las Villas y la Universidad de Cienfuegos.)

Métodos Teóricos.

Análisis y síntesis: Permitió determinar los conocimientos, habilidades y valores que se insertaron en cada asignatura de la disciplina,

Inducción y Deducción: Ambas se complementaron pues, la utilización de estos métodos permitió elaborar la propuesta de los conocimientos, y así aplicar la estrategia curricular medio medioambiental.

Histórico-Lógico: Permitió profundizar en la historia de la profesión y en los antecedentes históricos de la contabilidad medioambiental.

El procesamiento estadístico: Se utilizó para tabular las encuestas aplicadas a los estudiantes de cinco universidades del país.

Aporte práctico: Se basa en la obtención de conocimientos y así lograr su generalización en todas las empresas del municipio a partir del sistema de conocimientos y habilidades propuestas para su inclusión en el Programa de la Disciplina de Contabilidad.

Novedad científica: Es la demostración de que la estrategia curricular si se puede aplicar en todas las asignaturas de la Disciplina Contabilidad.

Este trabajo está estructurado en Tres capítulos, el primero incluye los Fundamentos Teóricos necesarios para referenciar la propuesta, y el segundo se refiere, al análisis de la Disciplina de Contabilidad y la valoración de las estrategias curriculares de las Facultades de Ciencias Económicas de cuatro universidades del país, Matanzas, Pinar del Río, Universidad de la Habana y la Universidad Agraria de la Habana. En virtud del Medio Ambiente y un Tercero donde se Fundamenta la propuesta de inserción de conocimientos, habilidades y valores sobre contabilidad medioambiental en las asignaturas que conforman la disciplina.

Capítulo I: La disciplina contabilidad y la formación de contadores en Cuba.

La Contabilidad tiene una larga historia, algunos estudiosos afirman que la escritura se desarrolló con el fin de poder registrar la información contable. (Hongreen, s.a.)

Se encuentran registros de cuentas en civilizaciones tan antiguas como las de China, Babilonia, Grecia y Egipto. Los dirigentes de estas civilizaciones usaban la contabilidad para conocer el costo de la mano de obra y los materiales usados en la construcción de estructuras como las grandes pirámides.

Mierres (1984) planteó que la contabilidad se desarrolló aún más como resultado de las necesidades de información de los comerciantes en las ciudades- estado de Italia durante los años 1400. En ese ambiente comercial, el monje Luca Pacioli un matemático y amigo de Leonardo Da Vinci, publicó en 1494 la primera descripción conocida de la teneduría de libros como partida doble.

El ritmo del desarrollo contable aumentó durante la revolución industrial cuando las economías de los países desarrollados comenzaron la producción masiva de bienes. Hasta ese momento el precio de las mercancías se había fijado sobre la base de lo que el gerente pensaba era su costo, pero la mayor competencia exigió de los comerciantes adoptar sistemas de contabilidad más perfeccionados.

En el siglo XIX el crecimiento de las corporaciones, en particular las de las industrias de los ferrocarriles y el acero estimularon el desarrollo de la contabilidad.

Los dueños de las empresas, los accionistas ya no eran por necesidad los gerentes de sus negocios; los gerentes tuvieron que crear sistemas contables para informar a los dueños de que también estaban operando sus empresas del país.

Bastaría con citar a Marx cuando expresó: ¨ La Contabilidad como medio de control y de generalización teórica de este proceso, se va haciendo más imprescindible a medida que el proceso de producción se va realizando más y más a escala Social y pierde su carácter puramente individual, por tanto la Contabilidad es más necesaria durante el período de producción capitalista que en el período de producción dispersa de campesinos y artesanos, lo mismo que es más indispensable cuando el proceso de la producción tiene carácter social cuando su carácter es capitalista, citada por (Rumiántsev, 1980)

1.1-La formación de profesionales en las ciencias contables y financieras.

La formación en Cuba de profesionales de las ciencias contables y financieras data de 1827, cuando en la Universidad de La Habana se creó la Escuela Superior de Ciencias Comerciales, constituyendo esta la primera escuela universitaria cubana. El titulo universitario que caracterizó la Escuela Cubana de profesionales de las Ciencias Contables y Financieras fue desde su surgimiento en 1827 hasta 1967 el de Contador Público. (MES, 1999)

El surgimiento en Cuba, de la Escuela Superior de Ciencias Comerciales tuvo como antecedentes otros estudios de nivel medio que se realizaron en la propia Universidad de la Habana, pero no es hasta 1827 que se comienzan a considerar estos estudios como universitarios. De manera lógica el surgimiento de la necesidad de este profesional se encuentra muy interrelacionada con el desarrollo de la industria y el comercio en la isla, las inversiones de capital foráneo que caracterizaron las diferentes etapas de evolución de nuestra economía y en el contexto histórico en que ellas surgieron, marcaron el enfoque de los planes de estudios universitarios y posteriormente de las Escuelas de Comercio que graduaban con un nivel medio, articulando de forma lógica la formación de dichas escuelas con los estudios superiores universitarios

La formación de contadores públicos en Cuba se caracterizó por una alta calificación, siendo reconocida la misma por las diferentes asociaciones profesionales nacionales e internacionales que actuaban en la época, así como por las firmas de contadores y auditores. La escuela cubana de formación de contadores alcanzó en la década de los años cuarenta y cincuenta del siglo XX un alto prestigio en el continente americano.

La formación universitaria de contadores públicos en Cuba desde el punto de vista de las características de los Planes de Estudios puede dividirse en dos etapas, la primera desde su inicio hasta 1962, donde la formación académica estaba constituida por una sólida preparación en asignaturas tales como: Contabilidad General, Contabilidad de Costos, Finanzas, Auditoria, Derecho (Civil, Administrativo, Fiscal, Mercantil, Penal y Laboral), Hacienda Publica, Matemática Financiera, Administración de Negocios y Seguros. Además como complemento entre otras se recibían asignaturas tales como Estadística Descriptiva, Economía Política Burguesa, etc. (MES, 1999)

En 1962, teniendo en cuenta las transformaciones que en el orden político, económico y social se derivan del proceso revolucionario cubano y la Reforma Universitaria se perfeccionan los planes de estudios en la Universidad de la Habana. En tal sentido la transformación fundamental que ocurre en los Contadores Públicos esta dada por el enfoque político-económico de las asignaturas que integran el plan de estudios, disminuyéndose además los contenidos en las asignaturas de Derecho fundamentalmente. En esencia se mantiene el perfil profesional del contador público. (MES, 1999)

El año 1967 marca un momento de cambio absoluto en la concepción de la formación académica del profesional de las Ciencias Contables y Financieras en Cuba derivado de las condiciones que prevalecen en el entorno empresarial cubano.

El no-reconocimiento de las relaciones monetario mercantiles entre las empresas estatales en nuestra economía trae como consecuencia el establecimiento de un sistema de registro orientado en lo fundamental a indicadores físicos, esta nueva concepción deriva en un no-reconocimiento social hacia la profesión del contador en Cuba.

La situación así planteada trae como consecuencia la necesidad de transformar los Planes de Estudios Universitarios, variándose inclusive el perfil profesional, surge así una Licenciatura en Control Económico y desaparece la formación de Contadores Públicos.

La nueva carrera concebía un perfil encaminado en lo fundamental al diseño y explotación de sistemas automatizados de gestión económica y por tanto se reducen en tiempo y contenido todos los programas vinculados a las asignaturas de Contabilidad General, Contabilidad de Costos, Auditoria, Finanzas y se incorporan asignaturas de matemáticas, estadísticas, sistemas automatizados, etc.

En 1972 se crean dos carreras intermedias dentro de esta Licenciatura que tenían una duración de tres años: Analista de Sistemas y Contador de Gestión. En ese momento se vuelven a incrementar en cierta medida los contenidos y horas de las asignaturas del perfil profesional del Contador, fue esta una etapa difícil para la formación universitaria, pues en alguna medida fue necesario hasta cambiar los nombres de las asignaturas que cubrían los conocimientos de contabilidad ante las condiciones tan adversas que existían en determinados sectores de nuestra economía. (MES, 1999)

En 1975, el I Congreso del Partido Comunista de Cuba aprueba el establecimiento del Sistema de Dirección y Planificación de la Economía, en este y en las propias Resoluciones se reconoce la importancia de la Contabilidad a los fines de establecer sistemas de control de los recursos materiales y financieros para todas las empresas estatales cubanas.

Especial relevancia se le otorga al Costo como categoría económica y como un indicador que permite medir la eficiencia, por otra parte se crea el Ministerio de Educación Superior. Todos estos elementos conllevan a la elaboración de nuevos Planes y Programas de Estudios que tendrán un carácter unificado en todo el país, surge así de nuevo, la formación de un profesional de la Contabilidad y las Finanzas, aunque el titulo que se otorga es de Licenciatura en Economía con especialidad en Contabilidad. La aplicación de estos planes de estudios comienza en el curso 1977-1978 y se caracterizaron de forma general por: (MES,1999)

  • Reincorporación de las asignaturas del perfil profesional del contador con amplitud de tiempo y contenido. Se incorporan nuevas asignaturas como Análisis de la Actividad Económica Teoría de la Dirección Socialista, Álgebra Lineal, Economía de la Industria y Agropecuaria, Formación de Precios, Legislación Económica.
  • Ampliación de fondos de tiempo en las asignaturas: Planificación de la Economía Nacional, Filosofía Marxista Leninista, Historia del Movimiento Obrero, Comunismo Científico, Matemática, Estadística Matemática y Económica entre otras.
  • Se instrumentaron los trabajos de diploma como forma de culminación de la carrera y los trabajos de cursos en las asignaturas. Además se comienza la vinculación del estudiante al trabajo profesional por periodos concentrados a lo largo de toda la carrera.
  • La característica fundamental de toda la instrumentación del plan de estudios A es que se establecieron los objetivos del mismo en total correspondencia con los requerimientos del sistema de dirección y planificación de la economía. En las asignaturas de Contabilidad los programas estuvieron viciados por la caracterización de la práctica del Sistema Nacional de Contabilidad vigente en Cuba, este sistema no articulaba con la práctica internacional que se iba desarrollando de forma acelerada en el mundo así como las normativas y principios generalmente aceptados. El Sistema Nacional de Contabilidad imponía una excesiva centralización de la información derivada de la Contabilidad y una exagerada formación de los procedimientos, lo cual hacia que el profesional de esta ciencias pensara de forma reproductiva y no creativa.

En el caso de las finanzas, los programas respondían también a los objetivos del Sistema de Dirección y Planificación de la Economía con ausencia casi absoluta de los instrumentales y técnicas financieras que caracterizan la evolución del mundo empresarial a partir de la década de los años setenta.

Los planes de estudios así aprobados constituyeron un salto cualitativo en la profesión desde el punto de vista de la recuperación del espacio de la misma en la práctica empresarial, no obstante no se recuperaron los estatus alcanzados hasta la década de los sesenta. (MES, 1999)

A partir del curso 1983/1884 se iniciaron los Planes de Estudios B con nuevos cambios que pueden resumirse en:

  • Incremento de los fondos de tiempo en las asignaturas del perfil profesional, incorporación de nuevas asignaturas entre ellas: Práctica de la Investigación Económica, Relaciones Económicas Internacionales y los Seminarios Especiales con el objetivo de lograr un nivel de actualización en los años terminales de la carrera. Se mantienen las características en las disciplinas de Contabilidad y Finanzas descritas por el Plan "A", aunque los contenidos fueron perfeccionados. A partir del segundo año de su aplicación fueron revisados de nuevo estos planes, introduciéndose la variante de dos perfiles terminales en la Licenciatura: Contabilidad y Finanzas y Crédito; estos perfiles se definían a partir del semestre siete de la carrera.

Hubo en la práctica muchas dificultades para implementar los perfiles terminales, pues ello presuponía el conocimiento de la posible ubicación laboral del estudiante al graduarse desde el semestre seis con vistas a la preparación de los terminales. El plan de estudio "B " fue sin lugar a dudas superior al plan "A", sin embargo no logró el nivel deseado en la formación de las Ciencias Contables y Financieras. El país no podía por otra parte mantener la amplitud de especializaciones y perfiles terminales que se derivaron de la introducción de estos planes de estudio.

A partir de los cambios que se van produciendo en nuestra economía desde 1987, el rediseño de nuestro sistema empresarial, la adopción de nuevas formas de organización de la producción en Cuba, la búsqueda de soluciones que permitan manteniendo nuestro proyecto social, nuestros principios y nuestra soberanía abrirnos al mundo en la búsqueda de soluciones alternativas que puedan planear el efecto en nuestra economía del desmoronamiento de los países de Europa del Este.

La Comisión Nacional de Carrera, fue introduciendo modificaciones de forma transitoria al Plan de Estudios B que permitieran ir acercando el profesional al nuevo entorno del país, al mismo tiempo se elaboró un Plan "B Modificado" con una estructuración integra de Plan de Estudios que se puso en práctica en el curso 1992/1993.(MES,1999)

Este Plan de Estudios no se le denominó "C", previendo nuevos cambios sustanciales en su diseño y producto del grado de incertidumbre conque fue necesaria su instrumentación. Este plan representó un cambio de trescientos sesenta grados en la formación de los Licenciados en Contabilidad y Finanzas y su instrumentación presuponía la preparación de los cuadros científicos pedagógicos en disciplinas que aun cuando de nombre existían en los planes de estudios anteriores, los contenidos eran totalmente nuevos.

La Caracterización del nuevo plan de estudios se puede resumir en: (MES, 1999)

  • Rediseño de las disciplinas del perfil profesional íntegramente en contenido y ampliación de los fondos de tiempo. Introducción del concepto de disciplina en la elaboración del Plan de Estudios.
  • La disciplina Contabilidad se diseña atendiendo a la enseñanza de la misma como Ciencia, acorde a los principios generalmente aceptados e introduce el análisis e interpretación de los Estados Financieros. Auditoria asume los cambios que se derivan de la concepción del programa de la disciplina Contabilidad y los cambios de las Normas Internacionales de Auditoria y de nuevos conceptos como es la Auditoria de Gestión e Informática. La disciplina Costo fortalece la enseñanza de las técnicas modernas de la Contabilidad Administrativa y de Gestión. Las Finanzas como disciplina constituye el cambio más radical del plan de estudios y se diseñan asignaturas totalmente nuevas, con un alto nivel de actualidad y de homologación con la práctica internacional. Se introducen las asignaturas de Hacienda Publica, Instituciones Financieras, Administración Financiera a largo y corto plazo y Administración Financiera Internacional.
  • Se fortalece la enseñanza de la Dirección, la Informática y las Matemáticas como parte de instrumentales de aplicación.
  • Se rediseña la enseñanza del idioma Inglés como idioma oficial de la carrera, proyectándose la necesidad de fortalecer el desarrollo de las habilidades de comprensión, comunicación e interpretación. Se introducen nuevos métodos para lograr la especialización acorde a los requerimientos del idioma especializado.
  • Se introducen los Programas Directores de Idiomas, Computación de forma articulada con las disciplinas del perfil profesional.
  • Se rediseñan todos los programas de asignaturas que se integran en las diferentes disciplinas acordes a los requerimientos del nuevo profesional.
  • La disciplina de Derecho introduce un plan totalmente nuevo, considerándose cuatro asignaturas: Jurídico, Administrativo, Mercantil y Laboral.

No obstante, la implementación del Plan de Estudios "B Modificado" ha presentado aun insuficiencias o limitaciones que quedaron resueltas con la proyección del nuevo plan de estudios denominado C, estas son: (MES, 1999)

  • Limitaciones en la motivación profesional, derivado del poco conocimiento de la carrera entre los estudiantes de preuniversitario y en correspondencia con el no-reconocimiento social de este profesional en el país por mas de dos décadas o quizás dicho de otra forma, desconocimiento de la proyección y alcance de este profesional en nuestra sociedad.
  • Insuficiente desarrollo de habilidades y hábitos de investigación y de desarrollo de la creatividad.
  • Insuficiente formación en Informática para la aplicación de programas vinculados a las disciplinas del perfil profesional, poca y atrasada base material de estudio para el desarrollo de las habilidades que requiere este profesional en este campo.
  • Insuficiente formación en la esfera de la Administración como parte sustantiva de su formación profesional.
  • Insuficiente formación en técnicas e instrumentos que se alcanzan a través de las asignaturas de la disciplina Matemática para lograr un nivel de comprensión adecuado en las disciplinas del perfil profesional.
  • Insuficiente desarrollo de las habilidades prácticas a través de su vínculo con el desempeño profesional, lo cual ha estado limitado en primer lugar; por la no aplicación en todas las actividades económicas del país de los instrumentos, técnicas y conocimientos teóricos que se reciben en la carrera y la no comprensión aun por parte de las empresas del papel que deben jugar en la formación de este profesional. Por otra parte; la concepción de integración de los hábitos y habilidades que requiere el profesional no se lograron a través del sistema de Prácticas de Producción.

Teniendo en cuenta las limitaciones antes descritas se diseña el nuevo Plan de Estudios denominado "C", el cual en esencia retoma los aspectos positivos del anterior, se perfeccionan contenidos, proyección, estructuración, alcance de las disciplinas que lo integran y se introducen los cambios necesarios para dar solución a las insuficiencias del plan "B modificado".

El nuevo plan de estudios proyecta un profesional de las Ciencias Contables y Financieras altamente competitivo en su formación en comparación con otros países de América y del resto del mundo. Un profesional con el dominio de los conceptos científico-técnicos, las habilidades y hábitos necesarios para dar respuesta a las necesidades de nuestra sociedad a las puertas de un nuevo siglo.

Las disciplinas del perfil profesional han sido cuidadosamente proyectadas, sobre la base de conocimientos de otras asignaturas instrumentales o de formación básica y las condiciones en que debe actuar este profesional en nuestra sociedad, así como la proyección del posible escenario del nuevo siglo. Su nivel profesional le permitirá actuar representando a nuestro país en forum, organismos y organizaciones internacionales del campo profesional y desarrollar de forma creativa acorde a las necesidades de nuestra sociedad en cada momento sistemas contables y financieros que permitan una utilización óptima de los recursos materiales y financieros de que se dispone. Podrá actuar en cualquiera de las formas de organización empresarial que existen en Cuba y su formación básica los prepara para comprender, asimilar y trabajar en los Organismos de la Administración Central del Estado. (MES, 2003)

Desde 1976 a la fecha, se han aplicado tres generaciones de planes y programas de estudios, en el afán de formar las nuevas generaciones de profesionales en perpetuo proceso de adecuación a las demandas de la realidad, sin desconocer las principales tendencias actuales presentes en otros países. MES (2003)

La situación actual conlleva a realizar transformaciones cualitativas en los planes de estudio, fundamentadas principalmente, por los cambios económicos y sociales que se han dado en nuestro país. Inmerso en la batalla de ideas y como parte de ella la Universalización de la Educación Superior

Es un objetivo de este proceso de elaboración de una cuarta generación de planes de estudio (que genéricamente se denominan planes "D" el cual posee las siguientes características. (MES, 2003)

  • El concepto de formación básica debe ser asumido con mayor amplitud, incorporando con igual prioridad los aspectos básicos-específicos de cada carrera, así como otros de carácter más general, indispensables para un profesional en la época actual ,como son la gestión de conocimiento la calidad, las habilidades de dirección, el marketing, etc.
  • En el modelo de perfil amplio, se deben instrumentar salidas terminales diferentes o perfiles, a partir de un tronco común, que brinden una respuesta más integral a las demandas de profesionales para el campo de que se trate.
  • Las comisiones nacionales de carrera determinarán centralmente el currículo base de la carrera, que deberá asegurar el enfoque estratégico de la misma, cada centro decidirá el modo de complementar su plan de estudio particular, en correspondencia con sus características y las de cada territorio.
  • Las asignaturas y disciplinas deben evidenciar un mayor nivel de esencialidad, un mayor grado de racionalidad.
  • La consolidación de la formación investigativa de los estudiantes a partir de una mayor integración en las clases, trabajo científico y las prácticas laborales.
  • Avanzar en las diferentes estrategias Curriculares en aquellos aspectos generales de cada profesión que no se forman desde una disciplina en particular, requiriendo el concurso de los restantes.
  • La evaluación Final debe tener un carácter más cualitativo e integrador.

1.2- Modelo del Profesional de la Carrera de Contabilidad y Finanzas

La elaboración del plan de estudios de la licenciatura en Contabilidad y Finanzas de las universidades cubanas con el que se formarán los futuros egresados en los primeros años del siglo XXI, constituye una gran responsabilidad para todos aquellos que de una u otra forma nos encontramos involucrados en esta tarea. El licenciado en Contabilidad y Finanzas que egrese de nuestras universidades deberá estar altamente calificado para resolver los problemas que presentan las ciencias contables y financieras en el mundo actual y particularmente en Cuba.

Esta tarea se torna difícil, no solamente por el reto que hoy afronta el país, sino porque se trata de proveer a los estudiantes del universo de conocimientos que requieren para enfrentar problemas de la especialidad dentro y fuera del país, sin perder de vista el contexto real en que se desenvuelve la economía cubana hoy, pero tampoco el hecho de que el propio medio en que esta se ha propuesto sobrevivir y desarrollarse exige que el graduado sea capaz de estudiar, comprender y explicar los fenómenos contables y financieros del mundo actual, pues solo así podrá contribuir activamente a encontrar el balance que se desea entre la concepción nacional del proyecto de desarrollo socioeconómico y las adecuaciones que ese medio requiera. (MES, 1999)

El profesional de la contabilidad y las finanzas deberá, a tenor de los elementos antes señalados, honrar el título universitario, trabajando con la ética que nuestra profesión exige en el campo de la contabilidad, tanto financiera como de gestión, en las finanzas en su sentido más amplio, en la dirección de los procesos contables y financieros, así como en la sistematización y la investigación de estas esferas del conocimiento. No menos importante lo constituye el campo de la auditoria, aplicando en todos los casos las técnicas más modernas que ya hoy conoce el mundo y propiciando a su vez el desarrollo de éstas. (MES, 1999)

Otra esfera que por su esencial importancia para la revitalización de la economía nacional y su inserción en la economía mundial demanda que los egresados estén completamente preparados, es el Sistema Financiero, que incluye las instituciones financieras bancarias y no bancarias. (MES, 1999)

Los intereses del país a mediano y largo plazos con relación al la obtención del conocimiento por parte de los estudiantes universitarios marca apenas el inicio de una etapa mucho más prolongada e importante, aquella en que la formación adquirida en las aulas ha de revertirse en aportes a la sociedad en función de sus necesidades y finalidades.

Inchicaqui (2003), expresa, que el conocimiento presenta las siguientes características:

  • Es personal, en el sentido de que se origina y reside en las personas, que lo asimilan como resultado de su propia experiencia (es decir, de su propio "hacer", ya sea físico o intelectual) y lo incorporan a su acervo personal estando "convencidas" de su significado e implicaciones, articulándolo como un todo organizado que da estructura y significado a sus distintas "piezas".
  • Su utilización, que puede repetirse sin que el conocimiento "se consuma" como ocurre con otros bienes físicos, permite "entender" los fenómenos que las personas perciben (cada una "a su manera", de acuerdo precisamente con lo que su conocimiento implica en un momento determinado), y también "evaluarlos", en el sentido de juzgar la bondad o conveniencia de los mismos para cada una en cada momento.
  • Sirve de guía para la acción de las personas, en el sentido de decidir qué hacer en cada momento porque esa acción tiene en general por objetivo mejorar las consecuencias, para cada individuo, de los fenómenos percibidos (incluso cambiándolos si es posible).

Estas características convierten al conocimiento, cuando en él se basa la oferta de una empresa en el mercado, en un cimiento sólido para el desarrollo de sus ventajas competitivas. En efecto, en la medida en que es el resultado de la acumulación de experiencias de personas, su imitación es complicada a menos que existan representaciones precisas que permitan su transmisión a otras personas efectiva y eficientemente. En el plan de estudio, del MES (1999), se propone Alcanzar un conocimiento de la Contabilidad y de las Finanzas que se corresponda con el desarrollo científico actual de estas ramas del saber, objetivo que permite a los profesionales cubanos a viajar a países desarrollados o incluso de menos desarrollo, en busca de estos conocimientos, debido a que sus puestos de trabajo lo requieren. En el futuro esta situación podría revertirse, transformando la finalidad del contacto con el exterior en el intercambio de conocimientos, el desarrollo de habilidades prácticas o la transmisión de conocimientos adquiridos en Cuba también en esta esfera.

Por lo tanto Inchicaqui (2003) define gestión del conocimiento, como un conjunto de procesos y sistemas que permiten que el capital intelectual de una organización aumente de forma significativa, mediante la gestión de sus capacidades de resolución de problemas de forma eficiente (en el menor espacio de tiempo posible), con el objetivo final de generar ventajas competitivas sostenibles en el tiempo parece claro que el desarrollo de conocimiento se hace con el objetivo de emplearlo en la consecución de ventajas competitivas sostenibles, no simplemente acumulando conocimiento sin aplicarlo.

Aprender a razonar la esencia de los fenómenos contables y financieros y alcanzar la solidez que les permita resolver de manera creativa los problemas prácticos que deban enfrentar.(MES, 1999) Segundo objetivo que permite la transmisión de un sistema de conocimientos que cubra un amplio espectro de los fundamentos de las ciencias contables y financieras modernas es sin dudas un aspecto trascendental, pero insuficiente por sí solo a la luz de las características que debe tener el estudiante que pretendemos graduar.

Poco se logra si se obtiene un graduado con conocimientos que no haya sido edificado sobre cimientos sólidos, que apenas reconozca y utilice las fórmulas conclusivas de un modelo contable o financiero sin haber estudiado con profundidad sus hipótesis y el desarrollo de los postulados teóricos.

La enseñanza debe estar basada en la comprensión de la esencia de los fenómenos estudiados y su aprendizaje sobre la base del razonamiento lógico. Este debe ser el rasgo distintivo de la universidad moderna. Lo que se aprende de manera superficial pronto se olvida; la universidad será útil para la vida profesional en la medida que enseñe a pensar, comprender, razonar y crear.

En este sentido los estudiantes forman, en el desarrollo integral de la personalidad, un eficiente enfoque histórico-cultural sobre el cual se apoyan, la enseñanza, el aprendizaje, la educación y capacitación de los seres humanos.

Sánchez y González (2000) opinan que la esencia de la tendencia pedagógica del enfoque histórico-cultural centrada en Vygotsky es una concepción dirigida en lo fundamental a la enseñanza, facilitadora de un aprendizaje desarrollador, en dinámica interacción entre el sujeto cognoscente y su entorno social, de manera tal que se establece y desarrolla una acción sinérgica entre ambos, promotora del cambio cuantitativo y cualitativo del sujeto que aprende a punto de partida de la situación histórico cultural concreta del ambiente social donde el se desenvuelve.

Aplicar las normas y principios de la ética y de la estética de los profesionales de la contabilidad y las finanzas que le permitan la consolidación de estos valores. Este objetivo distingue la calidad de la formación del profesional. No resulta suficiente acceder a un amplio conocimiento del campo de acción de la profesión y que a su vez estos conocimientos alcancen la profundidad que requiere el desarrollo actual de estas ciencias y la situación que hoy vive el país; será de extraordinaria importancia ya que los profesionales que se forman en las Universidades de hoy llevarán sello distintivo de las normas éticas y estéticas que exige la profesión.

La formación de valores tales como la creatividad, la independencia, la integridad, la objetividad, la imparcialidad, el rigor científico-técnico, la solidaridad, el colectivismo y el respeto a la profesión, conforman las características éticas sin las cuales el profesional de la contabilidad y las finanzas no podría ejercer.

Asimismo, desarrollar hábitos relacionados con la claridad y corrección de la escritura, la pulcritud en el registro y control de los hechos económicos, la impecabilidad en los análisis contables, financieros, en la toma de decisiones y en la presentación de los resultados, hará que este profesional porte los valores estéticos que le deben caracterizar.

Saber utilizar activa y adecuadamente la bibliografía especializada de que disponen. (MES, 1999) Los estudios de contabilidad y finanzas en el ámbito universitario son necesariamente complejos. Si no resultara así, el plan de estudio estaría reflejando, insuficiente profundidad. La sencilla razón que subyace bajo esta afirmación es que los problemas que ha de resolver el profesional de esta especialidad en su vida laboral presentan particular complejidad dentro de las ciencias económicas.

Integrar el sistema de conocimientos adquiridos en el plan de estudios en el contexto de la realidad nacional y de conformidad con los objetivos de la dirección del país. (MES, 1999) Se trata del objetivo que consolida y marca el sentido de la concepción del plan de estudio. En efecto, se pretende que el egresado conozca y comprenda, al nivel que corresponde para un graduado universitario, la teoría que explica los fenómenos contables y financieros que enfrentan las empresas en el mundo contemporáneo, no como una finalidad perse, sino porque ello se enmarca dentro de un objetivo mayor: la necesidad reiterada por la dirección del país de que Cuba se inserte de manera gradual, en materia de relaciones económicas y financieras, en ese mundo.

Por lo tanto, el plan de estudio debe estar estructurado de forma tal que dé continuidad lógica tanto a las disciplinas que conforman el sistema de conocimientos necesarios para el ejercicio de la profesión, en el que se incluye la contabilidad ambiental como a las que garantizan las bases de la formación general del futuro graduado; y se integre con aquellas que proveen al estudiante del conjunto de conocimientos propios de las ciencias empresariales y contribuya a que no pierda de vista el contexto real en que todos estos conocimientos se interpretan y aplican en el plano nacional.

1.3-La pedagogía como ciencia protagonista en la formación del profesional.

El estudio de la pedagogía permite dirigir científicamente la formación, su objeto de estudio estriba en el estudio del proceso formativo: la instrucción, el desarrollo y la educación constituyen los tres pilares básicos para analizar este proceso.

La formación es el proceso y el resultado cuya función es la de preparar al hombre en todos los aspectos de su personalidad. (Álvarez, 1999)

Para que una persona se considere preparado es necesario que se haya apropiado de parte de la cultura que lo ha precedido además de conocer una profesión, que sea instruido. El hombre instruido es capaz de resolver los problemas de su actividad diaria o sea cuando domina su profesión.

Se considera la instrucción como el proceso cuya función es formas al ser humano en su profesión. "Es dar carreras para vivir" (Luz y Caballero, 1952)

Además es necesario que el hombre desarrolle sus capacidades y habilidades pues no basta con el conocimiento, sus potencialidades juega un papel primordial para ejecutar cualquier acción en la actividad científica laboral, y profesional sus potencialidades funcionales son muy importantes para resolver cualquier problema, pero esto es solo posible cuando se apoya en el conocimiento.

El Desarrollo es el proceso y el resultado cuya función es la de formar hombre en plenitud de sus facultades tanto espirituales como físicas. (Álvarez ,1999)

Estos dos últimos procesos, instrucción y desarrollo, se forman juntos, por ejemplo un profesor de Contabilidad instruye a sus estudiantes en una asignatura Contabilidad Básica I , mediante el aprendizaje de técnicas por medio de la asimilación de los conocimientos el estudiante va desarrollando habilidades de registro, análisis, interpretación, pero el profesor puede lograr mucho más en el educando si orienta como estudio independiente visitas a entidades para detectar dificultades en el ámbito laboral desde el punto de vista contable y traer a su modo de ver las posibles soluciones. De esta forma, a través de esta actividad está ejecutando una instrucción para propiciar el desarrollo de la interpretación y así contribuir al desarrollo del análisis e interpretación del problema estudiado. .

La Educación es otro proceso de vital importancia en el formativo, pues prepara al hombre para la vida.

Educar es depositar en cada hombre toda la obra humana que le ha antecedido: es hacer a cada hombre resumen del modo viviente, hasta el día en que vive: es ponerlo a nivel de su tiempo, para que flote sobre él, y no dejarlo debajo de su tiempo, con lo que no va salir a flote, es preparar al hombre para la vida. (Luz y Caballero, 1952).

Estos tres procesos de formación se dan a la vez, pues se puede garantizar un proceso docente relativamente corto que el educando se apropie de un conocimiento, pero la formación de un sentimiento es algo más complejo y dilatado que requiere la presencia de otros factores, incidiendo a la vez para su consecución.

Por es razón, el proceso en el cual el hombre adquiere su plenitud, tanto desde el punto de vista instructivo, educativo y desarrollador es el denominado proceso de formación.

La didáctica es la ciencia que estudia como objeto el proceso docente-educativo dirigido a resolver la problemática que se le plantea a la escuela: la preparación del hombre para la vida, pero de un modo sistémico y eficiente.

La sociedad actual se ha hecho más eficiente en cuánto a las demandas de conocimientos que exige a sus ciudadanos, por lo que un mundo de cambios acelerados requiere de nuevos aprendizajes y la posibilidad de disponer de múltiples saberes alternativos en cualquier dominio del conocimiento humano, crea la necesidad de lograr una integración del conocimiento que no puede seguir siendo sustentada en la tradicional forma de aprender por simple reproducción, por lo que la solución de éste problema se debe desarrollar en el proceso docente educativo con la relación entre sus componentes

1.3.1-Componentes del Proceso Docente-Educativo.

El componente es un elemento del objeto que expresa la configuración de éste, atendiendo a un aspecto del mismo y como consecuencia de su relación con el medio externo, con los sujetos que intervienen en su desarrollo y con otros componentes del proceso sobre la base de las leyes inherentes a dicho proceso.

Cualquiera que sea la unidad organizativa que se tome para estudiar el proceso docente-educativo,- desde la más sencilla tarea docente pasando por el tema, la asignatura, la disciplina, la carrera o tipo de proceso educativo, tendrán todos los componentes que lo caracterizan. Se pueden considerar como componentes; el aprendizaje, la enseñanza y la materia de estudio.

El aprendizaje es la actividad que desarrolla el estudiante para aprender, para asimilar la materia de estudio. La enseñanza es, a su vez, la actividad que ejecuta el profesor.

Álvarez (1998), considera este análisis un poco simplista porque refleja en muy poca medida sus características más importantes, reduciendo el papel del estudiante a un mero objeto, sin destacar lo más trascendente: que el estudiante es el sujeto de su propio aprendizaje.

Por lo que cuando se analiza profundamente el objeto del proceso docente-educativo aparecen nuevos componentes estos es posibles dividirlos en componentes de estado, o componentes operacionales, en correspondencia con la estabilidad del mismo durante la ejecución del proceso. Los componentes de estado se refieren a las características estables del proceso en un lapso determinado, estos son el problema, el objeto, el objetivo, el contenido y el método las formas de organización de la enseñanza y la evaluación resultado. Los componentes operacionales se refieren a aquellas características que se van modificando más rápidamente durante el desarrollo del proceso como son el método, las formas y los medios.

El objetivo algunos autores lo consideran como el componente rector del proceso, opinan que es la esencia porque en él se precisan integralmente las aspiraciones que se pretenden formar en la personalidad de los educandos.

Bermúdez (1996) considera el método como componente rector, porque opina que en el plano de la actuación del maestro, la categoría rectora, en el momento de la planificación de la clase, la constituiría el objetivo, pero en el aula, en el momento de la impartición de la misma, sería el método.

Éste expresa la configuración interna del proceso, es la vía que se utiliza para abordar el contenido. Este último compuesto por sistema de conocimientos, habilidades y valores, la estructura del contenido es condición necesaria de la cognición, es además establecer relaciones afectivas con los conocimientos que aprenderán, es convertir en necesidad del alumno el dominio del contenido.

El sistema de conocimientos se clasifica en términos de conceptos, leyes, teorías y cuadros atendiendo al grado de complejidad y las habilidades en instrumentaciones, los valores constituyen el grado en que se expresan las habilidades y los conocimientos (Talízina, 1987)

El contenido expresa la configuración que este adopta al precisar, dentro del objeto aquellos aspectos necesarios e imprescindibles para cumplimentar el objetivo y que se manifiesta en la selección de los elementos de la cultura y su estructura de los que debe apropiarse el estudiante para alcanzar los objetivos. (Álvarez, 1999)

En la actividad Histórico-Social y en función de la satisfacción de sus necesidades el hombre transforma el medio que le rodea y a la vez lo refleja en su conciencia.

El reflejo de los objetos en movimiento en la conciencia del hombre, así como el de los modos específicos de que para cada objeto emplea al relacionarse con los mismos, va conformando la cultura humana. Un profesional con características independientes y creadoras, capaz de resolver los problemas de la producción y los servicios de su país, se forma mediante la adquisición de sólidos conocimientos. Pero la forma de adquirir esos conocimientos es condición indispensable para desarrollar las habilidades y formar valores.

El doctor Carlos Rafael Rodríguez (1984) plantea que el contenido no es otra cosa que el repertorio de ideas y realizaciones Y estas se reflejan mediante la capacidad de aprendizaje de la población, porque la riqueza de un país no se debe medir por sus recursos naturales sino por su capital humano, por lo que sin conocimiento no hay desarrollo, pues considero que no son las Empresa quien tiene que desarrollar sino el hombre y éste será capaz de generar cambio que posibiliten la mejora económica de la nación.

El acceso al conocimiento y la cultura no significa por sí solo la adquisición de principios éticos; pero sin conocimientos y cultura no se puede acceder a la ética. Sin ambos no hay ni puede haber igualdad ni libertad. Sin educación y sin cultura no hay ni puede haber democracia (Castro, 2003)

Con los restantes componentes del proceso docente educativo se logra el complemento de este proceso, pues posibilita eficiencia, eficacia y efectividad del proceso.

1.3.2- La formación de valores

Los educadores en general, y los formadores de profesorado en particular, tienen un papel decisivo en el mundo de hoy. En primer lugar volver a los educandos más conscientes de la interdependencia entre los acontecimientos y fenómenos locales y los globales en segundo lugar, identificar los males de la civilización contemporánea y sus causas en tercero romper con el espartillo disciplinar y realizar una educación que promueva el desarrollo global de sus educandos. Para hacer frente a la globalización y a la complejidad del mundo contemporáneo, es necesario desarrollar en los educandos el pensamiento complejo, la creatividad, la afectividad, la ética y el espíritu crítico. (Viegas, 2002)

En la formación del estudiante repetidamente lo educativo se trata de alcanzar en un proceso ajeno a la instrucción. A esta se arriba en la asignatura, y a la educación en actividades complementarias. No siempre se le presta la debida atención a crear un clima afectivo en el proceso para que mediante el ejemplo y la palabra del profesor, se contribuya a la formación de valores, sentimientos y convicciones en los educandos. (Álvarez, 1998)

Los conocimientos, las ideas son la esencia para salvar a la especie humana, planteó Fidel en el discurso pronunciado en la sesión de clausura del Congreso Pedagogía 2003,"Las ideas nacen en la educación, Los valores fundamentales, entre ellos la ética, se siembran a través de ella. (Castro, 2003)

La Carrera Contabilidad y Finanzas forman valores en los estudiantes como: el patriotismo, la honestidad, la solidaridad, la responsabilidad, el humanismo, basándose en las dimensiones del proyecto educativo, trabajo curricular, extensión universitaria y las actividades socio políticas. Las mismas logran una labor educativa a través de la transmisión y desarrollo del conocimiento. Formando un profesional competente, comprometido socialmente con su país con ética en la profesión, honestidad científica y ciudadana, creatividad. Fortaleciendo la dependencia entre ciencia e ideología y Preparando a un profesional revolucionario con el que pueda contar el Pueblo.

La necesidad de concebir un sistema educativo dirigido a lograr la formación de conocimientos y valores en las nuevas generaciones, hace que los diseños curriculares dentro de la Pedagogía como la ciencia encargada de lograr esta formación, alcance un significante papel.

Arana y Batista (2000) refieren la complejidad de la educación en valores y señalan que solo se puede educar en valores a través de conocimientos y de habilidades y reflexión en la actividad práctica con un significado asumido. Destacan la importancia de la formación humanista y de la necesidad de incorporarla como parte del sistema educativo. Consideran que aún existe una formación sociohumanísta en las carreras estudiadas en Cuba.

Ojalvo y otros (1999) consideran que los estudiantes en la investigación docente aportan resultados que permiten crear un programa científico de capacitación docente para el desarrollo de la responsabilidad. Uno de los aspectos esenciales del contenido de la capacitación docente es el uso de estrategias curriculares para la educación de valores.

1.3.3-El currículo: Un pilar básico de la Pedagogía

En 1918 el libro de Bobbit denominado "The Currículum" apareció este concepto y desde entonces, han surgidos diferentes posiciones como:

Taba (1976) Los currículos son"… un plan para el aprendizaje, en el que todo lo que se conoce sobre el proceso de aprendizaje y de desarrollo del individuo deber  ser tenido en cuenta para su elaboración"

Tyler (1973) plantea que los currículos pueden ser considerados como "… todo aquello que transpira en la planificación, la enseñanza y el aprendizaje de una institución educativa para sus propósitos los currículos comprenden solamente los planes para un programa educativo"

En este sentido otro Stenhouse, (1981) expresa: "Nos encontramos al parecer, ante dos puntos de vistas diferentes acerca del Currículum. Por una parte, es considerado como una intención, un plan o una prescripción, una idea acerca de lo que desearíamos que sucediese en las escuelas. Por otra parte, se le conceptúa como el estado de cosas existente en ellas, lo que de hecho sucede en las mismas. Me parece esencial que el estudio del currículum se interese por la relación entre sus dos acepciones. Como intención y como realidad"

Alba (1994) plantea otra visión "Por currículos se entiende a la síntesis de elementos culturales (conocimientos, valores, costumbres, hábitos) que conforman una propuesta político-educativa pensada e impulsada por diversos grupos y sectores sociales cuyos intereses son diversos o contradictorios, aunque algunos tiendan a ser dominantes o hegemónicos y otros tiendan a oponerse y resistir a tal dominación o hegemonía".

Si realizamos una síntesis de estos conceptos, a partir del currículo el estudiante recibe todo tipo de influencia en el proceso docente-educativo por lo que partiendo del criterio de Ruiz (2003) existen dos aspectos esenciales que forman una unidad dialéctica: el diseño curricular (el deber ser) y el currículo real (lo que es). Se denomina diseño curricular al proceso de planificación del modelo de actividades programática propuesta para lograr la formación de la personalidad de los alumnos en la escuelas (Modelo proyectivo) (Ruiz, 2003).

La adquisición de conocimientos de cada carrera se resolvía con este diseño pero los cambios científicos técnicos, los problemas que enfrentamos a diario con la globalización neoliberal, la degradación ambiental, ¿Cómo incluirlo en los planes de estudios?

En Cuba se realizó una reforma educacional en la década del 70 se orientó a los especialistas por asignaturas, la necesidad de establecer las denominadas "líneas directrices" que marcan la estructura interna del contenido de enseñanza.

Las líneas directrices son principios de orden para la materia del currículo, para su elección y disposición. (Klingberg 1978)

A partir de aquí en Cuba se comenzó a hablar sobre ejes transversales, denominados hoy estrategias Curriculares.

Atendiendo a las bibliografías estudiadas los ejes transversales también denominados estrategias curriculares, constituyen dimensiones de la realidad que abarcan el universo de saberes, opiniones, práctica sociales, y culturales, que no están circunscrito contenido de los programas de estudio, sino que transita, en forma espiral por un elemento curricular de gran significación para los alumnos.

Es válido retomar las siguientes consideraciones para el análisis de ésta investigación

Los ejes transversales no constituyen nuevas teorías curriculares, no tienen la función de ideas rectoras en la planificación del contenido, abarcan tanto la esfera cognitiva, como la afectiva y la volitiva, no son permanente, ni propio de una disciplina determinada, sino que se establecen según las necesidades e intereses de la dinámica del proceso de desarrollo social e individual, no deben establecer programas independientes, ni aumentar el volumen del contenido de la enseñanza, ni provocar sobrecarga en los escolares, sino que ellos tienen la función de potenciar y atravesar el currículo de forma tal de aprovechar cada situación, cada oportunidad, cada hecho que tiene sentido (en lo social) y significación (en lo individual) para la vida de los escolares, en correspondencia con la prioridad temática establecida y con los objetivos de la formación de la personalidad de los escolares. (Ruiz, 2003)

1.4-La Economía y la problemática medioambiental.

La problemática medioambiental es la consecuencia de una crisis ecológica que no se ha podido detener, ni controlar.

La degradación medioambiental, ahora más que nunca, ha puesto en peligro el futuro de la especie humana. Incluso algunos científicos han llegado a hacer pronósticos apocalípticos si no se hace nada para revertir esta situación. Esto ha llevado al hombre a reaccionar fuertemente en vista de poder enfrentar el que ahora es su mayor desafío "la sobrevivencia". (Bravo, 1997)

La preservación y conservación de la biosfera, la ampliación de la percepción de la idea de calidad de vida con todas sus implicancias y el nuevo concepto de desarrollo sustentable, son la cara visible de la actual posición que se ha constituido como respuesta a la problemática medioambiental.

Lo que se puede esperar de esto y de la consecuente revisión de conceptos e ideas, es el surgimiento de un nuevo modelo para los sistemas de información, ya que éstos deberán permitir reflejar adecuadamente la situación o contexto informativo para el análisis y evaluación desde la nueva perspectiva concebida, en función de los ahora diferentes requerimientos de información relevantes para el usuario.

Una buena demostración de esta nueva perspectiva, se da en la franca decadencia del pensamiento que tiene la sociedad referente a que el lucro genera empleo, renta, prosperidad y bienestar, pues el lucro, como la ecología lo está probando, no genera necesariamente calidad de vida.

La actividad económica ha estado ligada desde siempre con el entorno natural y social en el que se desarrolla, ya que no se concibe actividad alguna que no interactúe con algún elemento del medio en el que se desenvuelve. Sin embargo, esa relación se ha mantenido dentro de unos límites de equilibrio hasta épocas relativamente reciente. La ausencia de conciencia medioambiental ha sido una de las principales razones por las que hasta bien entrado el siglo XX los estudiosos de la economía no han abordado con profundidad el análisis de la interrelación economía - medio ambiente. (Maraculla, 2001)

Serían los economistas llamados "neoclásicos" de finales del siglo XIX y principios del XX, los que acabaron vaciando de materialidad la noción de producción y separando ya por completo el razonamiento económico del mundo físico, completando así la ruptura epistemológica que supuso desplazar la idea de sistema económico, con su carrusel de la producción y el crecimiento, al mero campo del valor, donde seguiría girando libremente, hasta que las recientes preocupaciones ecológicas o ambientales demandaron nuevas conexiones entre lo económico y lo físico. (Naredo, 2001)

Así, el predominio del enfoque mecánico y causal redujo el campo de estudio de la economía sólo a aquellos objetos que se consideraban directamente útiles para el hombre en sus actividades e industrias. Entre los "economistas neoclásicos" más representativos, podemos decir, por ejemplo, que Walras no comulgaba con ese mutualismo providencial de los fisiócratas y hablaba ya en su famoso tratado de "malas hierbas" y "alimañas" a eliminar, porque atentan contra esa utilidad directa, o que Jevons señalaba taxativamente que los recursos naturales no formaban parte de la ciencia económica ya que sólo podían ofrecer utilidad potencial. La idea de que tanto la Tierra, como el Trabajo, eran sustituibles por Capital, permitió cerrar el razonamiento económico en el universo del valor haciendo abstracción del mundo físico, al considerar el Capital como el factor limitativo último para la producción de riqueza. (Naredo, 2001)

Estas corrientes neoclásicas no tienen en cuenta la naturaleza como elemento que influye y determina el proceso productivo de las industrias por lo que la temática ecológico-ambiental ha ido ganando terreno en el mundo académico

(Roegen, 1971), unos de los padres de la economía ecológica expresó, nada podría estar más alejado de la verdad que afirmar que el proceso económico es una cuestión asilada y circular, tal como lo representa el análisis tradicional. El proceso económico está cimentado sólidamente en una base material sujeta a determinadas restricciones, en razón de estos obstáculos el proceso económico tiene una evolución unidimensional irrevocable en el mundo de la economía, solo el dinero circula en dos direcciones de un sector económico a otro. Si se considera esto último parecería que los economistas han sucumbido ante el peor fetichismo económico: el monetario

La Figura No. 1 muestra la economía según ésta visión de la economía ecológica (una descripción física de la economía, en contraste con la clásica representación del proceso económico).

Figura No. 1 Dos visiones de la Economía.

Fuente: Martínez Alier. J (1995) curso a distancia de economía ecológica, red de Formación ambiental del PNUMA. Oficina regional, México, D. F. P. 72.

 

Partes: 1, 2, 3

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Hidrocarburos "El petróleo"

    Es posible reparar los daños que causa el petróleo de forma natural? ¿o son irreversibles? ¿necesita el hombre interveni...

  • Cambio climático

    Definición del problema, Calentamiento global, Agua, Clima, Movimientos de la Tierra, Lluvia, Inundaciones, El ser humano, Conclusión, Plan de trabajo ...

  • Efecto invernadero

    Nuestra Tierra. El efecto invernadero. La capa de ozono. Calentamiento del planeta. Las consecuencias del Calentamiento ...

Ver mas trabajos de Ecologia

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.