Monografias.com > Psicología
Descargar Imprimir Comentar Ver trabajos relacionados

El Carácter



    1. Definiciones
    2. Diferencia entre carácter
      y Temperamento
    3. Componentes de la estructura del
      carácter y Tipos de carácter
    4. El carácter en el
      trabajo
    5. Carácter y
      liderazgo
    6. Desórdenes del
      carácter
    7. Recomendaciones para formar el
      carácter
    8. Conclusiones
    9. Bibliografía

    INTRODUCCIÓN

    El carácter es la expresión que
    idiomáticamente alude a aquello que individualiza, de modo
    que puede clasificarse como aquellos componentes que expresan de
    una manera mas individualizada y distintiva del modo de ser y
    comportarse de una persona en
    particular.

    El Carácter significa marca(grabado),
    sugiere una cosa profunda y fija, talvez innata, una estructura
    básica. La psicología americana
    tiene preferencia por el medio, su orientación
    behaviorista le invita a destacar el papel del movimiento
    exterior, de la acción
    visible. La psicología europea, por el contrario, tiende a
    subrayar lo que hay de innato en la naturaleza del
    hombre, lo que
    esta profundamente grabado en él y es relativamente
    inmutable.

    El carácter es un componente que se ve
    fuertemente influido por el ambiente, la
    cultura,
    la
    educación, el entorno social y familiar, el
    núcleo de amistades o de trabajo, etc.
    Uno de los factores esenciales del carácter es la voluntad
    unida al temple, como la expresión del autodominio sobre
    los propios comportamientos, especialmente en las decisiones que
    importan ejerce libertad, pero
    a la vez se condicionan por el deber, la responsabilidad, y el respeto a limites
    sociales o morales

    Este trabajo esta orientado a estudiar y lograr
    clasificar los diferentes tipos de carácter y las
    relacione s que se dan entre ellos.

    CAPITULO I

    DEFINICIONES.

    1.1 CARÁCTER

    El carácter ha tratado de ser definido a lo largo
    de todos estos años pero una de los conceptos mas
    acertados es el definido por Santos (2004), "el carácter
    es el sello que nos identifica y diferencia de nuestros
    semejantes, producto del
    aprendizaje
    social.", Esto nos hace pensar que somos personas únicas
    que poseemos un conjunto de reacciones y hábitos de
    comportamiento
    único que a lo largo de nuestras vidas hemos
    adquirido.

    El carácter probablemente no se manifieste de una
    forma total y definitiva, si no que pase por un proceso
    evolutivo que se desarrolla hasta llegar a su completa
    expresión en el final de la adolescencia.

    1.2 TEMPERAMENTO

    Antes que nada debemos dejar en claro que
    carácter no es lo mismo que temperamento según
    Gaitán (2006,2), "el temperamento es la base
    biológica del carácter y esta determinado por el
    proceso fisiológico y factores genéticos que
    inciden en las manifestaciones conductuales."

    Hoy en día se dice que ciertas
    características del temperamento se deben a procesos
    fisiológicos del sistema
    linfático, también debido a la acción
    endocrina de ciertas hormonas. El
    temperamento tiene, por tanto, un porcentaje genético nada
    despreciable.

    También se acepta, de forma general, que los
    efectos intensos y permanentes del entorno pueden llegar a
    influir de forma importante en la formación del
    temperamento de cada individuo.

    Tipos de Temperamento

    Como señala Berne (2006 citado en falta autor,
    2006)
    , suele hacer una referencia al proceso de desarrollo del
    embrión humano, a partir de la diferenciación
    inicial de tres capas de tejidos; la
    primera, interna, que origina los sistemas internos
    digestivo y respiratorio, la segunda que origina el esqueleto,
    sistema
    muscular y circulatorio, y la tercera, externa, que origina
    el sistema
    nervioso.

    Según esto él describe temperamentos que
    se asocian a la actividad digestiva, muscular o intelectual,
    dependiendo del desarrollo dominante de alguna de las
    capas:

    • El temperamento endomorfo— interno, que
      presenta una tendencia a la obesidad, de
      contextura blanda y redonda, tórax y abdomen
      prominentes; rostro ancho, cuello corto, brazos y
      músculos robustos, con manos y pies pequeños.
      Este prototipo de "gordo bueno", debería tener un
      carácter tranquilo, albergar sentimientos simples y
      fácilmente accesibles; ser una personalidad
      amable a la que guste despertar afecto y aprobación, que
      disfrute de la compañía de amigos en torno a una
      mesa bien servida.
    • El temperamento mesomorfo — central, de
      complexión equilibrada, musculosa, con extremidades
      fuertes y alargadas, tórax bien formado predominando
      sobre un abdomen firme y no voluminoso. El cráneo de
      tendencia prismática, sobre hombros anchos, provisto de
      una mandíbula huesuda y cuadrada; su cuerpo de piel gruesa,
      resistente a los rigores de la intemperie. Este fornido y
      atlético individuo, habrá de ser activo y
      emprendedor, desplegará su energía física en el
      deporte o en
      otras actividades de índole predominantemente
      física, se sentirá atraído por la
      aventura, el reto de los riesgos.
      Tendrá tendencia a la búsqueda de poder y
      autoridad
      sobre otros, será seguro de
      sí, osado y tendrá muy pocas inhibiciones.
      Disfrutará esencialmente de las actividades,
      querrá destacarse y ser líder.
    • El temperamento ectomorfo — externo, de
      complexión decididamente alargada, huesos delgados
      y músculos no muy desarrollados, piernas largas, hombros
      caídos, vientre hundido, tórax estrecho. Su
      rostro, de conformación oval, el cuello largo, los
      brazos extensos, la piel delgada y pálida. Son
      individuos cuya inquietud es más intelectual que
      física, no son afectos a grandes movimientos o
      actividades, tienden a la introspección, aborrecen y
      tratan de eludir las dificultades.

    2. DIFERENCIA ENTRE
    CARÁCTER Y TEMPERAMENTO

    Según La Escuela de la Fe
    (2006), Con frecuencia se confunden los términos
    temperamento y carácter. La diferencia es que El
    temperamento es el conjunto de las inclinaciones íntimas
    que brotan de la constitución fisiológica de los
    individuos, El carácter, en cambio, es el
    conjunto de las disposiciones psicológicas que nacen del
    temperamento, modificado por la educación y el trabajo de
    la voluntad y consolidado por el hábito.

    3. COMPONENTES DE LA
    ESTRUCTURA DEL CARÁCTER Y TIPOS DE
    CARÁCTER

    Según Santos (2004) los tres componentes de la
    estructura del carácter son la emotividad, la actividad, y
    la resonancia o respuestas ante las impresiones que nos
    manifiesta como primarios o secundarios. Al combinar los
    componentes aparecen ocho tipos
    caracterológicos:

    La emotividad — consistente en la mayor (primaria)
    o menor (secundaria) repercusión emocional del sujeto ante
    un acontecimiento.

    La actividad — consistente en la mayor (primaria)
    o menor (secundaria) inclinación del sujeto a responder a
    un estímulo mediante la acción.

    En donde tenemos que las personas que poseen los rasgos
    indicados como primarios son personas variables y
    volubles, así como los que presentan la forma secundaria
    son constantes y organizados.

    Emotivo, Activo y Primario:
    Colérico.

    Emotivo, Activo y Secundario: Apasionado.

    No Emotivo, Activo y Primario:
    Sanguíneo.

    No Emotivo, Activo y Secundario:
    Flemático.

    Emotivo, No Activo y Primario: Nervioso.

    Emotivo, No Activo y Secundario:
    Sentimental.

    No Emotivo, No Activo y Primario: Amorfo.

    No Emotivo, No Activo y Secundario:
    Apático.

    Los diferentes tipos de carácter manifestados en
    las personas dependen entonces, de la presencia o ausencia en el
    carácter de los tres componentes principales dados por el
    autor.

    Surgen en este escenario tres grupos: Las
    personas bloqueadas por sus imposibilidades, los que son
    manipulados por sus circunstancias; los que articulan y contra
    juegan en la búsqueda de oportunidades.

    CLASIFICACIÓN DEL
    CARÁCTER

    El carácter de una persona influye mucho en el
    estudio, en el trabajo y en la vida diaria, o lo facilita o lo
    dificulta. Es importante que las personas conozcan su
    carácter. Que conozcan sus puntos fuertes y
    débiles, para que puedan saber qué pueden esperar
    de ellos. Y también, cómo deben ayudarse y
    estimularse en la vida.

    Los Tipos de Carácter

    El nervioso:

    El tipo de carácter nervioso cambia continuamente
    de intereses y de ocupación. Este tipo de carácter
    se entusiasma con lo nuevo, pero este sólo busca de ello
    lo que es práctico, le falta orden, disciplina y
    perseverancia en las cosas. Tiene una voluntad débil, es
    inestable, sociable, cariñoso y extrovertido.

    En cuanto a su inteligencia,
    le cuesta la comprensión, la memorización y el
    razonamiento lógico de las cosas. Es perezoso,
    distraído. Trabaja solamente cuando la tarea coincide con
    sus intereses momentáneos.

    El sentimental:

    Es muy sensible, tímido, pesimista. El busca el
    aislamiento y la soledad. Es rencoroso, difícil de
    reconciliar. Se desmoraliza rápidamente. Es inseguro. En
    el trabajo es lento e indeciso.

    En cuanto a su inteligencia: es reflexivo, se centra en
    los objetos es muy abstraído. Le gusta hacer las cosas
    bien, pero se desalienta pronto ante las dificultades. Tiene
    problemas para
    adaptarse a cosas nuevas.

    El Colérico:

    Siempre vive ocupado en cosas. Es un atrevido para hacer
    cosas nuevas. Debido a sus arrebatos, improvisa, se precipita,
    despilfarra energía y cae en la dispersión.
    Abandona las cosas cuando aparece algún  peligro. Es
    un extrovertido.

    En cuanto a su inteligencia: le gustan las cosas
    concretas, inmediatas, y técnicas.
    Comprende con rapidez y es bueno para improvisar. Se tensiona
    fácilmente.

    No le gusta sintetizar las cosas. Posee una escasa
    capacidad para adquirir nuevos conocimientos. Es poco
    disciplinado en su trabajo. Le gusta el trabajo en equipo
    individual. Cambia frecuentemente de actividad y no termina lo
    que empezó.

    El Apasionado:

    Posee una gran memoria e
    imaginación. Tiene una gran capacidad de trabajo. Vive
    siempre ocupado. Tiene afición al estudio y le gusta todo
    tipo de tareas. Prefiere trabajar sólo. Estudia de forma
    ordenada y metódica. Se destaca en lectura,
    historia,
    redacción y matemáticas. Le interesa lo social, lo
    religioso y político.

    El sanguíneo:

    Es muy poco sensible. Sólo le mueven los
    resultados a corto plazo. Tiene tendencia a mentir para conseguir
    lo que quiere. Es cerebral. Piensa todo fríamente. Es
    optimista, social y extrovertido. Es curioso. Le gusta tocar
    todo. Se adapta bien a cualquier ambiente. Aunque es trabajador,
    se deja llevar por la superficialidad y la
    chapucería.

    El Flemático:

    Es reposado y tranquilo. Es reflexivo y callado Es muy
    ordenado. Le gusta trabajar solo. Es puntual y se preocupa por la
    exactitud de todas las cosas. La inteligencia del
    flemático es lenta, pero profunda. Tiene una buena aptitud
    para comprender lo esencial de las cosas. Es dócil y
    metódico.

    El amorfo:

    Es perezoso. Su vida es dormir y comer. Es poco
    original, se deja llevar por el ambiente. Es despilfarrador,
    impuntual y carece de entusiasmo. Es social y extrovertido.
    Razona con mucha lentitud y analiza las cosas de forma
    superficial. Huye de cualquier esfuerzo. Suele aplazar las
    tareas. Es torpe y desordenado.

    El Apático:

    Es cerrado en sí mismo. Es melancólico. Es
    irreconocible y testarudo. Es perezoso. Rutinario. Pasivo e
    indiferente. Carece de estimulo y actividad. Es un pobre de
    ideas. Es apático y poco interesado en
    actividades.

    Todos estos rasgos caracterológicos son puntos de
    referencia. No podemos etiquetar la
    personalidad de las personas, como si cada uno de ellos no
    evolucionara con el tiempo o no
    tuviera nada propio.

    No se puede confundir lo psicológico con lo
    moral
    clasificando a las personas en "buenos" y "malos". Con
    sabiduría podemos ayudarlos a crecer positivamente en sus
    características personales.

    CAPITULO II

    4. EL
    CARÁCTER EN EL TRABAJO.

    La forma en que cada individuo se desarrolla en su
    trabajo depende mucho de su tipo de carácter. Los mejores
    tipos de carácter para trabaabajar son los
    coléricos, apasionados y el sanguíneo. El
    colérico posee iniciativa, es disciplinado, pero prefiere
    el trabajo individual a grupal, evita socializar con las
    personas. El tipo apasionado le encanta su trabajo, le gusta la
    mejora continua a base del estudio, forma buenas relaciones
    sociales. Los sanguíneos son buenos trabajadores les
    encanta trabajar en base a metas, trabajan mejor bajo presión,
    creen que fin justifica los medios. Son
    fácilmente adaptables, aunque son insensibles ante lo que
    los rodea.

    Los más difíciles para trabajar son: el
    flemático, nervioso, sentimental, amorfo y apático,
    este tipo de personas se muestran con un perfil muy bajo en las
    áreas en la que se desempeñan, no son recomendados
    para formar equipos. El flemático no le gusta trabajar en
    equipo, es puntual pero es demasiado tranquilo y callado.
    Fácilmente influenciable.

    El nervioso no sabe lo que quiere lo que representa un
    problema en el trabajo, continuamente sé esta cambiando de
    trabajo, no es disciplinado lo que le crea problemas en trabajo.
    Fácilmente influenciable. El sentimental no cree en que se
    puedan dar las cosas es muy pesimista por lo que es
    difícil asignarle proyectos, no se
    adapta a las cosas nuevas, ni le gusta innovar. El amorfo es
    perezoso. Su vida es dormir y comer, no le gusta innovar es
    fácilmente maneable, no le importa nada no tiene
    disciplina. , No le gusta realizar ningún tipo de
    esfuerzo. El tipo apático es cerrado, no le gusta los
    cambios, y no le interesan las actividades que se puedan estar
    desarrollando en la oficina.

    Según Cabrera (2000), el 65,38 % de la población que trabaja es vulnerable al
    estrés y
    sólo el 34, 62 % no lo es; el 77 y el 7,2 % de los
    trabajadores signos ligeros
    y severos de estrés, los cuales constituyen el 84,2 % de
    la población (tabla 1)

    TABLA 1. La relación de la vulnerabilidad y
    los signos de estrés

     Vulnerabilidad al
    estrés

     

    Sí (%)

    No (%)

    Total (%)

    No signos de
    estrés

    13,4

    2,4

    15,8

    Ligeros signos de
    estrés

    46,0

    31,0

    77,0

    Severos signos de
    estrés

    5,2

    2,0

    7,2

    Total

    65,38

    34,62

    100

    Los temperamentos coléricos (51,47 %) y
    melancólicos (37,5 %) son significativamente vulnerables,
    a diferencia de los otros tipos de temperamento (tabla
    2)

    TABLA 2. La relación del temperamento y la
    vulnerabilidad al estrés

    Vulnerabilidad al
    estrés

    Temperamento 

    Sí (%)

    No (%)

    Sanguíneo

    29,7

    Flemático

    15,03

    43,06

    Colérico

    51,47

    26,59

    Melancólico

    37,5

    11,39

     

    5.
    CARÁCTER Y LIDERAZGO

    Según Santos (2004) el liderazgo se
    define como el proceso de influir sobre un grupo para
    obtener un resultado. Esto dependerá también del
    tipo de carácter que posea cada persona. En los diferentes
    tipos de carácter se tienen a aquellos que pueden ser
    lideres todo depende de cómo los tres componentes de la
    estructura del carácter que plantea Santos (2004): la
    emotividad, la actividad, y la resonancia.

    Las personas emotivas y activas son influenciadas e
    influyen en los mandos medios, son buenos líderes por
    ejemplo los tipos coléricos y apasionados. Las emotivas no
    activas, son aquellas que se impresionan fácilmente, pero
    estas impresiones no son canalizadas, no forman un buen
    líder como por ejemplo los nerviosos. Los no emotivos
    activos, son
    fríos sentimentalmente, pero por otro lado son de
    acción, inteligencia y vivacia, consiguen lo que quieren
    aun a costa de otras cosas, influyen en el medio, por ejemplo los
    sanguíneos. Los no emotivos no activos son personas no
    motivadas y que tampoco motivan a los demás, son
    fácilmente influenciables por lo que no constituyen a un
    líder.

    Para ser un líder no solamente es necesario
    convencer y conmover a la gente si no que debe de conocer la
    forma correcta de proceder y debe de tener la capacidad de poder
    actuar ante las circunstancias que se presenten.

    CAPITULO III

    7. DESORDENES DEL
    CARÁCTER.

    Actualmente no se conocen trastornos del carácter
    lo que se tiene es una gama de diferentes tipos de
    carácter en donde se describen las características
    de cada individuo y todos los seres humanos caemos en uno de esos
    tipos.

    8. RECOMENDACIONES
    PARA FORMAR EL CARÁCTER

    La pregunta es ¿se puede formar el
    carácter? Como señala Gaitán (2006, 3), para
    formar el carácter es necesario tener dominio sobre
    nuestra persona, mediante pequeñas, pero continuas
    acciones que
    hagan más fuerte nuestra voluntad. Esto nos dice que es
    posible cambiar nuestro carácter, esto a través de
    la disciplina y la férrea voluntad de querer hacerlo, se
    puede tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

    – Proponerse varios retos personales: como trabajar
    mejor, aprender algo nuevo, mejorar nuestro trato hacia los
    demás, etc.

    Para esto también puede plantearse un ciclo de
    acción para reestructurar a aquellos caracteres que son
    disfuncionales en las distintas áreas laborales en que se
    desarrollan, esto a través de la alineación de la
    emoción y la acción, teniendo como resultado el
    carácter que nos lleve a la poder tener un carácter
    funcional lo que nos hará dignos de confianza para poder
    desarrollar cualquier tipo de proyectos dentro de nuestro
    trabajo.

    Como señala Santos (2004) el planteamiento de
    ciclo del carácter para la acción se presenta a
    continuación:

    [Referencia: Santos(2004,
    Pág.30)]

    ¿Cómo utilizar este ciclo? ; tenemos por
    ejemplo la fábula de la tortuga y la liebre; un día
    la liebre reta a la tortuga a una competencia de
    atletismo
    confiada en su capacidad para correr mucho más
    rápido que esta, el día de la carrera la liebre
    adelanta a la tortuga, pero confiada sé hecha a dormir,
    cuando despierta se da cuenta que ya es demasiado tarde y
    sé hecha a correr, cual fue su sorpresa que la tortuga
    lenta pero segura ya había llegado a la
    meta.

    ¿Cómo se aplica este ciclo de
    acción a este ejemplo? Lo desarrollaremos en diferentes
    pasos: la Obvia Realidad: Carácter Disfuncional debido al
    exceso de confianza de las cuales la liebre era dueña.
    Luego la liebre debe de Identificar las limitaciones de su
    carácter; dejar de ser tan engreída y aceptar su
    derrota ante un rival que aun no teniendo las mismas capacidades
    que ella se había aprovechado del exceso de confianza que
    la liebre poseía y le había logrado ganar. Reeducar
    su carácter: No creerse ganadora sin haber llegado a la
    meta, tener mayor disciplina en el desarrollo de sus
    proyectos.

    Adoptando nuevas disciplinas y mejorando su trabajo
    podría ser digno de confianza. Luego de haber adoptados
    cambios en su forma de actuar la liebre podría nuevamente
    competir con la tortuga pero ahora debido a los cambios
    realizados seria la ganadora de la carrera.

    Si en nuestra vida queremos realizar pequeños
    cambios, puede que nos baste con esforzarnos un poco más
    en mejorar nuestra conducta y luchar
    contra nuestros defectos, pero si aspiramos a un cambio
    importante, es preciso cambiar nuestro modo de ver las
    cosas.

    CONCLUSION

    • El carácter como sello que nos identifica
      juega un papel muy importante en cualquier área que nos
      desenvolvamos, es reto de cada persona abrir la puerta del
      cambio para transformar un carácter disfuncional a uno
      funcional, para poder ser mejores personas en nuestras vidas, y
      obtener mejores resultados en cualquier proyecto que
      desarrollemos.

    BIBLIOGRAFÍA.

    1. Santos, J. (2004) La Ruta: un mapa para construir
      futuros. El Salvador: Editorial de la Universidad
      de El Salvador, 26,30,134.
    2. El Carácter. Extraído el 20 de Marzo,
      2006 del sitio Web: http://html.rincondelvago.com/el-caracter.html
    3. Gaitán, J. R. (2006). Concepto de
      Temperamento y Carácter. Extraído el 20 de Marzo,
      2006 del sitio Web: http://www.monografias.com/trabajos10/teca/teca.sthml#top
    4. Escuela de la fe (2006). Temperamento y
      Carácter. Extraído el 20 de marzo, 2006 del sitio
      Web: http://www.es.catholic.net/jovenes/template_articulo.phtml
    5. Paivan P J.(2006). Personalidad. Extraído
      el 20 de marzo, 2006 del sitio Web:
      http://www.liceodigitaL/filosofia/filosofia.html
    6. Cabrera, P. D.(2000, Marzo 3). Personalidad y
      estrés en el personal
      sometido a un trabajo de tensión y riesgo.
      Extraído el 20 de Marzo, 2006 de http:
      //www.lbvs.sld.cu/revistas/mil/vol29_2_00/mil02200.htm

     

    Glenda Jamileth Avalos Jiménez

    Estudios: 5° año de Ingeniería de Alimentos en la
    Universidad de El Salvador

    Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.

    Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

    Categorias
    Newsletter
    Comments
    All comments.
    Comments