Monografias.com > Deportes > Salud
Descargar Imprimir Comentar Ver trabajos relacionados

Historia de la lucha deportiva, y su introducción en Cuba



    1. Lucha libre
      profesional
    2. Lucha
      olímpica
    3. Introducción de la
      Lucha Deportiva en Cuba
    4. Caracterización de la
      Lucha como deporte
    5. Algunas clasificaciones
      específicas de deportes de lucha
    6. Lucha
      grecorromana
    7. Lucha de estilo
      libre
    8. Particularidades de las edades
      comprendidas en la investigación
    9. Exigencias actuales planteadas a
      los practicantes de lucha
    10. Valores de la lucha:
      análisis de sus ventajas y
      desventajas
    11. Conclusiones
    12. Bibliografía

    Introducción:

    El presente trabajo que
    continuación presentamos, es resultados de los estudios
    del autor relacionados con la historia de la lucha
    deportiva, así como su introducción y desarrollo en
    Cuba, con este
    modesto aporte pretendemos incentivar al lector en el
    conocimiento de los principales acontecimientos que
    antecedieron al deporte de lucha deportiva, y que
    hoy es fuente de importantes logros deportivos en el país.
    Para este trabajo realizamos un pormenorizada búsquela
    bibliografíca.

    Esperamos que este modesto trabajo pueda arrojar nuevas
    informaciones que desde el campo del deporte es importante
    conocer.

    Historia.

     La lucha libre ha sido popular desde las primeras
    civilizaciones históricas y existen. Los egipcios y
    babilonios representaron en relieves a luchadores que usaban la
    mayoría de las presas que se conocen en el deporte
    moderno. En la antigua Grecia, la
    lucha libre tuvo un lugar prominente en obras legendarias y
    literarias; la competición de lucha libre, brutal en
    muchos aspectos, era la prueba máxima de los Juegos
    Olímpicos. Los romanos adaptaron la lucha griega,
    eliminando algunos de sus aspectos más brutales y
    añadiendo otros nuevos. Japón
    tiene una tradición de lucha libre que se remonta a
    más de 2.000 años. El primer combate del que existe
    constancia documental en los anales de la lucha libre japonesa es
    del año 23 a.C.

    En la edad media,
    siguió siendo popular y recibió el patrocinio de
    muchas casas reales, como las de Inglaterra,
    Francia y
    Japón. En Inglaterra se desarrollaron variantes parecidas
    en una serie de estilos regionales, como Devon y Cornualles,
    Cumberland y Westmoreland, y Lancashire (una forma de estilo
    libre).

    En América
    la introdujeron los primeros colonos, aunque encontraron que la
    lucha libre era ya popular entre los pueblos indígenas
    americanos. El estilo libre permanece en Estados Unidos y
    se practica con algunas modificaciones. Durante el siglo XIX, la
    lucha libre amateur fue uno de los deportes preferidos en las
    áreas rurales y la lucha profesional comenzó a
    hacerse muy popular. En Europa, la lucha
    libre se extendió durante el siglo XIX y se conoció
    en países más lejanos, como en el caso de Mongolia,
    que tiene una larga tradición de lucha libre.

    En la India y
    Pakistán han dado muchos luchadores notables. Otros
    países también han desarrollado estilos distintos:
    en Suiza, Schwingen; en Islandia, glima; en Rusia, sambo;
    en Turquía, yagli, y en España la
    lucha canaria y la lucha leonesa o aluche. Igual que en boxeo,
    los luchadores están clasificados en divisiones por pesos.
    Para los Juegos
    Olímpicos y campeonatos del mundo, los luchadores de
    estilo libre y grecorromano están divididos en
    categorías que abarcan desde los 48 Kg. para los pesos
    mosca súper ligeros hasta los más de 100 Kg. para
    los súper pesados.

    En los primeros Juegos Olímpicos de la era
    moderna celebrados en 1896 se incluyó una división
    abierta a todos los pesos; la prueba la ganó el
    alemán Carl Schuhmann, que sorprendentemente medía
    sólo 1,57 m de altura. El estilo libre se introdujo por
    primera vez en los Juegos Olímpicos de 1904. En 1904 se
    celebraron en Viena, Austria, unos campeonatos del mundo
    oficiosos de lucha grecorromana, pero el primer campeonato del
    Mundo oficial se celebró en Helsinki en 1921; hubo otro
    campeonato en 1922, pero ninguno más hasta
    1950.

    Desde entonces, se convocan de forma regular (ahora
    anualmente), en años no olímpicos. El primer
    campeonato de estilo libre se celebró en 1951 en Helsinki,
    Finlandia. Una gran mayoría de campeones de lucha proceden
    de Bulgaria, Finlandia, Hungría, Irán,
    Japón, la antigua Unión Soviética, Suecia,
    Turquía y Estados Unidos. Los luchadores japoneses tienen
    más éxito
    en las categorías menos pesadas y sus habilidades deben
    mucho a las artes marciales, especialmente al judo y al
    sumo.

    LUCHA LIBRE
    PROFESIONAL

     La lucha libre profesional era muy popular en el
    siglo XIX. Los primeros luchadores profesionales actuaban en
    carnavales,
    donde atraían grandes muchedumbres ofreciendo premios en
    dinero a
    cualquiera que consiguiera vencerlos. La victoria la
    conseguía el luchador que primero tirara al suelo dos veces
    al contrincante. Los combates (que no tenían límite
    de tiempo) se
    realizaban a menudo de forma mixta, esto es, una caída en
    lucha de estilo libre y otra en lucha grecorromana. El estilo que
    se utilizaba en la tercera caída, si era necesaria, se
    sorteaba con una moneda. La lucha libre profesional
    alcanzó su auge durante las primeras décadas del
    siglo XX antes de dar paso a la lucha libre de
    exhibición.

    La lucha libre de exhibición es hoy la
    única forma popular de lucha libre profesional. Debido a
    que el principal motivo de la citada lucha es el entretenimiento,
    tanto la acción
    como la puesta en escena de los combates, se preparan con
    antelación con un sentido dramático o
    humorístico.

    La acción tiene lugar en un ring almohadillado
    con forma de cuadrado de 5,5 m de lado. Uno de los contendientes,
    generalmente el que asume el papel de villano, intenta infligir
    daño al
    oponente con simulaciones de sacarle los ojos, retorcerle los
    dedos y otras técnicas
    ilegales. Mientras, el oponente utiliza técnicas ortodoxas
    ganándose la simpatía de los espectadores, y al
    final, triunfa, esto se produce en la Lucha Profesional o como
    actualmente le llaman"todo vale".

    Encontramos en la Lucha además de los gestos
    universalizados realizados por los árbitros lo que
    enmarcan a los luchadores dentro de sus respectivas acciones
    técnico-táctico. Hallamos en este contexto una gama
    completa de sistemas propios
    y secretos que se utilizan para designar acciones.

    Puede considerarse a la Lucha como una actividad de
    carácter socio motriz, donde predomina
    la
    comunicación práxica esencial y directa
    (oposición- oposición) y la comunicación práxica indirecta
    (gestémica y praxémica) con escasas situaciones
    psicomotrices.

    LUCHA
    OLÍMPICA

    Las reglas básicas y los procedimientos de
    anotación para el estilo libre y la lucha grecorromana son
    los mismos, tal y como determina la Federación
    Internacional de Lucha Asociado (FILA), fundada en 1921. Los
    combates de lucha olímpica tienen un asalto único
    de cinco minutos que finaliza cuando un luchador consigue un
    derribo, o si al final del tiempo reglamentario del combate un
    luchador ha conseguido más puntos que su oponente. Bajo
    las reglas actuales, si ninguno de los dos oponentes consigue al
    menos tres puntos en los cinco minutos del asalto, deberán
    luchar un periodo de tres minutos más como máximo;
    si al finalizar el tiempo extra ningún luchador ha
    conseguido tres puntos, o si el combate sigue todavía
    empatado, los jueces determinan el ganador. Los puntos que se
    consiguen por las diferentes maniobras (agarres, reversos,
    escapes, inmovilizaciones), son los mismos en ambos estilos de
    lucha.

    Introducción de la Lucha Deportiva en
    Cuba.

    Existen antecedentes en la prensa cubana
    desde mediados del siglo XIX que narran encuentros de lucha y
    otros deportes de combate, aunque estos solo tenían un
    carácter de espectáculo, de negocio, las reglas las
    ponían los que lidiaban o los que pagaban.

    Es en la década de 1920 que se comienza a
    practicar la lucha libre aficionada en algunos clubes de La
    Habana. La Asociación de Dependientes fue la pionera,
    teniendo al Sr. Benjamín González como
    máximo inspirador. González había luchado
    hacia algunos años en la capital como
    profesional. En 1929 se organiza un enfrentamiento entre un
    equipo cubano y uno de universitarios de los Estados
    Unidos.

    En el año 1933, el 7 de Junio, se logra organizar
    el "I Campeonato Júnior", la sede es el ring del poderoso
    estadio "Arena Cristal", previamente se tradujo el reglamento del
    inglés
    al español
    para un mejor trabajo arbitral y se luchó en un ring de
    boxeo.

    Un mes más tarde, se realiza el primero de Lucha
    Libre Senior, que fue convocado por la U..A…A.C. (Unión
    Atlética Amateur de Cuba) y la "Arena Cristal" fue
    nuevamente el lugar elegido para los enfrentamientos, se habla de
    "Campeonatos Nacionales", aunque solo participaban luchadores de
    la Capital, las prácticas se hacían en varios
    clubes, pues la lucha nunca tuvo un carácter masivo, no
    era un deporte que se divulgara, la prensa de la época
    usaba sus espacios deportivos para hablar de boxeo, de
    béisbol, de carreras de caballos, narraba día a
    día los encuentros de la Lucha Libre Profesional o
    "Pancracio", cada noche había un gran show con peleas
    arregladas que falseaban y desvirtuaban el deporte, y se le daba
    posteriormente motivado por la poca ayuda oficial para costearlo
    se celebraron de forma esporádica algunos
    campeonatos.

    En esta etapa Cuba obtuvo algunos resultados a nivel
    Centroamericano (con varios campeones) y dos medallas de bronce
    en los Juegos Deportivos Panamericanos.

    Con la creación del Instituto Nacional de
    Deportes, Educación
    Física y Recreación
    (INDER), el 23 de Febrero de 1961, se comienza a edificar una
    estructura que
    convierte al "Deporte en un derecho del pueblo". Casi un mes
    más tarde, el 15 de Marzo, el Comisionado y Director del
    INDER José Lanuza, dictó una resolución
    prohibiendo la presentación de espectáculos de
    lucha libre profesional.

    Ese mismo año, en septiembre, se organizó
    el primer curso nacional para entrenadores de lucha libre. Con
    esto se hace un intento firme en la práctica de este
    deporte a nivel nacional. Se organiza en la ciudad de Palma
    Soriano, en la antigua provincia de Oriente, un Torneo Nacional
    de 2ª Categoría. En el mes de marzo de 1962 se
    realizó en la Ciudad Deportiva el Primer Campeonato
    Nacional de Lucha Libre de 1ª Categoría.

    En 1966, en los históricos X Juegos
    Centroamericanos y del Caribe en San Juan (Puerto Rico) se
    lograron seis medallas de oro, en los
    próximos juegos en Panamá,
    cuatro años después la cosecha se elevó a
    ocho títulos.

    Sin embargo, en 1971, Cuba logra una victoria
    increíble frente a la selección
    Estados Unidos en los VII Juegos Deportivos Panamericanos, fueron
    campeones Miguel Tachín Alonso, Francisco Lebecque Ori y
    Lupe Lara Quiala.

    La Lucha Grecorromana se comenzó a practicar en
    la Escuela Superior
    de Perfeccionamiento Atlético (ESPA) nacional a finales de
    la década del 60, su Primer Campeonato Nacional de 1ª
    Categoría se realizó en Nueva Gerona en
    1972.

    Han transcurrido 23 años desde que Cuba
    logró sus primeras medallas mundiales en lucha libre, en
    la ciudad de México:
    Bárbaro Morgan Soroa y Luis Ocaña Silueta abrieron
    la senda con aquellas medallas de bronce. En la Lucha
    Grecorromana el primero fue Cándido Mesa Rosell que en
    1982, a la edad de 18 años en más de 100 kgs,
    logró el tercer lugar en la ciudad polaca de Katowice. El
    año siguiente, este mismo atleta, ganó los dos
    estilos en los X Juegos Deportivos Panamericanos, en Caracas
    (Venezuela),
    derrotando en libre al mejor luchador norteamericano de todos los
    tiempos: Bruce Baumgarner (en aquel momento Campeón
    Mundial Universitario).

    Desde entonces la lucha cubana ha continuado logrando
    resultados a todos los niveles: 20 medallas de oro en Campeonatos
    Mundiales y 4 en Juegos Olímpicos. En el 2001 se
    logró el título por equipos en el Campeonato del
    Mundo de Lucha Grecorromana, logrando que nuestros ocho hombres
    estuvieran entre los 10 primeros. Esa corona por primera vez
    abandonó el Viejo Continente.

    En los pasados mundiales Cuba ocupó la tercera
    plaza en ambas modalidades, con una gran actuación del
    debutante en estas lides, René Montero, oro en los 55 kgs
    en la Lucha Libre donde derrotó a los mejores de su
    división. Este luchador perteneciente a la zona oriental y
    radicado en la provincia Granma conquistó de igual forma
    el cetro en el campeonato mundial júnior celebrado en el
    referido año

    Medallas Obtenidas por los luchadores cubanos en
    eventos
    mundiales y juegos olímpicos.

    Año

    Estilo

    Torneos

    Oro

    Plata

    Bronce

    1978

    Libre

    C/M

    2

    1982

    Libre y Greco

    C/M

    1

    1

    1983

    Greco

    C/M

    1

    1985

    Libre y Greco

    C/M

    1

    1

    1986

    Libre

    C/M

    1

    1

    1987

    Greco

    C/M

    1

    1989

    Libre y Greco

    C/M

    1

    1990

    Libre y Greco

    C/M

    3

    1

    1991

    Libre y Greco

    C/M

    2

    1

    2

    1992

    Libre y Greco

    J/Olímpicos

    2

    3

    1993

    Libre y Greco

    C/M

    4

    1

    2

    1994

    Libre y Greco

    C/M

    3

    2

    3

    1995

    Libre y Greco

    C/M

    2

    3

    1996

    Libre y Greco

    J/Olímpicos

    1

    1

    1

    1997

    Libre y Greco

    C/M

    1

    2

    1998

    Libre y Greco

    C/M

    1

    1

    1

    1999

    Libre y Greco

    C/M

    3

    1

    2000

    Libre y Greco

    J/Olímpicos

    1

    3

    1

    2001

    Libre y Greco

    C/M

    1

      

    2002

    Libre y Greco

    C/M

    1

    2

    2

    La lucha que tiene como uno de sus testimonios
    más antiguos la enseñanza de este deporte en la palestra
    griega, fue introducida en el calendario de los Juegos
    Olímpicos, en el año 632 a.n.e., obtiene en el
    1967, uno de los logros más importantes de este deporte en
    nuestro país, al ser incluida en el programa de los V
    Juegos Nacionales Escolares, en la categoría 15 – 16
    años. Ya en el 1970 se acepta la categoría 13
    – 14 años en el marco de los mismos juegos,
    comenzando así una nueva era en el desarrollo de la lucha
    escolar en Cuba. En 1968 con la ayuda de técnicos de la
    antigua URSS se dan los primeros pasos para la
    introducción de la lucha grecorromana. Después de
    estos procedimientos estratégicos se unieron para siempre
    la lucha libre y la grecorromana en un próspero sendero de
    victorias.

    Caracterización de la Lucha como
    deporte.

    La lucha deportiva es un deporte individual de combate,
    se caracteriza por la superación recíproca de ambos
    atletas que ostentan la victoria por medio de la
    aplicación de movimientos técnico-táctico,
    permitidos por las reglas, a través de los cuales colocan
    al adversario con la espalda pegada al colchón, gran parte
    de las características están dadas por el
    reglamento y el estilo o variedad, ya sea clásica, libre,
    sambo o judo cada uno de ellos posee sus agarres, movimientos,
    tácticas e indumentarias específicas.

    Los distintos tipos de Lucha se caracterizan por ser una
    actividad acíclica (no estándar) de moderada
    intensidad y duración variada, durante el entrenamiento de
    lucha a los participantes se le desarrolla grandemente la
    fuerza
    absoluta de sus músculos, así como la rápida
    y la estática
    en las diferentes modalidades de luchas, así como
    dependiendo del tiempo de duración de los combates, la
    proporción de esta (fuerza) es distinta. Además el
    entrenamiento del luchador, le suministra a esto una gran
    cantidad de hábito motrices especiales, así como el
    desarrollo de la resistencia y la
    resistencia especial.

    La lucha desarrolla en sus participantes una gran
    movilidad de los procesos
    nerviosos, ya que la actividad del luchador y la cantidad de
    movimientos posibles (ataques, defensas, contralleves,
    tácticas) es muy grande, esto implica que se desarrolle en
    quienes lo practiquen durante mucho tiempo una gran sensibilidad
    propioceptiva.

    El nivel de incertidumbre presente en la Lucha, exige
    del practicante una gran capacidad de adaptación que se
    sustenta sobre capacidades de diferentes naturalezas
    orgánicas del individuo.

    El luchador requiere estar dotado de una serie de
    medios o
    instrumentos motrices específicos que se rigen por ciertos
    principios de
    eficacia
    biomecánica y que son utilizados de forma inteligente para
    adaptarse a las exigencias del combate.

    Una de las características que definen el
    carácter del entorno de la lucha es el enfrentamiento
    entre los contendientes, como consecuencia de la cual, el
    deportista debe provocar el incremento del grado de incertidumbre
    que experimentan los contrarios, a través de un falseo
    constante de intenciones y de la elaboración de respuestas
    novedosas, impredecibles, o lo que es lo mismo,
    originales.

    Lo anteriormente expresado, requiere que los luchadores
    estén dotados de la suficiente capacidad de
    intuición, fantasía, rápida
    orientación y toma de decisión inmediata, las
    posibilidades de ideas deben aflorar cada momento sin tiempo para
    meditar lo que implica un predominio del pensamiento
    operativo en la acción y de dos capacidades
    importantísimas: inteligencia y
    creatividad,
    inteligencia que se considera específica (táctica)
    y que se basa, entre otras cuestiones, en un conocimiento
    profundo del deporte practicado, así como de la
    posición en la que se desempeña y de las funciones
    correspondientes.

    Características constantes y comunes de
    la Lucha:

    La primera cuestión que cabe abordar es la de las
    diferentes denominaciones que se suelen utilizar para identificar
    a los deportes de lucha. Deportes de adversarios o deportes de
    combates son expresiones bastantes comunes en la bibliografía especializada.
    Sin embargo, nos parece más oportuno referirnos a
    "deportes de lucha" pues el término "lucha" otorga
    pertenencia al conjunto de interacciones motrices de la lógica
    interna de todos y cada uno de los deportes de estas
    características.

    La denominación "deporte de adversario", de
    carácter genérico e indeterminado, nos
    llevaría a un bloque o conjunto más amplio, que
    incluiría a deportes de oposición que no son de
    lucha.

    Metodológicamente Amador (1998:6) trata el
    concepto
    describiendo sus rasgos o constantes comunes, para finalmente
    aportar una descripción específica,
    válida para todos los deportes de lucha. Con
    carácter general los deportes de lucha presentan las
    siguientes características:

    A Son juegos finitos bipersonales, de suma cero y de
    información perfecta, existiendo siempre
    y en todos los casos un nivel de incertidumbre respecto al
    resultado.

    B Los deportes de lucha no están "estrictamente
    determinados", es decir, que presentan en todos los casos un
    nivel de incertidumbre respecto al resultado.

    C Todos los deportes de lucha son de
    oposición-oposición.

    Esto ocurre así también en los deportes
    de lucha. Sin embargo, no son de lucha los mencionados deportes
    de oposición, estableciéndose la diferencia en
    que en los de lucha por definición, siempre y en todos
    los casos el blanco es el cuerpo del adversario, lo que da
    lugar a un permanente y /o intermitente contacto corporal, (con
    o sin implemento), bajo unas reglas que limitan estrictamente
    dichos contacto. En los deportes de oposición, el blanco
    nunca es humano, sino material generalmente colocar el
    móvil pelota, volante, en un lugar del espacio
    (común-frontenis individual- o diferenciado, el del
    oponente, tenis o bádminton individual- de modo que sea
    inalcanzable para él.

    D Los deportes de lucha son duelos deportivos
    simétricos, cuyos sistemas de roles, de los espacios
    atribuidos y de las interacciones entre los contendientes se
    corresponde por igual para cada luchador.

    E Por lo general, el espacio es común para
    ambos contendientes.

    F Los deportes de lucha son de carácter
    sociomotriz y la interacción motriz es siempre de
    oposición práxica, esencial y generalmente
    directa.

    G La interacción motriz reviste siempre la
    forma de duelo singular, esto es de un adversario contra un
    adversario. Consiguientemente sino hay compañeros no
    puede haber interacción motriz de cooperación y
    obviamente, tampoco la hay con el adversario.

    H La meta o
    blanco es siempre y en todos los casos el cuerpo del adversario
    a diferencia del Lucha o rugby, que siendo deportes de
    cooperación o posición tienen un blanco material:
    Las respectivas porterías.

    Con lo dicho, se puede llegar a la siguiente
    descripción de los deportes de lucha, son juegos
    deportivos de confrontación bipersonal que se desarrollan
    en un espacio común y estandarizado; con
    interacción de oposición práxica, esencial y
    generalmente directa, y cuyo blanco es siempre el cuerpo del
    contrincante, conforme a las reglas de competición de cada
    modalidad luctatoria.

    En este aspecto coincidimos con el autor pues en sus
    valoraciones, están centradas los aspectos fundamentales
    que identifican este deporte, pero pensamos que en esta investigación podemos referirnos a otras
    características coincidentes con las edades analizadas, si
    se tiene en consideración que este deporte es
    acíclico de potencia variada,
    los esfuerzos son estáticos y dinámicos
    constituyendo aspectos importantes para su determinación y
    que en próximo capitulo lo pondremos a su
    consideración.

    1.3. Algunas
    clasificaciones específicas de deportes de
    lucha.

    A partir del tipo de agarre y los movimientos
    técnicos permitidos por el reglamento López
    (1990:5) estructura los siguientes grupos de
    lucha.

    1. Luchas de pie sin utilizar agarres por debajo de la
      cintura; (Lucha tártara y Uzbeka).
    2. Luchas de pie con movimiento
      de las piernas pero sin agarre por debajo de la cintura; (la
      lucha Chidaoba de Georgia).
    3. Luchas de pie con movimientos de piernas y con
      agarre por debajo de la cintura; (lucha Canaria, lucha
      Glima).
    4. Luchas de pie y en 4 puntos sin la
      utilización de las piernas y sin agarres por debajo de
      la cintura: (la lucha grecorromana).
    5. Luchas de pie y en tierra con
      trabajo de piernas y con agarre por debajo de las piernas y
      sin agarre la cintura y presas de control;
      judo.

    Después de analizarse los criterios bien
    tratados por
    el autor consideramos prudente aportar algunos aspectos en las
    dos disciplinas analizadas en esta investigación: lucha
    grecorromana y lucha libre.

    LUCHA
    GRECORROMANA 

    La diferencia básica de este tipo de lucha es que
    los contendientes deben aplicar todas las presas por encima de la
    cintura y está prohibido usar las piernas para puntuar o
    defenderse. Los luchadores comienzan el combate puestos de pie e
    intentan arrojar a su oponente al suelo o usar llaves para
    conseguir derribarlo.

    LUCHA DE
    ESTILO LIBRE

    Las reglas del estilo libre permiten a los contendientes
    usar todo su cuerpo en la competición, admitiendo mayor
    variedad de presas que la grecorromana. Los agarres por debajo de
    la cintura y el uso de las piernas están permitidos. El
    estilo libre es el tipo de lucha más popular y en el que
    participan más países en el campeonato del Mundo
    que se celebra anualmente.

    La lucha de estilo libre en categorías femeninas
    tiene un auge creciente en todo el mundo. En la década de
    1980 se creó un campeonato del mundo femenino y cada
    año acuden más países con sus equipos de
    lucha.

    Particularidades de
    las edades comprendidas en la
    investigación.

    En el período de la juventud, el
    organismo continúa desarrollándose con gran
    intensidad bajo las leyes que regulan
    este aumento de volumen y
    desarrollo de los órganos y sistemas, lo cuál se
    realiza como proceso
    único, dando gran importancia a la interacción de
    los mismos.

    Este desarrollo no es igual en todos los atletas, por el
    contrario, pueden existir grandes diferencias causadas por el
    metabolismo y
    factores hereditarios, que provocan un desigual desarrollo
    morfofuncional, motivando esto la heterogeneidad de peso
    corporal, talla dentro del colectivo, etc., lo cual requiere a su
    vez, para una correcta conducción de la preparación
    y participación, la estructuración de las
    categorías y divisiones de peso.

    Los cambios provocados por el proceso de desarrollo
    influyen en todo el organismo. De 12 a 15 años tiene lugar
    un crecimiento rápido del cuerpo que coincide con el
    funcionamiento muy activo de la hipófisis y las
    glándulas tiroides.

    El crecimiento del cuerpo se debe al crecimiento del
    esqueleto (huesos largos),
    que algunas veces es de 9 a 10 cm. anuales. Sin embargo, el
    período de calcificación de la columna vertebral,
    el tórax, la cadera y de las extremidades no se acaba. El
    conjunto de ligamentos es más elástico que en las
    personas mayores. Teniendo en cuenta todas las particularidades,
    hay que aplicar con mucho cuidado los ejercicios que desarrollan
    la fuerza y la elasticidad; su
    aplicación puede causar una acción desfavorable del
    crecimiento de los huesos y perjudicar la formación de la
    postura correcta y del crecimiento.

    De los 16 a los 18 años el ritmo de crecimiento
    se hace más lento; el joven crece anualmente
    aproximadamente 3 cm. La disminución del crecimiento de
    los huesos y su osificación (Calcificación) ya
    permiten pasar a los ejercicios con grandes
    exigencias.

    El tejido muscular en los jóvenes de 12 a 15
    años también crece más intensivamente a lo
    largo que a lo ancho (diámetro) incrementándose
    así el peso corporal. Las posibilidades funcionales del
    sistema
    muscular de los adolescentes
    también es inferior al de los adultos.

    Debido a esto los ejercicios de fuerza y resistencia
    deben reglamentarse rigurosamente y se aumentarán
    progresivamente a medida que el organismo se adapte a ellos. Las
    investigaciones del profesor
    Farfel demuestran que de 13 a 15 años se aproxima al
    límite la formación del analizador motriz. Por eso,
    alrededor de los 15 años, aparece la posibilidad de
    desarrollarse prontamente la fuerza. El tejido muscular crece muy
    rápido y alcanza alrededor del 77% del peso general del
    cuerpo en los jóvenes de 17 a 18 años, lo que
    permite asimilar acciones técnicas que exigen grandes
    cargas. Sin embargo, en los adolescentes se observa una debilidad
    relativa de los ligamentos y sobre todo de los músculos
    del abdomen, por eso deben evitar cualquier desplazamiento de los
    órganos internos.

    La metodología de los entrenamientos de los
    adolescentes también debe tener en cuenta las
    particularidades de su sistema
    cardiovascular. En esta edad se observa un atraso en el
    aumento del diámetro de las arterias, comparándolo
    con el aumento del volumen del corazón y
    también una regulación imperfecta del sistema
    cardiovascular por el sistema
    nervioso.

    En los adolescentes y jóvenes se observa un
    aumento de la presión
    arterial, en la condiciones de cargas extremas pueden aparecer
    síntomas de arritmia cardiaca y mareos y muy a menudo se
    observa el estado de
    fatiga.

    Como resultado de los entrenamientos
    sistemáticos, estos fenómenos negativos poco a poco
    desaparecen pero la aplicación de los ejercicios que
    exigen más grandes cargas puede provocar una hipertrofia
    del corazón.

    Para prevenir las grandes exigencias del corazón,
    las cargas deben aumentarse paulatinamente
    (dosificarse).

    El los jóvenes mayores, el trabajo del
    sistema nervioso, regulando el funcionamiento del sistema
    cardiovascular, se hace más perfecto, el pulso se hace
    más lento y el volumen de las pulsaciones del
    corazón se aproxima a las magnitudes que se observan en
    los adultos. Estos cambios crean premisas para el desarrollo de
    la resistencia especial.

    El organismo de un joven no tiene todavía
    capacidad para mantener un alto nivel de la capacidad de trabajo
    durante mucho tiempo. El joven alcanza la fatiga muy
    rápidamente, pero sus energías también se
    recuperan pronto sin embargo la recuperación rápida
    tiene lugar solo en los casos de cargas pequeñas u
    óptimas. La recuperación de la fuerza de los
    atletas se realiza gracias a su metabolismo activo. Por eso para
    mantener una alta capacidad de trabajo durante todas las
    clases-entrenamiento, es necesario planificar y utilizar
    adecuadamente la planificación del trabajo y el
    descanso.

    Después de las cargas grandes, las recuperaciones
    de las fuerzas se demoran; por eso, las cargas grandes, que son
    habituales en los entrenamientos con los adultos, son
    inadmisibles para los jóvenes.

    El aparato
    respiratorio de los jóvenes, también, tiene la
    particularidad, que el desarrollo del perímetro pectoral
    es más lento, comparándolo con el crecimiento del
    cuerpo a lo largo; esta circunstancia explica el porque se
    dificulta el desarrollo del sistema
    respiratorio.

    Debido a que la regulación de la respiración es imperfecta, los ejercicios
    con cargas grandes pueden provocar irregularidades en el ritmo de
    la respiración.

    Las posibilidades de mantener durante largo tiempo el
    nivel máximo de gasto de oxígeno
    en los jóvenes son muy inferiores a los de los adultos,
    pero pueden alcanzar el mismo nivel.

    Tales particularidades de los órganos del aparato
    respiratorio exigen una enseñanza paulatina de los
    ejercicios que implican el esfuerzo y el desarrollo de la
    resistencia. También es muy importante responder a las
    condiciones de higiene de las
    clases.

    En la juventud surgen grandes cambios de mentalidad de
    los muchachos; su psiquis sigue madurando. En la edad de 12 a 15
    años, los muchachos quieren parecerse a los adultos;
    tratan de ser independientes y manifestar valentía. En
    ellos se desarrollan capacidades psíquicas superiores,
    como el pensamiento lógico, la capacidad de generalizar y
    analizar su conducta y modo
    de ser y actuar; los jóvenes al tratar de ser hombres
    pueden manifestar rasgos negativos, como irritabilidad,
    groserías, etc.

    Haciendo, una valoración de las edades
    comprendidas en nuestra investigación podemos plantear,
    que en este período el organismo continúa
    desarrollando con gran intensidad bajo leyes que regulan este
    aumento de volumen y desarrollo de los órganos y sistemas,
    lo cuál se realiza como proceso único, dando gran
    importancia a la interacción de los mismos.

    Reflexiones sobre las particularidades de las edades
    comprendidas en el estudio. Gonzáles (1990:24) hace
    algunas consideraciones planteando:

    "Uno de los temas más problemáticos a
    mediado de la década del 70, fue el análisis de la determinación de la
    edad en que se debe comenzar a practicar la lucha
    deportiva".

    Este tema tuvo dos tendencias:

    -La iniciación temprana.

    -A partir de los 12 años.

    Para la definición de esta problemática
    los científicos y especialistas comenzaron a realizar una
    serie de estudios donde se puede señalar el
    análisis estadístico del promedio de edad de los
    campeones mundiales y olímpicos, y la creación de
    áreas experimentales a partir de las edades entre las
    edades de 7 a 12 años.

    Apoyándose también en la revisión
    de materiales de
    muchos autores, consolidaron el criterio de que la mayoría
    de los movimientos en los niños
    varía cualitativa y cuantitativamente, existiendo un gran
    desarrollo en las edades de 7 a 12 años, disminuyendo un
    poco esta capacidad a partir de los 13 años.

    En las edades tempranas hay una serie de motivaciones e
    intereses por la actividad deportiva que hacen que la
    asimilación de los movimientos generalmente sean de forma
    inmediata a la demostración y
    explicación.

    El comienzo del estudio de esta disciplina tan
    compleja, cuando el niño se encuentra en el segundo ciclo
    de su educación primaria, garantiza una adecuada
    preparación del material humano, consideramos oportuno que
    este material lo reciba el entrenador que preparará los
    atletas que participarán en los primeros niveles
    competitivos del sistema deportivo.

    Para el trabajo con jóvenes, el entrenador debe
    estar provisto de una serie de conocimientos estrechamente
    vinculados, que le permitan orientar objetivamente la
    planificación y cumplimiento de los contenidos del
    entrenamiento que motivarán la obtención de altos
    resultados deportivos. Dentro de los aspectos a tener en cuenta
    podríamos señalar:

    Exigencias actuales
    planteadas a los practicantes de lucha

    El creciente equilibrio de
    fuerzas que se viene experimentando en la lucha deportiva a nivel
    mundial, unido a las modificaciones de las reglas promulgadas por
    la FILA en los últimos años, hace que sean menos
    las pausas e interrupciones, aumentando el tiempo real de
    combate.

    Esto ha generado cambios en las concepciones
    técnico-tácticas, conllevando a un combate
    más espectacular, caracterizado por una mayor
    proyección de ataques y agresividad ofensiva, por lo que
    los luchadores de hoy se ven compulsados a un ritmo de combate
    cada vez más fuerte, con momentos de aceleraciones
    sorpresivas y otros de pausa y distracción, hay un
    predominio de la rapidez y la precisión en las ejecuciones
    técnicas, pudiendo observarse, lo antes planteado en las
    categorías escolares estudiadas, debido a sus
    características peculiares objeto de análisis en
    nuestra investigación.

    Valores de la
    lucha: análisis de sus ventajas y
    desventajas.

    Es un deporte donde la actuación de los atletas
    está regida por reglas de la Federación
    Internacional de Lucha Amateur (FILA), las cuales son tan claras
    y precisas que las hacen fácilmente comprensibles y de
    válida aplicación en todas partes del
    mundo,

    De este deporte a veces se escuchan criterios basados en
    sus desventajas, debido a que el mismo produce a menudo acciones
    bruscas y violentas, lesiones, traumas, también fatigas,
    cansancio, agotamiento y estados de ánimo desfavorables,
    pero a la vez desarrolla la capacidad para superar estas
    dificultades momentáneas en las que se requiere fuerza de
    voluntad, abnegación, perseverancia, autocontrol y un gran
    dominio de
    sí mismo en el deportista.

    Durante la preparación del luchador se deben
    tener en cuenta los éxitos y fracasos surgidos en la
    dinámica de la vida, las cuales pueden
    aumentar considerablemente la fuerza de voluntad, por ello con
    una dirección pedagógica adecuada, se
    puede educar en los niños, adolescentes y jóvenes
    la cualidad de no traumatizarse ante las dificultades, sino que
    justamente se esfuercen en vencerlas. El luchador se siente
    orgulloso cuando puede sobreponerse con su fuerza de voluntad a
    los fracasos.

    Como consecuencia de esto, la mayoría de los
    luchadores son audaces, valientes y decididos, enfrentando las
    dificultades de la vida cotidiana. Por ello cuando se analiza con
    profundidad este aspecto, los valores
    morales predominan por encima de cualquier
    argumentación negativa o especulativa.

    La práctica de este deporte trae consigo ciertos
    riesgos, que
    no se pueden negar, pero el conocimiento de esto condiciona el
    desarrollo de los valores.
    Sin embargo, si se compara el número de acciones bruscas y
    violentas respecto a los actos más depurados de las
    acciones técnico-tácticas que realizan los
    luchadores, el arte y el
    virtuosismo que se aprecia en los gestos individuales de los
    talentosos, la belleza y creatividad de las combinaciones
    individuales, entonces nos parecerán estos criterios menos
    relevantes e incoherentes con la realidad.

    La Lucha es un deporte individual acíclico y
    además muy propicio desde el punto de vista educativo para
    desarrollar valores y cualidades positivas de la
    personalidad como la solidaridad, el
    colectivismo la cooperación y ayuda mutua, el dominio de
    si mismo, sentido de pertenencia e identidad
    nacional.

    Como desventaja, también se ha expresado que la
    Lucha es un deporte que desarrolla sólo la fuerza bruta.
    En esto también hay cierta verdad, sobre todo en el
    pasado, que se caracterizaba por este tipo de preparación
    en su desarrollo corporal, pero esta afirmación ha perdido
    valor en la
    actualidad. Es indiscutible que el ejecutar las acciones
    técnicas con los agarres y los enganches de piernas en la
    competición y el entrenamiento contemporáneo ofrece
    muchas posibilidades para el desarrollo corporal multilateral de
    los luchadores, como consecuencia de lo cual el tipo de
    preparación antigua y unilateral del luchador ha ido
    desapareciendo.

    En sentido general se considera que los valores de la
    Lucha hacen olvidar completamente sus desventajas con la
    preparación actual.

    Conclusiones.

    La lucha deportiva cubana se encuentra en los primeros
    planos en el ámbito mundial y para mantener esos
    resultados se debe continuar la investigación científica sostenida
    en este deporte, así como la promoción y el intercambio día a
    día con los colectivos de entrenadores, atletas y todo el
    personal que
    sobre que de una manera u otra aporta al desarrollo de este
    deporte.

    Bibliografía.

    1. Actividad Física –
      Deportiva. INEF. (1998). Lleida, España.
    2. Álvarez. C. (1995). La Escuela en la
      vida
      . MES. La Habana.
    3. Álvarez, I. (1997). Proceso general de la
      investigación
      . Santa Clara. Universidad
      Central de las Villas.
    4. Amador, F. (1998). Clasificación de los
      Juegos y Deportes de Lucha
      . ULPGC.
      España.
    5. Amador, F. (1998). El Análisis de la
      Acción de Lucha
      . ULPGC. España.
    6. Anguera, A. (2000). La metodología
      observacional en el deporte: conceptos básicos
      .
      Revista
      Digital efdeportes. Buenos Aires.
    7. Arbesú, J. (1996): Determinación de
      las normativas físicas de control y evaluación de los luchadores en las
      categorías escolares de las EIDE de C.Habana, en la
      lucha deportiva, TD.
    8. Arbona, V. (2001). ¿Qué es la
      investigación docente?
      [
      En línea] . Educación
      Física y Deportes. Buenos Aires
      Argentina Disponible en: http://www.efdeporte.com
      Consulta: diciembre 2001.
    9. Ávila, R. (2000). Estadística
      elemental
      . Estudios y Ediciones R.A. Lima.
    10. Ávila, R. (2001). Metodología de la
      investigación
      … Estudios y Ediciones R.A
      Lima.
    11. Barrios, J. (1995). Consideraciones de las
      características psicomotrices de las edades.
      En:
      Manual para el
      deporte de iniciación y desarrollo.
      Venezuela.
    12. Barrios, J y Ranzola, A. (1998). Manual para el
      deporte de iniciación y desarrollo.
      Editorial
      Deportes. La Habana. Cuba.
    13. Baturín, K. (1996). Las
      características modelo como
      medio para evaluar las Posibilidades de los luchadores y
      pronosticar sus posibles niveles.
      En teoría y práctica de la cultura
      física y los deportes. MNIMNK: Ed.
      Raduga.
    14. Blanco, A. (1998). 1000 Ejercicios de
      preparación física
      : Bases teóricas. La
      preparación física en la edad escolar. Editorial
      Paidotribo. Barcelona.
    15. Blázquez, D. (1995). La iniciación
      deportiva y el deporte escolar
      . Editorial INDE.
      Barcelona.
    16. Blázquez, D. (1995). La iniciación
      deportiva y el deporte escolar
      . Publicaciones INDE.
      España.
    17. Blázquez, D. (1997). Evaluar en
      Educación Física.
      Editorial Publicaciones
      INDE. Barcelona. España.
    18. Bode, A. (2001). Método de
      evaluación y evaluación de aptitud deportiva para
      la enseñanza básica del tenis de mesa.

      Santiago de Cuba

     

     

     

     

    Autor:

    Lic: Juan Carlos Estrada.
    Céspedes

    Profesor de Lucha en Cuba.

    Tutor:

    Msc. Lic. Armando Rosales Carrasana

    Candidato a Doctor en Ciencias del
    Deporte en
    Cuba.

    Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.

    Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

    Categorias
    Newsletter
    Comments
    All comments.
    Comments