Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Hugo Chavez y la guerra de resistencia (página 6)




Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9


Partes: 1, , 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

 

1.9. PERCEPCIÓN DEL ACTOR: GUERRA ASIMÉTRICA.

1.9.1. ¿Cómo percibimos al Actor Terrorismo?

Como un medio y no como un fin, y dentro de ese esquema, los terroristas usan la intimidación como medio para lograr sus fines.

Generalmente matan a personas que no tienen relación con el objetivo, sin previo aviso y al azar, esa situación nos hacen sentir indefensos.

Gracias a la ‘revolución’ de los medios de comunicación, el terrorismo ha ganado audiencia y ha potenciado el temor al poder llegar a más espectadores.

La utilización de ‘hombres-bomba’, más allá de las bajas fatídicas que causan, potencian el sentimiento de miedo en las sociedades al percibir un enemigo que no valora ni su propia vida.

Puede paralizar a las economías. Como ejemplo podemos tomar la industria del turismo, que fue afectada en Egipto, luego de un ataque suicida contra visitantes suecos y alemanes; y en los EE.UU. la industria de la aviación, que luego del 11 de septiembre del 2001, tuvo que padecer la quiebra de varias compañías.

Los terroristas utilizan la tecnología en todas sus formas (computadoras, celulares, pasaportes falsificados, cuentas bancarias, etc.).

Luego del ataque con gas Sarin en el subte de Tokio (1995), realizado por miembros de la secta Aum Shirinkyo, la amenaza de la utilización de armas de destrucción masivas -químicas, biológicas y nucleares- es una realidad.

Podemos concluir que en la actualidad la lucha contra el flagelo terrorista se percibe como una "Guerra Asimétrica".

1.9.2. ¿Que definimos como Guerra Asimétrica?

Es el enfrentamiento entre fuerzas desproporcionadas. La noción nace con los pequeños grupos de hombres que en España se oponían a la ocupación napoleónica, mediante el uso de un esquema bélico nuevo: La Guerrilla.

Estas células al no tener capacidad militar, pertrechos, tecnología y hombres suficientes ante un adversario notoriamente superior y poderoso, saben que no pueden combatir de forma ‘convencional’, ya que son débiles para enfrentarse directamente contra su enemigo. Entonces se mueven bajo la concepción de "golpear y escapar", utilizan el factor sorpresa, una gran capacidad de movilidad, una racionalidad significativamente diferente a la del enemigo, no tienen limitaciones morales -derivadas de la falta de obligatoriedad de la normativa legal-, explotan las debilidades del oponente y combaten de forma no frontal. En conclusión, utilizan factores que son muy difíciles de implementar y combatir para un ejército regular que utiliza –tradicionalmente- la Estrategia Directa.

1.9.3. La Estrategia de Aproximación Indirecta.

La Estrategia Directa busca el ataque concentrado de las propias fuerzas sobre la posición central del enemigo, situación que -ante el choque frontal de los oponentes- será determinada por el actor que tenga mayor poder de masa. Esta circunstancia provoca un efecto psicológico en el enemigo que lo obliga a demostrar mayor resistencia, debido a que sabe que se encuentra ante una amenaza.

Por el contrario, la Estrategia de Aproximación Indirecta – planteada teóricamente por Sir Basil Liddell Hart en su obra ‘The Strategy of Indirect Approach’- tendrá como objetivo obtener la victoria sin padecer una importante pelea. Esto se logra dispersando (dispersión) nuestras fuerzas, y atacando en el lugar menos esperado por el enemigo (paradoja) pero en el que el oponente es débil, hecho que provoca la dispersión de sus fuerzas y le acorta su libertad de acción.

Podemos ver que el fin de la Estrategia de Aproximación Indirecta no es la batalla, sino una ventaja estratégica que permita vencer al oponente o dejarlo en una situación desfavorable.

La relación entre Guerra Asimétrica y los postulados de Basil Liddllel Hart sobre la Estrategia de Aproximación Indirecta fueron planteadas por el General francés Beaufre, con las siguientes palabras:

"Liddell Hart ha desarrollado brillantemente una teoría de la ‘aproximación indirecta’ que considera como la mejor estrategia. Esta, en el ámbito operativo militar, consiste en no ‘coger el toro por los cuernos’, o sea en no enfrentarse con el enemigo en una prueba de fuerza directa, sin antes de abordarlo no haberlo desasosegado, sorprendido y desequilibrado mediante una aproximación imprevista, efectuada en direcciones desviadas"..." En realidad, esta maniobra de aproximación indirecta es un medio que se impone a aquel de los dos adversarios que no tenga la seguridad de ser bastante fuerte como para derrotar al enemigo en una batalla librada en el terreno escogido por el adversario" ..."En lugar de un enfrentamiento directo, se apela a un juego mas sutil destinado a compensar la inferioridad en que se halla uno de los adversarios".

En palabras del Almte. Fernando Milia:

"La acción terrorista procura influir sobre la emoción de los terceros. Pero la acción se busca indirectamente, mediante un efecto de rebote, puesto que las acciones se dirigen contra quien detenta el poder. Se procura, de ese modo, demostrar que la elite que ocupa el poder es inhábil o incapaz de evitar la acción de la elite contestataria. A priori, puede parecer que este objetivo es muy modesto. Pero no lo es, puesto que cuando los terceros (en general, una población) lleguen a dudar de la capacidad o habilidad de las autoridades para ofrecer seguridad, se ha conseguido socavar las bases mismas de la autoridad".

El 6 de junio de 1941, de los diferentes grupos y clases sociales, se formó un frente unido nacional, el „Viet Nam Doc Lap Dong Minh Hoi" (forma abreviada = Viet Minh). En los años siguientes, el DDCSD, que constituía el centro de este frente, se unió a muchas organizaciones de campesinos, obreros, hombres de negocio, jóvenes, católicos y budistas.
El Viet Minh declaró que la lucha por la independencia nacional era, al mismo tiempo, la lucha por la emancipación social, por el socialismo.
Su programa era, sin embargo, esencialmente democrático-burgués y exigía: introducción del sufragio universal, igualdad del hombre y la mujer, defensa de las minorías étnicas, educación obligatoria, día laboral de 8 horas, industrialización del país, etc. en otras palabras, exigencias transitorias que intentaban movilizar una gran cantidad de grupos de oposición.
Después de 1942, el Kuomintang trató de utilizar al Viet Minh en favor de sus propios intereses políticos. En octubre de 1942, organizó la „Liga de Partidos Revolucionarios Vietnamitas" (Viet Nam Cach Minh Dong Minh Hoi - VNCMDMH), y su programa estaba encaminado a la total liberación de Vietnam y cierre de la cooperación con China. No obstante, un miembro nominal, el Viet Minh, única organización con una firme base de masa, prácticamente controló al VNCMDMH. Ya en enero de 1942, el Kuomintang había arrestado a Ho Chi Minh, pero desde la cárcel, dirigió al VMCMDMH. En el norte, Giap controlaba las actividades revolucionarias, y Van Dong lo hacia en el Sur.
En 1943, Ho Chi Minh decidió cooperar tácticamente con el Kuomintang. En febrero, después de prometer que establecería un sistema de espionaje en Indochina, en cooperación con EE.UU., fue puesto en libertad. Por esta época, cambió su nombre por el de Ho Chi Minh, y fue posteriormente electo presidente del VNCMDMH.
Pero Ho Chi Minh estaba especialmente empeñado en desarrollar y extender su Viet Minh, preparándolo para ganar fuerza militar y popular. Comenzó a luchar en muchos frentes: organizando la guerrilla contra Japón, luchando contra el colonialismo francés, respaldando al Kuomintang (y con él a EE.UU.), solidarizándose con el „Comité de Liberación Argelina" del general De Gaulle, tratando de dividir las fuerzas coloniales francesas y respaldando las fuerzas anti-fascistas que luchaban contra la ocupación japonesa. Todo ésta hizo en la Viet Minh se constituye en un factor político independiente en la situación conflictiva internacional de los años 40.
Ho Chi Minh prestó mucha atención al grado de „madurez" de los factores internacionales objetivos y subjetivos, necesarios para una revolución social nacional.
Mientras tanto, de 1943 a 1946 Vietnam sufría una severa crisis de hambre (una cifra estimada en 2.000.000 de gentes murieron en este periodo). La solución ofrecida por Ho Chi Minh fue la intensificación de la lucha emancipatoria. El Kuomintang trató de detenerlo y propuso la creación de un „gobierno en el exilio" (marzo de 1944), pero esto no fortaleció al movimiento burgués y nuevamente el Viet Minh se manifestó como la fuerza más activa, estableciendo contactos con la „Oficina de Servicios Estratégicos" de EE.UU. (OSS - precursora de la CIA) y recibiendo la ayuda militar necesaria.
Finalmente, el 22 de diciembre de 1944, Ho Chi Minh estuvo en condiciones de fundar el „Ejército de Liberación Vietnamita", conducido por Giap. De marzo a junio de 1945 las fuerzas del Viet Minh habían liberado 6 provincias, y para el 13 de agosto del mismo año, respaldado por rebeliones populares, había tomado el poder. Tres días más tarde, un congreso popular organizó el „Comité Nacional para la Liberación de Vietnam", bajo el liderazgo de Ho Chi Minh.
El 2 de septiembre de 1945, el nuevo gobierno de la República Democrática de Vietnam ocupó el poder en Hanoi. En 1946 se realizaron elecciones generales. Ho Chi Minh garantizó para los nacionalistas burgueses 70 de los 400 puestos parlamentarios lo que no habrían ganado por controversia.
Los espectadores Americanos confirmaron que los candidatos del Viet Minh ganaron el 90% de los votos. Así finalizó la primera etapa de la lucha vietnamita por la independencia nacional.
Entre 1945 y 46, Vietnam y Francia sostuvieron conversaciones sobre la doc lap (independencia), pero Francia no estaba interesada en soltar sus colonias indochinas tan fácilmente. Ho Chi Minh aún proponía que Vietnam se incorporara a la Unión Francesa.
El 23 de noviembre de 1946, cuando la flota francesa bombardeó Haiphong matando a 6.000 personas, comenzó la Segunda Guerra Indochina (1946-1954). Estados Unidos retiró su respaldo al Viet Minh y brindó ayuda a la invasión colonial francesa. Al principio, el Viet Minh estuvo en franca desventaja en su lucha contra las organizadas y militarmente bien equipadas expediciones francesas. En vista de esto, Ho Chi Minh decidió adaptar las teorías de Mao sobre combates revolucionarios populares a las condiciones vietnamitas, complementándolas con sus propias experiencias guerrilleras de la Primera Guerra Indochina. El estratega militar fue el General Vo Nguyen Giap, quien se dio cuenta que en Vietnam no eran necesarias las tácticas de „frente unido" y que la cooperación con el ejército regular era imposible por el simple hecho de que tenía que organizar su propio ejército. Japón, el mayor enemigo Chino iba a ser reemplazado por Francia en el caso de Vietnam. Las fuerzas francesas sólo controlaban la mitad del territorio y el resto estaba ocupado por las fuerzas del Viet Minh, las cuales tenían, prácticamente, completo respaldo de la población rural.
* Durante la guerra China, Mao había aplicado los principios de Lenin y Trotsky acerca de la guerra de guerrillas; ahora, éstos llegaron a Vietnam e inmediatamente rindieron sus frutos emancipatorios.
En 1949, las tropas francesas comenzaron a perder la iniciativa militar. EE.UU. aumentó su ayuda militar al gobierno colonial. Ho Chi Minh reconoció como altamente favorable la República Popular China. Y en enero de 1950 China reconoció al gobierno de Ho Chi Minh, que ahora acusaba abiertamente al gobierno de los Estados Unidos de intervención militar.
EE.UU. sufragaba los costos militares de la guerra colonial cada vez con más interés.
En enero de 1951 se reorganizó el Partido Comunista de Vietnam (Viet Dong Lao Dong), ayudado por el Partido Comunista Francés. En enero de este año, el General Francés De Lattre ocupó Hao Binh, en el delta del Río Rojo. Giap dirigió una batalla victoriosa en su contra y los franceses perdieron totalmente el control sobre Vietnam, al norte del Río Rojo. En represalia, en la batalla de Vinh Yen, De Lattre utilizó bombas de NAPALM (sustancia usada en bombas incendiarias y lanzallamas), matando más de 6.000 soldados del Viet Minh. Desde entonces, Giap evitó batallas abiertas o luchas regulares en las que pudieran intervenir los aviones franceses. El Viet Minh „liberó" regiones tan alejadas al sur como Dien Bien Phu. Mientras tanto, la contribución Norteamericana a los costos de la guerra seguía en aumento: del 15% en 1952, alcanzado el 80% en 1954.
En 1953 ocurrieron varios hechos internacionales que tuvieron repercusión en la guerra de Vietnam: en la Unión Soviética muere Stalin; se llega a un acuerdo de paz en Corea; Francia recibe nuevo gobierno (con Laniel) que comienza a trabajar en el „Plan Navarra" para „decolonizar" Indochina.
Ahora, la mitad de las tropas francesas se concentran en el norte de Vietnam; comienza la batalla de Dien Bien Phu. Estados Unidos y Francia consideran seriamente el uso de bombas atómicas, pero son detenidos en su intento por el Primer Británico Eden.
Mientras se desataba la batalla, que duró 55 días (marzo-mayo 1954), se convocó a una conferencia en Ginebra y cuando se reunían el 7 de mayo, Dien Bien Phu caía en manos del Viet Minh. En Ginebra, el Viet Minh propuso la partición de Vietnam y en consecuencia, la paz. El Viet Minh tenía bajo su control las 2/3 partes del territorio; estaba de acuerdo en abandonar parte del mismo y en crear una zona „demilitarizada" entre los dos países. También acordó llamar a elecciones generales a más tardar a fines de 1956. Las mismas fueron permanentemente pospuestas debido al temor de Estados Unidos de que Ho Chi Minh ganara más del 80% de los votos.
En 1955, Ho Chi Minh llegó a ser el presidente de Vietnam del Norte.
Entre 1957 y 1962 existieron relaciones con la Unión Soviética. En 1959-60, Ho Chi Minh trató de reconciliar el conflicto Chino-Soviético. En 1964 Estados Unidos y la marina Vietnamita chocan en la Bahía de Tonking; en febrero de 1965, la fuerza Norteamericana comienza el bombardeo de Vietnam del Norte. Se inicia así la Tercera Guerra Indochina.
Entretanto, en Vietnam del Sur, el régimen de Ngo Dinh Diem respaldado por EE.UU., gobernaba a los sur vietnamitas con mano de hierro. La situación se había deteriorado a tal extremo que la guerra de guerrillas volvía a estar en el orden del día. En diciembre de 1960, en un lugar secreto del Delta del Mekong, se fundó el „Frente de Liberación Nacional de Vietnam del Sur" (FLN) y sus guerrillas fueron denominadas por los „yanquis" - „Vietcong".
Como hemos expresado anteriormente, la guerra Revolucionaria del Vietnam, a partir de 1960 es bien conocida: por tanto podemos regresar a nuestro tópico central: guerra de guerrillas y Marxismo en Vietnam. Básicamente, el Viet Minh y el „Viet Cong" tenían las mismas tácticas y estrategias; las figuras centrales del drama revolucionario tampoco habían cambiado.
Guerra de guerrillas en Vietnam: La Práxis-Teoría de "Dien Bien Phu", 07/05/54
La teoría de la guerra de guerrillas, tal como se aplicó en Vietnam, puede, en el mejor de los casos, encontrarse expresada en los siguientes documentos:
1) Ho Chi Minh, „Instrucciones para establecer la Unidad de Propaganda Vietnamita para la Liberación Nacional ( Ho Chi Minh: Selected Works. F.L.H.P., Hanoi, 1961. Vol. II, p. 155-156. ). Esta unidad fue establecida el 27 de diciembre de 1944. Comprendía 24 hombres y algunos oficiales, con pocas armas y comandada por Giap. Fue el punto de partida del Ejército Popular Vietnamita.
2) Vo Nguyen Giap, Guerra popular, Ejército popular (Vo Nguyen Giap: People’s War, People’s Army, F.L.H.P. Nanoi, p. 76-78-88-112.). Especialmente el capitulo „La insurrección general de agosto de 1945" es de relevancia; también: „La guerra de resistencia contra el Imperialismo Francés".
3) Le Duan, Adelante, bajo la gloriosa insignia de la Revolución de octubre (Le Duan: Forward Under The Glorious Banner of the October Revolution, F.L.H.P., Hanoi, 1967.). En 1960, Le Duan fue Secretario General del Partido Comunista de Ho Chi Minh, más tarde del „La Dong" (Partido de Trabajadores de Vietnam). Le Duan describe las fuerzas políticas y militares en la guerra revolucionaria.
En el primer documento Ho Chi Minh enfatizó que en „la guerra de guerrillas de Vietnam debía otorgársele mayor importancia al aspecto político que al aspecto militar. En la resistencia nacional, el pueblo entero debe ser movilizado y armado; en lo que respecta en ser secreta, rápida, activa, ahora en el este e inmediatamente en el oeste, llegando inesperadamente saliendo inadvertidamente". Giap, previniendo contra el Bakuninismo enfatizó los principios de insurrección de Lenin: „Lenin destacó que la rebelión debe depositar su confianza en el momento crítico del movimiento revolucionario de las masas y no en la conspiración" .
También explicó la transformación de la „guerra de guerrillas" en „guerra móvil". Escribió: „En 1947, con el plan de las compañías independientes operando por separado y en batallones concentrados, comenzamos a movernos hacia una lucha más centralizada, para llegar luego a la contienda móvil. En 1948 realizamos grandes emboscadas y ataques sorpresivos con uno o varios batallones. En 1949, emprendimos pequeñas campañas, tanto en el norte como en otros frentes de batalla. Desde 1950, iniciamos campañas en mayor escala, poniendo en práctica la guerra móvil para jugar el mejor papel en los campos de batalla del norte, mientras la guerra de campo atrincherado iba en ascenso. Esto se puso claramente de manifiesto en la gran campaña de Dien Bien Phu".
Así describe Giap la „ley general" da la evolución de la guerrilla hacia la guerra móvil. La estrategia de la „guerra a largo plazo" fue otra experiencia exitosa de la contienda de liberación nacional vietnamita.
Le Duan explica como la estrecha combinación de la lucha política y militar constituyó la forma básica de la ‘‘violencia revolucionaria" en Vietnam. Esta „violencia revolucionaria" de las masas emprendió insurrecciones locales en áreas urbanas. Una forma especial de esto es la creación de „centros populares de auto-defensa" una de las más originales contribuciones de los vietnamitas a la guerra de guerrillas.
Otras contribuciones son muy difíciles de identificar y establecer ya que los vietnamitas estuvieron tan ocupados luchando en esta guerra genocida, que no tuvieron tiempo de escribir sobre sus tácticas y estrategias. En aquél entonces , la agresión China pareció querer introducir la Cuarta Guerra Indochina.
A pesar de la crítica de Régis Debray a los sistemas de auto-defensa en Latinoamérica, en Vietnam, la auto-defensa de las aldeas y aún de las ciudades, probó ser un arma revolucionaria de mucho éxito la cual contribuyó a la victoria total. Se desarrolló en condiciones vietnamitas específicas y las unidades de auto-defensa, especialmente después de 1960, constituyeron la base de la pirámide sobre la cual operaba la total estructura de las fuerzas armadas de la NLF contra las fuerzas de EE.UU., que respaldaban al régimen de Saigón. Ellas fueron la expresión concreta de la „guerra popular". Tales unidades fueron capaces de contener los ataques franceses, sur vietnamitas y norteamericanos; más aún, de debilitarlos para esperar la llegada de las tropas regionales del Viet Minh o NLF. Estuvieron en coordinación con las fuerzas regulares del Ejército de Liberación que operaba desde centros de base.
Esta valiosa contribución a la guerra de guerrillas puso de relieve el principio marxista de la unidad dialéctica de la Práxis-Teoría revolucionaria. Capacitó a una pequeña y relativamente débil nación para salir victoriosa, después de luchar por décadas contra las poderosas fuerzas del colonialismo francés y el militarismo norteamericano.
Más tarde, en continua revolución permanente, la revolución vietnamita tenía que enfrentarse por poco tiempo a la agresión china usando los mismos métodos antiguos de la guerra de guerrillas, tal como los desarrollaron Ho Chi Minh y Giap.
Hoy día, parece que el "Imperio" ha acabado con el espiritu revolucionario vietnamita, pero, como afirmó Giap, todavía muy vivo, en su "Guerra Popular, Ejército Popular", la esencia de la guerra popular vietnamita fue: „una sola y única gigantesca batalla, la de Dien Bien Phu".
La punta de este iceberg transhistórico se muestra actualmente en Caracas, Venezuela. Esta vez será una sola y única gigantesca batalla, la del 11 al 13 de Abril de 2002 ".

Fuerte Guaicaipuro. Venezuela. "Pegué cinco tiros, tengo cinco enemigos menos", dijo Carmen Tovar, luego de su práctica de tiro en el curso de Guardia Territorial, GT, quinto nuevo componente de la Fuerza Armada nacional, FAN, creada con civiles por el presidente venezolano Hugo Chávez.
"Estoy feliz porque todavía a esta edad puedo defender a mi patria", agregó Carmen, de 56 años, enfermera del llamado plan sanitario Barrio Adentro.
"El FAL (Fusil Automático Liviano) siempre va apuntado a la silueta, el armamento tiene que estar asegurado, no colocar el dedo en el disparador sino cuando vayan a disparar", dice el instructor al pelotón de Carmen, conformado entre 20 y 30 nuevos guardias civiles de ambos sexos y edades.
Un total de 600 nuevos aspirantes (350 reservistas y 250 Guardias Territoriales), hombres y mujeres, asistieron a este entrenamiento, el cuarto de 20 jornadas.
Las cifras
Los participantes, reciben almuerzo y 7,45 dólares. La GT fue creada por la nueva ley del Ejército, en septiembre del 2005.
"La reserva decide la victoria en el combate, buenos días mi comandante", dice el mayor José Graterol, al reportar que faltaron 250 inscritos, al comandante del 205 Batallón de Reserva de Combate Charallave, teniente coronel Rafael Faría.
La integración es voluntaria, por eso no habrá sanciones para el que no asista.
Pero el jefe de pelotón los visitará. Indagará las razones de su ausencia y los estimulará a asistir al siguiente entrenamiento, explicó Faría.
Hay alrededor de 180.000 efectivos activos en la Fuerza Armada Nacional, FAN, pero el presidente Chávez afirma que requiere de un millón de hombres armados.
Venezuela aspira a reentrenar a 2,4 millones de reservistas y formar 2 millones de los conocidos como GT.
Según Faría, en su batallón hay más de 7.000 y en total ya se superaron los 2 millones de reservistas.
El Fuerte Guaicaipuro está en los Valles del Tuy, 40 kms al suroeste de Caracas, cerca de poblados pobres que suman 700.000 habitantes.
‘Alto espíritu de patriotismo’
El mayor Graterol dice que no afronta mayores problemas en el entrenamiento de civiles.
"Tienen un alto espíritu de patriotismo. Creen en esta revolución. Se sienten guardianes de Venezuela contra cualquier agresión", enfatizó.
"¡Por Venezuela!", "¡por Chávez!" Gritan dos mujeres tras superar las alambradas, una de las pruebas más temidas por las "guerreras".
Ellas aprovechan las charlas de instrucción para colocarse bronceador.
"Quisiera que mis hijos me vieran. Esto es como estar en una guerrilla. Me gusta este trabajo", señala Lucy Álvarez a sus camaradas, todas con rostros ennegrecidos con carbón, durante la práctica.
No todo es por la patria
No sólo la defensa de la patria es el motivo que lleva a estas mujeres a incorporarse. En muchos casos es una respuesta a la soledad, o por distracción o para demostrarles a sus familiares de qué son capaces.
"Tengo 30 años viviendo sola y aquí me distraigo", dijo Marta Moreno, de 67 años.
Elútiz Beltrán (70), se rinde ante el sol inclemente y sentada en el suelo anota en una pequeña libreta apoyada en un libro del Nuevo Testamento, las reglas para disparar.
Aunque sus fuerzas no le dan para hacerlo, dice: "Si me lo conceden lo haré".
"Estaba deambulando por la calle, ahora vengo aquí y vivo en la policía municipal", apuntó Ramón Delgado, reservista de 61 años.
¿Qué practican?
Los Guardas Territoriales, GT, practican:
* Técnicas de infiltración.* Se arrastran bajo alambradas.
* Se introducen en fosas en medio de disparos de fogueo.
* Aprenden esgrima y posturas de combate cuerpo a cuerpo, con bayoneta.
* Construyen trincheras.
* Se adiestran en ataques a blancos fijos y móviles.
* Aprenden a cortar la luz y el agua.
* Bloquean las entradas de la ciudad, las carreteras.
* Sacan las alcantarillas.
* Hacen bombas Molotov".
* También reciben entrenamiento de orden público, para que sirvan como complemento de la Guardia Nacional en caso de disturbios callejeros.
Datos importantes
¿De qué se trata? La Reserva Militar y la Guardia Territorial fueron lanzadas por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en abril del 2005.
¿Cómo se hizo? La Asamblea Nacional reformó en el 2005 la ley orgánica de la FAN para reorganizar en el ámbito municipal la Reserva y crear la Guardia Territorial.
¿Cuál es el objetivo? Por si a Estados Unidos se le ocurre invadir Venezuela para apoderarse de su petróleo.
¿Cuándo comenzaron el entrenamiento? El 4 de marzo, durante 20 sábados consecutivos.
¿Cuánta fuerza tendrá? El año pasado se formaron 20 batallones de reserva, integrados por voluntarios que ya pertenecieron a la Fuerza Armada Nacional, FAN, o hicieron su servicio militar, y en abril serán creados otros 22.
¿Cuál será el papel de la Guardia Territorial? La Guardia Territorial se utilizará en caso de una invasión extranjera. Va a actuar en todo los municipios, en una guerra de resistencia, junto a la reserva.
¿Reciben instrucción ideológica, sobre el socialismo del siglo XXI que impulsa el presidente Chávez? "Por el momento no", responde un alto oficial del Ejército venezolano.
¿Qué clase de armamento utilizarán? La reserva será armada con los fusiles FAL de la FAN, cuando ésta reciba los 100.000 Kalashnikov comprados a Rusia.
¿A dónde irá el armamento en desuso? El armamento que está en buen estado pasará a disposición de los batallones de reserva.
Fuente: Teniente coronel Rafael Ángel Faría Villalobos, comandante del batallón de reserva "batalla de Charallave".
"Bautismo de fuego"
Teresa Téllez, que el sábado pasado participó junto a algunos centenares de guardias territoriales en un entrenamiento de "orden cerrado y desfile" en las calles de Cúa, 35 kms al suroeste de Caracas, tendrá su bautismo de fuego el sábado próximo, en el cercano fuerte Guaicaipuro, en su primera instrucción de tiro e infiltración.
Casada con un taxista, con un hijo de 31 años y dos nietos, Teresa dijo que se inscribió en la Guardia Territorial hace un año "por amor a mi patria, para defender nuestra idiosincrasia, nuestro folclore, lo nuestro, y no caer en manos del imperialismo".
A pesar de haber superado el límite de edad para recibir entrenamiento militar 50 años, Teresa podrá hacerlo porque es maratonista desde hace 20.
"He corrido en Colombia, Trinidad y en la maratón de Nueva York", dijo, con sus ojitos brillando debajo de su pesado casco de guerra.
Explicó que no trabaja, que estudia derecho gracias a una de las misiones impulsadas por Chávez, pero que todavía no recibió una beca del gobierno.
"Chávez me despertó del letargo", dijo Teresa. "Fue el único político que se acercó a su pueblo, que utiliza el mismo vocabulario del pueblo, que se ha preocupado por la educación", subrayó.
El sábado pasado en Cúa, marchando al rayo del sol, aprendían "disciplina, obediencia y subordinación" hombres y mujeres, estudiantes del Instituto Universitario de la FAN, un pelotón de niños hijos de guardias territoriales, y un grupo de ancianas, las dos mayores de 79 años. La mayoría provenía de los estratos más pobres de la población.
"Simón Bolívar", gritaba el mayor instructor, "padre de seis naciones", respondían al unísono los reclutas.
"También tenemos una oficina de atención social al ciudadano, donde le canalizamos al reservista y al guardia las necesidades sociales, en relación a la vivienda, a la salud; por ejemplo, si un enfermo precisa viajar a Cuba para recibir atención", precisó el teniente coronel Rafael Ángel Faría Villalobos, comandante del batallón de reserva "batalla de Charallave", el cual nuclea a 9 municipios y está acantonado en el fuerte Guaicaipuro.
"La parte social ha traído muchos afectos a los batallones de reserva", subrayó el oficial.

La guerra asimétrica

Un análisis crítico de un nuevo tipo de guerra

por Ricardo Seratti

"Conocer, afirmar la realidad, constituye una necesidad para el fuerte; del mismo modo que el débil necesita, a impulsos de su debilidad, esa cobardía y esa huída de la realidad que es el "ideal". Al débil no le está permitido conocer: los decadentes precisan la mentira; ésta es una de sus condiciones previas para conservarse". Friedrich Nietzsche
Se observan cada vez más países latinoamericanos con las características de estados en desintegración social. Por desintegración social se entiende la destrucción de las disposiciones y controles sociales, el debilitamiento simétrico de las creencias y valores establecidos. Este fenómeno trae aparejado una desmoralización creciente en la población, tornándose errática y apática. El deterioro de los controles sociales, en especial los concernientes a la familia, religión, educación y artes, acarrea la aparición de innumerables fenómenos psicosociales. Todo lo que contribuya a la desorganización social, está demostrado históricamente, alienta a la aparición de alternativas sociales.
Se llega a esta situación por la falla de todos los actores de la sociedad de un país. Nada es casualidad, estos fenómenos han sido programados a finales de los años setenta por los grupos de poder internacionales. Han previsto sus consecuencias para su posterior aplicación en el plan denominado "Programa de los Ochenta", donde la implementación de determinadas medidas conduciría a una "Desintegración Controlada". Si no fuera porque la situación se encuentra dirigida, generalmente en su primera fase sería aprovechada en secreto por organizaciones revolucionarias.
Estas organizaciones, que siempre llevaron a cabo guerras irregulares, se podría decir que seguían un orden en sus acciones. Sus modalidades de combate en todas sus variantes ideológicas y en variados terrenos ya han sido estudiadas por los especialistas.

En cuanto a lo político el lema principal se podría resumir en " Liberación o Dependencia". A mediados de los años noventa, los planificadores del Pentágono comienzan hablar en forma pública de la "guerra asimétrica". Se cree que es a raíz de los resultados de las intervenciones militares norteamericanas de esos tiempos donde quedó en evidencia una abrumadora superioridad militar. El dominio de la tecnología, sumado al poder económico y financiero de las grandes empresas transnacionales interesadas directas en las guerras, hicieron llegar a la conclusión de que los pueblos afectados por semejante poder estatal y privado iban a tener efectos de asimetría insoportables. Ante esa situación comenzaron a prever formas de defensa porque, entre otras, el arma de los débiles iba a estar presente: el terrorismo.
La guerra asimétrica se define como un conflicto violento donde existe una gran desproporción entre las fuerzas tanto militares como políticas de los bandos implicados. Por lo tanto, obliga a las partes a utilizar una diversidad de medios fuera de la tradición militar común. No existe un frente predeterminado, hay combinaciones de acciones políticas y militares con participación de la población civil; implica resistencia, guerra de guerrillas, sabotajes, golpes de mano, terrorismo, desobediencia civil, entre tantas otras formas de lucha. Tiene una de las formas de la guerra moderna, cuyas únicas limitaciones serán las impuestas por el propio interés. Lo dicho por Gandhi deberá ser tenido en cuenta para quienes deban resistir en este tipo de guerra: "La fuerza no proviene de la capacidad física sino de la voluntad indomable".
La guerra asimétrica bajo ese concepto es tan vieja como el mundo. Posiblemente se recuerde a Mao Tse Tung como uno de los ejemplos en como condujo una guerra asimétrica. En base a la superioridad del enemigo y su velocidad éste desarrolló una estrategia sin tiempo en una larga Guerra de Resistencia. Convirtió una desventaja en ventaja.

En la actualidad, hay una serie de componentes que quizás no todos comprendan y que la hacen una nueva guerra. En las escuelas militares de los países centrales le dedican un espacio importante, posiblemente se deba además a que esas naciones también tienen empresas donde existe un interés directo en este nuevo tipo de guerra. Algunos analistas europeos afirman que en esta guerra de confusión se ha producido un cambio en lo que respecta al tiempo y el espacio. A diferencia de guerras anteriores, ahora ya no se sabe bien cuándo empiezan ni cuándo terminan. En cuanto al espacio, afirman que ya no es una violencia estatal externa distinta de la acción policíaca interna y a diferencia de otras épocas, no se logra imponer un orden y la partida de las tropas se encubre con una serie de mentiras para el propio pueblo de las fuerzas invasoras y de sus aliados. Lo que queda en evidencia cada vez que se produce una intervención militar colonial es el debilitamiento fatal del Estado que fue socorrido y el desorden.
Anteriormente, frente al invasor se preparaba una defensa en profundidad, buscando un "empantanamiento" a medida que avanzaban dado que el objetivo final de la estrategia terrestre era la posesión del terreno. En las últimas guerras quedó demostrado que ya no interesa consolidar la ocupación del terreno. De esta manera no deben asumir las responsabilidades ante las sociedades sometidas. El beneficio parecería ser sumir a los gobiernos y pueblos en el caos, siendo los invasores una especie de administradores del caos, mediante normas financieras y expediciones militares similares a las coloniales.

El beneficio es llevado por las grandes empresas y bancos. Las guerras serán en las ciudades, y ya no solamente contra soldados sino contra guerreros, lo cual es una nueva denominación del civil combatiente discriminados en función a la clase social de donde provienen. Posiblemente la diferencia entre el soldado y el guerrero la haya marcado José Ortega y Gasset cuando dijo: " El militar significa una degeneración del guerrero corrompido por el industrial". Debemos tener en cuenta que en estas guerras la participación civil será importante porque además del saqueo de las riquezas y recursos naturales se busca la eliminación de grandes masas humanas para consolidar la dominación. En Irak es muy alto el porcentaje de muertos civiles no combatientes. Las naciones que ofician de invasores tienen en sus ejércitos gente de color, latinos y de diversas nacionalidades; ya hace tiempo que los ejércitos no son atractivos para las elites.

En 1840 Alexis de Tocqueville decía que "Cuando el espíritu militar abandona a un pueblo, la carrera militar deja inmediatamente de ser apreciada, y los militares caen al rango más bajo de los funcionarios públicos". La versión moderna es que son sociedades posheróicas.
Años atrás, un congresista norteamericano habló de "la privatización de la guerra". De hecho ya se observa la actuación en Medio Oriente y Afganistán y el reclutamiento de hombres para ser enviados a esos lugares a través de empresas de seguridad internacionales. Los combatientes invasores no se llevarán más que muerte, mutilación y dolor, pero jamás honor. Y se habla de honor porque lo militar guarda relación directa con éste, o por lo menos en teoría.

La consigna neoliberal es que los más débiles deben morir voluntariamente y para aquellos que resistan les espera la muerte violenta por medio del poder militar. Desde hace décadas que se viene actuando y ha sido logrado: estados débiles y empresas privadas fuertes. A la Guerra Preventiva imperial seguramente se le opondrá, en algunas naciones, una Defensa Preventiva. De hecho ya muchos países comienzan a tomarse en serio esta ofensiva de la potencia hegemónica y sus principales aliados: Londres y Tel Aviv.
Se aprecia que el negocio imperial es el desorden y la confusión. Por otra parte, es lógico que así sea. Al capital financiero no le interesa el orden social de las naciones. Las aproximadamente trescientas empresas transnacionales que manejan el mundo ya hace tiempo que han accedido al manejo de la política y las relaciones internacionales. Varios empleados de grandes corporaciones se encuentran ubicados en los sillones del poder político en la capital imperial. Para las empresas, el terreno es una cuestión de mercado y éste de relación de poder.
Como señala el profesor de historia Gabriel Kolko: " Para el capitalismo, la guerra no es más que la continuación del mercado por otros medios". El siglo XX demostró que las guerras siempre fueron una cuestión de los gobiernos, ahora ya es una cuestión comercial de manera visible. Por el otro bando seguramente habrá comenzado la Preparación para la Guerra Actual (PGA), en lo que se podría definir como Guerra Total Actualizada (GTA).

Es una guerra que por las características mencionadas será sin tener en cuenta ninguna objeción ética; el resto será como en todas las tradicionales, siendo sus primeras víctimas la verdad y la justicia. En las democracias liberales siempre se habla de libertad, justicia, derechos humanos, orden internacional; todos términos que en los hechos no se ven reflejados para con las naciones menos poderosas. Ya estaba señalado por Tucídides en la historia de la Guerra del Peloponeso cuando mencionó que: " Nadie que tenga la oportunidad de adquirir algo por la fuerza ha sido disuadido jamás por el argumento de la justicia". Todo Estado que se vea involucrado en una Guerra Asimétrica, y si los gobiernos no son de ideología nacional, tendrán el riesgo de revoluciones. En cuanto al plano estrictamente militar, los pueblos seguramente aplicarán al enemigo lo dicho por el General José de San Martín: "No hay respeto humano que deba guardarse cuando se trata de la seguridad y libertad americana". Es una forma de guerra donde quizás la frase de Almafuerte sirva como guía: "En la facilidad de las transformaciones está el éxito".
La diferencia más notable con las guerras de la Independencia no va a ser el avance tecnológico logrado en dos siglos, sino la escasez de hombres patriotas en puestos de conducción. Parecería que éstos no son tiempos de héroes ni de estadistas, quizás no se comprenda que al poder del dinero lo vence solamente el poder de las armas y a éste la toma de conciencia de los pueblos. Como en todas las guerras, para vencer se necesita un pueblo y sus dirigentes con voluntad estratégica, que generalmente surge como consecuencia de un proyecto ideal de país con identidad y orgullo nacional.

En los casos en que no se encuentre una dirigencia nacional, quienes resistan y participen de esta guerra asimétrica tendrán que ocuparse de dos frentes: el externo con las tropas militares invasoras, y el interno con las autoridades claudicantes ante el poder del dinero y su red de colaboracionistas en distintos campos estratégicos. Como en toda guerra, hasta el enemigo más poderoso tiene vulnerabilidades. Con este enemigo seguramente se aprovechará la vulnerabilidad en el nivel de desarrollo socio-económico.
El factor más importante en un conflicto armado es siempre el hombre, pues es en su espíritu donde se libra la primer batalla. Ya Napoleón advertía que "Hay solamente dos poderes en el mundo, la espada y el espíritu. A la larga la espada será siempre vencida por el espíritu". Tanto las fuerzas armadas como los grupos irregulares de combatientes hacen hincapié en el contenido espiritual a través de sus doctrinas para que se pueda imprimir en los cuadros y tropas. También comprende las cualidades potenciales e innatas del pueblo. Al respecto Sun Tzu decía que "La Doctrina hace nacer la unidad de pensamiento, nos inspira una misma manera de vivir y de morir y nos hace intrépidos e inconmovibles en las desdichas y en la muerte".
Con la claridad intelectual que lo distingue, el Dr. Henry Kissinger ha definido hace muchos años el accionar de su país. "La influencia política de las naciones es siempre correlativa a su poder militar y la impotencia trae en su estela la abdicación de la política". De manera muy completa e inteligente y a través de operadores nativos, han ido debilitando todos los campos de la vida de las naciones subdesarrolladas. La conducción política de las distintas naciones de este subcontinente ha demostrado su incapacidad o falta de voluntad para producir proyectos alternativos. El anular la Defensa Nacional de un país es comenzar a transitar el camino del suicidio para los pueblos. La responsabilidad de los votantes puede ser cubierta bajo los efectos de la propaganda y la acción psicológica de los medios masivos de comunicación y obviamente la falta de educación y patriotismo. En fin, la penetración cultural propia de los países con educación colonial. Si se comprende el Poder claramente se entiende y hasta se justifica la presión externa, lo triste y grave es el tener elementos locales que oficien de entregadores y propagadores de la dependencia En la toma de decisiones de carácter mundial no hay ningún país de América Latina aunque son integrantes o miembros de los grupos de poder internacionales como ser la ONU, FMI, BM, BID, OEA, firmamos pactos y tratados que en la letra chica nos exigen la sumisión económica y financiera, también la destrucción de nuestras políticas soberanas.
Ernesto "Che" Guevara, que entre otras cosas se caracterizó por enfrentar a los estadounidenses, había lanzado una especie de consigna que era crear "Uno, dos, tres...muchos Vietnam". Eso nunca lo pudieron lograr, además no fue ni es tan sencillo encontrar pueblos resistentes, heroicos y con dirigentes estratégicos de la talla que tuvo Vietnam. La historia demostró que Afganistán es un pueblo que hace frente a los invasores. Ninguno salió ileso de sus tierras.

En la actualidad se encuentra ocupado y parte de su dirigencia colabora con las tropas invasoras. Todavía la guerra continúa y ya se verá si les espera el mismo final histórico o se romperá esa tradición nacional. Parecería que hay cierta urgencia por parte de la potencia hegemónica dado que va abriendo varios frentes de guerra. Por un lado se podría decir que está aprovechando la ventaja militar que dispone o quizás sea más una señal de debilidad que de fortaleza en otros planos.
¿Cómo se organiza una Resistencia eficaz ante el enemigo invasor si se está en plena desintegración social controlada? Como primer medida, rompiendo lo controlado. Este tipo de guerra excede la capacidad de lo militar e incluye una variedad de factores que van desde lo psicológico, comercial, financiero, económico, información, tecnológico, cultural, derecho internacional y ecológico. El siglo XX se ha caracterizado por la cantidad de guerras que hubo, muchas de ellas no han estado conducidas a la altura de las circunstancias y supuestamente estaban todos con títulos y honores para eso. Hay posibilidades de éxito en la guerra asimétrica para los países que deban soportarla, pero la conducción estratégica deberá ser formada por hombres con determinadas particularidades. Posiblemente el enemigo la haya pensado con este tipo de conductores actuales. Muchos de los actores no se encuentran en la superficie, dificultando el análisis de la personalidad de los dirigentes. El general inglés Lidell Hart aportó una reflexión al respecto: " La verdad profunda de la guerra es que el resultado de las batallas se decide habitualmente en las mentes de los comandantes que se enfrentan, no en el cuerpo de sus hombres". La Resistencia deberá comprender a todos los factores de la Estrategia Nacional.
En América Latina el interrogante que se plantean algunos agudos observadores de la realidad es si nos espera un desmembramiento como en la ex URSS y Yugoslavia en los años noventa. Hasta el momento daría la impresión que la Resistencia no será de los Estados sino quizás por identidad cultural, razas o clases sociales. Hay una religión mayoritaria en la región, la incógnita es qué posición adoptarán sus dirigentes con respecto a la suerte de sus fieles, amén de sus intereses. También los analistas advierten que la política exterior imperial para América Latina fue enunciada en tres documentos estratégicos como el Santa Fe IV, ALCA y Plan Colombia. Esta operación geoestratégica global para la región no es vista con preocupación por parte de varios de los gobiernos latinoamericanos que tienen en muchos de sus gobernantes a gerentes de esta maquinaria guerrera imperial.
Venezuela parecería ser que quisiera ser una excepción. Su presidente ha manifestado claramente quién es el enemigo de su política y, en consecuencia, comenzó la preparación de sus fuerzas armadas y su pueblo en un plan que denominó " Soberanía o Muerte". Inclusive mencionó enfáticamente que se trata de una guerra asimétrica. Es un hombre que viene del campo militar, obviamente político y con una fuerte inspiración en los grandes hombres de la historia, en particular con Simón Bolívar. Su país tiene grandes reservas de petróleo, lo que lo hace susceptible de ser saqueado como Kuwait, Afganistán e Irak entre otros.

Si la preparación para la guerra asimétrica cubre todos los frentes y su pueblo lo acompaña seguramente podrá presentar batalla. Eso no garantiza éxitos, pero tendría un costo para el invasor. La preparación para la guerra asimétrica requiere de sumar conocimientos y voluntades entre civiles y militares, un alto grado de patriotismo, y concientización política. No obstante a las expresiones de deseos de grupos o partidos políticos, en América Latina no se observan líderes o políticas que pudieran poner en riesgo el sistema impuesto, por lo menos en el corto y mediano plazo. Pero en política y cuando los dirigentes se dirigen a las masas es muy fácil que se escapen palabras o bravuconadas, pero deben ser analizadas dentro del contexto romano de "pan y circo"; al haber poco pan para repartir se debe aumentar necesariamente el circo. Lo importante siempre es lo que no trasciende, el sometimiento y la obediencia hacia el poder en los temas estratégicos. En la política latinoamericana nada se pierde, todo se recicla; el objetivo de los dirigentes es permanecer. Como bien decía José Ingenieros: "Se es siervo por necesidad y servil por elección".
En los últimos meses se han producido varios hechos en la Región y casi todos con implicancia en lo militar. Seguramente la doctrina de Guerra Preventiva también puede estar presente en nuestra región. Casi siempre se consideró que las guerras eran generadoras de grandes transformaciones sociales. Algo positivo quedaba aún en medio de la devastación. Las excepciones se pueden encontrar en el continente africano, que siempre está en guerras de baja intensidad, focalizadas, dirigidas por caudillos apadrinados por empresas multinacionales que contribuyen más a la limpieza étnica que a la defensa de los intereses de sus países. Las riquezas naturales las siguen llevando los occidentales y ellos administran la pobreza. Por lo tanto, si no se tiene un proyecto alternativo a este estilo de vida mercantilista que opera en beneficio de minorías dueñas del dinero judeo-cristiano, seguiremos viendo pasar la vida de manera miserable y peor aún que ser cobarde es que no se conformarán con nuestras existencias, sino que deberemos entregar a nuestros hijos a la hoguera de la guerra imperial.
La clase dirigente del Nuevo Orden Mundial hace recordar a la frase del poeta griego Arquías: "Un león cuando ha probado sangre y la carne humana, ya no quiere comer otra cosa. Nuestro gobierno ha probado la sangre y carne del pueblo y eso le ha dado el gusto del poder sin limitaciones".

GBI: Guerra de Guerrillas

En el viaje largo se conoce la fuerza del caballo, y en la larga prueba, el corazón del hombre

por Ricardo Seratti
Los países con Política de Poder consideran que la paz no existe, sino que es la continuidad de la guerra por otros medios. Para los logros de los Objetivos Nacionales, que no son otra cosa que la pretensión de lo que se quiere ser, se establece una Estrategia Nacional que comprende obviamente los aspectos políticos, militares, económicos, psicológicos, etc. Como bien dijeron los ingleses: "No existen las naciones amigas permanentes, sino los intereses permanentes".
Siempre la relación entre los estados ha sido una relación de fuerzas. La guerra que es un instrumento de la política y generadora de las grandes transformaciones sociales, tiene motivaciones religiosas, políticas y /o económicas. Muchas veces se encubrió la verdadera causa, pero siempre se utilizaron algunos de estos tres términos.
La clasificación de la guerra en términos generales se la conoce como: Guerra Clásica, que se combatía únicamente en el teatro de operaciones. Esta modalidad continuó hasta la IGM.
Finalizada la Primera Guerra Mundial, y en base a lo aprendido de ella, el General alemán Ladendorf desarrolla la teoría de la Guerra Total. Esta incluía a las poblaciones como blanco militar, para romper la moral y la cohesión. Esta modalidad se debió al avance tecnológico logrado en esa Gran Guerra, especialmente la aviación.
En la Revolución Rusa de 1917 aparece la propaganda como parte importante de la guerra. En la década del treinta Mao Tse Tung desarrolla la Guerra Revolucionaria , que consistió en una estrategia sin tiempo, la captación de la psiquis de las masas, la politización del combatiente, terrorismo, sabotaje y el perfeccionamiento de la guerra de guerrillas como colateral del ejército regular.
La Segunda Guerra Mundial es comenzada con la metodología de la Guerra Relámpago, que implicaba imprimir velocidad a la maniobra y potencia de fuego a la Guerra Total. Además incluyó la propaganda y politización de sectores de combatientes. En cuanto a la Guerra Nuclear, lo más conocido es la Teoría de la Disuasión Nuclear del General francés Beaufre.
Los escritos de Sun Tzu y Von Clausewitz fueron utilizados como base para otros teóricos-prácticos de la guerra. La evolución de los armamentos y la participación de civiles en las guerras derivó en otras metodologías.
En la lucha por la independencia, los sionistas utilizaron el terrorismo como arma contra los ingleses , además de la guerrilla urbana. Con los años algunas técnicas utilizadas en Medio Oriente, fruto del conflicto árabe-israel y la guerra civil del Líbano, como ser los auto-bombas fueron trasladadas a Occidente.
En la década del ochenta en Colombia durante la guerra que sostenían los carteles de la droga, primero entre ellos y luego contra el Estado colombiano, se utilizaron los coche bombas.
Los combatientes suicidas más notables fueron los kamikaze japoneses en su lucha contra los norteamericanos durante la II GM, aunque siempre atacaron blancos militares. Esta modalidad del suicida está siendo utilizada por guerrilleros de Medio Oriente, pero sus objetivos no siempre son blancos de valor militar: apuntan a sembrar pánico y destruir la cohesión de la población.
Posiblemente la que más innovaciones ha tenido es la guerra de guerrillas. Cada pueblo o dirigente la ha adaptado para hacerla más eficaz de acuerdo a sus necesidades y posibilidades para el logro del objetivo político.
Se destacan Ho Chi-Minh en su lucha contra los franceses , norteamericanos y nativos anticomunistas, cuyos principios básicos de su estrategia política fueron: explotación al odio racial, agitación del fanatismo nacionalista y religioso, organización política como movimiento de liberación y esfuerzo de guerra de toda la población. Adaptó a su realidad las técnicas de la guerra de guerrillas, siguiendo la línea de Mao, que era la de colateral del ejército regular.
A finales de la década del cincuenta, Fidel Castro en Cuba accede al poder mediante la guerra de guerrillas.
Uno de esos comandantes era el argentino Che Guevara, que a raíz de esa experiencia comienza a desarrollar la teoría del foquismo, cuyos objetivos estratégicos era la creación de un foco guerrillero, que una vez consolidado debía convertirse en guerra revolucionaria total. Se lo recuerda entre otras frases por la de " atacar, morder y huir", como un lema del accionar guerrillero.
En el Brasil surge un dirigente llamado Carlos Maringhella que rechaza la idea del foco insurreccional y el partido revolucionario, estimando que la guerrilla rural debe ser posterior a la guerrilla urbana, considerando que la ciudad era más favorable para el desencadenamiento de esta forma de lucha. Se caracterizó por su activismo permanente. Pese a su fracaso, se lo recuerda como el creador del mini manual del guerrillero urbano. En ese mismo país había otro grupo con tendencia pro-china que opinaba lo contrario a Maringhella.

Después de la experiencia guerrillera brasileña, siguió la de Tupamaros en Uruguay y luego la mas violenta de todas que fue la experiencia argentina con una diversidad de organizaciones político-militares.
Otras organizaciones latinoamericanas siguieron la línea trotskista que se puede definir su pensamiento con una frase " Las luchas de masas son, pues, inseparables de la guerrilla, debiendo ser dirigidas las dos, por un partido revolucionario trotskista". Su accionar fue terrorismo urbano y guerra permanente. La guerrilla está considerada como una de las formas de la guerra moderna, aunque hay antecedentes muy antiguos de su empleo.
Si bien la guerra de guerrillas es librada por pocos, para subsistir depende de muchos, pero para que tenga éxito debe contar con el apoyo de la población. En el marco de la estrategia militar, generalmente se la trata en forma separada debido al carácter político, social y psicológico que reviste.
La guerrilla cuando está inserta en una causa nacional se la denomina resistencia y cuando obedece a una acción política-ideológica es denominada acción subversiva. La guerrilla urbana entre otras técnicas emplea el terrorismo. Las Fuerzas Armadas encargadas de su lucha son denominadas contraguerrilleras. Existen también grupos urbanos antiterroristas de fuerzas policiales y de seguridad.
La creación de grupos antiterroristas son medidas defensivas tendientes a reducir la vulnerabilidad ante un ataque terrorista. Los grupos contraterroristas emplean medidas ofensivas en forma preventiva o en respuesta a actos terroristas.
Una es defensiva y la importante es ofensiva. No se gana una guerra solamente con medidas defensivas. Si no se tiene, además, la iniciativa siempre se está detrás de los acontecimientos. El contraterrorismo consiste en una organización minoritaria que utiliza las mismas técnicas que la del enemigo, la misma capacidad de guerrilla urbana o rural y la misma preocupación por la influencia sobre la opinión pública.
Napoleón hablaba a sus generales de la conveniencia de utilizar los métodos de su enemigo y también cuando definía la "libertad de acción" decía que consistía en adoptar el partido que les convenía a ellos y no al enemigo.
En su libro Mi Lucha, Hitler decía "El terror en el taller y en la fábrica tendrá siempre un completo éxito mientras que un terror igual no le corte el paso". El contraterrorismo es una defensa agresiva, una forma de defensa del estado. Hay estados latinoamericanos que han recurrido a formas de autodefensa de su población. La República del Perú en su década de lucha contra la organización Sendero Luminoso, recurrió al entrenamiento y armado de los campesinos.
Inclusive fue una forma de que toda la población participara del esfuerzo de guerra. En la actualidad, el Presidente de Colombia ha ordenado la creación de grupos de campesinos entrenados y armados para la autodefensa de sus poblaciones. No siempre un ejército entrenado convencionalmente resulta ser una herramienta eficaz, especialmente si el objetivo es ganar la lealtad del pueblo. La sola aplicación militar está condenada al fracaso. Primero se debe derrotarla políticamente. Luego mediante operaciones militares y en lo posible en forma "quirúrgica".
A veces lo que es eficaz en términos militares, resulta una complicación a mediano o largo plazo en términos políticos, especialmente si el enfrentamiento es entre compatriotas. La guerra de guerrillas ha sido utilizada en muchos países en contra de los invasores, por ejemplo el General patriota Don Martín Miguel de Güemes en el norte argentino. Los resultados cuando se trata de resistencia son altamente favorables. También hubo una variedad de grupos en América Latina que utilizaron esta forma de guerra, con distintos matices y casi todos con la misma suerte, cuando se trató de acción subversiva.
Pese a que la mayoría de los ejércitos contemplan en sus doctrinas y entrenamiento las Guerras de Baja Intensidad, de las cuales forma parte la guerra de guerrillas, son las fuerzas especiales las que se mantienen actualizadas en esta forma de lucha. Los integrantes de las fuerzas deben ser seleccionados de otra manera y con otra preparación . La inteligencia debe ser centralizada para una mejor disposición de los recursos.
No resulta conveniente que los hombres de inteligencia sean operativos y los operacionales deben confiar en la inteligencia. El alto entrenamiento y capacitación debe ser en forma diaria y no solamente con un curso. Se les debe proveer de armamento especial de limitada potencia de fuego y equipadas a gusto y habilidad del combatiente. Se requiere una alta movilidad y una red de comunicaciones confiable. Diez horas de entrenamiento diario con lugar de residencia en la zona de operaciones, con relevos cada treinta días.
Aprender a tener paciencia como lo enseñan las tácticas de Mao, utilizar la sorpresa, engaño, movilidad, imaginación, astucia y familiarización del terreno operacional. Combatir cuando la victoria es segura, sin problemas de tiempo, haciendo de la emboscada su táctica principal.
Su Jefe debe ser un líder y además debe ganarse el apoyo popular. Este tipo de guerra en varios lugares del mundo ha empleado a muchos civiles, además de militares. A los militares les reconozco dos privilegios sobre los demás ciudadanos: vestir el uniforme de la Patria y ser los primeros en morir en defensa de ella. Y cuando de la Patria se trata es preciso nutrirse constantemente de esta idea y encarnarla: Perecer con Honor.

La resistencia: qué es y por qué se habla hoy de ella

Carlos Jaime Fajardo

Revista Viento del Sur (Colombia)

Hoy en día se habla de las "luchas de resistencia" que corresponden a un carácter defensivo en la correlación de fuerzas en el periodo actual, factor que no niega la posibilidad de construcción de alternativas de transformación social.
En la actualidad, el imperialismo viene arremetiendo de manera violenta contra los pueblos del mundo, en particular contra las naciones oprimidas. Desde el saqueo de recursos naturales (como el petróleo en el golfo Pérsico y en el golfo de Guinea en África, el control del agua en Centroamérica y en Entrerríos, al norte de Argentina, y la biodiversidad de la Amazonía) pasando por una mayor explotación de la mano de obra por medio de las reformas laborales impuestas para establecer maquilas; por las agresiones militares como en Afganistán e Irak, intervenciones en golpes de Estado como en Haití y Venezuela, e intervenciones de todo tipo (con asesores, contratistas, financiación, etc. como el Plan Colombia); hasta la imposición de una supuesta racionalidad más avanzada en contra de otras culturas para el control ideológico de los seres humanos (basta recordar la frase de Henry Ford: "además de coches, creamos personas"), y la pretensión de monopolizar el conocimiento acumulado p or la humanidad por medio de las patentes, unido a una mayor criminalización de los pueblos, tachándolos de "terroristas" para justificar sus genocidios.
En oposición a esta arremetida, encontramos una diversidad de manifestaciones de resistencia del pueblo contra el imperialismo: desde resistencias armadas como en Filipinas, Irak, Nepal, Colombia, México, entre otras, hasta las resistencias de movimientos sociales contra la globalización, contra los tratados de libre comercio, o más recientemente el "Foro Social Mundial", los movimientos ecológicos, los movimientos de desempleados, las resistencias indígenas en Bolivia, Ecuador y Colombia, etc. Encontramos hasta campañas de resistencia contra el consumo de mercancías imperialistas, como la que se desarrolla actualmente contra Coca-Cola, en la que además se expresa su rechazo por la financiación de grupos paramilitares.
En Argentina, en el año 2001, después de que De la Rua decretó el Estado de Sitio, los porteños se lanzaron a las calles, conformando asambleas barriales. A pesar de que inicialmente fue un fenómeno puramente bonaerense, el movimiento se fue extendiendo a otros lugares del país, lo que muestra que ante la alianza desembosada de los gobiernos de las naciones oprimidas con el imperialismo, los pueblos se han movilizado hasta llegar al punto de tumbar presidentes: en los últimos años, han caído gobiernos en Argentina, Ecuador, Bolivia y Perú.
Otro ejemplo poco conocido de resistencia es el de los indígenas Tules de Antioquia, (Colombia) de los cuales hoy sólo sobreviven mil de ellos, quienes han hecho un plan de resistencia al desplazamiento, en defensa del territorio, pero ahora a partir de una propuesta que incluye lo cultural: según los Tules, ahora plantean "zonas de protección en cada cabildo, como un refugio, una resistencia. Por eso estamos trabajando fuertemente por la seguridad alimentaria. Estamos sembrando alimentos para resistir en comida. Para nosotros, la resistencia es desde la cultura. Tenemos que resistir, pero desde la cultura tradicional y el poder local". (1)
Esta diversidad de manifestaciones a su vez ha dado lugar a múltiples interpretaciones teóricas. Unas desde el marxismo, y otras para tratar de desvirtuarlo. De ahí que el debate sobre los actuales procesos de resistencia cobre gran importancia política e ideológica.
Lo cierto es que en los hechos encontramos una diversidad de formas de lucha y de organización del pueblo en los procesos de resistencia, pues encontramos desde resistencias de género, de minorías étnicas, de consumidores, hasta las formas clasistas de organización; desde luchas armadas, diplomáticas, de masas, hasta actos individuales y espontáneos. En toda esta situación de diversidad de la resistencia del pueblo, y ante la condición actual, es fundamental que el pensamiento político de quienes están al frente de los procesos de transformación social sea flexible y comprenda dicha realidad para poder darle mayor perspectiva a los actuales procesos de resistencia.
¿POR QUÉ SE HABLA HOY DE RESISTENCIA?
Ya Lenin en su libro sobre el imperialismo nos mostró cómo la resistencia de los pueblos al imperialismo es una constante por la opresión que este provoca. En su debate con Hilderfing, Lenin aclara que "no sólo en los países nuevamente descubiertos, sino incluso en los viejos, el imperialismo conduce a las anexiones, a la intensificación de la opresión nacional, y por consiguiente, también, a la intensificación de la resistencia". (2)
Es decir, la resistencia en las naciones oprimidas por el imperialismo es una constante y es expresión de la permanente situación revolucionaria que se presenta debido a la agudización de las contradicciones sociales. Dicha situación puede expresarse como estacionaria o en desarrollo. Además, debe tenerse en cuenta que desde el punto de vista histórico se puede hablar de periodos de auge o de repliegue de la revolución, lo que no contradice lo expuesto por Lenin.
En este sentido, la historia relacionada con los procesos revolucionarios muestra que desde 1917, con la revolución de octubre, hasta 1976, con el inicio de la restauración del capitalismo en China, se presentó un periodo de ascenso o auge de los procesos revolucionarios a nivel mundial. Sin embargo, con posterioridad a esta fecha se inicia un repliegue de estos procesos. Ya en el periodo comprendido entre la Comuna de Paris de 1871, y octubre de 1917, se presentó un periodo similar, el cual es expuesto por Federico Engels en la introducción del libro "Las luchas de clases en Francia". (3)
Por ejemplo, en la historia reciente, las décadas de 1960 y 1970 se caracterizaron principalmente como un periodo de luchas de liberación nacional y de avance del socialismo, a diferencia del periodo actual. Recordemos que se presentaron procesos de liberación nacional en África, Asia y América Latina, y que el socialismo abarcaba en ese momento a un tercio de la población mundial. Por el contrario, hoy en día, a pesar de las luchas del pueblo, encontramos una situación diferente, pues se enfatiza en las luchas de resistencia.
De la misma manera, en el actual periodo de resistencia se presentan procesos revolucionarios como en Nepal, Colombia, Venezuela, la guerra de liberación en Irak, etc. Es decir, los procesos de resistencia y los de liberación nacional no son mutuamente excluyentes, sino que en un periodo histórico, uno de los aspectos se presenta como principal.
A pesar de que tanto en las décadas mencionadas como hoy, la contradicción principal en el ámbito internacional es entre el imperialismo y las naciones oprimidas, la diferencia es que existía el campo socialista, y además hoy en día es el imperialismo quien está a la ofensiva y el pueblo a la defensiva, resistiendo. Esto es evidente en casos como las invasiones directas a naciones oprimidas, o el mayor saqueo de los recursos. Si bien en las décadas anteriores el pueblo conquistaba reivindicaciones económicas y políticas, y se tenía como máxima reivindicación su ascenso al poder, en la época actual se lucha principalmente por no perder derechos ya adquiridos. (Aunque hay que tener en cuenta que no por ello los pueblos han renunciado al poder, pues algunas luchas siguen esta perspectiva). Dicha contradicción principal no niega las contradicciones interimperialistas, como los casos de la región del Caucaso entre EE. UU. y Rusia, en África entre EE. UU. y Francia, entre otros.
De hecho, esta situación no es eterna, sino temporal, y su superación depende de que se presente una mayor crisis económica del sistema imperialista o de hechos revolucionarios como el surgimiento de un gobierno con un programa revolucionario y transformador que promueva un nuevo auge. Por ejemplo, la existencia del gobierno bolivariano de Venezuela, liderado por Chávez, ha generado cierto auge en América Latina.
¿QUÉ ES LA RESISTENCIA?
En el caso particular de los pueblos de América, el concepto resistencia está muy ligado a su historia, pues ésta existe desde la resistencia de los pueblos aborígenes contra la barbarie de la conquista, hasta el rechazo de las actuales medidas institucionales que buscan arrasar violentamente con los pueblos física y culturalmente, así como su riqueza, como lo son los tratados militares y los de "libre comercio".
Para entender a qué se está refiriendo cuando se habla de un periodo de resistencia, es necesario diferenciar entre qué es guerra de resistencia y cuándo se caracterizan las luchas del pueblo como resistencia. La guerra de resistencia corresponde al momento de una invasión directa de un país imperialista a una nación.

En general, la resistencia al imperialismo no es una actividad esporádica, sino que es algo inherente al pueblo. Su importancia para frenar las fuerzas del imperialismo la expusieron tanto Hobson como Lenin, al analizarlo. Pero caracterizar las luchas del pueblo como "de resistencia", corresponde a un carácter defensivo en la correlación de fuerzas de la lucha de clases en un periodo determinado, pues de lo contrario se hablaría de auge de la revolución o de predominancia de las guerras de liberación nacional. Sin embargo, decir que la resistencia corresponde a un carácter defensivo no niega la posibilidad de construcción de alternativas de transformación social , sino al contrario: esto es una necesidad.
La resistencia corresponde a una fase de la lucha de clases, en particular en momentos de repliegue de la revolución a nivel mundial, en la que caben múltiples manifestaciones. Algunas de ellas pueden ser de carácter espontáneo o con propósitos inmediatos.
Por otra parte, debe relacionarse la resistencia con el concepto de violencia revolucionaria, pues hay quienes separan la resistencia de las manifestaciones de violencia. Por ejemplo, algunos consideran que hay que diferenciar "resistencia" de "resistencia civil", que por su naturaleza, sería "pacífica" o "no violenta", lo cual es un punto de vista erróneo, ya que la resistencia popular es una sola, y puede ser por vías pacíficas o violentas. Y en este último caso, no se puede reducir la violencia sólo a la lucha armada, pues la resistencia está integrada tanto por lo armado como por las acciones de las masas con el recurso a la violencia (con el uso o no de armas). A su vez, la resistencia civil puede contemplarse como violenta o no violenta. En esta última, podemos mencionar la desobediencia al pago de impuestos, las huelgas de hambre, manifestaciones pacíficas como las marchas del silencio, el no consumo de mercancías imperialistas, jornadas de trueque comercial, etc., que aunque son manifestaciones de resistencia, no son violentas. Lo que se debe precisar es que en una condición concreta una forma de resistencia es la principal, sin que por ello se excluyan las demás.
En síntesis, caracterizar las luchas del pueblo como "de resistencia", corresponde a que estas tienen un carácter amplio, diverso, y pueden estar en función o no de proyectos revolucionarios. A su vez, cobija diversas formas de organización, de lucha y de clases sociales. Aunque lo esencial es que dichas luchas de resistencia del pueblo contra el imperialismo corresponden principalmente a un periodo de reflujo de la revolución.
LÍMITES Y APORTES DE LAS RESISTENCIAS ACTUALES
Algunas experiencias de los movimientos de resistencia tienen como fin la solución inmediata de problemas concretos de un sector de la población, o pugnan por reivindicaciones específicas, sin que se interesen por una transformación total de la sociedad. Tal es el caso de los movimientos ecológicos, feministas, étnicos, o el llamado "movimiento antiglobalización". Estos son procesos sectoriales y limitados, más no por ello dejan de ser importantes.
Sobre esas experiencias, algunos autores, entre ellos Isabel Rauber (4), consideran que las resistencias deben ser de carácter espontáneo, es decir, sólo luchar por lo inmediato y sin la necesidad de proponerse luchar por el poder político, y mucho menos que se requiera de la educación política por parte de alguna organización partidaria. (5) Claro está que muchas manifestaciones de resistencia tienen dicho carácter, pero esa es una limitante para la perspectiva política.

Ya Lenin en el "Qué Hacer" (6), analizaba esta situación, mostrando cómo a pesar de que lo espontáneo encierra en sí mismo el germen de lo consciente, a su vez remarcó la importancia de la educación política para darle perspectiva al movimiento y elevar la conciencia política del pueblo. Si en la actualidad no se tienen en cuenta estas enseñanzas de Lenin, las resistencias espontáneas tienen un límite político, hecho que podría llevarlas al fracaso con gran facilidad.
La dispersión actual de las diversas manifestaciones de resistencia es otra limitante que se presenta, pues le quita contundencia al proceso en general. Por eso, consideramos que es necesario resolver dicho problema. Para superar esta problemática, la coordinación de los diferentes procesos de resistencia es vital. Si entre otras, no se resuelven estas dos limitantes de la resistencia actual, no puede dársele perspectiva, lo que significa no superar la actual fase, en la que la correlación de fuerzas es desfavorable a los procesos de transformación social.
Si no se le da perspectiva a estos movimientos, se corre el riesgo de que algunas manifestaciones de resistencia sean absorbidas y utilizadas por el imperialismo, como es el caso de la resistencia por el rescate de las artesanías indígenas, que son mercantilizadas con gran facilidad, así como con su medicina, o las experiencias de las escuelas agroecológicas, que pueden terminar comercializando sus productos dentro de la moda de "productos limpios". O por la falta de coordinación de las luchas del pueblo, se da el caso que los regímenes reaccionarios manipulen a las masas, buscando su enfrentamiento, como en los casos en los que se atizan contradicciones entre empleados y desempleados, tratando de movilizar estos últimos contra los que llaman "privilegiados", a pesar de que ambos sectores sociales sean explotados por el sistema capitalista.
Sin embargo, a pesar de dichas limitaciones, hay valiosos aportes de las actuales manifestaciones de resistencia. Entre ellas, se puede resaltar la diversidad organizativa: encontramos organizaciones de género, étnicas, de usuarios, organizaciones clasistas, etc., y variadas formas de lucha que ya se mencionaron. También han aportado a la construcción de experiencias económicas, políticas y culturales, como comedores populares para la solución del hambre, cooperativas de autogestión, redes de trueque comercial, formas de poder popular como pautas de control territorial, etc., lo que muestra la posibilidad y necesidad de construir nuevas formas de relaciones, antes del momento de ascenso al poder central. Aunque si no se le da una perspectiva política a estas ricas experiencias, como ya se dijo, pueden ser absorbidas por el imperialismo, ya que sin tal perspectiva estas tienen un límite en el tiempo y en su desarrollo. Los actuales procesos de resistencia han mostrado nuevos a spectos y nuevas reivindicaciones, que desde miradas esquemáticas de la izquierda no se les había desarrollado en los procesos anteriores de transformación social.
RESISTENCIA Y PODER POLÍTICO
Es fundamental establecer un puente entre los actuales procesos de resistencia con la lucha por el poder político, pues se presentan en la actualidad posturas teóricas que consideran que no hay que hacerlo, pues basta con resistir a situaciones inmediatas. Incluso, se dice que es posible generar poder desde lo puramente cotidiano.
En la época actual, se valorizan los procesos con una dinámica esencialmente local y regional, donde no se busca la "toma del poder", sino la construcción del poder. Es decir, algunos proyectos han dejado de lado la visión tradicional de la izquierda en cuanto al poder, en la cual se aspiraba a la toma del poder central para poder decidir desde allí la suerte de toda la nación. Desde otra perspectiva, se plantea construir el poder tomando como punto de partida y de acción las instancias locales y regionales de organización popular. (7)
En el texto "la dualidad de poderes" (8), Lenin expone la necesidad de luchar por el poder político, a su vez que expone cómo es el proceso de la toma del poder en un periodo específico: desde abajo, dice él, y con la mayoría. Es importante darle relevancia al poder local, donde los procesos de resistencia están avanzados, para ir no sólo sentando bases para los procesos de transformación, sino para ir prestando atención a la solución de los problemas concretos de las masas. Esto ayuda también a superar cierto escepticismo ante los proyectos políticos alternativos, sintetizando los aciertos e inexperiencias de procesos anteriores, llegando incluso a desarrollar procesos de "empoderamiento", que ya se han presentado en diferentes partes del mundo.
Por lo tanto, para superar la actual fase de resistencia del pueblo ante el imperialismo, se requiere de no perder la perspectiva del poder político, (o en dado caso, de dársela), Para esto, es fundamental que los dirigentes de dichos procesos no excluyan experiencias anteriores y actuales de la práctica por la transformación social.
CONCLUSIÓN
Decir que estamos en un periodo de repliegue de la revolución a nivel mundial, y que las luchas actuales del pueblo se caracterizan principalmente como resistencia, conlleva consecuentemente a apoyar sus diversas manifestaciones, utilizar todas las formas de lucha y a proyectarlas para el avance de los procesos de transformación. Hoy en día, la clase obrera cuenta con una diversidad de aliados debido a la dinámica misma del imperialismo, potencial que debe ser acertadamente aprovechado. Para este propósito, el debate y desarrollo teórico es un arma fundamental, por lo que el estudio de los clásicos del marxismo y la investigación de la realidad es urgente para la transformación de cada condición concreta de la sociedad.
NOTAS
1. Abadio Green, líder indígena de Antioquia. Encuentro Internacional de Resistencias. Universidad Nacional de Colombia, Planeta Paz, ILSA y ATI. Bogotá, 13 al 16 de agosto de 2004.
2. LENIN, V. I. "El imperialismo, fase superior del capitalismo". Pekín, Ediciones en Lenguas Extranjeras, 1975. Pág. 157.
3. ENGELS, Federico. Introducción de 1895 a la obra de Carlos Marx. "Las luchas de clases en Francia de 1848 a 1850". Moscú, Progreso, 1979.
4. Isabel Rauber es socióloga y filósofa, profesora de la Universidad de La Habana e investigadora de los movimientos sociales latinoamericanos. Véase la obra: "La Argentina de los piquetes. Cerrar el paso, abriendo caminos (Argentina, 1998-2002)". Bogotá, Desde Abajo, 2003.
5. Véase: Isabel Rauber. "Movimientos sociales y representación política". En: Rebelión. Sección "Otro mundo es posible". http://www.rebelion.org/
6. LENIN, V. I. "¿Qué hacer? Problemas candentes de nuestro movimiento". Pekín, Ediciones en Lenguas Extranjeras, 1974.
7. "Autonomía y poder local". Ponencia publicada en: "Memorias del Seminario Taller sobre reforma descentralista y minorías étnicas en Colombia". Bogotá, Escuela Superior de Administración Pública ESAP, 1991. Pág. 149-156.
8. LENIN, V. I. "La dualidad de poderes". Publicado originalmente en: Pravda, número 28, 9 de abril de 1917. En: Obras escogidas en tres tomos. Moscú, Progreso, 1970. Tomo II, páginas 40-42.

 


Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9
Partes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.