Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Áreas viables

Enviado por calanoide



Partes: 1, 2, 3, 4

  1. Resumen
  2. Antecedentes
  3. Marco conceptual
  4. Área de estudio
  5. Objetivos
  6. Hipótesis
  7. Metodología
  8. Resultados
  9. Discusión
  10. Escenario 2010 – 2015
  11. Alternativas para el mejoramiento de la imagen
  12. Conclusiones
  13. Bibliografía
  14. Anexos

Identificación de áreas viables para usuarios del mar en función de la calidad de agua costera adyacente en el corredor Tijuana – Ensenada B.C. durante el invierno 2003

Resumen

Se evaluó la calidad del agua adyacente al litoral costero Tijuana – Ensenada, durante el mes de marzo del 2004 para identificar las áreas viables para los usuarios del mar en función de la calidad de agua costera y de las posibles fuentes de contaminación sobre el ambiente costero. Las variables consideradas fueron coliformes totales, carbono orgánico total, cloro y numero de descargas a la línea de costa. Paralelamente se realizo un muestreo social mediante el uso de cuestionarios para identificar la percepción de la población sobre el fenómeno de la contaminación.

Los resultados indican que el efecto de la contaminación de la zona costera es apenas perceptible para la población que hace uso de ella. La zona de Playas de Tijuana y Sauzal de Rodríguez resultaron sitios que actualmente ya no son viables para realizar actividades turísticas de ningún tipo por presentar riesgos a la salud. Rosarito, Bajamar y Ensenada, actualmente son viables para el aprovechamiento de recursos y puede ocasionar problemas sanitarios su uso turístico.

El resto del litoral es apto para actividades turísticas sin riesgos. No obstante de continuar la tendencia de crecimiento y vertimiento de contaminantes sin control a la zona costera del área de estudio, para el año 2015 las únicas localidades aptas para dichas actividades serán Chapultepec, Ejido Esteban Cantu y Estero de Punta Banda.

Introducción

La zona costera ha presentado diferentes usos por el ser humano en todo el mundo a lo largo de los años, estos van desde el aprovechamiento de su calidad paisajística para ver un atardecer, hasta la dependencia total por el aprovechamiento de los recursos pesqueros y uso de suelo costero. La importancia que esta zona implica se ve magnificada en años recientes puesto que, según Edgren (1993 en García 1997) la zona costera representa entre el 50 y 70 % de la población mundial.

Esta avalancha de actividades en la misma zona implica que los actores o usuarios del mar en ocasiones traslapen sus actividades, sobreponiendo diferentes tipos de uso, en donde las nuevas actividades afectan las ya establecidas en un inadecuado aprovechamiento de la zona costera.

Un ejemplo de lo anterior se puede observar cuando una playa es utilizada por pescadores ribereños y turistas, puesto que los segundos requieren servicios como restaurantes y hoteles que en un momento dado desplazan los botaderos de lanchas y contaminan el mar si las descargas de aguas residuales derivadas de estos servicios no son tratadas eficientemente. Por su parte los pescadores suelen abandonar sobre la playa el producto derivado de la pesca incidental lo que genera mala imagen en la playa y problemas de contaminación orgánica y olores.

El crecimiento industrial es otra fuente de problemas ambientales, puesto que las empresas exportadoras así como las maquiladoras forman uno de los sectores más dinámicos en la región y se estima que son responsables de la importación de cientos de materiales peligrosos cada año (Sánchez 1990 en Verduzco, 2002) que a su vez intensifican la presión al medio ambiente costero, ya que es este último el receptor final de los desechos producidos.

En estos casos este panorama afecta la capacidad de la zona costera como fuente de valor estético, de recursos y comercial para la población que la usa. Algunas de las causas son la falta de personal de limpieza en playas municipales, la carencia de tratamiento adecuado en empresas turísticas cercanas al mar y las limitaciones de los sistemas de recolección y tratamiento municipal de aguas residuales (Rodríguez, 1998), resultado de una inadecuada planificación de la zona costera y falta de inspección y vigilancia de la legislación vigente que provoca directa o indirectamente muchas de las tensiones que afectan la sustentabilidad de la zona costera, la cual depende para su buen funcionamiento tanto de las condicionantes ambientales como de los aspectos económicos y sociales de las comunidades así como de la existencia de mecanismos institucionales de regulación (Cendrero-Uceda, 1997 en Alvarado, 2000).

De lo anterior surge la necesidad de este proyecto de investigación, el cual pretende implementar una metodología adicional o innovadora para definir áreas viables para cada actividad realizada en esta franja, utilizando como indicador la calidad de agua costera. El uso de indicadores ambientales se ha extendido en su uso hasta formar un soporte para el ordenamiento de actividades humanas y representa un instrumento para sintetizar y transmitir información previa a la toma de decisiones.

La evaluación de los efectos negativos plantea un reto a los tomadores de decisiones, ya que para medir los cambios que ocurren en el medio ambiente se requiere de criterios confiables y cuantificables. Estos criterios como indicadores ambientales son una medida del medio que nos permiten estimar el grado de estos efectos así como información y/o tendencias sobre los fenómenos ambientales (Alvarado, 2000, De la Lanza, 2000).

En la actualidad el indicador más ampliamente utilizado en la zona costera son las bacterias, aunque solo define los sitios para bañistas, un ejemplo de ello es el programa denominado Blue Flag en cual incluye 35 países y certifica 2472 playas en el mundo, ninguna de México.

Por parte del gobierno mexicano, se formó el programa denominado "Playas Limpias", que incluye igualmente estudios bacteriológicos, aunque también existen criterios de calidad de agua costera (Secretaria de Salud, 1989) y una normativa para evitar la contaminación de cuerpos receptores por parte de las descargas de aguas residuales (NOM ECOL 001).

La importancia de este criterio esta basada en que a inicios del siglo pasado, las enfermedades infecciosas transmitidas por el agua como el cólera, la disentería y tifoidea formaban grandes epidemias que mataban aproximadamente 25,000 personas al año solamente en E.U.A. (Harte 1995).

En el agua de mar el ser humano también puede verse afectado cuando existe un contacto directo entre los agentes patógenos en estado libre con los que usan esta zona para su recreación o por la acumulación de estos patógenos en moluscos bivalvos que posteriormente pueden ser consumidos. (De la Lanza et. al. 2000),

Algunos de los organismos que producen enfermedades son: Salmonella sp. (Fiebre tifoidea, salmonelosis), Shigella sp.(Disentería bacilar y shigelosis), Vibrio cholerae (Cólera) E. coli (Gastroenteritis) Clostridium perfringens (Gangrena gaseosa), Enterovirus (Gastroenteritis), Hepatitis A (Hepatitis infecciosa), Rotavirus (Gastroenteritis) que en el menor de los casos es suficiente para causar problemas como conjuntivitis y dermatitis (SEMARNAT 2004, Paniagua 1986 citado en Cortinez 1986).

Sin embargo, el mar presenta una capacidad bactericida, ocasionada por sus características químicas (Engel 1979), el problema es que si la vertiente de contaminantes se intensifica, ocasiona que las bacterias puedan vivir en agua de mar varios días ó enquistarse y precipitarse al fondo del mar en la zona litoral manteniéndose activas por meses (Jiménez 1989).

Es por ello que se expone la necesidad de utilizar a parte de las bacterias, otros criterios que le den una mayor robustez al indicador ambiental denominado "Contaminación Costera". Ahora bien, existen diferentes tipos de contaminación en la zona costera, que para facilitar su comprensión se pueden dividir en físicos como la temperatura, químicos como materia orgánica ó nutrientes agregados y finalmente biológicos como baterías y otros parásitos.

Para mitigar y controlar los problemas biológicos en las aguas residuales tratadas se emplea el uso de cloro ya sea en forma liquida o gaseosa el cual al ser adicionado al agua forma el ión hipoclorito (ClO). Este realiza la función de eliminar organismos patógenos, olores y sabores desagradables (Encalada, 1990) ya sea penetrando en la bacteria y oxidando su contenido celular o atacando su pared celular (Morales, 1984).


Partes: 1, 2, 3, 4

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Hidrocarburos "El petróleo"

    Es posible reparar los daños que causa el petróleo de forma natural? ¿o son irreversibles? ¿necesita el hombre interveni...

  • Cambio climático

    Definición del problema, Calentamiento global, Agua, Clima, Movimientos de la Tierra, Lluvia, Inundaciones, El ser humano, Conclusión, Plan de trabajo ...

  • Efecto invernadero

    Nuestra Tierra. El efecto invernadero. La capa de ozono. Calentamiento del planeta. Las consecuencias del Calentamiento ...

Ver mas trabajos de Ecologia

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.