Monografias.com > Religión
Descargar Imprimir Comentar Ver trabajos relacionados

La Doctrina Social de la Iglesia



Partes: 1, 2

    1. Naturaleza de la Doctrina Social
      de la Iglesia
    2. Definiciones
    3. Fuentes
    4. Sujetos
    5. Destinatarios
    6. El trabajo en
      sentido objetivo: la técnica
    7. El
      trabajo en sentido subjetivo: el hombre, sujeto del
      trabajo
    8. Trabajo
      dignidad de la persona
    9. Trabajo
      y sociedad: familia, nación
    10. "Edgar Morin y
      una propuesta para pensar"
    11. ¿Sociedad
      de la Información?
    12. Conclusión
    13. Glosario
    14. Bibliografía

    Fundamentación

    Con este trabajo quiero
    hacer tomar conciencia que la
    Doctrina Social de la Iglesia tiene
    que estar presente en todo la sociedad
    Argentina, como reflexión y acto de justicia, para
    que las riquezas estén mejor distribuidas y muchos puedan
    lograr lo que necesiten, para poder vivir y
    desarrollarse como persona e hijo de
    Dios.

    "Con lastimera voz los pueblos hambrientos gritan a los
    que abundan en riquezas. Y la Iglesia,
    conmovida ante gritos tales de angustia, llama a todos y a cada
    uno de los hombres para que,
    movidos por amor,
    respondan finalmente al clamor de los hermanos."

    Naturaleza de la
    Doctrina Social de la Iglesia

    Juan Pablo II afirma en la Centesimus annus que
    el juicio de la Doctrina Social es un deber pastoral
    pronunciarlo, pero no pretende ser un juicio definitivo
    «… ya que de por sí no atañe al
    ámbito específico del Magisterio» Con esta
    afirmación queda reflejado que la Doctrina Social no
    pertenece en su totalidad al Magisterio, sino que es un
    discernimiento técnico, un examen de las nuevas exigencias
    de la evangelización que subyace a los medios humanos
    que el Magisterio utiliza. Por tanto, la Doctrina Social
    «aplica la luz de los
    principios
    evangélicos a la realidad en cambio de las
    comunidades humanas, interpreta con el auxilio del
    Espíritu de Dios los signos de los
    tiempos e indica proféticamente las máximas
    necesidades de los hombres hacia donde camina el mundo» .
    El Magisterio de la Iglesia ha convertido, por tanto, la Doctrina
    Social en un método de
    evangelización.

    Con anterioridad al Concilio la Doctrina Social se
    incluía en el ámbito de las ciencias de la
    sociología. Pero en la actualidad se
    inserta en el ámbito de la teología y de la moral
    social específicamente. Así queda excluida del
    campo de la ideología para trasladarla al marco de la
    moral.

    Definiciones

    Dos son las definiciones que se han dado sobre la
    Doctrina Social de la Iglesia: La más clásica
    afirma que es el conjunto de enseñanzas de la Iglesia
    sobre los problemas de
    orden social o el conjunto de conceptos que el Magisterio escoge
    de la ley natural y de
    la revelación y que adapta a los problemas
    sociales de su tiempo con la
    finalidad de ayudar a los pueblos y a los gobiernos a organizar
    una sociedad humana y más conforme con los designios de
    Dios sobre el mundo

    Otra definición más actual la encontramos
    en el número 45 de la Solicitudo rei socialis de
    Juan Pablo II. Aquí se define la Doctrina Social como
    «la cuidadosa formulación del resultado de una
    atenta reflexión sobre las complejas realidades de la vida
    del hombre en la
    sociedad y en el contexto internacional, a la luz de la fe y de
    la tradición eclesial». En el mismo sentido se
    expresa el Catecismo de la Iglesia Católica en el
    canon 2422:

    «La enseñanza social de la Iglesia contiene
    un cuerpo de doctrina que se articula a medida que la Iglesia
    interpreta los acontecimientos a lo largo de la historia, a la luz del
    conjunto de la palabra revelada por Cristo Jesús y con
    la asistencia del espíritu
    Santo. Esta enseñanza resultará tanto
    más aceptable para los hombres de buena voluntad cuanto
    más inspire la conducta de
    los fieles».

    Y continúa en canon 2423 con la exposición
    de la misión,
    metodología y finalidad de la Doctrina
    Social:

    «La doctrina social de la Iglesia propone
    principios de reflexión, extrae criterios de juicio, da
    orientaciones para la acción».

    Fuentes

    Las fuentes de la
    Doctrina Social se encuentran en el derecho
    natural y en la revelación. Así lo recuerda los
    papas Pío XII y Juan XXIII. También los Santos
    Padres y los concilios. El derecho natural es el lugar de
    encuentro de todos los hombres. Todo hombre es persona, y de esa
    naturaleza
    personal nacen
    los derechos y
    deberes que son a su vez universales, inviolables e inalienables.
    El derecho natural podría entenderse «como el
    conjunto de instancias fundamentales de las personas que crean
    una plataforma de encuentro entre todos los
    hombres»

    La revelación es la segunda fuente que impulsa y
    orienta la Doctrina Social hacia la comunión y la
    disponibilidad. Las disposiciones bíblicas de alteridad,
    fraternidad, comunidad,
    sociabilidad, generosidad, así como las exigencias de
    justicia, de misericordia, de gratuidad y de sinceridad orientan
    un nuevo humanismo en
    el que el hombre se
    comprende a sí mismo y a sus demás hermanos. Con
    estas dos fuentes – revelación y derecho natural- la
    Doctrina Social evita, por una parte, convertirse en pura
    ética
    y, por otra, reducirse a ideología y praxis
    relativa. El Catecismo de la Iglesia Católica lo
    fundamenta de la siguiente manera:

    «La Iglesia expresa un juicio moral, en materia
    económica y social, "cuando lo exigen los derechos
    fundamentales de la persona o la salvación de las almas"
    (GS 76). En el orden de la moralidad,
    la Iglesia ejerce una misión distinta de la que ejercen
    las autoridades políticas: ella se ocupa de los aspectos
    temporales del bien común a causa de su
    ordenación al supremo Bien, nuestro último fin.
    Se esfuerza por inspirar las actitudes
    justas en el uso de los bienes
    terrenos y en las relaciones socioeconómicas»
    (canon 2420).

    Partes: 1, 2

    Página siguiente 

    Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.

    Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

    Categorias
    Newsletter
    Comments
    All comments.
    Comments