Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

La familia cubana en el contexto latinoamericano actual (página 2)




Partes: 1, 2

 

Las familias cubanas desde el triunfo revolucionario

Los inicios revolucionarios y la consolidacion de un diseño de Sociedad Socialista con políticas sociales donde la equidad fue una de las grandes aspiraciones,fueron desarticulando el modelo de familia Patriarcal burguesa de fuerte tradición hispanica y judeo cristiana y diríamos que de manera general provocó en las relaciones familiares y sociales una serie de impactos positivos tales como :

  • Proceso progresivo de Dignificacion del ser humano con libertad de derechos independientemente de la raza , el género , la salud física y la orientación sexual.
  • Alto protagonismo social de personas de diferentes edades con convocatorias de participación y compromiso en múltiples tareas sociales y de choque .
  • Libertad de acceso a la salud ,educación y seguridad social que elevó el nivel eduacional y los indicadores de salud de la población, sobre todo de las mujeres las que actualmente constituyen la mayor cantidad de técnicos profesionales del país ( 39 % de la fuerza laboral y 67 % de los técnicos profesionales )
  • Mayor democratización en las relaciones familiares,
  • Cambios en las relaciones de poder a partir del cambio en la posición social de la mujer , los niños y adolescentes( los niños han ganado espacios en la toma de decisión en la escuela y por ende en la familia),
  • Ruptura de mitos valorativos opresivos como la cultura antidivorcio, antiaborto, el valor de la virginidad, la abnegación maternal, la distancia afectiva de los padres varones hacia los hijos.
  • Mayor simetría en las relaciones de pareja que se puso en evidencia en la ruptura progresiva de una cultura de subordinación de la mujer en relación al hombre tanto a nivel familiar como social y de una cultura del Respeto absoluto de los hijos a los padres que generaba distancia afectiva y falta de comunicación .
  • Surgimiento de valores relacionales emergentes como la cultura de la solidaridad , reciprocidad, de la comprensión del otro y de la negociación.

Como sabemos estas transiciones no se dan al unisono e igual en todas las familias . Las investigaciones muestran que muchos ejes trasversales de análisis condicionan si los estilos relacionales familiares son conservadores ,transicionales o totalmente innovadores al interior de la pareja y entre padres e hijos tales como la edad, la generación de referencia, los niveles educacionales alcanzados por la familia, el origen social y territorial , la influencia de las generaciones anteriores, la convivencia o no de la jóven pareja con otros miembros, las adherencias religiosas entre muchas otras.

Pero de lo que no cabe duda es que el proceso revolucionario y sus múltiples influencias sociales a través de los nuevos discursos de igualdad social, instaló una tensión dialéctica entre lo tradicional y lo emergente, entre lo conservador y lo nuevo y esa contradicción ha tenido diferentes potenciales de conflictividad y cambio para las familias.

Esta tensión que implica una ruptura de modelos de represetaciones,valores y expectativas es considerada una de las causas sociólogicas de las rupturas de pareja, de los desfasajes en Cuba de expectativas entre el hombre y la mujer en temas como las relaciones de poder, las responsabilidades para con la familia , discordias en la crianza de los niños entre padres y abuelos procedentes de historias sociales y culturales diferentes.

No obstante a pesar de considerar como un hecho el debilitamiento de las bases culturales del modelo de la familia patriarcal podemos decir que en el orden simbólico siguen existiendo prácticas familiares y condicionantes sociales que sostienen la ideología patriarcal.

El tema de la responabilidad para con las tareas domesticas ha constituído y constituye un estressor común a todas las familias cubanas , más si tomamos en consideración , que las rutinas cotidianas exigen de las personas una dedicación grande en tiempo y esfuerzo por falta de tecnología del hogar y de serviscios de apoyo a la familia .

A pesar de las aspiraciones de equidad a lo largo de todos estos años , la mujer en la familia sigue desempeñando la mayor cantidad de tareas domésticas y responsabilidades eductivas y de cuidado para con los niños y enfermos con mayor grado de flexibilidad en los roles compartidos con el hombre,pero no con igual grado de responsabilidad , y aun con un modelo de coparticipación casi siempre trasfiriendo o compartiendo la responsabilidad a otras mujeres de la familia,ancianas, adolescentes y en algunos casos mujeres contratadas. La responsabilidad para con las tareas domésticas o acciones de crianza ha constituído un foco de tensión permanente entre la pareja y entre padres e hijos a lo largo de estos años. (Arés,P.1990;Alvarez,M. y Catasús,S.1994; Arés,P 1997 )

La mujer cubana no asume como natural que esa carga sea solo de ella ( sobre todo en la mujer profesional ) y eso se pone en evidencia en sus reclamos de ayuda y sus constantes quejas en relación a los otros . Sin embargo paradójicamente la mujer independientemente de su participación en la vida laboral o nivel educacional,sigue sin renunciar al poder doméstico que la familia retribuye, al control de la mayor parte de la dichas actividades y al beneficio emocional que da el sentirse imprescindible y necesaria para todos. El sindrome de la supermujer trae aparejado para muchas mujeres costos personales emocionales y en muchos casos de salud . Este tema en realidad es mundial y no solo cubano o latinoamericano ( Arriaga.I ;Aranda. V,2004 )

Las formas culturales de relación necesitan ser deconstruidas en el plano de la subjetividad y este es un proceso siempre mas lento que los cambios en las leyes y en las políticas y debe ir acompañado de un encargo educativo de los padres, maestros y demás actores sociales.

Cuba ha tenido como aspiración construir una sociedad igualitaria y un modelo de relación más digno y humano. La aspiración ha sido crear nuevos valores aunque junto a ese empeño tambien coexistan prácticas no deseables y antivalores. De ahí que el gran desfío que ha tenido la sociedad cubana es promover programas educativos para lograr esa cultura de la solidaridad, ayuda , diálogo, comprensión y confianza entre los miembros de la pareja y la familia, en conquistar una nueva ética de las relaciones interpersonales.

Desde un punto de vista sociodemográfico muchas tendencias de cambio coinciden en Cuba con las que se ponen de manifiesto en otros países de la región y en países de Europa y que muestran que los procesos sociales y culturales actuales están sujetos a influencias globalizadoras.

Cuba por el hecho de ser un país Socialista no vive aislada del contexto internacional

Es muy probable que estas trasiciones se deban a procesos diferentes acorde a las condiciones socio históricas y económicas aunque con resultados similares . Así podemos hablar de trasiciones demograficas como : (Benitez. M. E,2003)

  • Bajos niveles de fecundidad(1.6 hijos por mujer muy por debajo del índice que se necesita para garantizar el reemplazo que es 2.1),
  • Envejecimiento progresivo de la población(15% de la población cubana mayor de 60 años )
  • Migraciones internas hacia la ciudad creandose franjas de marginalidad,
  • Emigraciones hacia EU y otros países (30,000 personas al año).
  • Aumento de las uniones consensuales ( 70% de los niños nacidos son hijos de madre unidas o solteras )
  • Alta tasa de divorcialidad (60 divorcios por cada 100).
  • Los cambios sociodemográfico , las trasiciones sociales y culturales han producido de manera general una ruptura del modelo de familia nuclear , biparental, conyugal , herterosexual , con la que se asocia el modelo patriarcal. A este fenómeno sabemos que se la ha denomindo diversidad y complejidad familiar . Complejidad en el sentido de ruptura contracultural de los ejes de vinculación considerados otrora como naturales tales como el parentezco, la conyugalidad y la heterosexualidad, en el que la familia actual incluye vínculos monoparentales, no consanguíneos, no legales, y no solo hetrosexuales .

Existe actualmente un patrón disímil de relaciones y formas de afiliación familiar que traspasa los límites de las clasificaciones actuales. Hablamos en Cuba de familias nucleares , nucleares monoparentales con o sin ayuda del padre no custodio, monoparentales extensas, ensambladas , extensas trigeneracionales o cuatrigeneracionales, extensas compuestas, convivencias múltiples como albergues y solares.

En ese sentido Cuba comparte con muchos otros países su diversidad de arreglos de convivenvia que para las personas de manera individual pueden ser cambiantes en su etapa de desarrollo, producto de múltiples acontecimientos vitales como las separaciones, los divorcios, las nuevas uniones , las emigraciones, la viudez. Estos eventos determinan la variabiliadad de espacios familiares diversos en que vive un cubano medio desde su nacimiento hasta su muerte, así como la diversidad de vínculos familiares no biológicos adquiridos o perdidos a lo largo del tiempo ( la pareja de mi madre o padre, el hermano de mi hermano que no es mi hermano, la abuela adoptiva o abuelastros, la ex pareja entre otros)

Desde un punto de vista evolutivo las familias cubanas transitan por crisis frecuentes por desmembramientos tempranos, principalmente por divorcio o emigración; por crisis de inclusión de nuevos miembros , en este caso de nuevas parejas, hijos adultos que retornan al hogar de origen luego de un rompimiento de pareja y el fenómeno de los nietos instantáneos,hijos de la nueva pareja de los hijos adultos que comienzan a ser convivientes. Tambien hay crisis por emancipación tardía o frustrada ,hijos adultos que nunca se van por falta de nueva vivienda, creando una subfamilia dentro de la de sus padres. La transitoriedad de las uniones, la variablidad de las parejas,el familismo cultural, la relación estrecha entre vecinos y la convivencia que convierte en familia lazos culturales y no biológicos contituyen rasgos distintivos de la realidad social y familiar cubana .

La familia en América Latina

Tendencias similares de cambio se han venido dando en América Latina. Los procesos más recientes de modernización , la incorporación a un modelo global de desarrollo económico y la transición demográfica, han aumentado la diversidad y heterogeneidad de los países de la región latinoamericana. A ello, se agrega un crecimiento económico lento y desigual que genera pobraza e inequidad. Entre 1990 y 2002, han aumentado notablemente los hogares unipersonales. En el caso de lo hogares de jefatura femenina, la tendencia más notable es el aumento de los hogares monoparentales femeninos. Esto se relaciona desde una perspectiva demográfica con el aumento de las convivencias no legales, los elevados indices de separaciones y divorcios, el aumento de las migraciones y de la esperanza de vida. Desde una perspectiva socioeconómica y cultural , obedece a la creciente participación económica de las mujeres( 49,7%) que les permiten la independencia económica y la autonomía social para constituir o continuar en hogares sin parejas.(Bárcena. A, 2004)

Se puede afirmar que aun cuando la familia nuclear es predominante, el modelo tradicional de familia con padre proveedor, madre dueña de casa e hijos ya no corresponde a la mayoría de los hogares y familias en América latina, puesto que solo se encuentran en un 36% de los hogares. Asimismo, se aprecia un aumento de las familias en las etapas del ciclo de vida de salida de los hijos del hogar y de las familioas mayores sin hijos ( lo cual apunta a la disminución de la fecundidad ).

( CEPAL; encuesta de hogares ).

Con el surgimiento de la globalización neoliberal como modelo de desarrollo todo parece conspirar contra la efectividad de la familia, Las leyes del mercado imperan por encima de las leyes del desarrollo humano y social . La familia por tanto lejos de quedar fortalecida en los tiempos actuales por políticas que la protejan y potencien su desarrollo, está cada vez más expuesta a las consecuencias de la creciente desprotección laboral y social en un contexto en que el desempleo es estructural. Este supuesto modelo de desarrollo ha dejado sin sustento económico a muchas familias de nuestra región ,incrementándose la franja de la pobreza crítica con todos los males indeseables que la misma trae aparejado como la mendicidad , la exclusión y marginación social,la feminización de la pobreza ,los niños de la calle , el incremento de las deserciones y los desajustes escolares, la depauperación de la salud, la reducción al mínimo del grupo de parentesco y el considerable aumento de la violencia y la criminalidad, pandillas juveniles, consumo de drogas , alcohol y estupefacientes.

La pobreza conlleva a un perfil de familia insuficiente, carente, acelerada en sus ritmos cotidianos y depauperada que a penas puede cumplir con sus funciones básicas . A su vez muchas personas no tienen ni siquiera un techo donde poder cobijarse para dormir,no tienen hogar aunque tengan familia. Esta es una realidad que produce un proceso de desmembramiento y desarticulación familiar.

Las familias que no viven en la pobreza extrema ubicadas dentro de la clase media y media alta hoy día para lograr mantener los estándares de ingreso que les permitan sostener los altos impuestos de arriendos de vivienda, escuelas y servicios de salud, más los nuevos impuestos que se han venido sumando a partir de los medios tecnológicos mas sofisticados como el celular, la televisión por cable y la línea de Internet, se ven obligadas a asumir jornadas extensivas e intensivas de trabajo. Se amplían las jornadas y se reducen los salarios. Es difícil en los tiempos actuales conciliar los tiempos laborales con los tiempos familiares . El trabajo y el mercado se vuelven los organizadores básicos de la vida familiar .

El tiempo para la familia es simplemente el que queda disponible después de trabajar todo el día . Los tiempos para la familia están tan reducidos que hoy día se habla de una bipartición del tiempo. Los días entre semana los miembros de la familia a penas interactúan y solo los fines de semana se comparte en familia. Esto tiene un impacto muy importante para los miembros que dependen de los adultos y que necesitan cuidados especiales como los menores, ancianos y enfermos .

Uno de los problemas básicos de este modo de vida familiar es el riesgo a la desatención afectiva de los más necesitados. Es lo que suele denominarse una crisis por deprivación de cuidados. La familia deja de ser ese espacio donde se produce el arropamiento afectivo que ninguna institución puede igualar. Los niños raramente regresan de la escuela sin que al abrir la puerta asome un rostro conocido y familiar para recibirlos ( a menos que sea un hermano(a) ). Los ancianos viven separados de la familia, generalmente viven solos o recluidos en instituciones.Hoy día los niños y adolescentes se vinculan más a los medios tecnológicos de entretenimiento que al contacto cara a cara con sus padres y otros familiares.

Esto tiene un altísimo peligro para la formación de las jóvenes generaciones y para el cumplimiento efectivo de la función educativa. Esta última está en manos del televisor y la computadora ( en caso de los hijos de padres que trabajan todo el día ) Por lo general el uso de la televisión de manera indiscriminada y sin la debida supervisión de los padres deja al niño expuesto a todo tipo de mensajes de violencia y pornografía que de alguna forma distorsionan sus formas de pensar y matan la inocencia infantil.

Cada vez más la familia ha quedado replegada a la satisfacción de necesidades básicas de subsistencia. Otras necesidades de contacto afectivo , de comunicación cara a cara, de transmisión activa de valores universales, son menos satisfechas al interior de las familias .

Otra paradoja del modelo de desarrollo actual es el hecho de que el uso desmedido e indiscriminado de la tecnología ( para aquel sector de la población y países desarrollados que tienen acceso a ella ) produce una creciente privatización de la vida. Las personas en este mundo estamos cada vez más conectadas ( a través de las redes electrónicas ), lo cual es una conquista ineludible, pero es una realidad que cada vez estamos menos comunicados, interactuando cara a cara . El fenómeno de la privatización de la vida en países denominados desarrollados ( y promovido como el modo de vida deseable ) produce un tipo de familia centrada en el individuo en la que cada persona tiene su propio automóvil,un teléfono celular, un televisor y computadora por cada cuarto y no se necesita de nadie para lidiar con los asuntos cotidianos. Las nuevas tecnologías fomentan el enclaustramiento doméstico pero no el fortalecimiento de la familia. El precio es el aislamiento de los miembros de la familia, entre personas, entre vecinos . Un padre puede estar desde su cuarto chateando con un amigo en Japón y puede que no tenga la menor idea de lo que le sucede a su hijo adolescente que está en el cuarto contiguo , mucho menos al vecino que vive al lado. Las viviendas por su parte están totalmente aisladas unas de otras . En algunos países con rejas y cercas eléctricas para evitar los asaltos y robos y protegerse de una realidad social enajenante que genera miedo e inseguridad Los niños deben vivir extremadamente vigilados .

Vivimos en un mundo donde los males de la pobreza desarticulan a las familias y las bondades del desarrollo deprimen sus funciones afectivas culturales y espirituales.

Por otra parte se nos impone un único modelo de progreso y bienestar familiar. La globalizacion nos propone un modelo de bienestar basado en el consumo. La cultura de ocio, del placer y del entretenimiento propone distraerse los fines de semana en las grandes catedrales del consumo o shoppin centers además de ser receptores pasivos de las ofertas de la televisión. Muchas familias que no tienen recursos asisten a dar vueltas,mirar y soñar además de ser lugares seguros y atractivos para toda la familia. Se ofrecen cuidados de niños para que los padres puedan comprar con mayor tranquilidad.

Los adolescentes encuentran su mayor atractivo en las salas de juego. La globalización no ha traído la integración de culturas, mas bien se ha impuesto una cultura hegemónica y un único modo de vida. Cada vez se produce un destierro de las culturas regionales y autóctonas de las tradiciones familiares aunque con fachada de integración. La globalización ha representado una imperialización de la cultura, una homogenización empobrecedora. Nos han impuesto una nueva moral : mientras más tengo y consumo mejor soy , no mientras mejor soy como ser humano más tengo, mas conocimientos adquiero y mas disfruto . Otras formas de empleo del tiempo libre para la familia ( los museos , la lectura, las actividades culturales y artísticas) están menos contampladas en las propuestas del mercado.Las grandes salas de aparatos electrónicos de juego para los adolescentes , cuyos estímulos visuales producen haces de luces brillantes y excitantes están generando adolescentes anestaciados en el fenómeno de las ludo manías y estados de éxtasis. Este modelo de desarrollo lejos de generar verdaderos desarrollos produce el fenómeno que algunos auotres han solido llamar como la socialización de la ignorancia. Cada vez las personas consumen más información y estímulos pero ello no va aparejado al incremento de su cultura, de sus conocimientos. Está más que probado que el uso desmedido de la tecnológia sin restricciones éticas y educativas no es equiparable a desarrollo humano y social.

Somos hijos de Doña Televisión, mater et magistra. Ella, puro negocio, vive presa de la dictadura de la audiencia: puesto que el necio lo paga y se le sirven necedades; he ahí un círculo vicioso donde mercado es a la vez causa y efecto de lo vulgar y donde sus programas, con tal de lograr más audiencia, recurren al histrionismo, al esperpento y a la ordinariez; más allá de los programas de violencia, sexo y drogas, los programas generales de entretenimiento fomentan el morbo, la sensiblería, la mundanidad de famosos y famosas. Todo se convierte en espectáculo en el cual las gentes invierten emocionalmente en historias que no les competen. Esta situación es también fuente de desigualdad y distanciamiento social, pues por un lado están las personas que pueden pertenecer a la "sociedad del conocimiento" y leen prensa nacional e internacional, revistas especializadas, etc., y por otro los clientes fijos de los grandes culebrones, de las series de entretenimiento, de las zafiedades seudo eróticas, etc., para quienes queda la socialización del desconocimiento (Díaz, Carlos, 2000)

El mercado está diseñado para producir encantamiento, sobre todo a los jóvenes , el mercado lo vende TODO, vende hasta las ilusiones y los modelos de felicidad. Las aspiraciones familiares y el modelo de confort único y legitimado es trabajar a tiempo completo para lograr tener cada vez mejores condiciones de vida cuyos parámetros los marcan las necesidades insaciables del consumo, no importa a qué precio, el precio lo pone también el mercado. Vemos entonces padres en los tiempos actuales en familias de clase media – alta , que trabajan a tiempo completo para darle todos los gustos a sus hijos, como modo de compensar la falta de tiempo y mitigar las largas ausencias.

En los tiempos actuales pareciera que no existe otro modo de querer a los hijos que no sea el de ofrecer objetos materiales . Lamentablemente esos hijos se vuelven tiranos, individualistas, egocéntricos, poco empáticos con proyectos precarios de vida y aspiraciones fuera de su alcance y posibilidades reales. Demandan cada vez más. Este modo cosificado de dar afecto tienen hoy una repercusión en los procesos de maduración tardía que se aprecian como indicador social en muchos países .Se retrasa la autonomía de los hijos por la falta de inserción laboral temprana y la larga dependencia de los ingresos de los padres.

El panorama familiar actual no es nada alentador .Existe una hiperbolización excesiva de la función económica en detrimento de la función afectiva , cultural y espiritual. Hoy se habla de Familia acosada por una realidad que desborda sus recursos adaptativos.

Muchos de las investigaciones psicosociales de familia revelan una serie de

parámetros de cambio en las practicas familiares y de pareja que expresan la incidencia de las realidades económicas actuales en contexto de crisis. Una de ellas es la des institucionalización del matrimonio, cambios en los parámetros de elección de la pareja en mujeres jóvenes adultas que ven el matrimonio como única vía de ascenso social, deserción del hombre joven a formar vínculos estables y compromisos de pareja y de familia por no verse así mismo capaz de sostener una familia, retraso en la natalidad del primer hijo , reducción del índice de fecundidad, disminución del contacto con la familia extensa , inestabilidad de los vínculos de pareja, incremento de los divorcios, incremento de hogares unipersonales.

Ciertas configuraciones familiares como jefatura femenina, la maternidad adolescente impiden o frenan lo que se denominan los círculos virtuosos entre familia-escuela-barrio a partir de lo cual se hace posible la acumulación de saberes, habilidades que le permiten a las familias desempeñar sus funciones especialmente la integración social de sus miembros.(Katman y Filgueira,2001)..

La Familia Cubana posterior a la etapa de cirisis económica y la reforma

El procesos cubano es realmente suigéneris por las condicionantes sociohistóricas que han determinado la vida familiar en Cuba . La familia Cubana como micro sociedad ha sido sujeto y objeto de un continium de interinfluencias sociales, políticas, ecónomicas y culturales en constante trasformacion , lo cual se ha puesto de manifiesto en cambios en su estructura , dinámica y relaciones intersubjetivas.

La crisis económica y la reforma posterior al derrumbe del campo Socialista de la Europa del Este hace ya 17 años y la paulatina consolidación de un modelo de desarrollo neoliberal en un mundo unipolar y un proceso de recrudecimeitno del Bloqueo económico de Estados Unidos hacia Cuba y de profundas reformas en la sociedad cubana, marcó un momento de cambio importante para las familias cubanas

La crisis económica de los 90 y la reforma devienen en un escenario diferente, potenciandose algunos indicadores estructurales presentes en la etapa anterior de pre crisis, pero apareciendo indicadores nuevos que son necesarios de analizar a los efectos de evaluar la situación actual.

La familia Cubana hoy se caracteriza por la heterogeneidad no solo de estructuras sino en cuanto a sus condiciones socioeconómicas. Uno de los rasgos mas relevantes de la etapa posterios a los 90 ( Espina M,2005 ) es la recomposición de la estrutura de propiedad sobre los medios de producción. Se plantea que en 1998 el 94 % de los trabajadores eran estatales y en el 2001 el 76 % de los trabajadores son no estatales. Se produce una diferenciación marcada de los igresos entre una familia y otra y entre un territorio y otro ( Iñiguez. Luisa, 2005 ). De ahí que si bien los ingresos no eran un marcador importante de diferencia entre las familias hoy dia podemos hablar de una heterogeneridad mayor de las mismas no solo en estructuras sino en condiciones socioeconómicas y por tanto en estrategias de vida, valores y en la manera en que estas diferencias se inscriben en la subjetividad. La heterogeneidad de los ingresos impacta no solo las diferencias sociales entre familias sino al interior de las familias. Dentro de una misma familia, diferentes miembros pueden tener ingresos procedentes de fuentes diversas lo cual marca una desigualdad difícil de manejar entre los mismos dados sus posibilidades diferentes de acceso y consumo. Este marcador de diferencia establece nuevas pautas de relación así como un reordenamiento de los valores sociales que pueden amenazar sensiblemente las aspiraciones de igualdad hasta el momento alcanzadas pòr la sociedad cubana. Como panorama nuevo emerge una situación de pobreza que constituye el 20% de la población urbana. Pobreza en riesgo,con algún amparo social pero debilmente vinculada a esas coverturas de amparo.

Dentro de este perfil de pobreza son vulnerables algunos tipos de estructuras familiares. (Zabala, M,1999) :

  • Familias de tamaño mayor a la media, con presencia de ancianos y niños, altos niveles de fecundidad ,
  • Familias monoparentales de jefatura femenina, sin apoyo paterno,
  • Precariedad de la vivienda, y
  • La reproducción generacional de las desventajas, que muestran esa marca hitórica que creíamos superada de desventaja de raza y de género .
  • Así por ejemplo los estudios develan una sobrerepresentacion de familias negras y mestizas así como un tendencia a la matricentralidad y matrifocalidad.

Ante esta nueva realidad se han ido gestando fenomenos transcionales de cambio y elementos emergentes en la familia .

La convivencia, la coresidencia no opcional y el discurrir de la vida en espacios reducidos( casa chicles ampliadas , rediseñadas, desglosadas con barbacoas ) producto de la escaces de espacios habitacioneles, ha sido una necesidad acumulada y no resuelta en todos estos años . La convivencia constituye una de las redes de apoyo informales más importantes del Cubano, ha sido la fuente de sostén y apoyo para el cuidado de los niños, de los enfermos y de por si teje redes de solidadidad y cercanía .

En tiempos de la cruenta crisis económica inicios de los 90 respresentó un antídoto para satisfacer de manera solidaria las carencias.No obstante de igual manera ha constituído un foco de tensión conflictual permanente por las constantes exigencias en el plano psicológico que impone el compartir espacios físicos de uso colectivo , interactuar en espacios reducidos y convivir de manera no opcional con otras personas. A esta situación se unen otros estressores comunes a todas las familias como la incertudumbre económica, el horizonte a corto plazo , proyectos de vida reducidos , inmediatez de la vida, celeridad de las rutinas cotidianas, mayor tiempo de permanencia en el hogar y en el barrio por las redes informales de trabajo y del sector privado cuyos escenarios laborales son en espacios domésticos.

El alto potencial de conflicto de la convivencia depende de la superposición de varios ciclos vitales en una misma familia, por lo que las tareas de desarrollo se multiplican y de las habilidades de comunicación en déficit en muchas familias cubanas que de manera permanente ha venido saliendo en las investigaciones realizadas en nuestros país.( Alvarez.M, 1994; Díaz y Durán,1999 )

Esta falta de habilidades de comunicación se pone de manifiesto en interacciones familiares destructivas plagadas de criticas al otro, descalificaciones , desconfimaciones e insultos, salidas poco constructivas a las crisis con uso de violencia verbal y física, uso del golpe a los niños como forma de educar, interrupción de las relaciones y de la comunicación como intento de solución a las crisis , ingestas de alcohol como parte de la cultura de ocio , y marcadas diferencias en los estilos comunicativos entre el hombre y la mujer . La mujer se comunica con más frecuencia a través de mensajes indirectos , reiterativos o cantaletas, maipulaciones afectivas y chantajes emocionales mientras que los hombres expresan con dificultad los sentimientos especialmente los de vulnerabilidad y tienden a ser menos abiertos en la expresión emocional. Una suerte de analfabetismo emocional está presente en muchas familias cubanas en sus interacciones cotidianas, patrones que se recirculan en la escuela y en la familia adquiriendo carácter de costumbre y normalidad. La familia cubana muestra gran preocupación por la satisfacción de las necesidades materiales, de higiene, alimentación, salud, ropa y calzado sin embargo otras necesidades de corte emocional y afectiva están sensiblemante insatisfechas.

A la luz de estas tendencias de cambio podemos concluir que estamos frente a un escenario de gran complejidad. La organización familiar, en los sectores de menor bienestar socioeconómico, es heterogénea no solo en términos de estructura y modos de unión de pareja, sino presenta transformaciones sociodemográficas porcentualmente más significativas de lo que ya describe el total de hogares del país.

Desde el punto de vista de la intersubjetividad familiar hemos detectado un fenómeno de Subjetivación de las diferencias donde el caracter simétrico de las relaciones entre la pareja y las generaciones, ha cambiado. Al incrementarse los espacios de desigualdad donde la familia tiene un nuevo parámetro de diferencia que son los ingresos, emergen relaciones con atisbos de contractualidad , subordinación , dependencia y complementariedad rígida que en cierta medida han resquebrajado los valores de igualdad, solidaridad y negociación de las diferencias lo cual amenaza algunas conquistas de género alcanzadas. ( Arés. P,2004)

La hiperbolización económica de las estrategias de vida encaminadas a la sobrevivencia y el debilitamiento de los recursos han dejado una impronta en la vida cotidiana de la familia , la familia está mas centrada en la satisfaccion de necesidades inmediatas que de necesidades superiores, existe una primarización de la vida.El ingreso aparece como un eje trasversal en los parámetros de elección de la pareja , sobre todo de las mujeres hacia los hombres por la tradicional asignación del rol del hombre en tanto proveedor, así de manera consustancial a lo anterior el ingreso es un factor devaluador de posibilidades en los hombres que solo reciben un salario estatal y no tienen ningún recurso ni vía de obtención adicional. Ello ha llevado al hombre joven a un debilitamiento de su proyecto de constitución de una nueva familia y a un retraso en la asunción de responsabilidades familiares cosa que no es un pfenómeno solo cubano como ya hemos señalado anteriormente

Otro factor importante que caracteriza las relaciones familiares actuales es la desconfiguración de valores y mensajes eduactivos que los padres ponderaban como buenos , como el estudio , el hacer una carrera, trabajar para el estado, donde los proyectos comienzan a debilitarse en su legitimidad social por las pocas posibilidades de satisfacción materiales de las necesidades que de ellos se derivan ( el trabajo y el estudio como fuente de pobreza material y el no trabajo o estudio como fuente de progreso económico )

El debilitamientos de los servicios de apoyo, la alta demanda de apoyo a la familia por parte de las instituciones , las escuelas en todos los niveles de enseñanza, los hospitales, exige actualmente de la familia ser la fuente principal de apoyo y sostenimiento de sus miembros. De ahí que las rutinas cotidianas se vuelvan arduas y difíciles sobre todo para la mujer dada la matrifocalidad y el matricentrismo de la familia cubana actual. La sensación de agobio doméstico gravita como foco de tensión sobre el deficits de habilidades de comunicación y la situaciones de precariedad.

La realidad cubana es compleja y no puede valorarse de manera lineal no obstante asistimos a un crisis de desmoralización de muchas familias cuyos parámetros se aprecian en los siguientes indicadores.

  • Devaluación del trabajo estatal como medio de vida y aceso al bienestar.
  • Vías no legitimadas socialmente en la solución de los problemas familiares.
  • Incremento de la violencia intradoméstica.

La violencia intradoméstica asoma su rostro ante realidades tan complejas donde el hombre se ve a si mismo devaluado en su condición de proveedor y autoridad. Esta ruptura de la familia paradigmática , reasignación de papeles y devaluación social del rol tradicional del hombre, ha sido una de las causas de la violencia intrafamiliar preferentemente contra los niños, las mujeres y los ancianos.

  • Reproducciones de las desigualdades de género, naturalizadas ante las dificultades económicas y la crisis.

Factores resilientes de la familia Cubana.

Dos factores importantes de fortaleza presenta la familia cubana.

  • Nuestro Capital humano.
  • Redes de apoyo formales e informales.

Nuestro capital humano marca diferencias sustanciales en el modo de vivir en familia. Los cambios socio demográficos y psicosociales están determinados no solamente por factores de índole económico sino mediatizados por una percepción subjetiva diferente que los cubanos asumen de la realidad familiar . El elevado nivel de escolaridad y de salud de la población, el alto índice de desarrollo adquirido por la mujer cubana y la multiplicidad de roles sociales que las personas adultas asumen en Cuba,influyen en gran medida en las decisiones concientes que la familia toma en relación al número de hijos que se desea tener .( La mujer cubana desea dos pero en la realidad tiene uno porque considera que mientras menos hijos ,mejor atención y cuidado ) ; en las razones para la separación definitiva de la pareja ya que además de los problemas de convivencia y de índole material surgen del imperativo de no soportar una situación de injusticia, de violencia, desigualdad, sobrecarga extrema, infidelidad o abuso, en la manera conciente con la que se asume el cuidado de los niños, enfermos y ancianos, en la organización planificada del presupuesto y el consumo familiar entre otras.

Por esta razón la manera de subjetivar la pobreza del cubano no es igual a la que tiene el pobre de América Latina.Las familias ha desarrollado una cultura de resistencia a las carencias y limitaciones materiales .Tienen dentro de sus aspiraciones familiares ¨salir a flote¨ y desarrollan disímiles estrategias activas para enfrentar las dificultades (estrategias para potenciar los ingresos,estrategias para optimizar el consumo, estrategias para optimizar los espacios domésticos, estrategias para distribución de los bienes, estrategias espirituales, incremento de la religiosidad , busqueda de ancestros entre otras )

En relación a nuestro modo de vida familiar exhibimos una realidad social sui géneris comparativamente con el aislamiento y la privatización de la vida que existen actualmente en otros países. Cuba tiene una infraestructura social comunitaria y en tal sentido las familias cubanas tienen una amplia red de redes formales e informales.

Estas redes representan un sostén importante y en no pocas situaciones un antídoto a las situaciones de carencias económicas, deviniendo la mayoría de las veces en redes de solidaridad que hacen bastante particular nuestro modo de vida . La puerta de una familia cubana es tocada muchas veces al día , por agentes de salud , el mensajero , las organizaciones de masa, los vecinos . Se socializan para uso colectivo los teléfonos , los automóviles , las medicinas. Las canastillas pasan de un bebé a otro, los cumpleaños de los niños se realizan con prestamos de vasitos, platico y piñatas que se reciclan, los uniformes escolares son donados a otros niños por los que ya no les sirven , las ropas igualmente se regalan y donan de unas familias a otra .

Este modo de vida hace que la familia cubana haya logrado lo que se suele llamar el CIRCULO VIRTUOSO , es decir una relación de interacción entre la comunidad , la escuela , las instituciones de salud, la familia extensa los colectivos laborales. Este modo de vivir constituye una factor protector a la salud, a la soledad del anciano, a la seguridad de los niños, a situaciones de violencia extrema ( Siempre existe un tercero presente ).

No existe una invasión excesiva de la televisión y los medios tecnológicos de entretenimiento. Las rutinas cotidianas de las familias se aceleran de 5 a 9 de la noche para ver el espacio estelar de la novela. Nuestros niños todavía juegan mas tiempo con otros niños, ven menos televisor comparativamente a las horas promedios que se registran en otros países, los televisores en las familias cubanas son de uso colectivo ubicados preferentemente en la sala o salones de estar , lo cual hace que el momento de ver televisión sea también de compartir opiniones y criterios.

Producto de la crisis podemos decir que la familia pasa más tiempo junta sin embargo se hace necesario incrementar la calidad de vida y la satisfacción de los miembros con ese tiempo.

Politicas Sociales . Retos.

  • Potenciar los factores resilientes de la sociedad cubana redes de apoyo, e intercambio solidario, disponibilidad de la familia extensa, tranquilidad ciudadana.
  • Continuar desarrollando políticas diferenciadas a familias con problemas específicos.
  • Propiciar servicios de apoyo a la familia.
  • Desarrollar políticas dirigidas a la familia en su totalidad no de manera sectorial.
  • Desarrollar políticas no solo asistencialitas sino desarrolladoras de protagonismo familiar en la solución de sus necesidades .
  • Generar conciencia critica y capacidad de discernimiento ético de los problemas y contradicciones actuales a enfrentar por la familia como valores y practicas, presupuesto familiar y mercado, tiempos laborales y familiares,
  • Revisión de modelos de bienestar y progreso familiar potenciando el equilibrio entre el tener y el ser.
  • Resignificar una cultura de ocio mas saludable sin necesidad de consumo de alcohol y promover estilos de vida familiares saludables entre sus miembros y con el medio ambiente
  • Potenciar una ayuda integral e interdisciplinaria a la familia dada su realidad compleja.
  • Revisar las visiones naturalizadas y normalizadas que tenemos del modelo de familia patriarcal burguesa y la sobrepatologización de lo diverso.
  • Rescatar la importancia de dotar a las familias de recursos de comunicación , solución de conflictos, redistribución del poder, asignación equitativa de roles reafirmación de valores como la solidaridad, la reciprocidad, el respeto la no violencia la reponsabilidad familiar y social.

La búsqueda de la utopía, no debe ser un esfuerzo nada desdeñable. La utopía es una esperanza activa, es promover y producir prácticas generadoras de los valores más necesarios para la construcción de un mundo mejor como la solidaridad, la equidad social, el respeto a la diferencia, la promoción de una cultura para la paz y la resolución constructiva de conflictos, el amor y el respeto entre los seres humanos. No importa cuan grande sea el desafío ni que cuota nos toque en esa construcción. El sentido de proyecto y de misión permitirá que este próximo milenio logre un mejor equilibrio entre desarrollo económico y progreso social. La utopía basada en la esperanza activa y comprometida marcará la pauta.

Bibliografía.

Engels, F. El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado, en obras Escogidas, Editorial Progreso, Moscú, 1974.III

Giddens, Anthony, Sociología.Alianza editorial, Madrid, España 2001

Frone M. R. Russell, M. y Cooper, M.L. (1997). Relation of Work-Family Conflict to Health Outcomes: A Four-Year Longitudinal Study of Employed Parents. Journal of Occupational and Organizational Psychology No 70.

Arés, P (1990) Mi familia es así. Editorial de Ciencias Sociales, 1990

Álvarez Mayda; Catasús S (1994) La familia Cubana: Composición, estructura y funciones. Boletín ICAP, La Habana.

Alvarez, Mayda y Mareelén Díaz (1996): La familia actual: situación actual y proposiciones para su fortalecimiento. Serie monográfica UNICEF-CUBA. La Habana

Arés, Patricia (1997) Estudio de la relación familia-sociedad en el sector privado de la economía emergente en Cuba. En Diversidad y Complejidad familiar en Cuba. CEDEM-ITEF, La Habana, Cuba.

Arriaga Irma, Aranda Verónica (2004) cambio de las familias en el marco de las transformaciones globales: necesidad de políticas públicas eficaces.

Benítez Maria Elena (2003) La Familia Cubana en la segunda mitad del siglo XX. Editorial Ciencias Sociales. La Habana.

Bárcena. A. (2004) Discurso, sesión inaugural, CEPAL en: Cambios de las Familias en el marco de las transformaciones globales: necesidad de políticas públicas eficaces. División de desarrollo Social. Santiago de Chile, 2004

CEPAL (2004) Cambios de las Familias en el marco de las transformaciones globales. Encuesta de hogares, Pág. 11

Díaz Carlos. (2000) Cultura familiar para la construcción de la Sociedad. Artículo de Internet.

Espina. M (2004) Heterogeneidad Social en Cuba. Colectivo de autores. Editorial Félix Varela

Iñiguez Luisa (2004) Territorialidad de las desigualdades en Cuba en Heterogeneidad Social en Cuba. Colectivo de autores. Editorial Félix Varela. La Habana

Zabala Maria del Carmen (1999) Familia y Pobreza Tesis de Doctorado. Universidad de la Habana.

Álvarez Mayda (1993) Un enfoque socio psicológico en el estudio de la comunicación familiar. En: Acerca de la familia cubana Actual. Editorial Academia de Ciencias.

Díaz M, Durán A (1999) Prepararnos para la comunicación en Convivir en familia sin violencia. Editorial Save the Children.

Arés Patricia. El poder oculto del dinero en : Heterogeneidad social en Cuba. Colectivo de autores. Editorial Félix Varela

 

Dra Patricia Arés Muzio

Profesora Titular. Universidad Habana


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.