Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Subterráneos de Buenos Aires (Argentina) (página 2)

Enviado por Ignacio Vega



Partes: 1, 2, 3


Desarrollo:

  1. Definición, características y propiedades del CO

El monóxido de carbono es un gas incoloro, inodoro e insípido, ligeramente menos denso que el aire. Una de sus posibles formas de generación es la combustión incompleta de los combustibles que contienen carbono y presente también en algunos procesos industriales y biológicos.

La importancia de su control en cuanto a la concentración reside en que establece un fuerte enlace de coordinación con el átomo de hierro del complejo protoheme de la hemoglobina y forma de esta manera carboxihemoglobina (HbCO), sustancia que disminuye la capacidad de transporte del oxigeno.

La presencia de carboxihemoglobina también altera la disociación de la oxihemoglobina de tal modo que resulta aún más disminuida la provisión de oxigeno a los tejidos. La afinidad de la hemoglobina con el monóxido de carbono es aproximadamente de 240 veces superior que con el oxigeno.

Su absorción se produce al respirar por los pulmones, y la concentración (en masa) de carboxihemoglobina depende de distintos factores. Ya sea la relación de monóxido de carbono y oxigeno inhalado, el tiempo de exposición, ventilación pulmonar y la carboxihemoglobina presente antes de inhalar aire contaminado.

El monóxido de carbono, además de combinarse con la hemoglobina, reacciona con la mioglobina, los citocromos y algunas enzimas. No se conoce bien la importancia de éstas reacciones, por lo que son desestimadas.

La generación de monóxido de carbono puede producirse en forma natural o antrópica, pero su porcentaje mayor deriva de actividades realizadas por el hombre. El 90,6 por ciento es de tal origen (Sanz Sá, 1991). A su vez los focos antropogénicos se pueden clasificar en:

Focos Fijos; ya sean industriales, derivado de procesos industriales e instalaciones fijas de combustión. O domésticas, producido por instalaciones de calefacción.

Focos Móviles; se pueden identificar los vehículos de desplazamiento terrestre, las aeronaves y por otro lado los buques.

Focos Compuestos; se puede sectorizar ya sea por zonas industriales o áreas urbanas.

En el presente estudio adquiere gran importancia la contaminación producida por los vehículos, su aumento masivo y constante que contribuyen a generar el aumento de contaminantes en el aire resultado de la combustión.

Según Sanz Sá el porcentaje correspondiente a la generación de monóxido de carbono a nivel mundial es:

Transporte: 73,7 por ciento

Industria : 19,9 por ciento

Residuos sólidos: 5,2 por ciento

Combustión fija: 1,3 por ciento

  • Considerando al transporte se produce:

Monóxido de carbono: 77,2 por ciento

Hidrocarburos: 13,6 por ciento

Óxidos de Nitrógeno: 7,7 por ciento

Aerosoles: 0,8 por ciento

Óxidos de azufre: 0,7 por ciento

  • La combustión fija produce:

Óxidos de azufre: 55 por ciento

Óxidos de nitrógeno: 22,6 por ciento

Aerosoles: 16,3 por ciento

Monóxido de carbono: 4,1 por ciento

Hidrocarburos: 2 por ciento

Aerosoles: 36,4 por ciento

Monóxido de carbono: 30,3 por ciento

Óxidos de azufre: 18,9 por ciento

Hidrocarburos: 13,9 por ciento

Óxidos de nitrógeno: 0,5 por ciento

  • Los residuos sólidos generan:

Monóxido de carbono: 66,3 por ciento

Hidrocarburos: 16,8 por ciento

Aerosol: 11,8 por ciento

Óxidos de nitrógeno: 3,4 por ciento

Óxidos de azufre: 1,7 por ciento

Hay que considerar que la proporción emitida a la atmósfera de cada uno de los contaminantes es muy variable, estando relacionada en función del tipo de vehículo y condiciones del motor.

Por litro de combustible se produce aproximadamente:

Contaminante Motor a gasolina Motor diesel

Monóxido de carbono 360 g. 7 g.

Óxidos de nitrógeno 15 g. 20 g.

Hidrocarburos 30 g. 40 g.

Partículas 1 g. 14 g.

Considerando las calefacciones urbanas es de tener en cuenta que son uno de los principales focos de combustión fija que contribuyen a la contaminación atmosférica de la ciudad, la misma es producida en gran medida por la utilización de combustibles gaseosos como método de generación de calor. Este tipo de combustión produce pocos contaminantes, pero la combustión incompleta genera gran cantidad de monóxido de carbono. Algo a tener en cuenta como característica de este modo de contaminación es su carácter estacional (aumentando en épocas de frío), su gran número de focos, amplia dispersión en el terreno y la variabilidad de la altura en que se produce. De este modo la concentración ambiental variará entre 0,01 a 0,8 ppm, y será necesario considerar variables tales como:

  • Condiciones meteorológicas.
  • Tránsito del automotor.
  • La hora del tránsito.
  • La distancia de las fuentes.
  • La configuración de los edificios.
  • La distancia a la calle.

Se observan valores máximos en condiciones de estabilidad meteorológica. Se pueden encontrar concentraciones altas en lugares como túneles, garajes y sectores cerrados donde circulan vehículos como estacionamientos, así como también la posibilidad de acumulamiento en subterráneos. (Derek E., 1994)

  1. La mayoría de los animales mueren cuando las concentraciones de carboxihemoglobina superan aproximadamente el 70 %. En caso que sea mayor del 50 % hay lesiones de órganos como encéfalo y corazón. Las concentraciones más bajas son más difíciles de distinguir. Hay pruebas en que el animal se adapta a altas concentraciones.

    En las concentraciones que van de 10 a 20 % se pueden producir modificaciones histológicas comprobables en el miocardio, los vasos sanguíneos y el sistema nervioso central. Se aseguró que afectan la fijación de colesterol en la aorta y arterias coronarias. (Organización Panamericana de la Salud, 1970).

  2. Efectos en animales
  3. Efectos en el hombre

Concentraciones de 10 % o menos: No se observan síntomas ni signos negativos. Es posible que personas con alguna afección respiratoria o problema respiratorio sean más propensas a sufrir efectos nocivos. También es probable que personas anémicas, de edad avanzada, pacientes quirúrgicos o personas que sufren arteriosclerosis cerebro vascular puedan correr un riesgo mayor.

Generalmente las mediciones se hacen en promedio de ocho horas. Es el tiempo en que las concentraciones de carboxihemoglobina y monóxido de carbono se estabilizan con el ambiente.

  1. "Hay sonido cuando un disturbio, que se propaga por un medio elástico, causa una alteración de la presión o desplazamiento de las partículas del material, que pueden ser reconocidas por una persona o por un instrumento". (Beranck L., 1977)

    Ruido, en cambio, hace referencia a sonidos desagradables. Está formado por sonidos complejos con una composición armónica no definida.

    La importancia del nivel del ruido es que ha ido incrementándose como consecuencia de los avances tecnológicos hasta constituirse en un elemento inseparable del entorno ambiental del hombre. El ruido se presenta en el trabajo, en el desplazamiento, cuando busca distracción y, aún, en la intimidad del hogar pero en el caso presente el foco de generación es reducido por lo que se evidencia a partir de la llegada del transporte y dentro del mismo. Siendo los valores comunes producidos por distintos tipos de trenes de:

    trenes rápidos que generan entre 88 y 90 dB

    trenes de mercancías que producen entre 89 y 92 dB

    (Sanz Sá, 1987)

      1. Ruido y malestar

      Los ruidos no sólo amenazan al hombre con la pérdida de audición sino a través de una molestia incesante. En ciertas ocasiones causa tensión constante e intolerable. Si bien no todas las personas quedan sordas, nadie escapa al malestar y perturbación. Con respecto a la duración, cuanto mayor es el tiempo que perdura el ruido, mayor es la molestia experimentada. El desagrado guarda relación directa con el nivel de ruido máximo alcanzado, así, el órgano del oído se caracteriza por su delicada estructura y por su sensibilidad a las agresiones que en ocasiones será variable según la persona pero de cualquier manera carece de la más mínima posibilidad de aislarse de las ondas sonoras. Como consecuencia del incremento del nivel del ruido, existe hoy un aumento real de los discapacitados auditivos. Hoy en día parece ser que tener un descenso de 20 dB ya no parece ser un signo de deterioro. (Werner, 1990)

      En comparación con otros países, se estima que en Estados Unidos más de ocho millones de personas están expuestas a niveles superiores a 80 dB en sus puestos de trabajo, con un 65 por ciento de los mismos por encima de los 85 dB. En la comunidad Económica Europea se calcula que unos 30 millones de trabajadores están expuestos a más de 80 dB. (Kryter D., 1970). En la Argentina, según De Marco, la población trabajadora expuesta a ruido industrial es de un millón de personas, de las cuales dos cientos mil presentan algún tipo de daño auditivo, tanto por la acción del ruido como por otras causas.

      La Dirección Nacional de Higiene y Seguridad en el Trabajo presentó un trabajo efectuado en 499 establecimientos industriales principalmente de Capital Federal y Gran Buenos Aires con una población de 8117 trabajadores ocupados en diferentes actividades industriales en el cual 400 de los 680 casos (59 por ciento), los niveles de ruido medidos suponían la existencia de riesgo para los trabajadores, al superar los 90 dB. Y considerando la medida de 85 dB, la cantidad aumentaba al 77 por ciento. Así la hipoacusia inducida por ruido se va a producir en base al nivel de presión sonora, el tiempo de exposición y las características de cada individuo. De la interrelación de estos factores surge el concepto, que es considerado también en la legislación, de "dosis de ruido".

      La percepción será diferente según las actividades de las personas obligadas a escucharlas, se deben distinguir los individuos para los cuales los ruidos son sinónimos de trabajo.

      Los trenes subterráneos clásicos, con sus ruedas metálicas generan ruidos de baja frecuencia que llegan a la superficie, tanto en las calles como en los edificios, acompañados de vibraciones. (Werner, 1990)

      Audición normal:

      120 dB umbral dolor

      90 dB umbral malestar

      50 dB umbral comodidad

      0 dB umbral auditivo

      Efecto en animales

      Expuestos a sonidos breves e intensos se advierten distintos efectos como: aceleración del ritmo respiratorio y cardíaco, aumento de la presión arterial, o disminución de la secreción de jugo gástrico. En las investigaciones los efectos enumerados culminan junto con el ruido.

      De todas maneras no puede deducirse que suceda lo mismo con las personas.

      Se denota también que a mayor ruido hay una mayor agresividad, tienden a demostrar que el sistema endócrino actúa como un sistema de retroacción para compensar los efectos del sonido en el sistema nervioso central.

      1. Psicológicos:
    1. Efectos en el hombre
  2. Definición y características del ruido

Molestia

Disminución de la eficiencia y rendimiento en actividades que requieren atención y concentración.

Distracción.

Fatiga: No es fácil demostrar que la fatiga aumenta en un medio ruidoso. Los fenómenos son difíciles de evaluar objetivamente. (Moch A., 1988)

Otros efectos asociados son los fisiológicos, tales como:

Hipoacusia: Deterioro del órgano auditivo, que genera pérdida de su capacidad en forma gradual. En el estudio que estamos presentando podría darse el caso que un ruido debido a una exposición tan intensa lesionara la membrana timpánica, pudiendo producir daño sobre otros órganos del oído interno.

Disminución de la resistencia eléctrica de la piel, reducción de la actividad gástrica o aumento de la tensión muscular. Comprobado por métodos electromiográficos en varias oportunidades. (David, 1932, Oginski, Radecki & Bugajski, 1964; Gopfert, 1960)

Para la Organización Mundial de la Salud, la pérdida de la capacidad auditiva se da de manera que la persona afectada no la percibe. La situación se complica por la falta de interés y, a su vez, el temor que el o los estudios den lugar a pleitos o a medidas legislativas.

"El costo para la industria de la pérdida de la audición debido al ruido es mayor que el de cualquier otra enfermedad profesional" (Gloric, 1961)

El coeficiente de absorción es un elemento a tener en cuenta, junto con el tiempo de reverberación. El primero es el resultado de una parte de la energía incidente que es absorbida por la superficie, y otra parte que es reflejada, lógicamente siendo ésta última más débil que la incidente. Este proceso adquiere importancia debido al material que tiene la estructura del subterráneo, el mismo se compone principalmente en los tramos de recorrido de hormigón armado y en las estaciones del mismo material revestido de cerámicos. De esta manera el coeficiente de absorción, que en el sistema de unidades internacional es el Sabine, está inusualmente próximo a cero. Siendo uno el coeficiente de absorción perfecto, como podría ser una ventana abierta. Así se expresa la capacidad de una superficie para absorber energía sonora.

El tiempo de reverberación se produce cuando se interrumpe la emisión de ruido, así, la energía acústica decrece exponencialmente a lo largo del tiempo. Al tiempo, en segundos, que tarda el nivel sonoro en caer 60 dB se lo llama "tiempo de reverberación". Este factor es una característica fundamental que define el comportamiento de un sitio dado. Que para el caso del subterráneo adquiere poca importancia ya que el mismo presenta un trayecto extenso en forma horizontal que permite que el tiempo de reverberación sea bajo.

Área de estudio:

El trabajo se llevó a cabo en el área de recorrido de la línea C de subterráneo que atraviesa de norte a sur la Capital Federal, entre dos puntos de gran importancia, como lo son las estaciones de Constitución y Retiro.

El orden en que encontraremos las estaciones es: Estación Constitución (cabecera Terminal), Estación San Juan, Estación Independencia, Estación Mariano Moreno, Estación Avenida de Mayo, Estación Diagonal Norte, Estación Lavalle, Estación San Martín y por último Estación Retiro.

Comenzando por Estación Constitución, las primeras cinco estaciones están por debajo de la calle Carlos Pellegrini, a partir de la Estación Diagonal

Norte el subterráneo va por debajo de la calle Esmeralda hasta llegar a Estación Retiro.

Mapa detallado:

Materiales y Métodos:

Para llevar a cabo las mediciones de monóxido de carbono se utilizó el medidor de monóxido de carbono digital marca Silix (rango 0,1-50 ppm); muestreando a la altura aproximada de respiración del ser humano (1,5 m de altura). Las estaciones de muestreo fueron Constitución, Diagonal Norte y Retiro, consideradas las más transitadas. También se tomó en cuenta un punto de muestra en superficie establecido en la intersección de las calles Carlos Pellegrini y Av. Roque Sáenz Peña. El ciclo de muestreo se llevó a cabo durante todos los posibles intervalos de tiempo, basado en la técnica de Mc. Mullen.

El total de las muestras fue tomado en el mes de noviembre de 2004 y el mes de abril de 2005. El total de muestras tomadas fue de 126 en el primer mes y de 90 en el segundo.

Para el muestreo de ruido se utilizó el medidor de ruido digital, modelo TES-1350 A, en condiciones estandarizadas de dB A, rango alto y lectura rápida. Los valores fueron tomados entre estación y estación cada cinco segundos, a partir del movimiento del tren hasta que se detiene. Se consideró necesaria la discriminación entre el trayecto 1 (Constitución-Retiro) y el trayecto 2 (Retiro-Constitución).

La toma de muestras se realizó entre marzo y abril de 2005.

Para el análisis fue necesario realizar la conversión, transformando los datos de escala logarítmica (dB) a escala aritmética y de esta manera poder realizar el análisis estadístico.

Para lo cual se utilizó:

I = watt/m2

L (dB) = 10 x Log x (I / I0)

El total de muestras fue de 365 para el trayecto 1 y 450 para el trayecto 2. El porcentaje de error total de ambos trayectos fue menor al diez por ciento.

Resultados:

Es necesario considerar que Metrovías implementó un plan de obras cuyo objetivo fue reducir el impacto sonoro. Los trabajos consistieron en la colocación de paneles acústicos fonoabsorbentes a lo largo de los túneles. Estos paneles de dos metros de altura aproximadamente, colocados en las paredes del túnel cumplen la finalidad de absorber parte del ruido generado por el paso de las formaciones, disminuyendo su reverberación. Hasta fines del 2003, se instalaron 1560 paneles que revistieron 1880 metros de túnel de la Línea C. En enero de 2004, se cubrieron otros 400 metros entre las estaciones M. Moreno y Av. De Mayo y 370 metros entre esa estación y Diagonal Norte. Los tramos restantes para finalizar las obras están en ejecución.

Otra medida que llevó a cabo es la reducción de velocidad y marcha regulada en varios tramos, sobre todo en las curvas, la incorporación de balasto en ambas vías del tramo Lavalle-San Martín; también se realiza un seguimiento de las variaciones del ruido.

Esta línea de subte cuenta con formaciones de seis coches cada una, el total de formaciones antiguas (que superan los cincuenta años de antigüedad) es de diez; y las formaciones modernas son tres. Con respecto a la frecuencia del servicio que brinda el subterráneo, si bien pueden existir leves variaciones, cada tren pasa durante los días hábiles en promedio cada cinco minutos, lo que representa un total de doce trenes por hora (considerando sólo un sentido); y siendo su servicio de las 5 a las 22:30 horas se estiman que 210 formaciones pasan en total durante las 17 horas y media que brinda el servicio al público, transportando a un total aproximado de 120 mil personas diarias.

En cuanto a la cantidad de trabajadores de mayor exposición, conviene distinguir entre:

  • Trabajadores de metrovías, que llegan a un total de 72 operarios que manejan y controlan la formación. De los cuales 26 trabajan en el primer turno (de 4:30 a 10:30 horas), 22 en el segundo turno (de 10:30 a 17:30 horas) y 24 operarios que trabajan en el tercer turno (de 17:30 a 22 horas).
  • Trabajadores externos, que en su mayoría son empleados de kioscos de diarios y revistas presentes en los andenes. En las estaciones Independencia, M. Moreno, Lavalle y San Martín vamos a encontrar una persona por turno (son dos turnos de siete horas aproximadamente). En las estaciones Av. de Mayo y Diagonal Norte trabajan dos personas por turno. En las cabeceras vamos a encontrar negocios de venta de comida, kioscos y venta de productos para regalo. En la estación Constitución se encuentra la mayor cantidad de trabajadores, llegando a un total de doce personas por turno de ocho horas. La estación Retiro presenta numerosos negocios con aproximadamente 20 personas por turno. El total de personas que trabaja como externo a Metrovías llega a 80 personas.

Ruido

A continuación figuran la frecuencia de los niveles sonoros, comprendidos entre 55 a 70 dB, considerado valor aceptable; 70 a 85 dB considerado bajo y entre 85 y 110 dB inaceptable. (Conesa F., 1990)

Tramo Constitución-Retiro

Frecuencia

Frecuencia Relativa

Trayecto

Número de Muestras

55 a 70 dB

70 a 85 dB

85 a 110 dB

55 a 70 dB

70 a 85 dB

85 a 110 dB

C.-S.J.

45

3

22

20

6,7

48,9

44,4

S.J.-I.

40

1

24

15

2,5

60

37,5

I.-M.M.

50

3

21

26

6

42

52

M.M.-Av.M.

40

3

19

18

7,5

47,5

45

Av.M.-D.N.

50

4

10

36

8

20

72

D.N.-L.

40

1

15

24

2,5

37,5

60

L.-S.M.

50

2

15

33

4

30

66

S.M.-R.

50

4

27

19

8

54

38

Total

365

21

153

191

45,2

339,9

414,9

Siendo:

C.: Constitución

S.J.: San Juan

I.: Independencia

M.M.: Mariano Moreno

Av.M.: Avenida de Mayo

D.N.: Diagonal Norte

L.: Lavalle

S.M.: San Martín

R.: Retiro

Tramo Retiro-Constitución

Frecuencia

Frecuencia Relativa

Trayecto

Número de Muestras

55 a 70 dB

70 a 85 dB

85 a 110 dB

55 a 70 dB

70 a 85 dB

85 a 110 dB

S.J.-C.

80

7

48

25

8,8

60,0

31,3

I.-S.J.

55

3

22

30

5,5

40,0

54,5

M.M.-I.

60

4

18

38

6,7

30,0

63,3

Av.M.-M.M.

45

1

18

26

2,2

40,0

57,8

D.N.-Av.M.

60

1

25

34

1,7

41,7

56,7

L.-D.N.

45

2

14

29

4,4

31,1

64,4

S.M.-L.

65

2

21

42

3,1

32,3

64,6

R.-S.M.

40

4

17

19

10,0

42,5

47,5

Total

450

24

183

243

42,3

317,6

440,1

En la figura 1 están representados los promedios totales de los trayectos entre estación y estación, discriminados entre Constitución-Retiro y Retiro-Constitución. El porcentaje de error fue de 9,3 para el primer trayecto y 9,7 para el segundo.

Figura 1:

Representación de los niveles sonoros promedios, en dB entre cada una de las Estaciones.

Analizando la generalidad de los datos se puede apreciar que el nivel de ruido promedio en ningún momento es inferior a los 80 dB. Los valores más frecuentes oscilan entre 89 y 92 dB. Los picos registrados

fueron de 107 dB en el trayecto de Diagonal Norte a Lavalle. El valor mínimo fue muestreado en el trayecto de San Martín a Retiro con 64,3 dB.

Figura 2:

En la cual se representa el promedio total de las frecuencias de ambos tramos.

Clasificando:

55-70 dB: Aceptable

70-85 dB: Bajo

85-110 dB: Inaceptable

De esta manera se observa la deficiente calidad que presenta el servicio, siendo la mayor parte la calidad baja e inaceptable.

Monóxido de carbono

Para la correcta evaluación de los resultados es necesario considerar la ubicación de las rejas de ventilación natural, que consiste en aberturas enrejadas de una superficie variable (en general de dos metros cuadrados a 4 metros cuadrados) para lo cual se realizó un diagrama a escala. También se debe tener en cuenta la cantidad de ventilación artificial (producida por extractores de aire) y ventiladores en los andenes. Para lo cual se confeccionó el siguiente cuadro:

Ventilación interna tramo Constitución-Retiro

Estación

Ventilación Natural

Ventilación Artificial

Ventiladores

Constitución

20

2

14

San Juan

1

1

10

Independencia

2

1

6

Mariano Moreno

3

2

8

Av. De Mayo

2

3

10

Diagonal Norte

5

1 extendida en todo el andén con varias bocas

1

Lavalle

2

2

12

San Martín

2

13

Retiro

3

2

12

En los siguientes gráficos se pueden apreciar la distancia a la que se encuentra cada estación y el posicionamiento de las formas de ventilación que se utilizan en el subte.

Figura 3:

Aquí se quiere demostrar la profundidad a que se encuentra cada estación y estimar la variación que se produce en el recorrido del tren.

 

Figura 4:

En este corte de planta seccionado en cuatro gráficos se visualiza la ubicación y se detalla el tipo de ventilación.

 

En el siguiente cuadro se representa mediante un corte transversal cada uno de los perfiles de las estaciones y la variación del túnel según el tramo, a su vez, se detalla la medida de espacio físico que ocupan.

Promedio total del muestreo de monóxido de carbono. Llevado a cabo entre 5/11 al 25/11 y 3/4 al 6/4.

Horas

Retiro (ppm)

Diagonal Norte (ppm)

Constitución (ppm)

Superficie (ppm)

07:00

6,7

7,4

7,8

08:00

9,2

7,9

6,6

12:00

7,9

8,3

8,0

7,3

13:00

9,9

9,6

8,9

8,0

14:00

7,6

8,0

7,6

6,0

17:00

10,7

9,9

5,3

18:00

7,6

5,7

9,4

9,5

Desvío Estándar:

Retiro 1,11

Diagonal Norte 1,72

Constitución 0,96

Superficie 1,4

Figura 5:

Se representan en forma de curvas la concentración de monóxido de carbono a lo largo del tiempo.

Valores recomendados

  1. Contaminante

    Concentración Límite

    CO

    26 ppm en una hora

  2. Valor máximo recomendado por la OMS

    Parámetro

    Niveles

    Atención

    Alerta

    Emergencia

    CO

    Ppm (8 hs.)

    15

    30

    40

  3. Índice de Brasil
  4. Índice de la EPA

Calidad

CO

Nivel

Buena

3,9

50 % CMA

Aceptable

7,8

100 % CMA

Inadecuada

13

Atención

Mala

26,2

Alerta

Pésima

34,9

Emergencia

Crítica

427,7

Crítico

Aspecto legislativo:

A nivel nacional se introdujo en la Constitución Nacional el marco para que pueda ser desarrollada una política que considere el medio en que vivimos. En su primer párrafo, que es el de mayor aplicación al presente estudio, se establece que "Todos los habitantes gozan del derecho de un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano, y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer la de las generaciones futuras; y tienen el deber de preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer, según lo establezca la ley".

Se consagra el derecho en sentido amplio, la Constitución va más allá que otras que solo se refieren a los "ciudadanos". Por otro lado considera el derecho de vivir y desarrollarse en un ambiente físico, social y cultural adecuado. El otro punto importante es la responsabilidad de los particulares por los daños derivados de la contaminación producida por ellos.

En lo que respecta a la contaminación del aire, la preservación de la calidad de vida humana desde el punto de vista de los efectos que determinadas personas o grupo de personas puedan producir de manera directa o indirecta sobre el entorno, se puede asegurar que constituyen una ausencia sustantiva, denominado por Jorge Franza, especialista en derecho ambiental, como una verdadera laguna jurídica, fomentando las inacciones para que al menos progresivamente las condiciones ambientales mejoren.

Existe la ley Nº 20.284, sobre la preservación de los recursos del aire que expresa en su fundamento "que el aire, el agua y el suelo son los elementos que conforman el ambiente ecológico en que se desenvuelve el hombre y toda acción que tienda a preservarlos en las mejores condiciones posibles está dirigida a las sociedades que se sirven de ellos". El ámbito de aplicación de esta ley, juntamente con sus tres anexos, comprenden a todas las fuentes capaces de producir contaminación atmosférica ubicadas en jurisdicción federal y en las provincias que se adhieran a la misma. La autoridad de aplicación es la Autoridad Sanitaria Nacional, Provincial y de la Ciudad de Buenos Aires. Se crea también el Registro Catastral de Fuentes Contaminantes, a cargo de la Autoridad Sanitaria Nacional, la que también estará facultada para fijar normas de calidad de aire y las concentraciones de contaminantes correspondientes. El art. 7 faculta a la autoridad sanitaria local a fijar por cada zona niveles máximos de emisión de los distintos tipos de fuentes fija, y el art. 8 faculta iguales atribuciones respecto de las fuentes móviles. En el capítulo III se fija que la autoridad sanitaria local establecerá un Plan de preservación de situaciones críticas de contaminación atmosférica, basándose en tres niveles de contaminación, que determinará la existencia de estados de: alerta, alarma y emergencia.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires encontramos particularmente la Ley 1356, de preservación del recurso aire y la prevención y control de la contaminación atmosférica. El objeto de la misma es la regulación en materia de preservación del recurso aire y la prevención y control de la contaminación atmosférica, que permitan orientar las políticas y planificación urbana en salud y la ejecución de acciones correctivas o de mitigación entre otras. Su aplicación está dirigida a todas las fuentes públicas o privadas capaces de producir contaminación atmosférica en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, propendiendo a la coordinación interjurisdiccional e interinstitucional en lo atinente a su objeto, sin perjuicio de lo establecido en la Ley Nacional Nº 20.284. Si bien está dirigida a las fuentes que generan la contaminación atmosférica, la vamos a considerar a modo complementario dado que dispone los valores límites de concentración de un contaminante en el ambiente público.

En su art. 3 define a la contaminación atmosférica como "la introducción directa o indirecta mediante la actividad humana de sustancias o energías en la atmósfera, que puedan tener efectos perjudiciales para la salud humana o calidad del ambiente, o que puedan causar daños a los bienes materiales o deteriorar o perjudicar el disfrute u otras utilizaciones legitimas del ambiente". En su art. 4 denomina al estándar de calidad atmosférica como la disposición legal que establece el valor límite, primario o secundario, de concentración o intensidad de un contaminante en la atmósfera durante un período de tiempo dado. Son límites primarios los destinados a la protección de la salud de la población y son límites secundarios los destinados a mejorar el bienestar público, que incluye la protección de los recursos naturales y el ambiente. En el Título VI: Del monitoreo y la vigilancia epidemiológica, art. 34 se establece que la Autoridad de Aplicación debe implementar un programa de monitoreo permanente, continuo y sistemático de contaminantes atmosféricos y variables meteorológicas, que permitan conocer la variación de la concentración o nivel en el tiempo para las zonas que se determinen en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En el art. 37 se dispone que; cuando en un punto, dentro del perímetro de la Ciudad de Autónoma de Buenos Aires, las mediciones de concentración o nivel de uno o más contaminantes superen las normas de calidad atmosférica, la Autoridad de Aplicación debe realizar los estudios técnicos pertinentes para identificar las fuentes de emisión causantes de su deterioro a los fines de lograr la reducción, mitigación o eliminación de la emisión causante del deterioro de la calidad atmosférica. En el anexo I A se publica la tabla que fija los estándares de la calidad de aire ambiente en el cual el monóxido de carbono no debe superar la cantidad e 9 ppm por un período de 8 horas y de 35 ppm por un lapso de una hora. Caso contrario quedará sometido al régimen de infracciones que brinda la misma ley.

Con respecto al ruido y vibraciones existe más legislación, quizás debido a que su producto es resultado de una fuente puntual e identificable. Federico Miyara hizo un análisis de la legislación concerniente. Considerando en primer lugar la legislación que protege al trabajador fijando límites de exposición, luego están las disposiciones ambientales que protegen a la comunidad y por último aquellos reglamentos destinados a regular fuentes particulares, como ser el transporte o los espectáculos.

Existen dos leyes laborales que consideran la cuestión del ruido: la Ley Nº 19.587/72, de Higiene y seguridad en el trabajo, con su decreto reglamentario Nº 351/79; y la Ley Nº 24.557/95 de Riesgos del Trabajo, que va acompañada por los decretos reglamentarios Nº 170/96 y Nº 333/96, la Resolución Nº 38/96 SRT y el Laudo Nº 156/96 MTSS.

La Ley Nº 19.587/72 es de carácter técnico, su filosofía central la da su art. 4: "La higiene y seguridad en el trabajo comprenderá las normas técnicas y medidas sanitarias, precautorias, de tutela o de cualquier otra índole que tengan por objeto: a) Proteger la vida, preservar y mantener la integridad psicofísica de los trabajadores. b) Prevenir, reducir, eliminar o aislar los riesgos de los distintos centros o puestos de trabajo. c) Estimular y desarrollar una actitud positiva respecto de la prevención de los accidentes o enfermedades que puedan derivarse de la actividad laboral." Se cubren por lo tanto tres aspectos: protección, prevención y concienciación. Se establecen exámenes médicos al ingreso, de adaptación y en forma periódica. Fija los niveles a los que el trabajador puede estar expuestos; el mismo no puede estar sometido a 90 dBA de nivel sonoro continuo equivalente, pero considera 85 dBA un valor precautorio en el que ya hay que tomar medidas para reducirlo.

El artículo 5 indica como básicos ciertos principios y métodos, entre los cuales se destacan la "aplicación de técnicas de corrección de los ambientes de trabajo en los casos en que los niveles de los elementos agresores, nocivos para la salud, sean permanentes durante la jornada de labor", la "difusión y publicidad de las recomendaciones y técnicas de prevención que resulten universalmente aconsejables o adecuadas", y la "realización de exámenes médicos preocupacionales y periódicos, de acuerdo a las normas que se establezcan en las respectivas reglamentaciones".

En los artículos 6 y 7 se establece que las reglamentaciones deberán considerar, entre las condiciones de higiene, "factores físicos: ruidos, vibraciones...", y entre las condiciones de seguridad, los "equipos de protección individual de los trabajadores".

Los artículos 8 y 9 obligan al empleador "al suministro y mantenimiento de los

equipos de protección personal", a "eliminar, aislar o reducir los ruidos y/o vibraciones perjudiciales para la salud de los trabajadores", y a "promover la capacitación del personal en materia de higiene y seguridad en el trabajo, particularmente en lo relativo a la prevención de los riesgos específicos de las tareas asignadas".

El artículo 10, finalmente, obliga al trabajador a "cumplir con las normas de higiene y seguridad y con las recomendaciones que se le formulen referentes a las obligaciones de uso, conservación y cuidado del equipo de protección personal..."

El decreto reglamentario 351/79 está organizado en 8 anexos. El anexo I reglamenta la ley en general, con 24 capítulos y 232 artículos, mientras los restantes 7 anexos se ocupan de temas específicos. Algunas de sus partes fueron derogadas por el decreto 1336/96.

El capítulo 13 del anexo I (artículos 85 a 94), trata específicamente la cuestión de los ruidos y vibraciones. El artículo 85 expresa que "ningún trabajador podrá ser expuesto a una dosis de nivel sonoro continuo equivalente superior a la establecida en el Anexo V." El artículo 87 resume: "Cuando el nivel sonoro continuo equivalente supere en el ámbito de trabajo la dosis establecida en el Anexo V, se procederá a reducirlo adoptando las correcciones que se enuncian a continuación y en el orden que se detalla:

1. Procedimientos de ingeniería, ya sea en la fuente, en las vías de transmisión

o en el recinto receptor.

2. Protección auditiva del trabajador.

3. De no ser suficiente las correcciones indicadas precedentemente, se procederá a la reducción de los tiempos de exposición."

Se observa que de todas las soluciones resultan preferibles aquellas que implican la reducción del ruido. Los artículos que siguen, 88 y 89, van aún más lejos, requiriendo una fundamentación ante la autoridad competente en caso de que no puedan aplicarse las dos primeras correcciones, y en ese caso establecen la "obligatoriedad del uso de protectores auditivos por toda persona expuesta" o la "reducción de los tiempos de exposición" según corresponda.

El artículo 92 establece que cuando en un trabajador expuesto a una dosis superior a 85 dBA de nivel sonoro continuo equivalente "se detecte un aumento persistente del umbral auditivo, el afectado deberá utilizar en forma ininterrumpida protectores auditivos", y que "en caso de continuar dicho aumento, deberá ser transferido a otras tareas no ruidosas". Este artículo tiene en cuenta el hecho de que la susceptibilidad individual a experimentar daño auditivo es muy variable, y respalda por lo tanto al porcentaje de trabajadores que estadísticamente llegan a la hipoacusia con los niveles admitidos por la ley. Si bien esto impide la profundización del problema, de hecho tiene la inocultable limitación que se basa en el hecho consumado, es decir, que se protege al trabajador cuando ya ha sufrido un daño irreversible. Esto es consecuencia de que los niveles tolerados son excesivamente altos.

La Ley 24.557/95 plantea los objetivos en su artículo 1, que son: reducir la siniestralidad laboral derivada del trabajo, reparar los daños derivados de accidentes del trabajo y de enfermedades profesionales, promover la recalificación y recolocación de trabajadores damnificados, y promover la negociación colectiva laboral para la mejora de medidas de prevención y de las prestaciones reparadoras.

El decreto reglamentario 170/96 reglamenta algunos aspectos de la ley de Riesgos del Trabajo, entre ello lo correspondiente al Plan de Mejoramiento planteado en el artículo 4, inciso 2. En el mismo se establecen cuatro niveles; el primero manifiesta el tiempo que puede permanecer el trabajador en condiciones que no se cumpla con las obligaciones del empleador; el segundo nivel establece que una vez comenzadas las obras de mejora o mitigación puede extenderse el tiempo de permanencia en situación de no cumplimiento de la reglamentación; el tercer nivel implica el total cumplimiento de las disposiciones legales relativas a higiene y seguridad en el trabajo; el cuarto nivel es optativo y consiste en la instrumentación de pautas y medidas de higiene y seguridad en el trabajo que exceden lo requerido por la legislación vigente.


Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Hidrocarburos "El petróleo"

    Es posible reparar los daños que causa el petróleo de forma natural? ¿o son irreversibles? ¿necesita el hombre interveni...

  • Cambio climático

    Definición del problema, Calentamiento global, Agua, Clima, Movimientos de la Tierra, Lluvia, Inundaciones, El ser humano, Conclusión, Plan de trabajo ...

  • Efecto invernadero

    Nuestra Tierra. El efecto invernadero. La capa de ozono. Calentamiento del planeta. Las consecuencias del Calentamiento ...

Ver mas trabajos de Ecologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.