Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Lilia Gilma Madera Valiente, escultora




Partes: 1, 2

  1. Desarrollo
  2. Bibliografía
  3. Anexos

Acercamiento a la vida y la obra de la escultora Lilia Gilma Madera Valiente
a través del estudio de su colección

Introducción

En el año 1915, el júbilo invadía la vivienda de los Madera, Valiente; la señora Eufemia Dolores de Jesús Valiente Sánchez, cubana tenía su octavo alumbramiento. Nació el 18 de septiembre a las 2:25 am una hermosa niña con siete libras y media, 57 centímetros de largo, nombrada Lilia Gilma Madera Valiente o flor del campo como significa, en lengua zipa.

Este acontecimiento tiene lugar en la Finca "La Victoria", ubicada en el barrio de Bermejales, municipio de San Cristóbal, comprada por Severiano Madera García, natural de Asturias, provincia de Oviedo, España en 2800 pesos oro español con una extensión de 11 caballerías, 3 de ellas dedicada al cultivo del tabaco, el resto a la ganadería y a la plantación de madera preciosa.

La solvencia económica de la familia permitió al matrimonio enviar a sus hijos a la capital, para realizar sus estudios.

Así Lilia Gilma Madera cursó sus primeros grados en el Centro Gallego, posteriormente pasó a la escuela del hogar donde se titula en junio de 1936 de maestra en Economía Doméstica. En mayo de 1937 es autorizada para ejercer esta profesión en el grupo III de la Escuela Primaria Superior No.4 de distrito escolar del centro de La Habana donde prestó servicio, como maestra de la cátedra de Economía Doméstica durante 25 años.(1)

El dominio de la lengua inglesa le permitió ejercer como profesora de Idioma por 8 años en la Secundaria Félix Varela en la FOC Enrique Zalanaga y Antonio Maceo.

La superación fue una constante preocupación para Gilma Madera por eso realizó cursos de verano en Pedagogía en La universidad de La Habana y de inglés en Columbia University New York.

En 1961 con 24 años de experiencia como maestra se incorpora a la campaña de Alfabetización, hermosa y humana misión que la hizo sentir orgullosa de cooperar modestamente a terminar con el analfabetismo en su patria, Como una más de los miles de cubanos que sabían leer y escribir, sintió el deber de enseñar a los hermanos iletrados. (2)

En la etapa inicial de la campaña participa en la promoción para captar alfabetizadores, junto a los intelectuales Raúl Ferrer, Rafaela Chacón y Jesús Orta Ruiz. Posteriormente se incorpora a las brigadas Conrado Benítez.

El 28 de agosto de 1961 llegó a la finca San Ramón, barrio Arroyo Rico en La Palma a la casa del labriego Eusebio Alfaro donde permaneció hasta el final de la campaña.

Durante este período estuvo al frente de un núcleo de alfabetizadores y graduó a los 12 alumnos a su cargo. Fue seleccionada alfabetizadora destacada en varias ocasiones y participó en diferentes eventos municipales y provinciales.

Su labor no se limitó a enseñar a leer y escribir a la familia Alfaro, además compartió con esta las labores domésticas y del campo.

El 28 de noviembre de 1961 regresa a su domicilio, con la satisfacción del deber cumplido por lo cual mereció la medalla conmemorativa de la alfabetización.

Como toda mujer bella y elegante desde jovencita fue admirada y cortejada. Amores y desilusiones la llevan a adentrarse en su mundo interior y encontrarse así misma. (3). Es así que surge pujante y poderosa su afición por las artes plásticas.

Desarrollo

Muy pronto tuvo la necesidad de matricularse en una academia de pintura y escultura que le permitiera desarrollar sus inquietudes artísticas.

Dicen que el amor es hermoso gemelo del arte, este fue el sustento sobre el que se erigió una de las esculturas más laureadas de Cuba.

En 1942 Matricula en la Anexa a San Alejandro y desde 1942 estudia en la prestigiosa institución de pintura y escultura. En su paso por esta tuvo como maestros a Sicre, Armando Maribona, Gelabert, Michelena, Enrique Carabia, Casagran, sobresale por su talento y obtiene diferentes premios. En 1946 en la asignatura de modelado, obtuvo en el segundo curso primer premio, en composición y relieve. Fue merecedora en 1948 del primero y el segundo en modelado y estatuaria. En 1952 recibe su título de profesora de dibujo y modelado.

Gilma escoge la escultura porque se aviene a su temperamento definido y lleno de concreciones (4).

Cada día siente la necesidad de adentrarse en los misterios de esta. Realiza estudios para ampliar sus conocimientos sobre el arte escultórico en prestigiosos centros The Art Estudent League de New York, en esa misma ciudad aprende sobre la técnica de la terracota y asiste al Clay Club.

En 1947 estudió y trabajó duro en New York ejecutó obras en mármol, bronce y terracota. Trabajó y estudió bajo la dirección del famoso escultor español José de Creft. (5)

Admiradora de las grandes culturas y civilizaciones, visita diferentes países y ciudades de América, Europa e importantes museos y galerías. En México estudia sobre la cultura prehispánica hasta ampliar sus conocimientos sobre este mundo.

Con gran fecundidad creadora desarrollo una producción polifacética. Los más disímiles materiales y figuras fueron moldeados por sus prodigiosas manos.

No se consideró una autodidacta pero tampoco define una influencia, aunque aprendió de sus maestros (6). Discípula de D′Aniello embajador Uruguayo en Cuba, hombre que admiró y más la enseñó, nos legó una obra con sello propio de creación pura, sin adiciones, sobria, clásica, proporcional, capaz de dar serenidad y armonía.

Muchos críticos clasifican su arte de neoclásico, con tendencia a la estilización sin abandonar lo figurativo, ni deshumanizar su figura, sin abuso de la abstracción, en tanto sus obras giran alrededor del hombre (7).

Aunque realiza esculturas alegóricas, desnudos, de pequeño formato, su tema fundamental es el retrato. Dentro de este se encuentran las esculturas de bulto, bustos y relieves de figuras históricas que constituyen monumentos conmemorativos.

Fue cuidadosa de la relación volumen, espacio, lugar, luz. Con trabajo cuidadoso y dibujo perfecto presenta sus formas simples, equilibradas, de composición cerrada. La artista le concede gran importancia al sol, calificándolo de gran ayudante del escultor el cual se encargará de dibujar la escultura dándole los claros oscuros. (8)


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Arte y Cultura

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.