Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Especies marinas tóxicas de la costa sur-oriental de Cuba (página 2)

Enviado por Ana Rodrguez Gil



Partes: 1, 2


III-Desarrollo:

Los peces tóxicos que tanto los pescadores como los científicos consideran potencialmente más peligrosos en su ingestión, son la barracuda o picua (Sphyraena barracuda), el coronado (Seriola dumerilli), y el bonací gato (Mycteroperca tigris). La característica común de estas tres especies es que todas son muy voraces y alcanzan tamaños relativamente grandes y se alimentan de otros peces menores, que viven asociados permanentemente a los arrecifes coralinos. Su consumo produce en los seres humanos la ciguatera.

Existen otros tipos de peces, que también son considerados tóxicos y cuya captura, desembarco y comercialización está prohibida conjuntamente con los anteriormente mencionados, según la Resolución No. 457 de 1996 del Ministerio de la Industria Pesquera. Ellos son: Morena verde, Guanábana, Jaboncillo, Pez diablo, Pez erizo, Puerco espín, el tamboril y la tiñosa. El aguají o Bonací arará queda prohibida en la talla superior a los 4,5 kg, la Arigua en la talla mayor de 4,6 kg y el Cibí amarillo y el Jocú en la talla mayor de 1,4 kg, la Cubera en la talla mayor de 6,3 kg y el Jurel de la talla superior a 1 kg.

Los casos reportados de intoxicaciones en Cuba, son mayormente causados por la compra a particulares. De las encuestas realizadas se puso de manifiesto que el 35 % desconocía la procedencia del pescado, 42 % fue obtenido en la compra a particulares, 17 % a particulares deportivos y sólo 6 % en la red comercial (Baisre,1996). Hoy en día aún persisten estas causas, además de la falta de conocimiento por parte de la población para reconocer las distintas especies de pescado tóxicas.

La ciguatera es un envenenamiento acompañado de trastornos neurológicos, cardiovasculares y gastrointestinales. Aunque esta intoxicación ocurre esporádicamente en la población, su efecto sobre las personas es a veces muy severo y puede incluso provocar la muerte.

Hoy día se ha podido comprobar que la toxina que provoca la ciguatera es producida por organismos microscópicos, conocidos como denoflagelados. Se trata principalmente, de las especies (Gambierdiscus toxicus y Ostreoposis lenticularis), que habitan los arrecifes coralinos y cuya abundancia varía estacionalmente (Ballantine y col. 1988).El recorrido de la toxina comienza en los peces de arrecife pequeños, que se alimentan de estos dinoflagelados y luego se acumula en peces mayores, que se alimentan de los más pequeños. Es por eso que numerosas especies de peces que viven o merodean en los arrecifes, pueden ocasionalmente acumular la toxina(ciguatas) e intoxicar al hombre.

El principal agente causal de la ciguatera, el dinoflagelado Gambierdiscus toxicus se encuentra abundantemente viviendo sobre algas de vida sésil, como Dictyota , Turbinaria y Spyridia, formando una comunidad que casi siempre está presente en sustratos duros o sobre esqueletos de corales muertos,(Valdés-Muñoz,(1980) . En la medida que los peces herbívoros se alimentan de las algas, también digieren los dianoflagelados y así las toxinas entran en la trama alimentaria..

El cuadro clínico asociado a la ciguatera puede ser muy diferente, de acuerdo con las variables siguientes:

  • La cantidad de pescado ingerido.
  • El nivel de concentración de la toxina.
  • El estado general de salud de la persona y sus características personales.(edad, fortaleza física, estado fisiológico, etcétera.)

Los síntomas de la intoxicación aparecen después de 2 a 8 h de haber ingerido el pescado pero pueden demorarse hasta 24 horas. Lo síntomas neurológicos consisten en un entumecimiento de la boca, que puede extenderse hasta los brazos y las piernas, se produce una inversión de las sensaciones de frío y calor, y picazón e hipersensibilidad. A veces estos síntomas duran hasta un año y pueden recrudecerse por la ingestión de bebidas alcohólicas. Los síntomas gastrointestinales incluyen nauseas, vómitos y diarreas. Los síntomas cardiovasculares pueden comenzar con una presión alta y taquicardia, sin embargo en la medida que progresa la enfermedad, es común que ocurra un descenso de la presión. Aunque en raras ocasiones puede ser letal, la ciguatera resulta un acontecimiento extremadamente penosa para el paciente ( Baisre, 2004)

Todo tipo de intoxicación no se debe calificar como ciguatera, pues otras especies de peces pueden provocar otros tipos de intoxicaciones de naturaleza y sintomatología completamente diferentes. Algunos peces, como el serrucho, la sierra, la macarela, pueden provocar determinadas reacciones alérgicas, cuando su almacenamiento y transportación en frío son deficientes. Otro tipo de envenenamiento más severo puede ocurrir por la ingestión de la guanábana, o pez erizo, y el tamboril. Estos peces almacenan determinadas toxinas en algunos órganos del cuerpo (generalmente las gónadas y las huevas), y su ingestión puede incluso, provocar la muerte de las personas, la toxina se denomina tetratoxina y es una de las más tóxicas.

Aún es imposible determinar cuando un pescado está o no ciguato, el conocimiento popular de los pescadores profesionales, y la prohibición de la captura de estas especies, por el momento, son los mejores métodos para prevenir la ciguatera.. La compra de pescado a personas no autorizadas conlleva a mayores riesgos, pues se venden especies cuya comercialización está prohibida. (Baisre 1996)

Las aguas tropicales del mundo se caracterizan por ser cálidas y transparentes, aunque no están exentas de algunos organismos que presentan ciertos niveles de "hostilidad" hacia el hombre.

Estos organismos a los que la naturaleza ha dotado de sustancias y/o estructuras para su propia defensa y alimentación, pueden causar diferentes grados de toxicidad o daños cuando el buceador hace contacto con ellos durante la inmersión.

  IV. Estructura y características generales de cada especie

- La picúa (Sphyraena barracuda), se distingue por la presencia de manchas negras irregulares en su flanco inferior, especialmente cerca de su aleta caudal. Su hábito de acercarse mucho a los buzos y a los pescadores submarinos, el abrir y cerrar de su boca, y su poderosa dentadura, la convierten en un animal muy temido por muchas personas, y aunque nunca ataca al hombre, a menos que sea arponeada, se le considera un pez peligroso por su mordida Baisre 2004). Sin embargo su carne es codiciada por algunos irr4esponsables, y a sí mismo son vendidas en forma de filetes con el nombre de otro tipo de pescado con carne similar.

- El coronado (Seriola dumerilli) es del grupo de los jureles y pueden alcanzar cerca de los 60 cm de largo y se alimenta de peces menores (Baisre 2004).

- El bonací gato (Mycteroperca tigris). Pertenece al grupo de las chernas, es un pez demersal, puede alcanzar un gran tamaño y vive cerca del fondo, usualmente en zonas rocosas o coralinas..Poseen la facilidad de cambiar de coloración y su crecimiento es lento. Se alimenta de crustáceos y peces menores (Baisre 2004).

La Esponja quemante (Neofibularia nolitangere) htp/www.nautica.cu/ fijas/#esponja)
presenta forma masiva, como si fueran varios cojines de poca altura unidos unos a otros, con terminaciones oculares gruesas, cada una de las cuales tiene en su extremo un ósculo grande. Su color va de marrón a caoba oscuro.Se encuentra en el arrecife coralino desde aguas poco profundas hasta los 40 metros (120 pies) de profundidad.
Los primeros síntomas aparecen aproximadamente 30 minutos después del contacto, viéndose en la zona afectada un enrojecimiento acompañado de una sensación de quemadura intensa y un fuerte prurito; posteriormente pueden aparecer ampollas e inflamación. En caso de intoxicación severa se presenta sudoración, debilidad, náuseas y desvanecimiento.

Trate la zona afectada con agua y jabón neutro. No frote la zona afectada. Aplique pomadas que contengan cortisona o mentol, ya que éstas alivian la sensación de ardor y el prurito. En caso de no contar con pomadas, aplique ácido acético (vinagre) sobre la lesión. Se recomienda también el uso de antihistamínicos y aspirinas, pues éstas últimas actúan como analgésico.

Las Medusas o Aguas malas, son muy comunes en determinadas épocas del año en las orillas de las playas de esta región y se reportan numerosos casos en bañistas, tienen una forma de sombrilla o domo, de diferentes trabajos, transparente en su gran mayoría; en pocas ocasiones pueden ser de color marrón, azulosos, rosados o púrpuras, y que pueden tener tentáculos cortos y escasos o largos y numerosos, pues su identificación es difícil y nuestro objetivo es que el buceador o el bañista, al verlas, se aparte de ellas, pues su contacto, por regla general, ocasiona la sensación de una quemadura. Una vez que el cuerpo es tocado por los tentáculos de estas medusas o aguas malas, frote la zona afectada para eliminarlos, de ser posible con paños, arena, etc. Luego aplique una sustancia que contenga alcohol o mentol, y es recomendable colocar sobre el área afectada compresas de vinagre o bicarbonato.

El Barquito de guerra portugués o Fragata portuguesa (Physalia physalis) (htp/www.nautica.cu/) es poco común en esta zona, pero ha sido observada en varias ocasiones por pescadores. Esta colonia de pólipos constituye el mayor peligro que el buceador puede encontrar en las aguas cubanas. Por suerte sólo arriba a las costas en la época invernal, acompañando los frentes fríos o nortes, cuando por lo general no se puede bucear por las marejadas,.Su presencia es fácil de detectar, ya que posee una estructura flotadora de color azul rosáceo, que puede llagar a medir hasta 30 centímetros (1 pie) de largo y 15 centímetros (0,5 pie) de alto, pero hay que ser muy precavido, porque debajo del flotador se localizan los tentáculos en forma de manojos, que son los portadores de la toxina y que pueden alcanzar una longitud de 18 metros (60 pies). Siempre se debe evitar su contacto, aun cuando están en la costa o sobre la arena de la playa, pues su poder tóxico se conserva muchas horas después de permanecer fuera del agua.

Cuando se hace contacto con los tentáculos portadores de la toxina, se experimenta una molestia que va desde una fuerte picazón a un dolor intenso. Los síntomas están en relación directa con el tamaño del animal, superficie de piel afectada y susceptibilidad personal.

El dolor puede irradiarse y causar calambres. La zona dañada se torna de un color rojo escarlata, se inflama u puede que se adormezca. En casos serios y extremos la persona puede presentar accesos asmáticos o caer en estado de shock.

También puede presentarse escalofrío, fiebre, náuseas, taquicardia, vómito y desvanecimiento. En algunos individuos la reacción presenta un cuadro alérgico: tos, estornudos, lágrimas, sudoración y resequedad en la mucosa nasal.

En casos de que la persona hubiese tenido contacto con organismos de la misma especie, aguas malas u otros, deben tomarse medidas preventivas, ya que puede aparecer un shock anafiláctico.

El tratamiento primario para este tipo de organismo tiene como objetivos principales: aliviar el dolor, mitigar los efectos del veneno y controlar el shock primario, por lo que se debe salir inmediatamente del agua, quitar todos los restos de tentáculos que quedan sobre la piel con guantes, un palo, arena, sal, talco, etc., pero nunca con las manos; luego lave con agua de mar, aplique fomentos de vinagre, de amoniaco o alcohol, lave de nuevo con agua de mar, seque y aplique alguna crema que contenga cortisona.

Para aliviar el dolor puede untar cremas que contengan benzocaína. También se recomienda la ingestión analgésicos y antihistamínicos. Si no se siente alivio con estas recomendaciones, acudir lo antes posible al servicio médico más cercano.

Las rayas (Dasyatis sp.) y tembladeras (Urolophus jamaicensis)
Estos organismos se caracterizan por tener las branquias en la región ventral y el cuerpo es alargado y deprimido ventralmente. Las aletas pectorales tiene bases muy amplias y están muy extendidas; no tienen aleta anal. Poseen una cola donde se encuentra localizado el aparato venenoso, que consiste en una espina dentada.
Las rayas son de color grisáceo verdoso en el dorso, y pueden llegar a alcanzar hasta 2 metros (6 pies) de diámetro; la tembladera es de color amarillento pálido de fondo, con el dorso cruzado por numerosas líneas en forma de retículo irregular más oscuro, y sólo alcanza 40 centímetros (1,5 pies) de la anchura del disco.
Éstas se localizan descansando enterradas en los bancos de arena entre los arrecifes, donde sólo le sobresalen sus ojos y espiráculos, que es cuando ocurren la mayoría de los accidentes al pisarlas o apoyarse en ellas, sin notar su presencia, introduciendo la espina en acto de defensa en el cuerpo de la víctima, la cual penetrar casi sin dañar, pero al salir causa una laceración mayor, ya que la cubierta que la envuelve se retrae, exponiéndose los márgenes dentados, causando una lesión, y secretándose el veneno.

Se siente un dolor intenso en el lugar de penetración de la espina. La herida puede ser grande con bordes irregulares o presentarse como un simple piquete. El veneno produce calambres, dolor abdominal, náusea y vómito. En los casos graves puede haber dificultad para respirar, presentándose taquicardia.
La herida debe lavarse de inmediato con agua de mar y aplicarse un torniquete arriba de la picadura. De ser posible, sumerja la zona afectada en agua muy caliente durante 30 minutos, ya que el veneno es una proteína termolábil y soluble en agua; en caso de no contar con el agua, puede aplicarse otra fuente de calor lo más cercana posible a la herida, como puede ser un cigarrillo. Añada al agua sulfato de magnesio, que tiene propiedades analgésicas. Limpie la herida de los restos de la membrana y aplique permanganato de potasio como desinfectante.

El tratamiento a aplicar tiene tres objetivos: aliviar el dolor, combatir los efectos del dolor y evitar infecciones secundarias; el éxito de dichas medidas está en relación directa con la rapidez con se apliquen.
Inmediatamente después de los primeros auxilios, inyecte analgésicos para controlar el dolor. También se puede inyectar epinefrina directamente en la herida. Se recomienda la aplicación de toques directos de xilocaína para adormecer la zona afectada, e ingerir algún compuesto antihistamínico y analgésico.
El Pez piedra o rascacio (Scorpaena sp.), es muy común en esta zona suroiental, principalmente en las adyacentes a los seibadales.

Son peces de fondo que se encuentran camuflageados en espera de su presa en el arrecife coralino htp/www.nautica.cu/ fijas/#rascacio, y aunque por lo general toman el color del medio, presentan un color pardo claro con manchas irregulares oscuras, la cabeza es anaranjada, y el pecho y el vientre son de color pardo rojizo. Son totalmente inofensivos, pero cuando se les molesta proyectan sus espinas, sobre todo las dorsales, por lo que debe tomar precaución cuando apoya la mano en grietas u oquedades del arrecife.
Las espinas son muy puntiagudas, por lo que atraviesan fácilmente la piel, ejerciéndose una presión de la espina hacia la glándula que dispara el veneno en la víctima.

Por lo general la introducción del veneno produce de inmediato una intensa punzada dolorosa, y en pocos minutos el área alrededor de la herida se torna isquémica y cianótica. El dolor se convierte progresivamente en más agudo y puede radiarse al resto de la extremidad. El área afectada por lo general se hincha.

Otros efectos son: sudor abundante, palidez, disnea, inquietud, náusea, vómito y diarrea. Las infecciones bacterianas secundarias, tétanos y shock primario son complicaciones comunes.

El tratamiento utilizado tiene como objetivo aminorar el dolor, combatir el efecto del veneno y prevenir las infecciones secundarias. La mayoría de los "pinchazos" son pequeños en diámetro y difíciles de lavar.

Cuando sea posible, limpie la herida completamente para remover la mayor cantidad de veneno, se puede fomentar el sangramiento y posteriormente aplicar el torniquete. Los miembros afectados se deben sumergir en agua caliente lo antes posible, manteniendo el agua tan caliente como la víctima la soporte, durante 30 a 90 minutos; se recomienda agregar sulfato de magnesio.

El uso de agentes antitetánicos y antibióticos es también recomendado.

  V. Materiales y Métodos

Durante el desarrollo del trabajo se emplearon herramientas de extensión que posibilitaron obtener la información necesaria y encaminar nuestro trabajo. Se realizo un diagnóstico, donde nos sirvió de fuente de complementación de las realidades de las afectaciones sufridas por pescadores, buzos y población de las zonas costeras.

-Herramientas de extensión utilizadas.

Técnica intercambio: Se realizaron intercambios con pescadores y población afectada alguna vez por la ciguatera..

Técnicas de diálogo, en las cuales utilizamos:

 Diálogos con grupos enfocados: Se llevaron a cabo con ejecutivos en las flotas de pesca. GEILFUS, F. (1998).

Para la evaluación de los resultados nos basamos en el análisis de agrupaciones de datos.

Resultados y discusión

Después de analizar y evaluar las lesiones y efectos negativos causados a los pobladores y pescadores de las zonas costeras, determinamos que en la zona Suoriental desde Cabo Cruz hasta Punta María Aguilar no existe la presencia de todas las especies tóxicas que han sido registradas en Cuba en cuanto a las que provocan lesiones por contacto, sin embargo si coincide la presencia de todas las especies que producen la ciguatera por ingestión, debiéndose fundamentalmente a la presencia de arrecifes coralinos en la zona.

Se comprobó que no aparecen las "temibles" barracudas y los "sangrientos" tiburones, y eso está dado porque en los últimos 40 años que en Cuba se ha llevado un registro serio y profesional de ataques de estas especies, nunca se ha registrado ninguno directo contra bañistas y mucho menos de los que practican el buceo recreativo (htp/www.nautica.cu/)

Impactos
a. Ambiental: Nos ayuda a conocer la biodiversidad actual de nuestro
mar, además de conocer sus características y medidas para evitar su afectación al hombre.

b. Social: Eleva el conocimiento científico y técnico de los trabajadores, pobladores, escolares y profesores que realizan actividades productivas y de ocio en la zona objeto de estudio.

 c. Económico: Mejor identificación del pescado a comprar por parte de la población, para evitar gastos en la compra de posible carne con presencia de sustancias tóxicas.

Recomendaciones

Esta temática debe incluirse en las temáticas de educación ambiental o de biología marina desde las etapas tempranas, para que las futuras generaciones tengan conocimientos más profundos y mayor concientización en la prohibición de la captura desembarque y comercialización de estas especies tóxicas.

Como se ha observado, la totalidad de las especies que se encuentran en el arrecife y que potencialmente podrían causar alguna molestia durante la inmersión, son totalmente inofensivas y nada agresivas, por lo que recomendamos incluir en las charlas comunitarias, y en las playas los consejos útiles de que nunca se toque nada que no se conozca, ni se introduzca la mano en oquedades, o pararse en arenasos sin antes observar detenidamente dónde hacerlo o acudir a la ayuda del instructor, que en todos los casos es un buen conocedor del área y de la presencia o no de las criaturas que anteriormente relacionamos.

También es siempre útil, aunque la temperatura del agua del arrecife cubano no lo demande, el uso del traje isotérmico, pues éste siempre lo protegerá del contacto indeseado de algunas de estas especies, que en ocasiones son inadvertidas por el buceador.

BIBLIOGRAFÍA

- Alcolado P. M. (1999):"Arre3cifes coralinos: ecosistema amenazado"; Flora y Fauna 3(1):9-13 p.

- Baisre J,(2004), La pesca marítima en Cuba,Ed. Científico técnica, La Habana, 157 p.

- Baisre J,(1996)"La ciguatera.El envenenamiento más antiguo de la historia americana",Mar y Pesca,303:16-19

- Ballantine, D.L,T. Tostesón and A. T. Bardales(1988)"Population dynamics and toxicity of natural populations of benthic dinoflagellates in southwestern Puerto Rico", J. Exp.Mar. Biol. Ecol., 119:201-212 p.

- GEILFUS, F. (1998), 80 Herramientas para el Desarrollo Participativo, Diagnóstico, Planificación, Monitoreo, Evaluación. Holanda/LADERAS C.A. San Salvador, El Salvador. 208 Pág.

- (htp/www.nautica.cu/), consulta 10 de Junio del 2007.

- Pavlidis Y. A. Avello Y O. (1975)"Sedimentos de la plataforma cubana I: Golfo de Guanahacabibes, Ser Oceanología, Instituto Oceanología, 30:17 p.

- Resolución No. 457 de 1996 del Ministerio de la Industria Pesquera, Cuba.

- Valdés-Muñoz E. (1980): "Toxicidad y alimentación de algunos peces sospechosos de provocar la ciguatera", Inf. Cient. Téc, Ac. Cienc. Cuba:,123:1-25.

Anexos

Imágenes de algunas de las especies mencionadas:

Autora:

Ana Rodríguez Gil


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Zoologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.