Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Geografia urbana (página 2)

Enviado por elionavarro



Partes: 1, 2

5. Sitio Y Posicion

Emplazamiento y Situación

El sitio es el lugar de emplazamiento topográfico de la ciudad. El emplazamiento topográfico, muchas veces está determinado por la función. Frecuentemente la elección del emplazamiento ofrece varias posibilidades que resultan igualmente aptas para la función. Dentro de las alternativas existentes, se opta por la que ofrece mayores comodidades y ventajas. Por ejemplo, la Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, tiene por lugar de emplazamiento la margen derecha del Río del Valle, elegido por votación, en la época previa a su fundación (5 de julio de 1683), ya que la Población del Valle, asentamiento original, se encontraba en lo que hoy es la ciudad de San Isidro del departamento de Valle Viejo.

Cuando hablamos de sitio normalmente nos referimos al lugar de emplazamiento de la ciudad, pero localizada por medio de las coordenadas geográficas, o sea que son las líneas astronómicas que determinan la latitud y longitud de ese lugar al intersectarse.

El emplazamiento puede ser en la margen de un río, un valle, una llanura un piedemonte, etcétera, cuyo sitio está dado por las coordenadas de X grados de Latitud Sur (o norte) y de longitud X este (u oeste).

Situación

La situación geográfica está referida a la posición relacional de la ciudad con el entorno, otras ciudades, la región, las regiones o el resto del país o del mundo. Por ejemplo, la situación de San Fernando del Valle de Catamarca podría expresarse de la siguiente manera: con relación a los departamentos que conforman el Valle Central o de las otras regiones de la provincia, Región Este, Región Oeste, Puna, con otras provincias, con otras regiones del país o del mundo.

El emplazamiento original y la situación actual.

Resulta dificultoso, a veces imposible, esclarecer los factores determinantes para el emplazamiento de una ciudad. Para llegar a desentrañar las condiciones influyentes, habría que remitirse a su origen y bucear en la historia con la finalidad de conocer el propósito del asentamiento. Esto significa que estaríamos haciendo referencia a la función original de la ciudad; hay que tener presente que el significado de función actual, como así también el de ciudad o Sistema Urbano presenta otros aspectos en los cuales existen otras variables y características, que difieren de los de épocas pasadas. No debemos olvidarnos, que aunque no haya cambiado sustancialmente el escenario natural, los momentos históricos tanto en lo socio-político, demográfico, económico, tecnológico, científico, comunicacional, etcétera, son muy diferentes hoy, con respecto a los del origen de las ciudades, esto es en general, porque seguramente puede haber algunos casos particulares.

El objetivo de la ciudad, o la función primitiva, en muchos casos se ha modificado. En muchas ciudades la función ha cambiado, pero en general a la función original o a las funciones iniciales se le han agregado otras, es decir se han producido variaciones y acumulación de funciones. Por ejemplo, una ciudad que en su creación tenía función administrativa y política, con los años puede haber acumulado funciones y actualmente tener además de las originales, función comercial, industrial, turística, militar etcétera.

Puede decirse que el desarrollo de una ciudad, no está condicionado por su emplazamiento (sitio), sino que depende fundamentalmente de las ventajas que le otorga la posición geográfica, en la región, en el país, en el continente, en el mundo. La posición siempre está referida al papel de la ciudad en la organización regional, lo cual le asigna un rango dentro del sistema urbano desde lo local a lo global o mundial.

El emplazamiento y la situación no deben considerarse como un factor del determinismo geográfico o como una resultante del determinismo por los condicionantes del espacio (topografía, usos del suelo, distancias a otros centros, etc.). Hoy con el avance de la ciencia y la tecnología, el hombre cuenta con los recursos necesarios para hacer frente a las más difíciles situaciones que le plantea la planificación urbana, el urbanismo, los asentamientos nuevos, y todo lo que tenga relación con el uso del suelo; en lo que se llama ordenamiento urbano, planeamiento urbano, ordenación del uso del suelo urbano, etcétera.

6. Las redes urbanas

La utilización del concepto de red urbana surgió por primera vez en Europa en trabajos conjuntos de las escuelas de Geografía Polaca y Francesa y, posteriormente, se difundió y se enriqueció por la aplicación de a teoría de sistemas. El fenómeno urbano, con sus interconexiones por medio de las vías de comunicación, conformando redes por las que se conducen los flujos que interactúan entre las ciudades con dinámicas y características variadas, conforma los sistemas urbanos. Según la escala que se utilice o el nivel de resolución, se puede tratar como sistema urbano una red provincial, nacional, regional o mundial. Es decir que si se estudia el sistema urbano nacional, los sistemas internos provinciales pueden ser tratados como subsistemas; o si se analiza el sistema urbano mundial, se tomaran las ciudades de primer rango (grandes capitales) y luego las capitales menores, o si el investigador lo decide podría tratarlas dentro de otra escala como subsistema. "Se define la red urbana como el conjunto de elementos o lugares centrales con tipologías distintas, según su tamaño y funciones; cuenta además con unas zonas o áreas de influencia; áreas que se estructuran de modo jerárquico". "Se determina la jerarquía de la red según la naturaleza y la estructura de los servicios (Rochefort, M.1967), supone un factor de cambio demográfico y económico, que a su vez transforma a las jerarquías terciarias". (Manuel Ferrer Regales.1992).

El sistema urbano, es un conjunto de elementos que se relacionan interactuando entre sí. Este conjunto constituye un sistema espacial dinámico (entiéndase espacial como territorial). Cuando se habla de asentamientos urbanos, con de vías de comunicación, o de pueblos en forma asilada, estamos haciendo referencia a partes de un sistema urbano. Un sistema urbano constituye el continente de una sociedad urbanizada, integrada en un sistema de ciudades interdependientes, que actúan como centros de producción, distribución y consumo que organizan el territorio.

Según Antoine S. Bailly (1981) las ciudades comprenden cinco grupos de variables de distintas características a saber: 1) los objetos móviles entre los que están la población, los bienes y servicios y los vehículos; 2) La residencia, las actividades de producción de bienes y servicios, los empleos y los desplazamientos para compras.;3) La infraestructura física (edificios), casas, fábricas, escuelas, comercios y oficinas.;4) Los medios que se utilizan para transporte y los terrenos para diversos usos. ;5)La legislación sobre decisiones, objetivos y planes. En realidad estos constituyen grandes grupos de elementos con una diversidad de atributos que el investigador o docente seleccionará según la hipótesis que se plantee, el enfoque que utilice, el grado de profundidad del estudio, o la información que exista. El estudio de aspectos relacionados al sistema urbano o a la ciudad como sistema puede hacerse desde distintos niveles. Es decir que el docente puede motivar a sus alumnos para que realicen trabajos en cualquier nivel (pequeños trabajos basados en la observación) desde el primer ciclo de EGB hasta el Polimodal.

Se pueden abordar distintos temas basados en indicadores como por ejemplo:

a)Población: tamaño, composición por edades y sexo. Incremento de la población (crecimiento natural,). Movimientos migratorios. b) datos sobre bienes y servicios. Servicios básicos, no básicos (comparaciones de la distribución y de la existencia y calidad de los servicios, entre ciudades o entre sectores dentro de una ciudad). c) Estructura de la población según profesiones u oficios. d) Cantidad de empleados por actividad, distribución por ciudades; Cantidad de desempleados (mano de obra calificada y no calificada). Migraciones pendulares. e) Infraestructuras físicas: Tipos de residencia (grupos según situación socioeconómica) distribución dentro de la ciudad ; redes de comunicación ; transporte; espacios verdes, uso del suelo industrial, Patrimonio Histórico cultural (inventario y localización dentro de la ciudad). f) Tamaños de las ciudades integrantes de un sistema (por ej. El sistema urbano de la Provincia de Catamarca. Comparaciones entre las ciudades que lo integran).

7. Aplicación del indice tamaño-rango para cuantificar la distribucion de las ciudades según su tamaño de poblacion

El sistema de ciudades se puede definir por magnitudes representadas por indicadores que cuantifiquen: 1)Los atributos de los elementos 2) Las relaciones entre los elementos. Para ello es preciso conocer: a) las ciudades o elementos que integran el sistema b)los atributos o características de las ciudades y c) Las relaciones entre ellas.

Entre los indicadores que se utilizan para cuantificar atributos están:

  • El tamaño de la población
  • El perfil de empleo o porcentaje de empleo en cada rama de actividad
  • La renta por cápita
  • Número de universitarios

El índice Tamaño-Rango para cuantificar la distribución por tamaños se obtiene aplicando la siguiente fórmula

PR = P1

R q

"La ley rango-tamaño dice que el tamaño PR de una ciudad de rango R (ordenadas las ciudades de mayor a menor) de un sistema de ciudades, cuya urbe mayor es de tamaño P1 se halla dividiendo P1 por el rango R (q es un exponente cercano a la unidad)" Racionero Luis (1986).

Aplicando la fórmula en el sistema urbano de la provincia de Catamarca, como ejemplo, tenemos:

Ciudades

Cantidad

De habitantes

Orden decreciente de la cantidad de veces menor que es una ciudad con respecto a la principal

Indices obtenidos

CAPITAL

109.882

 

 

SAN ISIDRO

15.948

6,89

0.09

TINOGASTA

12.612

8,71

0,08

SANTA MARIA

9.562

11,49

0,11

ANDALGALA

9.005

12,20

0,12

BELEN

8.231

13,34

0,13

RECREO

6.798

16,16

0,16

FRAY M ESQUIÚ

6.796

16,16

0,16

CHUMBICHA

3.265

33,65

0,34

SANTA ROSA

2.393

45,91

0,46

Fuente: elaboración propia

Comenzaré el desarrollo de las conclusiones con una expresión del investigador Sergio Boisier "De los muchos dominios del conocimiento necesarios en un proceso social como el del desarrollo, no hay otro de importancia mayor que la epistemología del desarrollo territorial, esto es, la base científica del conocimiento sobre la fenomenología del desarrollo territorial; en otras palabras no hay conocimiento más importante que aquel que hecha luz sobre los factores determinantes del desarrollo". En nuestro caso el conocimiento nos permitirá evaluar la situación actual y su proyección futura.

El análisis de los hechos más significativos de la población de Catamarca pone en evidencia problemas que en parte coinciden con los de la evolución general del país, como es la urbanización a expensas de la población rural. Este hecho provoca la emigración de la juventud, que es la fuerza útil que posee cada departamento y es el problema más sobresaliente del movimiento demográfico.

El espacio periurbano como dije anteriormente es invadido permanentemente por el avance físico de la ciudad y por sus habitantes. Este proceso, por las particularidades de continuo impide la aplicación de planes rígidos de conservación que impidan la ocupación, ya que si se impidiera avanzar con las construcciones sobre el espacio natural, se detendría en crecimiento horizontal de la ciudad. Este problema que surge del permanente crecimiento de la ciudad de San Fernando del valle nos obliga a planificar en lo se refiere a educación para la conservación de la higiene ambiental tanto del espacio intraurbano como periurbano natural inmediato, y en forma integral la conservación y gestión para uso público de los espacios naturales y urbanizados. Esto quiere decir que se debe realizar una planificación de crecimiento urbano a corto, mediano y largo plazo, delimitando los espacios a conservar y orientando la expansión de la urbanización.

Actualmente en el mundo se están orientando las acciones de conservación y gestión, hacia una nueva concepción que incorpora a los pobladores del medio como actores directos de la recuperación y conservación de los espacios naturales, no como espacios de uso prohibido sino como espacios utilizables para el disfrute y para la educación.

Este nuevo enfoque para lograr el éxito, necesita de la participación comprometida de los pobladores, en la cual estos se sientan propietarios del espacio, es decir, despertarles el sentido de pertenencia.

Los sistemas se diferencian por el grado de integración o desarticulación interna y externa y los factores que intervienen son fundamentalmente la industria el comercio y los servicios. También tiene incidencia directa el marco topográfico en la integración y delimitación espacial de las redes que integran los sistemas. Es decir que dentro del sistema provincial encontraremos subsistemas más o menos articulados entre sí.

Dentro de los subsistemas también se producen situaciones de mayor o menor integración entre los núcleos urbanos que los conforman. Resulta sumamente complejo establecer límites claros y precisos entre los subsistemas, ya que algunas ciudades de un subsistema tienen más relación o integración con ciudades de otro subsistema que con los núcleos urbanos de su propio subsistema. También esto estará estrechamente al factor que tomemos como referencia para la delimitación espacial y la distribución y orientación de los flujos. Esto quiere decir que cuando tomemos como factor a la industria tendremos resultados diferentes a los que nos dará el comercio o los servicios.

En una sociedad tradicional, como la catamarqueña, en la que los efectos de la Revolución Industrial, llegaron a través de los productos pero la radicación industrial tuvo sus inicios en la década del 80 (1983), es importante tener en cuenta que hasta la fecha, la industria artesanal sigue vigente; sobre todo en los departamentos del interior de la provincia.

La industria moderna no tiene en Catamarca, la importancia suficiente como para tener un lugar en la esfera de competitividad de las grandes ciudades de la región o del país.

Hasta el presente, los únicos elementos que mantienen los flujos intra e interregionales entre subsistemas y en el nivel de sistema, son el comercio y los servicios; entre los que se destacan la educación pública y privada. Un caso puntual de gran importancia es la Universidad Nacional de Catamarca.

Entre los factores de crecimiento de un sistema urbano se debe considerar en primer lugar por su importancia a la población. También se deben considerar el medio físico y la historia. Particularmente en Catamarca que como integrante de la Región Noroeste Argentino, desde la colonización jugaba un rol de fundamental importancia en el comercio regional, hasta que cambió la configuración del mismo con la consolidación del Puerto de Buenos Aires. En esto último tuvieron un papel decisional clave las políticas del Estado, y con el tiempo los resultados se plasmaron en las diferencias estructurales y evolutivas de los sistemas urbanos de las distintas regiones en relación con la Región Pampeana.

Durante la fase de consolidación industrial se suman el crecimiento natural y la inmigración, produciendo un crecimiento excepcional de la población urbana en algunas ciudades del Tercer Mundo. Este fenómeno que se produce entre las provincias del Noroeste Argentino y Buenos Aires, reproduce a escala menor entre los departamentos del interior y la ciudad capital de cada provincia.

En el caso de Catamarca, el movimiento migratorio entre el interior y la ciudad no tiene como causa principal la industrialización, porque ésta recién se inicia en 1983.

Este polo de atracción constituido por la Ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca tiene otros factores de atracción que son la administración pública, la educación, la salud, y el comercio en algunos casos. En la actualidad no se puede hablar únicamente de movimientos campo-ciudad, porque las corrientes migratorias también se producen entre ciudades y entre los subsistemas del sistema urbano provincial.

El ritmo de crecimiento de las ciudades en países como la Argentina, acompaña al crecimiento de los déficits estructurales en vivienda, servicios de salud, energía, agua potable, transporte, educación, subempleo y falta de empleo. En la provincia de Catamarca, por la explotación de las riquezas mineras se están potenciando algunos núcleos urbanos.

Las ventajas comparativas que presentan las grandes ciudades como centro de atracción para la radicación de industrias y de grandes holdings, producen un efecto difícil de contrarrestar ya que el crecimiento se produce en forma exponencial y sostenida, en detrimento de las ciudades pequeñas o de las regiones menos desarrolladas. Es lógico suponer que los grandes mercados, por su importancia cuenten con mejores servicios. Además tienen mayor atención por parte de los que toman las decisiones políticas desde el Estado y son además el centro de interés de los grandes inversionistas.

El modelo de la gran ciudad continúa vigente. Es decir que se fortalece el proceso de concentración de riquezas y recursos económicos y sociales en unos pocos nodos urbanos del sistema de ciudades nacional.

Según la bibliografía convencional, se obtiene una visión de desconexión o de desarticulación sobre las regiones y orienta a conectar algunas ciudades con otras regiones o ciudades locales o del mundo a través de la explotación de las materias primas. La impresión que recibimos es que no existe un sistema de ciudades, o si lo hay, está en su fase de iniciación, en estado embrionario. Según Lacoste (1968) "Entre los rasgos que definen a estos países podemos mencionar los siguientes: la debilidad agrícola, la importancia del paro, y el subempleo (subproletariado rural y urbano, capas medias escasas o inexistentes), la explotación de recursos a cargo de minorías autóctonas o extranjeras y la escasez de servicios".

El crecimiento acelerado de la población nacional en general y de la rural en especial es el denominador común en todos los países de América Latina. Las emigraciones son mucho mayores que las que se produjeron desde Europa a América en el siglo pasado a comienzos del siglo XX. La migración de población económicamente activa a la ciudad, en especial personas jóvenes, por el beneficio de mejores servicios de salud y mejores condiciones de vida que las que tenían en el campo, dan como resultado, temporariamente, el incremento de las tasas de fecundidad a valores que superan la media nacional y que en definitiva coadyuvan al crecimiento urbano.

El exhaustivo análisis de la conformación del sistema urbano provincial desde la colonización, nos demuestra que aunque hayan variado los límites políticos administrativos internos, las relaciones y las dependencias; el modelo radiocéntrico se fue fortaleciendo.según Luis Racionero los modelos radiocéntricos " son un caso particular de los aglomerados, en el cual las distintas constelaciones de ciudades gravitan hacia un centro principal, debido a que las mallas de transporte y el sistema político-adminsitrativo son centralistas". Esta forma de distribución de los centros urbanos en el territorio, es la que más se parece a la configuración del sistema urbano de la provincia de Catamarca.

Existe una fuerte relación ciudad capital provincial-departamentos; pero las relaciones entre los departamentos o entre las regiones son prácticamente nulas. Conviene aclarar que el fenómeno descripto se produce de la misma manera entre las regiones integrantes de la provincia con la región Central. El mismo autor (Luis Racionero) afirma sobre el sistema urbano: " la estructura espacial del sistema de ciudades del país será resultado de las fuerzas de atracción locacional que atrajeron a cada ciudad al lugar donde se asienta. Pero también será resultado del crecimiento distinto que a lo largo del tiempo habrán tenido las ciudades".

Esta configuración de sistema que presenta una red con desigualdades formales y funcionales, se acentúa y en la actualidad la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca es el principal polo organizador en el nivel provincial y el mejor estructurado de todas las regiones que integran la provincia. Su localización en la Región Central (Valle Central) le confiere la ventaja que desde su fundación mantiene gracias a su posición.

El crecimiento y desarrollo de la capital provincial gravita considerablemente en el resto de los subsistemas urbanos, constituyendo un centro polarizador de movimientos migratorios que convergen desde todos los pueblos y ciudades del interior.

Si bien es cierto que las corrientes migratorias desde Catamarca hacia otras provincias de la Argentina son una constante, tanto por las características socioeconómicas como educativas; la mayor corriente tiene como destino la ciudad Capital de Catamarca.

Existen pruebas aportadas por la información estadística incluida en cuadros y gráficos del presente trabajo que realmente muestran que la situación es preocupante.

El crecimiento de la población urbana en detrimento de la rural, impide el desarrollo posible a partir de la producción agropecuaria, que por las características físicas de la provincia, es una de las pocas alternativas de desarrollo.

La explotación minera, otra de las alternativas de desarrollo, está en proceso de consolidación. Pero como recurso no renovable, si no se utiliza para fomentar el desarrollo agropecuario e industrial; en un futuro no muy lejano puede dejar secuelas graves producto del agotamiento de las reservas mineras. La oportunidad que nos brinda la explotación minera es única. A través de ella se puede lograr, a mediano plazo, potenciar la Región Oeste con el desarrollo de las ciudades de Andalgalá, Belén, Tinogasta y Fiambalá y Santa María. Con esto se lograría equilibrar en gran medida las desigualdades actuales del sistema urbano.

La provincia de Catamarca debe aprovechar potencialidad que representa El Paso de San Francisco como factor clave en la descentralización de los flujos radiocéntricos que se producen entre los núcleos componentes del interior provincial y la ciudad de San Fernando del Valle. Su habilitación y puesta en funcionamiento a pleno en directa relación con la minería y como puerta de salida del Mercosur hacia la Cuenca del Pacífico, permitiría crear un polo de desarrollo con centro en la ciudad de Tinogasta y Fiambalá, es decir, la Región Oeste que serviría de pivote para la transformación de la actual configuración espacial del sistema y, lógicamente, con un impacto positivo en la economía provincial y regional.

El equilibrio del sistema urbano provincial actualmente depende fundamentalmente de dos factores: la activación a pleno funcionamiento del Paso de San Francisco y de la explotación de la gran minería para generar el desarrollo agropecuario y la radicación industrial. Estos factores son claves para la retención de la población en la Región Oeste y la reorientación de la transferencia de población, desde las otras regiones (Región Central, Región Este y Región de La Puna); con lo que se lograría que, paulatinamente, se produzcan los cambios necesarios tanto formal como funcionalmente que favorezcan a los pueblos y ciudades que integran el oeste. Lo mismo ocurriría con la Región Este apta para la actividad agropecuaria y el asentamiento industrial, como es el caso de la Región Central (Valle Central).

Del análisis de los datos correspondientes al consumo de energía en la categoría industrial, se infiere, que la mayor concentración se localiza en la Región Central y en la Región Este. Las dos regiones mencionadas son las que cuentan con energía del Sistema Interconectado Nacional, lo que constituye gran una ventaja para la radicación industrial y el riego agrícola, sobre las regiones Oeste y de La Puna, en las que predominan las pequeñas usinas de generación propia, térmicas o hidráulicas (en algunos casos ambas formas de generación se complementan). El parque generador de energía de las Regiones Oeste y Puna no tiene la capacidad suficiente como para atender la demanda de usuarios industriales de importancia económica como para generar desarrollo.

A todo lo expuesto se agregan las características físicas de la provincia, que presenta un 70 por ciento de relieve montañoso han condicionado las posibilidades de desarrollo de las regiones Oeste y Puna. Aunque parezca poco adecuado o increíble, existe un determinismo físico, pero que en el fondo es económico-finaciero, porque con recursos la situación se puede superar. El círculo vicioso es difícil de romper, mientras no se superen los problemas de la economía provincial.

Hasta el presente la principal función de la ciudad capital de Catamarca, es administrativa, lo mismo que las ciudades cabeceras departamentales. La provincia de Catamarca, tiene como fuente principal de ingresos lo proveniente de la coparticipación. Es decir que los habitantes de la provincia y los comerciantes viven directa o indirectamente del estado. El fuerte endeudamiento interno y externo, la generación de bonos de circulación provincial, la alta tasa de desocupación, la falta de industrias, el desaliento de la endeble producción agropecuaria y la configuración espacial del sistema urbano agudizan el desequilibrio a favor del crecimiento de la ciudad Capital, que se expresa como la mayor concentración de la provincia pero con grandes problemas de servicios y más del 50 por ciento de la superficie edificada con usos del suelo residencial, con construcciones precarias y con altos índices de NBI.

En consecuencia fuera de la Región Central, el resto de las regiones: Oeste, Puna y Este son expulsoras de población económicamente activa. En el caso de las regiones de la Puna y Oeste aisladas físicamente, es decir con una posición desventajosa, forman un circuito vicioso dentro del sistema urbano, aportando al incremento del desequilibrio y fortaleciendo la centralidad que ejerce la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca.

Como ya se expuso, las relaciones internas del sistema, a través de los flujos de transporte y comunicaciones de todo tipo se producen en forma radiocéntrica, pero las comunicaciones entre las regiones Este, Oeste y de La Puna, son prácticamente nulas. Esta configuración hace necesaria la creación de los factores imprescindibles para generar el desarrollo de un polo de atracción y desarrollo que cambie la organización actual. Hasta ahora la región que presenta las condiciones más propicias para ese fin es la Región Oeste. En ella se encuentran las explotaciones mineras y las reservas minerales más importantes, además de características excelentes para el desarrollo de actividades agropecuarias intensivas y extensivas y la salida a Chile y a la cuenca del Pacifico, El Paso de San Francisco.

Los cambios que se operaron en cuanto a las cifras de la población rural y urbana, desde la colonización, favorecieron el crecimiento de la población urbana, en prácticamente toda la provincia.

De la simple observación del cuadro comparativo de población urbana y rural de la provincia en el periodo 1895-1991, se desprende que la población urbana total de la provincia creció el 880,9 por ciento, mientras que la rural el 1,08 por ciento. Es decir que el fenómeno de urbanización, produjo una fuerte transformación estructural del sistema."A veces en la trama urbana todavía encontramos el dibujo de las parcelación rural, lo cual a la vez señala la extensión de la ciudad por el campo y la inercia que permite conservar una estructura de naturaleza distinta" Dollfus, Olivier. (1982) Edit. Oikos-Tau. Pág. 14. Esto no debe interpretarse como un desarrollo integral, ya que la industria moderna en todos sus tipos y manifestaciones, en Catamarca, recién se manifestó en forma incipiente a partir del año 1983 por imperio de La ley de Extensión Impositiva. Como si esto fuera poco el 90 por ciento de las radicaciones se produjeron en la Región Central (Valle Central) lugar de emplazamiento de la ciudad de San Fernando del Valle, cuyo crecimiento de población urbana desde 1895 hasta 1991 fue del 1.291,43 por ciento (uno de los más elevados de la provincia). En cambio la población rural del departamento Capital en el mismo período decreció el –675,24 por ciento y el –123,38 por ciento en el departamento Fray Mamerto Esquiú, otrora eminentemente agrícola, también perteneciente a la Región Central.

Partiendo de la ocupación precolombina, con un sistema totalmente diferente en cuanto a la distribución, formas de explotación del suelo y características de la red de comunicación; la provincia sufrió cambios muy marcados. La presencia de pucarás (fortalezas) localizados en su mayoría en las elevaciones montañosas como el Pucará de Aconquija en Andalgalá, el de Batungasta en Tinogasta, las ruinas de Schincal en Londres departamento Belén, el de Cerro Pintado en Santa María, etcétera; la estrecha vinculación con el Imperio Inca, las organizaciones tribales, y sus áreas de dominio, fueron reemplazadas paulatinamente por la organización política y administrativa de los colonizadores.

El nuevo sistema, en un primer momento, coexistiendo con el sistema anterior logró imponerse. "El grupo organiza el espacio en función de su sistema económico, de su estructura social y de las técnicas de que dispone". Dollfus, Olivier.(1982). Edit. Oikos Tau. Pág. 35. Aparece así una conformación formal y funcionalmente distinta, como se puede ver a lo largo del presente trabajo. Los colonizadores se asentaron preferentemente en los valles, cerca de los ríos y fundaron pueblos y ciudades conforme a los modelos provenientes de las disposiciones de la Corona. Se utilizó el plano en damero o cuadrícula. Otras de las características es la construcción de capillas o iglesias, lo que representa una constante en todas las manifestaciones de ocupación territorial que tuviera el propósito de ser permanente. La tarea de evangelizar estaba estrechamente ligada a la de la fundación de ciudades y pueblos. Se fundaba en el aspecto material y se fundaba en lo religioso y espiritual. Se distribuyeron tierras a los colonizadores, por sus servicios, en donación. Muchas de estas tierras cambiaron de dueños por venta o herencia y luego de un proceso de arraigo de los colonizadores y conversión de los aborígenes, de mestización, etcétera, se consolidan los núcleos urbanos (ciudades) y la población rural, diferenciados por sus funciones.

La población rural era mucho mayor en número que la urbana, desde lo primeros censos, pero de acuerdo con el paso del tiempo el nuevo sistema, impuesto por los colonizadores, va sufriendo una mutación en los valores de población, con un incremento en la población urbana, concentración en núcleos urbanizados y un estancamiento la población rural, por sus transferencias migratorias a las ciudades principales tanto de la provincia como de otras provincias del país con el lógico cambio de actividades de la población emigrada a ambientes urbanos.

Para el caso del sistema urbano provincial, la principal ciudad receptora de los mayores de migrantes internos, es la capital provincial, San Fernando del Valle. Otro ejemplo es la ciudad de San Isidro en el departamento Valle Viejo que sufrió cambio en su población que de realizar actividades predominantemente agrícolas en forma directa o indirecta, pasó a cumplir la función de área dormitorio de la ciudad Capital y su población predominante actualmente es urbana.

También están en la misma situación, Piedra Blanca, La Carrera, La Tercena, San José, estcétera, (departamento Fray Mamerto Esquiú) poblaciones en proceso de urbanización que con el tiempo se van a integrar en un área de continuidad urbana con la capital provincia la través de las rutas 38 y 41.

Lo cierto es que la concentración de servicios, nivel de asistencia en el mantenimiento de los mismos, diversidad de funciones, infraestructura y patrimonio construido le otorgan, indiscutiblemente, a la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, un lugar de privilegio en el sistema urbano provincial. A esto se le agrega la posición ventajosa que tiene en comparación con los otros centros urbanos que integran la provincia, en relación con las otras ciudades y regiones del país. "Cualquier paisaje que refleje una posición del espacio lleva las señales de un pasado más o menos lejano, desigualmente borrado o modificado, pero siempre presente. Es como un palimpsesto en el que el análisis de las herencias permiten rehacer sus evoluciones. El espacio geográfico está impregnado de historia...". Dollfus, Olivier.(1982). El espacio Geográfico. Edit. Oikos Tau. Pág. 11.

8. Bibliografia

CARTER, Harold. (1980)El estudio de la Geografía Urbana. Ed. IEAL. Madrid. España.

CIVIT. E. F., de MANCHON. (1983) Técnicas en Geografía. Ed. Inca. Mendoza. Argentina.

CHUECA Y GOITIA, Fernando.(1990).Breve Historia del Urbanismo. Alianza Editorial. Buenos Aires. Argentina.

GEORGE, Pierre. (1974)Compendio de Geografía Urbana. Ed. Ariel. Barcelona. España.

HERMINIO , Herminio Elio. Sistemas de información Geográfica. En revista AQUÍ UNIVERSIDAD. Primera edición. 1994.-

MONTENEGRO, Raúl Alberto.(1981) La ciudad como ecosistema. Córdoba. Argentina.

MOYA GONZALEZ, Luis; CANDELA Celestino y otros.(1996). La práctica del planeamiento urbanístico. Edit. Síntesis. Madrid. España.

NAVARRO, Herminio Elio. (1989). Catamarca, hacia un estudio integral de su Geografía. Edit. EDICOSA, Primera Edición. Catamarca.

NAVARRO, Herminio Elio. (1998). El crecimiento de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca. Trabajo inédito. Facultad de Historia y Letras, Universidad del Salvador. Buenos Aires.

NAVARRO, Herminio Elio.(1193) Geografía de Catamarca. Enciclopedia GUINEZ. Mendoza.

NAVARRO, Herminio Elio.(1985). La ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, vista por sus habitantes. (Geografía de la percepción). Trabajo inédito. Universidad Nacional de Catamarca.

NAVARRO, Herminio Elio.(1994) Geografía de Mendoza. En MENDOZA TIERRA DE ESPERANZA. Edit. Guinez. (1994).

NAVARRO, Herminio Elio.(1998).Tesis de Maestría sobre el Tema: Diagnóstico ambiental del espacio natural periurbano la ciudad de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca. Presentado en la Universidad Internacional de Andalucía. 1998.- (aprobado por unanimidad).

RACIONERO, Luis. (1986)Sistemas de ciudades y ordenación del territorio. Alianza Editorial. Madrid. España.

ZAMORANO, Mariano.(1992). Geografía Urbana.: Formas funciones y dinámica de las ciudades. Ed. CEYNE. Mendoza. Argentina.

ZARATE. A.(1980).El mosaico urbano organización, interna y vida en las ciudades. Edit. Cincel.


Trabajo enviado y realizado por:
Licenciado Herminio Elio Navarro
Master en Conservación y Gestión de Medio Ambiente.
Profesor Ordinario, Dedicación Exclusiva. Cátedra de Geografía Urbana.
Miembro de Número de la Junta de estudios Históricos.
Dirección : Calle Costa Rica N° 1970
Barrio Parque América.
San Fernando del Valle de Catamarca- República Argentina
Departamento de Geografía , Facultad de Humanidades de la Nacional de Catamarca


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Geografia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.