Monografias.com > Física
Descargar Imprimir Comentar Ver trabajos relacionados

Métodos para medir el Tiempo




Enviado por ppramirez



Partes: 1, 2

    Reloj de Radiocarbono
    Dendrocronología

    Medicion Directa del Carbono
    14

    Análisis de
    varvas

    Introducción
    Y Limitaciones

    Límites Del
    Método

    Dataciones Por Isótopos
    Cosmogénicos

    Limitaciones Métodos Datación
    Isótopos Radiogénicos

    1. Reloj de
    Radiocarbono

    El carbono 14, un
    isótopo radiactivo del carbono 12 ordinario, fue
    descubierto durante experimentos de
    aceleración atómica hechos en un ciclotrón.
    Luego fue hallado también en la atmósfera terrestre.
    Emite débiles rayos beta que pueden contarse con un
    instrumento adecuado. El carbono 14 tiene un período de
    semidesintegración de solamente 5.700 años, lo cual
    es adecuado para fechar cosas asociadas con la historia primitiva del
    hombre. De
    hecho, el radiocarbono tiene una existencia tan corta, con
    relación a la edad de la Tierra, que
    solamente puede hallarse todavía presente si de alguna
    manera se le ha producido constantemente.

    Esto se ha realizado mediante el bombardeo de la
    atmósfera por los rayos cósmicos, que convierten
    los átomos de nitrógeno en carbono radiactivo. Este
    carbono es usado en la forma de dióxido de carbono por las
    plantas en el
    proceso de
    fotosíntesis, y se convierte en toda
    clase de
    compuestos orgánicos en las células
    vivas. Los animales y los
    humanos consumen el tejido vegetal, de modo que todo lo que vive
    llega a contener radiocarbono en la misma proporción en
    que se encuentra en el aire. Mientras un
    organismo continúe vivo, el radiocarbono que hay en
    él y que se desintegra se repone mediante el nuevo carbono
    que entra. Pero cuando un árbol o un animal muere, se
    corta el suministro de radiocarbono fresco, y su nivel de
    radiocarbono comienza a bajar. Si un trozo de carbón
    vegetal o de hueso animal se preserva por 5.700 años,
    queda con solo la mitad del radiocarbono que tuvo cuando vivo.
    Por lo tanto, en principio, si medimos la proporción de
    carbono 14 que queda en algo que tuvo vida, podemos decir por
    cuánto tiempo ha
    estado muerto.
    El método de
    radiocarbono puede aplicarse a una amplia variedad de cosas de
    origen orgánico. Por este método se han fechado
    muchos miles de muestras. Unos cuantos ejemplos dan idea de su
    fascinante variedad:

    La madera de la
    embarcación funeraria hallada en la tumba del
    faraón Seostris III fue fechada del año 1670
    a.C.

    Al duramen de un gigantesco secoya de California, que
    tenía 2.905 anillos anuales al momento de ser derribado en
    1874, se le fechó del año 760 a.C.

    Envolturas de lino de los Rollos del Mar Muerto, fechados del
    primero o segundo siglo a.C. por su estilo de escritura, al
    ser fechadas por su contenido de radiocarbono arrojaron una edad
    de 1.900 años.

    Un trozo de madera hallado en el monte Ararat, considerado por
    algunos como posiblemente madera del arca de Noé,
    resultó ser solamente del año 700 d.C…. en
    efecto, madera antigua, pero no como para preceder al
    Diluvio.

    Unas sandalias de cuerda tejida desenterradas de una capa de
    piedra pómez volcánica en una cueva de
    Oregón, E.U.A., arrojaron una edad de 9.000
    años.

    Se halló que la carne de un pequeño mamut que
    estuvo congelado en terreno siberiano por miles de años
    tenía 40.000 años de antigüedad.

    Pero, ¿son confiables estas fechas? El reloj de
    radiocarbono lucía muy simple y claro cuando empezó
    a demostrarse su uso, pero ahora se reconoce que se pueden
    cometer muchos errores con él.

    Después de unos 20 años de emplearse, en 1969 se
    celebró en Upsala, Suecia una conferencia sobre
    cronología con base en el radiocarbono y en otros métodos de
    datación relacionados. Las discusiones que hubo
    allí entre los químicos que usan este método
    y los arqueólogos y geólogos que se valen de sus
    resultados sacaron a relucir una docena de fallas que pudieran
    invalidar las fechas. Un problema que persiste ha sido el de
    asegurarse de que la muestra examinada
    no haya sido contaminada, ni por carbono moderno (vivo) ni por
    carbono antiguo (muerto). Por ejemplo, puede que una muestra de
    madera del duramen de un árbol viejo contenga savia viva.
    O si se ha extraído con un solvente orgánico (hecho
    de petróleo
    muerto), es posible que quede algo del solvente en la
    porción analizada. Puede ser que raicillas de plantas
    vivas penetren en el carbón vegetal antiguo enterrado. O
    puede que este haya sido contaminado con betún, de mucha
    más antigüedad, difícil de remover. Se han
    hallado crustáceos vivos con carbonato que ha venido de
    minerales que
    han estado enterrados por mucho tiempo, o de agua de las
    profundidades oceánicas donde el carbonato estuvo por
    miles de años. Todas estas cosas pueden hacer que un
    espécimen parezca más viejo o más joven de
    lo que en realidad es.

    Partes: 1, 2

    Página siguiente 

    Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.

    Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

    Categorias
    Newsletter
    Comments
    All comments.
    Comments