Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

El psicópata (página 2)

Enviado por erconsul



Partes: 1, 2

4. Es responsable de sus actos un psicópata?

Esta un psicópata en capacidad de comprender el carácter licito o ilícito de sus actos?

Este tema ha sido objeto de muchos escritos, y resulta de mucho interés -sobre todo en Costa Rica que nunca se ha juzgado un caso psicopático-, conocer las consecuencias jurídicas derivadas de su actuación.

En el lenguaje judicial cabe la siguiente pregunta:

Está un psicópata en capacidad de comprender el carácter lícito o ilícito de sus actos?

Si está en capacidad de comprender, entonces es responsable de sus actos y por lo tanto es enjuiciable (imputable).

Si no está en capacidad de comprender el carácter ilícito de sus actos, entonces no es enjuciable (inimputable), siendo a lo sumo objeto de internamiento en un Hospital Psquiátrico.

Vicente Garrido Genovés, en su libro "Psicópata", Editorial Tirant Lo Blanch, Valencia, 1993, establece la siguiente posición:

No puede ser declarado a priori insano, si no es con peritaje previo. Aunque legalmente es responsable porque el Psicópata conoce las normas, en lo moral el Psicópata carece de sentimiento de apego emocional y de culpabilidad.

Obedece a un impulso irresistible. Aunque el Psicópata pudiera conocer la diferencia entre el bien y el mal, ese impulso irresistible lo lleva a cometer sus actos. Esto que no es compartido por otros Tratadistas aduciendo que "impulso significa espontaneidad", y el Psicópata no es espontáneo, caracterizándose mas bien por preparar cuidadosamente su actuación.

Se supone que no es responsable penal si su acción es producto de una enfermedad mental, cabiendo entonces tres posibilidades:

Responsabilidad total: castiga al "anormal" igual que el "normal".

Responsabilidad atenuada: considerar que su actuación fue "anormal", pero que no se puede tratar como un caso "normal" y por lo tanto la sentencia sería atenuada.

Exención de la responsabilidad (inimputable): equipara al psicópata como un loco o enajenado, debiendo estar en un Hospital Psiquiátrico.

La psicopatía podría ser calificada como una desviación del comportamiento, pero ahora se le considera mas bien como una anomalía de la personalidad y por ello constituye una auténtica enfermedad mental, ya que él no es consciente de su propia psicopatía, aunque parezca actuar muy inteligentemente.

Analizando los casos más famosos de psicópatas seriales, observamos que como el psicópata no modifica su conducta ni por estímulos positivos (cariños, recompensas, suavización de las penas, apelaciones a lo afectivo), ni por estímulos negativos (castigos, penas, apelación a las normas), en la conocida "conducta refractaria", entonces ha existido un implícito acuerdo social de juzgarlos como si fueran responsables de sus actos, porque la sociedad (el bien común) está mas protegida teniéndolos en la cárcel que teniéndolos en una Institución Psiquiátrica, ya que podría ser dado de alta en cualquier momento con un dictámen Médico y como el psicópata es manipulador, podría lograrlo.

Las condenas se han dictado bajo el criterio de "responsabilidad total", pues conforme a la terminología judicial: "están en capacidad de comprender el carácter lícito o ilícito de sus actos".

El Dr Roberto Mazzuca, otro Médico Psiquiatra argentino estudioso del tema y colega del Dr. Hugo Marietán, opina:

"La psicopatía como en la neurosis obsesiva, se trata de una patología de la responsabilidad. Que el obsesivo se sienta culpable, o que esté asediado por autorreproches, no quiere decir que sea un sujeto responsable. En ninguno de los dos casos podemos considerar que haya una responsabilidad plena".

Interesante observar que en una serie de crímenes ocurridos en los Estados Unidos, el acusado (Bianchi-"El asesino de la Colina"-que actuaba con su primo Buono, ambos Vigilantes Privados) se comportó en el curso de la investigación como si sufriera el fenómeno de "personalidades múltiples", habiéndose comprobado finalmente que se trataba de una simulación para no ser juzgado, no sin antes haberse dado posiciones contradictorias entre los especialistas de la conducta.

Este es un aspecto que quiero destacar, porque si la conducta del psicópata es manipuladora, cómo determinar entonces que está mintiendo?

Cabe preguntarse, es detectable la mentira en un Psicópata?

La técnica del interrogatorio se vuelve poco eficaz ante la actitud narcisista del psicópata, ante su personalidad manipuladora, frialdad, inteligencia y cálculo.

Eso hace que la mentira sea tan difícil de detectar en un psicópata.

En una investigación publicada por la televisión alemana DW en un reportaje de Beatriz Sunhuger, denominado "Verdades sobre la Mentira", se plantea este interesante tema: es detectable la mentira?

El estudio plantea la falta de fiabilidad del detector de mentiras –en realidad un detector de emociones-, que llevó a algunos países a eliminarlo del todo o a excluirlo en los procesos penales, sin embargo el reportaje plantea que en materia conductual todo peritaje tiene alguna falta de fiabilidad, es decir que "ningún método de evaluación psicológica-psiquiátrica es infalible".

Cómo entonces detectar la mentira?

Hasta el momento se han planteado métodos "hacia fuera" del ser humano, sin embargo las nuevas teorías han preferido ir "hacia dentro" (insight), es decir, hacia donde se origina la mentira: el cerebro. Pero las investigaciones todavía no son concluyentes.

Por ejemplo el psicópata Charles Punhart, fotógrafo de modelos en California y quien cometió hechos seriales, fue condenado a cadena perpetua por la muerte y vejación sexual de una modelo, sin habérsele probado otras muertes en el mismo modus operandi. Siempre mantuvo con pasmosa serenidad, su inocencia (típico en los psicópatas hasta que se vean verdaderamente acorralados).

Finalmente aceptó haber estado en la escena del crimen y adujo que la muerte había sido accidental, pero la policía pudo comprobar todo lo contrario. Por haber cooperado llevando a la policía al sitio donde había enterrado a la víctima, fue eximido de la pena de muerte a cambio de cadena perpetua sin posibilidad de salir libre.

En este caso, su mentira sólo pudo ser comprobada por la Ciencia Forense, en lo que se ha llegado a llamar "la ciencia de la escena del crimen", que ha mostrado en nuestro país un importante desarrollo digno de destacar.

5. El Psicópata De La Luna Llena

(llamado así por atacar en noches de luna llena)

Método Del Psicópata

El psicópata opera el Este y Sur de San José, capital de Costa Rica, atacando cuando hay luna llena.

Su actuación es recurrente y tiene su propio modus operandi o método de acción personalizado, denominado "sello psicopático", que es una de las bases para trazar líneas de investigación sobre las que normalmente se mueve la policía para poder planificar la investigación, anticipar hechos, preservar la escena del crimen y trazar perfiles del atacante, correlacionar otros expedientes y otros usos de inteligencia policial.

El "Psicópata de la Luna Llena" muestra el siguiente modus operandi:

Ataca a parejas en lugares solitarios y oscuros, propicios para encuentros amorosos.

El hombre muere de dos o tres disparos certeros en partes mortales (cabeza, pecho), cosa que hace en el mismo sitio donde sorprende a la pareja, dejándolo tal y como quedó, porque él va tras la mujer.

No les roba nada a las víctimas. Se lleva algunas prendas íntimas.

De momento deja a la mujer viva y camina con ella distancias importantes (varios kilómetros incluso) para llevarla al lugar que previamente ha seleccionado.

Es congruente inferir de acuerdo a las motivaciones de su personalidad psicopática, que durante el trayecto, va profiriendo insultos contra la mujer relacionados con su conducta y con el sexo (castigo verbal-rigidización de valores).

Se ensaña contra la mujer, especialmente contra partes íntimas.

El lugar escogido es atravesado por río o riachuelo, para lavarse.

Las noches de ataque han tenido luna llena, no sólo porque es el escenario ideal visita de parejas, sino para garantizarse iluminación para el control de la situación. Otra hipótesis que se maneja es porque obliga a la pareja a ver los actos que comete.

Oculta el cadáver con piedras o malezas o arbustos, para lo cual busca alguna pequeña ondonada natural, previamente seleccionada. Escoge los lugar, los prepara con anterioridad y luego espera a sus víctimas.

Nunca cava fosas para enterrar a sus víctimas, evidenciándose que se moviliza a pie con armas y equipamiento mínimo pero necesario para el "éxito" de lo que se propone, es decir, no porta equipos, herramientas o implementos que puedan comprometer su huida.

Reta a la policía (frecuente en los psicópatas), dejando algunas señales para que encuentren el cuerpo de la mujer dentro del tercer día a la comisión del hecho, con lo cual el Psicópata "se garantiza" que identifiquen a las víctimas dentro de su modus operandi (sello psicopático), garantizándose que se le adjudique el hecho (otra característica de los psicópatas).

No deja ninguna clase de huellas. Ni huellas de llantas, ni huellas de pies o calzado, ni dactilares. Nada. Se supone incluso que protege sus zapatos con algún cobertor como bolsa plástica, medias elásticas o le hace algún trabajo de limado de sus zapatos (calza 40 ó 41). Sólo en un caso dejó una huella de zapato N° 40 (caso atípico de Ligia Camacho).

No se jacta a posteriori, ni envía cartas ni se atribuye el hecho. Todo parece indicar que no está tan desocupado como para dedicar tiempo a ello, estando su satisfacción y orgullo –válido en la personalidad psicópatica- en la cobertura periodística y en lo que se dice de él: que es inteligente, que no dejó ninguna huella, que sigue el misterio y que la policía sigue despistada y en problemas.

Usa una pistola calibre 45, con silenciador. Aunque se manejó durante mucho tiempo, quedó descartada la hipótesis de la subametralladora, lo que es coherente con la forma de ataque en zona montañosa, ya que una ametralladora es más difícil de portar y de ocultar en caso de emergencia si el psicópata fuera perseguido. Además la pistola le permite manejar en la otra mano el puñal. El arma usa municiones que pertenecen al armamento de la Policía, con ciertas características de brindaje especial para una mayor penetración, con alcance de mas de 80 metros. La munición no se consigue en el mercado.

Sus motivos están centrados en la figura femenina.

Toda la información hace inferir que actúa solo. No hay evidencia objetiva que permita derivar que actúa en asociación. Este aspecto se analiza en el punto siguiente.

Los vehículos de las víctimas no muestran señales de haber sido violentados.

Al no ser un psicópata ritualista, no muestra sistemacidad en cuanto a fechas, horarios, aspectos climáticos o tipología de víctimas. Si bien ataca de noche normalmente con luna llena, lo es para su dominio de la situación (sentir poder) y por ser las condiciones que le garantizan la presencia de parejas en lugares desolados y románticos. Este aspecto se analiza en otro aparte.

Tiene un patrón al matar: mata a 2, vuelve a matar a 2, luego mata a una, y repite el patrón 2-2-1. De continuar este patrón, volvería a matar a 2 para luego matar a una mujer sola. La pareja la mata en forma típica (sello psicopático), a la mujer sola la mata en forma atípica, sin daños sexuales.

"Saltea" los meses de ataque: no ataca en enero, pero si lo hace en febrero, marzo y abril (época de verano y de lunas visibles), luego establece este patrón: mayo no ataca, junio si ataca, julio no ataca, agosto si ataca, setiembre no ataca, octubre si ataca (las lunas de ocubre), noviembre no ataca, diciembre si ataca. En cuanto a los años no ha establecido ningún patrón.

Actúa solo o acompañado?

El análisis de su "modus operandi" y de las escenas, no muestran evidencia objetiva de que actúe en pandilla o asociación.

Todo evidencia de que actúa sólo, con motivaciones muy personales hacia la figura femenina.

En uno de los hechos (Marta Miriam Navarro) la tapó parcialmente con grandes piedras en el lecho del río, lo que hizo pensar a algunos Investigadores que era improbable que él solo pudiera haberlo hecho, dada la magnitud de las mismas, sin embargo las piedras fueron simplemente movilizadas – y no trasladadas- en el mismo lecho del río, por lo tanto es perfectamente válido inferir que él mismo pudo haberlo hecho, máxime que el perfil lo presenta como fornido, de gran estatura y de brazos largos y fuertes, de buena condición física.

Además, en congruencia con la historia de los psicópatas en serie, éstos siempre actúan solos, dado que su conducta obedece a patologías de la persona.

Resulta prácticamente imposible la asociación de psicópatas seriales, dados los motivos personalísimos que presentan (ver clasificación del Dr. Hugo Marietán).

La historia de los psicópatas seriales destaca a uno que mataba y violaba mujeres en asocio de su esposa, la que fue condenada por complicidad al comprobarse en unos videos encontrados en el sótano de la casa, su participación activa en los hechos. Ella había mantenido una firme posición de inocencia y desconocimiento de los hechos atribuidos a su esposo y constituye uno de los pocos casos en que hubo asociación familiar.

En el caso que nos ocupa, la policía sin embargo no descarta que actúe a lo sumo con otro acompañante en calidad de ayudante, situación que resultaría atípica dentro de los caracteres de la personalidad psicopática, dada que incluso el perfil lo percibe como solitario.

Además, tratándose de un psicópata organizado, no va a asumir riesgos asociándose, máxime que no roba nada a las víctimas.

Esta el psicópata relacionado con la policía?

La policía maneja la hipótesis de que se trata de una persona con conocimientos policiales e incluso miembro policial o relacionado de algún modo directo o indirecto con ella, aspecto avalado incluso por el FBI.

Este es un punto especialmente relevante en la investigación, que en mi criterio es improbable, dado que en la cultura policial el cuido del arma es algo esencial al desempeño, no encontrándose esta característica en el psicópata, pues balística anota mucho desgaste de las estrías del cañón por suciedad.

La suciedad es producto del descuido, aspecto que definitivamente no es una característica congruente con el "modus operandi" del psicópata, quien al ser organizado se muestra cauteloso y muy cuidadoso con el manejo del sitio, por lo que siendo esa una característica típica suya, es de inferir que en general la atención del detalle sería parte de su perfil, no resultando congruente que tenga un arma en condiciones de descuido y suciedad.

Tampoco resulta aceptable la hipótesis de que el arma está sucia porque la tiene enterrada, porque no ataca en un solo sitio.

Además, siendo un atacante solitario de parejas jóvenes, no podría el Psicópata asumir riesgos por el mal funcionamiento de su arma, siendo entonces un aspecto clave en su psicología la atención del detalle, como se indicó.

Otra idea que se maneja, es que se hace pasar por policía, lo que no considero congruente, porque no lo necesita, dado que ataca por sorpresa en zonas desoladas y oscuras, entonces cabe preguntarse: qué necesidad tiene de hacerse pasar por policía? Tal hipótesis sería aceptable si fuera su radio de acción la zona urbana poblada o si penetrara casas de habitación o si actuara en las carreteras (Bouno y Bianchi, enlistados en el ranking de asesinos seriales, se hacían pasar por policías porque abordaban mujeres en la zona urbana de Los Angeles. Bianchi era vigilante privado, Bouno tapicero, ambos primos).

Pero en una zona montañosa, alejada, despoblada y oscura, donde las parejas están descuidadas dentro de un vehículo, qué necesidad tiene de vestirse o hacerse pasar por policía?

El argumento de que los vehículos donde ha sorprendido a las parejas no muestran haber sido violentados, es lo que ha hecho inferir a la policía de que pudiera ser que se presente como policía, pero el factor sorpresa que siempre maneja a su favor, además de ser portador de una arma, hace que la pareja se someta fácilmente sin oponer resistencia, máxime que la pareja está en descuido total.

En conclusión: Se presente o nó como policía resulta irrelevante, porque el elemento sorpresa y la amenaza hacen que la pareja deba abrir pacíficamente el vehículo. En uno de los casos, por ejemplo, mató al hombre a través del vidrio de la ventana, posiblemente porque se resistió a abrir el vehículo o porque sabía de las intenciones del conductor por capturarlo (caso de Edwin Mata), cosa que no hubiera hecho si el psicópata hubiera estado vestido como policía.

Resulta mas fuerte la hipótesis de que el psicópata podría ser un cazador habitual de la zona, y como tal cuidadoso en el detalle: sitios donde llega la "presa", sigilo, horas, silencio, paciencia para esperar, no espantar a las demás "presas" (el uso del silenciador).

Recordemos que por la altitud (1.200 metros sobre el nivel del mar), clima, vegetación y agua, la zona donde ataca presenta carácterísticas ideales para una gran cantidad de fauna menor. Incluso la formación montañosa tiene conexión con el Cerro de la Carpintera, que todavía mantiene zonas de espesa vegetación y presas de mayor tamaño.

En mi concepto es más aceptable que se trata de una persona con experiencia y gusto por la cacería, ya que congruente con esta teoría es un buen tirador, certero en el disparo, lo que hace a corta distancia y a la cabeza de sus víctimas, sin asumir riesgos. Acaso no son esas las características de un cazador?

El hecho de que los estudios de balística comprueben que la munición usada es calibre 45 y que sólo se consigue clandestinamente por ser de uso policial, no puede hacer inferir que el Psicópata tenga relación con la policía, dado el desorden con que en el pasado de manejó el arsenal del Estado.

Cabe citar aquí el caso de un ciclista colombiano que participó en la Vuelta Ciclística a Costa Rica en diciembre de 1999, quien fue detenido en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, cuando salía hacia su país, decomisándosele una arma de uso policial que compró con su respectiva factura, en una casa de empeño o "compra-venta", con tanta naturalidad que simplemente la colocó en el equipaje, sin medir las consecuencias de su detección en el scanner del Aeropuerto, lo que demuestra que no son difíciles de conseguir, reforzándose la hipótesis de que no necesariamente el Psicópata sea miembro policial o que tiene relación con la policía.

Tampoco ignoremos en el análisis la gran influencia que recibió y sigue recibiendo Costa Rica a raíz del conflicto nicaraguense, en lo que al comercio ilegal de armas y municiones se refiere, sin ningún tipo de control, dados los múltiples accesos de la zona fronteriza.

Incluso el distinguido Obispo de la Diócesis de Ciudad Quesada, fronteriza con Nicaragua, Monseñor Angel Sancasimiro, pidió al Ministerio de Seguridad Pública mas control sobre el trasiego de armas en la región (periódico La Nación del 8 de marzo de 2000 página 16-A):

"Personalmente no me consta, pero desde hace muchos años es vox populi que aquí se comercializa con todo tipo de armas, al parecer llegadas de la vecina Nicaragua".

"No sólo los delincuentes andan armados. También los finqueros..."

A raíz de la serie de asaltos y asesinatos en la zona, La Nación agrega: "Como supuestos autores de asaltos y homicidios la policía sospecha de sujetos de nacionalidad nicaraguense..."

Ante este panorama, mas el desorden con que se manejó el arsenal del Gobierno, es imposible sostener sobre bases objetivas, que el psicópata tenga relaciones con la policía, lo que no pasaría de ser una mera conjetura sin validez investigativa. La investigación criminal traza hipótesis, las que a diferencia de las conjeturas, provienen de bases objetivas y no de simples suposiciones.

Psicópata ritual?

El rito está compuesto por un método sistemático basado en símbolos, que en su conjunto tiene un significado ritual para la persona que lo practica.

En el caso del Psicópata no debe confundirse la diferencia entre rito, "modus operandi" y sello psicopático.

Si bien es cierto los ataques fueron siempre de noche, normalmente con luna llena, en sitios románticos o apartados, propios para el encuentro de parejas (su blanco preferido), no puede calificarse eso como ritual porque lo que el psicópata busca es a la mujer.

Por lo tanto el hecho de que ataque parejas no lo es por tal circunstancia, sino porque es el escenario ideal donde encuentra personas descuidadas de lo que pasa en el entorno, al estar concentradas en su encuentro amoroso dentro de un ambiente iluminado por la luna llena.

Aunque el elemento agua (río o riachuelo) siempre está presente en la escena del hecho, obedece a su práctica de lavarse dado el daño que produce a la mujer, lo que hace inferir que podría vivir acompañado y no se expone, o bien que para llegar a su lugar de residencia debe pasar por zonas pobladas, o que posee algún medio de locomoción que deja en lugar estratégico cuyas huellas la policía no ha podido relacionar con el hecho. Definitivamente el psicópata anda a pie cuando actúa.

La teoría del rito sería válida si ejecutara acciones sistemáticas simbólicas en la víctima o dejara signos especiales en el sitio, como por ejemplo: pintar de un color a la víctima, vestirla con algún color o tipo de prenda, cortarle el cabello u otras símbolos que no presentes en el presente caso. Los daños y ensañamiento que provoca en la mujer (sobre todo en parte íntimas y senos), no constituyen elementos rituales, reflejando mas bien el odio que siente por la figura femenina.

Tampoco del análisis puede inferirse que usara ritos en cuanto a estatura de las víctimas, edad, etnia, color del cabello, procedencia social, aspectos físicos especiales u otros factores como por ejemplos los religiosos o políticos.

La conclusión de que sus actuaciones no califican como rituales, también se apoya al no encontrarse correlaciones tales como:

Fechas (preferencias por ciertos días o meses).

Signos zodiacales (atacar según el signo zodiacal).

Determinadas formas geométricas de los lugares de ataque. Lo único es que sus lugares de ataque se ubican al costado sur de la autopista Florencio del Castillo (Cartago), por ser la zona que conoce al ser vecino de esas localidades como lo indica el perfil del FBI.

Símbolos rituales dejados en la escena o en las víctimas.
Composiciones alfabéticas con letras, nombres o apellidos de las víctimas.
Enterrar a sus víctimas con determinadas formas o símbolos de acompañamiento.
Siempre ataca y en verano por ser la época en que las parejas visitan mas los lugares montañosos con características románticas.

Un aspecto sistemático de sus ataques que podría ser analizado desde el punto de vista de la ritualidad, es que siempre lo ha hecho al sur de la Autopista a Cartago Florencio del Castillo. No se conoce ningún ataque el norte de esta Autopista, a pesar de que se encuentran los elementos componentes de su escena predilecta como riachuelos, lugares apartados y sitios románticos que atraen a las parejas. Sin embargo todo indica que obedece mas a su sello psicopático, que a aspectos rituales, o bien porque él vive en la zona sur de dicha Autopista y como tal conoce a la perfección la zona.

Otros aspectos que podrían ser considerados como rituales:

Aparte del patrón de actuación en el Crimen de Alajuelita, mata con el patrón 2-2-1 (pareja/pareja/mujer sola).

A las parejas las mata siempre igual. A las mujeres solas en forma diferente, aunque con la misma pistola calibre 45. Este es un aspecto mas de su "sello psicopático".

Se lleva prendas íntimas de la mujer.

En el segundo semestre del año establece un patrón de ataques alternos: junio si, julio no, agosto si, setiembre no, octubre si, noviembre no, diciembre si. No muestra patrón con respecto a los años de actuación.

Un análisis geométrico realizado por el Distiguido Investigador y Consultor en Antisecuestros y Experto en Negociación de Rehenes –que por cierto tuvo a su cargo el caso del psicópata cuando fue Director de la Delegación del Organismo de Investigación Judicial en Tres Ríos- (lugar preferido de ataque), Gerardo Castaing, establece alguna correlación con signos satánicos, de acuerdo a la siguiente explicación:

Relación satánica?
En el ataque N° 6 van a coincidir dos ataques, formándose entonces los números 666, que es el número de "la bestia".
Casualidad? Algún mensaje de las motivaciones del psicópata?

Personalmente considero que a pesar de que es un hallazgo muy interesante, lo califico mas como una casualidad, ya que en la conducta psicopática, tal rasgo se haría presente en todos los ataques, dado el "sello psicopático", que hace actuar al psicópata siempre de la misma manera para retar a la policía y porque el psicópata es un repetidor de sus actos, los que hará una y otra vez de la misma manera.

Lugares Preferidos Para Actuar

El psicópata ataca en la zona montañosa sureste del Valle Central de San José, concretamente en lugares conurbados con la capital, tales como Curridabat, Desamparados, San Antonio, Alajuelita y Tres Ríos, que conforma una ladera habitable de continuidad natural, con vista preciosa al valle capitalino.

Aunque la prensa se refirió a la zona como el "Triángulo de la Muerte" posiblemente queriendo correlacionar el término con el "Triángulo de las Bermudas" o bien para darle un sentido periodístico más llamativo, si ubicamos los lugares de ataque en un mapa, encontramos que realmente conforma una línea y no un triángulo. Dicha línea es un trazo natural que sigue a la geografía del lugar.

Todos los lugares de ataque tienen cercanía entre sí, con excelentes vías de comunicación para llegar a ellos, con poblaciones cercanas de altos, medios y bajos ingresos, incluso con poblaciones marginales.

El Parque de la Amistad, por ejemplo, donde se dan cuatro de las muertes, está ubicado en Residencial Hacienda Vieja, Curridabat, compuesto por habitantes de clase media alta, con residencias costosas mas no de lujo, sin embargo colinda con vecindarios populares de conformación popular como por ejemplo "La Lía", todos ubicados en el Cantón de Curridabat.

Pero en otro Residencial cercano llamado Lomas de Ayarco se ubica población de alto ingreso, considerado un residencial exclusivo, al igual que Residencial Los Cipreses.

Otra de las parejas fue atacada en la población de San Vicente de Tres Ríos, conformada por gente humilde de extracción popular, con algunos asentamientos en precario cercanos.

En general, se trata de una zona donde las formaciones montañosas van suavizando su pendiente y hay fácil acceso en vehículo todo el año.

No se trata de zonas inhóspitas o escarpadas, y aunque no son zonas de tránsito común de gente ni vehículos, presentan hermosas vistas hacia la ciudad, conformando sitios de características románticas muy atractivos para parejas, que es la escena que atrae al psicópata.

Precisamente el perfil del Psicópara elaborado por el FBI, lo ubica como vecino de la zona, dado el conocimiento que tiene de la misma, que le permitiría desplazarse a su residencia habitual en un corto tiempo, mientras ocurre el descubrimiento, cosa que ocurre a mas tardar dentro de los tres días siguientes al hecho, dado que el vehículo y cuerpo del hombre quedan abandonados en forma expuesta, o en el caso de la mujer apenas cubierto con algunos arbustos o piedras.

De diversas formas el Psicópata deja pistas para que sean encontrados los cadáveres dentro de ese lapso de tres días, a fin de que se le adjudique el hecho, ya que después de ese día se inicia la descomposición de algunos órganos blandos, por lo que existe la hipótesis de que el Psicópata tiene conocimientos de patología.

La única pista que podría correlacionarse con tal conocimiento patológico, es con la muerte de Ligia Camacho cerca del Cementerio de San Antonio de Desamparados, cuando en su propia casa de habitación, recibió un disparo en su cabeza hecho con silenciador con el arma del Psicópata. Ligia trabajaba en el Banco de Sangre (Seguro Social) y era una muchacha religiosa de muy buenas costumbres y conducta moral, estableciéndose la hipótesis de que el Psicópata la cortejó y lo rechazó. Como se explica en otro aparte de este libro, la Policía interrogó a dos compañeros de trabajo de Ligia con resultados infructuosos.

Ataques Atribuidos Al Psicópata

Al psicópata la policía le atribuye oficialmente 19 muertes, de acuerdo al siguiente detalle:

Siete muertes ocurridas el 6 de abril de 1986 en uno de los hechos masivos que más ha impactado a la sociedad costarricense, conocido como "El crimen de la Cruz de Alajuelita" (Desamparados), donde murieron a balazos Marta Eugenia Zamora y a sus hijas María Auxiliadora, María Gabriela, Karla y Virginia Salas Zamora, así como a Alejandra Sandí Zamora. Tres de las víctimas menores fueron violadas.

La familia regresaba en horas de la tarde de una peregrinación que los creyentes hacen cada año, subiendo el Cerro San Miguel ubicado en las montañas del Sur del Valle Central, conocidas como Fila el Cedral o Pico Blanco, donde se ubica una gran cruz construida hace mas de 50 años con motivo de una celebración religiosa.

La zona de acceso y regreso que la familia escogió, da a la población de Alajuelita, caracterizada por ser una de las zonas de mayor explosión demográfica marginal. La Cruz es frecuentada también por aficionados al montañismo, sobre todo por la ladera sur-oeste de acceso empinado, conformada por potreros donde pasta ganado vacuno y caballar. Tiene un río de aguas frías de montaña que dan a la población de San Antonio de Escazú.

El 12 de diciembre de 1986 mueren Roberto Castro Mora (27 años) y a su novia Francis Salazar Suárez (19) en el Parque de la Amistad en Hacienda Vieja de Curridabat. Esta pareja era amiga de José Luis Monge Sandí alias "Tres Pelos", a quien se le atribuyeron en una primera fase los crímenes de la Cruz de Alajuelita. "Tres Pelos" siempre alegó su inocencia.

El 11 de febrero de 1987 mueren Juan Guillermo Nájera (23) y a su novia Damaris Rodríguez Martínez (21), en el mismo sitio donde murió la pareja anterior. Estas dos víctimas Damaris y Francis eran muy amigas, pues eran empleadas domésticas en la zona donde fueron asesinadas.

En forma atípica, por haber sido atacada en su propia casa de habitación cerca del cementerio de San Antonio de Desamparados, de un certero disparo en la sien derecha ejecutado con silenciador a través de la venta de su habitación, Ligia Camacho Bermúdez (24), ocurrido el 14 de junio de 1987. Ligia pertenecía a un movimiento religioso evangélico y era considerada como una persona tranquila, de excelentes costumbres. La policía siguió correctamente la línea de investigación para ver que relación tenía tal circunstancia con el hecho de ella trabajaba en el Banco de Sangre. Los resultados fueron infructuosos.

Este caso de Ligia Camacho, en mi criterio constituye una excelente línea de investigación, porque indudablemente Ligia conoció al psicópata con anterioridad e incluso él pudo haberla cortejado con malos resultados. Recúerdese que el psicópata ataca a a figura femenina por una infancia de maltrato y abandono, entonces si el psicópata como persona la cortejó y ella lo rechazó, es sostenible la hipótesis de que él se vengó, porque por el rechazo lo descontrola y por eso los psicópatas son solitarios y esquivos, ya que la figura del rechazo lo hace ser asocial.

Analizando la ubicación de la casa, la tapia que la separa del Cementerio y las rejas delanteras, es fácil concluir que el psicópata la fue a buscar expresamente. No fue algo casuístico. No.

El psicópata la conocía, sabía donde vivía, estudió el ataque y lo llevó a cabo.

Pero, quién era Ligia Camacho?

Muchacha soltera, de 24 años, pequeña, gustaba vestir en forma sencilla e informal con Jeans. Pertenecía a un movimiento religioso evangélico. Estudiaba Sociología en la Universidad de Costa Rica. Tuvo un novio que laboraba en el Banco Central.

Era una persona muy querida, amistosa, centrada, extrovertida, cariñosa, responsable, de risa suave, se daba a querer, muy seria en sus cosas. Laboraba en el Banco de Sangre de la Caja Costarricense de Seguro Social, pero antes había laborado por espacio de 3 años en la Asociación Deportiva de los empleados de la Caja donde atendía público en una tienda pequeña de implementos deportivos que se ubicaba dentro de la CCSS.

Como puede verse era una muchacha de vida normal y muy querida.

Un hermano suyo apareció entre la lista de personas desaparecidas, según un reportaje televisivo. Al tiempo del reportaje él apareció vivo, ya que simplemente estaba ausente.

El balazo que mató a Ligia fue hecho con la pistola calibre 45 del psicópata, atravesando. La bala no destrozó el vidrio sino que dejó la perforación, y la cortina quedó con el quemado normall del disparo.

Ligia fue sorprendida en su cama cuando leía un libro (el título de éste libro podría tener relación con el psicópata, dada la temática que trata. No se cita el nombre por constituir línea de investigación policial. Dado el hermetismo policial se ignora si constituyó o constituye línea de investigación, porque es válido analizar si ese libro se lo dio el mismo psicópata en algún contacto que tuvo con ella, repito, dada su temática) y no tenía visibilidad hacia fuera, por lo tanto ella no tuvo tiempo de pedir auxilio o tratar de huir.

El psicópata se brincó una tapia que da al Cementerio de San Antonio de Desamparados. Se piensa que en la noche él tocó el timbre de la casa pero nadie le abrió. El cable de la línea telefónica fue cortado. El psicópata dejó una huella de zapato número 40.

Ligia fue encontrada muerta en la mañana cuando sus parientes notaban que no salía de su habitación como lo hacía usualmente.

Es indudable que Ligia Camacho conoció y trató al psicópata, ya fuere en algunos actos de su vida laboral, de estudiante universitaria, de fe como activista de un movimiento religioso evangélico donde además formaba parte de un Grupo de Acción, o bien que se tratara de algún cliente con quien ella tuvo contacto cuando ejercía funciones de ventas en la tienda de implementos deportivos indicada. Se descarta que pudiere ser de alguna relación sentimental de su vida privada, dado que era una muchacha de buenas costumbres y no conflictiva. Ligia lo conoció sin saber que se trataba del psicópata y del análisis del caso, es válida la hipótesis de que ella lo rechazó.

El caso de Ligia Camacho, mas el de Edwin Mata Madrigal, mas lo que sabe Arnoldillo del crimen de Alajuelita, constituyen tres líneas de investigación básicas en todo este caso.

El 20 de agosto de 1988 en San Vicente de Tres Ríos muere la pareja de jóvenes Víctor Julio Hernández Sánchez (18) y Aracelly Astúa Calderón (15), a quienes ataca cuando venían caminando por una calle oscura pero con población cercana y circulación constante de personas. Consistentemente con su modus operandi, se ensañó contra Aracelly.

Edwin Mata Madrigal y Marta Miriam Navarro Carpio son atacados en Tres Ríos el jueves 20 de abril de 1989. En este caso, Edwin fue ultimado de un balazo hecho a través del vidrio de su pick-up donde estaba con Marta Miriam.

Paradójicamente, Edwin había dicho a parientes suyos que él capturaría al Psicópata, por lo que cabe investigar si él mismo se estaba poniendo como señuelo y fue sorprendido. Si Edwin estaba preocupado con el asunto, no es lógico que haya ido a un encuentro amoroso a un lugar que reunía todas las condiciones para atraer al Psicópata. Mi hipótesis es que personas allegadas a Edwin y que conocían de sus intenciones, tuvieron relación (sin saberlo) con el psicópata, dado que su muerte fue atípica, y además, porque resulta inconcebible que Edwin Mata haya ido a una escena típica de ataque del Psicópata. En tal sentido, el Psicópata simplemente esperó.

Después de este hecho el psicópata se ausenta durante 6 años. Es un misterio lo que hizo durante este período. Las hipótesis que se manejan: estuvo encarcelado por otro delito, estuvo enfermo, se ausentó del país.

Este es otro hecho atípico: Marjorie Padilla Sequeira muere de un balazo en la espalda el 12 de marzo de 1995 (14 días después del asesinato de Tres Pelos), en Higuito de Desamparados, cuando caminaba hacia su casa de habitación. Aunque el modus operandi no permitiría relacionar al Psicópara con este crimen (el psicópata no dispara por la espalda y no persigue a su víctima), balística dictamina que el arma usada calibre 45 es la misma usada por el Psicópata. Aunque no se presenta el ataque a pareja, Marjorie venía con su novio, pero no continuó acompañándola hasta la casa de habitación, cuyo trayecto tenía una parte oscura donde precisamente fue atacada.

Mauricio Cordero López (25) y su novia Ileana Alvarez Blandón (23) mueren el sábado 26 de octubre de 1996, en Patarrá, Desamparados, cuando estaban estacionados en un tajo poco transitado y sin iluminación.

Este es el último hecho atribuido al Psicópata.

6. Resumen

El gran reto interdisplinario de las Ciencias actuales, es determinar las motivaciones que tienen los Psicópatas para dedicar su comprobada inteligencia a la destructividad humana.

Qué hace de una persona un asesino que siempre mata igual en el denominado "sello psicopático"? Por qué no siente culpa o remordimiento de sus atrocidades? Se nace Psicópata o se va haciendo conforme el ambiente lo vaya formando? Si es un loco entonces debería estar en un Hospital Psiquiátrico. Si sabe lo que hace entonces es enjuiciable. Por qué reta a la policía en lo que se llama "tendencia lúdica" (jugar con la policía)?

Qué hace que un psicópata escoja determinada forma de ataque (siempre sólo una forma), entre las que destacan: vampírico, caníbal, descuartizador, lujurioso sexual, licantrópico (hombre lobo), estrangulador, fetichista, ritualista, esotérico (motivaciones extraterrestres, diabólicas, espiritistas o divinas), sádico.

Por qué un psicópata toma sangre, o como la carne de su víctima?

Por qué unos "disfrutan" a su víctima mediante la agonía, el dolor o la muerte directa?

Es detectable la conducta psicopática?

Los Capítulos anteriores forman solamente algunos, precisamente los que consideramos que nos pueden llevar a entender cómo funciona una mente psicopática.

De manera que:

El comportamiento psicopático trasciende las fronteras de los hechos criminales porque van mas allá –mucho mas allá-, que la aplicación de técnicas policiales, obligándonos a su estudio en forma interdisciplinaria, ya que la personalidad psicopática desde la niñez muestra tendencia al aburrimiento, impulsividad, irrespeto reiterado a las normas, echarle la culpa a los demás (conducta aloplástica), sobrevaloración, mentiras, manipulación, crueldad con personas o animales, insensibilidad ante el premio o el castigo (conducta refractaria), incorregibilidad, sin visión de futuro, gusto por películas o escenas violentas (adicción a la violencia), cosificación (se siente mejor con las cosas que con las personas) y otros factores familiares o de abandono, agresión física, sexual o psíquica, que tratados científicamente con metodologías diferentes, podrían prevenir o recuperar a niños y adolescentes de tales conductas.

Esa es la responsabilidad de todos nosotros y por eso la razón de ser del Libro.

Palabras clave mas representativas del Trabajo:

  1. Psicopatías.
  2. Personalidad psicopática.
  3. Mentes asesinas.
  4. Transtornos sexuales.
  5. Sello psicopático.

Categoría sugerida:
Psicópatas ó Asesinos en serie.

Algunos datos del Autor:
Eugenio Ramírez, Catedrático Universitario en Maestría de Gerencia de la Salud. 53 años de edad.
Correo electrónico: erconsul[arroba]racsa.co.cr
Licenciado en Administración de Empresas. Graduado en los Estados Unidos de Norteamérica como Investigador Criminal Profesional, profesión que nunca ejerció por haberse dedicado a tiempo completo como Consultor en Gestión Empresarial, Recursos Humanos, Calidad y Planificación Estratégica.

Autor de los libros:

  1. Hablemos de Gerencia. Editorial Alma Mater. 1999. (4 edición).
  2. Gerencia: entre broma y broma la verdad asoma. Editorial Alma Mater. 2000.
  3. El Modelo Gerencial Japonés y sus enseñanzas. Editorial EDNASSS. 1997.
  4. El Modelo GIS de recursos humanos. Editorial Copilando. 1995.

 

 

Autor:


Lic. Eugenio Ramírez Amador

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Psicologia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.