Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

¿Falta de identidad nacional o de identidad ciudadana?




Partes: 1, 2

  1. Resumen
  2. Sobre nuestra identidad nacional
  3. En conclusión
  4. Bibliografía básica

RESUMEN

El presente artículo pretende establecer las diferencias que existen entre los conceptos de Identidad Nacional e Identidad Ciudadana respectivamente, en la sociedad peruana. Con frecuencia, al señalar que para el Perú sigue siendo un problema la identidad nacional seguimos aferrándonos a conceptos y propuestas elaboradas cuando no existía la comunicación vía satélite, el ciberespacio como instrumento que facilita la información o la globalización como fenómeno político-económico.

El mundo y su geografía, así como el hombre y la sociedad en general han cambiado drásticamente en las últimas décadas y los peruanos en particular también. Afirmar hoy que carecemos de identidad nacional significa que, a pesar de los siglos transcurridos desde la etapa pre-colombina, no hemos sido capaces de desarrollar pensamientos y sentimientos que nos identifican como Nación.

Lo que no existe en realidad es identidad ciudadana, entendida ésta como el conocimiento y plena aceptación del cuerpo jurídico que da forma al conjunto de principios, leyes, deberes y derechos del estado peruano. El rechazo a un Estado que solo atiende a quienes pueden acceder a él vía una buena formación académica provoca resentimiento que son interpretados, interesadamente, como falta de identidad nacional entre los peruanos. Ese es el problema.       

SOBRE NUESTRA IDENTIDAD NACIONAL

Tratar de entender al Perú como Nación es un ejercicio dialéctico que exige reflexionar con serenidad, por tratarse de un tema bastante sensible que compromete pensamientos y sentimientos acerca de lo que consideramos ser peruano.

Empecemos por tratar de encontrar una definición sencilla, de las muchas que existen según la perspectiva o postura ideológica,  acerca de lo que es o debería ser identidad nacional. Podríamos ensayar una definición diciendo que se trata del conjunto de características que hacen a un pueblo diferente de otro; estas características son las manifestaciones culturales, sociológicas, psicológicas, etc. de un grupo de personas que las hace singulares y que les permite existir como comunidad o mejor dicho, como comunidad nacional.

La comunidad nacional se organiza y se ampara en un cuerpo  de leyes, normas y reglamentos que configuran al Estado como la estructura orgánica y jurídica que da vida oficial a la Nación; el Estado nace al influjo absolutamente voluntario de quienes optan por pertenecer al mismo; de lo contrario el ciudadano  puede desde hace mucho cambiar su nacionalidad o lo que es mejor, luchar democráticamente por cambiar aquella norma o conjunto de normas que con fundamento considera que afectan en bien común o el bienestar general de la Nación a la que pertenece y a la que se debe.

Agreguemos que el concepto de identidad nacional, o identidad simplemente, está estrechamente vinculado al de "diferencia", y al pensar en el concepto "diferencia" debemos asociarlo con diversidad de identidades o diversidad de naciones o diversidad de culturas. Ese es el Perú que existe en el imaginario al tratar de definirlo: un País formado por diversidad de naciones (o por diversidad de culturas).   

El Perú, al estar formado como una agrupación de naciones conforma entonces una amalgama de culturas y comunidades que no han terminado de fundirse o reconocerse como un único pueblo. Se recurre a la concepción de multiculturalidad para querer decir que en nuestra realidad de peruanos del siglo XXI son mayores las diferencias que las coincidencias entre pueblos como el aymara, el quechua, el shipibo, el asiático-peruano, afro-peruano, etc.

Por lo tanto, la integración nacional entendida como la fusión de pueblos y naciones que son el ser de todo País, es todavía un sueño difícil de realizar. Basta mirar las diferencias culturales, idiomáticas y étnicas de unos y otros que a través de los siglos no hemos podido borrar o siquiera atenuar.

En consecuencia, siguiendo la lógica de este discurso, todavía no se ha formado una auténtica nación peruana y navegamos en el caos rumbo a la desintegración social, política, cultural, etc. Es lo que explicaría incluso el surgimiento de movimientos subversivos, regionalismos a ultranza, racismo, etc. como temas transversales en la escuela de la vida peruana.

Nadie puede negar la existencia actual en nuestro territorio de pueblos y culturas vivas que existen y han existido desde tiempos inmemoriales y a pesar de lo históricamente acontecido con la llegada de la cultura occidental y cristiana mantienen sus características que las tornan únicas, admiradas y respetadas.

Pero tampoco se puede negar el desplazamiento a lo largo y ancho de nuestro territorio de pobladores pertenecientes a esos pueblos y culturas vivas, empujados a dejar sus lugares de origen por carencias e ilusiones originando verdaderos movimientos migratorios, que empezaron a mediados del siglo pasado, para terminar configurando ciudades y regiones coloreadas de un mestizaje que todavía se antoja caótico para muchos, especialmente para antropólogos y urbanistas. Pero mestizaje al fin que después de siglos de convivencia en un mismo territorio o espacio llamado Perú en el que para bien o para mal hemos tenido la oportunidad de nacer, crecer y desarrollarnos como personas estamos logrando consolidar sentimientos y actitudes comunes que nos distinguen como grupo, como comunidad, como Nación única e irrepetible.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.