Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Pedagogía del aburrido

Enviado por Candi



Partes: 1, 2

  1. Introducción
  2. Destituciones
  3. Figuras de composición en la fluidez

INTRODUCCIÓN

El libro de Cristina Corea e Ignacio Lewkowicz habla de la subjetividad en la posmodernidad, época que se menciona directamente como era de la fluidez. Reúne temas como contingencia, nuevos modos de vinculación, nuevos modos de fraternidad adolescente.

El título hace alusión a Pedagogía del oprimido, de Paulo Freire, libro que en la juventud de los autores como pedagogos, suponemos, debe haber sido bíblico: pero hoy ya no alcanza para hablar de la realidad, los chicos de hoy no están oprimidos sino que aburridos. En esas simples palabras podemos reconocer una tesis o al menos un punto de partida fundamental del trabajo.

Existir y pensar aparecen correlativamente: todo lo que pasa, pasa como pensamiento. En una primera parte, DESTITUCIONES, se busca alertar sobre todo lo caído, perdido, inefectivo. La segunda parte, FIGURAS DE COMPOSICIÓN EN LA FLUIDEZ, se orienta más a la propuesta en la novedad: volver a pensar, para habitar las situaciones contemporáneas que requieren nuevos modos. Ya no hay situaciones ideales y como no las hay, pensamos desde lo que hay.

DESTITUCIONES

En una primera parte, DESTITUCIONES, trata la caída de las instituciones, la rotura de lo supuesto. Instituciones de disciplinamiento como la familia, la escuela, la fábrica, el hospital, la prisión, forman parte de lo que Deleuze llama relación analógica, es decir, una relación de encadenamiento, donde se encuentran funcionando bajo las mismas operaciones. En esta situación la persona deviene en ciudadano, o más bien, las personas, porque hablamos enseguida de la homogenización. Pero hoy, ¿la escuela sigue siendo un lugar que vuelve útiles a los individuos para la sociedad?

Esto tenía sentido en cuanto las instituciones estaban apoyadas en un Estado-Nación como cabeza reguladora, proveedor de consistencia integral. Pero hoy las instituciones están huérfanas, son fragmentos sin centro (también hermanas con una mala relación entre ellas). Hoy no hablamos de alienación y represión: hablamos de destitución y fragmentación. No hay autoritarismo porque donde no hay norma no se puede ordenar. Ya no se debe lidiar contra el Estado si no que contra el mercado y su nueva dinámica. La escuela, en este panorama, se ha convertido en una escuela galpón

Son muchas las instituciones caídas que analizaremos en esta parte. Cuando hablamos de instituciones caídas hablamos de la pérdida de efectividad para producir subjetividad. La comunicación, como las demás instituciones, también está fallando.

Está fallando en la era de la comunicación. Ya no hay un código común al que referirse, solo información fluyendo a gran velocidad donde no hay lugar al diálogo. Se ha perdido, con el diálogo, la posibilidad de transmitir tanto discursos oficiales como críticos: hoy ya no se trata de denunciar un sentido, si no de producirlo -en la era de la saturación, donde todo es pura dispersión y pura fragmentación-.

Se pone de ejemplo el zapping: es imposible crear subjetividad desde el zapping, donde todo vale lo mismo y se olvida con rapidez. Ya no se trata del encierro de la solidez si no de la dispersión de la fluidez. La televisión, en este panorama, ya no es un medio de comunicación si no que un nodo de información más (se ampliará sobre este punto más adelante). Los autores reparan brevemente en una observación que nos resulto interesante: el ADD, diagnóstico psicológico para los niños que no se pueden concentrar, a los que el aprendizaje "no les entra", podría tratarse como la patología de la época.

En un siguiente capítulo se habla de la relación de los jóvenes con las nuevas tecnologías. Se mencionan los foros de Internet como espacios de opinión y no precisamente espacios de pensamiento. La diferencia entre opinión y pensamiento radica en que el primero funciona como descarga espontánea, automática e impensada y el pensamiento en cambio incluye algún tipo de operación.

La pregunta es: ¿cómo hacer para que los foros no se reproduzcan como espacio de opinión  y sí de pensamiento? La dispersión de las opiniones solo agrega más fluido al fluido y la conexión virtual cae muy fácilmente en esta funesta sensación de vacío. Frente a esta condición de fluidez de información los usuarios deberán generar políticas de usuario, inventar nuevas tácticas para generar recursos, etcétera. Además, cabe destacar la mención que se hace sobre el concepto de autoridad en un espacio como el foro: este ya no sirve para pensar el tipo de sostén que requieren los vínculos de aprendizaje en la fluidez. Y aquí está la novedad: algunos sugieren pensar la autoridad bajo el régimen de confianza, ya que la autoridad como la conocemos, la autoridad instituida, emanaba de un lugar, estaba adherida al cargo docente, a la transmisión que sabemos ha caído.

 La confianza, en cambio, se genera en el sostén que ofrecen los proyectos. En estos tiempos el sentido de confianza está orientado a la capacidad de configurar pensamiento. Si no hay saber para orientarse y para poder hacer en las situaciones es necesario confiar en potencia del pensamiento con otros, y se instala la confianza en un entorno en el que es necesario hacer con otros. La confianza no funciona sobre  un terreno de jerarquías previamente establecidas sino diferencias construidas en torno a un proyecto compartido.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.