Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Objetivos Nacionales y Extranjeros del Paro Petrolero en Venezuela (página 2)

Enviado por Ricardo Prez



Partes: 1, 2, 3


Al mismo tiempo y en este mismo sentido, los cambios y virajes en la dirección polìtica del Estado son efectos del enconamiento de todas las contradicciones del capitalismo mundial y nacional como mencionamos antes, donde la situación social y económica propicia el surgimiento de nuevos actores y sectores, trayendo además con ello las luchas intestinas por solventar o mantener nuevas situaciones de dominación económica y política. Igualmente vimos relevante señalar las nuevas oportunidades de toma de poder por parte de las clases pobres sobre las tradicionales clases dominantes atrincheradas en todos los sectores productivos del país y su férrea resistencia.

Subsiguientemente sobre ésta realidad social decidimos conocer los "Objetivos Nacionales y Extranjeros del Paro Petrolero", pues estos suelen coincidir ideológicamente de forma muy general como una reluctancia frente a un posible viraje de corte nacionalista por parte del gobierno; pero en lo especifico adquiere los caprichos y querellas particulares de sus actores nacionales, los cuales en momentos muy intensos sobrepasan toda orientación ideológica para caer directamente en acciones que pueden hasta contraponerse a los intereses foráneos.

Estos aspectos que señalamos anteriormente se entrecruzan y confunden continuamente en el desarrollo del Paro Petrolero y suelen pasar o ser presentados en algunas investigaciones que le preceden como únicas y homogéneas sin considerar que aquellas adquieren características específicas concretas propias de cada formación social, de su historia, de sus estructuras, de su funcionamiento, de sus clases, de su cultura, sus recursos, sus niveles de desarrollo y su situación con el imperialismo que lo amenaza, convirtiendo estos elementos en características relevantes de esta investigación y la clave fundamental para su comprensión.

Para finalizar éste preludio, queremos exponer que tratamos en lo posible de no emitir juicios de valor en la misma; pero la contundencia de algunas citas parece contradecir parcialmente nuestro intento inicial. Sin embargo, –– y vale para todos –, consideramos que el conflicto en sí no fue un acto creado a iniciativa y voluntad por sus actores, sino el efecto lógico al producirse el enconamiento de toda la situación económica y social como señalamos anteriormente, encontrando aquí como única salida ética el principio de no-conciencia[6]que nos indica que tales actos no son intencionales en si mismo sino reacciones frente a realidades materiales[7]específicas y concretas.

Índice.

Antecedentes Históricos...........................6

Objetivos Nacionales del Paro Petrolero...................10

Objetivos Extranjeros del Paro Petrolero..................26

Consideraciones finales...........................34

Bibliografía............................37

Fuentes electrónicas de información y consulta.................39

Antecedentes Históricos.

Monografias.com

A partir del siglo XX Venezuela se insertó al sistema capitalista mundial como surtidor de materias primas en general y en mayor medida como proveedor de petróleo. Siendo además una formación social que en su pasado inmediato fue intervenida directa e indirectamente en todas sus estructuras sociales, económicas y políticas, logró safarse en el siglo diecinueve de la dominación española para caer en manos del imperio norteamericano.

Sobre esta primera situación Venezuela heredó del colonialismo español una pluralidad cultural representada en la mezcla de Indios Nativos, Españoles y Negros Africanos, los cuales dotaron de una complejidad cultural y multirracial a toda la sociedad venezolana que dificultó y dificulta la unidad polìtica de su pueblo. Por otra parte, el Estado y las trasnacionales han sido las estructuras màs importantes e influyentes de la dominación extranjera y el desarrollo capitalista en el país, entre las cuales se han destacado por su avidez aquellas donde los intereses de EE.UU. se han mantenido presentes.

Desde la llamada "Doctrina Monroe" en 1824, la inherencia de EE.UU. se ha venido incrementando con mayor fuerza sobre Venezuela, pues la sociedad estadounidense está sustentada en alto consumo de energía fósil donde Venezuela hace las veces de uno de sus principales proveedores. De igual manera, como la economía del país depende de mercados externos y no ha logrado diferenciarse, las potencias extranjeras dependen en su economía interna de los precios del petróleo.

Esta dimensión de estrecha relación con el mercado externo capitalista condiciona de manera contundente las luchas por el control económico y político del país.[8] Los cambios producidos en las economías mundiales producen cambios en las actividades económicas de Venezuela y desfases entre las clases que sustentan el poder interno, trayendo consigo la lucha de clases que es el motor de la historia como ya aseguró Karl Marx[9]

Históricamente podemos decir también, que los inmensos depósitos de petróleo ubicados en la geografía de Venezuela fueron a partir del siglo XX explotados por diversas trasnacionales quienes saqueaban bajo la complacencia de los gobiernos de turno sus recursos naturales, llevándose toda la riqueza del país y dejando a un pueblo explotado y sumido en la pobreza.

Estas situaciones de saqueo sistemático de todos los recursos por parte de las trasnacionales se llevó a cabo en colaboración con las clases políticas que sustentaban el poder del Estado y en complicidad abierta con las trasnacionales y los intereses foráneos ajenos al país. Además de ello y para desgracia del pueblo, actores y sectores nacionales mantuvieron una situación de complot interno que se sustentó en la renta petrolera y el bipartidismo de AD y COPEI.

Este acuerdo de gobernabilidad conocido como el "Pacto de Punto Fijo" sucedió a la caída del General Marcos Pérez Jiménez en 1958. En su derrocamiento sectores de EE.UU. fingieron de colaboradores encubiertos y participaron además grupos políticos y sectores de las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN). Posteriormente; FEDECMARAS, la Iglesia Católica y la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) se aliaron al poder por más de cuatro décadas consecutivas abarcando diferentes ámbitos de la sociedad venezolana, apropiándose de recursos económicos, prebendas y acuerdos destinados a vender el país al mejor postor.

La inherencia se dio entonces en el dominio por ignorancia màs que por la fuerza como bien dijo el "Libertador Simón Bolívar". La compra de conciencias a las clases políticas nacionales favorecía constantemente a las trasnacionales y a los intereses de EE.UU. A raíz de este despotismo político, el saqueo de todos los recursos naturales se hizo mayor ocasionando que la economía del país se viniera periódicamente abajo.

De igual manera, mientras el pueblo reprimido y dominado auspiciaba el triunfo electoral bajo una fingida democracia, el desempleo, el hambre y la injusticia social hacía presa de él al mismo tiempo que grupos políticos embelezados por el poder del dinero se repartían los pocos recursos que dejaban a su paso las trasnacionales.

Es con este antecedente que los conflictos y la polarizaciòn en Venezuela comienzan para presentarse constantemente y de forma reiterativa en todas las esferas de la sociedad. Igualmente la situación económica colapsa en repetidas oportunidades y para 1983 se da un proceso de ajustes económicos que se conoció como el "Viernes Negro"[10] acreditado de esa manera por la devaluación abrupta de la moneda nacional.

En consecuencias, las contradicciones sociales, económicas y políticas empeoraban con el pasar del tiempo y para 1989 se da la primera señal que indicaba que el pueblo ya no se contentaba más con el pan y el circo al que estuvo acostumbrado. Igualmente con los ajustes dictados por el FMI e implantados por el segundo gobierno del Presidente Carlos Andrés Pérez, las políticas de shock del neo-liberalismo económico tocaron con mayor contundencia el estómago del pueblo.

Este primer despertar desembocó con el llamado "Caracazo"[11] donde el pueblo asfixiado por el aumento de los precios de los alimentos, los servicios básicos, el transporte y nuevas políticas fiscales se lanzó a las calles para tratar de resarcir la inaguantable situación de pobreza en el que se encontraba[12]Asimismo, el aumento de casi el 100% del precio de la gasolina de un día para otro y otras medidas dirigidas al pueblo para sostener el déficit fiscal y la quiebra de toda la economía se hicieron presentes y con ello las incontables revueltas sociales.

 

La respuesta por parte del gobierno de Carlos Andrés Pérez fue entonces repeler brutalmente al pueblo con el lanzamiento de todas las fuerzas represivas del Estado y las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN), quienes dispararon y mataron a venezolanos cuyo único delito fue reclamar igualdad ante tal despotismo político.

La situación era entonces belicosa y se agudizaba tanto por los golpes militares de febrero y noviembre de 1992 y las situaciones de corrupción que desembocan con la destitución del Presidente Carlos Andrés Pérez en 1993, así el país entra en un período repleto de irregularidades en todos sus ámbitos, sufriendo también los desajustes de la economía mundial y la "crisis de la deuda" que embarga a toda Amèrica Latina.

Posteriormente los siguientes gobiernos que llegan al poder por vía democrática se venden y mantienen de rodillas ante el FMI mientras que en la principal industria del país (PDVSA) se juega a la quiebra de ella y la superproducción para llevarla directamente a la independencia total del Estado y posteriormente intentar privatizarla. La situación sigue mal a nivel mundial y los precios del petróleo caen a sus niveles màs bajos mientras Luís Giustis Presidente de PDVSA aboga por la libertad de precios y por no respetar los acuerdos de la OPEP.

Para 1998 llega el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías al poder, sus consignas electorales fueron de corte populista con preferencia nacionalista y representaban para el pueblo venezolano una alternativa frente a los llamados partidos tradicionales de la hoy conocida "Cuarta República". Con aires de cambio, el nuevo Presidente cumpliría su promesa de reconducir Miraflores y recuperar definitivamente la industria petrolera, así como saldar parte de la deuda social que se hallaba acumulada durante años.

Con este viraje de tendencias nacionalistas, el Estado comienza a ser reorientado en su accionar político entrando de inmediato en un desfase con PDVSA. La situación de los precios internacionales del petróleo y los bajos aportes al fisco por parte de PDVSA eran también parte del problema económico nacional. Ante ésta situación le tocó al Presidente Hugo Rafael Chávez Frías pedir el rendimiento de cuentas a los directivos de PDVSA por una supuesta cantidad de recursos que nunca justificaron, dando comienzo a un conflicto abierto entre ambos sectores de la dirección económica y polìtica del país.

La situación económica de la Nación y las demandas del pueblo insatisfechas requerían entonces de divisas para ser solucionadas y era obvio que algo funcionaba mal en PDVSA. Detener en aquel momento la "Apertura Petrolera" y la posible independencia de esta industria del Estado era un problema evidente que debía ser tratado de inmediato. Los gerentes de PDVSA sin embargo se negaban a sensibilizarse ante tal situación y prefirieron el conflicto, pues para ellos la relación de fuerzas estaba a su favor y el pueblo no significaba nada ni tenía importancia alguna.

Después de una etapa de reluctancia contra las nuevas políticas de corte populista-nacionalista del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, se logró aprobar una nueva constitución en Asamblea Constituyente donde se cambió el nombre de la República y algunos símbolos patrios fueron modificados para comenzar todo un grupo de acciones orientadas a recuperar la soberanía del país.

Los cambios de la "Revolución Bolivariana" tocaban los intereses de las clases dominantes de grupos y actores nacionales y extranjeros[13]y presentaba conflictos en diferentes esferas de la sociedad[14]A partir del 2001 comienzan las acciones de calle organizadas contra el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías y su gobierno, y paulatinamente y después de varios intentos por derrocarlo se llega al choque de trenes entre PDVSA y Estado.

Es dentro de este contexto que el Paro Petrolero se presenta sujeto a diferentes intereses nacionales y extranjeros, donde el denominador común es la reluctancia contra todo lo que venga de nacionalismo o inherencia del Estado en la economía. Este episodio es de relevada importancia para la historia de Venezuela, y por ello la presente investigación está dirigida a conocer los Objetivos Nacionales y Extranjeros que orientaron las acciones.

Objetivos Nacionales del Paro Petrolero.

Monografias.com

Con el fondeo del tanquero "Pilìn León"[15] en el medio del canal de navegación del Lago de Maracaibo[16]la tripulación[17]de ésta embarcación comenzó un paro el día 04 de diciembre del 2002[18]que es posteriormente representado y asumido como propio por parte de los Directivos y Gerentes[19]de la principal industria nacional del país PDVSA. Con gran repercusión en todos los medios de comunicación y con el apoyo y sincronización casi total de los principales medios de comunicación escritos, radiales y visuales, tanto nacionales como extranjeros, entre los que figuraban: RCTV, Venevisión, Globo Visión, CMT, El Nacional, El Universal, Diario 2001, Ultimas Noticias entre otros, la operación política se orientó a estrangular económicamente a la Nación para intentar lograr por tercera vez la salida o renuncia de un Presidente democráticamente electo[20]

La finalidad estratégica de fondear el "Pilín León", varado por el Capitán Daniel Alvarado y con la conformidad aparente de su tripulación y 44.680 millones de litros de combustible, el hoy conocido buque "Negra Matea"[21] sirvió de estandarte de guerra y cumpliría la función de bloquear el canal de navegación del Lago de Maracaibo para así lograr la atención de la opinión pública en general y paralizar el transito por el referido canal, puesto que la paralización de la Nómina Mayor y la Nómina Contractual de PDVSA que ya se habían lanzado al paro el día 02-12-2002 no eran hechos perceptibles de inmediato, aunque eran por supuesto el primer paso para paralizar totalmente la industria y hacerla fracasar en sus actividades, por eso dichas acciones eran desde el punto de vista del Capitán Daniel Alvarado una acción justificada por las situaciones de descontento nacional y extranjero que se manifestada claramente en un comunicado leído por él desde el buque:

"Bajo ese desgastado y hasta diabólico eslogan de la revolución, que ha dejado como resultado la división de un maravilloso país, con mayor pobreza, inseguridad impunidad y una anarquía total, con la cual no nos identificamos".Posteriormente diría que no estaba de acuerdo con la violación de los derechos humanos que se violan en la isla de Cuba. Léase textualmente en las palabras del Capitán Daniel Alvarado en la entrevista de El Nacional hecha por Dámaso Jiménez y el diario Quinto Día, tomado de: "los documentos del golpe" Pág. 84.

Con la paralización de la Nómina Directiva, la Nómina Operativa y el "Pilín León", el Sistema Interconectado de Suministro (SISOR), las plantas CD5, CD4, HDT2" y el Departamento Principal de Comercio y la suma progresiva de los buques: Morichal, Moruy, Paramacai y Yabire colapsarían en un 60% la funcionalidad y capacidad productiva de la industria, pues paulatinamente al no activarse los planes de contingencia por la Nómina Mayor se paralizarían continuamente las demás dependencias y plantas, entre las que se encontraban aquellas que ligadas a la extracción del crudo suministraban el gas doméstico que surtía a todo los venezolanos:

"Compren carbón y leña para una o dos semanas, porque vamos a paralizar este país. De eso estoy hablando. De parar el transporte nacional, la industria petrolera." Andrés Velásquez (CausaR), declaraciones al diario El Nacional de fecha 29-julio-2002. Tomado de: "Los documentos del golpe" Pág. 76.

Como podemos intuir a primera vista, el rasgo màs distintivo del Paro Petrolero es que halla sido una acción polìtica de una clase social privilegiada contra el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías y el pueblo venezolano para lograr sus intereses y querellas particulares. Desde otra perspectiva, resulta ser el efecto que se produce cuando el Estado se reorienta hacia una nueva concepción nacionalista, cayendo en un desfase funcional al romperse la correspondencia entre la base económica y la estructura polìtica que sobre ella se edifica[22]

Es menester señalar, que tanto el Estado[23]como las trasnacionales petroleras han servido siempre como elementos de desarrollo capitalista y se han mantenido al servicio de intereses foráneos. Sobre este punto en particular y refiriéndose al proceso de nacionalización de PDVSA el cual sirve para comprender el por qué de la insurrección de la tecnocracia petrolera, encontramos una cita de Juan Pablo Pérez Alfonso que alude esta situación histórica:

"Con la sola excepción de los altos gerentes extranjeros y unos pocos venezolanos que optaron por jubilarse, continuaron en sus cargos directivos quienes hasta el día anterior a la nacionalización[24]representaban en el país los intereses de las compañías trasnacionales". (Revista Resumen; 1978) Tomado de: (Luís E. Lander; 2006:147)

Como dijimos en líneas anteriores, la historia demuestra que el Estado y las trasnacionales han sido las estructuras políticas y económicas de las situaciones de anclaje capitalista sobre el continente.[25] De iguales maneras, en Venezuela las clases políticas que sustentaron el poder durante los últimos años antes de la llegada del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías estuvieron siempre en una actitud servil frente a las trasnacionales petroleras y han favorecido situaciones que hasta han logrado obtener rango de fuerza legal[26]permitiendo el saqueo sistemático de todos los recursos naturales del país.

"Empezamos por constatar que el proyecto nacional-popular, iniciado a partir de la convincente victoria electoral de diciembre de 1998, desafiaba explícitamente poderes e intereses hegemónicos a nivel nacional e internacional." (Dick Parker; 2002: 11)

El Paro Petrolero es por ello la consecuencia inmediata de un desfase entre el Estado y PDVSA, el cual produce que sus directivos desesperen al verse sobre una nueva realidad que no les es favorable, la cual les cambia las reglas del juego y su condición de dominio sobre lo político, pues en palabras de Luís Giusti: " Los políticos que crearon PDVSA la aislaron para protegerla de la influencia de los gobiernos" (El Nacional 24-11-2002[27]Por ello ésta intencionalidad de poner a PDVSA bajo el mando del Estado fue una de las consignas electorales del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, que una vez posesionado del mando en 1998 promulgó una nueva Constitución elaborada en Asamblea Constituyente donde se abordó la llamada Ley de Hidrocarburos[28]así nuevas relaciones de poder se tramaban entre estos dos elementos de la sociedad venezolana, donde lo económico caería poco a poco subyugado al poder político, y la contienda –– en su apreciación màs positiva –– se presentaría como una confrontación entre Nacionalismo y Tecnocracia.

"Este gobierno le pasó la aplanadora a todo eso. Redujo la autonomía financiera y gerencial, desvirtuó las políticas de recursos humanos y la industria perdió cientos de ejecutivos. Hizo desaparecer la separación entre la fijación de políticas, las operaciones y el negocio" Luís Giusti (El Nacional 24-11-2002), Tomado de: "Los Documentos del Golpe".

Sobre la Tecnocracia[29]se han presentado situaciones que indican que se avecina a nivel mundial una tendencia de acceder a la polìtica por parte de los gerentes de formación técnica o carreras afines al mundo físico o la producción de bienes con la finalidad de anteponer la [30] sobre lo político, así bajo un contexto social caracterizado por altos índices de pobreza y una situación de exclusión social verdaderamente abismal, es que se hace posible que surja una nueva dirección polìtica que reemplace a las viejas clases dominantes y rompa con los viejos pactos de gobernabilidad distinguidos por estar siempre de espaldas al pueblo y por una complicidad totalitaria que involucraba a todos los sectores de poder de la sociedad venezolana, entiéndase Fuerzas Armadas, FEDECAMARAS[31]Iglesia Católica, CTV, AD, COPEI y otros sectores aliados al Pacto de Punto Fijo[32]

Como acción polìtica podemos decir también que el Paro Petrolero se orientó a ser una jugada de defensa contra los ajustes que el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías enrumbaba para ponerle la mano a lo que se le conocía como la "caja negra"[33]. Así, funcionando como un Estado dentro del Estado los directivos de PDVSA se negaban a rendir cuentas al gobierno. De igual manera, era común ver como una clase social enquistada en el poder económico del principal medio de producción del país, y bajo el escudo protector del conocimiento técnico hacían de sus recursos lo que en ganas les venia. Sobre ésta afirmación encontramos infinidad de citas que la confirman; pero creemos que la más contundente de todas está en las palabras de Juan Pablo Pérez Alfonso (1978), fundador de la OPEP y reconocido como una autoridad en materia petrolera, veamos la siguiente cita tomada de: (Luís E. Lander; 2006:147)

"Son estos (el declive de la participación fiscal) efectos de una burocracia soberbia e insensible a los verdaderos intereses del pueblo venezolano, a quien ninguna cuenta rinden, sino por el contrario, todo lo encubren"

La resistencia por parte de los gerentes de PDVSA en el Paro Petrolero estaba indiscutiblemente ligados a defender también los sueldos millonarios y sus intereses económicos particulares, así, viendo estos sus intereses màs inmediatos en evidencia y en peligro de perderlos[34]aplicaron una huida hacia delante con el fin de resistir el posible ajuste y rendimiento de cuenta que siempre negaron al país, al Estado y al verdadero dueño que es el pueblo venezolano.

"Las remuneraciones en el sector petrolero han sido siempre bastante superiores a la de sus pares en otros sectores de la economía". (E. Lander; 2004:24)

Así vemos, como el Paro Petrolero se orientaba a imponer y mantener su estatus social, y desde su forma jurídica no tenía basamentos que justificara sus acciones, pues dentro de la Constitución y la Ley del Trabajo vigente[35]para ese tiempo, era admitido y se admite el derecho al paro; pero éste estaba normatizado bajo parámetros claramente definidos como acciones de carácter reinvidicativos y éste no era un objetivo de sus acciones[36]así encontramos en la "Decisión del Tribunal Supremo de Justicia" que llevó el caso sobre el recurso de amparo que se introdujo contra los dirigentes del paro, donde se expresa que dicha acción no tenía fines reivindicativos y que obedecía a la huelga convocada por la autodenominada "GENTE DEL PETROLEO".

"3.-. por la paralización de la industria petrolera nacional a través de una huelga que según las declaraciones de los integrantes de la asociación GENTE DEL PETRÓLEO[37]no tiene fines reivindicativos." TSJ. Recurso de Amparo: Magistrado Ponente: José Manuel Delgado Ocando el 17-12-2002. Tomado de: www.efemeridesvenezolanas.com.

Sin embargo, las visiones y concepciones del Paro Petrolero por parte de sus ejecutantes (PDVSA) y sus colaboradores seria una especie de "cesarismo político"[38] que se remontaba por encima del conflicto generalizado entre dos posiciones ideológicas históricamente encontradas. Gobierno y oposición de una manera u otra se encontraron en una confrontación más especifica, donde las fuerzas especiales de PDVSA darían la batalla final y le pondrían la cascabel al gato, que además sería una expresión genuina de "características democráticas", pues sumidas en una situación social verdaderamente dramática de violencia, desempleo, pobreza, exclusión, fue para la "GENTE DEL PETROLEO" y para el Gerente de Planificación de Finanzas de Petróleos de Venezuela Juan Fernández[39]

".que la paralización de la industria es inminente y que se vive en ella la acción política de los ciudadanos que ahí trabajan con valores democráticos" Reportaje de Hugo Prieto, El Nacional 08-12-2002. Tomado de "Los Documentos del Golpe"

En este mismo sentido vemos que tal gerencia y administración no era correspondida con la realidad, encontramos así información de los gastos operativos y del gasto total por año comparado con otras empresas similares que dan idea de la administración de Luís Giusti que en ella se llevaba a cabo entre el año 1999 y el año 2001.

Gastos Operativos como Porcentaje (%) del Gasto Total ($)

Compañía

2001

2000

1999

PDVSA

23.5

18.6

26.1

Statoil, ASA

12.5

12.5

17.0

Exxon Mobil

8.5

7.7

9.1

Amerada Hess Corporation

14.0

12.7

17.7

Chevron

7.2

7.0

9.1

Conoco

7.7

5.6

7.5

Elaborado por: Gustavo Márquez Marín. "La Coyuntura Actual de Venezuela y el Golpe Petrolero" Viena, 4 de abril de 2003. Cuadro No 1.

El primer paso de rompimiento a la llamada "Tecnocracia Petrolera" lo comienza el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías con el nombramiento del General Guaicaipuro Lameda[40]en el mes de noviembre del 2001; pero aunque este no es aceptado del todo por la alta gerencia de PDVSA, –– ya que venía de ser un aliado de Chávez y un General en situación de retiro –– con el tiempo es absorbido por ella a tal punto que enviste durante el Paro Petrolero como uno de los principales colaboradores de dicho movimiento. Veamos en la página siguiente la relación de dólares aportados al gobierno por barril de petróleo producido y su diferencia con otras empresas trasnacionales dedicadas a la explotación petrolera.

Dólares aportados al Gobierno por barril de petróleo producido

País

Compañía

2001

2000

1999

Venezuela

PDVSA

$8.34

$8.07

$4.75

México

PEMEX

24.66

28.06

20.52

Brasil

PETROBAS

13.54

14.63

10.05

Elaborado por: Gustavo Márquez Marín. "La Coyuntura Actual de Venezuela y el Golpe Petrolero" Viena, 4 de abril de 2003. Cuadro No 2.

Además de ser el Paro Petrolero una acción que involucra intereses foráneos y nacionales, este mismo se conjuga como parte de un proceso mayor de reluctancia frente a las llamadas 49 Leyes Habilitantes que tocaban directamente los intereses de las clases dominantes nacionales y extranjeras. Las declaraciones en este sentido por parte del Presidente de FEDECAMARAS, Carlos Fernández (sucesor de "Pedro Carmona Estanga) daba fe de esta situación: "Hay un terrorismo de Estado para destruir el sector privado" (El Nacional 30-09-2002)[41]. En esta misma entrevista confirmaba las acciones políticas de los dueños de medio de producción privados tanto nacionales como extranjeros, para protestar contra las acciones y medidas del gobierno del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías y las 49 Leyes Habilitantes: "Seguimos exigiendo que se reformen las 49 leyes aprobadas de manera inconsulta por el ejecutivo en la Habilitantes". Así vemos también como el suceso anterior màs próximo a ésta acción fue el cuarto paro cívico que comenzó el día 02 de diciembre del 2002, el cual fue proyectado por las fuerzas opositoras al gobierno e implicaban a su vez diferentes sectores de la sociedad venezolana, al mismo tiempo que se conectaba con los sucesos del golpe de Estado del 04 de abril del 2002.

"La oposición también pasó a la ofensiva, especialmente después de los atentados del 11 de septiembre. Chávez reaccionó radicalizando sus posiciones. En noviembre de 2001 decretó 49 leyes de un solo golpe." (Steve Ellner; 2003:14)

Como proceso enmarcado en el enconamiento de toda la situación social, económica y polìtica del país, la contienda se inicia con el proceso de revertir la llamada "Apertura Petrolera" y la intención abierta del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías de recuperar los precios internacionales del petróleo[42]que en los tiempos de la gerencia de Luís Giusti[43]alcanzaron sus niveles màs bajos reduciendo brutalmente los aportes al fisco nacional[44]Pero es evidente la defensa de sectores y actores políticos venezolanos interesados en promover el bienestar extranjero ante lo nacional. A pesar de ser la Apertura Petrolera un ataque abierto contra los intereses de Venezuela, los apàtridas de los medios de comunicación como El Nacional y sus directivos mismos señalaban que dichas políticas petroleras de PDVSA y los bajos ingresos fiscales que de sus actividades se generaban eran actos plausibles cargados de heroísmo:

"Despojado de su empaque tecnocràtico Luís Giusti pone al descubierto una fibra política y un talante disuasivo que, en realidad, siempre le acompañaron y sobre los cuales pudo motorizar un proceso de Apertura Petrolera que en su momento parecía un imposible" Entrevista de: Roberto Giusti, El Nacional, 24-11-2002, Tomado de: "Los Documentos del Golpe" Pág. 78.

Sin embargo, los Objetivos Nacionales del Paro Petrolero se encontraban localizados dentro de Venezuela asimismo como sus objetivos políticos ligados directamente a los intereses de clase de sus dirigentes nacionales. De igual manera, como acción polìtica buscaba de una forma u otra el reconocimiento y este solía pasar por la presión y el chantaje y, para lograrlo; fue necesario paralizar las actividades de producción de la industria y dicho objetivo sólo era posible si la Nómina Mayor no activaba el mecanismo de contingencia al pararse las actividades de la Nómina Contractual, para así contar al mismo tiempo con los trabajadores y empleados de menor jerarquía que bajo el liderazgo de Carlos Ortega sobre la Nómina de obreros sería clave, pues disfrutaba de cierta popularidad entre este sector de los trabajadores a nivel nacional.

Ya para el día 05-12-2002 Contreras Pulido vocero de la oposición advertía: "que la escasez de combustible en el mercado interno se experimentará en cuestión de horas" (Los Documentos del Golpe" Pág. 83) y para el 08-12-2002 Juan Fernández afirmaba que la situación de PDVSA era crítica y que el 95% de la industria había colapsado tanto en las 580 estaciones de servicio en todo el territorio como en la producción de crudo, la compresión de gas y la distribución de combustible. (El Nacional 06-12-2002) Tomado de: "Los Documentos del Golpe" Pág. 79.

Con esto presente, las acciones se implantaron de tal manera que el fin justificaba los medios y debían garantizarles el éxito de la operación a cualquier precio; pues desde el aspecto técnico era para sus dirigentes una verdad absoluta que al paralizar el primer medio de producción del país la economía colapsaría en una semana, y tropezaron aquí con un gran error, pues frente a la pregunta: ¿Qué pasaría si el Presidente dice: "no me voy"; Luís Giusti contestaría: "En ese caso la correlación de fuerzas en el país cambia y el Presidente no tendrá el apoyo del cual goza hoy en día. El país no se aferrarìa a un gobierno en una situación tan grave como esa" El Universal 29-11-2002. Tomado de: "Los Documentos del Golpe". Vemos aquí la frialdad del cálculo del experto al referirse a la situación política bajo una óptica meramente económica que apelaba a una especie de "solidaridad mecánica"[45] determinada por el afán y el apego al dinero que es también captada por E. Lander en el 2006.

"Pese a los muchos pronósticos que aseguraban que no había gobierno venezolano que aguantara un paro petrolero, hacia mediados de enero la evolución del conflicto tendía a favorecer al gobierno".

Subestimando la capacidad de aguante del pueblo venezolano y evidenciando la carencia de tacto político y sociológico, la "Gente del Petróleo" incursionaba empíricamente sobre el mundo político con los mismos aforismos propios de un conocimiento basado en el utilitarismo mercantil y en la lógica formal[46]Siendo este episteme propio del mundo físico y de la frialdad de los gerentes de negocios e ingenieros, sus acciones solían estar sustentadas en la idea misma y en una lógica propia de otro campo del conocimiento.

 

".la formación de la gerencia de PDVSA. Aunque debo profundizar en lo concerniente a esta materia, la primera impresión es que la formación académica en el área de gerencia se lleva a cabo fundamentalmente en Escuelas de negocios y Administración de Empresas en Estados Unidos, en el Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA) en Caracas y en Universidades Nacionales lo que hace que se apropien de las ideas hegemónicas que circulan como conocimiento de dirección empresarial y, adicionalmente, de la particular concepción de la globalización, el mercado, el Estado, el crecimiento y el desarrollo económico". (Carlos Luís. V. Bernal; 2005:260)

Como podemos apreciar, la "GENTE DEL PETROLEO" accionaba ciega e ignorante de las condiciones materiales que originaban el conflicto, el cual no sólo se correspondía a las leyes del desarrollo social y al enconamiento de todas las contradicciones del capitalismo; sino que su desconocimiento sería para desgracia de ellos la causa causorum de sus fracasos, pues su posición polìtica no tenía cabida en la realidad que la contenía, por lo cual podemos afirmar por ello que sufrieron las calamidades de un desfase epistémico evidenciados en objetivos realmente inalcanzables.

"El proceso político venezolano de los años recientes tiene, entre las claves para su comprensión, el incuestionable hecho de la aguda polarizaciòn socioeconómica que desde finales de la década de los 70 había venido agudizándose en el país." (Un diálogo por la inclusión social y la profundización de la democracia; 2002) Tomado de: (E. Lander; 2004:24).

De igual manera, los primeros días del paro éste sólo comenzaba a definirse, pues compartía sus acciones con el anterior Golpe de Estado derrotado por el pueblo el 13 de abril liderizado por sectores del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Nacionales, las cúpulas de FEDECAMARAS en manos de "Pedro el Breve" Carmona Estanga, Carlos Ortega y Filian Dávila que organizados bajo los designios de la Coordinadora Democrática amenazaban también con extender sus acciones por 24 horas más:

"No obstante, los propios dirigentes admiten que la incorporación paulatina del sector petrolero se ha convertido en un arma filosa para presionar la administración de Hugo Chávez" Reportaje de: David González, Ascensión Reyes. R El Nacional 05-12-2002.

Tal ciegues de sus ejecutantes petroleros enloquecidos por hacer valer su poder tecnocràtico los llevó a olvidar las consecuencias y secuelas[47]que les vendrían encima al fracasar lo que de antemano era abordado como una victoria segura. Es por eso que el Paro Petrolero adoleció de muchas debilidades y estuvo colmado de una frialdad impresionante, pues éste nunca fue abordado como un problema político en sí, sino como un problema práctico basado en la arrogancia del conocimiento técnico, el cual los llevó a sufrir sus consecuencias, y así para el día 13-12-2002 eran despedidos de la industria los gerentes: Juan Fernández, Horacio Medina, Edgar Quijano y Edgar Paredes quienes celebraban el descalabro económico de la industria y los pesares del pueblo en general, pues aún siendo empleados públicos, trabajaron para detener el funcionamiento de PDVSA, los cuales obtenían los siguientes ingresos: Edgar Paredes 837 millones anuales de Bs., Horacio Medina 320 millones anuales, Juan Fernández 399 millones al año. (Reportaje de César Contreras/César Batìz 13-12-2002 Ultimas Noticias)

"Es mucha la irresponsabilidad que debe atribuirse a quienes promovieron dichas acciones sin prever que, de no resultar victoriosos en su intento insurrecional, los despidos de los participantes no sería màs que una de las lógicas consecuencias"[48] (E. Lander; 2004: 31)

Las primeras acciones políticas se dirigieron entonces a los medios de transporte de PDVSA, así que lo primero fue atacar las estructuras de distribución para lograr una primera paralización de todo el transporte nacional. Pero esto no era sino un aviso de lo que vendría luego. Bajo este primer momento tendría la exigencia de sus primeras querellas, las cuales apuntaban directamente a la salida de la nueva junta directiva[49]de PDVSA puesta por el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías en un primer momento con Gastón Parra Luzardo y posteriormente liderizada por Alí Rodríguez Araque, al mismo tiempo que tratar de confundir la opinión pública al responsabilizar al gobierno de los daños, consecuencias y secuelas que de sus acciones se generaban o pudieron generarse. Vemos que el daño económico como objetivo del Paro Petrolero era rápidamente alcanzado con solo cuatro días de desarrollo, así las pérdidas económicas causadas al país para presionar la salida del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías ya eran bastantes graves, al dejar de percibirse 35 millones de dólares diarios. Edgar Rasquìn gerente General del CRP estimaba que Venezuela había dejado de percibir más de 120 millardos de bolívares por el cierre del pasado miércoles de las instalaciones de PDVSA. Y había dejado de refinar 6,3 millardos en barriles de de petróleo (Ultimas Noticias 09-12-2002)

"Tanto Fernández como los trabajadores de PDVSA responsabilizaron al gobierno de posibles apagones" Diario El País Tomado de: "Los Documentos del Golpe" Pág. 87.

El pretexto màs inmediato para justificarse ante el pueblo lo hallaron entonces en la "meritocracia". Así que todos sus cargos directivos eran un tipo de herencia donde sus legatarios vendrían siempre de la "GENTE DEL PETROLEO". Por ello, con la intromisión de Gastón Parra Luzardo y Alí Rodríguez Araque, se comenzaron a sentir los golpes de timón y el conflicto se agudizó inmediatamente para ellos bajo sus principios de casta, siendo ésta característica un hecho evidente del Paro Petrolero que en lo particular era el producto de no admitir niches en su blanca sociedad.

Era por esto indiscutible que la dirección del mando en manos de un aliado del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías no seria funcional para sus intereses particulares, la intención de someter políticamente a PDVSA y echarle la mano a los recursos que de ella se generaban no les convenía a la "GENTE DEL PETROLEO", quienes defendían la tesis de la independencia del Estado para así perpetuarse en la dirección polìtica de la corporación y mantener un estatus quo que según ellos y sólo ellos podían garantizar con niveles de excelencia.

".existe un proyecto para la industria pensado desde la gerencia, y respaldado por actores políticamente predominantes dentro de la misma Coordinadora[50]según el cual la industria debe independizarse del control estatal para ser dirigida por sus altos gerentes" (M. L. Maya 2004:31 Actores y Estrategias).

Las acciones por parte del gobierno se materializaron en el decreto Presidencial No 2.172 publicado en Gaceta Oficial que ordenaba la militarización de la industria y que fue la acción más normatizada tomada por el Presidente de la República Hugo Rafael Chávez Frías, la cual restituiría la seguridad, control, operatividad y funcionamiento progresivo de la industria por lo menos de forma legal. Así los efectivos de las Fuerzas Armadas Nacionales no acudieron solos a PDVSA, estudiantes de diferentes universidades, ex trabajadores de la industria y voluntarios acudieron a rescatar la industria al cual FEDECAMARAS y la GENTE DEL PETROLEO tildarían de incapaces, siendo reseñado en un titular de primera página del diario 2001 que anunciaba:

"Tropa aborda tanquero con gran riesgo para la población, "CATASTROFE HUMANA" y ecológica advierte FEDECAMARAS al país por colocación de inexpertos a cargo de operaciones en áreas críticas de las instalaciones petroleras" Tomado de: "Los Documentos del Golpe" Pág. 91.

Así un primer objetivo evidentemente nacional era la salida de Ali Rodríguez Araque y su nueva junta directiva para lograr con ello la reivindicación de todos sus intereses de clases, solicitando simultáneamente la salida de Gustavo Pérez Issa, Alfredo Riera, Rafael Ramírez, el Presidente de la República y convocando a elecciones y la restitución inmediata de sus gerentes despedidos. Estos primeros elementos eran la expresión màs inmediata del conflicto y se sumaban al móvil ético para continuar sus acciones; sin embargo, y desde otra perspectiva, el pueblo que sufría las calamidades de no tener transporte para asistir a sus lugares de trabajo ni gas para cocinar sus alimentos se mantenía bajo una actitud cívica que hablaba sobre sus niveles específicos de conciencia.

".Iniciados desde el mismo mes de diciembre y que contaron con la participación de los empleados no parados, jubilados reenganchados, de las Fuerzas Armadas Nacional (FAN) y sectores populares movilizados, se continuó en el proceso de recuperación de la industria". (E. Lander, 2004:15)

En acto seguido fue el Complejo Refinador de Paraguanà (CRP) el que sufrió sus embates màs brutales. Tal complejo comprende la refinerías de Amuay y Cardòn[51]y se encuentran ubicadas al norte del occidente del país en el Estado Falcón, del cual forma parte la refinería del Palito y los centros de distribución de combustibles de Yagua pertenecientes al Estado Carabobo, los cuales fueron asimismo saboteados por parte del personal que en ellas laboraban.

Convertidos en un objetivo político nacional, las acciones de la "GENTE DEL PETROLEO" sobres los medios de producción se orientaron a destrozar y sabotear el funcionamiento de las plantas y centros de distribución de combustible, y con ello otro objetivo salía al paso, matar al pueblo de hambre para lograr una guerra civil y la posterior renuncia del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

Para desgracia de la "GENTE DEL PETROLEO", al mismo tiempo que se desarrollaban sus acciones estas representaban un acto vandálico[52]contra las propiedades del Estado Venezolano y un error político, pues desde el punto de vista lógico, táctico y estratégico nadie atenta contra sí mismo y ellos lo hicieron, logrando con éxito que posteriormente Venezuela se viera obligada a importar gasolina por primera vez en la historia como señalaron Rafael Ramírez[53]y omitiendo daños colaterales a países y socios de Venezuela que pudieron inclusive generar acciones legales por el incumplimiento de compromisos internacionales vinculados a necesidades impostergables de sus clientes, representando un acto ilícito por la naturaleza como se llevó a cabo. (Véase Últimas Noticias 13-12-2006).

"En el mes de enero de este año, para mencionar los resultados de uno de esos sucesos, un Tribunal de Control del Estado Carabobo dictaminó la detención de ocho ex directivos de la industria petrolera por su responsabilidad en sabotajes realizados durante el paro en la planta de llenado y distribución de combustible de la planta de Yagua". (E. Lander; 2004: 21)

Las acciones sobre las plantas abarcaban todos sus ámbitos y el sabotaje era llevado a cabo en complicidad con actores nacionales que rondaban los 18.000 trabajadores a quienes salieron al paso organizaciones civiles simpatizantes del Gobierno y quienes eran llamados por la oposición como "Círculos Terroristas", "Círculos Bolivarianos" o "Círculos Chavistas" que evidenciaban el conflicto interno entre la elite y el pueblo, pues los Gerentes del Petróleo, rodilla en tierra señalaban según declaraciones de Zuleyma León[54]que: "El que toca a uno nos toca a todos"[55] y así por otra parte los extranjeros involucrados que trabajaban detrás del escenario operaban básicamente desde las fibras ópticas de PDVSA. Por ello su plataforma tecnológica fue una de las màs intervenidas durante el Paro Petrolero que ahora tomaba forma de "Saboteo Petrolero", pues la intención de dañar las instalaciones físicas y tecnológicas rebosaba la característica de un paro y sus querellas ya eran de carácter netamente golpista e intervencionista.

"El 4, 5 y el 6 de Diciembre 2002 y desde el Centro de Informática de PEQUIVEN en Chacao y desde la torre Oeste de Pdvsa en la Av. Libertador, ocurrieron cuatro de los varios ataques a los sistemas nacionales de almacenamiento, transporte y distribución de combustibles, esta vez contra Yagua en el sistema de Centro-Occidente". Tomado de soberanía.Org. Artículos/artículos_283htm.

Es en estos mismos días que tales acciones eran presentadas a los medios de comunicación por la "GENTE DEL PETROLEO" como acciones meritorias de su capacidad técnica, el pueblo ajeno al conflicto aguantaba las grandes colas para surtir de gasolina el tanque de sus vehículos y se dificultaba la asistencia a sus lugares de trabajo limitando igualmente la posibilidad de conseguir alimentos, ya que el Ministerio de Energías y Minas había decretado para el día 14-12-2002 una serie de medidas dirigidas al racionamiento en la venta de combustible por vehículos y yace que frente a esto el gobierno no perdió tiempo también en solicitar ayuda a Brasil y otros países, y en un período relativamente breve comenzó a llegar a nuestros puertos gasolina proveniente del Brasil, el cual era un gesto de solidaridad polìtica del Presidente Luís Ignacio Lula Da Silva para con su homólogo Hugo Rafael Chávez Frías.

Sin embargo, en una declaración de Rafael Alfonso Hernández, Presidente de la Cámara Venezolana de Alimentos (CAVIDEA), el déficit de alimentos se debía a la instransingencia del Gobierno en facilitar una salida democrática al conflicto, pues que de su parte y junto con Arnoldo Moreno de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales y con el apoyo de otra gran parte del pueblo, el culpable de todo era el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías. (El Universal 16-12-2002)

De las filas de la "GENTE DEL PETROLEO" su principal líder: Juan Antonio Fernández Gómez era el que presentaba mayor soberbia y arrogancia, sus mensajes televisados entre cortados y de poca fluidez se dirigían personalmente contra el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías donde el tono amenazante e imponente daba entender que el país estaba en sus manos.

".de acuerdo con el comunicado leído el 8 de diciembre de 2002 por el ciudadano Juan Antonio Fernández Gómez, en su condición de integrante de la asociación GENTE DEL PETRÓLEO, en la afectación del suministro a la planta de combustible del Aeropuerto Internacional de Maiquetía, con perjuicio para el funcionamiento de líneas aéreas nacionales e internacionales, suspensión del suministro de combustible desde las Plantas de Carenero, Guatire y Catia La Mar, así como el cierre del 90% de las estaciones de servicio en los Estados Aragua, Guárico, Apure y Carabobo". TSJ. Recurso de Amparo: Magistrado Ponente: José Manuel Delgado Ocando el17-12-2002. Exp.-n°023157(www.efemeridesvenezolanas)

Bajo este mismo tenor sus Objetivos Nacionales inmediatos fueron logrados en la totalidad el territorio nacional colapsando todo el sistema de transporte y ocasionando pérdidas millonaria para la nación, Sin embargo, la "GENTE DEL PETROLEO" no dudó en un minuto en creer que ésta era la vía correcta para lograr un estatus social que le garantizara en el futuro el dominio económico del país. De su cenáculo y sin consultar con nadie, paralizaron también la zona oriental del país y la zona andina, trabajando simultáneamente para el gobierno que adversaban, pues sin saberlo, sus acciones sirvieron posteriormente para conocer sobre las debilidades energéticas propias de la seguridad y defensa de la nación, así como una purga automática de buena parte del personal que trabajaba con fines e intereses foráneos dentro de PDVSA, pues en otras situaciones era casi imposible identificarlos.

".suspensión de la Planta Guaraguao, con perjuicio para los Estados Anzoátegui, Nueva Esparta y parte de Sucre, de la Planta Maturín, con cierre de las estaciones de servicio de los Estados Monagas, Delta Amacuro y Sucre, de la Planta de San Tomé, con lesión a la actividad de transporte de alimentos y productos industriales de la región, mínimo despacho de las Plantas de Puerto Ordaz y Ciudad Bolívar, de la Planta de Bajo Grande surtidora de la costa oriental del Lago de Maracaibo, de la Planta de San Lorenzo, que opera en un 50%, con perjuicio para el suministro de los Estados Zulia, Trujillo y parte de Lara y Falcón, y suspensión total de actividades de la Planta El Vigía, con afectación de los Estados Mérida, Táchira y Apure". TSJ. Recurso de Amparo: Magistrado Ponente: José Manuel Delgado Ocando el 17-12-2002, Exp.-n° 023157. (www.efemeridesvenezolanas.com).

Tales acciones no sólo fueron ejecutadas directamente sobre las refinerías y plantas de llenado, sino que el control central computarizado de la industria fue inhabilitado y saboteado a control remoto. En este sentido las acciones fueron contundentes y al dominar a distancia todas las operaciones informáticas, SAIC-INTESA se adjudicó una posición ventajosa sobre el gobierno y la reactivación de la industria se ponía cuesta arriba, afirmando Rodrigo Cabezas, Presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional la aprobación de recursos del Fiem para cubrir el déficit fiscal causado por los actores políticos del Paro Petrolero. (Diario Panorama, 20-12-2002). Es con esta acción ahora de mayor dificultad técnica que SAIC-INTESA tomaba el liderazgo y control del "Paro Saboteo", y para mediados de diciembre 2002, la empresa extranjera SAIC-INTESA sería incriminada como el agresor informático de PDVSA y el principal activador operacional del embargo petrolero interno.

Objetivos Extranjeros del Paro Petrolero.

Monografias.com

Asociado a todo lo antes dicho e indagando sobre los Objetivos Extranjeros de ésta acción política, vemos como el Paro Petrolero no sólo se desarrolló envuelto en conflictos de todo tipo tanto en el ámbito nacional como internacional, donde la consigna mayor sería siempre la salida del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, donde se destacaba por demás el desespero económico producto de la crisis del capitalismo mundial y –– al mismo tiempo –– la preocupación nacional por desarrollar políticas en contra del neo-liberalismo avasallante que se anteponía simultáneamente con la resistencia a todo lo que nacionalismo se pareciera, estando igualmente acoplado políticamente con el Paro Petrolero y con el golpe de Estado del 11 abril del 2002 como afirmamos antes, el cual perseguía como fin último la salida del Presidente antes de la toma de poder de Luís Ignacio Lula Da Silva en Brasil y Lucio Gutiérrez en Ecuador, pues esto representaba un fortalecimiento de las políticas de izquierda en el continente (Steve Ellner; 2003:17).

Igualmente vemos como ésta relación con factores externos al país tiene relación directa con las intervenciones de EE.UU. en el continente. No queremos llover sobre mojado ni descubrir el agua tibia con esto, porque ya en la actualidad es común saber de las intromisiones históricas de EE.UU. en América Latina; desde la llamada "Doctrina Monroe" en 1824 hasta casos más específicos como la conocida "Agenda Platt" en Cuba son sólo algunos de los casos que a ello se refiere. Sin embargo, con fines solamente de comprobación leamos al respecto sobre algunas investigaciones concernientes al tema:

"En cada uno de los casos en que posteriormente se comprobó la intervención directa de agentes de Estados Unidos en golpes militares latinoamericanos –entre los cuales destacan los de Venezuela (1948), Guatemala (1954), Brasil (1964) y Chile (1973)- los funcionarios del gobierno estadounidense negaron toda inherencia en los asuntos del país donde ocurrió el golpe" (E. Lander, 2002:5)

Como hemos mencionado en líneas anteriores, la relación de enlace que tienen las trasnacionales con gobiernos extranjeros era evidente, y esto se puede palpar en el ethos de la Tecnocracia de PDVSA y la cultura corporativa que se retrataba perfectamente en el ideal del capitalismo americano. Por ello el Paro Petrolero es entre otras cosas el accionar de los lacayos, adláteres y oficiales al servicio del capital extranjero quienes residen en Venezuela de donde extraían los recursos económicos para mantener su feudo, además de ser menester comprender que PDVSA estaba o está integrada por 186 empresas de las cuales sólo 98 están en territorio nacional.

Vemos así como PDVSA más que una empresa venezolana es una trasnacional que rebasa tanto al Estado venezolano como el Estado de los diferentes países donde tenía o tiene más de 88 filiales. "Por tanto lo que se conoce como la PDVSA internacional la constituyen 88 empresas filiales, lo que muestra la complejidad y lo enrevesado de las operaciones cruzadas entre ellas, lo que dificulta la transparencia de sus operaciones" (Jairo L. Sánchez: 2004) y justifica el interés de EE.UU. sobre las nueve refinerías y la red CITGO de empresas filiales donde laboran personal extranjero que hacían de ella sus intereses particulares[56]donde se financiaban las pérdidas de ésta empresa con un subsidio directo de 4$ por barril que pagaba el pueblo venezolano con hambre y con miseria.

Así podemos ver como antes de 1999 y durante la administración de Luís Giusti[57]Venezuela irrespetaba sistemáticamente los niveles de producción fijados por la OPEP. Cabe destacar de manera categórica que Luís Giusti ex presidente de PDVSA trabajó siempre a favor de los intereses de EE.UU. y era considerado la "vaca sagrada" del conocimiento en materia petrolera durante los gobiernos que antecedieron inmediatamente al Presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

Así con sueldo millonario y una gran influencia en las decisiones del gobierno, Luís Giusti trabajó constantemente para favorecer la "Apertura Petrolera" y la privatización de PDVSA propiciando la dominación extranjera de Estados Unidos. Igualmente, en su función como gerente aplicó políticas de corte neo-liberal dirigidas a mantener los precios del petróleo lo màs bajos posibles[58]pues sus políticas estaban orientadas y destinadas a cumplir con su cargo de agente extranjero en la principal industria del país, sabiéndose que después de 1999 se desempeñó como asesor externo de la SHELL e integró el "Task Force" de las políticas de George Bush, haciendo las veces del líder mayor del Paro Petrolero y agente enclave de EE.UU. en Venezuela.

"Como destacados exponentes de esta vertiente sobre petróleo debe mencionarse a Luís Giusti, ex presidente de PDVSA, hoy asesor de George Bush h. en materia energética, y quien lideró a los grupos de gerentes que produjeron y, luego, se convirtieron en los principales conductores de ideas que se expresaron en los "planes de negocio" de la "Corporación" y en la "apertura petrolera". (Carlos Luís. V. Bernal; 2005:256)

Junto con la llamada "Apertura Petrolera" se anteponían los volúmenes de producción[59]sobre los precios y esta situación favorecía ampliamente a los compradores internacionales quienes mantenían conformidad con los precios de gallina flaca con que adquirían petróleo venezolano y entre los que se encontraba como el principal mecenas EE.UU. Al mismo tiempo, la polìtica de control sobre todo el mercado energético mundial hacía de Venezuela y el Paro Petrolero un objetivo de sus acciones sobre el continente, pues de ello dependían los bajos precios del petróleo, siendo esto parte de los Objetivos Extranjeros del Paro Petrolero como hemos mencionado anteriormente.

 

"A lo largo de todo 1997 y 1998 el mercado internacional de hidrocarburos registró un sostenido deterioro de precios" (E. Lander; 2004: 26)

En el mes de septiembre de 1999, el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías comienza una polìtica dirigida a recuperar los precios del barril de petróleo y lo hace dirigiéndose a los socios de la OPEP[60]con la intención de fijar un control de precios basado en bandas de producción donde se aumenta o se disminuye la producción para recuperar y sostener los niveles de los precios, los cuales en los tiempos de la administración de Luís Giusti habían llegado a niveles extremadamente bajos.

 

Ya para el año siguiente los precios de la OPEP se fijan en un mínimo de 22$ y un máximo de 28$ por barril, el cual representaba una recuperación significativa para Venezuela y un problema para la economía de EE.UU. Así con la recuperación de los precios internacionales del petróleo la economía de EE.UU. comenzó a sentir los estragos de dichos aumentos y con ello se intensificaron las retaliaciones y pases políticos contra el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, vertiendo toda su polìtica hacia Venezuela con la intención explicita de darle un parado a la OPEP, al mismo tiempo de tratar de impulsar una organización similar para defender la producción de Etanol y el reemplazo del combustible fósil por biocombustibles.

"Quizás el más ambicioso haya sido cancelar el liderazgo petrolero de Chávez, liquidar a la OPEP y deprimir los precios del energético, lo que hubiese tenido como consecuencia apuntalar la reactivación de la economía norteamericana". (Carlos M. Tur Donatti, Publicado en: www.lainsignia.org.)

El resentimiento económico de EE.UU. [61]generó reacciones contiguas en la administración de George Bush y de inmediato comenzó una campaña internacional contra el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías y el Presidente Sadan Husseim para justificar una invasión a dichos países. Ya para el mes de diciembre del 2001 en el marco de la III Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) es que él Presidente Hugo Rafael Chávez Frías declara pública la cooperación Cuba-Venezuela del año 2000 y la aplicación del ALBA[62]como alternativa estratégica contra la agenda ALCA impulsada por el Presidente de EE.UU. George Bush, quien ordena para el año 2003 que las tropas de invadan Irak dando inicio a toda una economía de guerra dirigida a saquear sus recursos naturales.

"En el caso de Venezuela, esta estrategia comenzó a tomar forma en el año 2002, con el aumento en financiamiento a sectores de la oposición a través de la National Endowment for Democracy (NED) y la apertura de una oficina de transición (OTI) de la USAID en Caracas." Eva Golinger.

Dentro de este contexto histórico el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías proponía otro conjunto de iniciativas que se contraponían abiertamente con los intereses hegemónicos de EE.UU. La posible integración de América Latina[63]el desarrollo de los pueblos, la confirmación de Telesur como plataforma comunicacional, la propuesta de crear Petrocaribe, Petrosur y Petroandina diversificaba ampliamente la exportación petrolera del país y se fortalecía para desgracia del imperio la integración de América Latina como contrapeso al modelo de dominación estadounidense, dando con ello inicio a un nuevo equilibrio mundial.

En su contraparte el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías adelantaba también la "Reforma Petrolera" y las nuevas reglas de juego que normatizaban las relaciones de explotación de las trasnacionales operativas para ese momento en el país. Los impuestos y las regalías[64]fueron modificados para optimizar los ingresos al fisco nacional, y era más que evidente que estos cambios en la legislación nacional emprendidos por el nuevo gobierno golpeaban de igual manera los intereses foráneos de EE.UU. en el país. Justamente, que en materia de gas las regalías aumentaron en una quinta parte y en un tercio en materia de hidrocarburos líquidos (E. Lander; 2004: 27)

Como vemos, las políticas nacionalista dirigidas a recuperar la soberanía sobre el principal medio de producción del país era la piedra en el zapato de la administración de George Bush. Justificadamente el Paro Petrolero encarnaba una oportunidad para sentenciar al Presidente Hugo Rafael Chávez Frías a la crucifixión y lavarse las manos como Pilatos, pues acostumbrados a embaucar y manipular conciencias, el gobierno de Estados Unidos no dudó en pescar en río revuelto y prestó ayuda a todas las organizaciones adversas al gobierno nacional[65]con la intención de recuperar el Estado Trasnacional[66]y volverlo a su condición original de dominación extranjera, para así seguir operando desde él de forma teledirigida todos sus intereses políticos y económicos dentro de la región y el país.

"Por un lado, el apoyo de los representantes del Gobierno Estadounidenses a la oposición venezolana es màs que notorio. El propio embajador de EE.UU. ha aparecido en reiteradas ocasiones acompañado de los líderes de la oposición." (Cristina. S. Mellado; 2004:155)

Pero los Objetivos Extranjeros del Paro Petrolero eran parte del proceso de resistencia y ataque a las nuevas alternativas que proponía el gobierno del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías. Las nuevas opciones contenidas en el ALBA comprendía la integración latinoamericana, la colaboración energética entre países y la multipolaridad en el equilibrio de la geopolítica mundial, mientras que el ALCA buscaba de alguna manera romper todas las barreras arancelarias y los controles del Estado para permitir el libre transito de las mercancías producidas por las grandes potencias y así ir a una competencia directa entre los productos nacionales y los productos extranjeros.

En este sentido y en relación con el petróleo lo que màs le molestaba a EE.UU. era la cooperación energética entre países latinos, pues esto habría la posibilidad de nuevos mercados para el petróleo de Venezuela y la independencia del consumo de EE.UU. Asimismo, era de gran importancia detener cualquier avance en esta dirección y todo pasaba en ese momento por lograr independizar PDVSA del Estado para posteriormente privatizarla, y esto no seria posible con el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías en el poder.

"Por estos y otros motivos, el gobierno de Chávez ha sido identificado como parte del heterogéneo movimiento de resistencia antineoliberal mundial que ha venido creciendo en fuerzas y en organización en los años recientes" (López Maya; 2004:27)

Ceñido a las políticas de bloqueo hacia Cuba por parte del Gobierno de Los EE.UU., en una asamblea de gerentes realizada en PDVSA el 12 de abril del 2002 se lanzó una consigna que se alzaba diciendo: "Ni un barril màs de petróleo para Cuba". Estas acciones perseguían perpetuar las políticas salvaje que desde 1959 pesan sobre el Pueblo Cubano para hacerlos rendir de hambre, las cuales fueron continuadas por el gobierno de John F Kennedy en 1963, y realizadas a través de las leyes "Torricelli y Helm Burton de 1992 y 1996 que corrían el riesgo de perder su efectividad frente a las políticas exterior de cooperación energética propulsadas por el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

Estas consigna evidenciaba la razón teleológica de los adláteres y colaboradores directos del neo-colonialismo estadounidense en el continente y revelaba los intereses foráneos del Paro Petrolero, pues al igual que otros acuerdos de colaboración energética firmados por el Gobierno venezolano donde se involucraban países latinoamericanos y del Caribe, el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías había firmado el Acuerdo Energético de Caracas en el mes de octubre del año 2000 donde se le vendía petróleo a Cuba, el cual se contraponía directamente a los intereses hegemónicos del imperialismo yanqui, convirtiéndose de inmediato en un objetivo de EE.UU. acabar con esta relación comercial. Veamos la siguiente cita contextualizada en el breve gobierno de Pedro Carmona Estanga[67]

"En una conferencia de prensa convocada apresuradamente, un alto ejecutivo de PDVSA anunció que no se enviaría ni un sólo barril más a la Habana". (Carlos M. Tur Donatti: Publicado en: http://www.lainsignia.org. Mayo.2002).

Este desprecio por los hermanos cubanos es similar al que sienten los gringos por los latinos. Pero en vano no ès ésta realidad clasista y excluyente de la "GENTE DEL PETROLEO", su ethos corporativo estaba destinado a vender la patria al mejor postor y su servilismo particular usado para proporcionar el robo de todos los recursos energéticos por parte de imperios extranjeros quienes han fijados sus objetivos políticos dentro de Venezuela y el Caribe.

 

"El objetivo de la conspiración es claro para todo el pueblo, establecer una dictadura que termine de privatizar a PDVSA y coloque en bandeja de plata las reservas petroleras de Venezuela". (Pablo Hernández; 2003, PDVSA VS ESTADO Cátedra J. P. Pérez Alfonso, Universidad Central de Venezuela Varios autores / Soberanía.info).

Parte de los Objetivos Extranjeros del Paro Petrolero apuntaban también a debilitar las posibles políticas de izquierdas que se adelantaban en el continente como efecto dominó de la llamada "Revolución Bolivariana". La posible conformación de un polo de desarrollo e integración energética latinoamericana sería muy posible con una industria en manos del Estado donde sus recursos fueran orientados al desarrollo social màs que la acumulación de capital.

Estas iniciativas involucraban directamente al gobierno de Fidel Castro y otros presidentes latinoamericanos que se encontraban bajo los embates del capitalismo mundial que los golpeaba con todas sus fuerzas. La situación pasaba entonces por la re-nacionalización de PDVSA y esto sólo lo podía realizar el Gobierno, pasando por supuesto por la remoción de su directiva y por un cambio en la legislación correspondiente.

 

"Esto explica que, cuando tras el "paro petrolero", Chávez abandera el discurso de una "auténtica nacionalización" de PDVSA que permita que los frutos del petróleo sean efectivamente para Venezuela, el cambio en la gerencia de la empresa estatal le sirva a Estados Unidos para encontrar una justificación que le permita recrudecer su polìtica de injerencia en Venezuela"(Cristina. S. Mellado; 2004:155)

Vemos como todos estos objetivos traducidos en acciones específicas se ejecutaron bajo la plataforma tecnológica de SAIN-INTESA[68]ubicada en el piso 7 de La Campiña, de donde se saboteaba a distancia toda la industria nacional, fungiendo al mismo tiempo como el bunker para la Tecnocracia y que fuere también la mayor expresión en desarrollo técnico al servicio de EE.UU. en el país. SAIN-INTESA fue creada por la Nomina Mayor de PDVSA, INTESA contaba en sus extensiones políticas con Tobías Carrero Nácar y Luís Miquelena[69]quienes se acoplaban funcionalmente como asesores políticos de anclaje de SAIC Science Aplications Internacional Corporation en USA para lograr tanto objetivos nacionales como extranjeros en el país:

"Conozcamos un poco más: SAIC, socia de Intesa, está acusada en Estados Unidos de poseer el cuerpo directivo más selecto de los ex militares de inteligencia del ejército norteamericano contemporáneo. Cuenta entre sus administradores a antiguos secretarios de Defensa: William Perry y Melvin Laird y los más importante antiguos directores de la CIA: John Deutch y Robert Gates, entre otros, porque hay mas del mismo calibre y origen." Tomado de: CMI Centro de Medios Independientes.

A pesar de todos los esfuerzos tanto extranjeros como nacionales, el Paro Petrolero no logró ninguno de sus fines últimos. Con la ayuda del pueblo y una audaz estrategia polìtica ajustada a la realidad del país, el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías logró reponerse de un ataque a la médula espinal de la economía, realizada con la ayuda, el financiamiento, el conocimiento y el poder tecnocrático de EE.UU. y otras potencias extranjeras que en complicidad con la GENTE DEL PETROLEO, los medios de comunicación, FEDECAMARAS, la Coordinadora Democrática y otros actores nacionales no lograron hacerse del poder. Por otra parte, la oposición internacional y nacional sacó a relucir su mejor piedra y agotó todas sus armas, y con el juego en sus manos le mataron la cochina para salir al postre derrotados.

Consideraciones finales.

Monografias.com

Existe una máxima en el Marxismo-Leninismo que dice: "la cadena revienta siempre por su eslabón màs débil"[70]. Sobre ella debemos inferir, que frente a las contradicciones del capitalismo mundial y su crisis sistémica, Venezuela ha sufrido cambios profundos en todas sus estructuras sociales. Pero precisamente es aquí donde queremos hacer hincapié, debido a que la teoría Marxista-Leninista también nos dice que frente a las contradicciones capitalistas sólo existen dos salidas posibles: "la revolución socialista" o "la economía de guerra". Por ello, resulta importante señalar que en el caso de América Latina y de Venezuela específicamente, la teoría marxista no es aplicable del todo, puesto que como formación social es una formación impuesta que para superar el problema económico no tiene necesariamente que acudir a un esquema teórico socialista exacto. Al contrario, lo que ha rescatado –– desde el punto de vista estructural –– el gobierno del Presidente Chávez son las edificaciones de una estructura capitalista, y el trabajo consiste primeramente en modificarlas para no tener que forzar ahora un socialismo europeo, pues las posibilidades de crear e inventar nuevas formas de vida están abiertas antes nuestros ojos y se conoce hasta ahora con el nombre de "Revolución Bolivariana".

Sin embargo vemos como EE.UU. se inclinó y se ha inclinado siempre por la economía de guerra. Mientras tanto los cambios hasta ahora en Venezuela han sido màs de forma que de contenido y, aunque representan un avance en materia de soberanía nacional, buena parte de ellos en su efecto no son màs que nuevas expresiones de lo mismo, pues para el momento en que terminamos ésta investigación, los precios del petróleo superan los 100$[71] por barril y son muchas las calamidades sociales que siguen estando presentes[72]

No obstante, el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías ha lanzado desde el año 2008 consignas que advierten sobre su polìtica estratégica, la cual apunta a la expropiación de las industrias básicas que se encuentran privatizadas y representan un primer viraje al socialismo[73]tratando al mismo tiempo de ganarse a los medianos y pequeños productores capitalistas para estimularlos a participar en la producción nacional y sacar al país de la economía de puertos; pero donde es importante señalar los problemas que se avecinan por el cambio climático mundial[74]y por el agotamiento real y material de la naturaleza como fundamento de la vida en el planeta.[75]

De igual manera, la contradicción mayor se presenta ahora entre capital y medio ambiente[76]como hemos señalado, así con la vida en el planeta amenazada y la preeminencia de la producción mercantil, la industrialización parece cuestionada a tal punto que nos conduce a pensar en un nuevo orden social, pues el socialismo está sustentado en el modelo de producción industrial y el efecto demostración de los países desarrollados parece seguir siendo tentador. Frente a ésta realidad es que están las bases para nuevas formas de vida más que de desarrollo material como tal, advirtiendo que la población mundial se encuentra rondando actualmente los 7.000 mil millones de personas en el mundo, y su crecimiento suele ser de características geométricas considerables.

Con respecto a Venezuela igualmente podemos decir que la polarizaciòn en su expresión màs amplia ha disminuido mientras el conflicto se mantiene. Para nuestros días y mientras escribimos estas líneas ya no se ven casi contiendas callejeras entre simpatizantes de una tendencia polìtica y otra; pero las demandas sociales frente a los dirigentes políticos han venido en aumento y las estructuras de gobierno no parecen estar todavía aptas para resolverlas.

En este mismo sentido, las clases dominantes han disminuido parcialmente sus demandas frente al gobierno del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, pues durante el primer semestre del 2008 sus políticas no han topado de frente con los intereses de estas clases y la propiedad privada sigue existiendo. Sin embargo, los cambios en la Ley Orgánica del Trabajo (LOT) que se adelanta actualmente en la Asamblea Nacional buscan entre otras cosas recuperar las prestaciones sociales y otros beneficios que perdieron los trabajadores en el último gobierno del ex Presidente Rafael Caldera.


Partes: 1, 2, 3


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.