Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Una cita con Darwin




Partes: 1, 2

  1. La formación de un naturalista
  2. El viaje en el bergantín
  3. La construcción teórica y evolutiva de las especies
  4. Mis últimos años de vida

Acto Primero

La formación de un naturalista

Cuando navego por el largo viaje de mis recuerdos, siempre llego a mi infancia, donde mis sueños, deseos y fantasías eran ajenas a los pensamiento e ideales de aquellos tiempo, nací en shreswbury un pequeño pueblo al oeste de Inglaterra un día 12 de febrero del año 1809, desde mi infancia el gusto por la naturaleza, suscitaba mi curiosidad. Se me consideraba un niño corriente, o mas bien bajo el promedio de intelecto normal, se decía que era muy lento para aprender, incluso mi padre que fue el hombre mas sabio que he conocido me reprendió alguna vez diciendo: ¡ nunca serás nada, lo único que te preocupa es cazar, y matar ratas, te convertirás en una vergüenza para ti y para tu familia!.

Mis intereses eran coleccionar huevos, animales, conchas, minerales y vegetales, y leer libros sobre naturaleza, lo que avergonzaba a mi familia, es así como pase toda m vida siendo un devoto naturalista. Desde que fui a cambridge, en ese lugar es Donde comenzó lo que a la postre seria el viaje mas complejo, fantasioso y hermoso de toda mi vida.

Recuerdo muy bien en mis años de estudiante en cambridge al reverendo Henslow sacerdote de la iglesia anglicana y un gran botánico, quien me alentó a estudiar zoología y botánica, junto al reverendo realizamos un viaje al norte de Gales donde observábamos las formaciones rocosas y trabajando sobre un mapa geológico de la región .

Durante mi último año en cambridge leía con profundo interés las memorias de Alexander von humbolt, quien en cinco años de viajes por Sudamérica contribuyó al progreso de la geología, la mineralogía, y la geografía. La lectura de un libro de humbolt me incitó para planear mi primera expedición a las islas canarias, y desde ese viaje me decidí a aportar cualquier contribución, aun la mas humilde, a la noble estructura de la ciencia natural.

Acto segundo

El viaje en el bergantín

Cuando regresé de mi expedición de las islas canarias encontré una carta del reverendo Henslow, en la cual me invitaba a dar una vuelta al mundo como naturalista no retribuido de la expedición. El Beagle, bergantín de tres palos, 242 toneladas, armado con Díez cañones en el cual debíamos convivir varios años setenta y cuatro personas. al mando estaba el capitán de la real armada Robert Fitzroy un reconocido cartógrafo inglés Henslow escribía ( en esta ocasión el actor saca de su bolsillo un carta vieja y lee. ) "estimado charles se me ha pedido... que recomiende... a un naturalista experto como compañero del capitán Fitzroy empleado por el gobierno para que inspeccione el sur de América. He manifestado que considero que usted es la persona mas cualificada que conozco para desempeñar tal trabajo, no por su condición de naturalista experto sino, amas bien para recolectar, observar y tomar nota de todo aquello que la historia natural requiera y además su condición de caballero me hace recomendarlo...

De regreso a cambridge me encontré con malas noticias ya había otro naturalista invitado según me comento Henslow. su nombre era Mister Chester era un famoso naturalista y amigo del capitán del Beagle, aun así mi espíritu de lucha me fortaleció de valor y me dirigí a entrevistar con el capitán . Al llegar ahí estaba decidido a viajar cuando ingresé a su despacho me comento que era un hombre con suerte, el motivo era que el tal Mister Chester, no podía incorporase a tan largo viaje. Y quien ocupo aquel lugar fui yo.

Zarpamos con el beagle el día 27 de diciembre de 1831 desde el puerto de playmouth durante este viaje recorrí y examine las costas del ecuador la gran vegetación de Galápagos con sus grandes e increíbles especies aquellas tortugas que solo se encuentran en la imaginación pero que realmente existen esa naturaleza que se convirtió en la cuna de mis grandes estudios, como olvidar Perú la gran naturaleza de los incas y la herencia de una gran cultura, y el sur de Chile el cual me llamo mucho la atención por sus grandes canales, fiordos, vegetación fascinante, y sobre todo su gran cordillera, aquella que no tenia fin ,recorrí el pacifico sur, donde en cada rincón había un cúmulo de imágenes y recursos que me hacían enamorarme de la naturaleza y su mas varada cultura, era excitante recorrer sus caminos que no tenían fin ,a este viaje le llame" mi autentico nacimiento" desarrolle en mi mente las mas notables y al mismo tiempo inútiles teorías naturalistas pero, lo que viví en cada rincón que explore del sur americano descubrí la importancia de la esencia natural y su complemento con el ser humano.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Arqueología

    Identidad. La construcción del pasado. Interfase. Si nos atenemos estrictamente a la etimología, la arqueología (gr. ar...

  • Antropología

    El debate posmoderno, como modo de pensar. La mundialización-globalización, como contexto. Latinoamérica, como lugar de ...

  • El hotel de inmigrantes

    Monumento Histórico. Un proyecto valioso. Testimonios literarios. Periodismo y otras fuentes. En este trabajo me refier...

Ver mas trabajos de Antropologia

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.