Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Familia, comunidad y escuela, pilares básicos de la educación




Partes: 1, 2

  1. Resumen
  2. El ambiente familiar
  3. Escuela
  4. Sociedad, medios de comunicación y escuela
  5. A manera de conclusión
  6. Bibliografía

"Lev Vigotsky"

Resumen

El presente trabajo se aborda desde la perspectiva de que la familia, comunidad y escuela conforman los pilares básicos de una educación pertinente a la situación histórica-cultural actual y que por lo tanto los papeles de esta tríada resultan determinantes en la formación de las personas.

Primero se presenta un breve esbozo de lo que es el ambiente familiar y de la importancia de este en la formación de la personalidad del niño, de la necesidad del cariño en los primeros años de vida y de una adecuada socialización en las primeras relaciones del infante fuera de la familia, que éstas suelen darse en el preescolar.

Mas adelante se aborda la crisis cultural familiar actual, provocada en gran medida por los medios de comunicación, recayendo el mayor peso de ésta responsabilidad en la "tele" y en la globalización. Después se habla de La escuela y de cómo ésta puede contribuir en la superación de la crisis familiar y social actual. Ya en la parte final se describe un breve análisis del papel que hoy en día están desarrollando la sociedad, la escuela y los medios de comunicación en general, y de cómo estos repercuten en la educación de las personas. Por último se presentan las conclusiones del autor.

DESARROLLO:

El ambiente familiar

Desarrollarse dentro de un ambiente familiar adecuado, contribuirá sin duda alguna a un mejor desempeño escolar, esto reside en que el clima de confianza aportado en la familia logró el desarrollo de una identidad plena y por lo tanto de una personalidad de confianza en sí mismo y con objetivos claros de la vida.

La experiencia temprana del amor y aceptación es entonces fundamental para el desarrollo de la identidad y el aprendizaje de formas de relación de la persona. La relación de los primeros años con el pequeño tiende por lo general a proveer de un substrato básico de confianza y relaciones positivas del niño con su mundo.

El clima de confianza y aceptación es de enorme influencia para la formación de cada uno y de la forma en que se enfrentará la vida y a los demás, hasta aquí se menciona a la familia como el agente socializador más importante. Sin embargo junto con la familia intervienen otros agentes que van cobrando importancia con el correr de los años. Estos pueden ser por ejemplo el Jardín de niños, los amigos y más tarde será la escuela.

Si la formación y apoyo familiar están presentes será más fácil para el niño enfrentar los desafíos y tareas que le depara el ingresar a este nuevo mundo de relaciones, y el gran apoyo con que cuenta cada uno es la imagen de sí mismo, su nivel de autoestima y la confianza o desconfianza con que se le formó en los primeros años. Sin embargo, esto no asegura un éxito educativo de los hijos, es necesario que los padres participen y se involucren más activamente en actividades específicas relacionadas con la educación.

Es muy importante que los padres faciliten al niño el desarrollo de sus capacidades de aprendizaje y de obtención de conocimientos mediante la ayuda adecuada, experimentación y refuerzos positivos. Debe ser estimulado y ayudado a desarrollar su percepción, sus sentidos, su memoria, su atención, su lenguaje, su pensamiento lógico y sobre todo, su capacidad de pensar y reflexionar para que acepte el desafío de crecer y aprender.

También es indispensable que el niño pueda experimentar y descubrir bajo control el mundo que lo rodea, para aprender a relacionarse con su medio, adquirir libertad y seguridad.

Cuando el niño es capaz de establecer vínculos sociales con su entorno externo a la familia surgen los amigos y los vecinos, como un nuevo centro de formas de relación, no siempre coherentes con los valores del hogar. Junto con establecer las primeras relaciones sociales extrafamiliares, los niños son generalmente incorporados a la formación pre-escolar en donde comienzan a cobrar importancia las nuevas figuras adultas que interactúan con el niño.

Los niños se animan a explorar su entorno y a tener nuevas experiencias a partir de la seguridad que les brinda la presencia de sus padres u otros adultos significativos que lo protegen, sin embardo debemos tener muy presente que la función parental tiene tres finalidades fundamentales: nutritiva, socializadora y educadora. 

Los niños necesitan estructuras jerárquicas que le brinden educación. Los padres ocupan en la estructura familiar una posición jerárquica superior a la de sus hijos, porque en ellos recae la responsabilidad de su cuidado y educación. Por ende, son quienes deben establecer las normas que guiarán la conducta de sus hijos. Un padre o una madre excesivamente permisiva los priva del derecho a aprender a comportarse de acuerdo a las normas sociales de su cultura y a rebelarse cuando son injustas.


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.