Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Voto electrónico (página 2)

Enviado por Brian MEZA VÁSQUEZ



Partes: 1, 2


Las tecnologías del voto electrónico pueden acelerar el conteo de los votos y pueden proveer una mejor accesibilidad para los votantes con algún tipo de discapacidad. Sin embargo existen controversias, especialmente en los Estados Unidos, acerca de que el voto electrónico, principalmente el voto mediante DRE, puede facilitar el fraude electoral o la violación de secreto de sufragio

2.- ANTECEDENTES

Los intentos de utilizar las tecnologías de la información y de las comunicaciones (TIC) en los diversos aspectos del voto electrónico (VE) pueden parecer recientes, pero no es así. De hecho, una de las primeras aplicaciones de las tecnologías electromecánicas de finales del siglo XIX fue su uso para el ejercicio del voto electrónico y del recuento de papeletas posterior. Así, Thomas Alva Edison en 1869 firmó una aplicación de patente (Nº 90646) para un sistema de grabación de voto eléctrico, el cual luego sería utilizado para su primera patente, pues nadie quiso emplearla después. En 1892 Jacob H. Myers diseña la AVM (automatic voting machine), que se aplicó en varias ocasiones en el estado de Nueva York (CREELAN y NORDEN 2005). Era un aparato basado en dispositivos de levas que se siguieron utilizando posteriormente en otras máquinas similares (Davis y Boma machines).

Con la aparición de los primeros computadores a mediados de la década de 1940 se retomó la posibilidad de utilizar las máquinas para el voto electrónico. Así, varios prototipos vieron la luz a mediados del decenio de 1960. Más tarde se han venido utilizando de modo generalizado en todo el mundo para el recuento de votos y el cálculo de resultados finales. La idea de modernizar los procesos electorales con el empleo de tecnologías basadas en la electrónica proviene de pensadores como Fromm (1955), Fuller (1963), Arterton (1987) y Rheingold (1993). En la actualidad, raro es el país que no haya intentado desarrollar pruebas de voto electrónico con diversos tipos de soluciones y tecnologías.

3.- ESTADO DEL ARTE DEL VOTO ELECTRÓNICO EN EL MUNDO

La mayoría de los países en el mundo ha considerado el uso del voto electrónico. De ellos, una buena parte ha realizado pruebas y algunos ya lo utilizan de forma vinculante. En varias repúblicas de Europa se han implementado diversos esquemas con sus respectivas pruebas. En otros lugares —varios Estados de Estados Unidos, en Brasil, seguido de cerca por México—, el empleo del voto electrónico está ampliamente desarrollado. Asimismo, está siendo considerado en buena parte de los países de América Central y del Sur.

SUIZA

La Confederación Helvética —como sabemos— está fuera de la Unión Europea. Ella es un ejemplo a seguir por el desarrollo en la implantación del voto electrónico. En este país, dividido administrativamente en 23 cantones, se llevan a cabo consultas de forma continua, por lo que era muy utilizado el voto por correo. Posteriormente, y durante varios años, en algunos de los cantones se pusieron en marcha pruebas de voto electrónico empleando diversos métodos. Estudios ulteriores determinaron su uso vinculante, sobre todo después del alto incremento en la participación que se produjo en los referendos de 2003 y 2004 realizados en Anières, Cologny y Carouge (BRAUN y BRÃ"NDLI 2006).1 Hoy la mayor parte de los ciudadanos suizos utilizan y confían en el voto electrónico.

BÉLGICA

El reino de Bélgica, integrante de la Unión Europea (UE), fue el pionero del voto electrónico en ese continente. Lo utilizaron en el cantón de Verlaine en 1991, con tarjeta magnética y lápiz óptico. En octubre de 2000, ya el 42% de la población sufragó electrónicamente. En cualquier caso, este país es muy especial debido a que el voto es obligatorio y su sistema electoral muy complejo, por lo que el uso del voto electrónico es valorado positivamente por la administración electoral.

AUSTRIA

Esta república estableció, en julio de 2003, un plan para el voto electrónico. Desde entonces, se han desarrollado pruebas de voto por Internet, en paralelo con las elecciones presidenciales en abril de 2004, con buenos resultados. En la primavera de 2004 el Ministerio del Interior constituyó un grupo de trabajo sobre voto electrónico.

FRANCIA

Ya el año 2003 se empleó Internet para elegir a los representantes para el Consejo Superior de Franceses en el Extranjero (CSFE), pero sin conseguir incrementar la participación ciudadana. En este país de la Unión, también se ha utilizado el voto electrónico en colegios electorales seleccionados, usando la huella dactilar integrada en una tarjeta (smart card), para las elecciones al Parlamento Europeo en 2004. En los últimos comicios presidenciales de 2007 se emplearon urnas electrónicas por parte de 1,5 millones de ciudadanos de un total de 44,5 millones. Se registraron problemas sobre todo con los votantes de mayor edad.

ESTONIA

Es un país pionero en el uso vinculante y flexible del voto por Internet. Ya en el otoño del año 2005, en esta república de la Unión Europea se realizó una prueba piloto avanzada en unas elecciones locales, utilizando smart cards con firma electrónica.

Ulteriormente, en los comicios parlamentarios de 2007, 30.275 personas votaron por Internet (3,5% de la población). De todas formas, éste es un caso muy especial y difícil de extrapolar, debido a la alta penetración de Internet en la sociedad y a la posibilidad de utilizar la tarjeta de identificación con clave privada y pública.

LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

Es el único caso en el mundo en el que, debido a la gran complejidad de su sistema electoral, cada Estado e incluso cada Condado determina la forma y los recursos electorales a utilizar. En las elecciones presidenciales de noviembre de 2000, casi el 70% de los ciudadanos utilizó la vía electrónica para emitir su voto, contando con anticuados mecanismos como la tarjeta perforada, aunque también se empleó el voto con lectura óptica y la máquina electrónica de registro automático (DRE).

En los comicios nacionales de los Estados Unidos, celebrados en el año 2004, la mayor parte de los votantes se valió de sistemas automatizados; 13,7% de los ciudadanos sufragaron con tarjetas perforadas; 14% empleó sistemas similares a la manivela de hace más de 100 años; 34,9% votó en equipos de lectura óptica y 29,3% utilizó para sufragar equipos desarrollados bajo el concepto del Registro Electrónico Directo. El principal inconveniente de estos sistemas es la confianza ciega que se deposita en los expertos que supervisan los procesos y la falta de mecanismos de verificación, lo que pone en tela de juicio su validez.

VENEZUELA

Es un caso muy especial, ya que lleva muchos años utilizando, con mayor o menor fortuna, el voto electrónico basado en DRE. Este país tuvo algún inconveniente por el procedimiento de verificación del votante mediante lectura de huella dactilar con una máquina denominada «captahuellas» o «cazahuellas». El despliegue tecnológico en los comicios de este país es uno de los más complejos, pues además de los módulos electorales que emiten un boleto en papel que se introduce en una urna convencional para proceder, en algún caso determinado por sorteo, a su recuento manual (verificación por papel), también se usan las mencionadas máquinas «captahuellas» para comprobar la identidad de los votantes mediante enlaces satelitales que permiten verificar ello en «tiempo real».

BRASIL

Aprobó en octubre de 1995 una nueva Ley Electoral en la que se definieron las directrices del voto electrónico con la intención de reducir el fraude electoral y minimizar el tiempo de escrutinio. La urna Electrónica fue el único método de votación en los comicios para elegir Presidente de la República en octubre de 2002 y fue empleada con éxito por 115 millones de votantes.

LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

La definición del uso de las diversas tecnologías para el voto, al igual que otros países, en México depende de los institutos o comisiones electorales de los 31 Estados que integran la Federación. Los Estados de Coahuila de Zaragoza, Distrito Federal y San Luis de Potosí tienen urnas electrónicas que ya han sido utilizadas en algunos procesos electorales. En este caso cabe destacar que los desarrollos son propios y los equipos son totalmente auditables. Éstas, sin duda, son dos ventajas fundamentales que tienen pocos países. Únicamente, si se lograra la colaboración entre los diversos Estados y las universidades se podría mejorar el diseño y minimizar costos.

Voto electrónico en el Perú

La votación electrónica en el Perú se inicio en el año 1996, en dos lugares, el primero en el distrito de Huancavelica, provincia de Huancavelica, departamento de Huancavelica, y el segundo en el distrito de Santiago de Tuna, provincia de Huarochiri, Departamento de Lima. El día 10 de noviembre fue probado con la población de ambos distritos, cuyo electorado no tuvo mayor problema con el uso de las máquinas, sino mas bien el problema que hubo fue el de funcionamiento mismo de las máquinas, las cuales no tuvieron las pruebas necesarias Para este piloto fueron adquiridas 70 máquinas electrónicas de votación de IBM, pero por retraso presupuestal no se contó con ellas a tiempo. En el distrito de Huancavelica se instalaron 57 máquinas distribuidas en dos locales con 22 y 35 mesas. En el distrito de Santiago de Tuna se utilizaron dos máquinas de votación electrónica similares a las que se usaron el a votación de las elecciones municipales en Brasil de ese año, las cuales eran proveídas por UNISYS.

En el año 2002, para las Elecciones Regionales y Municipales realizadas el 17 de noviembre, se implantó un proyecto de demostración de votación electrónica, utilizando estaciones touch screen que mostraban la cédula de sufragio, acompañados de un servidor administrador que utilizaba el presidente de mesa para comprobar la identidad del elector y asignarle una de las cabinas de votación a los electores. Este proyecto fue implementado en los ambientes del Jockey Plaza Shopping Center durante 15 días y la aceptación del público rebasó las expectativas esperadas, puesto que solo se esperaban 800 visitas diarias y se alcanzó un promedio de 1500 visitas por días. De los resultados, se pudo obtener que el sistema fue de fácil comprensión y que el tiempo utilizado para realizar la votación era bastante corto. Por otro lado el implementar 3 cabinas de votación hacía que la votación sea fluida, debido a que no se formaban colas para el sufragio.

Durante las Elecciones Municipales Complementarias 2003, se realizó un ensayo de votación electrónico en el distrito de Samanco, provincia de Santa, departamento de Ancash.

El 13 de abril del 2005, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) afirmó que se aplicaría el voto electrónico para las elecciones generales del 2006 para la Elección de Presidente, Vicepresidentes y Congresistas de la República y Representantes Peruano ante el Parlamento Andino, pero solo en la Provincia Constitucional del Callao. La ONPE inicio la plataforma tecnológica para implementar progresivamente el voto electrónico y utilizar un sistema altamente confiable, rápido y seguro para que el ciudadano emita su voto. Sin embargo, el jueves 26 de enero del 2006 la ONPE descartó la utilización del voto electrónico en las elecciones generales del 2006, debido a que ninguna empresa presento un programa con las características técnicas exigidas. "Esta situación afecta los plazos señalados en el cronograma electoral para realizar las actividades de auditoria, capacitación, despliegue y pruebas, entre otras".

Las experiencias sudamericanas han mostrado que este sistema posee fortalezas y dificultades.

A.- Las fortalezas

Los argumentos a favor de esta nueva modalidad de voto son la reducción del número de miembros de mesa, la mayor facilidad y precisión en el conteo, la agilidad del proceso, el aumento del número de votantes por mesa, la rapidez en la obtención de los resultados, la eliminación de los votos nulos.

Mediante la introducción del escrutinio por medio de una maquina que cuenta los votos o de lectura óptica, se elimina la subjetividad implícita en la evaluación de la validez de voto y pueden asegurar un escrutinio imparcial. Estas maquinas eliminan muchos de los errores humanos así como las oportunidades para manipular el proceso y la consolidación de resultados

En cualquier momento el ciudadano puede verificar su elección. En ningún momento, así exista una impugnación legal, la autoridad electoral puede conocer la elección del ciudadano que ha enviado su voto electrónico. La obtención y publicación de los resultados oficiales a pocas horas de cerrado el proceso electoral. Se ahorra ingentes cantidades de dinero, ya que no es necesario imprimir por parte de la Autoridad Electoral, las papeletas de elección y los certificados respectivos, se despliega menor logística por parte de los miembros de la Fuerza Pública.

El elector ahorra, aunque parezca irrisorio, el costo de movilización, si este se encuentra empadronado fuera de su recinto de residencia. El elector en el exterior, podrá sufragar sin el temor de que las autoridades migratorias de los respectivos países de residencia, estén al acecho de los "ilegales", y este hecho no se constituya en discriminatorio y atente a lo que estipula las leyes electorales, y en el mejor de los casos, el migrante "legal", que reside en el exterior, no tendría que asumir el costo de movilización desde el lugar de residencia hasta el consulado del país respectivo.

Como verdadero sistema, que recoge de manera inmediata y a bajo costo, la decisión de un pueblo, los gobiernos podría realizar las consultas populares necesarias, en un modelo de democracia participativa, en cualquier momento y lugar.

El voto electrónico además significa la modernización del Estado, no solo porque adopta nuevas tecnologías, sino porque hace de estos instrumentos de eficiencia y eficacia, al servicio publico. Es por eso necesario que el sistema que se adopte debe asegurar los mayores beneficios para el ciudadano y en general para la sociedad.

B.- Las dificultades

Las dificultades que podemos encontrar en la adopción de este sistema de voto, es que requiere un nivel de cultura y escolaridad, ya que si en muchos casos es difícil entender votar en el sistema manual, los problemas que surgen al tentar una votación electrónica es desbordante, su uso ha sentado las bases para acostumbrar a nuestra sociedad al empleo de artefactos informáticos para asimilar el empleo de maquinas de votación.

Otra dificultad es el temor a la adopción de una nueva tecnología porque podría significar la perdida de empleos. Por supuesto esto es cierto en algunas ocasiones y es un problema que debe ser reconocido y atendido por la autoridad electoral mediante negociaciones con el personal que resulte afectado. También puede haber oposición política a la innovación al cambio, por su naturaleza, las elecciones son políticamente sensibles, por lo que es posible que la implantación de nuevas tecnologías tenga un impacto político. Por ejemplo, la introducción del voto electrónico puede cambiar el perfil democrático de una población votante al permitir un mayor acceso para votar. Aquellos ambientes políticos maduros con gran estabilidad en sus procesos electorales pueden ser mas renuentes al cambio sobre la base de una satisfacción con el sistema que poseen, o porque no consideran necesario variar ninguna actividad. En este caso, la necesidad de cambiar deberá ser presentada de manera persuasiva, y los involucrados deberán estar convencidos de los beneficios que surgirán de la adopción de una nueva tecnología.

Además siempre hay una preocupación frecuente, como se puede garantizar que una vez hecha la elección, nadie pueda conocer, excepto el elector, el sentido del voto; otra preocupación es quien y como se puede garantizar que ninguna persona no autorizada, sean Hackers maliciosos o administradores electorales corruptos, pueda modificar el contenido del voto; una tercera preocupación es que, en pleno proceso electoral, se produzca un corto del fluido eléctrico o que el software de votación se infecte con un virus informático; una cuarta preocupación es como comprobar si los votos se han sumado realmente al total.

Además existe escepticismo de buena parte de la ciudadanía de algunos países acerca del voto secreto y del rigor en su escrutinio crecería notoriamente si se impusiese una tecnología que no pueda asegurar la limpieza de los resultados. En cambio, se recomienda el uso de mecanismos electrónicos siempre que se cumpla con ciertos requisitos para lograr que, en efecto, se garantice la expresión del ciudadano, y la privacidad y seguridad sean adecuadas.

El sistema de voto electrónico también ha tenido dificultades de índole legal en Sudamérica, que en mayoría de los marcos legales electorales hacen solo referencia a la votación manual, por lo tanto se requiere de una reforma electoral que plantee la introducción de nuevas definiciones , la reedificación de los conceptos tradicionales, y la necesidad de educación de los ciudadanos, en el caso de ecuador , la legislación hace referencia al uso expreso de papeletas, pero no es excluyente en cuanto al empleo de otros procedimientos de votación, escrutinio o cualquier mecanismo automatizado. La legislación paraguaya es también muy reglamentarista con respecto a la emisión de votos, pero no prohíbe expresamente el voto electrónico lo cual permitió que este se aplicara. En el caso peruano también la ley es muy reglamentarista, especifica las formas y tamaños del material electoral, reglas que tendrían que desaparecer con una propuesta electrónica desaparecerían.

Uno de los argumentos en contra que tiene mucha fuerza es que la implantación masiva de servicios telemáticos crea lo que denominamos Estratificación Digital. Este fenómeno tiene que ver con los discursos y prácticas asociadas con las desigualdades y diferencias en el acceso a computadores, infraestructura de entrada a la red y adquisición de conocimientos, que se dan entre las distintas clases sociales, dependiendo también de situaciones como etnia, género, nivel educativo, etc.

En inglés, a este fenómeno se le denomina Digital Divide. Ante esto fenómeno se tiene que tener en cuenta que los procesos de votación y de participación en la gestión política de ámbitos y recursos, se deben apoyar en modelos de Democracia Electrónica, que conlleven ha establecer servicios a los que todos tengan pleno acceso y con las mismas oportunidades.

Otro de los argumentos en contra es que al incorporar estas nuevas tecnologías para propósitos electorales pueden incrementar los costos, por eso es necesario realizar una evaluación en términos costos-efectividad y de los potenciales beneficios de la nueva tecnología antes de comprometerse con su introducción. La etapa puede parecer costosa pero esta solo será en su implementación, pero esta ahorrara dinero a mediano plazo, especialmente cuando se encuentra una solución tecnológica de bajo costo. Al hacer la adquisición de equipos y programas no solo debe tener en cuenta los costos iníciales, sino también los costos permanentes de administración y mantenimiento.

También existe la desconfianza hacia el software este deberá ser mostrado y entregado a los partidos para su revisión y aprobación. De igual forma, puede ser auditado por estos, por consultoras independientes y por las entidades fiscalizadoras y supervisoras. Asimismo, su "puesta a cero" puede ser fiscalizada por los personeros técnicos de los partidos políticos.

Tipos de voto electrónico

Existen dos tipos de voto electrónico:

a.- Voto electrónico remoto:

Emisión de votos a través de cualquier dispositivo (ordenador, teléfono móvil, PDA, etc.) con conexión a Internet.

b.- Voto electrónico presencial:

Emisión de votos desde terminales de electrónicos de votación (DREs) situados en los colegios electorales.

Sistemas de votación electrónica

  • a) Sistema de voto electrónico basado en papel

Suele designárselos como "máquina de votar". Son sistemas de votación basados en papel originados como métodos en los que los votos son emitidos y se cuentan mediante conteo manual.

Con el advenimiento de sistemas de conteo de votos mediante escaneo óptico y electromecánico o tabulación electrónica aparecieron sistemas en los cuales se podían marcar a mano tarjetas o láminas de papel, que sin embargo eran contadas electrónicamente. Estos sistemas incluían votación mediante máquina de votar o mediante tarjetas perforadas, sistemas de votación de escaneo óptico, sistemas de marcación y escaneo óptico y más tarde sistemas de votación de lápiz digital.

Mucho más recientemente, estos sistemas pueden incluir un Marcador Electrónico de Boletas (EBM, por sus siglas en inglés) que permite a los votantes hacer sus selecciones usando una máquina de votar con dispositivo para ingresar selección, normalmente un sistema de pantalla para digitación similar a un DRE. Los sistemas que incluyen un dispositivo para marcar una boleta pueden incorporar diferentes formas de tecnología de asistencia.

  • b) Sistemas de voto electrónico de registro directo (DRE)

Máquina de votación electrónica de Premier Election Solutions utilizada en las votaciones de Brasil.

Las máquinas de votar electrónicas de registro directo (DRE) graban los votos por medio de una boleta de votación en forma de pantalla provista de componentes mecánicos o eléctrico-ópticos que pueden ser activados por el votante (típicamente botones o pantalla de digitación); procesan los datos mediante programas de computación; y registran los datos de la votación y las imágenes de las boletas en memorias de computación o componentes de memoria. Luego de la elección producen una tabulación de los datos de la votación almacenados en un componente removible y una copia impresa. El sistema también puede proveer un medio para transmitir los votos o boletas individuales o los totales de votos a una locación central para consolidar e informar los resultados desde las oficinas de la locación central. Estos sistemas usan un método de cómputo que cuenta las boletas en el lugar de la votación. Típicamente, las boletas se cuentan a medida que se van emitiendo y los resultados se imprimen luego del cierre de la votación.

En 2002, en los Estados Unidos, la "Ley de Ayude a América a Votar" estableció que los lugares de votación debían proveer un sistema de votación accesible a las personas con discapacidad, lo que en la mayoría de la jurisdicciones se ha cumplimentado con el uso de máquinas de votar electrónicas DRE y algunas de ellas han adoptado este sistema para todos. En 2004, el 28.9% de los votantes registrados en los Estados Unidos usaron algún tipo de sistema de votación electrónica de registro directo, 7.7% más que en 1996.

Sistema de votación DRE de red pública

Los sistemas de votación DRE de red pública usan boletas electrónicas y transmiten los datos de la votación desde el lugar de la votación a otro lugar a través de una red pública. Los datos de la votación pueden ser transmitidos como boletas individuales tal como han sido emitidos, periódicamente como paquetes de datos a lo largo del día de la elección, o como un paquete al final de la elección. Esto incluye tanto el voto por la Internet como por vía telefónica.

Los sistemas de votación DRE de red pública pueden utilizar tanto el conteo en el lugar de emisión del voto como en la oficina central. El método de conteo en la oficina central tabula en una locación central los votos emitidos en múltiples lugares de votación.

El modo de voto por la Internet puede usar locaciones remotas (voto desde cualquier computadora habilitada) o puede usar locaciones de votación tradicionales con casillas de votación consistentes en sistemas de votación conectados a la Internet.

Las corporaciones y organizaciones usan de modo rutinario la votación por la Internet para elegir ejecutivos y miembros de directorios y para otros tipos de elecciones por mandato. Los sistemas de votación por la Internet han sido usados privadamente en muchas naciones modernas y públicamente en los Estados Unidos, el Reino Unido (UK), Irlanda, Suiza y Estonia. En Suiza, donde ya es una parte establecida de los referéndums locales, los votantes son provistos de contraseñas para acceder a la boleta a través del servicio postal. La mayoría de los votantes en Estonia pueden emitir sus votos en elecciones locales y parlamentarias, si desean hacerlo, a través de la Internet, por cuanto la mayoría de los inscriptos en los padrones tienen acceso a un sistema de voto electrónico; éste es el desarrollo más adelantado en países de la Unión Europea. Se hizo posible porque la mayoría de los estonios tienen una tarjeta de identidad nacional equipada con un microchip legible por una computadora y usan estas tarjetas para acceder a la elección en línea. Los votantes sólo necesitan una computadora, un lector electrónico de tarjetas, su tarjeta de identidad y su PIN, y pueden votar desde cualquier lugar en el mundo. Los votos electrónicos estonios sólo pueden emitirse durante los días de votación anticipados. El día mismo de la elección la gente debe dirigirse a los puestos de votación y llenar una boleta de papel.

Seguridad del voto electrónico

El voto electrónico puede ser tan seguro o incluso más seguro que el voto tradicional en papel siempre y cuando se implanten las medidas de seguridad adecuadas. Las medidas de seguridad convencionales tales como firewalls o comunicación SSL son necesarias pero no suficientes para garantizar los requisitos de seguridad específicos del voto electrónico. Además de estas medidas de seguridad convencionales, es necesario implementar también una capa seguridad especializada para hacer frente a los riesgos específicos planteados por el voto electrónico y garantizar así el cumplimiento de los requisitos imprescindibles en cualquier elección tales como la privacidad del votante, la integridad del voto y la posibilidad de verificación del correcto tratamiento del voto por parte de los votantes.

  • 1) Boletas electrónicas

Los sistemas de votación electrónica pueden usar boletas electrónicas para almacenar votos en memorias de computación. Los sistemas que las usan con exclusividad son llamados sistemas de votación DRE. Cuando se usan boletas electrónicas no se corre el riesgo de que se agote el suministro de boletas. Adicionalmente, estas boletas electrónicas hacen innecesario imprimir boletas de papel, que tiene un costo significativo. Cuando se administran elecciones en las cuales las boletas se ofrecen en múltiples idiomas (en algunas áreas de los Estados Unidos, las elecciones públicas deben contemplar esto según la Ley de Derechos Electorales Nacional de 1965), las boletas electrónicas se pueden programar para proveer boletas en múltiples idiomas para una sola máquina. La ventaja con relación a boletas en lenguajes diferentes luce como única del voto electrónico. Por ejemplo, la situación demográfica del condado de King, Washington, les requiere bajo la ley de elecciones federales de los Estados Unidos proveer acceso a boletas en idioma chino. Con cualquier tipo de boleta de papel, el condado tiene que decidir cuántas boletas imprimir en idioma chino, cuántas tener disponibles para cada lugar de votación, etc.

Cualquier estrategia que pueda asegurar que las boletas en idioma chino estarán disponibles en todos los lugares de votación resultará, por lo menos, en un número significativo de boletas desperdiciadas. (La situación respecto a máquinas a palanca sería aún peor que con el papel: la única manera aparentemente posible para cumplir con el requisito sería colocar una máquina de palancas en lengua china en cada lugar de votación, pocas de las cuales serían usadas en absoluto.)

Los críticos argumentan que la necesidad de boletas adicionales en cualquier idioma puede ser mitigada proveyendo un procedimiento para imprimir boletas en los lugares de votación. Argumentan además que el costo de la validación del software, validación de la confiabilidad de los compiladores, validación de las instalaciones, validación de la entrega de datos y validación de otros pasos relacionados con la votación electrónica es complejo y caro, por lo tanto no hay garantía de que sea menos costoso que las boletas impresas. Las máquinas de votar electrónicas pueden hacerse completamente accesibles a personas con discapacidades.

Las máquinas de tarjetas perforadas y las de escaneo óptico no son completamente accesibles para los ciegos o discapacitados visuales y las máquinas de palancas pueden ser dificultosas para votantes con movilidad y fortaleza limitadas. Las máquinas electrónicas pueden usar auriculares, sorbedores y sopladores, pedales, manivelas y otros artificios de tecnología adaptativa para proveer la accesibilidad necesaria.

Algunas organizaciones, como la Verified Voting Foundation han criticado la accesibilidad de las máquinas de voto electrónico y proponen alternativas. Algunos votantes discapacitados (incluyendo los discapacitados visuales) podrían usar una boleta táctil, sistema de boletas que usa marcadores físicos para indicar a dónde se debería hacer una marca, para votar con una boleta de papel secreta. Estas boletas pueden estar diseñadas idénticamente a aquéllas usadas por otros votantes. Sin embargo, otros votantes discapacitados (incluyendo votantes con discapacidades de destreza) podrían no ser hábiles para usar estas boletas.

  • 2) Verificación criptográfica

Los sistemas de voto electrónico pueden ofrecer soluciones que permiten a los votantes verificar si sus votos han sido registrados y contados con cálculos matemáticos. Estos sistemas pueden aliviar preocupaciones respecto de votos registrados incorrectamente. Una forma de mitigar esas preocupaciones podría ser permitir a los votantes verificar cómo han votado, con algún tipo de recibo electrónico, firmado por la autoridad electoral mediante una firma digital. Esta característica podría probar en forma concluyente la exactitud del conteo, pero cualquier sistema de verificación que no pueda garantizar la anonimidad de la elección del votante puede producir intimidación en el votante o permitir la venta del voto. Algunas soluciones criptográficas se dirigen a permitir al votante verificar su voto personalmente, pero no a un tercero. Una de las maneras sería proveer al votante de un recibo firmado digitalmente de su voto así como también de recibos de otros votos seleccionados al azar. Esto permitiría que sólo el votante identifique su voto, pero no le permitiría probar su voto a nadie más. Además, cada voto podría estar señalado con una identificación de sesión generada al azar, lo que permitiría al votante verificar que el voto fue registrado correctamente en un control de auditoría público de la boleta.

  • 3) Dolo del votante

Las máquinas de voto electrónico pueden proveer realimentación inmediata al votante que detecta problemas posibles tales como votar por defecto o votar por exceso, que pueden resultar en la anulación del voto. Esta realimentación inmediata puede ser de ayuda para determinar exitosamente el dolo del votante.

Transparencia

Grupos tales como el Open Rights Group del Reino Unido (UK) han alegado que la falta de ensayos, procedimientos de auditoría inadecuados e insuficiente atención dados al sistema o diseño del proceso de la votación electrónica produce "elecciones abiertas al error y al fraude electoral"

Auditorías y cintas de auditoría

Un desafío fundamental para cualquier máquina de votación es asegurar que los votos fueron registrados como fueron emitidos y escrutados como fueron registrados. Las máquinas de votar, los sistemas de votación con boletas no documentales y los sistemas de votación de boletas no documentales pueden tener una carga de prueba aún más pesada. Esto se soluciona a menudo mediante un sistema de auditoría independiente, a veces denominado Verificación Independiente, que también se puede usar para recuentos o auditorías. Estos sistemas pueden incluir la posibilidad de que los votantes verifiquen cómo han sido emitidos sus votos o más adelante, verificar cómo han sido recontados.

Investigadores del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST, por sus siglas en inglés) han argumentado a través de un informe de discusión que "Dicho simplemente, la impotencia de la arquitectura DRE para proveer auditorías independientes de sus registros electrónicos la convierte en una pobre elección para un entorno en el que detectar errores y fraudes es importante." El informe no representa la posición oficial de NIST, y las malas interpretaciones del informe ha llevado a NIST a explicar que "Algunas afirmaciones del informe han sido mal interpretadas. El informe preliminar incluye afirmaciones de funcionarios electorales, vendedores de sistemas de votación, científicos de informática y otros expertos de la disciplina acerca de lo que es potencialmente posible en términos de ataques contra los DREs. Sin embargo, estas afirmaciones no son conclusiones del informe."

Se pueden usar muchas tecnologías para asegurar a los votantes que su voto fue emitido correctamente, detectar el fraude o el mal funcionamiento posibles, y proveer medios de auditar la máquina original. Algunos sistemas incluyen tecnologías tales como la criptografía (visual o matemática), el papel, (conservado por el votante o sólo verificado), verificación auditiva y registros dobles o sistemas testimoniales (distintos del papel). La Dra. Rebecca Mercuri, creadora del concepto de Comprobante de Auditoría de Papel Verificado por el Votante (VVPAT, por su sigla en inglés) (como se describe en su disertación de Tesis Doctoral en octubre de 2000 sobre el sistema de boleta básica verificable por el votante) propone responder la pregunta sobre la auditabilidad haciendo que la máquina de votar imprima una boleta de papel u otro facsímil de papel que pueda ser verificado visualmente por el votante antes de que éste ingrese a una locación segura. En consecuencia, a esto a veces se le llama el "Método Mercuri". Para ser verdaderamente verificado por el votante, el registro mismo debe ser verificado por el votante y estar en condiciones de serlo sin asistencia, ya sea en forma visual o sonora. Si el votante debe usar un escáner de código de barras u otro aparato electrónico para verificar, entonces el registro no es verdaderamente verificable por el votante, desde que es en realidad el aparato electrónico el que está verificando el registro para el votante. El VVPAT es el Formulario de Verificación usado más comúnmente en las elecciones en los Estados Unidos.

Los sistemas de votación auditables "de punta a cabo" pueden proveer a los votantes con un recibo que ellos se pueden llevar a su casa. Este recibo no les permite probar a otro cómo han votado, pero sí les permite verificar que su voto está incluido en el registro, que todos los votos fueron emitidos por votantes válidos y que los resultados son escrutados correctamente. Los sistemas "de punta a cabo" (E2E, por su sigla en inglés) incluyen Punchscan y Threeballot. Estos sistemas todavía no han sido usados en las elecciones de Estados Unidos.

Los sistemas que permiten al votante probar cómo han votado nunca se usan en las elecciones públicas de los Estados Unidos y han sido declarados ilegales por la mayoría de las constituciones estatales. Las principales preocupaciones con esta solución son la intimidación a los votantes y la venta del voto. Se puede usar un sistema de auditoría en recuentos medidos al azar para detectar posibles fraudes o mal funcionamiento. Con el método VVPAT, la boleta de papel es tratada a menudo como la boleta oficial de registro. En este escenario, la boleta es primaria y los registros electrónicos se usan solamente para un recuento inicial. En cualquier recuento o disputa subsiguientes, el papel, no el voto electrónico, se usaría para el escrutinio. En cualquier caso en que el registro en papel sirve como boleta legal, ese sistema estará sujeto a los mismos beneficios y preocupaciones como cualquier sistema de boleta de papel. Para auditar exitosamente cualquier máquina de votar, se requiere una estricta cadena de custodia.

Equipamiento

Un equipamiento inadecuadamente asegurado puede estar sujeto al fraude electoral, a la adulteración física de las máquinas de votar y/o a la adulteración física. Algunos críticos, tales como el grupo "Wij vertrouwen stemcomputers niet" ("No confiamos en las máquinas de votar"), acusan que, por ejemplo, se podría insertar equipo extraño en la máquina, o entre el usuario y el mecanismo central de la máquina misma, usando una técnica de ataque de "hombre en el medio", y de tal modo ni aún el sellado de las máquinas DRE puede ser suficiente protección. Esta postura es disputada por la posición de que los procedimientos de revisión y comprobación pueden detectar código o equipo fraudulentos, si tales cosas están presentes, y que una cadena de custodia verificable podría prevenir la inserción de tal equipo o software.

Software

Expertos de seguridad, tales como Bruce Schneier, han reclamado que el código fuente de las máquinas debería estar públicamente disponible para inspección. Otros también han sugerido que se publique el software de las máquinas de votar bajo una licencia de software libre como se hace en Australia.

CAPITULO II

Argumentación y sumario

Sin duda alguna el derecho se trasforma día a día , es por eso que todas las grandes sociedades midan su nivel de civilidad en el derecho , es también un hecho ,que el mundo esta cambiando y esto se debe a dos entes la tecnología y la globalización, estas dos nuevas situaciones del ser humano están llevando al mundo que hoy conocemos a un escenario totalmente distinto ,es por ello que los estudiosos del derecho deben cuestionarse si debemos seguir con las mismas legislaciones ,métodos de aplicación y enseñanza del la ciencia jurídica o bien crear nuevos métodos de cambió en todas las áreas del derecho como lo es la aplicación de los procesos legislativos así como las formas en los procesos civiles y mercantiles , debemos tener muy en cuenta que para poder enfrentar al derecho a los cambios estrepitosos que esta nueva era tecnológica, es obligación de todos los interesados del derecho el conocer la importancia del uso de la tecnología en todas las áreas de aplicación del derecho.

La aparición de la tecnología no es cosa de los tiempos actuales ,hoy en día los cambios vuelven a poner en duda la operatividad de las leyes ya existentes , soy de los creyentes que no es necesario la creación de nuevas leyes y códigos , sino el deber de hacer mecanismos sumamente operativos para regular las relaciones jurídicos aplicadas por el uso de la tecnología . Pero debemos de tener cuidado de no traspasar las fronteras de la realidad social de la comunidad que el derecho regulara, conocemos la importancia de la tecnología para el desarrollo de un país pero debemos saber realmente cual es el alcance global de la tecnología en nuestros país , debemos ir a la par de el desarrollo tecnológico pero no descuidar el aspecto social que el derecho regulara.

Podemos decir que consideremos un tema muy interesante que además de cambiar la posibilidad de elección y por tanto el rumbo de la democracia el llamado voto electrónico que en algunos países es una practica que hace alrededor de diez años comenzó a establecerse en la cultura democrática de cada estado, pero también esta nueva modalidad de hacer los comicios a traído una desventaja y por supuesto ventajas muy sustanciales.

En el Perú viene desarrollando la propuesta de voto electrónico desde 1996 y, al día de hoy, ya tenemos la solución tecnológica, elaborada íntegramente por informáticos peruanos, lo que debe ser un motivo de orgullo para el país. El software ha sido diseñado en la ONPE con el aporte de los otros organismos electorales, los partidos políticos, instituciones del Estado como la PCM y organizaciones de la sociedad civil como Transparencia y el Instituto Nacional Demócrata. Los partidos políticos que han realizado elecciones internas con el voto electrónico de la ONPE son: Apra, Somos Perú, PPC, Acción Popular, Perú Posible y el Partido Nacionalista Peruano.

El voto electrónico es seguro y garantiza el secreto del voto. No habría manera de saber qué elector votó por qué candidato, ya que la máquina de los miembros de mesa en la que se identifica al elector no tiene ninguna relación con la cabina de voto electrónico. Son máquinas que se llaman "stand alone"; es decir máquinas independientes, sin ninguna relación una con otra, lo que impide cualquier intento de enlazar la información de los votos emitidos con los electores registrados. Por lo tanto, es una falacia señalar que el voto electrónico permite identificar qué elector votó por qué candidato. Las unidades en las que se almacenan los votos tienen un sistema de doble candado: la información está encriptada y, además, posee una firma digital. Es decir, en el supuesto negado de que esas unidades fueran robadas, no le servirían de nada a quien lo hiciera.

El propósito del voto electrónico en el Perú es optimizar el día de la jornada electoral, desde la instalación de la mesa, hasta el sufragio, el escrutinio y la transmisión de resultados. Los mayores beneficiados serán los miembros de mesa, ya que todo el proceso del escrutinio les tomará como máximo 15 minutos. Los electores ya no tendrán que hacer colas inmensas para poder sufragar porque la votación será muy rápida y fácil. Los personeros de los partidos políticos tendrán la copia del acta al instante. Por último, el país saldrá beneficiado, porque tendrá resultados casi inmediatos. De allí que los objetivos del voto electrónico sean sencillez, rapidez y resultados inmediatos e incuestionables.

Monografias.com

¿QUE NOS DICE LA ONPE?

¿QUÉ ES?A diferencia de la votación tradicional basada en el papel (cédula en la que se marca con una X), el voto electrónico es aquél en el cual el elector utiliza un medio electrónico (como la computadora) para la emisión de su voto. El voto es grabado, almacenado y procesado por una computadora.

¿Qué ventajas ofrece el Voto Electrónico?

Monografias.com

Se eliminaría la cédula de votación y casi toda la formatería electoral.

Monografias.com

No habrían actas de impugnación, sólo reportes de resultados.

Monografias.com

Se reduciría la cantidad de miembros de mesa y su labor concluiría minutos después del cierre de mesa, a las cuatro de la tarde.

Monografias.com

Los resultados de la votación también se conocerían casi a esa misma hora.

Monografias.com

Se podría aumentar el número de electores por mesa de sufragio, disminuyendo la cantidad de locales de votación.

En suma, el voto electrónico facilita los pasos del proceso de votación, así como reduce tiempos.

¿Qué modalidades de voto electrónico existen?

Monografias.com

La máquina de votación

Monografias.com

La «urna electrónica».

Monografias.com

El e-voting o voto por Internet.

Monografias.com

COSTOS Y ESFUERZOS

¿Qué esfuerzo económico demandaría al Estado la implementación del Voto electrónico?

El principal costo es la capacitación del electorado y el segundo que la infraestructura de telecomunicaciones del país soporte las necesidades de interconexión y/o transmisión de la información; para no hablar de las modificaciones legales. Es por ello que la implementación del voto electrónico ha sido gradual en todos los lugares donde se ha implantado; en Brasil, por ejemplo, demoró 12 años.

La ONPE está trabajando para determinar costos y ahorros que alcanzaría progresivamente el Estado peruano, mientras el sistema se va implantando gradualmente. El plan contempla avances graduales en las siguientes tres elecciones generales desde la del 2006.

Analizando el tema de costos, ¿sería más conveniente que el voto electrónico lo desarrolle un tercero, un service o tener un sistema propio, encargado de su desarrollo e implementación?

Dado que se trata de un proceso de mediano plazo, la implementación gradual del voto electrónico requiere el acompañamiento de los actores políticos y la capacitación del electorado. Por estas razones es preferible que, al menos inicialmente, esa experiencia sea sistematizada por el órgano electoral. Una segunda razón es por seguridad.

En el caso de tener un sistema propio, ¿podría ocurrir que se adquieran equipos que luego resultarían obsoletos, dado el cambio veloz de la tecnología hoy en día?

Aquí deberán combinarse dos alternativas. En principio la ONPE requiere determinar un stock mínimo de máquinas que deberá adquirir para poder brindar asistencia y asesoría técnica en elecciones a pequeña escala (gobiernos locales, organizaciones políticas, instituciones de la sociedad civil). Mientras que para procesos nacionales o de mediana escala, sumará a este stock mínimo, el alquiler de equipos que pueda requerir para cubrir la cobertura de estos procesos.

SOFTWARE, SEGURIDAD Y GARANTÍAS

¿El software de votación está ya configurado y cerrado a toda modificación o es configurable y adaptable? Es decir, ¿para cada elección se tiene que cambiar o comprar uno nuevo?El diseño o arquitectura del software debe ser tal que sea «personalizable» para todo tipo de procesos electorales y al menor costo posible. Además, al haber sido desarrollado por los técnicos de la ONPE, el software puede ser modificado por ellos mismos de acuerdo a las necesidades y características de la elección. No sería necesario, entonces, adquirir uno nuevo para cada proceso; si no, a lo sumo, adaptarlo a las características de cada comicio.

¿Cómo se garantiza el secreto del voto y la identidad del elector?El sistema ha sido diseñado para que no se relacione el registro del votante con el registro de su voto, lo cual obedece a un estándar internacional que se ha aplicado siempre en nuestro país.

En ese sentido, los datos de ambos módulos (identificación y votación) son almacenados en bases de datos distintas, que no se relacionan una con la otra.La posibilidad de identificar que un elector votó, por ejemplo, a las 3 de la tarde, y que a esa hora se dio un voto por un determinado partido, es nula. La máquina de votación registra votos, pero no el momento en que fue emitido ni en qué cabina.

Finalmente, el software está diseñado y construido para garantizar el voto secreto.

¿Cómo garantizar la inviolabilidad del voto? ¿Qué mecanismos se están considerando?

Se va a utilizar una red privada virtual, tanto a nivel local como a nivel central, las cuales están separadas de las redes públicas y protegidas por medidas de seguridad (y de contingencia) que ya han demostrados su eficacia en procesos nacionales de los dos últimos años.Por otro lado, la ONPE se ha ganado el reconocimiento nacional e internacional en cuanto a respeto por el voto y la voluntad popular, el uso de softwars de conteo incuestionables, y en general por la transparencia y eficiencia en la organización de procesos electorales.

El mismo cuidado y profesionalismo que se ha puesto en los sistemas informáticos se está poniendo en la elaboración y prueba del sistema de voto electrónico.

POSIBLES OBSTÁCULOS Y SOLUCIONES

En el caso de que existan cuestionamientos a la votación, ¿cómo se formularían? ¿De qué manera se sustentarían? ¿Y cómo podrían resolverse?Como en otros procesos, el software va a ser mostrado y entregado a los partidos para su revisión y aprobación; de igual forma, puede ser auditado por éstos, por consultoras independientes y/ o por las entidades fiscalizadoras y supervisoras. Asimismo, su «puesta a cero» puede ser fiscalizada por los personeros técnicos de los partidos políticos.En todo caso, eventuales cuestionamientos pueden ser formulados ante, y resueltos por, el órgano competente en administración de justicia electoral.¿Cómo se haría llegar el voto electrónico a toda la población?Gradualmente, a través de demostraciones y, luego, implementándolo por circunscripciones electorales hasta completar el 100 por ciento del territorio nacional. Esto supone, asimismo, campañas de capacitación e información específicas para cada elección. Además, debe preverse la contingencia de la falta de energía eléctrica al menos en procesos que comprometan la mayor parte de las ciudades del país.

¿Cómo se llegaría a las ciudades donde no hay energía eléctrica?Tal como se hizo en el ensayo de Samanco, se llevarán grupos electrógenos (o baterías) para proveer de energía a las computadoras. Los resultados, en estos lugares, se grabarían en un disquete o un CD y se trasladarían a centro de transmisión más cercano. Este es el procedimiento que se sigue, por ejemplo, en el Brasil.

Considerando el índice de analfabetismo en el país, ¿se ha considerado cómo podrían ejercer su voto estas personas?El software que se utiliza actualmente está diseñado para ser usado por personas de bajo o ningún grado de instrucción; y ha sido probado con éxito en Samanco, una localidad con un considerableporcentaje de población iletrada. La experiencia internacional indica que el acceso a esta tecnología, por parte de los grupos sociales menos favorecidos (por razones geográficas, idioma, instrucción o pobreza), es similar al del resto de la población.

Por otra parte, los analfabetos votarían como hasta ahora con la cédula que tiene símbolos y números.

¿Cómo haría para votar una persona que extravió su documento?De acuerdo a la ley, actualmente, si un ciudadano extravía su documento de identidad, no puede emitir su voto, y eso no depende de si se vota electrónica o manualmente.

¿En algún momento interviene el conteo manual de votos?Una de las ventajas del voto electrónico es que elimina la necesidad del escrutinio manual, realizando la máquina un escrutinio automático. De esta manera se reduce drásticamente el tiempo que el miembro de mesa invierte en su tarea, la posibilidad de errores en las actas y el tiempo en el que se dan los resultados.

¿Habría que modificar la constitución y la Ley en relación a la votación, para poder implementar el voto electrónico?En efecto, se requiere modificar la ley orgánica de elecciones, la cual establece actualmente que la votación es manual.

Notas de prensa

EL COMERCIO

SE PONE A PRUEBA EN LOS PARTIDOS POLÍTICOS

El voto electrónico

Por Francisco Miró Quesada Rada. Politólogo

A la fecha la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) viene aplicando, en las elecciones para autoridades de los partidos políticos, el voto electrónico. Las organizaciones beneficiadas con esta modalidad electoral son: Acción Popular, Somos Perú, Perú Posible, Partido Popular Cristiano y recientemente el Partido Nacionalista Peruano.

En los últimos años el voto electrónico está funcionando en diversos países, no solo para elegir autoridades partidarias, sino también a candidatos para cargos públicos y en el ámbito de elecciones generales. De esta manera se eligen presidentes, congresistas, autoridades federales, regionales y locales. Cada vez más esta modalidad electoral está ganando terreno, lo que significa que, en un futuro inmediato, podría reemplazar a la votación tradicional. Por el momento, existe una combinación de ambas.

El voto electrónico se ejerció por primera vez en Estados Unidos, donde existen dos modalidades en que se distinguen la importancia que le otorgan a la participación electoral: The Electronic Town Muting y The Electronic City Hall. El primero pone énfasis en el acto electoral más de tipo refrendario y plebiscitario. El segundo otorga mayor importancia a los momentos previos de información y deliberación sobre temas de interés público, estimulando el diálogo. Por lo general, los dos mecanismos están vinculados, porque luego de la deliberación se recurre a la votación.

En América Latina, el país donde se aplica el voto electrónico con mayor frecuencia y a escala nacional es Brasil. Por eso es muy importante para la democracia en el Perú que se recurra al voto electrónico. Sin embargo, todavía nos falta instalar técnicas electrónicas que estimulen la participación a través de la deliberación. El único caso que se conoce fue el plan piloto de Villa El Salvador realizado en 1996, durante la alcaldía de Michel Azcueta, que es pionero en América Latina.

En un interesante informe de la ONPE, que sigue los estándares de la Federal Election Commision, se dice que el voto electrónico es en cuanto sistema de votación "una combinación de equipos mecánicos, electromecánicos o electrónicos, que incluyen el software requerido para programar, controlar y apoyar el equipo que se usa para definir las papeletas de votación, para recibir y contar votos; para reportar y desplegar información de auditoría. Un sistema de votación también puede incluir la transmisión de los resultados sobre redes de telecomunicaciones".

Asimismo, señala las ventajas de la aplicación del voto electrónico en el Perú, como utilizar tecnología que facilite la emisión del voto ciudadano, incrementar la participación ciudadana, eliminar los votos nulos y viciados, reducir las posibilidades de fraude en la mesa de votación, disminuir el tiempo y errores en el escrutinio, reducir la cantidad de mesas de electores y centro de votación, reducir los costos en la organización y ejecución de los procesos electorales a mediano plazo.

Hace bien la ONPE en difundir y aplicar el voto electrónico. Y así como se está realizando en el ámbito de las autoridades partidarias, debe aplicarse en las elecciones internas para los candidatos a cargos oficiales, una competencia democrática que contribuye a superar el caudillismo de candidatos proclamados por sus seguidores de naturales e indiscutibles.

Fuente: http://www.elcomercio.com.pe/edicionimpresa/Html/2008-03-24/el-voto-electronico.html

LOS ANDES, PERIODICO PUNEÑO

ONPE realizó demostraciones de voto electrónico en Puno

Escribe: Los Andes | Nacional - 29 abril 2009

Monografias.com

ONPE realizó ejercicio de uso del voto electrónico en Puno.

Foto: ANDINA / ONPE.

La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) realizó una demostración del voto electrónico ante los pobladores de Puno, en el sureste peruano, durante el certamen "Voto electrónico: otra forma de votar".

Los gerentes de Sistemas e Informática Electoral, Jorge Yrivarren, y de Organización y Coordinación Regional, Rubén Durand, explicaron el trabajo que se lleva a cabo para la implementación progresiva de este sistema de votación.

Tras una campaña de difusión en calles y medios de comunicación locales, el público puneño respondió de manera masiva a las demostraciones programadas entre ayer y hoy, y pudo practicar la votación electrónica con la asistencia del personal de ONPE. Escolares, universitarios y público en general se familiarizaron sin mucha dificultad con este moderno sistema.

A través de estas demostraciones, el organismo electoral registra importantes datos sobre el comportamiento del público, a fin de mejorar la capacitación y los detalles que permitan garantizar un voto sencillo y rápido.

Las próximas demostraciones de voto electrónico se realizarán en las ciudades de Iquitos (Loreto), Tarapoto (San Martín) y Trujillo (La Libertad).

Fuente: http://www.losandes.com.pe/Nacional/20090429/21516.html

CUESTIONES DE LA POLIS:

BLOG DE CARLO MAGNO SALCEDO CUADROS

DERECHO SOCIEDAD Y POLITICA EN EL PERU Y EN OTRAS POLIS

24/mar/2009: El voto electrónico y el régimen electoral en el Perú

Monografias.com

Desde hace varios años, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) ha venido realizando diversos esfuerzos tendientes a la implementación en nuestro país del "voto electrónico", lo que permitiría automatizar la identificación del elector, la emisión del voto, el escrutinio, la emisión de reportes y la presentación de resultados de un proceso electoral o consulta popular, gracias al uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Dicho cometido aún no ha podido ser alcanzado, a pesar que la ONPE, desde el punto de vista tecnológico y organizativo, está preparada para asumir ese reto. En todos estos años este organismo electoral ha adquirido una amplia experiencia en esta cuestión, realizando diversas pruebas, ensayos, simulacros y experimentos no vinculantes; así como prestando el servicio de voto electrónico para los procesos electorales internos de partidos políticos; en este caso sí con resultados vinculantes.Cabe destacar que, en nuestro país, casi todas las etapas del proceso electoral (elaboración del padrón electoral, conformación de los grupos de votación, sorteo de miembros de mesa, elaboración del material electoral, cómputo de votos, etc.) ya se encuentran automatizadas, excepto el acto mismo de la votación. En tal sentido, la implementación del "voto electrónico" vendría a ser el último paso para lograr la automatización total del proceso electoral.

Y si hasta la fecha no se ha podido implementar el voto electrónico es, fundamentalmente, debido a que hay un vacío normativo en la materia. Ciertamente, el 20 de julio de 2005 se publicó la Ley N.° 28581, cuya Primera Disposición Complementaria establece lo siguiente:Autorízase a la Oficina Nacional de Procesos Electorales – ONPE, la implementación progresiva y gradual del voto electrónico con medios electrónicos e informáticos o cualquier otra modalidad tecnológica que garantice la seguridad, y confidencialidad de la votación, la identificación del elector, la integridad de los resultados y la transparencia en el proceso electoral.

Si bien esa norma legal autoriza a la ONPE a implementar progresiva y gradualmente el voto electrónico, es evidente que esa sola autorización no es suficiente para poder implementar esa modalidad de votación. Toda la legislación electoral vigente (la Ley Orgánica de Elecciones, Ley N.º 26859, y otras leyes electorales), está elaborada en función al voto manual, y no todos los procedimientos ahí señalados podrían aplicarse al voto electrónico, y no existe ninguna otra norma legal ni reglamentaria que regule sobre el voto electrónico.

Atendiendo a las características especiales del voto electrónico, su implementación no es posible aplicando únicamente esa legislación electoral que regula sobre el voto manual; exige además de normas específicas para regular situaciones no contenidas en las normas electorales vigentes.

Tras la publicación de la Ley N.° 28581, la Comisión de Constitución y Reglamento del Congreso de la República emitió un informe que concluye que la ONPE se encuentra facultada para reglamentar la implementación progresiva y gradual del voto electrónico, bajo los términos que la Constitución y las demás leyes le confieran. Al amparo de dicho informe, se estableció la posibilidad que mediante un reglamento de la norma legal que autoriza a la ONPE la implementación del voto electrónico, podría llenarse el vacío normativo existente y permitir que el voto electrónico sea una realidad en el Perú; con lo cual la ONPE se puso a trabajar en la elaboración de un Proyecto de Reglamento de Voto Electrónico.Sin embargo, también se tuvo en cuenta que, de conformidad con el numeral 8 del artículo 118 de la Constitución Política, corresponde al Presidente de la República (esto es, al Poder Ejecutivo) ejercer la potestad de reglamentar las leyes sin transgredirlas ni desnaturalizarlas (potestad que la ejerce el Presidente a través de decretos supremos); y atendiendo además a que la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) viene impulsando como política de Estado el proyecto de "Gobierno Electrónico", dentro de cuyos componentes se incluye al voto electrónico; se vio por conveniente proponer al Poder Ejecutivo que sea el que apruebe el Reglamento de Voto Electrónico, sometiéndole a su consideración dicho proyecto.El proyecto de reglamento, con algunas pequeñas modificaciones básicamente formales, fue hecho suyo técnicamente por dicha entidad del Poder Ejecutivo; faltando únicamente que sea aprobado a través del respectivo Decreto Supremo. Sobre el particular, según informa hoy el diario El Comercio, la jefa de la ONPE, Magdalena Chú, pidió ayer al Gobierno aprobar el referido reglamento de voto electrónico, cuyo proyecto fue enviado hace siete meses a la PCM.

En caso de aprobarse, dicho reglamento no sustituirá a la Ley Orgánica de Elecciones, sino la complementará en aquellas cuestiones no previstas por ella, y únicamente en las circunscripciones donde se implemente la votación electrónica. Asimismo, la ONPE quedaría facultada para emitir las disposiciones complementarias que resulten necesarias para la aplicación de las normas contenidas en el reglamento.

Ciertamente, la eventual aprobación del Reglamento de Voto Electrónico será sólo un paso más, aunque uno muy importante, para que el régimen electoral peruano se adecue a la revolución tecnológica en materia de información y comunicaciones que experimenta la humanidad. El siguiente paso será que sea la propia ley electoral la que regule sobre la votación electrónica, sin que que por ello deje de regular sobre la votación manual. En ese camino, el paso final debería ser que se sustituya totalmente el voto manual por el electrónico, y que ello se vea reflejado en el régimen electoral.

Fuente: http://blog.pucp.edu.pe/item/49763

INFORMACION PERIODISTICA

YOUTUBE. COM

ENTREVISTA EN EL NOTICIERO EL PERRO DEL HORTELANO

http://www.youtube.com/watch?v=LJahlStzSk4

30 DE ABRIL DEL 2009

YOUTUBE.COM

NOTICIERO BUENOS DIAS PERU

ENTREVISTA CON LA Dra. MAGADALENA CHU

http://www.youtube.com/watch?v=jNUw52zoIPY

04 DE MARZO DEL 2008

Conclusiones

El voto electrónico es una innovación, pero su relevancia no se limita al mero salto tecnológico. Encierra, además, el germen de una profunda renovación de las prácticas políticas. Votar será más simple y, entonces, se podrá votar más. La democracia incorporará nuevos canales de participación y la sociedad podrá opinar con mayor habitualidad, más allá de la elección de candidatos.

Los objetivos del proyecto de Voto Electrónico, diseñado para la implementación en el Perú, pretenden alcanzar cinco objetivos a futuro:

1) Reducir la cantidad de mesas de votación y miembros de mesa, 2) Agilizar y facilitar la emisión de los votos,

3) Disminuir los votos nulos,

4) Eliminar el error material en que se incurre con el sistema de votación actual y finalmente,

5) Eliminar el conteo manual.

Se da la existencia de vacios legales para implementar progresiva y gradualmente el voto electrónico, es evidente que una Disposición Complementaria sea suficiente para poder implementar esa modalidad de votación. Pero Tras la publicación de la Ley N.° 28581, la Comisión de Constitución y Reglamento del Congreso de la República emitió un informe que concluye que la ONPE se encuentra facultada para reglamentar la implementación progresiva y gradual del voto electrónico, bajo los términos que la Constitución y las demás leyes le confieran. Al amparo de dicho informe, se estableció la posibilidad que mediante un reglamento de la norma legal que autoriza a la ONPE la implementación del voto electrónico, podría llenarse el vacío normativo existente y permitir que el voto electrónico sea una realidad en el Perú.

Sin embargo, como dicta la Constitución Política, corresponde al Presidente de la República ejercer la potestad de reglamentar las leyes sin transgredirlas ni desnaturalizarlas; y atendiendo además que la Presidencia del Consejo de Ministros viene impulsando como política de Estado el proyecto de "Gobierno Electrónico", se vio por conveniente proponer al Poder Ejecutivo que sea el que apruebe el Reglamento de Voto Electrónico, sometiéndole a su consideración dicho proyecto.El proyecto de reglamento, con algunas pequeñas modificaciones básicamente formales, fue hecho suyo técnicamente por dicha entidad del Poder Ejecutivo; faltando únicamente que sea aprobado a través del respectivo Decreto Supremo.

Así tomando en cuenta los Proyectos piloto ya realizados en el País, así como los Países que ya han introducido el voto electrónico en su sistema electoral y trabajos de investigación de las diversas Universidades y centros de desarrollo. Se puede deducir que la tecnología bien usada y desarrollada puede convertirse en un aliado poderoso para reducir cualquier riesgo que se pueda presentar, seria en vano intentar convencer a la gente de que las máquinas son seguras, no es la mejor forma de introducir el voto electrónico.

Además se deja claro que el voto electrónico es un medio más y, por tanto, opcional, se hizo bien comenzar con grupos identificados, que por alguna razón no participan habitualmente ya sean personas con diversidades funcionales o con problemas de desplazamiento. Y se utilizo un sistema con un diseño sencillo, el cual permita su uso por parte de cualquiera, con un mínimo de entrenamiento. Con todo esto vemos que estamos yendo paso a paso en la implementación de este nuevo sistema analizando así las fortalezas y debilidades del sistema.

Bibliografía

 

 

 

 

 

 

Autor:

Brian Meza Vásquez


Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

  • Acción

    Transmisión de la acción. Las partes. Facultades disciplinarias. Procesos de conocimiento. La acción es un derecho públ...

  • Derecho Tributario

    Reforma constitucional de 1994. Derecho tributario. Derecho comparado. Organo de control....

  • Derecho Civil

    Bienes y derechos reales. Concepto de bienes. Bienes corporales. Bienes en general. Derecho real de propiedad. Copropied...

Ver mas trabajos de Derecho

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.