Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Plan de acciones para el desarrollo de la educación ambiental

Enviado por Félix Laguna



Partes: 1, 2

  1. Resumen
  2. Introducción
  3. La educación ambiental. Objetivos. Principios y métodos
  4. Estado actual acerca de la educación ambiental en los estudiantes de la Filial pedagógica
  5. Diagnóstico del estado inicial
  6. Plan de acción
  7. Valoración de la efectividad del plan de acción
  8. Conclusiones
  9. Bibliografía

Resumen

La problemática actual relacionada con la educación ambiental en los estudiantes de la Filial pedagógica municipal de Guáimaro, después de haberse aplicado los instrumentos iniciales de la investigación posibilitaron detectar en los estudiantes conductas que limitan una adecuada relación con el medio ambiente, existe una insuficiente comprensión de los problemas ambientales de la localidad, por lo que se le dificulta la identificación de los problemas ambientales, así como su explicación y por lo tanto son incapaces de proponer alternativas de solución. El objetivo del trabajo consiste en ofrecer un plan de acción que posibilite a la educación ambiental por la vía no formal en los estudiantes de la Filial pedagógica municipal de Guáimaro, sobre la base del estado ambiental del río Guáimaro. El plan de acciones se concibió con la integración de las influencias educativas de los diferentes factores de la filial, favoreciendo la participación activa y sistemática de los estudiantes en la recuperación del estado del entorno comunitario, como vía para el desarrollo de su cultura ambiental. En la investigación fueron empleados los métodos: histórico – lógico, análisis y síntesis, inducción- deducción, modelación, estudio documental, encuesta, pruebas pedagógicas, observación, y el matemático. La investigación ha sido introducido satisfactoriamente en la práctica educacional y se evalúan los resultados mediante pruebas pedagógicas los que demostraron su efectividad y catalogados de favorables.

Introducción

Los problemas ambientales del mundo contemporáneo son, en su gran mayoría, causados por la acción directa e indirecta de factores antropológicos. Es así como el papel del hombre adquiere, sobre todo en las últimas décadas, una función esencial en cuanto a los impactos negativos en el medio ambiente, que en la actualidad constituye, en muchos sentidos, una verdadera preocupación para la humanidad.

Tal situación exige un cambio de la actitud del hombre, por lo que los conocimientos y convicciones en este sentido han de traducirse en acciones favorecedoras en su entorno, desde los niveles estrictamente locales, hasta los de significación globalizada. Hasta hace tan solo unas décadas el hombre, en su afán por dominar y explotar los recursos de la naturaleza, no le había prestado suficiente atención al hecho de que a la par del progreso científico – tecnológico y del crecimiento acelerado de la población mundial, generaba graves problemas en el medio ambiente.

La creciente destrucción del medio ambiente (M.A) que se manifiesta desde hace décadas se agudiza, y adquiere un carácter global, a partir de la segunda mitad del siglo XX, fundamentalmente por la intensificación de la actuación de la sociedad mediante la utilización irracional de los recursos naturales por la que no logra una verdadera integración económica social y ambiental, la cual reclama el desarrollo sostenible.

Es por todo lo anterior que en el tercer milenio resulta evidente la amenaza de la supervivencia de la humanidad y, por tanto, es importante hacer esfuerzo por crear un nuevo paradigma de comunicación con la naturaleza, o sea con el medio ambiente.

Es casi imposible el propósito de algunos países, instituciones, grupos de personas por desarrollar políticas o acciones ambientales que permitan a las actuales y futuras generaciones vivir en un mundo mejor, en momentos donde la tendencia mundial de globalización neoliberal y sus funestas consecuencias se hacen cada vez más insoportables.

Sin embargo, es importante decir que la educación ambiental (E.A) con su fe en la fuerza y en el poder de la razón humana, transita por un fluido camino desde finales de la década del sesenta hasta la fecha, que justifica lo que la humanidad está enfrascada en hacer.

La educación ambiental implica por lo tanto, la sensibilización por los problemas que afectan el medio ambiente; desarrollo de hábitos, habilidades, capacidades, actitudes, la clarificación de valores y las aptitudes para resolver estos problemas.

La escuela como institución social encargada de la educación de la personalidad de los estudiantes es responsable del desarrollo de la educación ambiental formal desde el preescolar hasta la universidad. Para hacer frente a este importante desafío el Congreso de Moscú de 1987, diseñó una estrategia para la introducción de la educación y formación ambiental en la década de los 90, donde se precisa: "la inclusión de la Educación Ambiental en los planes de estudio …. ¨ [1]

En Cuba la protección del medio ambiente y la labor de educación ambiental constituyen una prioridad del Estado y como tal se recoge en la Constitución de la República de Cuba el artículo 27 que plantea:

"El estado protege el medio ambiente y los recursos naturales del país. Reconoce su estrecha vinculación con el desarrollo económico y social sostenido para hacer más racional la vida humana, el bienestar y la seguridad de las generaciones actuales y futuras. Corresponde a los órganos competentes aplicar esta política." [2]

Existen trabajos en Cuba que abordan, de manera precisa y contextualizada, la temática del medio ambiente y la educación ambiental. Entre éstos se destaca el de la Dra. Marisel Hernández Fuentes, el del M.Sc. Mario Caraballo González, la M.Sc. Joaquina Proenza García, y la Dra. Margarita Mc Pherson Sayú, el Dr. Eduardo Méndez Santos, y el Dr. Alberto Cardona Fuentes, entre otros.

Sobre la base de la información colectada, se pudo detectar algunas insuficiencias en la educación ambiental de los estudiantes de la Filial pedagógica, no obstante a pesar de los objetivos principales de la educación ambiental en cada asignatura y año, exista conocimiento, aún perduran en los estudiantes conductas inadecuadas hacia el medio ambiente, tampoco existe una clara comprensión de los problemas ambientales existentes en su localidad, por lo que se le dificulta la identificación de los problemas ambientales, su explicación y la capacidad de proponer alternativas de solución o mitigación

Desarrollo

La educación ambiental. Objetivos. Principios y métodos

Los problemas ambientales que se presentan a escala mundial, tienen su génesis, en diferentes factores, pero el hombre se convirtió en el transcurso de los años en el principal de estos, por tal motivo, hacia él debe dirigirse especial atención con el propósito de contribuir a una cultura ambiental que le permita actuar consecuentemente en la protección, mejoramiento y transformación del entorno natural.

Una de las formas para lograrlo es, precisamente, la educación ambiental, esta, como proceso permanente, prepara a los ciudadanos para la comprensión de los principales problemas del medio ambiente, le proporciona conocimientos científico - técnicos que permiten desarrollar la conciencia de la necesidad impostergable de proteger el entorno natural, con actitudes y acciones, que contribuyan a la búsqueda de soluciones para los problemas que se manifiestan, así como una consecuente conservación, mejoramiento y transformación del medio ambiente que garantice el pleno disfrute de la vida.

La educación ambiental es parte de la educación integral, y posibilita la comprensión de las complejas interacciones que se establecen entre todos los componentes del medio ambiente, permite además, tanto a los educadores como a la sociedad en general, el desarrollo de acciones encaminadas a la preservación del equilibrio ecológico.

La educación ambiental se considera principalmente como una educación para el descubrimiento y la acción. Esto implica que la metodología a desarrollar considere la aproximación analítica y teórica del método científico y tradicional para la solución de los problemas. Esta debe tener en cuenta no sólo el conocimiento de los problemas, sino también, la toma de decisiones y la actuación práctica sobre el medio ambiente. Su desarrollo exige, igualmente, una evolución progresiva hasta formas pedagógicas más activas y abiertas (L.Caravia 1999).

La educación ambiental contribuye al mejoramiento humano y tecnológico y, por supuesto, a la conservación y protección del medio ambiente. No es posible hablar de educación ambiental sino se tiene en cuenta al medio ambiente.

Una definición moderna y completa del medio ambiente es la que se plantea en la Estrategia Nacional de Educación Ambiental. " medio ambiente es un sistema complejo y dinámico de interrelaciones ecológicas, socioeconómicas y culturales que evolucionan a través del proceso histórico de la sociedad.¨[3]

En el contexto actual, este concepto es el más adecuado y el que se asume en nuestro trabajo cotidiano. La concepción de medio ambiente debe tener un enfoque sistémico, en correspondencia con su complejidad, un carácter holístico, y por tanto debe tener presente la naturaleza, la sociedad y todo lo creado por el hombre que forma parte de su patrimonio histórico - cultural. El estudio del medio ambiente debe caracterizarse por su integridad, complejidad y desarrollo.

Se toma en consideración lo anteriormente expresado la educación ambiental deberá:

  • Fomentar un enfoque global, sistémico e interdisciplinario respecto al medio ambiente.

  • Analizar los problemas a nivel individual y colectivo (local, nacional, e incluso internacional), comparando la situación de los diferentes países y regiones.

  • Centrarse en situaciones reales y posibles cambios futuros.

  • Utilizar, en lo posible, problemáticas de la comunidad a la que pertenece el estudiantes, al menos como punto de partida para analizar los problemas que pueden existir a otra escala mayor en el resto del mundo.

  • Mostrar la relación existente entre conocimientos, técnicas, resolución de problemas e influencias de los valores establecidos.

  • Destacar la necesidad de participar activamente para realizar acciones concretas, y estimular el interés y deseo de tomar parte activa en la planificación, desarrollo y administración del medio ambiente.¨[4]

La educación ambiental constituye un hilo conductor para la reorientación hacia los cambios, es indispensable para la modificación de actitudes y para desarrollar comportamientos compatibles con un desarrollo sostenible, se basa en los principios siguientes:

  • Considerar el medio ambiente en su totalidad, el conjunto de factores abióticos, bióticos y socioeconómicos con los que interactúa el hombre, a la vez que se adapta a él, lo transforma y utiliza para satisfacer sus necesidades.

  • Ser un proceso permanente, para toda la vida, que aproveche todas las potencialidades de cada disciplina en este empeño y todos los componentes del proceso docente educativo.

  • Ser multidisciplinaria en su enfoque.

  • Enfatizar en la participación activa.

  • Promover la cooperación.¨[5]

Sobre la base de estos principios, en Tbilisi (1977) se formularon los objetivos para la educación ambiental, los cuales relacionamos a continuación:

Tomar conciencia: Sensibilizarse con el entorno global y su problemática

Adquirir conocimiento: Comprender el entorno global, su problemática, la presencia del hombre, su responsabilidad, y el espacio crítico que le atañe (la comunidad).

Adquirir actitud: Interés por el entorno, crear valores, sentimientos, motivación por participar en el mejoramiento del entorno.

Desarrollar capacidades: Habilidades para identificar y resolver los problemas del entorno.

Participar: Posibilidad y oportunidad de trabajar concreta y activamente a favor de la resolución de problemas del entorno.

El Ministerio de Educación define los siguientes objetivos de educación ambiental para la Educación General Politécnica y Laboral.

  • Desarrollar en la conciencia de los estudiantes, la necesidad de cuidar y proteger el medio ambiente y lograr la sensibilidad ante los problemas ecológicos.

  • Contribuir a la formación y desarrollo de conocimientos, habilidades y capacidades en los estudiantes que les permita contribuir a la solución de problemas ambientales locales.

  • Crear en el estudiante la conciencia sobre la base de la responsabilidad del hombre en el uso, cuidado y la conservación del medio ambiente.

Los métodos de la educación ambiental deben promover la participación activa, la resolución de problemas y la formación de valores.

A continuación se brindan algunos métodos aplicados en la enseñanza de la educación ambiental y que se encuentran claramente expresados en los Libros de la Catarata, UNESCO-PNUMA.

  • Discusión en grupos.

  • Enseñanza sobre el terreno.

  • Juegos y simulaciones.

  • Taller de demostración experimental.

  • Proyecto de acción operativa.

  • Investigación acción.

  • Clarificación de valores.[6]

Discusión en grupos: Su objetivo fundamental es posibilitar la comunicación de experiencias mediante el lenguaje, y obliga a la formulación de ideas y propuestas. Este método contribuye a la educación en grupos, permite la preparación para el trabajo en equipos, ayuda a ejercer las opiniones personales, e incrementa la responsabilidad individual.

Enseñanza sobre el terreno: Este método se utiliza para tener contacto directo con el entorno, ya sea cercano o no, para su utilización debe existir un programa que permita describir, observar, dialogar, para descubrir cuestiones relacionadas con el medio ambiente, con el desarrollo de la vida, y el trabajo de la sociedad.

Juegos y simulaciones: Mediante este método, se pueden modelar problemas, situaciones, y la posible solución de los mismos, a partir de condiciones hipotéticas. El profesor deberá explicar los modelos que se pueden utilizar para que posteriormente sean elaborados. Con este método se anticipa la acción modificadora.

Taller de demostración experimental: Este método permite el aprendizaje de los estudiantes mediante la experimentación de alternativas en la solución de problemas, el estudiante aprende haciendo. En él se realizan ejercicios, experimentos, observaciones sin tener un previo conocimiento, llegando a comprender un fenómeno o las causas de un hecho comprobado.

Proyecto de acción operativa: La creación de un proyecto en el cual participen los estudiantes, permite el aprendizaje mediante la evaluación de problemas y la proyección para su solución, por lo que se aprende mediante la acción transformadora y se evalúa los resultados de esa acción.

En la conformación del proyecto el estudiante aprende, puesto que necesariamente debe analizar la situación para destacar los principales problemas, elija las soluciones más adecuadas y proponga y planifique las acciones más convenientes acorde con la problemática detectada. Este método basado en situaciones pedagógicas activas permite la formación de conocimientos, habilidades y valores.

Investigación acción: Es un método interdisciplinar que se ejecuta a partir de la investigación de un problema determinado y las consecuencias del mismo. En la misma medida que se tienen los resultados de investigación, se realizan las acciones pertinentes, por su dinámica permite resolver los problemas.

Clarificación de valores: Uno de los aspectos más importantes relacionados con los contenidos de la educación ambiental, es la forma de enfocar los valores ambientales durante el proceso educativo.

Le corresponde a la educación ambiental definir valores, comportamientos, y las medidas que contribuyan a la preservación y mejoramiento del medio ambiente. Su enfoque debe estar orientado a la solución de problemas concretos del medio ambiente, de ahí, la perspectiva interdisciplinaria en que se inscribe, para tomar en cuenta la complejidad de los problemas ambientales.

El enfoque interdisciplinar de estos problemas, implica que se considere en primer lugar, el sistema en que se inscribe el aspecto de la realidad que constituye un problema, a partir de ahí, para explicar un fenómeno, será necesario establecer un banco de referencia global, que integre la aportación particular de distintas asignaturas ponen en evidencia su interdependencia.

La incorporación de un enfoque interdisciplinario en la práctica educativa es una empresa ardua, que deberá llevarse a cabo gradualmente, significa, un mayor contacto entre profesores, que es posible, mediante una organización adecuada de la enseñanza, que tenga en cuenta las afinidades conceptuales y metodológicas entre las diferentes asignaturas.

Las actuales teorías sobre el aprendizaje, demuestran, que el saber se aprende progresivamente en un sistema, en cada uno de los elementos, necesita interactuar con los demás. La nueva información se integra en el saber, no simplemente, sumándose al conjunto, sino reorganizándola.

La educación ambiental, deberá pues, tratar de establecer una complementaria estructura del saber y de las conductas, debe ser considerada como un nuevo enfoque de las relaciones entre el hombre y su entorno, y de la manera en la que aquél influye sobre éste, es decir, como un proceso integrado que trata del entorno natural y el creado por el hombre.

Los fundamentos psicopedagógicos que sustentan el plan de acción ambiental constituyen una premisa muy importante para los docentes de escuela filial pedagógica, por constituir éstos los aspectos esenciales que argumentan y justifican el resultado por ella alcanzado. Para dar solución al problema científico objeto de tratamiento en la investigación, el autor se compromete no sólo con la finalidad de aportar conocimientos ambientalistas actualizados sobre el tema, sino además, en la forma en que tales conocimientos pueden contribuir eficazmente a la formación de actitudes positivas en los alumnos de este nivel de enseñanza, con relación al cuidado y al uso sostenible del medio ambiente en su comunidad, aprovechando las potencialidades que para ello brinda la escuela cubana contemporánea.

Otro de los elementos a considerar desde el punto de vista psicológico es el carácter activo que se pretende alcanzar en el desarrollo de la personalidad de los alumnos, sobre la base de las condiciones que para ello pueden ofrecer diferentes actividades docentes, que permitan una participación individual y colectiva en la labor de aprendizaje de los mismos. Esto facilita la toma de decisiones para la solución de problemas, creándose así, a lo largo de un complejo y extenso proceso educativo, una cultura encaminada a interpretar y actuar sobre la necesaria armonía entre la sociedad y la naturaleza.

El autor asume, como principales fundamentos psicológicos en su labor investigativa, el enfoque histórico-cultural de Vigotski, el cual plantea que el estudiante se apropia, en forma dinámica, de la experiencia socio-histórica de la humanidad.

La obra de Vigotski fundamenta el origen social de las funciones psíquicas prestando gran importancia al papel de la comunicación en la formación de las funciones psíquicas superiores. Una de las leyes fundamentales expresada en la teoría Vigotskiana, es la Ley Genética del Desarrollo, que puede ser resumida como toda función psicológica que existe al menos dos veces, o en dos planos: primero en el social, plano de las interacciones o de la comunicación (relaciones interpsicológicas), para aparecer luego en el psicológico individual (relaciones intrapsicológicas).

Desde el punto de vista pedagógico, el plano intrapsicológico representa lo que el sujeto es capaz de hacer por sí mismo, en tanto el interpsicológico se refiere al espacio en el cual el sujeto realiza las tareas con ayuda de otros, que de alguna manera las dominan mejor que él. Esta consideración explica uno de los planteamientos más importantes de Vigotski dentro del enfoque histórico – cultural, y que a la vez tiene mayor aplicación en el campo educacional, la noción de zona de desarrollo próximo, que puede ser definida como: "... la distancia entre el nivel real del desarrollo, determinado por la capacidad de resolver independientemente un problema y el nivel de desarrollo potencial, determinado a través de la solución de un problema bajo la guía de un adulto o en colaboración de un compañero más capaz"[7] .

En la formación de la personalidad se adquieren experiencias mediante la actividad y la comunicación, que desde la posición marxista se interpreta como una condición vital para el desarrollo de la sociedad y los individuos, lo que se encuentra indisolublemente unido a la actividad material.

Uno de los aspectos básicos en que el autor sustenta su propuesta científica, es en el carácter interactivo que debe predominar en la actividad educativa, propiciándose que los alumnos sean capaces de participar activamente en la construcción de sus conocimientos, en términos de una continua reflexión sobre el ser, el hacer y el decir.

Otro elemento muy importante en la fundamentación de la presente investigación, ha sido la aplicación consecuente de los postulados de la teoría marxista leninista del conocimiento, al considerar que la actividad cognoscitiva constituye una forma esencial de la actividad espiritual del hombre, condicionada por la práctica, a través de la cual se refleja la realidad y se elaboran e interiorizan los conceptos, principios, leyes, categorías, hipótesis y teorías .

Estado actual acerca de la educación ambiental en los estudiantes de la Filial pedagógica

El medio ambiente es patrimonio de toda la humanidad y esta debe enfrentar el reto inaplazable de trabajar y lograr su protección armónica y compatible con el progreso económico y social en toda su dimensión. Existe entonces, la necesidad de una nueva perspectiva ética universal con un marcado carácter holístico y multidisciplinario en la que los conocimientos desde valores morales sólidos coloquen a la educación, la ciencia y la tecnología en función de resolver los apremiantes problemas que afronta.

Hoy la escuela constituye una institución de nuevo tipo que materializa las aspiraciones de la sociedad actual. La Filial pedagógica tiene como fin la formación inicial y continua del personal docente del territorio, sobre la base de una cultura general que le permita estar plenamente identificado con su nacionalidad y patriotismo.

El conocer y entender su pasado, le permitirá enfrentar su presente y su preparación futura, para adoptar de manera consciente la opción del socialismo, que garantice la defensa de las conquistas sociales y la continuidad de la obra de la Revolución, en sus formas de sentir, de pensar y de actuar.

Los objetivos formativos de cada año y del nivel tienen como sustento esencial, la formación de valores en los estudiantes, con énfasis en la responsabilidad, la honestidad, la honradez, y el patriotismo, dentro del sistema de valores a los que se aspira. Para esto deben cumplirse tres requisitos que son imprescindibles:

  • La ejemplaridad del profesor, que debe estar presente en cada momento de su actuación, donde la organización escolar, la cual debe propiciar un ambiente educativo donde prime la disciplina, el orden, la belleza, la organización y la tranquilidad, y la clase, con intencionalidad y un enfoque ideo-político adecuado.

A partir de la definición de los objetivos formativos generales y por años para la Filial pedagógica relacionados con la educación ambiental, es necesario precisar que la misma tiene como objetivo general:

  • Demostrar una correcta actitud hacia el medio ambiente, expresada en su modo de actuación en relación con la protección, el ahorro de recursos, fundamentalmente energéticos y el cuidado de la propiedad social.

Diagnóstico del estado inicial

En la investigación se declara como variable que mide el cambio educativo: la educación ambiental por la vía no formal en los estudiantes de la Filial pedagógica.

A partir del estudio realizado de diferentes bibliografías citadas en el trabajo, el autor llegó a la siguiente conceptualización de la variable educación ambiental por la vía no formal como un proceso que consiste en reconocer valores y aclarar conceptos con objeto de fomentar las aptitudes y actitudes necesarias para comprender las interrelaciones entre el hombre, su cultura y su medio físico, a partir de actividades extradocentes, las que se realizan en los parques, en las instituciones especializadas, científicas y culturales, así como los procesos educativos comunitarios, que poseen un carácter específico y diferenciado. Pueden ser o no secuenciados y controlados, y generalmente son dirigidos a públicos heterogéneos y no estables.

La prueba pedagógica de entrada realizada, recopilan información sobre la situación que presentan los estudiantes antes de aplicar el plan de acciones, para el desarrollo de la educación ambiental, respectivamente, los índices son controlados con las categorías de B, R, M, expresados como sigue, los datos tabulados según las relaciones que se establecen, los más significativos son enumerados a continuación.

En el análisis de los resultados por indicadores de la prueba pedagógica inicial, el por ciento de estudiantes que alcanzan la categoría de regular (R) en el indicador IA (Conceptos básicos: Medio Ambiente, Naturaleza, Desarrollo Sostenible, Problema Ambiental, Educación Ambiental), es del 33,3% y de mal (M), el de 40%, en el indicador IB (Problemas ambientales), el 33,3% están evaluados de regular (R), y el 33,3% de mal (M); en el indicador IC (Legalidad ambiental), el 26,7%, de regular (R) y el 43,3% de mal (M).

En el indicador IIA (Interés por la problemática de la educación ambiental), el 33,3%, están evaluados de regular (R) y el 36,7% de mal (M), en el indicador IIB (Participación en la solución de los problemas medio ambientales desde el ámbito escolar), el 36,7% de regular (R) y el 36,7% de mal (M), en el indicador IIC (Disposición por participar en la solución de problemas medio ambientales desde el ámbito escolar), están evaluados de regular (R) el 13,3% y de mal (M) el 56,7%, en el indicador IIIA (Identificación de problemas ambientales en la localidad), el 43,3%, queda evaluado de regular (R), y el 36,7% de mal (M), en el indicador IIIB (Explicación de los problemas ambientales a partir de las causas que lo originan), el 36,7%, evaluado de regular (R) y el 20% de mal (M), y en el indicador IIIC (Capacidad para proponer alternativas de solución), el 43,3%, quedó evaluado de regular (R) y el 26,7% de mal (M).

La prueba pedagógica aplicada permitió determinar que los estudiantes tenían dificultades en el momento que debían aplicar conocimientos a situaciones nuevas o relativamente nuevas; dificultades en el establecimiento de relaciones entre conocimientos y en arribar a conclusiones sobre los contenidos básicos de medio ambiente y educación ambiental, entre otros conceptos, además no existe una clara comprensión de los problemas existentes en su localidad ni poseen los conocimientos necesarios para enfrentar las problemáticas ambientales existentes, por los cual se le dificulta la identificación de los problemas ambientales, así como su explicación y la capacidad de proponer alternativas de solución.

Los indicadores más afectados fueron el IA (Conceptos básicos: Medio Ambiente, Naturaleza, Desarrollo Sostenible, Problema Ambiental, Educación Ambiental), el IIB (Participación en la solución de los problemas medio ambientales desde el ámbito escolar), y el IIIA (Identificación de problemas ambientales en la localidad).

Para erradicar estas dificultades, el autor considera oportuno, apoyarse de un plan de acción para el desarrollo de la educación ambiental, incorpora a la propuesta algunas consideraciones que se tengan en cuenta en el proceso de elaboración y aplicación en las condiciones reales del proceso docente educativo de la filial pedagógica.

Plan de acción

A continuación una representación del plan de acción:

Acción

Período

Responsable

1

Difundir la problemática del río desde la radio y otros medios de difusión.

Inicio de la aplicación del plan de acción

Profesores y jefes de carrera

2

Convocar a concursos de:

  • Conocimientos sobre las líneas básicas que aborda el plan de acciones.

  • Artística: Poesías, dibujos, cuentos, dramatizaciones, narraciones.

  • Fechas históricas relacionadas con el medio ambiente.

Mensual.

Profesores y jefes de carrera

3

Convocar a peñas medio ambientales a los grupos artísticos de la casa de la cultura municipal. Utilizando todas las potencialidades que le brinda las diferentes manifestaciones artísticas:

Dramatizaciones, teatros, cuentos, canciones, danzas, entre otras.

Trimestral.

Profesores y jefes de carrera

4

Crear un grupo literario "A la vanguardia por un Mundo más limpio"

Mensual.

Profesores y jefes de carrera

5

Realizar jornadas científicas y eventos sobre medio ambiente, que participen estudiantes, docentes y no docentes, donde se aborden las principales temáticas básicas.

Jornadas científicas municipales realizadas en el curso.

Profesores y jefes de carrera

6

Realizar maratones en nombre de la filial pedagógica auspiciada por el Inder Municipal y el rodeo de Guáimaro.

Octubre.

Profesores y jefes de carrera

7

Crear una mini-biblioteca filial para apoyar la actualización sobre la educación ambiental y contaminación de las aguas, donde se promueva la lectura de materiales y charlas educativas de materiales relacionados con la contaminación.

Permanente.

Profesores y jefes de carrera

8

Realizar campañas de sensibilización en fechas de conmemoración ambiental con potencialidades para abordar temas educativos sobre contaminación de las aguas.

A continuación se brindan algunas propuestas:

  • 5 de junio. Día mundial del Medio Ambiente.

  • 2do sábado de octubre. Día internacional del agua.

  • 4 de octubre. Día mundial del Hábitat.

  • 17 de junio. Día mundial de la lucha contra la desertificación y la sequía.

Según fecha.

Profesores y jefes de carrera

9

Crear un círculo de interés donde se fomente la décima ambientalista.

Permanente.

Profesores y jefes de carrera

10

Realizar la coordinación con el historiador de la ciudad para que realice conferencias de carácter histórico – ambiental.

Trimestral.

Profesores y jefes de carrera

11

Realizar visitas a las sala de video, donde se potencialice en el contenido ambientalista para contribuir al logro del objetivo del plan de acción.

Mensual.

Profesores y jefes de carrera

12

Destacar, estimular y reconocer aquellos profesores, estudiantes más activos en la participación del plan de acción.

Trimestral.

Profesores y jefes de carrera

13

Promover excursiones y visitas al río con interés investigativo, donde se identifiquen las fuentes de contaminación principal del río Guáimaro y comportamiento social inadecuados, para su posterior análisis.

Según conciliación del consejo de dirección.

Profesores y jefes de carrera

14

Promover la elaboración de juegos didácticos relacionados con la educación ambiental.

Permanente.

Profesores y jefes de carrera

15

La orientación de actividades como: softareas educativas que se refieran al tema de educación ambiental y contaminación de las aguas de los ríos.

Permanente.

Profesores y jefes de carrera

16

Realizar visitas y entrevista a especialista del CITMA para realizar charlas, debates sobre la contaminación del río Guáimaro y sus consecuencias.

Inicio de aplicación de la propuesta.

Profesores y jefes de carrera

Valoración de la efectividad del plan de acción

Para comprobar los resultados de la aplicación de dichas acciones , se les aplica una nueva prueba pedagógica a los estudiantes. El mismo tuvo por finalidad valorar como evolucionó el plan de acción en la educación ambiental de los estudiantes para lo cual se tuvo en cuenta la posibilidad que tenían los mismos de aplicar los conocimientos a situaciones nuevas o relativamente nuevas.

En esta etapa se observa que existe evolución positiva en cuanto al desarrollo de las acciones, el cual se tuvieron en cuenta los mismos indicadores que en la prueba inicial.

Para ello se aplicó a los treinta estudiantes del grupo A, donde en el indicador IA (conceptos básicos: Medio Ambiente, contaminación, aguas residuales, desarrollo sostenible), alcanzaron la categoría de B (bien), el 26,7%. Luego de transcurrido el período de aplicación de la propuesta, en este mismo indicador, alcanzan la categoría de B (bien), 70%.

Las valoraciones realizadas en torno al indicador IB (problemas ambientales), demuestran que alcanzan la categoría de B (bien), el 33,3%. Luego de transcurrido el período de aplicación de la propuesta, en este mismo indicador, alcanzan la categoría de B (bien), el 73,3%.

En el indicador IC (legalidad ambiental), alcanzan la categoría de B (bien), el 30% y luego de transcurrido el periodo de aplicación de la propuesta, en este mismo indicador, alcanzan la categoría de B (bien), el 66,7%.

Al efectuar el análisis respecto al indicador IIA (Interés por la problemática de la educación ambiental), resultan evaluados con categoría de B (bien), el 30%. Luego de transcurrido el período de aplicación de la propuesta, en este mismo indicador, alcanzan la categoría de B (bien), el 70%.

Las cifras obtenidas en la prueba de entrada revelan que en el indicador IIB (participación en la solución de los problemas medio ambientales desde el ámbito escolar), son evaluados con la categoría de B (bien), el 26,7%, después de aplicado el plan de acción, en este indicador, alcanzan la categoría de B (bien), el 70%.

En el indicador IIC (disposición por participar en la solución de problemas ambientales desde el ámbito escolar), son evaluados con la categoría de B (bien), el 30%, posterior al aplicarse el plan de acción se alcanza la categoría de B (bien), el 66,7% de los estudiantes.

En el indicador IIIA (identificación de problemas ambientales en la localidad), alcanzaron la categoría de B (bien), el 20%. Luego de aplicado el plan de acción, alcanzan la categoría de B (bien), 66,7% de los estudiantes.

Las valoraciones realizadas en torno al indicador IIIB (explicación de los problemas ambientales a partir de las causas que lo originan), demuestran que alcanzan la categoría de B (bien), el 43,3%, posteriormente después de aplicarse el plan de acción llega a tenerse la categoría de B (bien), el 73,3% de los estudiantes.

Al efectuar el análisis respecto al indicador IIIC (capacidad para proponer alternativas de solución), resultan evaluados con categoría de B (bien), el 30% y alcanzan la categoría de B (bien), el 76,7% después de su aplicación.

Conclusiones

Los fundamentos teóricos que sustentan al proceso investigativo son procedentes a partir de su actualidad, profundidad, y relación directa con el tema. Su determinación permitió constatar la necesidad de crear un plan de acción para formar un estudiante con conocimientos, responsabilidades hacia el medio ambiente, que le permite desarrollar actividades relacionadas con los problemas ambientales de la comunidad, sus causas, consecuencias y como mitigarlos, la formación de valores y aptitudes ambientalistas.

El resultado de los métodos y técnicas aplicadas en el diagnóstico inicial a los estudiantes reflejan en ellos conductas inadecuadas que impiden una adecuada relación con el medio ambiente, la no existencia de una clara comprensión de los problemas ambientales existentes en su localidad, por los cual se le dificulta la identificación de los problemas ambientales, así como su explicación y la capacidad de proponer alternativas de solución.

La estructuración y características de un plan de acción constituyen una vía esencial para la educación ambiental de los estudiantes de la filial pedagógica del municipio de Guáimaro, por la vía no formal.

La implementación del plan de acción en la práctica demostró la legitimidad en sus rasgos positivos que lo hacen aplicable y productivo, al ser introducido en la práctica educativa demostró su efectividad para la contribución a la educación ambiental por la vía no formal, sobre la base del estado ambiental del río Guáimaro, en los estudiantes de la filial pedagógica, lo que fue corroborado por las diferencias obtenidas entre los resultados del diagnóstico inicial y final a partir de la evaluación de las dimensiones e indicadores.

Bibliografía

ABRANTES IROLA, Olga: La dimensión ambiental en la Carrera de Geografía del ISP "José Martí". Una estrategia para su consolidación. Tesis de Maestría (Tesis en opción al título de Master en Investigación Educativa).Instituto Central de Ciencias Pedagógicas, La Habana, 1999.

ADDINE FERNÁNDEZ, Fátima y otros: Principios para la dirección del proceso pedagógico. En: Compendio de Pedagogía. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 2002. pp: 80-97.

ÁLVAREZ DE ZAYAS, Rita María: Historia-estudiantes-sociedad. Bases para un proyecto curricular activo y participativo. En: Revista Educación, No. 95. La Habana, 1998.

ANTUNES Serafín: El proyecto educativo de centro. Editorial GRAO. Serie Pedagógica. Barcelona, España, 1998.

ARIAS HERRERA, Héctor: La comunidad y su estudio. Editorial Pueblo y Educación La Habana, 1995.

BLAS ZABALETA, Patricio de. Respuesta educativa a la crisis ambiental. — 1991. — p. 58.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.