Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Descubrimiento y conquista de América. Personajes (página 2)

Enviado por Claudia Romero Ochoa



Partes: 1, 2

El navegante consiguió hacerse amigo del rey Fernando ¨el Católico¨, el cual, por su capacidad y pericia como marino, lo consideró como primer candidato al puesto de Piloto Mayor de Castilla, a la muerte del célebre Américo Vespucio (febrero de 1512). De este modo, Solís se convirtió en sucesor del florentino y en almirante de la flota del descubrimiento española.

Juan Sebastián del Cano

También conocido como Hernando de Magallanes (Sabrosa, Región Norte, Portugal, primavera de 1480 -Mactán, Filipinas, 27 de abril de 1521) (en portugués Fernão de Magalhães), fue un navegante portugués.

Al servicio del rey de España, descubrió lo que hoy recibe el nombre de Estrecho de Magallanes, siendo el primer europeo en pasar desde el Océano Atlántico hacia el Océano Pacífico, hasta entonces denominado Mar del Sur. Inició la expedición que, capitaneada a su muerte por Juan Sebastián Elcano, lograría la primera circunnavegación de la Tierra en 1522.

Zarpa de Sanlúcar de Barrameda el 20 de septiembre de 1519, en una expedición compuesta por las naves Trinidad, nave capitana al mando de Magallanes, Victoria, San Antonio, Concepción y Santiago.

Luego de recalar en las Canarias, pasaron frente a las islas de Cabo Verde y a las costas de Sierra Leona, tocando las tierras de lo que hoy es Río de Janeiro el 13 de diciembre. Siguieron hacia el sur, pasando por el Río de la Plata (ya descubierto por Juan Díaz de Solís en 1516), en marzo de 1520, y llegaron a la bahía de San Julián, que exploraron en busca de un posible paso. Magallanes, en vista de la llegada del invierno, decidió recalar allí hasta la primavera.

Lo inhóspito de aquellos parajes y el racionamiento de víveres al que estaban sometidos fomentaron el descontento entre la tripulación y el deseo de regresar. Se produjo una conspiración contra Magallanes dirigida por Gaspar de Quesada, capitán de la Concepción, y el veedor Juan de Cartagena, que había sido relevado del mando de la San Antonio. Pese a que la insurrección prendió en tres de las naves, Magallanes logró sofocarla. Uno de los capitanes amotinados fue asesinado y los restantes sometidos a juicio, en el que Quesada fue condenado a muerte y Cartagena abandonado en la costa.

Uno de los barcos de Magallanes circunnavegó el globo; finalmente tardó 16 meses después de la muerte del explorador.

Pasado ese suceso llegan hasta el que será llamado más tarde estrecho de Magallanes en 1520. Cruzarlo fue muy difícil, dado lo complicado del terreno. Para ello una nave se adelantaba en exploración buscando el mejor camino y volviendo sobre sus propios pasos para hacerse seguir por el resto hasta la zona explorada. Una vez terminadas estas minuciosas etapas consiguieron salir del «laberinto» hacia el océano Pacífico, al que bautiza con tal nombre (que permanecería, haciendo olvidar el anterior de Mar del Sur) debido a que en su camino no se cruza con ninguna tempestad.

La mala suerte de Magallanes quiso que en el largo derrotero de tres meses entre el estrecho de Magallanes y las islas Molucas no descubriera ningún punto de tierra firme, por lo que la hambruna y el escorbuto azotaron a su tripulación, hasta el punto de que se pagaban cuantiosas monedas por una simple rata para devorar. El agua se pudrió, apareció el escorbuto y los hombres comían incluso cuero reblandecido y serrín.

Por fin en marzo de 1521 encontró una isla en la que los navegantes aprovecharon para descansar y recoger víveres. Pronto acudirían a aquella isla numerosos indígenas con regalos para estos nuevos «visitantes».

En las Molucas, Magallanes y los suyos descubrieron que habían llegado al Extremo Oriente, cumpliendo el proyecto de Cristóbal Colón. Magallanes pereció en la llamada Batalla de Mactán con una tribu cebuana encabezada por el jefe tribal Lapu-Lapu, en la isla filipina de Mactán, por lo que Juan Sebastián Elcano tomó el mando de la expedición. Consiguieron instalar un almacén en Borneo, donde entablaron buenas relaciones con los indígenas. Sin medios y con una sola nave emprendió el regreso por mares lusos, el camino más conocido, con tierras donde aprovisionarse, e intentando esquivar puertos y flotas portuguesas. La expedición llegó sólo con la Victoria de regreso a Sevilla en julio de1522. En total, 216 hombres perecieron durante el viaje, y sólo 18, entre ellos Elcano, pudieron sobrevivir. Otros cuatro hombres de los 55 de la tripulación original de la Trinidad, que había emprendido una ruta de regreso distinta desde las Filipinas, regresaron finalmente a España en 1525.

JUAN SEBASTIÁN DEL CANO

Juan Sebastián El cano, también escrito Juan Sebastián del Cano o Juan Sebastián de El cano (Guetaria, Guipúzcoa, España, 1476 -Océano Pacífico, 4 de agosto de 1526), fue un marino español que participó en la primera vuelta al mundo, quedando al frente de la expedición tras la muerte de Fernando de Magallanes.

Ésta había comenzado en Sevilla el 10 de agosto de 1519 con cinco naves, capitaneada por Fernando de Magallanes (o, de acuerdo con su nombre portugués, Fernão de Magalhães); el 20 de septiembre habían zarpado de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), con la intención de encontrar el paso marítimo hacia los territorios de las Indias Orientales y buscar el camino que, recorriendo siempre mares castellanos (según el Tratado de Tordesillas), llegase a las islas de las Especias, lo que era la llamada ruta hacia el oeste, que ya había buscado Cristóbal Colón.

Tras la muerte de Magallanes en Filipinas, en 1521, durante una escaramuza con los indígenas, Elcano se puso al mando. Tenía el problema de volver a España con lo que quedaba de la expedición, sin conocer el camino de vuelta por el Pacífico, y parecía una locura intentarlo, por lo que eligió navegar por los mares portugueses hacia el oeste, bordeando África por rutas conocidas y con posibilidades de hacer aguadas. Consiguió llevar a término la expedición, llegando a Sanlúcar de Barrameda el 6 de septiembre de 1522 en la nao Victoria, junto con otros 17 supervivientes. Esto constituyó el logro de una imponente hazaña: la circunnavegación de la Tierra.

El rey Carlos I de España le concedió, como escudo, una esfera del mundo con la leyenda en latín: Primus circumdedisti me ("Fuiste el primero que me dio la vuelta").

Tras otorgar testamento el 26 de julio, murió el 4 de agosto de 1526 a bordo de la nao Victoria cuando participaba en la expedición de García Jofre de Loaisa a las Islas Molucas.

Fue hijo de doña Catalina Del Puerto y don Juan Domingo Elcano.

En su honor, el buque escuela de la Armada Española Juan Sebastián Elcano lleva su nombre.

Francis López de Villalobos

Nació en Zamora o en su provincia, acaso en Villalobos; creció en una familia judía protegido por los marqueses de Astorga, de la que sus antepasados fueron médicos; fue judeoconverso, condición que no ocultó nunca, y médico de la casa ducal de Alba desde 1506 y del rey Fernando II de Aragón desde 1509, y luego de la corte del emperador Carlos I. Fue acusado ante el tribunal inquisitorial de Córdoba de haber obtenido su puesto de médico de la corte real mediante artes nigrománticas y encarcelados ochenta días mientras se aclaraba el asunto.

Su primera obra publicada parece haber sido el Sumario de la medicina. Con un tratado sobre las pestíferas buuas (Salamanca: Antonio de Barreda, 1498), dedicada al segundo marqués de Astorga, quien parece fue quien sufragó sus estudios de medicina en Salamanca, donde se licenció a mediados de los noventa; la primera de estas obras es una síntesis del Canon de Avicena en verso; la segunda, uno de los primeros escritos europeos donde se describe la enfermedad de la sífilis.

Antes de 1540 había concluido su carrera como médica, cortesana y escritor, ya anciano y descontento del mundo, de la fortuna y de la Corte. Escribió además unos Problemas naturales y morales que, en forma de glosa en prosa a varios poemas, versan sobre varias cuestiones de física y ética; el Tratado de los tres grandes, una especie de disección moral y psicológica de tres pasiones: a saber, la gran parlería o locuacidad, la gran porfía o empecinamiento y la gran risa, y la Glosa de la canción sobre la muerte. También escribió unos Diálogos familiares sobre medicina y una traducción de la comedia Anfitrión de Plauto, realizada más o menos hacia 1515, con un apéndice titulado Sentencias que glosa su última escena y que es en realidad un tratadito sobre el amor. Todas estas obras fueron impresas en Zamora en 1543 dedicadas al Serenísimo Príncipe de Portugal don Luis, y de su éxito da fe el que fueron reimpresas. Su estilo es llano, sin afectaciones ni excesos eruditos, tal como pregonaba Juan de Valdés, y así lo declara en el prólogo. El primero en reparar en los méritos de este autor fue el ilustrado Antonio de Capmany en su Teatro histórico-crítico de la elocuencia española. Su lengua es la de Castilla la Vieja, y no se deja influir por la norma toledada que impuso Garcilaso.

Junto a estos escritos, unos científicos y otros literarios, Villalobos escribió un conjunto de epístolas, unas en latín y otras en castellano, en las que se pueden encontrar los únicos datos biográficos que se conocen. Lo interesante de estas epístolas es que tienen una estructura retórica propia de la tradición humanística y que el propio Villalobos aprendió en la Universidad de Salamanca, seguramente con el tratado de Fernando de Manzanares.

Carlos I de España

(Gante, 24 de febrero de 1500 - Monasterio de Yuste, 21 de septiembre de1558), fue rey de España con el nombre de Carlos I(15161 -1556), el primero que unió en su persona las coronas de Castilla y Aragón, y Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico como Carlos V (1520-1558).

Hijo de Juana I de Castilla y Felipe el Hermoso, y nieto por vía paterna de Maximiliano I de Austria (Habsburgo) y María de Borgoña (de quienes heredó los Países Bajos, los territorios austríacos y derecho al trono imperial) y de los Reyes Católicos, de quienes heredó el Reino de Castilla, Nápoles, Sicilia, las Indias, Aragón y Canarias, por vía materna.

Durante la celebración de un baile en el palacio Casa del Príncipe (Prinsenhof) de Gante, Flandes, la embarazada archiduquesa Juana comenzó a sentir fuertes dolores en el vientre. Creyendo que se debían a una mala digestión, acudió al baño y allí, sin ayuda de nadie, dio a luz a su segundo hijo a las 3:30 de la madrugada del martes 24 de febrero de 1500. Ella quería ponerle el nombre de Juan en recuerdo de su fallecido hermano, pero finalmente fue bautizado como Carlos por deseo de su padre y en recuerdo de su bisabuelo, Carlos el Temerario, quien murió en la Batalla de Nancy en 1477. El bautizo, celebrado el 7 de marzo, fue oficiado por el obispo de Tournai, Pierre Quick, en la iglesia de San Bavón. A él acudieron como madrinas Margarita de Austria, esposa del fallecido príncipe Juan, y Margarita de York, esposa de Carlos el Temerario, y como padrinos Carlos de Croy, príncipe de Chimay, y el señor de Vergás.

Antes de que cumpliera un año, Felipe nombró a Carlos duque de Luxemburgo y caballero de la orden borgoñona del Toisón de Oro. El 16 de noviembre de 1501 Felipe y Juana partieron hacia España para ser jurados en las Cortes como sucesores de los Reyes Católicos y dejaron a Carlos al cuidado de Margarita de York. Durante su paso por Francia, Felipe se reunió con el rey Luis XII y acordó el matrimonio entre su hija Claudia y Carlos, trato que se renovó con la firma del Tratado de Blois años después.7 Tras el regreso de Felipe a Flandes y debido a la avanzada edad de Margarita de York, dejó a Carlos al cuidado de la señora de Ravenstein, Ana de Borgoña; además nombró gentilhombre de la cámara de Carlos a su padrino, Carlos de Croy, y encomendó su educación a maestros borgoñones que le enseñaron la historia del ducado. Fernando el Católico, consciente de que Carlos podría ocupar algún día su trono, envió a Luis de Vaca a Flandes para que le enseñara castellano y las costumbres españolas, aunque cuando el príncipe llegó a España años después aún no dominaba esta lengua.

A principios de 1506 Felipe y Juana parten de nuevo hacia España para reclamar la corona de Castilla tras la muerte de Isabel la Católica, pero su reinado duró poco, ya que él murió de forma prematura en septiembre y ella, presa de la locura, fue encerrada por Fernando en un convento de Tordesillas. Debido a la minoría de edad de Carlos, su abuelo Maximiliano I asumió la regencia de los Países Bajos, aunque poco después le cedió el puesto a su hija Margarita de Austria, junto con la tutela de Carlos y sus hermanos. Toda la educación del joven príncipe se desarrolló en Flandes y fue colmada de cultura flamenca. En1509 el emperador dispuso que Guillermo de Croy, señor de Chiévres, sustituyese a su primo Carlos de Croy como gentilhombre de cámara del príncipe y Adriano de Utrecht, déan de la Universidad de Lovaina y futuro papa Adriano VI, fue nombrado su maestro.

El 5 de enero de 1515, después de que Guillermo de Croy consiguiera que el emperador declarara la mayoría de edad de Carlos, los Estados Generales nombraron a éste Señor de los Países Bajos. De esta forma finalizó la regencia de su tía Margarita, pero el joven soberano aún no tenía voluntad propia para gobernar y el señor de Chièvres, al ser de su total confianza, manejaba todo el poder.10 Ese mismo año, Adriano de Utrech viajó a España para asegurarse de que Fernando el Católico no quitaba a Carlos la herencia de Castilla y Aragón en favor de su hermano Fernando, quien se había criado junto a él y era su nieto favorito. Si bien se comprometió a nombrar a Carlos como sucesor, los consejeros del rey tuvieron que convencerle poco antes de su muerte para que no designara a Fernando.

Francisco Fernández de Córdoba

Hubo dos conquistadores españoles del siglo XVI que se llamaron Francisco Hernández de Córdoba, lo que unido al hecho de que en la época Hernández era equivalente a Fernández suele generar confusiones. De ninguno de los dos se conoce el año de nacimiento.

Francisco Hernández de Córdoba, descubridor de Yucatán, muerto en 1517. En el mismo año de su muerte dirigió una expedición fletada por Diego Velázquez de Cuéllar, en la que también participaron Antón de Alaminos y Bernal Díaz del Castillo, durante la cual se descubrió la península (aunque isla se la creía entonces, y se la tuvo por tal durante años) de Yucatán.

Francisco Hernández de Córdoba, fundador de Nicaragua, muerto en 1526. Lugarteniente de Pedro Arias Dávila. Suele considerársele fundador de Nicaragua, y en todo caso lo fue de las ciudades de Granada y León. El apoyo de Cortés (que a su vez buscaba el de Hernández contra Cristóbal de Olid), le facilitó sus incursiones en Nicaragua. Fue perseguido y finalmente decapitado por Pedro Arias Dávila, que lo consideraba sublevado.

Monumento a Francisco Hernández de Córdoba frente al muelle de Granada, ciudad fundada por el conquistador en el año 1524. En el mismo año fundó la ciudad de León y los historiadores lo consideran el fundador de Nicaragua, cuya moneda nacional es el córdoba.

Carlos V de Alemania

(Gante 1500-Yuste 1558): Primer monarca español de la casa de Austria, nace en Gante el 24 de febrero de 1500. Era hijo de Felipe el Hermoso y de Juana de Castilla y nieto por línea materna de los Reyes Católicos. Por incapacidad de su madre heredó el trono de España a la muerte de su abuelo, el rey Fernando, en 1516. En marzo del mismo año, Carlos de Gante fue proclamado rey de Castilla y Aragón en la iglesia de Santa Gúdula de Bruselas. Carlos había sido educado en Gante por Guillaume de Croy, señor de Chièvres (1458-1521), y por Adriano de Utrech, que más tarde sería papa con el nombre de Adriano VI. Viajó a España para hacerse cargo de su reino sin conocer la lengua castellana y acompañado del todopoderoso Guillaume de Croy. Había sido escoltado desde Flesinga por tres escuadras de Holanda, Zelanda y España. En conjunto 40 naves gruesas y 12 naves menores. Desembarcó en la villa asturiana de Tazones (cerca de Villaviciosa), en lugar de Santander donde le aguardaban las autoridades para la recepción de bienvenida. Según García Cárcel, la llegada a Tazones se debió a un error de los pilotos vizcaínos. El regente Cisneros había salido al encuentro del rey, pero al llegar a Roa le sorprendió la muerte, aunque ya anteriormente Carlos le había relevado de todos sus cargos. En 1518 otorgó las primeras licencias para la venta de esclavos hacia las Indias. En cien años, constituyeron el diez por ciento de la población de los virreinatos españoles. Su pasión y verdadero mundo es Europa. En 1533 Francisco Pizarro toma Cuzco, capital del imperio Inca. En 1541 los españoles logran someter a los mayas. El vasto imperio que le ofrece Hernán Cortés no le impresiona, salvo en las ingentes cantidades de oro y plata que llegan a Sevilla, para él siempre insuficientes. En 1540 Valdivia inicia su marcha hacia Chile y funda Santiago, centro de sus exploraciones, en 1541.

En enero de 1556 tuvo lugar la abdicación de los reinos de Castilla y Aragón, Sicilia y Nuevas Indias en sus habitaciones privadas, renunció a la Corona de España a favor de su hijo Felipe II, y el imperio de Alemania a favor de su hermano Fernando II. A mediados de septiembre de 1556 emprende el último viaje de su vida. Partió del puerto de Flesinga en los Países Bajos y las 56 naves que componían la flota llegaron a Laredo el 28 del mismo mes.

Henry Hudson

(N. 1565 en Londres - m. 16111 ), fue un navegante y explorador inglés, famoso por haber realizado cuatro importantes viajes de exploración al Ártico. En 1607 hizo su primer viaje para la Compañía de Moscovia y alcanzó las costas de Groenlandia y las Svalbard, y quizá descubrió la isla de Jan Mayen. El año siguiente, para la misma compañía, buscó el paso a la India, esta vez navegando a través de las islas de Nueva Zembla, por el mar de Barents pero fracasó. A su regreso, la Compañía de Moscovia desistió de seguir buscando el paso del Noroeste.

La Compañía Holandesa de las Indias Orientales siguió confiando en encontrarlo y le encomendaron su tercer viaje del año 1609, con el Half Moon y una tripulación de dieciocho o veinte hombres. Nuevamente empezó la búsqueda del paso en Nueva Zembla, intentando abrirse camino a través del hielo, pero debido al frío intensísimo y a las extremas condiciones meteorológicas, la tripulación empezó a inquietarse y Hudson propuso un plan diferente. Pusieron rumbo suroeste a través de Nueva Escocia y bajaron por la costa de Norteamérica, en la certeza de que los océanos Atlántico y Pacífico solamente estaban separados por un estrecho istmo.

En septiembre de 1609 llegó a la bahía de Nueva York, y durante los siguientes meses exploró el río Hudson, remontando 240 kilómetros desde su desembocadura hasta el lugar en donde actualmente se levanta la ciudad de Albany. Antes de terminar el año, Hudson y sus hombres regresaron a Inglaterra, siendo retenidos por el gobierno inglés. Hudson recibió la orden de trabajar a partir de entonces sólo para su país de origen.

En 1610, Hudson partió en el último de sus viajes patrocinado por una recién creada compañía de caballeros ingleses a bordo del Discovery en búsqueda del paso del Noroeste. A mediados del año había atravesado el estrecho de Hudson y alcanzado la bahía de Hudson, donde pasó tres meses explorando las islas y costas orientales. En la creencia de que se encontraba en el Pacífico, navegó rumbo sur hasta la bahía de James. En noviembre el barco estaba atrapado en el hielo, por lo que después de pasar un duro invierno a causa del frío y la escasez de alimentos, la discordia se generalizó entre la tripulación, acabando con un motín en junio de 1611. Hudson, su hijo y otros siete tripulantes fueron abandonados a su suerte en un pequeño bote abierto y nunca más se supo de ellos. Los pocos amotinados que consiguieron sobrevivir pudieron llegar a Inglaterra donde fueron encarcelados, aunque ninguno fue condenado.

El río Hudson y la bahía de Hudson llevan su nombre en su honor.

Juan de Grijalva

(Cuéllar, España, 1490 - Olancho, Honduras, 1527), conquistador español.

Muy joven acompañó a Pánfilo de Narváez a la isla de La Española, desde donde partió en la expedición de Diego Velázquez de Cuéllar a Cuba.

Arribó a Cuba en 1511 y junto con su tío Diego Velázquez de Cuéllar participó en la conquista y exploración de la isla.

En enero de 1518 Diego Velázquez de Cuéllar, ya para entonces gobernador de Cuba, entusiasmado por la noticia del descubrimiento de nuevas tierras (Yucatán) por la infructuosa y desgraciada expedición de Francisco Hernández de Córdoba, organizó otra expedición integrada por cuatro navíos y doscientos cuarenta hombres y el mando de la expedición recayó en su sobrino Juan de Grijalva.

A su regreso a Cuba Grijalva fue recriminado y destituido por Diego Velázquez de Cuéllar por no haber establecido colonia alguna en las tierras visitadas, cosa que motivó a Grijalva a ponerse a las órdenes de Pedro Arias de Ávila, también conocido como Pedrarias Dávila, quien recién iniciaba las exploraciones de América central.

En 1523 acompañó a Garay en un viaje de exploración al golfo de México y La Florida. La expedición debería de reunirse con una guarnición previamente establecida por Diego de Camargo en las inmediaciones del río Pánuco. Sin embargo la guarnición había sido atacada por el pueblo huasteco y los expedicionarios se habían reunido con las fuerzas de Hernán Cortés en la Villa Rica de la Vera Cruz. Francisco de Garay dejó a su hijo al mando de la expedición mientras se reunía con Cortés en la ciudad de México. Garay logró un acuerdo con Cortés en la navidad de 1523, pero falleció intempestivamente por neumonía.

Mientras esto sucedía en Veracruz, Juan de Grijalva y otros capitanes se amotinaron contra el hijo de Garay, hostigaron a la población nativa provocando una sublevación indígena. Cortés envió a Gonzalo de Sandoval para controlar la situación de nativos sublevados y españoles amotinados. Juan de Grijalva y los capitanes amotinados fueron regresados a la isla de Cuba.

Juan de Grijalva se unió después a Pedrarias Dávila y viajó a Honduras y Nicaragua. Pereció a manos de los nativos en Olancho, Honduras, en 1527.

Hernán Cortés

(Medellín (Badajoz), 1485 - Castilleja de la Cuesta, (Sevilla), 2 de diciembre de 1547), Conquistador español del imperio azteca (hoy el centro de México). I Marqués del Valle de Oaxaca, Gobernador y Capitán General de la Nueva España.

Fue hijo único de un hidalgo extremeño, llamado Martín Cortés y de Catalina Pizarro Altamirano. Por vía materna era primo segundo de Francisco Pizarro, quien posteriormente conquistó el imperio inca (no confundir con otro Francisco Pizarro, quien se unió a Cortés en la conquista de los aztecas). Como otros hidalgos, su padre lo envió a los catorce años a estudiar leyes a Salamanca, ciudad que abandonó dos años más tarde, movido por su afán de aventuras. Tras varios intentos fallidos, por una parte, de embarcar para las Indias, y, por otra, de participar en las campañas de Gonzalo Fernández de Córdoba en Italia, finalmente, en la primavera de 1504, zarpó hacia la isla de La Española, donde se instaló como plantador y funcionario colonial.

Adelantándose a que le cesase Diego Velázquez, la armada de Cortés partió precipitadamente del puerto de Santiago de Cuba el 18 de noviembre de 1518. Como iba escasa de bastimentos, tuvo que aprovisionarse de éstos en el puerto de Trinidad y otros lugares.

Finalmente, el 10 de febrero de 1519, la flota abandonó las costas de Cuba. Consistía aquella armada en 11 naves, con 518 infantes, 16 jinetes, 13 arcabuceros, 32 ballesteros, 110 marineros y unos 200 indios y negros como auxiliares de tropa. Llevaban 32 caballos, 10 cañones de bronce y 4 falconetes. Por capitanes iban Alonso Hernández Portocarrero (al que entregaría más tarde la india doña Marina), Alonso Dávila, Diego de Ordás, Francisco de Montejo, Francisco de Morla, Francisco de Salcedo, Juan de Escalante, Juan Velázquez de León(pariente del gobernador), Cristóbal de Olid, Gonzalo de Sandoval y Pedro de Alvarado. Muchos de éstos eran veteranos de la guerra de Italia. Por piloto principal iba Antón de Alaminos con experiencia en las dos expediciones anteriores de Francisco Hernández de Córdoba y Juan de Grijalva.

 

 

Autor:

Jenny Jazmín Martínez Quijano

Jennifer Ortega Jaramillo

Lizana Maryeli Quijano Molina

Claudia Patricia Romero Ochoa

Juliana Valencia Ruiz

Ana María Zapata Paí

INSTITUCIÓN EDUCATIVA

NORMAL SUPERIOR SANTIAGO DE CALI

BACHILLERATO PEDAGÓGICO

ÁREA DE CIENCIAS ECONÓMICAS Y POLÍTICAS

SANTIAGO DE CALI, MARZO

2010

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.