Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Martí y la masonería




  1. A modo de introducción
  2. Elementos sobre la masonería
  3. Sobre la militancia masónica de Martí
  4. Martí masón
  5. A modo de conclusiones
  6. Bibliografía
  7. Anexos

A modo de introducción

Desde finales del siglo XIX, luego de la muerte de José Martí, muchos investigadores se dieron a la tarea de probar la afiliación masónica de José Martí. Este tema, durante más de un siglo, ha sido analizado por diversas personalidades de Cuba y el mundo y se ha caracterizado por ser ante todo, muy polémico. Los planteamientos se han agrupado en dos grandes grupos, aquellos que planteaban con toda certeza que Martí había sido masón y los detractores de esta teoría, escudados principalmente en el argumento de que no existían pruebas documentales que lo afirmaran. El tema ha sido discutido en diversos escenarios, existen varios estudios acerca del mismo y la prensa nacional también formó parte del debate, causando grandes polémicas entre los estudiosos de Martí. Luego de hacer una reseña acerca de las investigaciones que se han realizado y los resultados obtenidos por ellas, podemos concluir que Martí fue realmente masón, existiendo pruebas documentales del hecho, además de la existencia en la obra martiana de elementos que prueban que el Apóstol fue masón.

Palabras Claves: Masonería, José Martí, Masón.

Elementos sobre la masonería

La masonería o francmasonería es una institución de carácter filantrópico, iniciático y filosófico, basada en el sentimiento de la fraternidad. Su objetivo es la búsqueda de la verdad y fomentar el desarrollo intelectual y moral del ser humano, sin dejar a un lado el progreso social. La masonería no es una religión: es una escuela de moral y mutuos beneficios en la que cada persona tiene sus creencias y opiniones, regidos por el principio masónico del Ser Supremo.

El GADU o Gran Arquitecto del Universo, es un símbolo masónico tradicional, representa al Ser Supremo, un principio masónico cuya creencia e invocación durante cualquier rito es imprescindible. Respecto a los Grados en la masonería, estos corresponden al nivel de conocimiento del oficio alcanzado por el "iniciado". Los ritos no son más que sistemas de enseñanza y los grados estadios del conocimiento, los cuales alcanza el masón en su auto superación y perfeccionamiento. Los grados de la masonería actual, también denominada, especulativa, se equipara a la antigua organización de gremios o masonería operativa, que se organizaba en: aprendices entrados, compañeros del oficio y maestros de logia.

En toda masonería los grados más importantes son los tres primeros, los que se trabajan en las Logias Simbólicas o simplemente Logias, que son:

Grado 10 Aprendiz

Grado 20 Compañero

Grado 30 Maestro

El Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REEA o REE y A) cuenta con 33 grados y el Rito de York o de los selectos, cuenta con 18 grados. Sea cual sea el rito en la masonería, debe contener los tres primeros grados, pues es indispensable para que el rito sea llamado "masón".

Sobre la militancia masónica de Martí.

Existen testimonios de personas que conocieron a Martí en los que expresaban que este había sido masón, como las declaraciones de Francisco Solano Ramos y de Fermín Valdés Domínguez. Hasta hace solo unos años esta era la única información referente al tema pues no había pruebas documentales que demostraran la veracidad de dichos planteamientos.

En 1899 muere el masón Dr. Francisco Solano Ramos. Luego de su muerte Aurelio Miranda publica en la Revista La Gran Logia una nota en la que lamentaba la imposibilidad de contar con un testimonio sobre la iniciación masónica de Martí en una logia en España que Solano había prometido.

Los días 19 y 20 de mayo de 1908 fue publicado en el periódico "El Triunfo" de La Habana el artículo "Ofrenda de Hermano" escrito por el gran amigo de Martí Fermín Valdés Domínguez, en el cual mencionaba que en las noches en que no había carga de estudio las dedicaban al teatro y a la logia, la Logia Armonía, la que presidían el General Pierrad1 y el notable músico Max Marchal, en la que Martí era Orador, título que es dado a alguien que ocupa un cargo masónico. Suponiendo que al general que se refiriera Valdés Domínguez fuera Blas Pierrad Alcedar, existe la contradicción de que entre las actividades

parlamentarias, mítines, detenciones y otras actividades políticas en la que se veía envuelto, era escaso el tiempo que le quedaba para dirigir las tenidas de la logia Armonía No 52, especialmente por el hecho de que esta logia fue suspendida de derechos masónicos desde septiembre de 1871.2

Todas las teorías apuntan a que Martí se inició en la logia Armonía No 52, sin embargo, no existen registros documentales con los que se pueda validar esta teoría.

Sánchez Paz cuenta que, según informaciones aportadas por Victorino Martínez de León, miembro del OGAU y secretario del embajador de Cuba en España "la logia Armonía había efectuado, desde el 6 de diciembre de 1871 al 20 de marzo de 1873, 10 iniciaciones, 25 afiliaciones y regularizaciones, expidió 24 diplomas de grado 3º, 9 del 4º, 5º del 5º, 2 del 6º, y 8 de Rosa Cruz [o, más bien, grado 7º del Rito Francés]". La única explicación fiable de que la logia no dejara rastros de estas actividades es que incurriera en diversas irregularidades masónico-administrativo.

A pesar de ser más remota, cabe la posibilidad de que Valdés Domínguez se refiriera al General de Brigada Fernando Pierrad quien fuera diputado a la Asamblea en 1873 por Madrid. Sin embargo, no existen indicios creíbles acerca de su vinculación a la Masonería, a diferencia de Blas Pierrad quien fuera de los más prestigiosos miembros españoles del OGAU. También menciona

Valdés Domínguez que en esta logia se reunían jóvenes cubanos y notables literatos y periodistas, personas con los que a lo largo de su vida Martí tuvo contacto en todos los países que visitó.

Desde las primeras décadas de la República Neocolonial constituyó una tarea importante para los masones encontrar elementos concretos que demostraran la militancia masónica de José Martí. Con este objetivo se realizaron numerosas gestiones en Estados Unidos, México y España, por ser países en los que pasó largos períodos de tiempo durante su vida como exiliado y tuvo un importante contacto con masones o instituciones masónicas en los mismos.

El capitán del Ejercito Libertador y masón Ángel Rosendo Zayas publica en

1931 un folleto bajo el título "El Francmasón de la República de Cuba y su

Hermano José Martí Pérez" el cual expresa el profundo respeto y admiración que sentía los masones por José Martí, cuyo nombre llevaban numerosas logias simbólicas y cuerpos escoceses, además de las diferentes mociones que fueron aprobada por las distintas logias de la jurisdicción de la Gran Logia de la Isla de Cuba como homenaje al Apóstol. Luego en 1935, el Ex-Gran Maestro Dr. Gabriel García Galán nombró una Comisión Especial encabezada por Miguel Ángel Valdés para investigar en Cuba y el exterior si Martí había pertenecido a alguna otra logia además de la "Armonía", aunque esta investigación no arrojó evidencia alguna de este hecho.

Dos años más tarde, en 1937, el mismo Miguel Ángel Valdés publica un folleto de 30 páginas bajo el nombre "Martí, Masón" resultado de una profunda investigación, siendo uno de los trabajos más completos que se habían realizado sobre el tema en esa época. El trabajo de Valdés está orientado en dos direcciones: la primera que aborda el tema de los testimonios y evidencias existentes sobre la militancia masónica de Martí y el segundo, es una revisión de los ideales masónicos presentes en los escritos martianos, que tienen puntos en común con los ideales de la fraternidad. Algunos de estos ideales son los referentes a las religiones y la supervivencia del alma, el concepto del honor y del deber, el amor a la familia, el amor a la Patria, el amor a la humanidad y el amor a todo, entre otros, elementos que defiende utilizando fragmentos de sus escritos en los que están tanto explicita como implícitamente.

La investigación de Valdés aporta algunos elementos que están dirigidos a la vida masónica de Martí en New York. Plantea el autor que según informaciones aportadas por Joaquín Navarro Palomares "Martí presidio en New York la Logia "Sol de Cuba No. 39", perteneciente al Oriente de la Gran Logia "Prince Hall" y que siendo Martí Venerable Maestro de la misma se iniciaron en ella el General Antonio Maceo y otros patriotas en 1894" (Valdés 1939, 7). No obstante, el autor aclara que esta información fue desmentida por otro hermano el cual afirma que Maceo fue iniciado en Panamá. De igual manera recoge testimonios de terceras personas que afirman haber participado con Martí en actividades vinculadas directamente a la masonería.

En 1946 es publicado "Martí en la Masonería" del masón mexicano Camilo Carrancá Trujillo, resultado de una investigación exhaustiva realizada por el investigador. Plantea Carrancá que durante su estancia en México es imposible que Martí no se afiliase a la Masonería debido a que en la Logias era donde existían mayores posibilidades de obtener apoyo y recursos económicos para los cubanos que se encontraban luchando en las campiñas mambisas en esos momentos. Las Logias eran lugares donde las ideas liberales eran bien acogidas entre sus miembros, por lo que las ideas de liberación de la patria de José Martí contaban con partidarios entre estos intelectuales que se reunían en el lugar. Similar situación había ocurrido en España, donde presuntamente se inició Martí en la Masonería. Los más liberales se reunían en las logias masónicas, como la Logia Armonía en la que además de los españoles liberales se reunían cubanos que trataban de ganar aliados para la causa cubana. No obstante, las consideraciones de este trabajo realizado por el mexicano Trujillo se basan en la interpretación y lectura entre líneas de una serie de artículos periodísticos publicados por José Martí3 en la que hace alusión a su asistencia a algunas de las actividades realizadas por estas organizaciones y por los elementos planteados en defensa de los principios de la masonería y sus practicantes. Entre los contactos en México cabe destacar al cubano Nicolás Domínguez Cowan, fundador del primer periódico masónico en Cuba.

No obstante, se puede apreciar claramente el aprecio y respeto que sentía el Apóstol por la Masonería al expresar en una carta al señor Adrian Segura publicada en "La revista Universal": "Hubiera yo deseado que aquél Segura fuera Ud. porque así me llevaría hacia Ud. un lazo más de fraternidad y simpatía".

(Martí 1876, 256)4

En un texto titulado Martí en Santo Domingo el autor Emilio Rodríguez Demoriz plantea refiriéndose a la entrevista entre Martí y Gómez:

Cumplió su deber visitando con el Generalísimo la Respetable Logia "Quisqueya", eslabonándose con aquellos generosos y buenos hermanos, que tanto bien le hicieron a Cuba. Oí esa noche el torrente elocuente del verbo del Maestro. Mi alma quedó inundada por la divina luz de la Masonería y por los resplandores de aquel hombre maravilloso.

Escribe Alejandro Torres Rivera que en la biografía Nueva y Humana visión de Martí, escrita por Carlos Márquez Sterling se cita un texto de Bernardo Gómez Toro5 en el que se hace referencia a declaraciones hechas por el Capitán del carguero alemán Nordstrand, Heinrich J. Th. Löwe explicando como accedió a trasladar a Martí y otros compañeros a suelo cubano:

"…El Sr. Martí me explicó que ellos eran jefes insurgentes y que sus compañeros en Cuba les esperaban para librar su patria del gobierno español. (…) el Sr. José Martí se me daba conocer como hermano, hermano de la francmasonería a la cual yo también pertenecía, yo estaba de acuerdo con los deseos de los señores."

Según el libro José Martí, 1853-1895 de Ibrahim Hidalgo Paz este encuentro entre Martí y el Capitán Löwe ocurrió el 4 de abril de 1895, gracias a las gestiones del cónsul de Haití en Gran Inagua, adonde habían arribado la noche del día 2, quien era un simpatizante de la causa cubana.

Otro testimonio es el de Pedro García Valdés en un discurso pronunciado en el Salón de Actos de la Sociedad "Unión Club" el 28 de enero de 1931 donde decía que Martí comenzó a sobresalir como orador en la Logia Armonía para luego brillar con luz propia en México, Guatemala, Venezuela y Estados Unidos.

Otro elemento que ha sido utilizado por los defensores de la afiliación masónica de Martí es el hecho de que los masones para comunicarse entre ellos utilizan símbolos, gestos o palabras que los identifiquen entre ellos. Plantea Alejandro Torres Rivera que el uso de la palabra hermano por Martí en su diario para referirse a otra persona es una prueba de dicha militancia.

"A las ocho me llamó hermano Nephtalí en Fort Liberté: a las cinco, costeando la concha de la bahía, entró por la arena salina, en Cabo Haitiano."

(Martí 1895, 197)6

Este fragmento es tomado del Diario de Martí con fecha 2 de marzo de 1895, cuando pernocta en casa del haitiano Nepthalí Reyes. La significación de la palabra hermano está dada en la masonería por el hecho de que es con la cual trata un masón a otro. La masonería utiliza como imagen una viuda de la cual todos los masones son hijos, por lo que todos los iniciados son "hijos de la viuda" y es hermano de todo masón. De está relación surgen las normas de respeto y obligación respecto a otros masones y hacia los hijos de aquellos a los que considere "hermano".

Luego este término vuelve a ser utilizado para referirse a Nephtalí, el cual responde a Martí cuando este le pregunta lo que le debe por el alojamiento brindado durante la noche anterior: "Comment frère? On ne parle pas d"argent avec un frère."7

(Martí 1895, 203)8

Es cierto que no Martí no reconoció abiertamente el hecho de que era masón, pero hay que analizar también que desarrolló su actividad masónica a espaldas de la Iglesia, del Estado Español, de los organismo masónicos regulares y de los enemigos y detractores de la masonería. También haber reconocido su afiliación masónica podría haber representado un error político en su intento de desarrollar una lucha en contra de la metrópoli española, ya que habría representado un obstáculo para obtener el apoyo de algunos sectores y servido de arma de desacreditación política para los enemigos de Martí.

Respecto a los grados masónicos presuntamente alcanzados por Martí está la obtención del grado 30º del REAA9 aunque tal grado no tiene cabida ni equivalencia en el Rito Francés o Moderno10, aunque pudo alcanzarlo por otras vías presumiblemente durante 1872 cuando perteneció a la Logia Armonía No

36 junto a Fermín Valdés Domínguez. Aún así, si obtuvo este grado entre

1871-1873 es excesivamente rápida la exaltación masónica de José Martí.

Las joyas masónicas aportadas por la viuda de Fermín Valdés Domínguez que supuestamente pertenecieron a Martí, donde ostenta el grado 18o Soberano Príncipe de Rosa Cruz y grado 30o del Rito Escocés. (Ver Anexo 1).

Martí Masón

Pertenece el crédito de haber encontrado estos documentos tan valiosos al profesor de Historia de la Universidad de Cienfuegos Samuel Sánchez Gálvez quien realizaba su tesis doctoral en el tema de "El pensamiento masónico en Cienfuegos entre los años 1878 y 1902". Estos documentos fueron encontrados en la Logia "Fernandina de Jagua" fundada en Cienfuegos en 1878. Inmerso entre varios documentos centenarios y llenos de polvo se encontró el expediente masónico de Amelio de Luis y Vela de los Reyes. Realmente este nombre no hubiera tenido ninguna importancia de no haber sido por lo mencionado por Fermín Valdez Domínguez en 1908 en "Ofrenda de Hermano" en el cual planteaba que en su estancia en Madrid, él y Martí visitaban la logia Armonía que sostenía un colegio para niños pobres en el cual su director y maestro era don Amelio de Luis y Vela de los Reyes. En dicho expediente se encontraba el diploma de maestro masón de Vela de los Reyes y la firma de

José Martí con el grado 30 y el cargo de Secretario General de Sellos en este. Sin embargo el documento no remitía a la logia Armonía a la cual se pensaba que había pertenecido Martí, se refería a la logia Caballeros Cruzados No. 62 perteneciente al Gran Oriente Lusitano Unido (GOLU), un cuerpo masónico que residía en Portugal pero que llegó a tener cerca de 80 talleres por toda España. No obstante algunos autores plantean que es imposible que la logia madrileña

Caballeros Cruzados tuviera el número 62 en los registros del GOLU ya que ese número correspondió a la logia Hijos de Hiram, fundada en 1872. A

Caballeros Cruzados se le asignó por el GOLU el número 42, según el Boletín del Gran Oriente Lusitano Unido (BOGOLU), considerándose la diferencia de los números como un simple error.

Martí estuvo en contacto con la influencia masónica desde sus primeros años y ya militaba en este tipo de organizaciones a los 18 años. Su padre Don Mariano Martí era masón y se cree que su maestro Rafael María de Mendive perteneciera a la masonería, por lo que desde pequeño Martí estuvo influenciado por estas ideas. Entre los documentos encontrados por Sánchez Gálvez (Anexo 2) está el diploma de maestro masón emitido a Vela de los Reyes firmado por José Martí y otros miembros con fecha 4 de julio de 1871 y también apareció una carta dirigida a Vela donde se anuncia su elección para dicha entidad firmada con el seudónimo de Anahuac, utilizado por Martí para firmar algunos de sus artículos.

Cabe preguntarse quién era Vela de los Reyes y por qué estaba la firma de José Martí en dicho diploma. Amelio de Luis y Vela de los Reyes era español que había sido deportado por infidencia, o sea de ayudar al movimiento independentista cubano, luego de la Guerra de los Diez Años regresa a Cuba y se establece nuevamente en Cienfuegos donde pasó los últimos días de su vida. Al trasladarse a Cuba era necesario, para poder continuar con su vida de masón en la isla, solicitar la baja de la logia a la que pertenecía en España. Cuando un masón por alguna determinada razón solicita la baja de una logia, ésta está en la obligación de entregarle un certificado donde consta su carácter como miembro de la misma, fecha de ingreso y grado que ha alcanzado hasta ese momento. Este documento es un aval que le sirve para solicitar su ingreso a otra logia en cualquier parte del mundo. Cumpliendo con estos trámites para poder continuar con su vida como masón, solicita la afiliación en Fernandina de Jagua presentando los documentos requeridos.

Entre los documentos del expediente de Vela de los Reyes aparece un Diploma de Maestro Masón (Grado 30), con fecha 4 de julio de 1971 emitido por la Logia Caballeros Cruzados, perteneciente al GOLU en el que aparece plasmada la firma de José Martí como secretario, un alto cargo de responsabilidad en la logia, en el que ostenta el Grado 30 de Maestro Masón. A pesar de estas evidencias documentales no pude negarse categóricamente que Martí no halla pertenecido a la Logia Armonía, debido a que el documento encontrado esta fechado un año antes de que Valdés Domínguez arribara a Madrid, pero esta claro que Valdés Domínguez si perteneció a ella, según consta en su diploma de grado 18 expedido en septiembre de 1872.

Otro de los documentos encontrados en el expediente es una carta firmada el

1ro de julio de 1871 que notificaba a Vela que había sido elegido para el puesto de Primer Vigilante de la logia en 18 de mayo de ese año. La carta estaba firmada por el Venerable Maestro de Logia y el Secretario. El primero firmó bajo el seudónimo de Carlos XII, grado 330 y el segundo empleó el nombre simbólico de Anahuac, grado 30.

Estos documentos fueron analizados por especialistas los que concluyeron que se puede afirmar que la firma y la rubrica bajo las mismas coinciden con la usada por Martí en innumerables ocasiones. Análisis caligráficos realizados por especialistas del Centro de Estudios Martiano garantizaron la veracidad de los documentos.

Con este hallazgo, toda duda razonable acerca de la relación Martí y la masonería queda totalmente descartada, pero estos no son los únicos elementos que ubican a Martí dentro de la fraternidad. En sus escritos existen otros elementos que lo relacionan con esta, como el uso de términos propiamente masónicos y la presencia filosófica masónica en sus ideas, que deberá ser analizado a profundidad para poder llegar a conclusiones sobre su pensamiento y su actuar.

A modo de conclusiones

Luego de realizada la investigación quisiéramos aportar algunos elementos que a manera de conclusión se obtienen de la misma.

• Desde finales del siglo XIX se intentó probar la militancia masónica de Martí, la cual solo arrojó elementos testimoniales que no podían ser probados documentalmente, lo que daba a los detractores de esta teoría un arma para refutar las investigaciones llevadas a cabo por los investigadores.

• Los documentos encontrados por el Doctor Samuel Sánchez Gálvez en el expediente perteneciente a Amelio Vela de los Reyes en la logia Fernandina de Jagua de Cienfuegos prueban categóricamente que el Apóstol cubano fue Masón.

• El hecho de que los documentos ubiquen a Martí en la logia Caballeros Cruzados no descarta ni ofrece elemento alguno para suponer que a lo largo de su estadía en España halla pertenecido a la logia Armonía 52 dependiente al GOLU.

• Las joyas masónicas indican que Martí ostentaba el grado 180 Soberano

Príncipe de Rosa Cruz y grado 30o del Rito Escocés.

• Martí se inició en la masonería entre febrero y junio de 1871 en la logia Caballeros Cruzados No 62. El hecho de que en el documento firmado a Vela de los Reyes ostentara del grado 30, da a entender que en menos de cuatro meses se inició y ostentaba un cargo importante en la logia. El

tema de la edad no es realmente un elemento importante ya que en los

Estatutos Generales por los que se guiaba el GOLU, estaba autorizada la iniciación en algunos casos con 18 años si eran hijos de masones o estudiantes universitarios, Martí era ambos.

• El nombre simbólico de Anahuac data de mucho antes de lo que se había pensado hasta el momento del descubrimiento. Este era el nombre que escogió Martí al iniciarse en la masonería y que luego usara en las actividades independentistas.

• Quedan muchas preguntas pendientes acerca de este tema que deberán ser estudiadas en mayor medida a partir de ahora.

BIBLIOGRAFÍA

Carrancá Trujillo, Camilo: Martí en la masonería. La Habana. Editorial Lex.

1946.

De Paz Sánchez, Manuel. La gran decepción de José Martí, Nuevo Mundo Mundos Nuevos, 2008. http://nuevomundo.revues.org/30883 Consulta: Noviembre 2010.

Francmasonería. Wikipedia, La

enciclopedia

libre.

http://es.wikipedia.org/wiki/Francmasoner%C3%ADa

2010.

Consulta:

noviembre

Grado masónico. Wikipedia, la enciclopedia libre. http://es.wikipedia.org/wiki/Grado_mas%C3%B3nico Consulta: noviembre 2010

Hallazgo confirma la afiliación masónica de José Martí. Gran Logia de Cuba. http://www.granlogiadecuba.co.cu/pages/inciacion_1.php Consulta: octubre

2010.

Hidalgo Paz, Ibrahim: Cronología martiana, La Habana, Centro de Estudios

Martianos, 2003.

Hombre de principios. Revista La Gran Logia. 114 (7). 1994.

Martí Pérez, José: Obras completas. 26 tomos, La Habana. Editorial de

Ciencias Sociales, 1991.

Pardo Valdés, Gustavo E: Martí masón. La colmena, 2007. http://www.desdecuba.com/mason/?p=37 Consulta: octubre 2010.

-------------------------------------------: Martí masón (III). La colmena, 2007. http://www.desdecuba.com/mason/?p=171 Consulta: octubre 2010.

-------------------------------------------: Un mito sobre Martí. La colmena, 2007. http://www.desdecuba.com/mason/?m=20100209 Consulta: noviembre 2010.

Sánchez Gálvez, Samuel: Martí ciñó el mandil, La Habana, Eds. Bachiller,

2007.

Toledo Sande, Luis: ¿Martí masón? Granma. La Habana, 8 de noviembre

2003.

Torres-Cuevas, Eduardo: Martí masón. Granma. La Habana, 23 de noviembre 2003.

Torres Rivera, Alejandro: El pensamiento masónico en José Martí: una contribución al debate desde la masonería patriótica puertorriqueña. http://www.areitodigital.com/El%20pensamiento%20masonicoJOSE%20MARTI. htm Consulta: octubre 2010.

Valdés Galarraga, Ramiro: Diccionario del pensamiento martiano, La

Habana, Editorial de Ciencias Sociales. 2002.

Valdés y Valdés, Miguel Angel: Martí, Mason. La Habana. Editorial Mundo

Masónico. 1939.

Vázquez Pérez, Eduardo: La página en blanco de la biografía de Martí: La Masonería. El Caimán Barbudo Digital. http://www.caimanbarbudo.cu/html_total/simpresas/articulos/340/index_articulo

_04.htm Consulta: octubre 2010.

Vidal, César: ¿Influyó la masonería en la pérdida de Cuba? Fin de semana digital. 2005. http://findesemana.libertaddigital.com/influyo-la-masoneria-en-la- perdida-de-cuba-1276229547.html Consulta: Octubre 2010.

Anexos

Monografias.com

Joyas Masónicas pertenecientes a José Martí. Tomada del artículo Un mito sobre Martí.

Monografias.com

Carta del Secretario, de nombre simbólico Anahuac, Maestro Masón 3º, de la Logia Caballeros Cruzados Nº 62, a Amelio de Luis Vela de los Reyes, informándole de su elección el 18 de mayo de 1871 como Primer Vigilante de la logia. (Madrid, 1 de julio de 1871)

Tomado del libro Martí Ciñó el Mandil de Samuel Sánchez Gálvez.

Pruebas documentales. Tomadas del libro Martí ciñó el mandil de Samuel

Sánchez Gálvez.

Monografias.com

Diploma de Maestro Masón, emitido el 4 de julio de 1871 por la logia Caballeros Cruzados, perteneciente al Gran Oriente Lusitano Unido.

NOTAS:

1 Manuel Paz de Sánchez plantea en La gran decepción de José Martí. Sobre su vinculación a la masonería en España, 1871-1874 que el verdadero apellido del general español venerable de la Logia Armonía era Pierrad y no Pierrat, pero existieron dos generales con el mismo apellido según el listado del archivo del Congreso de Diputados.

2 Sánchez Paz plantea en el mismo documento que en el período 1870-1871 las logias de Madrid habían contraído numerosas deudas económicas con el GOLU, a las cuales se "acusaba" de ser las responsables de la situación económica que presentaba el mismo en aquel momento. Esto provocó que fueran suspendidos los derechos masónicos hasta tanto no liquidaran sus deudas las logias madrileñas Igualdad, Constancia, Razón, Luz, Justicia, Amor, Caballeros Cruzados y Armonía.

3 Se refiere al debate sostenido entre Martí y el diario El Federalista debido a un artículo publicado bajo el título "La Fiesta Masónica". En este debate Martí aborda diversas ideas relacionadas con la masonería y es donde plantea su concepto de masonería.

4 Martí Pérez, José: Obras Completas. T20. La Habana. Editorial de Ciencias Sociales. 1992. 5Dr. Bernardo Gómez Toro. Hijo del Generalísimo Máximo Gómez Báez.

6 Martí Pérez, José: Obras Completas, t19. La Habana. Editorial de Ciencias Sociales. 1991.

7 La traducción de esta frase sería: "¿Cómo hermano? No se habla de dinero con un hermano."

8 Martí Pérez, José: Obras Completas, t19. La Habana. Editorial de Ciencias Sociales. 1991.

9 Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Puede encontrarse en diferentes bibliografías como REEA o REEA y A.

10 Esta contradicción esta dada por las informaciones aportadas por Victoriano Martínez de León que plateaban que la logia Armonía practicaba el Rito Francés que solo consta de 7 grados.

 

 

Autor:

Ernesto Batista Sánchez

Leonardo Fidel Mora Hernández

Universidad de Holguín

Oscar Lucero Moya Facultad de Ingeniería Industrial Licenciatura en Turismo

Holguín, Mayo de 2011

Monografias.com


Comentarios


Trabajos relacionados

  • The Islam

    Believes of Islam. Khalila and Dimna. Islam in Spain. Primitive religions have their origins in the search of God by th...

  • El pan de la proposición y su aplicación hoy en día

    La siguiente información se basa en una extensa investigación realizada por algunos testigos de Jehová en la república m...

  • Las virtudes y la prudencia

    Areté. Las virtudes. De la gracia del Espíritu Santo a las virtudes. Este trabajo está organizado de la siguiente maner...

Ver mas trabajos de Religion

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.