Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Alberto Olmedo. La Sonrisa en tiempo presente




Partes: 1, 2, 3

  1. Tema elegido
  2. Fotos
  3. Justificar la elección del tema
  4. Antecedentes históricos
  5. Marco teórico
  6. Reportajes
  7. Conclusiones finales
  8. Obra de Alberto Olmedo
  9. Fuentes y agradecimientos

Tema elegido

Una investigación sobre el porqué de la gran vigencia del actor cómico argentino Alberto Olmedo.

OBJETIVO

A lo largo de este trabajo voy a ocuparme y tratar de averiguar la razón de la gran permanencia en el gusto popular argentino del actor cómico Alberto Olmedo a más de 20 años de su muerte.

Es razonable que un hombre dueño de un gran carisma, un talento singular, una trayectoria importante (3 décadas de trabajo en televisión, cine y teatro) y generador de muchos éxitos vaya a ser recordado con el paso de los años. Periódicamente se le realizará algún homenaje y en mayor o menor medida tendrá algún reconocimiento impulsado por algún grupo de admiradores. Pero Alberto Olmedo, a lo largo de estas dos últimas décadas, viene superando ampliamente esos tributos.

Por empezar, no pasa un año sin que se recuerde cada 5 de marzo el aniversario de su fallecimiento en diarios, programas televisivos, radiales y actualmente páginas de Internet. Ese recordatorio en ocasiones se hace extensivo a la fecha en que cumpliría años, el 24 de agosto. Hay otros cómicos o personalidades importantes que son recordadas pero no de esa manera, sin ir más lejos, Jorge Porcel o Javier Portales (dos cómicos de excepción y compañeros históricos de Olmedo) raramente son homenajeados en los aniversarios de sus fallecimientos y mucho menos nacimientos y cuando aparecen en los medios es, generalmente, porque están incluidos dentro de algún homenaje al rosarino. En ese sentido me parece que el cómico que le sigue en reconocimiento a Olmedo (estoy hablando de repercusión en los medios y no de calidad de trabajo) es Tato Bores.

Otro síntoma de su vigencia se da en la calle. En innumerables ocasiones uno es testigo, e incluso destinatario, de alguna frase propia de Olmedo pronunciada por gente que hasta resulta ser joven como para haber visto al cómico decirlas cuando sus programas se emitían originalmente. Frases como "¿Me trajiste la nena?", "Adianchi", "Y si no me tienen fe" (El Manosanta), "Éramos tan pobres" (Pérez y Señora), "Hay efectivo" (Álvarez y Borges), "¡De acá!" (El Dictador de Costa Pobre), "Si la vamos a hacer, vamos a hacerla bien" etc. Además de escuchar como ringtones "El negro no puede" o la canción de Michel Fugain que se hizo muy popular en Argentina por haber sido la cortina de No Toca Botón, su exitoso ciclo televisivo de la década del 80.

Alguna vez me pare a mirar la reacción de algún que otro transeúnte que pasaba por al lado del monumento a sus manos que se erigió en 1993 en la avenida Corrientes, casi llegando a Callao. Claro, por esa esquina pasa mucha gente ocupada y apurada que busca llegar a destino lo antes posible, pero algunas personas sintieron curiosidad por saber de que se trataba y dispusieron de algunos segundos para leer que esa construcción, que llegó a tener una foto antes de que sea víctima de la rapiña, es un homenaje que el propio Olmedo anheló tener. Al darse cuenta, vi una instantánea sonrisa en la cara de muchos. En otros casos vi gente que ya sabia de ese monumento y al pasar palmeaban el sector en donde están eternizadas las manos del cómico, como quien saluda a un amigo.

Otro signo de su vigencia es la constante reedición de material suyo ya sea en formato fílmico (vhs en los 90 y DVD en 2000) como fonográfico (algunos de los discos que grabó fueron republicados en cassette y CD). Teniendo en cuenta que actualmente mucho de ese material se descarga por Internet, el hecho de que se sigan publicando dvds de las películas y programas de Olmedo indica que, a pesar de todo, se siguen vendiendo.

Dentro de las reediciones podemos incluir también la reposición en televisión de No Toca Botón en 1998 y actualmente en 2011, en ambos casos por Canal 9, marcando muy buen nivel de rating. Canal 13, años atrás, exhibía algunas de las películas de Olmedo y Porcel durante las tardes de domingo y el canal de cable Volver periódicamente repone algunas de las películas menos conocidas de fines de los 50, de los 60 o "Susana quiere, el negro también", de igual forma que retransmiten el programa de comienzos de los 80 "Alberto y Susana".

Sabido es que Olmedo fue un pionero del "chivo" (actualmente conocido como PNT) en televisión. Uno de los mas recordados es el que hacia durante el sketch "Pérez y Señora" en diálogo con Javier Portales promocionando los fideos Nutregal. Resulta que muchos años después esa marca decidió volver a publicitar sus célebres fideos por televisión durante el programa de Jorge Rial y lo hizo con las imágenes de archivo de esa inolvidable dupla.

Por lo general, cada vez que Canal 13, Canal 11 y Canal 2 hacen ciclos en homenaje a grandes personalidades del espectáculo, Olmedo no deja de tener un programa especial.

En programas de recuperación de archivo, como por ejemplo "REC" en su momento o en la sección "Bendito Momento" que tuvo "Bendita TV", ambos conducidos por Beto Casella (quien además hizo la investigación y redacción de un libro dedicado a la televisión en el que "El Negro" tiene 5 páginas), a veces pasaban videos suyos de sus programas e incluso le daban a elegir a la gente entre diferentes sketchs para que seleccione telefónicamente con cual querían que se cierre el programa. Justamente en el programa "REC" Canal 9, 2002) uno de los concursos que se hizo y que duró varias semanas fue el sorteo de un afiche original de la película "Las aventuras del Capitán Piluso en el Castillo Encantado" recepcionándose un importante número de cartas para participar por el mismo.

Si de concursos televisivos se trata podemos agregar que el programa de conocimientos sobre grandes personajes del espectáculo argentino "Volver Pregunta", transmitido por la señal de cable "Volver" desde el año 2010, contó durante su segundo ciclo con un participante respondiendo sobre la vida y obra del cómico rosarino.

En ocasiones, diarios o revistas publican colecciones dedicadas a los grandes del espectáculo argentino y no puede dejar de aparecer un fascículo, una sección o una pagina dedicada a Olmedo o a alguno de sus personajes. Pasó con la colección del diario Clarín "Ídolos del Espectáculo" en el que el actor rosarino fue tapa de la primera entrega. Pasó con la colección de fascículos y cds "Los Años Dorados" de la Revista

Semanario que incluyó un poster de Rucucu frente a la Torre Eiffel. La revista Pronto publicó en 2008 una serie inicial de 4 fascículos con dvds con algunos de los mejores

sketchs de "No toca botón". Posteriormente, las buenas ventas llevaron a que le agreguen a la colección dos volúmenes más.

En otros casos su figura es recordada en algunos programas de TV o de radio, pero haciendo alusión a su vida privada (mujeres que tuvo, excesos, hijos etc.). Generalmente se da en programas sobre la farándula. Un caso es el programa de Viviana Canosa en donde llegaron a confrontar Juan Carlos Casas (secretario personal de Olmedo), Facha Martel (actor y amigo de Olmedo) y Nancy Herrera (última mujer de Olmedo).

Otra muestra de su vigencia es la cantidad de reproducciones que tienen sus videos en la popular página You Tube. Por citar algunos ejemplos: la película "El Manosanta está Cargado" (subida en octubre de 2010) cuenta con un total de 10913 reproducciones, "Expertos en pinchazos" 58007, "Atracción peculiar" 9706. En otros casos sketchs como "Álvarez y Borges" subido en diciembre de 2007 suma 367979 reproducciones, "El Manosanta" 279392, "El dictador de Costa Pobre" 90754, "El Nene" 26035, "Pérez y Señora" 198695 "El Psicoanalista" 40131. Extracto de "Los hombres piensan solo en eso" 531303, "Mírame la palomita" 180502, "Rogelio Roldán" 229698 entre otros.

En ese sentido, a mediados de 2011 se publicó un video con el crudo de la grabación de un comercial que hizo Olmedo en septiembre de 1987 para la agencia de lotería Tedeschi de Rosario. La noticia de la aparición de esta grabación fue comentada en diversos medios, diarios digitales y sitios de Internet. A dos meses y medio de su subida a You Tube, este video sumó más de 12300 reproducciones.

Esa misma agencia de lotería se encarga periódicamente de homenajear a Olmedo emitiendo almanaques de bolsillo o postales con la imagen de sus personajes.

Y si de Internet se trata, el cómico no podía faltar en la red social Facebook contabilizándose, por lo menos, 18 páginas dedicadas a él, a sus frases, a sus programas y a sus personajes.

Otra muestra de su vigencia son los homenajes que recibió: ya sean monumentos en Buenos Aires, Mar de Plata o Rosario. Nombres de bares o restaurantes. Su nombre en un vino y hasta en una cancha auxiliar del Club Rosario Central, el cuadro del cual Olmedo era hincha. También el estudio de Canal 11 en donde se grababa No Toca Botón fue bautizado "Alberto Olmedo".

También se hicieron muestras con exhibición de material relacionado con él (fotos, tapas de revistas, afiches, objetos personales). Documentales para TV y cable.

Desde su fallecimiento fue motivo de, por lo menos, 6 libros que narran su vida y sus anécdotas. Además de ser mencionado en otros libros referidos a la televisión y al espectáculo argentino.

El rock argentino también lo supo homenajear. Ya en 1986, con Olmedo en vida, Fito Páez le dedicó una frase dentro de la canción "Instan-taneas". En 1990 incluyo fragmentos con su voz en el tema "Tercer Mundo" y posteriormente, en 1994, le dedicó uno de sus temas más conocidos "Tema de Piluso".

Luis Alberto Spinetta le dedicó (así como también a Humberto Ortiz) el tema "Piluso y Coquito" publicado en 1998.

Charly García afirmó en su momento que el disco "Alta Fidelidad", grabado con Mercedes Sosa, tuvo en un principio como título tentativo "De acá" con una foto de Olmedo haciendo el gesto característico en la tapa.

Otro caso fue el del grupo liderado por Pipo Cipolatti y Daniel Melingo "Los Twist" que para su segundo disco, registrado en 1984, invitaron al actor cómico a cantar unos versos en el tema "Mirando vidrieras, cotejando precios". Finalmente su participación no fue posible porque Olmedo no se presentó a la grabación.

El propio Olmedo supo homenajear semanalmente desde "No toca botón" al rock argentino de los 80 cantándole a la actriz Silvia Pérez una pequeña estrofa de algún tema al azar (Charly García, Fito Páez, Sueter, Soda Stereo, Fabiana Cantilo entre otros) cada vez que abría el sketch de "Álvarez y Borges".

En la actualidad hay dos centros culturales llamados "Alberto Olmedo". Uno en Ciudadela y otro en Caballito.

Otro barrio que le hizo un homenaje es Mataderos, cuyos vecinos tras muchos años de pelear por impedir que se destruyera el cine El Plata, que es Patrimonio Cultural, reinauguraron felizmente la sala el 1 de octubre de 2011 y lo hicieron con un ciclo llamado "Olmedo siempre estuvo cerca", en el cual proyectaron a lo largo de los viernes, sábados y domingos de todo el mes películas de su dupla con Porcel y una con Tato Bores.

El miércoles 2 de noviembre de 2011 se inauguró en la esquina de la avenida Corrientes y Uruguay una escultura que muestra las figuras de Álvarez y Borges (Olmedo y Portales) sentadas en ese eterno sillón de dos cuerpos, sonrientes y Olmedo está con las piernas cruzadas en la clásica pose que repetía cada viernes en el sketch de No Toca Botón. La obra fue realizada por el escultor Fernando Pugliese trabajada en fibra de vidrio y resina epoxi. Resultó ser un homenaje del Gobierno de la Ciudad y en su inauguración, además del Gobernador y gente del gabinete, estuvieron las actrices del elenco de No toca Botón Divina Gloria, Adriana Brodsky, Susana Traverso, Beatriz Salomón y Silvia Pérez. También estuvieron Gerardo Sofovich y Celia Sofovich (viuda de su hermano Hugo).

Hay anunciados dos proyectos para cine relacionados con Alberto Olmedo. Uno es la realización de una película de dibujos animados con las aventuras del Capitán Piluso y su inseparable amigo Coquito. El otro proyecto es una película biográfica que alterne fotos y filmaciones en la que la historia del rosarino esté contada por él mismo a traves de las grabaciones de las entrevistas que dio a distintos medios.

Fotos

Monografias.com

Homenaje en 2011 del centro cultural que lleva su nombre en Ciudadela, Bs. As.

Monografias.com

Imagen del "Paseo de la fama" ubicado en la vereda del Hotel Hermitage de la ciudad de Mar del Plata. Allí Olmedo plasmó sus manos para la posteridad en el año 1985.

Monografias.com

Mural realizado en Rosario, Santa Fe.

Monografias.com

Fachada del Bar del Negro y vista de la estatua emplazada en su frente. Rosario.

Monografias.com

Transmisión de la noticia de la inauguración de la estatua de bronce realizada por la periodista y artista plástica Carmita Batle ubicada en Rosario. La misma fue inaugurada el domingo 29 de abril de 2007 como cierre del Festival del Humor.

Monografias.com

Imagen del monolito inaugurado en 1993 en la avenida Corrientes casi Callao, justo enfrente de donde se ubicaba la puerta del Teatro Alfil.

Monografias.com

El brazo de un fanático de Olmedo y Porcel que decidió tatuarse la imagen del dúo cómico.

Monografias.com

Etiquetar una persona Compartir MIGUEL Y SI NO ME TIENEN FE

Imagen del músico Miguel Mateos saliendo de un recital en el Teatro Coliseo Podestá de La Plata en 2010. La foto fue publicada por una fan en una red social. Para describir con palabras el gesto del músico en la foto utilizó una de las frases más populares de Olmedo.

Monografias.com

Almanaque de bolsillo realizado en 2001 por la agencia de lotería Tedeschi de Rosario

Monografias.com

Escultura en homenaje a Álvarez y Borges inaugurada en la esquina de Av. Corrientes y Uruguay de la Capital Federal en noviembre de 2011

Justificar la elección del tema

En principio un trabajo que hable sobre Alberto Olmedo es una investigación sobre alguien importante dentro de la historia de la televisión argentina, por su condición de pionero, por ser el protagonista del primer gran éxito en cuanto a programas destinados a chicos se refiere. Protagonista de uno de los programas más exitosos, No Toca Botón que tenia altos niveles de raiting, y ser autor de personajes televisivos que quedaron para siempre dentro del inconciente colectivo de los televidentes como El Manosanta, Rogelio Roldan, Borges (en su sketch con Javier Portales) y Rucucu. Todo esto sin mencionar sus éxitos en cine y teatro.

Es útil para la comunidad en general y los estudiantes para conocer mejor a alguien de quien quizás conozcan algunos personajes de sus últimos ciclos televisivos o Piluso ignorando que Olmedo tuvo una carrera de más de 30 años. También para saber de donde provienen algunas expresiones que son absolutamente frecuentes en nuestra vida cotidiana.

En definitiva es un repaso por la vida y obra de este actor cómico y una investigación para tratar de dilucidar porqué a tantos años de su muerte sigue siendo una figura especial que se mantiene tan vigente en las nuevas generaciones.

INTRODUCCIÓN AL TEMA

"Vengo de otra galaxia y yo con mi audacia me hago respetar…"

Frase del primer tema del disco infantil Pilusman de 1980, interpretado por Alberto Olmedo y cuya letra pertenece a Humberto Ortiz.

"… 30 años de trabajo. Un negro de Rosario; con suerte"

Alberto Olmedo en reportaje con el periodista José de Zer a comienzos de la segunda mitad de la década del 80.

"Nada nos deja más en soledad que la alegría si se va"

Tema de Piluso - Fito Páez - 1994

Alberto Orlando Olmedo fue un artista que desde su juventud demostró amplias dotes para la actuación, el humor y algunas otras actividades artísticas.

Nació el 24 de agosto de 1933, hijo de Plácida Isidora Olmedo ("Doña Matilde") y José Mautone. Llevó el apellido de la madre ya que el padre los abandonó; el futuro cómico lo conocería siendo ya adulto.

De orígenes muy humildes (su infancia transcurrió en un conventillo del barrio Pichincha en la ciudad de Rosario) durante su temprana adolescencia integró la claque del Teatro La Comedia de su ciudad natal, el Primer Conjunto de Gimnasia Plástica del Club Newell"s Old Boys (con el que llegó a viajar a Chile) y posteriormente integró una asociación artística vocacional en donde actuaba. Con esta compañía actuó en Rosario e hizo giras por el interior de Santa Fe.

Llegó a Buenos Aires en busca de una oportunidad de progreso durante la primera mitad de la década del 50. De mano de su amigo Pancho Guerrero entró a trabajar en el viejo Canal 7 de Ayacucho y Posadas como switcher (lo cual lo ubica entre los pioneros de la televisión en nuestro país que había iniciado las transmisiones menos de cuatro años antes).

Tras demostrar su talento para la actuación, imitación y por sobre todo por su sentido del humor empieza a trabajar frente a las cámaras en 1956 en un programa dirigido por Pancho Guerrero llamado "La Troupe de la TV". La buena aceptación por parte del público hace que pronto su participación se extienda a otros programas.

En 1957 protagoniza el ciclo infantil Joe Bazooka, programa que seria el prologo de uno de sus personajes más exitosos y recordados: El Capitán Piluso.

Este programa, que se empezó a emitir en 1960 por Canal 9, lo mostraba a Olmedo en el rol de protagonista como Piluso acompañado siempre por su gran amigo Coquito representado por Humberto Ortiz, quien a su vez era el libretista del programa aunque el principal fuerte del dúo era la improvisación. El éxito del ciclo fue tal que en noviembre de 1961 hicieron la representación de una pelea a sala llena en el mítico estadio porteño Luna Park. El contrincante de Piluso y Coquito era un luchador de catch que recién se iniciaba y que quería tener su propio programa en la televisión: Martín Karadagian.

Para esta época Olmedo ya estaba casado con Judith Jaroslavsky, la madre de sus tres primeros hijos: Fernando, Marcelo y Mariano.

El programa del Capitán Piluso continuó emitiéndose a lo largo de toda la década del 60 pasando por también por los canales 7 y 2 de La Plata..

Este programa ubicó a Olmedo en los primeros planos y la figura del Capitán Piluso pronto se vio reflejada en muñecos, aviones de papel, revistas, un disco de cuatro canciones con el acompañamiento del grupo Organito y en la película que le dio su primer protagónico en cine: Las aventuras del Capitán Piluso en el Castillo del Terror de 1963.

En 1964 ingresa al elenco del programa humorístico Operación Ja Ja dirigido por Hugo y Gerardo Sofovich. En ese ciclo surgieron personajes como Yeneral González y el recordado Rucucu. Paralelamente empieza a tomar parte en películas como "La herencia", "La vida es un tango", "Escándalo en la familia" (donde comparte cartel con Nini Marshall) y otras de humor picaresco como "Hotel alojamiento" y "Villa Cariño está que arde".

En el programa "Operación Ja Ja" llego a participar en la primera versión de "Polémica en el Bar", un segmento que unos años mas tarde se constituiría en un programa independiente y que a comienzos de la década del 80 conseguiría un éxito notable.

En 1965 empieza el programa "Un verano con Olmedo" en donde también es dirigido por los hermanos Sofovich.

Durante la segunda mitad de los 60 continúa formando parte de distintas películas y protagonizando o integrando elencos de diversos programas televisivos como "Vivir es una comedia", "Mis queridos parientes", "Domingos de teatro porteño", "Domingos de mi ciudad" y "El Botón". Como integrante de este último programa, un auténtico seleccionado de valores del teatro y la televisión, editó dos discos "El Botón" y "Botoncitos de zarzuelas".

Se había separado de Judith en 1964 y vuelve a casarse en 1967 con Tita Russ. Con ella tendría a sus hijos Javier y Sabrina.

El 3 de diciembre de 1970 tuvo lugar un especial por Canal 11 llamado "Las 36 horas de Olmedo" durante las cuales el actor fue protagonista de una maratón televisiva que tenía como fin reunir beneficios para la Casa Cuna y el Hospital Argerich. El mes anterior se había estrenado su segundo protagónico en cine "El hombre del año".

En 1973 comienza en canal 13 el ciclo "El Chupete" con libro de Juan Carlos Mesa y "Fresco y Batata" iniciando su dupla con Jorge Porcel.

También protagoniza, junto con Susana Brunetti la comedia musical "Promesas, promesas" en el Teatro Odeon. Allí Olmedo cantaba y bailaba, alejándose del personaje picaresco que tanto éxito tenia en el teatro de revista y en el cine.

En 1973 inicia en cine un extenso y fructífero periodo con la compañía Aries. El primer film fue "Los caballeros de la cama redonda" con dirección de Gerardo Sofovich. Unos meses después "Los doctores las prefieren desnudas" consolida definitivamente su dúo con Porcel, una de las parejas humorísticas mas recordadas en la historia del humor argentino.

El sello discográfico EMI publica un disco simple interpretado por Olmedo con la foto del Mago Ucraniano en la tapa. También se editaron dos discos de chistes por el sello Microfon en los cuales Olmedo comparte "Los chistes que no se pueden contar por televisión" con Fidel Pintos, en un disco, y Javier Portales en otro, con producción y libro de Gerardo y Hugo Sofovich.

En 1975 realiza dos obras en teatro de revista, una junto a José Marrone y otra con Jorge Porcel.

En mayo de 1976 sale al aire el primer y único programa del año de El Chupete, el cual generó una recordada polémica. El hecho se produjo por un chiste al comienzo de la emisión en el cual un locutor con gesto serio aparecía en cámara y anunciaba la suspensión del programa.

Las palabras exactas (reproducidas en el libro "Queríamos tanto a Olmedo") fueron las siguientes: "En este horario y por este canal debía salir al aire hoy el primer programa del año de El Chupete. Infortunadamente eso no será posible, debido a la desgraciada circunstancia de que su protagonista, Alberto Olmedo, ha desaparecido. Este hecho nos ha llenado a todos de consternación. Sorpresivamente su familia, sus amigos, sus compañeros, el país todo, se ve privado de la presencia física de quien tanto quiere. Olmedo, el Negro Olmedo, ha hecho esta vez un viaje inesperado que terriblemente, por primera vez, no causa gracia. El Negro se ha ido… No tenemos más palabras. Guardémosle cariñoso recuerdo, viendo uno de sus programas del año pasado. Adelante, señor Director".

Si bien el parlamento total del locutor Jorge Mauricio Nicolao duraba menos de un minuto, finalizado el cual Olmedo aparecía aludiendo llegar tarde mientras se veía a los actores probándose sus ropas, la noticia de la muerte de Olmedo empezó a correr por la radio y Canal 13 debió aclarar el malentendido durante el tercer bloque del programa, dada la cantidad de llamados de la gente preguntando por la triste noticia.

Olmedo se encontraba en ese momento en el teatro Maipo a la espera de representar una función de la revista "El Maipo de gala". Allí se entero de la conmoción provocada por su humorada. Dos días después pidió disculpas públicamente y el segundo programa de

"El Chupete", pese a que estaba grabado, nunca salió al aire ya que el ciclo fue levantado por las autoridades militares que tenia en ese momento Canal 13.

En agosto de ese año y por el mismo canal hace "El Festival del Capitán Piluso" junto a su infaltable amigo Coquito (Humberto Ortiz). Las canciones que interpretaba en el programa aparecen publicadas en el disco "El Capitán Piluso y Orquesta". El tema mas recordado de ese lp (con canciones de Palito Ortega e intervenciones en algunas letras de Humberto Ortiz) fue "Piluso es bueno".

En cine sigue haciendo películas con Jorge Porcel, a la vez que alterna protagónicos con Susana Gimenez y con Tato Bores.

En 1978 protagoniza en Canal 11 el programa Olmedo 78, a la vez que sigue representando al entrañable Piluso, ahora sin la categoría de Capitán por expresa prohibición del gobierno militar que tenia la Argentina en esos años. La RCA, a través de su sello Vik, publica un nuevo disco titulado "Pilutrónico" con canciones compuestas por Waldo Belloso y Héctor Quattromano. El tema más conocido de este trabajo, que fue cortina del programa y también disco simple, fue "Pilu, Pilu, Piluso".

En 1979 protagoniza en TV el programa "Olmedo 79.

En 1980 protagoniza junto a Susana Gimenez el programa Alberto y Susana por Canal 13 con libros de Hugo Moser, Victor Sueyro y Humberto Ortiz. Coincide con las primeras transmisiones a color de la televisión argentina.

A mitad de año se estrena la película "A los cirujanos se les va la mano". Junto con Olmedo y Porcel protagonizan el film Susana Gimenez y Moria Casan.

Vuelve el Capitán Piluso, e incluye en el programa a un superhéroe bautizado Pilusman. Se edita un disco por el sello Proarca que recopila las canciones del ciclo con arreglos y dirección musical de J. C. De Mingo y dirección artística de Lalo Fransen, quien además comparte la autoria de las canciones con Humberto Ortiz. Realiza junto a Coquito algunas presentaciones públicas. Un año después el dúo pasa a Canal 11 y hacen "El Canal de Piluso". Esa seria la última etapa de Piluso ya que Humberto Ortiz fallecería, victima de un cáncer de laringe, el 11 de octubre de 1982 y Olmedo decidió no volver a personificar al recordado Capitán nunca más.

En 1981 empieza el exitoso ciclo "No toca botón" con libro de Hugo Sofovich y la participación de Moria Casán, Javier Portales y Cesar Bertrand.

Entre 1981 y 1982 protagoniza dos revistas teatrales junto a Jorge Porcel, Moria Casán y Susana Gimenez con gran éxito de taquilla.

En noviembre de 1981 la Fundación Konex le otorga el Diploma al Mérito como Actor de variedades.

Se separa de Tita Russ e inicia su relación con Nancy Herrera.

En el ciclo de 1983 de "No Toca Botón" aparecen Lucy (parodia al personaje de la película Tootsie interpretado originalmente por Dustin Hoffman) y El Nene. La primera versión de Chiquito Reyes, doble de riesgo aparecería en la temporada siguiente. Olmedo empieza a hacer los denominados "chivos" (publicidades) durante los sketchs del programa. Cabe aclarar que el actor había hecho en años anteriores varias publicidades convencionales contratado por marcas como Cinzano, Aceite Cocinero, Vino Delicioso o Diario Popular.

El verano de 1985 lo encuentra en Mar del Plata presentando la obra "El Bicho Tuvo la Culpa" junto a Susana Traverso y Nancy Herrera en el Teatro Regina y dejando las huellas de sus manos en el Paseo de la Fama, en la vereda del Hotel Hermitage.

El cómico Mario Sapag realiza, dentro de su exitoso ciclo televisivo "Las mil y una de Sapag", una imitación del personaje Rucucu, creado por Olmedo en la década del 60 y que seguía representando en su programa. Olmedo empieza a molestarse por la reiteración en la imitación y decide empezar el ciclo 1985 de No Toca Botón con una ceremonia en la que incendia el traje de Rucucu archivando el personaje definitivamente.

Ese año surgen "El dictador de Costa Pobre", la versión más popular de Chiquito Reyes, "El Psicoanalista" y "El Pitufo", estos dos últimos sktechs representados junto con Susana Traverso.

Empieza 1986 haciendo la obra teatral El Bicho Tuvo La Culpa en Villa Carlos Paz y en el nuevo ciclo de No Toca Botón surgen sus personajes El Mucamo Perkins, Álvarez y Borges (otro de sus inolvidables dúos pero esta vez con Javier Portales) y El Manosanta, una sátira de los curanderos que abundaban por aquella época, protagonizado junto a Javier Portales, Beatriz Salomón y Adriana Brodsky.

Olmedo empieza a ser furor y personificando al Manosanta realiza la publicidad televisiva de Lotería La Rioja, un ciclo en el boliche Michelangelo y un disco para EMI llamado "Alberto Olmedo y Los Manosanta", con arreglos, dirección y producción de Lalo Fransen. Las canciones son autoria de Fransen y Hugo Sofovich, a excepción de "El negro no puede" que es de Lalo Fransen, resultando ser una de las canciones más conocidas del disco y la que abriría la película "El Manosanta está Cargado" del siguiente año.

Comienza la denominada "Olmedomania" y es sensación en televisión diarios y revistas.

Durante el verano actúa en el Teatro Neptuno de Mar del Plata con la obra "El Negro No Puede" y bate récords de convocatoria con casi 120 000 espectadores, además de ganar un premio Estrella de Mar. La misma obra será representada posteriormente en el Teatro Alfil de Capital Federal.

En 1987 No Toca Botón sigue siendo un éxito y presenta un nuevo personaje Rogelio Roldán, jefe de cadetes. Al igual que en el caso de Chiquito Reyes, este personaje, desde su nombre, rinde homenaje a un amigo de Olmedo. Otro sketch muy recordado es "Pérez y Señora", protagonizado con Divina Gloria, Javier Portales, Silvia Pérez, Cesar Bertrand y Alfonso Pícaro. Durante el parlamento que hacia Olmedo en este sketch volvía a recordar a dos amigos de muchos años atrás: Pancho Guerrero y Juanito Belmonte.

Ese mismo año protagonizó, junto a Susana Traverso, la película "Susana quiere, el Negro también", una producción independiente dirigida por Julio De Grazia.

El Manosanta sigue siendo extremadamente popular. En octubre es caricaturizado junto a Susana Romero y Beatriz Salomón en la tapa de la revista Sex Humor Ilustrado y antes de fin de año la versión argentina de la revista Playboy publica un número especial titulado "Los desnudos de las chicas de Olmedo", con fotos de Beatriz Salomón, Susana Romero y Silvia Pérez.

En el verano vuelve a hacer temporada en Mar del Plata, esta vez en el Teatro Tronador, con capacidad para 1000 espectadores, y representa la obra "Éramos tan pobres", nuevamente con dirección de Hugo Sofovich. Mientras tanto, en Villa Carlos Paz, Adriana Brodsky integraba el elenco de la obra "El Revistazo Rompe Todo" encabezada por Moria Casán y realizaba su cuadro junto con un actor disfrazado del Manosanta, otra muestra de la gran repercusión de ese personaje creado por Olmedo.

La fatalidad quiso que en la mañana del sábado 5 de marzo de 1988 Alberto Olmedo pierda la vida tras caer del balcón del piso 11 del edificio Maral 39, en donde vivía mientras hacia temporada en Mar del Plata. El informe forense indicó que el accidente se produjo por una imprudencia del cómico. Un accidente tan inexplicable como absurdo.

La noche del fatal accidente Olmedo se encontraba junto a Nancy Herrera, con quien estaba recomponiendo la relación tras varios meses de separación. Nancy estaba embarazada y Alberto Orlando Olmedo (Hijo) nació en noviembre de 1988, siendo el sexto hijo del cómico.

La muerte de Olmedo fue llorada por miles de personas, durante su velatorio en Mar del Plata en la casa funeraria de Rogelio Roldan, así como cuando hizo su entrada en el Panteón de la Asociación Argentina de Actores del Cementerio de la Chacarita. Allí, en el nicho 412, descansan sus restos.

LO PERSONAL

La primera vez que supe de Alberto Olmedo yo era un chico de no más de 6 años. Promediaba la década del 80 y el rosarino estaba en uno de sus puntos máximos de exposición, éxito y creatividad.

A veces me dejaban ver algunas partes de su programa y sobre todo veía su imagen en publicidades y en los kioscos de diarios y revistas.

Había en él algo muy especial. Prácticamente no entendía ningún chiste, pero sus gestos, sus movimientos, su manera de tratar con los actores con los que estaba representando cada escena me causaban mucha gracia y con solo 6 años podía reconocer en el a uno de mis cómicos favoritos.

Por esos años (mediados de la década del 80) un punto de reunión de trasnoche para los jóvenes eran los pubs, y el auge del formato VHS (videocasete) hacia que los dueños de los mismos alquilaran películas musicales o de moda para pasar en un televisor y lograr mayor convocatoria. Me acuerdo de una noche de domingo de enero en vacaciones en la que se anunciaba que se iba a pasar la película "El Manosanta está Cargado", un film que se había estrenado en las grandes salas de cine tan solo algunos meses atrás. La película se paso en trasnoche y el lugar, como era de esperar, estaba lleno. Solo un ejemplo de lo que generaba Olmedo y que se repetía en varios lugares de Buenos Aires.

Recuerdo mi sensación entre incrédulo y sorprendido aquella mañana del domingo 6 de marzo de 1988 cuando me enteré a traves de la tapa del un diario de su trágico final. El titulo era "Se mató Alberto Olmedo" y se acompañaba con una imagen en blanco y negro del actor ya fallecido, tendido en la calle, con el torso desnudo y sus brazos abiertos.

¿Era un chiste? ¿Qué significaba eso de "se mató"?. A esa corta edad era la primera vez que estaba ante una noticia semejante y por los comentarios y publicidades que había llegado a escuchar sobre Olmedo dos años antes lo que él hacia era "matar de risa" a la gente. Pero en este caso se hablaba de una muerte real, pero como se pudo ver (y se va a retratar en esta investigación) su partida fue sólo física.

Me pregunto hoy como habrá llegado a ojos y a oídos el nombre de Alberto Olmedo a los chicos de las generaciones que vinieron después. Esos que lucen remeras con su imagen, esos que sienten curiosidad por adquirir alguna filmación suya a traves de Internet o por DVD. Esos que vi recorriendo la muestra que se hizo en homenaje a los 50 años desde su inicio en la televisión, esos que usan nicks con el nombre de sus personajes en páginas y foros de Internet. Algunos otros repiten sus frases sin saber que las están repitiendo, son decires que ya pertenecen a la gente.

¿Quiénes habrán sido los que no le tenían fe?

Antecedentes históricos

Los antecedentes históricos del humor se remontan a la década del 30, cuando las risas eran provocadas a la gente desde el aparato transmisor de radio.

Podemos encontrar al actor y cómico Pepe Arias quien recitó sus monólogos cómicos desde las radios Stentor, Belgrano, El Mundo y Splendid. Previamente había hecho teatro.

Por esos años una actriz, guionista y comediante, que se había iniciado en la revista Sintonía como ilustradora, era protagonista de distintos programas cómicos en las principales radios locales. Su nombre era Marina Esther Traveso, pero el espectáculo argentino la recuerda por su seudónimo: Niní Marshall.

En los años 40 acrecentó su popularidad por la cantidad de películas que había protagonizado en el cine, dándole vida a personajes ya célebres como lo son Catita y Cándida.

Luis Sandrini fue otro actor cómico que se ganó la consideración del público desde el cine, la radio, el teatro y la televisión.

Protagonista durante la época de oro del cine argentino, trabajó en la primera película sonora argentina, "Tango" de 1933, junto con Pepe Arias, Libertad Lamarque, Azucena Maisani y Tita Merello.

En radio tuvo mucho éxito interpretando a Felipe, prototipo del porteño bonachón. Años más tarde este personaje fue llevado a la televisión, en Canal 13, dada la gran repercusión que tenia. En ese canal compartió pantalla con Tato Bores, Olmedo, Pepe Biondi, José Marrone, Carlitos Balá, Dringue Farias y Juan Carlos Altavista, entre otros.

Otro cómico de la época es José Ángel Iglesias Sánchez (artísticamente conocido como Pepe Iglesias El Zorro). Desarrolló su carrera en cine e hizo participaciones en radio. Justamente él, junto con el gran guionista de cine y televisión Julio Porter, durante una despedida de soltero descubrieron el don humorístico de un joven que se puso a contar chistes en un momento determinado de la reunión. Su nombre era Mauricio Rajmin Borensztein, pero todos lo tenemos en la memoria por su seudónimo Tato Bores, así como por su eterna peluca, anteojos y habano.

Pepe Iglesias convocó a Tato en 1945 para hacer dupla con él en radio. Y fue Porter quien le asigno su nombre artístico. Un año después interpretó al alumno Igor en "La Escuelita Humorística", personaje con el que el cómico conoció el desagradable rigor de la censura a manos de un ministro de educación quien aludió que su forma de hablar a través de ese personaje era una mala influencia para los chicos que después lo imitaban en la escuela.

En 1947 comienza su labor en cine y tiempo después, pese a que ya había hecho teatro, debuta en el teatro de revistas. En 1957 empieza a trabajar en televisión, en el Viejo Canal 7.

Varios años después Tato Bores compartiría cartel en teatro y en cine con el protagonista de esta investigación, y no se puede dejar de mencionar que además fueron grandes amigos que se profesaban admiración mutua.

Volviendo a la década del 40 en radio hallamos un ejemplo de gran éxito en comicidad. Hablo del notable grupo "Los 5 Grandes del Buen Humor" que hacían sus gracias desde el programa "La Cruzada del Buen Humor" (previamente se había llamado "La Caravana Del Buen Humor"), creado por Tito Martínez Del Box (libretista y productor). El grupo estaba conformado por Zelmar Gueñol, Juan Carlos Cambón, Guillermo Rico, Jorge Luz y Rafael Carret.

Solían imitar a las figuras del momento como Luis Sandrini, Tita Merello, Alberto Castillo y Nini Marshall. Además de buenos imitadores, eran afinados cantantes y hacían gala de ello interpretando la canción principal del programa, acompañados por el piano de Juan Carlos Cambón.

A finales de la década del 40 se desvinculan de Martínez del Box, su éxito lo trasladan al cine e integran a la bailarina Blanquita Amaro. La totalidad de films que hicieron superó la decena.

La repercusión del grupo los llevó a hacer giras por Cuba y España, pero en 1955 fallece prematuramente Juan Carlos Cambón. El grupo continúa con el nombre "Los Grandes del Buen Humor" y se separan definitivamente en 1965.

En 1952 debuta en Radio Argentina un ciclo creado por Delfor Dicásolo que posteriormente se trasladó a la televisión. El nombre del programa fue La Revista Dislocada.

Este programa humorístico empezó transmitiéndose los domingos de 12,30 a 13,30 horas y, además de su calidad y por marcar toda una época, es recordado por la cantidad de actores y humoristas brillantes que dieron sus primeros pasos en ese espacio.

Nombres como Mario Sánchez, Nelly Beltrán, Carlitos Balá, Jorge Porcel, Raúl Rossi, Vicente La Russa, Mengueche, Mario Sapag o Alberto Lochatti fueron parte de La Revista Dislocada. Como si esto fuera poco entre los integrantes de la orquesta del programa figuraban Lalo Schifrin, Horacio Malvicino, Roberto Grela y los Hermanos Marafiotti.

Fue un verdadero éxito, al punto que la gente cortaba la calle Uruguay, donde estaban los estudios de radio Splendid, esperando por un lugar en el auditorio para presenciar en vivo la transmisión del programa. Los que no conseguían ubicación se quedaban esperando afuera. Otro hito fue la transmisión en cadena a través de las radios Splendid, Belgrano y El Mundo en Buenos Aires y Radio Carvé de Montevideo entre 1960 y 1962.

Olmedo participó como invitado en un programa, ocasión en la cual se puso a correr por el auditorio cantando melodías españolas. Como no eran épocas en que la tecnología pudiera beneficiar al público con un micrófono inalámbrico para el actor, quienes siguieron el programa desde sus casas no pudieron oír nada del repertorio realizado por el cómico.

El programa se inició en 1952 en Radio Argentina, se trasladó a Radio Splendid en 1954 y en 1959 se extendió a la televisión. Empezó a transmitirse por Canal 7 y posteriormente en Canal 13. En 1973 La Revista tuvo un abrupto final por causa de la censura del dictador Alejandro Lanusse.

En el campo de lo televisivo un programa muy importante de la década del 60 fue La Tuerca, emitido entre 1965 y 1974 por los canales 9, 11 y 13.

Partes: 1, 2, 3

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Periodismo

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.