Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Electrobisturi

Enviado por KEVIN JARAMILLO



  1. Abstract
  2. Introducción
  3. Historia
  4. Información técnica
  5. Funcionamiento interno del electro bisturí
  6. Interacción entre la corriente eléctrica y el tejido biológico
  7. Factores que afectan los efectos de la electrocirugía en los tejidos
  8. Aplicaciones del electro bisturí
  9. Ventajas y desventajas
  10. Mantenimiento de cada una de sus partes
  11. Precauciones y recomendaciones
  12. Bibliografía

Abstract

Through this research, is intended to provide biomedical equipment technology, complete and detailed information on the biomedical equipment electro scalpel publicizing its importance its operation and each of its parts, in order to expedite his method of research.

Introducción

Mediante este investigación, se pretende brindar de la tecnología de equipos biomédicos, una información completa y detallada sobre el equipo biomédico electro bisturí dando a conocer su importancia su funcionamiento y cada una de sus partes, con el fin de agilizar su método de investigación.

Historia

La electricidad en sus diferentes modos de entrega, ha sido de gran importancia en el campo de la medicina. A Cushing y Boviel se les acredita la introducción de la electricidad a las salas de cirugía, sin embargo hay otros cuyo trabajo debe ser acreditado. En 1910, Clark reportó el uso de corriente de alta frecuencia, y fue el primero que usó él término de desecación. Edwin Beer es otro de los investigadores en el reino de la electrocirugía, y abocó el uso de fulguración para la destrucción de tumores. Por los años de 1960, la mayoría de las salas de operaciones poseían las "máquinas Bovie" y la electricidad de radiofrecuencia llega a ser la modalidad de energía estándar para cirugía.

Los generadores electroquirúrgicos permanecieron sin cambio a partir del diseño de Bovie (generador de chispa para coagulación y el generador de tubo de vacío para fulguración) hasta que se introdujeron los generadores de estado sólido en 1970 por Valleylab.

En 1970 hubo un gran estímulo en el uso de la electrocirugía por la aceptación generalizada de la esterilización laparoscópica de las trompas de falopio por "electrocoagulación"

A la mitad de los años de 1970 comenzaron a reportarse lesiones y muertes como consecuencia del uso de la energía eléctrica. La sociedad Americana de Médicos Endoscopistas se pronuncia en contra del uso de la corriente unipolar. Simultáneamente, aparece el láser en los quirófanos, y rápidamente se diseminaron reportes no sustentados de la superioridad del láser sobre la electricidad.

Por los años de 1980 la electricidad como energía de aplicación en cirugía cayó en desgracia. El uso del láser fue hipertrofiado por los mismos medios que publicaron casos de mala práctica provenientes de complicaciones electroquirúrgicas. Los pacientes aparecieron en las oficinas de los ginecólogos demandando los poderes curativos del láser. Estableciéndose a lo largo del país "centros láser", los cuales exigían a cualquier cirujano que buscaba acreditarse como experto en uso del láser un profundo conocimiento de la física de éste, cosa que no sucedió para el uso de la corriente eléctrica.

Información técnica

La unidad electroquirúrgica, también conocida como electrobisturí bisturí caliente es un equipo electrónico (producto sanitario) capaz de transformar la energía eléctrica en calor con el fin de coagular, cortar o eliminar tejido blando, eligiendo para esto corrientes que se desarrollan en frecuencias por encima de los 200.000 Hz. ya que estas no interfieren con los procesos nerviosos y sólo producen calor.

Los principios físicos, en que se sustenta su función, están íntimamente ligados a las propiedades energéticas de las partículas elementales: Las variaciones en la energía de los electrones son radiadas en forma de energía electromagnética y viceversa. Un flujo de electrones tiene un grado de dificultad para circular libremente y por tanto irá cediendo energía en su avance. Este grado de dificultad se llama resistencia eléctrica y la energía cedida se presenta en forma de calor.

Por esta causa, el organismo humano presenta una resistencia, entre 5.000 y 10.000 ohmios, al paso de las corrientes eléctricas. Si el punto eléctrico de contacto es muy restringido, se concentrará mucha energía en él. En un área delimitada del organismo, una densidad de energía, superior al calor latente de vaporización, hará que las células se desintegren en esa región. Se aprovechan estos principios para obtener las distintas funciones electro-quirúrgicas:

Electrosección pura y combinada, según deseemos una acción de corte similar al bisturí clásico o con actividad coagulante simultánea.

Funcionamiento interno del electro bisturí

Una mirada al interior del instrumento apunta a los distintos modos de funcionamiento, monopolar y bipolar.

El modo de funcionamiento monopolar en un electrobisturí, implica que el electrodo activo es, uno solo de los dos que intervienen; este electrodo es quien concentra la energía en el punto de contacto.

En cuanto a las funciones que realizan, existen pocas diferencias. Todos realizan electrosección pura y combinada, así como electrocoagulación. Algunos incluyen toma bipolar y/u otros fulguración. Todos garantizan potencias eficaces entre 50 y 100 W e incluyen entre sus accesorios todo lo necesario para funcionar inmediatamente, a excepción de un juego de pinzas bipolares que es opcional. Tan sólo un accesorio, delata claramente el tipo de equipo. El electrodo neutro, que en el caso del radio bisturí toma el nombre de antena. La antena se encuentra forrada por un material aislante que impide la conducción eléctrica a través de ella pero que sí permite la recepción y emisión electromagnética.

En el mercado dirigido a la cirugía podemos encontrar dos tipos de instrumentos que se diferencian en la frecuencia portadora de su generador: Electrobisturís, con frecuencias hasta 3 MHz y los Radiobisturís con frecuencias por encima de 3.5 MHz.

Figura 1 graficas de funcionamiento interno

Interacción entre la corriente eléctrica y el tejido biológico

Son 3 los efectos que la corriente eléctrica tiene sobre el organismo humano: el efecto farádico, el efecto electrolítico y el efecto térmico.

1. Efecto farádico

Las células susceptibles de estimulación fácil, como los nervios y los músculos, se estimulan por corriente eléctrica. La estimulación del tejido humano llega al máximo con una corriente alterna de aprox. 100 Hz, disminuyendo si la frecuencia va aumentando y pierde paulatinamente su efecto nocivo (fig. 1).

2. Efecto electrolítico

La corriente eléctrica causa en el tejido biológico una corriente de iones. Los iones son las más pequeñas partículas cargadas de electricidad.

En el caso de corriente contínua los iones positivos se desplazarían hacia el polo negativo y los iones negativos hacia el polo positivo. En los polos, el tejido biológico sufriría daño. Por tanto, la corriente contínua no es apropiada para el uso en cirugía. Sin embargo, si se utiliza corriente alterna con alta frecuencia, los iones cambian permanentemente su dirección de movimiento, es decir, están oscilando y por tanto no causan daño al tejido.

3. Efecto térmico

La corriente eléctrica calienta el tejido, siendo el calentamiento en función de:

• la resistencia específica del tejido

• la intensidad de la corriente y

• el tiempo de acción de la energía eléctrica.

Cuanto más intensidad tiene la corriente, tanto mayor el aumento de temperatura y por tanto el efecto térmico.

  • En la punta del instrumento eléctrico monopolar (electrodo activo) la intensidad de la corriente es muy alta, se forma un arco luminoso y por tanto se produce un calentamiento muy fuerte. En este lugar se puede cortar y/o obliterar. Sin embargo, en la superficie grande del electrodo neutral, la intensidad de corriente y la temperatura son tan bajas que no tienen ningún efecto.20

  • 04

Factores que afectan los efectos de la electrocirugía en los tejidos

Voltaje: La lesión térmica colateral se aumenta a medida que aumentamos el voltaje. La aplicación de este fenómeno consiste en que a mayor energía se calienta desproporcionadamente el tejido adyacente al electrodo, provocando una coagulación superficial prematura, con aumento de la resistencia tisular, produciendo una carbonización profunda.

Densidad de potencia

  • A una misma potencia o vatiaje, la densidad de potencia, viene determinada en gran medida por la forma del electrodo, su relación con el tejido; así se tiene que la aplicación de la corriente a un electrodo en forma de aguja concentra la corriente de forma que el punto de impacto sea muy estrecho, elevando la densidad de potencia lo que produce vaporización y corte del tejido.

  • Cuando se utiliza un electrodo mayor en contacto con los tejidos con una misma potencia, la densidad de potencia se reduce, impidiendo la rápida elevación de temperatura celular. En lugar de ello la temperatura se aumenta despacio produciéndose la coagulación.

  • La utilización de electrodo en forma esférica, produce una densidad de potencia bastante baja facilitando el efecto de dispersión, permitiendo la fulguración del tejido.

  • Proximidad tisular del electrodo: La relación entre el electrodo activo y tejido, es muy importante en electrocirugía, así tenemos que en corte que es una forma de vaporización el electrodo está casi en contacto con el tejido. En la coagulación el electrodo está en pleno contacto con el tejido, produciendo un mayor daño térmico en los tejidos adyacentes. La fulguración representa una actividad electro quirúrgica sin contacto, que requiere un mayor voltaje y corriente modulada, de tal manera que la corriente se disperse por los tejidos.

  • Tiempo en contacto con los tejidos: La cantidad de energía aplicada a un tejido es proporcional al tiempo durante el cual el electrodo está en contacto con dicho tejido. La velocidad con que se mueva el electrodo influye en el grado de lesión térmica, si la velocidad es baja la lesión térmica colateral es mayor, si es muy rápido se producirá coagulación superficial.

  • Existen otros conceptos importantes en uso eficaz de la electrocirugía como es mantener los electrodos libres de carbón, pues este se comporta como un aislante, impidiendo el flujo de corriente. Otro principio básico de la electromicrocirugía es mantener los electrodos y los tejidos húmedos, con lo que se forma un entorno de vapor necesarios para lograr una vaporización y corte eficaz.

Aplicaciones del electro bisturí

Este equipo puede ser aplicado en los siguientes campos dela medicina por su efectividad.

CIRUGÍA PLASTICA

Este es un método es muy utilizado por los cirujanos plásticos en el momento de la homeostasis y en cirugías reconstructivas, ya que este equipo medico ahorra tiempo produce menos dolor a los tejidos en comparación a otros métodos la coagulación se produce tocando cada punto sangrante con una corriente electro secante, ya que la sangre dispara la energía.

DERMATOLOGÍA

Lesiones benignas

El equipo medico electro bisturí cuenta con la capacidad de destruir una gran variedad de lesiones benignas de la piel. Con su graduación de energía de alcance.

Lesiones malignas

En este caso se realiza una biopsia del tratamiento por medio de la electro cirugía con el fin de realizar un examen histopatológico. Cuando los carcinomas que son los canceres mas comunes de la piel y la célula basal. Se seleccionan acertadamente pueden tratarse fácil rápido y eficiente con carretaje y electro fulguración este proceso se debe repetir una o dos veces para tener una mayor efectividad.

Ventajas y desventajas

VENTAJAS

Producen incisiones precisas, sin necesidad de ejercer presión en los tejidos.

Fácil acceso a áreas difíciles.

Gran comodidad en el levantamiento de tejidos hipertróficos.

Contención de la hemorragia.

Excelente cicatrización de los tejidos gingivales con el correcto uso.

Eliminación más cómoda y fácil de los tejidos en áreas interproximal dental, que con técnicas convencionales.

Prevención de la infiltración de microrganismos en la línea de incisión.

DESVENTAJAS

Necesidad de aprender el correcto uso por medio del ensayo clínico. (entrenamiento previo)

La técnica necesita una exacta instrumentación.

No puede usarse con la presencia de elementos inflamables, agentes anestésicos explosivos, debido al riesgo de fuegos y explosiones.

Humo y olor desagradable durante el procedimiento, es necesario la utilización de un aspirador de alto volumen.

  • Costo del equipo relativamente alto.

  • Puede provocar alteraciones palpares.

  • Formación de secuestros óseos.

Glickman y Imber mostraron en su trabajo que cuando la electrocirugía se utiliza lejos del tejido óseo, la reparación es similar a la técnica convencional. Cuando se acercaron al tejido óseo, hubo un retraso en la cicatrización, pérdida en la altura ósea, con necrosis y secuestro óseo.

La electrocirugía puede presentar resultados buenos. El retraso de la cicatrización y la necrosis ósea son fallas debidas a un inadecuado entrenamiento del operador en la técnica necesaria para esta modalidad de cirugía.

Mantenimiento de cada una de sus partes

CHASIS: Examinar el exterior del equipo, la limpieza y las condiciones físicas generales. Verificar que la carcasa este intacta,

Que todos los accesorios estén presentes y firmes, y que no haya señales de líquidos derramados u otros abusos serios.

PLACAS Electrónicas: Por ser la acumulación de la suciedad en las placas, causa de muchas averías estás deben mantenerse limpias; de la misma forma, asegurarse que todos sus conectores están a ellas bien conectados.

FILTROS Y VENTILADOR: Si el equipo dispone de ventilación forzada, mantener limpios los filtros o cambiarlos si es necesario, y verificar el correcto funcionamiento del ventilador. Es muy importante que este funcione para permitir la disipación de calor acumulado en el interior.

ENCHUFE DE RED Y BASE DE ENCHUFE: Examinar si esta dañado el enchufe de red mover las clavijas para determinar si son seguras. Examinar el enchufe y su base para determinar que no falte ningún tornillo, que no esta el plástico roto y que no hay indicios de peligro.

Precauciones y recomendaciones

Es importante asegurarse, al actuar sobre pacientes portadores de marcapasos, de no interferir con el mismo.

Usar la menor potencia que sea posible para conseguir el objetivo y no mantener el equipo activado, sin aplicarlo al mismo.

La electrocirugía es segura siempre que sus principios se comprendan y se pongan en práctica, se disponga de generadores electroquirúrgicos modernos y exista un entrenamiento adecuado del personal médico y auxiliar.

Retirar todo elemento metálico del paciente con el que se pueda interactuar: anillo, brazaletes, cadenas, reloj, etc.

Evitar que el paciente esté en contacto con partes metálicas ligadas a tierra.

Recordar que cuerpos metálicos presentes en la zona pueden condensar parte de la energía y calentarse sensiblemente. Se debe evitar el contacto prolongado del electrodo vivo con estos objetos.

Se debe evitar que el cable del electrodo esté en contacto con el paciente o con otros conductores.

Usar siempre la menor potencia que sea posible.

Cuando el electrodo está activado no se debe poner en contacto directo con el neutro. Esto supondría un cortocircuito.

Una vez activado el electrodo no prender mucho tiempo antes de aplicarlo al objetivo.

Es importante que las instrucciones que acompañan al equipo sean leídas, entendidas y seguidas para mejorar la seguridad y la eficacia.

Los equipos de electrocirugía liberan altos voltajes y altas potencias que puede causar quemaduras eléctricas serias.

Asegurarse que todas las conexiones son seguras y están bien aisladas antes de desarrollar cualquier test de potencia de salida.

No tocar el electrodo activo ni la placa de paciente mientras el equipo esté conectado (en determinadas circunstancias pueden ocurrir quemaduras tocando el electrodo dispersorio).

Cuando se vayan a realizar conexiones de elementos o accesorios, así como cuando no se esté desarrollando un test de inspección, asegurarse que el equipo esté en Stand by o apagado.

Nunca se deberá trabajar con un electrobisturí durante largos periodos de tiempo, cuando un test de revisión se esté llevando a cabo, especialmente a valores altos de programación, ya que fácilmente pueden dañarse estos equipos.

Altas tensiones, muy peligrosas, existen en el interior de los equipos. Por lo que no se deberán abrir durante la inspección a menos que se esté cualificado para hacerlo. Se advierte, que después de apagar el equipo se requieren varios segundos para que el condensador de filtrado se descargue por debajo de un nivel seguro; se recomienda transcurrir al menos 30" antes de tocar o intentar realizar operación alguna de mantenimiento que afecte a la fuente de alimentación o al amplificador de potencia.

Nunca enchufar un equipo con los electrodos activo y dispersorio juntos (cortocircuito), ya que puede dañarse el equipo.

No se deben realizar pruebas a un equipo de electrocirugía en presencia de anestésicos inflamables, o en ambientes ricos de oxígeno. El riesgo de incendio de los gases inflamables y otros materiales es algo inherente y no se puede eliminar mediante el diseño del equipo. Por ello se habrán de adoptar precauciones especiales para restringir la presencia de materiales y sustancias inflamables en el ambiente.

En cualquier caso, cuando ningún tejido sea calentado, es aconsejable que el electrodo dispersorio quede en contacto con la mayor área de piel del paciente para reducir el retorno de corriente a través del paciente hasta niveles inofensivos.

El riego de acople capacitivo se minimiza si se evita realizar electrocirugía unipolar a través del tubo del laparoscopio.

Es esencial fijar adecuadamente el electrodo de dispersión en una posición correcta, a la menor distancia posible del campo quirúrgico, sin que medien tomas de tierra potenciales, como los electrodos del ECG.

Para evitar lesiones accidentales de estructuras intra o extraperitoneales por activación accidental del electrodo activo, el instrumental que no se utiliza debe colocarse en receptores de plásticos o desconectarse del generador electroquirúrgico.

El uso del instrumental electroquirúrgico en la cavidad peritoneal debe ser prudente. La zona de lesión térmica significativa suele sobrepasar los límites de la lesión visible, esto se debe tener en cuenta al operar en inmediaciones de estructuras vitales como intestino, vejiga, uréteres etc., además es importante aplicar la mínima cantidad de energía térmica necesaria para lograr nuestro objetivo.

Aparato conectado con descarga a tierra o utilización de disyuntores diferenciales en la red domiciliaria.

No usar instrumentos metálicos cerca de la zona de trabajo, usar guantes de látex durante el procedimiento, es una excelente forma de aislamiento que evita accidentes para el operador.

Use el extractor de alta potencia para aspirar el humo y olor de la zona de trabajo.

Se explicara un poco sobre el interior del equipo. En la Figura 2 se puede ver un diagrama de bloques interno del instrumento. La energía necesaria es tomada de la red eléctrica de 220 V, siendo transformada en corriente continua por la fuente de alimentación interna. Este módulo se encarga de proveer energía a todos los demás. El módulo oscilador de RF se encarga de crear la onda portadora y el oscilador de coagulación, la señal moduladora. Estas dos ondas son mezcladas en el Modulador. Luego son ampliadas en el Amplificador de Potencia, para salir, según selección, por la toma monopolar, hacia el mango porta electrodos, o la toma bipolar, hacia la pinza electro coaguladora. El circuito se cierra por la toma de neutro o antena para el monopolar y entre terminales de pinza para la bipolar. Siguiendo normas, estos equipos deben avisar, con señal luminosa y acústica, la activación de los electrodos, con el fin de advertir a los operadores cercanos y evitar así accidentes. También deben de disponer de un circuito de desconexión de emisión en caso de placa neutra desconectada, con el fin de evitar quemaduras. En el caso de electrodo tipo antena, el problema se invierte, ya que aquí lo problemático, es que se rompa el aislante y se produzcan con ello quemaduras de contacto. Un Bloque de control permite ajustar desde afuera todos los parámetros de operador. El pedal de activación se conecta allí.

Figura 2. Diagrama de bloques de un electrobisturí

Bibliografía

  • http://es.wikipedia.org/wiki/Unidades_electroquir%C3%BArgicas

  • http://www.sempermed.com/fileadmin/img/sempermed/pdf_dateien/Espanol/Sp__Nr.5_HF_04.pdf

  • http://biomedica.webcindario.com/Electrobisturi.htm

  • http://www.imbiomed.com.mx/Sanidad/SMv48n6/espanol/Wsm46-03.html

  • www.used-medical-equipment.net.

  • http://www.sdpt.net/electrobisturi.htm

BIBLIOGRAFÍA COMPLEMENTARIA

  • Cushing H, Bovie W: Electrosurgery as an aid to the removal of intracranial tumors. Surg Gynecol Obstet 1928; 47: 751-784.

  • Clark W. Oscillatory dessication in the treatment of accessible malignant growths and minor surgical conditions. J Adv Thr. 1911; 29: 169-174.

  • Kelly HA, Ward G: Electrosurgery. WB Saunders, Philadelphia. 1931.

  • Stepphen MC. Operative Laparoscopy and Hysteroscopy. Electrosurgery 1996; 37-86.

  • Hulka JF, Rich H. Texbook of Laparoscopy. Power: Electricity and Laser. 1994; 24-50.

  • Hausner K. Electrosurgery-macro vs micro. In Laser vs. Electrosurgery: Practical Considerations for Gynecology. Addisson. IL, Elmed Inc., 1989; 7-9.

  • Oringer MJ, Kelly WJ, Harrinson JD. Laboratory experimental evaluation of efficacy of clinical electrosurgical techniques in electrosurgery in density, Philadelphia. 1975, W.B Saunders.

  • Filmar S, Jetha N, McComb P, Gomel V. A comparative histologic study on the healing process after tissue transection: I. Carbon dioxide laser and electrosurgery. Am J Obstet Gynecol 1989; 160: 1062-1067.

  • Boesh PF. Laparoscopie. Schweiz Zkrankenh. 1936; 6: 62-67.

  • Levy BS, Soderstron RM, Dail DH. Bowel injuries during laparoscopy: gross anatomy and histology. J Reprod Med. 1985; 309: 168-170.

  • Reich H, Vancaille TH, Soderstrom RM. Electrical techniques. In: Martin DC, Holtz GL., Levinson CL, Soderstrom RM, eds. Manual of Endoscopy. Santa Fe Springs. American Association of Gynecology Laparoscopists, 1990; 105-112.

  • Soderstrom RN, Levy BS, Engel T. Reducing bipolar sterilization failures. Obstet Gynecol. 1989; 74: 60-64.

  • Gomel V, James C. Intraoperative management of uretral injury during operative laparoscopy. Fertil Steril 1991; 55: 416-419.

  • Grainger RA, Soderstron RM, Schiff SF, et al. Uretral injuries at laparoscopy: insights into diagnosis, management and prevention. Obstet Gynecol 1990; 75: 839-843.

  • Corson SL. Electrical considerations of laparoscopic sterilization. J. Reprod Med 1973; 11: 159-164

 

 

Autor:

Bryan Salvatierra Cáneppa

Enviado por:

Kevin Jaramillo

 


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Métodos de esterilización

    Comprende todos los procedimientos físicos, mecánicos y preferentemente químicos, que se emplean para destruir gérmenes ...

  • Calculo de plantilla de medicina interna

    Datos, criterios y variables. Cálculos y resultados. Resumen, conclusiones y recomendaciones. La dotación en recursos ...

  • Colas animales

    Colágeno. Gelatina. Propiedades del colágeno. Uso cosmético del colágeno. Uso médico del colágeno. Aspectos básicos sobr...

Ver mas trabajos de Salud

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.