Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

¿Es la información sexista? Claves, tratamientos y fundamentos

Enviado por Djamel Toudert

ABSTRACT

Esta comunicación pretende ser una reflexión entorno al papel de la mujer en la sociedad actual, y más concretamente en los medios de comunicación. Tras la realización de un curso en la Universidad Jaime I de Castellón sobre el tratamiento no sexista de la información, aparecen estas reflexiones, conclusiones y aspectos más destacados del mismo.

Palabras clave:

  • desigualdad/exclusión
  • género
  • identidad
  • medios de comunicación
  • política

La imagen de las mujeres en la publicidad

Por todos es sabida la influencia de la publicidad entre la sociedad, de ahí su razón de ser. ¿Pero que pasa cuando la influencia no es lo deseable que debiese?

Así pues se puede afirmar que la publicidad, y de manera muy directa, conforma la identidad social. Atendiendo a este razonamiento, ¿puede la publicidad modificar la construcción de roles y estereotipos? ¿Puede ayudar a transformar prejuicios?

Si observamos muchos de los anuncios de la televisión de los 70 y 80, comprobaremos la evolución y transformación social. Algunos de los anuncios que allí se publicitan son el fiel reflejo de la realidad, donde el producto era el eje del argumento y sus propiedades su carta de presentación.

En la actualidad, el argumento se ha transformado, ya que el producto es la consecuencia de las armas de seducción del spot publicitario. Interesa contar algún argumento con relación directa o indirecta con el producto, para así ser recordado y en consecuencia consumir el producto. Podemos decir que se produce una metonimia social, ya que a partir de la realidad, se reinterpreta en una particular visión de la misma y del producto. Pero si cuando en este proceso de reconstrucción subjetiva, quedan en entredicho determinados ámbitos culturales y sociales, tales como la escuela, la familia, el lenguaje, el estatus económico... siempre de forma intencionada, es cuando la influencia o trasferencia no resulta del todo positiva.

Resulta evidente pensar que la valla publicitaria, o el anuncio de un periódico debe guardar una relación de contingencia con el marco social, ideológico, histórico, del lugar donde se emite. Así pues, no produce el mismo efecto un mismo anuncio en un país que en otro, ni en una época del año que en otra, ni en una década que en otra. No es por tanto un elemento atemporal, ni estable, ni produce el mismo efecto. Y atendiendo a este elemento también su influencia es multivariable.

A pesar de los cambios sociales de las ultimas décadas, podemos afirmar, que las mujeres son cuantitativamente protagonistas en la mayor parte de los anuncios. Según Miguel Ángel Arconada Melero, a la hora de sistematizar un análisis de la publicidad es interesante observar:

  • los productos que se ofrecen mayoritariamente a mujeres y hombres, reflexionando sobre si se trata de productos que cubren necesidades específicas de unas y otros o si el mercado se encarga de asignar determinadas compras ( limpieza, belleza, informática, cultura, grandes adquisiciones,...)en función del rol social desempeñado.
  • las diferentes estrategias de comunicación y seducción utilizadas en mensajes destinados a hombres y a mujeres.
  • las diferentes apelaciones motivacionales utilizadas para un mismo producto, dependiendo del target masculino o femenino al que se dirija el mensaje publicitario.
  • las distintas formas de utilizar el cuerpo de la mujer y el cuerpo del hombre en la publicidad, y las diferentes finalidades con las que se realiza.

Los nuevos cambios del rol de los hombres han producido un reajuste de los destinatarios de determinados productos. Así, podemos observar múltiples anuncios de cosméticos donde el protagonista es el hombre así como el destinatario, ya que es también más consumidor. Paralelamente, la distribución de las tareas del hogar, ha propiciado un nuevo grupo de consumidores que junto con la educación de la prole provoca un consumo unisex para desempeñar estas nuevas tareas.

Una educación critica para la valoración de los diferentes anuncios es la base para auto corregir, por parte de todos, el sexismo publicitario y los sesgados estereotipos para conseguir una imagen coherente de la mujer en libertad e igualdad.

Políticas de Igualdad

En al IV Conferencia Mundial de las Mujeres de Beijing en Septiembre de 1995, se crean 2 documentos fundamentales para velar por la igualdad entre hombres y mujeres:

1. La Declaración de Beijing.

Promueve el empoderamiento de las mujeres entre los estados miembros en busca de la igualdad en todas las esferas de la sociedad, incluida la económica con mejoras en los créditos, la información, la formación, las comunicaciones y los mercados.

2. La Plataforma para la Acción. (www.onu.org/temas/mujer.htm)

Esta Plataforma establece 12 áreas prioritarias de actuación como son la pobreza, la educación y capacitación, la salud, la violencia contra las mujeres, los conflictos armados, la economía, el ejercicio del poder y la adopción de decisiones, los mecanismos institucionales para el desarrollo de las mujeres, los derechos humanos, los medios de difusión, el medio ambiente y las niñas con el fin de revisar y tomar medidas positivas en pro de la igualdad.

Existen numerosas páginas en Internet referentes a los derechos de las mujeres, así como movimientos y asociaciones. Por citar algunas de ellas,

  • www.onu.org/temas/mujer/Beijing5
  • www.womenaction.org/csw44/altrepspa.htm
  • www.un.org/spanish/millenniumgoals
  • www.itu.int/wsis

En el estado español, concretamente cada comunidad autónoma, adopta las medidas pertinentes en esta materia. La mayoría cuentan con un Plan de Igualdad de Oportunidades entre Hombres y Mujeres que vela por el cumplimiento en los diferentes ámbitos de la sociedad. Se suelen renovar periódicamente por un periodo de entre 3 y 5 años. Cada uno de estos planes cuenta con una estrategia llamada acción Positiva encaminada a contrarrestar la discriminación histórica de los grupos sociales. En concreto favorecer los derechos de las mujeres a los de los hombres.

La segunda estrategia es el mainstreaming de género.

Se centra en la implantación de la transversalidad en todos los aspectos concernientes a la vida cotidiana de las personas. En concreto, el Grupo de Especialistas del Consejo de Europa, Estrasburgo 1998 lo define como "la mejora, el desarrollo y la evaluación de los procesos políticos de modo que una perspectiva de igualdad de género, se incorpore en todas las políticas a todos los niveles, y en todas las etapas, por los actores normalmente involucrados en la adopción de medidas políticas".

Así adoptaron una serie de medidas como:

- En la investigación: No disgregar los datos por sexos si no eran los resultados significativos.

- En el diseño y la Planificación: Crear proyectos específicos para mujeres. En todos los campos así como en los de mayor responsabilidad. Cabe recordar que el actual gobierno estatal ha incorporado al 50% el número de Ministras en el equipo de gobierno actual.

- En la Ejecución: Evitar la transmisión de estereotipos.

- En la evaluación: Revisar periódicamente las acciones positivas y sus resultados.

Así se puede afirmar que la igualdad de oportunidades requiere una doble estrategia, como es la puesta en marcha de acciones positivas y la aplicación de una perspectiva de género en todas las políticas y actuaciones administrativas.

¿Y los malos tratos en la prensa?

Según Eulàlia Lledó Cunill , podemos afirmar que existen una serie de sesgos habituales en la redacción de las noticias de la prensa que contribuyen a un análisis deformado de la realidad. Ente ellos enumeran los siguientes:

1. Algunas noticias se dan como causa de las agresiones, crímenes o asesinatos, algunos motivos inexactos; incluso se incurre en contradicciones.

2. En algunas ocasiones, las contradicciones se hallan en el titular de la noticia y su posterior redacción.

3. A menudo se detectan contradicciones si se contrasta una misma información sobre malos tratos en diversos medios.

4. En algunos casos se dan noticias que son difíciles que correspondan con la realidad.

5. Hay auténticos bailes de cifras de unos medios a otros.

6. Hay noticias que son autenticas radiografiás de la actitud que la sociedad toma ante los malos tratos.

7. En algunas noticias se da carácter universal al comportamiento masculino.

8. En algunas noticias se trata a las mujeres con una familiaridad y cercanía impropias del lenguaje periodístico.

9. En algunas ocasiones se utiliza el singular "la mujer" para referirse a las mujeres en general.

10. En la prensa a menudo, hay noticias que se hacen eco de opiniones ajenas e incluso citan textualmente otras voces, a veces, son apologías del terrorismo doméstico y de la violencia patriarcal.

11. En los artículos de opinión se suelen encontrar tópicos.

Así pues, E.Lledó propone algunas recomendaciones a la hora de formular noticias sobre la violencia de género, como por ejemplo:

1. No presentar cada crimen, agresión, asesinato, violación, etc. como un caso aislado, sino como un continuum de casos y un estado de cosas en general.

2. Remarcar que el terrorismo doméstico es un crimen que vulnera los derechos humanos, y en que es la víctima y no el criminal quien se ha de esconder e incluso abandonar su hogar.

3. Remarcar que los malos tratos son un aspecto más y no están fuera de la violencia patriarcal.

4. Dejar de atribuir como causa primera o última instancia, el crimen o delito como un hecho aislado.

5. Evitar la presentación de los asesinatos o de los malos tratos como resultado de un crimen " pasional".

6. Una mujer por el hecho de denunciar malos tratos no es una mujer cobarde, ni pusilánime.

7. Incidir en la desprotección legal de las mujeres que denuncian los malos tratos o algún tipo de violencia sexuada.

8. Hacer constar en las noticias los nombres de los agresores.

9. Hacer constar en las noticias los nombre de las juezas y los jueces, los y las fiscales, por ejemplo que se encargan de los crímenes.

10. Hacer constar a las autoridades que han ido( así como las que por el contrario, no han ido) a los entierros de las víctimas del terrorismo doméstico.

11. Publicar noticias sobre dinero público utilizado en la prevención y en los medios para la resolución de los crímenes debidos a la violencia sexuada.

12. Incidir en la existencia de los malos tratos psíquicos.

13. Realizar un seguimiento de las noticias y de los datos que se dan sobre el terrorismo familiar y violencia sexuada.

14. Publicar la opinión de personas expertas y el testimonio de las implicadas.

15. Prestar atención a las imágenes que acompañan a los artículos o noticias.

Paulatinamente, vamos comprobando como los medios de comunicación, van asimilando y aplicando las recomendaciones anteriores, aunque no de forma permanente. Es bastante frecuente encontrar una noticia sobre violencia de genero centrada en el sensacionalismo y en cuya máxima finalidad radique en captar la atención del ciudadano en lugar de educarlo.

Así pues, seria conveniente un decálogo de ética y tratamiento periodístico, donde se recogieran sin ningún tipo de fisuras, el enfoque continuo, veraz, y crítico sobre la violencia de género y su contenido. Con el fin de educar a la población y erradicar los maltratos como forma autoritaria de negar la libertad femenina.

Uso no sexista del lenguaje

Actualmente es demostrable como un problema social es el sexismo, donde por razones de sexo una persona puede considerarse inferior a otra. En nuestra sociedad tradicionalmente siempre ha sido la mujer y una de las formas en las que el sexismo se encuentra latente es con el lenguaje, o lo que se denomina sexismo lingüístico, donde es normal que el papel de la mujer quede relegado a un segundo plano o directamente se le anule.

La sociedad actual está en un proceso de cambio donde la mujer está escalando posiciones que antiguamente se le tenían vetadas. Hoy en día el porcentaje de mujeres en la universidad ya es sensiblemente mayor que el de los hombres. Cada vez más, las mujeres salen al mercado laboral y ocupan más puestos directivos.

A pesar de todo esto el sexismo lingüístico parece una asignatura pendiente en muchos escritos oficiales, en artículos de periódico, en libros de texto o en la comunicación oral cotidiana. En este contexto el lenguaje se convierte en un importante instrumento para contribuir a una sociedad más igualitaria.

Según Lourdes Pascual Gargallo: La lengua cuenta con un gran abanico de recursos para hacer un uso no sexista del lenguaje, brevemente se pueden resumir en lo siguiente:

1. Uso de colectivos y genéricos, tanto referidos a personas como a organismos.

El masculino se suele utilizar en sentido genérico, quedando así el femenino relegado normalmente en un sentido específico y a su vez con un sentido restrictivo, por lo el uso que estamos haciendo del lenguaje oculta a la mujer.

Por ejemplo hemos de intentar utilizar genéricos, así que en lugar de hablar de:

-Los estudios sobre el hombre; deberíamos hablar de: Los estudios sobre el ser humano.

También debemos hacer uso de los genéricos como por ejemplo, en lugar de: el alumno y la alumna, hablar del: alumnado.

2. Uso de dobles formas, preferentemente de manera coordinada.

Como normalmente el masculino precede al femenino, es interesante de vez en cuando dentro del texto hacer algún cambio y preceder el femenino al masculino.

 En este caso, en el interior del texto, la concordancia de los diferentes elementos se ha de hacer en masculino plural.

 La barra inclinada sólo debe emplearse en el caso de palabras aisladas fuera del texto, básicamente en formularios.

3. En todo caso, se recomienda evitar el uso del masculino genérico y de la palabra hombre en sentido genérico.

4. Además, tener en cuenta la posibilidad de usar otros recursos: construcciones más neutras, como por ejemplo, en lugar de los niños, la infancia. Aposiciones explicativas, omisión del determinante por ejemplo, en lugar de: El estudio fue realizado por los profesores de la universidad. Omitir el determinante y dejarlo así: El estudio fue realizado por profesores de la universidad. Determinantes sin marca de género, pasiva refleja, oraciones impersonales y formas no personales del verbo.

5. Se ha de procurar solucionar correctamente los problemas de concordancia de género.

6. Se han de emplear correctamente las fórmulas de tratamiento.

7. Han de evitarse siempre que sea posible las disimetrías en el discurso, los duales aparentes y los vacíos léxicos.

Como en el caso de señor y señora, mientras señor es una forma de cortesía, señora puede significar también esposa, (señora de Agut), siendo preferible utilizar el nombre de la persona, por ejemplo en lugar de señora de Agut, utilizar Señora Dolores Santos.

8. Se ha de emplear correctamente el género en relación con las profesiones, cargos, oficios, títulos académicos y referencias bibliográficas.

Actualmente mucha profesiones que tradicionalmente habían sido exclusivamente masculinas, están siendo también ejercidas por mujeres. Normalmente basta con añadir una a para feminizar el término, como en Arquitecto/ Arquitecta. Otras veces son términos invariables y es el artículo el encargado de diferenciar.

El lenguaje es nuestra más importante herramienta de comunicación, y a pesar de tener un uso tan beneficioso también se convierte en una de las principales armas como mantenedoras de las desigualdades entre mujeres y hombres. Es lo que se llama el sexismo lingüístico donde el tratamiento de la mujer es discriminatorio bien por el término bien por la forma de construir la frase. Por eso es importante hacer uso de nuestro rico sistema lingüístico para hacer frente a la discriminación sexual.

Hacer uso de un lenguaje no sexista no es un tema solamente a lingüístico, cuando se ha intento de cambiar una serie de normas que tienen un trasfondo cultural y social donde el hombre mantiene una supremacía de poder sobre la mujer, quedando esta relegada a un segundo plano o completamente anulada, lo que se está haciendo es intentar cambiar toda una sociedad y sus esterotipos.

Sexismo social y sexismo lingüistico en los medios de comunicación escritos

La prensa hoy en día, así como cualquiera de los mass media, es un importante medio de información, y ésta es un derecho fundamental de las personas y reconocida en nuestras leyes. Pero todavía hoy en día ésta sigue criterios ideológicos o pautas culturales arraigadas en la sociedad, como ahora el sexismo. Hay que tener en cuenta el aspecto educativo y socializador de la prensa y por ello es preciso evitar el sexismo social y el sexismo lingüístico, relacionado con el tratamiento y las imágenes de las mujeres en los medios de comunicación escritos, estamos ante lo que Blanca Muñoz denomina: La institucionalización de la ideología, que "se organiza a través de la creación planificada de técnicas de persuasión psicológica que proponen modelos de rol masculino-femenino."

Los medios de comunicación social cumplen una serie de funciones, las clásicas: informar, enseñar y divertir y otras clasificaciones interesantes de añadir en este contexto, como: psicológica, política, social, informadora, interpretadota, de entretenimiento, de transmisión cultural, de comunicación intelectual, información, orientación, presión y expresión de escala de valores.

Además de esto es importante destacar la función social, que es la manera de interpretar la realidad, que mayoritariamente se centra en presentar unos modelos femeninos que no se ajustan a la realidad. Por ello hay que admitir que tristemente que no se cumplen las funciones que reclama la sociedad. Presentando modelos femeninos irreales se influye sobre los grupos sociales consumidores de prensa y se crea una transmisión cultural errónea al crear unos estereotipos de género. Y aunque actualmente la mujer ha evolucionado mucho, alcanzando puestos directivos en periódicos, o jefaturas de redacción, etc. Siendo este tipo de mujeres las que se deberían de reflejar en los medios impresos. Pero este tipo de cambios no se han visto reflejados en los medios de comunicación de masas, a pesar de que en el Consejo de Europa, desde el Comité Director sobre los medios de comunicación de masas, adoptó hace ya veinte años una serie de recomendaciones sobre los medios de comunicación y la igualdad a todos los estados miembros, concretamente sobre tres puntos:

1) Informar a quienes ostentan la responsabilidad de los medios sobre la necesidad de promover la igualdad.

2) Favorecer la investigación sobre el impacto y la influencia de los programas, bajo el ángulo de los prejuicios ligados a los estereotipos culturales y sexistas.

3) Promocionar programas de acción positiva que permitan aumentar el número de mujeres en los puestos de responsabilidad y toma de decisiones en los medios de comunicación.

Veinte años después estas recomendaciones no parece que hayan tenido mucha repercusión, ya que el estado de la mujer en muchos aspectos y concretamente en el mundo de la comunicación escrita no ha mejorado mucho. Como demuestran diversas investigaciones hechas en periódicos de tirado nacional muy pocas son las mujeres que ocupan algún alto cargo.

Además en cuanto al tipo de información que es tratada por mujeres denota también un alto grado de sexismo cuando se puede comprobar como en algunas secciones que pueden parecer de menor importancia y son: "Educación, Cultura y Sociedad". Mientras que otras secciones como ahora: "Política, economía y deportes" se adjudican a hombres.

Esta diferenciación se suele hacer por la creencia de que los dos grupos de información interesan más a mujeres el primero y a hombres el segundo, aunque esto no es una constante en todas la prensa escrita, pero esta clara distinción que se observa en algunos periódicos hace latente el fuerte sexismo al que está atada la prensa.

También en el trato dado a la mujer cuando es tratada en una noticia, denota que no se considera de igual forma a una mujer que a un hombre, ya que cuando en la prensa la mayoría de titulares de las noticias pertenecen a hombres en casi un 70%, la aparición de mujeres se ver relegada mayoritariamente a actos sociales, e incluso cuando se está hablando de una mujer relacionado con algún tema de política raramente no se hace una alusión a su indumentaria o se destaca la presencia de ésta en un mundo dominado por hombres.

El otro gran lugar en el que la mujer está relegada es en el mundo deportivo. En el volumen de noticias deportivas al día, incluso hoy en día solo se hace alusión a las mujeres o competiciones femeninas cuando se trata de competiciones de élite, aunque el trato dado a estas noticias prácticamente nunca recibe el mismo trato que la misma competición cuando es masculina, que siempre viene acompañada de una mayor profundización.

En el terreno de la iconografía publicitaria también está dominado por el sistema de estereotipos, según el estudio denominado, "Gènere i informació": las mujeres representan el 8’8% frente al 66’68% de hombres y un 16’6% de imágenes mixtas. Donde mayoritariamente el trato dado a la mujer continua la dinámica de buscar figuras jóvenes y bonitas agradables a los ojos masculinos quedando prácticamente solo el uso del estereotipo de chica pin-up o mujer objeto. Incluso en los pies de foto la figura de la mujer suele salir bastante menospreciada o anulada, como en el caso de un pie de foto donde aparece un grupo de alumnos y alumnas, y haciendo uso del genérico masculino: " los estudiantes universitarios" quedando éstas anuladas

Finalmente el uso del lenguaje periodístico la mujer en la mayoría de casos suele tener un trato diferente o cuente con un uso más que simbólico. Hay que luchar para que la mujer tenga un trato igualitario, y aunque diversos lingüistas creen que primero ha de cambiar la sociedad, y con este cambio se modificará el lenguaje, mejor sería trabajar duro y no excluir a las mujeres en las noticias, o derrumbar muchos estereotipos. Así que hay que luchar para que la diferencia sexual que existe en nuestra sociedad también esté patente en la información del día a día.

Feminización del Currículo

Según los autores Debbie y Richard Jonson: la institución escolar es un lugar donde se desarrollan actividades cotidianas y por lo tanto, es un lugar donde se practica y elabora de forma activa la identidad sexual. Como también asegura Tomaz Tadeo da Silva: "dependiendo de dónde estoy socialmente, conozco ciertas cosas y no otras" denotando que la cuestión radica en que no es un problema de acceso sino de perspectiva. Carlos Lomas y Amparo Tusón, definen el género como un conjunto de fenómenos sociales, culturales y psicológicos asociados al sexo de las personas, donde el género es un proceso social que transforma una diferencia biológicamente determinada(macho/ hembra) en una distinción cultural (hombre/ mujer).

Con todo esto las teorías feministas tienen un doble propósito, como guías para la comprensión de la desigualdad de género y como guías para la acción. En este ámbito Acker habla de tres grandes grupos feministas occidentales contemporáneos, que son:

1) El feminismo liberal, donde se intenta equiparar a la mujer al hombre.

2) El socialista, que se centra en demostrar las diferencias entre las mujeres trabajadoras y las mujeres de la clase media.

3) El radical, que pretende "revaluar" lo femenino, con la finalidad de eliminar el dominio masculino.

4) El feminismo posmoderno, que pretende recuperar el poder y la identidad de los grupos subordinados.

Enlazando con este feminismo posmoderno se encuentra el feminismo dialógico, que se posiciona desde la teoría crítica, luchando por la igualdad incluyendo en estas a las mujeres que tradicionalmente se han visto excluidas de los movimientos feministas, para que exista voz de aquellas mujeres con poca formación académica y poca relevancia social.

Como Ana González y Carlos Lomas afirman: hay que compensar las asimetrías de género para evitar que la desigualdad sociocultural que se construye a partir de las diferencias sexuales ayude a la opresión y la discriminación de las personas. Y señalan la escuela como reflejo de la sociedad. Así pues la escuela está planteada como un sistema de enseñanza mixta, esto hace que no se enseñe desde la igualdad, ya que las mujeres parten de una situación muy desventajosa.

En la actualidad el estatus social de las mujeres está en pleno cambio, aunque continúan arrastrando el lastre de épocas anteriores donde los trabajos doméstico les pertenecían, como demuestra las estadísticas del INE, las mujeres dedican el triple del tiempo que los hombres a las tareas domésticas, aunque en mi valoración esto podría ser aún mayor. La mujer de hoy trabaja fuera y además dentro de caso, pero esto no es lo más grave, incluso en la gran mayoría de casos cobra menos, hasta 400 euros menos que los hombres. Junto a esta conquista de los espacios externos al hogar, y con la posibilidad de no depender de nadie más que de ellas mismas. La llamada "violencia de género" ha saltado a la palestra, ahora más que nunca este tipo de violencia se oye, las mujeres ya no tienen porque callarse malos tratos porque ya no dependen de sus esposos.

Frente a esto una de las más rancias instituciones religiosas y culturales: La Iglesia católica ha dado la voz de alarma, según el boletín de la Conferencia Episcopal del 2 de febrero de 2004 , la violencia de género es consecuencia de la revolución sexual de los sesenta. Aunque no han contado con el respaldo de las instituciones políticas, esto denota que una gran parte de la sociedad no ha asimilado la situación de la mujer, que está luchando por crear un nuevo tipo de cultura en la que hombre y mujer encajen igualmente sin que las condiciones de género biológico limiten el desarrollo de uno y otros y tampoco la procedencia social y la etnicidad.

Aunque estos planteamientos están ligados a las últimas corrientes pedagógicas, el caso del "velo" prohibido en Francia nos hace dar un retroceso donde nuevamente el golpe más duro lo recibe la niña, que está inmersa en un mundo cultural gobernado por mentes masculinas, y escolarizada en escuelas donde se arrastra un pesado lastre de preponderancia de normas y esquemas masculinos, frente a los que ha de luchar continuamente, ahora su diferencia cultural la vuelve a poner en el punto de mira de todos, porque aunque esa niña ahora lleve velo o no, no dejará de ser musulmana y lo que no se puede pretender es hacerla igual a las demás niñas al no llevarlo lo que se debería hacer es enseñar a sus compañeros de colegio cual es su cultura, y desde el conocimiento hacer ver a los demás niños que esa niña es una más, pero aceptando sus diferencias culturales.

Frente a todo esto se acuña el nombre de "Escuela Coeducativo" frente a "Escuela Mixta". Donde el modelo falso de igualdad que se ha querido dar con la escuela mixta no sirve y hay que afrontar una escuela nueva donde ni el género sexual, ni la procedencia social, ni la etnia tengan que ser un lastre. Aquí se reclama al colectivo docente que tiene que luchar mucho por conseguir mejorar todo esto, aunque también habría que hacer entender a toda una sociedad que la mujer actual no tiene porque acoplarse a la cultura establecida como está en el caso de la mujer que trabaja dentro y fuera de casa, sino que la propia cultura o sociedad ha de evolucionar hacia un mundo donde hombres y mujeres tengan igual cabida.

Estos contenidos son Copyleft bajo una licencia de Creative Commons. Pueden ser distribuidos o reproducidos, mencionando su autor, siempre que no sea para un uso económico o comercial. No se pueden alterar o transformar, para generar unos nuevos.

Este artículo es obra original de Francesc Agut Betoret y su publicación inicial procede del II Congreso Online del Observatorio para la CiberSociedad: http://www.cibersociedad.net/congres2004/index_es.html"

Francesc Agut Betoret


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.