Monografias.com > Educación
Descargar Imprimir Comentar Ver trabajos relacionados

Interacción y tic en la docencia universitaria – Interaction and tic in the university teaching


    Resumen

    Este artículo, además de tratar la
    necesidad del uso de las "TICs" tecnologías de la información y la
    comunicación en la docencia universitaria, relata la
    experiencia del uso de la plataforma Ilias en la Universidad de
    Jaén, la fundamentación del modelo
    didáctico que la sustenta, así como el análisis de la interacción educativa en situación
    de enseñanza/aprendizaje a
    través de las nuevas herramientas.
    Por último se plantea el estado de
    la cuestión en el uso de las TIC, tanto como apoyo a la
    docencia presencial como semipresencial o a
    distancia.

    Palabras clave: TIC, interacción, docencia
    virtual, plataformas.

    Abstract

    This article deals with the need of using "ICT"
    information and communication tecnologies at universitary
    teaching levels. It reports on an experience consisting in the
    application of the so called Ilias platform developed at the
    University of Jaén. It reflects the theoretical didactic
    model on which it is supported, and the need to enhance teacher
    training in order to be used. A state-of-the-art is also
    presented as regards its use both presential or semi-presential
    teaching.

    Keywords: TIC, interaction, virtual teaching,
    platforms.

    1.
    Introducción

    Las universidades como uno de los sectores y
    ámbitos de desarrollo de
    la sociedad, no
    pueden permanecer al margen del uso e influencia de las TIC; son
    muchos los requerimientos de organismos internacionales,
    así como las necesidades que en el ámbito de la
    investigación, hacen incuestionable esta
    necesidad, sin ánimo de obviar la propia docencia
    universitaria de cara a su mejora en la llamada sociedad del
    conocimiento.

    Estos contextos van a adaptarse al uso de estas
    herramientas, así como de las posibilidades que el
    empleo de las
    TIC ofrecen al proceso de
    enseñanza/aprendizaje. Nos estamos refiriendo a la
    creación de entornos interactivos, diferentes modalidades
    de aprendizaje, sitios web de las
    asignaturas, entre otros; que vienen a superar las variables
    espacio y tiempo y dando
    lugar a situaciones de enseñanza nuevas.

    En este escenario de Educación
    Superior, las TIC permiten superar las condiciones de espacio
    y tiempo que favorecen la flexibilidad que las universidades
    necesitan y se conviertan en propuestas de innovación de la Educación
    Superior. Esta situación hace que las universidades no
    pierdan una oportunidad de oro, si
    tenemos en cuenta las ventajas que el uso de las TIC ofrecen
    tanto a la docencia presencial como a la modalidad a distancia o
    bien semipresencial. Este proceso puede llegar a que otros
    organismos, instituciones
    privadas, empresas, inicien
    proyectos que
    sin ser ellos responsables directos de docencia universitaria se
    conviertan en verdaderos gestores de la misma.

    En el contexto universitario actual, las experiencias de
    uso de las TIC en la formación se ubican en un continuo
    que va desde niveles iniciales de sitios web de las asignaturas
    hasta los más complejos, representados por programas
    formativos en entornos tecnológicos de
    enseñanza/aprendizaje o Universidades virtuales
    (Área, 2004). En la tabla adjunta el autor plantea el
    continuo en el que se mueven los profesores universitarios con la
    incorporación de Internet a la
    enseñanza.

    Por otro lado las Universidades prestan a la Comunidad
    Universitaria una serie de servicios a
    través de los Centros de informática u otras dependencias, en
    referencia a la mensajería electrónica, acceso a internet, bases de datos,
    bibliotecas,
    secretaria virtual, plataformas de teleformación, campus
    virtual, entre otras opciones (Cabero, 2003).

    En esta misma línea, Gisbert, M. (2000) propone
    una serie de componentes de la gestión
    de un entorno tecnológico de enseñanza/aprendizaje:
    gestión académica, gestión de contenidos,
    gestión de recursos y
    gestión de la información. Componentes estos en los
    que están estrechamente vinculados los modelos de
    gestión y la concepción acerca del papel de las TIC
    como elemento innovador de la enseñanza
    universitaria.

    Por otra parte Collins, B., W. Veen y De Vries, P.
    (1993) diferencian dos posturas ante la innovación
    educativa "Tomar la iniciativa" o "esperar y ver", lo que da
    lugar a otros nuevos escenarios. Como características del
    primer modelo destacan desde el punto de vista de los usuarios,
    la información acerca del curso, las herramientas de
    comunicación, las herramientas para
    el trabajo
    colaborativo y la evaluación. Desde el punto de vista de la
    herramienta, destaca la sencillez y facilidad de uso, la función
    tutorial del profesorado y los tiempos de respuesta.

    El segundo caso, basado en el modelo de gestión
    institucional, se centra en las características de los
    alumnos, las características del curso y los recursos
    humanos y materiales
    disponibles.

    Con independencia
    de la perspectiva adoptada, la situación va a exigir a la
    universidad, tener en cuenta por otro lado, una serie de
    transformaciones apuntadas por el "Club de la Gestión de
    calidad" de España
    (1998), que al plantearse los cambios que deben realizarse en las
    instituciones para su adaptación social, llegan a la
    conclusión de que independientemente de los estudios
    realizados, los estudiantes deben adquirir una serie de competencias como
    son: liderazgo,
    trabajo en
    equipo, gestores del cambio,
    cultura
    básica empresarial, creatividad,
    habilidades para la comunicación, entre otras, y esto
    exigirá una transformación en la propia
    universidad.

    La clave no es fácil, y por el contrario nos
    lleva a plantearnos una serie de cambios en los roles que tanto
    los gestores de la Institución, como el profesorado y
    alumnado han de llevar a cabo; no basta sólo con el uso de
    las TIC; como responsables de la docencia el profesorado necesita
    plantearse cómo incorporar las tecnologías a su
    enseñanza para la mejora.

    Por lo tanto, no sólo es suficiente su uso,
    podemos ver profesores que sigan dando sus clases exactamente
    igual que lo venían haciendo y que el uso de las TIC no
    cambie e interfiera para nada. Por el contrario, de nada
    serviría digitalizar documentos con el
    sólo fin de acercarlos al alumnado. Hemos de tener
    presente que "los profesores sólo cambiarán si
    pueden ver claramente los beneficios del cambio y las desventajas
    de no cambiar; cualquier estrategia para
    poner en práctica el uso de la tecnología para la
    enseñanza y el aprendizaje
    debe tener en cuenta la cultura dominante de la universidad
    (Bates, T. 2001:126)

    En este sentido, no debemos olvidar que el ámbito
    educativo no ha sido de los más abiertos en cuanto a la
    incorporación de las TIC, a diferencia de los industriales
    y económicos. El profesorado habitualmente se muestra reacio a
    cambiar su forma o estilo de hacer las cosas y aunque conocemos
    avances de incorporación de los nuevos soportes, las
    investigaciones realizadas muestran que no siempre
    los docentes hacen
    un uso eficiente de los mismos (Blázquez, F. y otros,
    2000; Cabero, J. y otros, 1993; Cabero, J. y otros, 2000;
    Pérez y Pérez, R. y Otros, 1986).

    Por otro lado múltiples investigaciones
    (Área, M., 2000; Estrada, J.C. 2000) destacan que la
    sociedad de la información será la sociedad del
    conocimiento y del aprendizaje, y que esto será para toda
    la vida. Las TiC van a desempeñar un papel crucial no
    sólo como generador de contenidos, sino como medio para
    alcanzar la formación de los ciudadanos.

    Pero entendemos que el problema no está
    sólo en la competencia en el
    uso de las TIC, de plataformas u otros medios. Lo
    esencial del tema está en la utilización de los
    nuevos tipos de
    comunicación en los procesos de
    enseñanza/aprendizaje. La interactividad va a suponer
    nuevos espacios y posibilidades tanto al profesorado como al
    alumnado que también se explicita a lo largo de este
    artículo.

    2. La interacción
    educativa en los nuevos entornos de
    aprendizaje

    Las ventajas que ofrece el uso de las TIC en los
    procesos de enseñanza/aprendizaje son importantes tanto en
    referencia al alumnado como al profesorado, y que más
    adelante abordaremos. En este caso nos preocupa el uso
    didáctico y el enfoque con el que son construidos los
    contenidos con los que se trabaja en ellas.

    Para algunos autores se trata de un cambio de paradigma,
    sobre el que se ha basado la educación, dando a
    entender la necesidad de un profesor
    facilitador-mediador y no a un simple transmisor de
    información, como si todos los profesores fueran de los
    últimos señalados. Lo que parece evidente es que
    los nuevos contextos de comunicación plantean
    metodologías nuevas en los procesos de
    enseñanza/aprendizaje, que incorporen las ventajas de la
    interacción comunicativa a su proceso de
    enseñanza.

    Las investigaciones que tradicionalmente se han
    realizado en referencia a la interacción, tanto en el aula
    como sobre la interacción didáctica, los elementos de la
    interacción, se refieren a los años 80. Flanders
    (1977), Delamont (1985) Villar Angulo (1985), Medina (1988), han
    trabajado en modelos para el análisis de la
    interacción que son referentes clásicos a tener
    presentes en los nuevos entornos educativos.

    La interacción didáctica es considerada por Medina (2001)
    como "un marco multirrelacional que se configura entre docentes y
    estudiantes, constituida en la ensencia de la actividad de
    enseñanza y propiciadora del aprendizaje profundo y
    formativo de cada alumno".

    En esta línea, la interacción
    didáctica podemos considerarla como el conjunto de
    relaciones, transformaciones que emergen y se extienden en el
    aula o contexto educativo, que construyen en su actuación
    diaria los profesores entre sí, profesores y alumnos,
    orientados hacia objetivos
    diversos pero comunes en el desarrollo del proceso de
    enseñanza/aprendizaje y sometidos a las incidencias
    culturales, sociales del entorno y del propio sistema
    organizativo e ideológico y de la realidad personal de cada
    uno de los agentes participantes.

    En este sentido interactuar es establecer una acción
    compartida y flexible que ayuda al logro del objetivo que
    propongan los participantes (Medina, 1989). Desde la perspectiva
    del marco conceptual, centrándonos en el ámbito
    educativo, la interacción es un escenario integrador de la
    acción docente, infundada en una metodología didáctica dirigida al
    desarrollo de la tarea formativa, a través de la
    dinamización relacional a nivel colectivo e
    individual.

    En este sentido, la pertinencia de la metodología
    de aplicación para el desarrollo eficaz y creativo del
    proceso de enseñanza/aprendizaje, debe caracterizarse por
    ser fundamentalmente interactiva, fomentando la
    participación y favoreciendo un clima
    socio-comunicativo, flexible y adaptable desde una perspectiva
    crítica; debe estar basado en las
    necesidades del grupo y ser
    dinamizador del pensamiento y
    acción de todos los implicados. Este panorama arroja un
    papel del docente como dinamizador de una realidad relacional
    orientado a la predisposición e impulso de la
    participación e implicación colaborativa en el
    escenario interaccional del aula.

    En definitiva vemos como la interacción, el clima
    social y el sistema metodológico son tres aspectos
    fundamentales que de forma complementaria emergen del aula y
    configuran una cultura propia. Esta cultura emergente va a entrar
    en juego con el
    grupo humano y el docente. Los grupos
    según los diferentes autores (Shandi, 1977) Medina (1979)
    Huber (1987) cosideran que el número de miembros oscila
    entre 5 y 7, mientras que otros autores entienden que un
    número entre 15 y 20 personas puede asegurar la calidad de la
    interacción.

    Desde los planteamientos anteriores, nos interesa
    estudiar la interacción que se produce en los nuevos
    entornos de enseñanza/aprendizaje y analizar como las
    nuevas herramientas tanto síncronas como asíncronas
    generan y/o favorecen los procesos de interacción en el
    momento actual.

    El gran potencial de la red y de los nuevos entornos
    de enseñanza se encuentra en las posibilidades de dialogo e
    interacción, concretándose en sistema tutorial,
    grupos de aprendizaje, trabajo
    colaborativo y en definitiva en la creación de verdaderas
    comunidades de aprendizaje. En este sentido retomamos desde el
    análisis clásico de la interacción, la
    estructura
    interactiva que se lleva a cabo a través de las nuevas
    herramientas.

    2.1. El papel del profesor en el contexto interactivo
    de enseñanza

    El profesor como orientador del proceso de
    enseñanza/aprendizaje en la selección
    de datos, contenidos
    de la asignatura va a tener que facilitar a sus alumnos la
    formación en el uso de las TIC. Como vemos se produce
    inicialmente un nuevo contenido, habilidad y competencia en la
    formación del alumnado; lo que exige de forma obligada la
    competencia en el profesorado con respecto al uso de las TIC, en
    cuanto al uso de internet, conocimiento de software
    educativo, con el fin de que pueda resolver situaciones
    favorables para sus alumnos.

    La progresiva implantación de las TIC en las
    aulas de las universidades debe propiciar una metodología
    donde se fomente el intercambio de ideas, estrategias,
    dando importancia a la interacción grupal y a la
    relación de contenidos con las experiencias cotidianas, y
    eso es posible desde un cambio en el modelo didáctico,
    acercándose a pequeños proyectos e
    investigaciones.

    En el siguiente esquema representamos el papel del
    profesor desde un modelo clásico de enseñanza,
    planteando la necesidad de analizar cómo las nuevas
    herramientas intervienen en el proceso de
    enseñanza/aprendizaje y cuales serían las tareas
    del profesor desde la interacción grupal e individual con
    los estudiantes.

     

    La perspectiva didáctica ha de arrojar claves
    sobre el cómo hacer y qué hacer; reflexiones que
    deben ser previas a la innovación con TIC o de las TIC,
    estudiando las posibilidades que nos ofrecen y cómo no,
    las ventajas y mejoras de los procesos de enseñanza. Desde
    este planteamiento, las necesidades de formación del
    profesorado no sólo surgen por la incorporación de
    las TIC y la falta de medios, sino por las necesidades de
    reflexión y profundización en el modelo
    didáctico en cuanto a estrategias didácticas del
    profesorado, diseño
    de materiales, sistemas de
    comunicación, es decir nuevas competencias para su
    utilización didáctica (Cabero 2001a). En este
    sentido Salinas (2000a: 454) insiste en la necesidad de poner el
    acento en la docencia y no en la potencialidad tecnológica
    o en su disponibilidad.

    Es preciso insistir en las características de la
    enseñanza (Contreras, 1990) como comunicación, de
    intencional, forzada, jerárquica, de comunicación
    institucionalizada, de comunicación grupal. Los procesos
    de enseñanza/aprendizaje se consideran como un sistema
    intencional que tiene lugar en un marco institucional, en el que
    se generan estrategias encaminadas a provocar el
    aprendizaje.

    En la figura 2, podemos observar los cambios que se
    producen, siguiendo la bibliografía mas reciente,
    en el proceso didáctico, acercándonos a un modelo
    en el cual el alumno pasa a ser el centro del proceso, a
    diferencia de modelos anteriores, más centrados en el
    profesor y la clase.

    Desde estos planteamientos Poole, B. (1999) destaca una
    serie de capacidades y características fundamentales que
    un profesor debería tener en este nuevo ambiente
    informatizado:

    A. Aplicar los principios
    educativos actuales, las investigaciones y la evaluación
    adecuados al uso informático y las tecnologías
    asociadas a él.

    B. Explorar, evaluar y utilizar la informática
    /tecnología, incluidas las aplicaciones, el software
    educativo y la documentación asociada para apoyar el
    proceso educativo.

    C. Poseer conocimientos del uso del ordenador para la
    resolución de problemas,
    recolección de datos, gestión de
    información, comunicaciones, presentación de trabajo y
    toma de
    decisiones.

    D. Diseñar y desarrollar actividades de
    aprendizaje que integren la informática y la
    tecnología para estrategias de grupos de alumnos y para
    diversas poblaciones de estudiantes.

    E. Evaluar, seleccionar e integrar la enseñanza
    mediante la informática/tecnología en el
    currículum de área temática y/o nivel
    educativo.

    F. Conocer del uso de recursos multimedia,
    hipermedia e interactivos en la enseñanza.

    G. Identificar los recursos para mantenerse al
    día en ampliaciones informáticas y
    tecnologías afines en el campo educativo.

    H. Utilizar la tecnología informática
    para acceder a información que incremente la productividad
    personal y profesional.

    Se trata de capacidades que acerquen al profesorado al
    entorno tecnológico y que a su vez se deberán
    incorporar al modelo didáctico que cada profesor siga en
    su enseñanza.

    Por otra parte, y en el binomio
    enseñanza/aprendizaje es necesario destacar las
    posibilidades para el aprendizaje del alumno:

    – Favorece la interacción: profesor-alumno,
    alumno-alumno y alumno-contenido de aprendizaje.

    – Da más oportunidad de aprendizaje

    – Respeta los diferentes ritmos de
    aprendizaje

    – Posibilita el trabajo colaborativo

    – Proporciona acceso a la información y
    contenidos de aprendizaje

    Haciendo una revisión de los modelos
    didácticos de teleformación, y teniendo en cuenta
    las distintas teorías
    curriculares que justifican el uso de los medios, se diferencian
    entre los que se utilizan de apoyo a la instrucción y
    aquellos que sirven de apoyo al aprendizaje (Área,
    2002:208).

    Para catalogar los diferentes programas multimedia, se
    recurre y toman como referencia los distintos paradigmas
    curriculares (Zabalza, 1995): tradicional, tecnológico,
    interpretativo y sociocrítico, Para el uso de las
    plataformas telemáticas, Bartolomé, A. (1995),
    establece una serie de características diferenciales,
    partiendo de cuatro elementos que intervienen en cualquier
    programa de
    aprendizaje o enseñanza: tutoría, trabajo
    individual, trabajo colectivo en el aula y trabajo en
    grupo.

    Desde este último planteamiento presentamos y
    diferenciamos, cada uno de estos modelos atendiendo a los
    siguientes rasgos:

     

    Hemos seleccionado las claves que identifican cada uno
    de los modelos, desde los aspectos mencionados anteriormente.
    Podemos observar la evolución de un paradigma transmisivo a
    paradigmas de enseñanza/aprendizaje de corte
    constructivista en la construcción de conocimiento de carácter cultural (Tirado, 2002: 212)
    .

    Un ejemplo a estudiar es el caso de la plataforma Ilias,
    la cual vamos a presentar más adelante. Se trata de una
    opción de software libre
    que admite el uso de una serie de herramientas tanto
    síncronas como asíncronas, así como la
    creación de cursos, asignaturas, foros, siendo flexible en
    el diseño de contenidos hipertextuales y
    construcción de documentos.

    Vamos a mostrar las posibilidades, ventajas y
    limitaciones del uso pedagógico de este entorno,
    presentando la plataforma, las herramientas, la guía de
    estudio del alumno, la tutorización y la evaluación
    como elementos potenciales y relevantes del entorno, así
    como la valoración de su uso en el momento
    actual.

    3. El uso de las TIC en la
    docencia universitaria.

    Como en la mayoría de las Universidades, la
    Universidad de Jaén en su apuesta por la
    incorporación de las TIC, plantea desde el punto de vista
    institucional la enseñanza virtual, la cual ofrece un
    conjunto de herramientas educativas que pretenden facilitar el
    proceso de enseñanza-aprendizaje, la comunicación y
    la cooperación a través del uso de las
    Tecnologías de la Información y la
    Comunicación (TIC). Consciente de ello, la Universidad de
    Jaén ha creado el Secretariado de Tecnologías de la
    Información y la Comunicación, y dentro de
    éste la Universidad Virtual de Jaén, para
    desarrollar esta nueva modalidad de enseñanza.

    Esta perspectiva supone para el profesor un nuevo
    entorno educativo flexible que permite fácilmente el
    diseño de recursos didácticos, gracias a las
    herramientas de desarrollo en-línea, y un mayor
    seguimiento del aprendizaje de los alumnos. Para el alumno, esta
    nueva forma de aprendizaje implica ser un receptor-participante
    activo de conocimientos, que aprende con la ayuda de expertos y
    compañeros dentro de un entorno que no tiene fronteras
    geográficas ni horarios. De hecho, la enseñanza en
    este tipo de modalidad ofrece oportunidades únicas de
    construcción colaborativa del conocimiento.

    Los tiempos cambian de forma vertiginosa, y no podemos
    perder tiempo en apuntar al pasado. Al lado de esta
    situación, tampoco podemos obviar que en los
    últimos años, la enseñanza superior de todos
    los países ha sufrido una serie de cambios producidos
    tanto por la modificación de su estructura interna, como
    por la aparición de nuevas normativas; encontrándo
    transformaciones que apuntan una serie de cambios, al pasar de
    una visión del conocimiento centrado en el objeto a una
    visión del conocimiento orientada en el proceso, desde la
    propiedad
    individual del conocimiento a una visión transformadora, o
    desde la información del conocimiento a su
    gestión.

    La plataforma que la Universidad de Jaen utiliza en su
    campo virtual es la web Ilias disponible como software
    libre. Las universidades, instituciones educativas y cada
    persona
    interesada pueden usar el sistema gratuitamente y contribuir a su
    remoto desarrollo. El desarrollo de software por todo el mundo es
    coordinado por un equipo en la Facultad de Economía, Administración de empresa y
    Ciencias
    Sociales en la Universidad de Colonia. (Alemania)

    Ilias permite a usuarios crear, corregir y publicar el
    estudio y la enseñanza del material en un sistema
    integrado con sus navegadores
    normales de web. Los instrumentos para el funcionamiento del
    trabajo cooperativo y la comunicación son incluidos
    también. La versión corriente de ILIAS ofrece los
    rasgos siguientes:

    Escritorio personal para cada usuario con
    información sobre últimos cursos visitados, nuevo
    correo o entradas de foro

    • Aprendiendo el ambiente con anotaciones personales,
      prueba, glosario, la
      función de impresión, busca el motor y el
      descargado
    • Sistema de dirección de curso
    • La comunicación figura como el sistema de
      correo, foros y charla
    • Sistema de grupo para trabajo de colaboración
      y usuarios de organización y recursos
    • Ambiente de redacción(creación) integrado
      (Redactor) para crear cursos aún sin cualquier
      conocimiento de HTML
    • Apoyo de metadata para todos los niveles de aprender
      objetos
    • Sistema de ayuda sensible a contexto para
      principiantes y autores
    • Usuario e interfaz de administración de sistema
    • Lenguas de sistema: Chino, checo, danés,
      holandés, inglés, francés, alemán,
      griego, indonesio, italiano, Lituano, noruego, Pulido(Polaco),
      portugués, ruso, español, sueco y ucraniano

    Ilias es un proyecto conjunto
    de la Universidad de Colonia, la Facultad de Economía,
    Administración de empresa y Ciencias
    Sociales en la Universidad de Colonia, la Sal. Fundación
    de Oppenheim y el Departamento de Ciencia e
    Investigación del Estado
    Northrhine-Westphalia. Alemania. Las ventajas que podemos
    encontrar con el uso de la misma, son:

    – Rompe las limitaciones espacio –
    temporales

    – Se centra en el estudiante. Atiende a sus
    necesidades y características.

    – El alumno marca los
    ritmos.

    – Permite utilizar recursos multimedia.

    – Ofrece herramientas de comunicación
    sincrónicas y asincrónicas.

    – Actualización constante y
    económica.

    – Extiende la formación a más
    personas.

    – ¿Mejora la calidad de la
    enseñanza?

    Entre sus limitaciones, encontramos,

    – El costo de los
    equipos.

    – Se requiere personal técnico de
    apoyo.

    – Necesidad de formación en el entorno
    electrónico.

    – Profesor y alumno deben adaptarse a los nuevos
    métodos
    de aprendizaje.

    – Problemas de derechos de
    autor, seguridad y
    autentificación.

    – Problemas del ancho de banda.

    – Se tiende a aplicar los procesos pedagógicos
    tradicionales.

    – Falta experiencia educativa.

    Los aspectos más destacados del uso de la
    plataforma, que vamos a describir con mayor profundidad y
    detalle, se refieren a la
    organización del trabajo, la tutorización, las
    herramientas de la plataforma y la evaluación, por
    considerar que en su conjunto son claves que bien articuladas por
    el profesor, pueden mejorar la enseñanza presencial y como
    no, el propio proceso de enseñanza.

    A. La Tutorización on-line

    Las funciones que
    debe ejercer el tutor en el entorno de enseñanza virtual
    hacen referencia a las funciones propias del tutor en la
    universidad en contextos presenciales. Se trata de facilitar el
    aprendizaje de los alumnos, motivarles y fomentar su
    participación mediante el uso de las nuevas herramientas
    puestas a su alcance. El tutor en la enseñanza virtual,
    puede ser autor de contenidos, tener un amplio conocimiento de la
    asignatura y el entorno virtual, con el fin de mantener el
    contacto directo con los alumnos y evitar la desmotivación
    y el abandono. Entre las tareas que ha de desarrollar
    destacan:

    – La Orientación, motivación
    y seguimiento.

    – Resolución de dudas

    – Evaluación continua

    – Definición del Plan
    docente

    – Búsqueda de recursos, entre otras.

    B. La Evaluación

    La evaluación on-line a través de la
    plataforma illias, nos presenta distintos tipos de sistemas de
    evaluación, los formatos de preguntas más
    utilizados y las fórmulas de retroalimentación más
    efectivas.

    Optamos por un modelo mixto, que presenta como ventajas
    la autoevaluación y evaluación del alumno,
    incluyendo ejercicios de autoevaluación que derivan en un
    proyecto final de evaluación. De esta manera, la
    motivación del alumno se verá incrementada al
    saber que está trabajando sobre cuestiones que se
    verán reflejadas en su evaluación final.

    La plataforma permite por otro lado crear y administrar
    exámenes y cuestionarios de una asignatura o curso
    completo, pudiendo ser corregidos por Ilias de modo
    automático, resumiéndose los resultados. La
    elaboración de las pruebas se
    realiza mediante una interfaz gráfica.

    C. La guía de estudio

    La organización del trabajo del alumno en la
    plataforma Ilias, bien sea curso, materia, se
    estructura en torno a la
    Guía de Estudio. La guía se presenta con una
    introducción sobre la asignatura, junto a
    la información general del curso: asignatura, profesor,
    tutor, información sobre la actitud ante
    el estudio a través de la plataforma, la
    metodología de trabajo, etc.

    En segundo lugar se presenta la guía para el
    alumno, donde se plantean desde el modelo didáctico, los
    objetivos, contenidos, orientaciones metodológicas,
    temporalización, criterios de evaluación,
    bibliografía y recursos.

    La metodología se basa en estrategias propias de
    una enseñanza activa y autónoma, centrada en la
    figura del alumno como elemento clave del sistema de
    formación y con una participación del
    profesor/tutor como dinamizador y facilitador del proceso de
    aprendizaje.

    Desde el primer momento, se intenta familiarizar al
    alumno con los sistemas de formación on-line y crear el
    ambiente propio de un aula virtual donde el estudiante no tenga
    la sensación de aislamiento o soledad. Entendemos que un
    buen complemento de la docencia presencial puede seguir siendo el
    uso de ésta u otra plataforma, de tal modo que ayude al
    profesorado y alumnado en su proceso de
    enseñanza/aprendizaje.

    D. Las herramientas de
    comunicación:

    " Correo
    electrónico: permite la comunicación dentro de
    la plataforma (solamente) y es muy adecuado para hacer consultas
    de forma personalizada.

    " Foro: al ser los mensajes públicos, sirve para
    plantear temas de interés
    general entre todo el grupo, siendo moderados por el profesor o
    tutor.

    " Chat:
    posibilita comunicarse y "charlar" en tiempo real, tanto acerca
    de temas propuestos por los alumnos como acerca de otros
    planteados y planificados por el profesor.

    " Anuncios/Mensajes colectivos: esta herramienta permite
    una comunicación rápida, directa y efectiva entre
    el tutor y los alumnos, pues cada vez que el alumno se conecta a
    la plataforma podrá ver en una pequeña pantalla la
    última información colgada por el
    profesor.

    4. Estado de la
    cuestión.

    De la apuesta realizada por la Universidad de
    Jaén, podemos extraer algunas conclusiones iniciales
    referentes al uso de las TIC desde la Plataforma Ilias. En el
    primer periodo de experimentación de la misma,
    (2003-2004), se han realizado un total de 6 cursos de docencia on
    line dirigidos al profesorado. Uno de ellos impartido por el
    CEVUG (Universidad de Granada) y los cinco restantes por
    profesorado de la Universidad de Jaén. Los resultados en
    cuanto a participación y finalización de los cursos
    son de un 90% lo que indica que le profesorado está
    interesado en conocer el uso y aplicación de dicha
    herramienta. Cada uno de ellos estaba dirigido a cada una de las
    Facultades del Campus de Jaén, o bien dirigidos a Escuelas
    Universitarias y a un grupo de profesores específico de
    Olivicultura y elaiotecnia. Asimismo se han impartido dos cursos
    de docencia avanzada, con resultados similares a los anteriores.
    El porcentaje de profesorado asistente es de 180 profesores, lo
    que supone un 24% aproximadamente del total de
    profesores.

    La situación nos acerca a una realidad
    esperanzadora, si bien el profesorado parece andar con cierta
    cautela para su uso. La realidad es que esperan conocer las
    ventajas que la docencia virtual como apoyo a la enseñanza
    presencial, les puede aportar. En este momento los grupos de
    enseñanza presencial en muchas de las Titulaciones de la
    Universidad de Jaén, rondan los 125 alumnos, lo que supera
    las posibilidades de tiempo y número de alumnos en el uso
    de la plataforma. En este momento, por Facultades la experiencia
    de uso de la plataforma es la siguiente:

    A modo de conclusión, el uso de Internet por el
    docente pasa por su formación didáctica, en el
    desarrollo de estrategias didácticas; Marqués, P.
    (2003) señala que el profesor debe tener su página web
    de recursos docentes, la cual irá enriqueciendo a medida
    que avance su formación en el uso de esta nueva
    herramienta de trabajo. En nuestra Universidad el número
    de profesores que dispone de página web de la asignatura o
    bien de página personal con recursos disponibles para el
    alumno supone un 12 %, lo que equivale a 75 profesores de los
    diferentes departamentos (31/01/2005).

    La formación del profesorado universitario es la
    clave para la incorporación de las TIC, tanto desde la
    formación didáctica como tecnológica. Desde
    la primera en referencia a la reflexión sobre el proceso
    didáctico a la hora de enfrentarse a la búsqueda de
    soluciones
    educativas tanto en el aula como en colaboración con otros
    docentes. En segundo lugar desde el punto de vista de las
    herramientas en el
    conocimiento y uso de las mismas y de sus
    potencialidades.

    Por otro lado, es importante tener en cuenta el informe de la
    OCDE (2001) sobre el uso de las TIC en la educación,
    destacando una serie de dimensiones para la calidad del software
    educativo, entre las que destacamos las siguientes:

    – Debe responder a un objetivo educativo

    – Modo de uso del software

    – Necesidades individuales de los alumnos

    – Robustez y usabilidad

    Valor
    añadido, interactividad, edición, etc.

    – Relevancia cultural

    – Debe evitar estereotipos.

    En esta misma línea, Boticario, J.G. y Gaudioso,
    E. (2001:2-3) entienden que un buen uso de los recursos
    disponibles en Internet, podría favorecer procesos
    referidos a la autoformación, la comunicación entre
    participantes, la calidad de la información, procesos de
    evaluación continua, enriquecimiento de los formatos de
    contenidos. Desde esta misma perspectiva, las investigaciones en
    el diseño de webs educativas se centran fundamentalmente
    en el apoyo a la navegación y colaboración; el
    análisis de los problemas resueltos por los alumnos, entre
    otros (2001:117).

    De este modo observamos la tarea que tanto profesor como
    alumnos tienen en el desarrollo de nuevas habilidades y
    competencias en los entornos de aprendizaje
    colaborativo en la red, precisando asimismo de una buena
    integración de los recursos on-line en la
    docencia, ya que la interacción en los nuevos entornos de
    enseñanza suele asociarse a intercambios entre usuarios y
    ordenadores, olvidando que una situación de aprendizaje
    interactivo va más allá de un intercambio de
    mensajes, en la que los participantes ponen en combinación
    actividades cognitivas, afectivas, metacognitivas y sociales. El
    aprendizaje del alumno desde este punto de vista no sólo
    se basa en la adquisición de la información, sino
    en el desarrollo del alumno, la conducta y
    perspectiva de trabajo.

    Para finalizar y a modo de conclusión, es preciso
    reconocer que los avances en la incorporación de las TIC
    por parte del profesorado universitario, no son de lo más
    deseable como avanzamos anteriormente, si bien se dan pasos
    importantes en el qué hacer mediante tic, ventajas que
    ofrecen y dificultades encontradas, etc. La opción como
    indicábamos al principio, va más en la línea
    de cómo hacerlo, intentando que sea el profesorado
    universitario, responsable de su docencia el que decida sobre los
    procesos de enseñanza/aprendizaje, no dejando escapar
    ninguna opción a su alcance. La propuesta podría
    estar en el llamado "aprendizaje mezclado", "educación
    flexible", "formación mixta", entre otras acepciones-
    blended learning como superador del e-learning,
    aprovechando la enorme información disponible en Internet
    (Bartolomé, A., 2004; Cabero, J. 2004).

    5. Referencias
    bibliográficas.

    • Área, M. (2000): Bajo el efecto 2000.
      Líneas de investigación sobre tecnología educativa en España.
      Revista
      interuniversitaria de tecnología educativa, 0,
      98-113.
    • Bartolomé (2004): La red como instrumento de
      formación. Blended learning. Conceptos básicos.
      23, 7-20 REVISTA PIXEL BIT. REVISTA DE MEDIOS Y
      EDUCACIÓN. Abril, 2004.Sevilla.
    • Bates, T. (2001): Cómo gestionar el cambio
      tecnológico. Estrategias para los responsables de
      centros universitarios. Barcelona: GEDISA.
      Editorial.
    • Blázquez, F. y Otros (2000): Las actitudes
      del profesorado ante la informática. Un estudio
      comparativo entre Extremadura y Alentejo. Revista de
      Educación, 322, 455-473.
    • Boticario, J. G. y Gaudioso, E. (2001): Aprender y
      formar en Internet. Madrid.
      Paraninfo.
    • Cabero, J. y Otros (1993): Investigaciones sobre la
      informática en el Centro. Barcelona, PPU.
    • Cabero, J. y Otros (2000): Los usos de los medios
      audiovisuales, informáticos y las Nuevas
      Tecnologías en los centros andaluces. En las Nuevas
      Tecnologías para la mejora educativa. Cabero y Otros
      (ed.) Sevilla, Kronos.
    • Cabero, J. (2003): Las andaduras de Andalucía
      en las TICs aplicadas a la enseñanza. En XXI Revista de
      educación 5, 27-50.
    • Cabero, J. y Otros (2004): Las herramientas de
      comunicación en el "aprendizaje mezclado", 23, 27-41,
      REVISTA PIXEL BIT. REVISTA DE MEDIOS Y EDUCACIÓN. Abril,
      2004.Sevilla.
    • CEVUG (2002): Guía para profesores y tutores
      en entornos de aprendizaje virtual del Centro de
      Enseñanzas Virtuales de la Universidad de
      Granada.
    • Collins, B., W. Veen y De Vries, P. (1993): Preparing
      for an Interconnected future: Policy Options for
      telecommunications in education. Educational Technology, 33, 1;
      17-37.
    • Contreras, J. (1990): Enseñanza,
      currículum, profesorado. Madrid. Akal.
    • Delamont, S. (1985): La interacción
      didáctica. Madrid. Cincel.
    • Estrada, J. C. (2000): Nuevas tecnologías de
      la información aplicadas a la Educación Superior,
      en
      http://www.geocities.com/Athens/Acropolis/6708/tecnologia.htm
    • Flanders, N. E. (1977): Análisis de la
      interacción didáctica. Salamanca. Ediciones
      Anaya
    • Gisbert, M. (2000): Diseño y desarrollo de un
      campus virtual. Materiales del curso internacional Docencia
      Universitaria en Entornos tecnológicos. Universidad de
      los Andes, Mérida. Venezuela.
    • Marqués, P. (2003): La pizarra digital.
      http://dewey.uab.es/pmarques/pizarra.htm
    • Medina (1988): Didáctica e interacción
      en el aula. Madrid. Cincel.
    • Medina (2001): Los métodos en la
      enseñanza universitaria. En A. García
      Valcárcel (Coord.) Didáctica universitaria.
      Madrid. La Muralla, pp. 155-198.
    • Pérez y Pérez, R. y Otros (1986):
      Actitudes de los profesores en activo y de los estudiantes de
      magisterio hacia las Nuevas Tecnologías en el desarrollo
      del proceso de enseñanza/aprendizaje. Oviedo.
      Universidad de Oviedo.
    • Poole, B. (1999): Tecnología educativa. Educar
      para la sociocultura de la comunicación y el
      conocimiento. Madrid, Mc. Graw-Hill.
    • Tirado, R. (2002: 209): Principios educativos para la
      teleformación. En I. Aguaded y J. Cabero (Dir.), pp.
      199-220. Ediciones Aljibe. Archidona
      (Málaga).
    • Villar Angulo, L. M. (1985): La interacción
      didáctica. En Delamont, S. La interacción
      didáctica. Madrid. Cincel, pp: 169-187.

    Ana Ortiz Colón*

    *Universidad de Jaén

    Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.

    Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.

    Categorias
    Newsletter
    Comments
    All comments.
    Comments