Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Historia Cotemporánea de Venezuela (página 3)

Enviado por Carla Santaella



Partes: 1, 2, 3, 4

E. Para inicios del 1992 la popularidad del presidente Pérez esta en su punto mas bajo entonces, en la noche del 3 y 4 de Febrero la sociedad venezolana es sacudida por un acontecimiento que ya parecía olvidado: un golpe de estado, ese día se entero el país que existía atrás (desde 1983) llamado movimiento Bolivariano año 200 (MBR-200). Se trataba de un grupo de jóvenes oficiales con ideas nacionales y redención social que ante la crisis, la ineficiencia y la corrupción de los últimos gobiernos había jurado rescatar al país de políticos incapaces y deshonestos que lo estaban arruinando.

Efectos:

A. La nueva dirección de la revolución nació en el seno del ejército venezolano con la revolución del 4 de Febrero de 1992; aun cuando esta fue derrotada sus efectos políticos comenzaron a demoler las viejas estructuras del poder. El 4 de Febrero fue la chispa que convirtió las exigencias del cambio en una tendencia nacional, no es la primera vez que una política junta, nacida de un grupo reducido de adelantados, aparentemente solitarios e ilusos, se transforman en una fuerza capaz de decidir la historia incluso después de una terrible derrota. Hugo Chávez Frías interpreto las demandas populares en un momento de ligare en la conciencia y voluntad del pueblo venezolana. Convirtió la bandera de la convocatoria a constituyente en una reivindicación nacional, estableció un firme y claro deslinde con la vieja política desgarradora por las divisiones y espíritu formal y burocrático.

B. Las rebeliones del 4 de Febrero y el 27 de Noviembre de 1992 a pesar de terminar en una derrota en el terreno estrictamente militar por la envergadura de las unidades comprometidas y la repercusión en la opinión pública, rompieron el espinazo de los sectores más reaccionarios en el seno de las fuerzas. Después de 1992 las viejas políticas no podría contar más con la incondicionalidad de la institución Armada, las tropas y las capas medias de la oficionalidad habían quedado profundamente sensibilizadas por los acontecimientos. Este factor es determinante para la perspectiva pacifica de los cambios.

C. La crisis económica se recrudece. En 1994 el sistema bancario, sobredimensionado para la nueva realidad venezolana, quiebra. Son estabilizados los bancos más importantes del país, siendo algunos liquidados. Ello contraerá la economía de forma importante y ante, la necesidad de poner los depósitos perdidos, las reservas internacionales vuelven a disminuir y el flujo de dinero inyectado por la inflamación. Si bien Caldera frena las reformas de tinte neoliberal lo que genera desconfianza en los inversionista y hace que la economía y el empleo se contraigan aun mas, con el llamado proceso de "Apertura Petrolera".

D. El golpe del 4 de febrero es rápidamente sofocado. Aunque triunfa en algunos lugares como Maracaibo, en Caracas no pueden lograr sus objetivos: y cuando el presidente Pérez retoma la situación optan, por rendirse, pero el golpe fue recibido con alegría por un alto porcentaje de los venezolanos, que sintieron interpretando su descontento en la insurrección. Al momento de la rendición televisada de su líder en Caracas, Hugo Chávez, dijo que los objetivos no se habían logrado "Por Ahora" ese por ahora parecía la promesa de otra acción, como efecto ocurrió; y abrió una esperanza entre quienes deseaban una salida rápida de la crisis. En la sesión del congreso de aquel día, el ex presidente Rafael Caldera dijo otra frase famosa. "Es difícil pedirle al pueblo que se inmole por la libertad y la democracia cuando piensa que la libertad y la democracia no son capaces de darle de comer" igualmente televisado el discurso, hizo que se popularidad subiera a niveles nunca antes vistos.

E. Los intelectuales más importantes encabezados por Arturo Pietri, organizan un grupo llamado los notables y desde los medios de comunicación fustigan severamente tras un escándalo de malversación de 250 millones de dólares que fueron desviado de los fondos públicos para financiar la seguridad de violeta chamarro, presidente de Nicaragua sacado a la luz política por José Vicente Rafael entonces virtualmente retirado de la política y dedicado a el periodismo, el 20 de Mayo de 1993 se le abrió un juicio al Presidente Pérez, se le encarcela por primera vez desde 1958 un presidente no termino su periodo de gobierno. El congreso nombra al veterano político, periodista e historiador Ramón Velásquez. En los pocos meses que gobernó 5 de junio de 1993 a febrero de 1994 profundizando la descentralización y logra organizar en paz las elecciones de diciembre de 1993.

F. En 1994 Rafael Caldera indulto a Chávez y demás participantes en los intentos de golpe de estado de 1992, unos se incorporaron a funciones de gobierno, pero Chávez con liderazgo le dio aquel célebre por ahora inicia una activa vida política.

Encarcelamiento de yare a Hugo Chávez:

Chávez fue encarcelado, y al día siguiente de la rebelión, el ex-presidente Rafael Caldera, parlamentario y principal dirigente del partido democristiano COPEI, dirigió un discurso ante el Congreso en el que atacó duramente a Pérez, justificando en cierta forma el alzamiento militar.

Chávez pasó dos años en la prisión de Yare esperando juicio.

La prisión de Yare representa para Hugo Chávez y los militares bolivarianos una oportunidad para la reflexión y la maduración política. Durante su cautiverio de dos años, todos pero especialmente Hugo Chávez y Arias Cárdenas se dedican a leer, analizar y comprender mejor, trasdiciplinariamente a la sociedad venezolana.

Chávez se estrena como escritor para grandes audiencias y se conocen diversos artículos y ensayos políticos que dan cuenta de este hecho. Destacan entre otros "cómo salir del Laberinto" del cuál es co-autor y "del terrorismo de Estado a la guerra civil", ambos escritos en (1992).

Salida de Carlos A. Pérez de la presidencia de la república:

El 27 de noviembre de 1992, se produjo una nueva asonada militar, ésta de mayor gravedad que la anterior debido a la participación de parte de la Fuerza Aérea, por la jerarquía de sus máximos dirigentes y la incorporación al mismo de sectores civiles. Sin embargo, luego de combates por aire y por tierra los sublevados fueron vencidos por las fuerzas que se mantuvieron al lado del presidente. Pese a la derrota de los alzamientos militares, la presión política contra Carlos Andrés Pérez se incrementó, llegando a expresarse en la propuesta de su remoción del cargo. En marzo de 1993 el fiscal general de la República introdujo una acusación en su contra por malversación de 250 millones de bolívares de la partida secreta por cuyo manejo era responsable. El 20 de mayo siguiente la Corte Suprema de Justicia dictaminó que había méritos suficientes para su juicio, por lo que el Congreso Nacional resolvió destituirlo para que continuara dicho proceso. Una vez retirado de la Presidencia de la República fue consignado en el Retén Judicial de El Junquito y de allí, en aplicación de las previsiones legales relativas a límites de edad para el encarcelamiento, pasó a su casa donde fue recluido en espera de la sentencia del caso. El 30 de mayo de 1996, la Corte Suprema de Justicia lo condenó por malversación genérica agravada a 2 años y 4 meses de arresto domiciliario.

Rafael Caldera y el comienzo del fin de la Democracia Representativa y El Puntofijismo:

Rafael Caldera llegó al poder por segunda vez en 1994. Aunque éste prometió durante su campaña no acudir jamás ante el Fondo Monetario Internacional, debió hacerlo ante la crisis económica. En 1996 anunció el programa llamado Agenda Venezuela que prometía restablecer el equilibrio macroeconómico y apalear la inflación.

La Agenda Venezuela previó el incremento de los impuestos, suspensión de los controles de cambio, liberación de las tasas de interés y disciplina en el gasto público, entre otros aspectos.

El año 1994 estuvo caracterizado por la crisis financiera. Se inició con la intervención del Banco Latino, siguió con el derrumbe e intervención de una docena de instituciones bancarias más y culminó con la fuga de capital por concepto de auxilios financieros otorgados por el Estado a la banca, miles de ahorristas afectados y un grave desequilibrio en la economía de Venezuela, así como la merma en la confianza y credibilidad de venezolanos y extranjeros en las instituciones.

Rafael Caldera, brillante miembro de la clase intelectual de Venezuela y experto en el área del Derecho Laboral y seguridad social de los trabajadores, aprovechó esta condición para lograr que en 1997, una comisión tripartita, conformada por el sector empresarial, laboral y Gobierno, asumieran la reforma del régimen de prestaciones sociales, tras la revisión profunda de la Ley Orgánica del Trabajo.

La labor de la comisión tripartita quedó plasmada en un sistema de prestaciones sociales que preveía, entre otras cosas, su pago anual y no al cese del desempeño laboral como se hacía anteriormente; al mismo tiempo, se establecieron cinco subsistemas de seguridad social con la finalidad de mejorar la actividad del Ejecutivo en la resolución de los problemas básicos de los trabajadores venezolanos.

También en el Gobierno de Caldera se inició un proceso de apertura petrolera que muchos catalogaron como el preludio a la privatización del sector; sin embargo se llevó a cabo aglutinando esfuerzos del sector privado, nacional e internacional, para la explotación, exploración y refinamiento del oro negro y del gas natural. La crisis mundial en los mercados del crudo influyó negativamente en este proceso.

En 1983 se había formado un movimiento en las fuerzas armadas llamado MBR-200, responsable en 1992, de las dos intentonas golpistas en contra de Carlos Andrés Pérez. Luego de sus dos fracasos, fueron encarcelados sus principales líderes, entre ellos, Hernán Grüber Odremán, Francisco Arias Cárdenas y Hugo Chávez Frías. Durante el gobierno de Caldera fueron sobreseídos y salen en libertad conformando el partido político Movimiento Quinta República (MVR), comandado por Hugo Chávez.

Indulto de los comandantes rebeldes. Un nuevo intento de pacificación.

Amnistía a los militares de la rebelión de 1992.Durante el gobierno de Caldera fueron sobreseído y salen en libertad los militares responsables de los intentos golpistas de 1992, que se agruparon en el partido político Movimiento V República (MVR), dirigido por Hugo Chávez, para lograr el apoyo de los grupos de izquierdas a su precario gobierno de minoría parlamentaria.

A pesar de que había permitido su excarcelación en marzo de 1994 al sobreseer su caso a cambio de su baja en el Ejército.

El segundo período de gobierno de Caldera sentó las bases del ascenso de Hugo Chávez a la presidencia de la república. La caída de los partidos tradicionales y el movimiento populista iniciado por Caldera, dieron pie a Chávez para iniciar su propio movimiento, el cual se cristalizó al legalizar el partido MVR proveniente del MBR-200, que logró una clara victoria en las elecciones presidenciales de 1998.

Proceso de cambios

Triunfo de Chávez y la Revolución Pacífica y Democrática: Inicio del proceso de cambios.

Monografias.com

En el plano político, la propuesta fundamental del programa del ahora nuevamente candidato presidencial Hugo Chávez es hacer una Revolución Democrática, en forma pacífica y por medios democráticos. Con ello se pretende transformar el marco institucional, dentro del cual los actores económicos, políticos y sociales hacen sus planes y toman sus decisiones; marco institucional que estaba caracterizado por el dominio de las cúpulas de los partidos políticos tradicionales que, a su vez, controlaban los diferentes poderes del Estado en casi todos los ámbitos territoriales, tanto nacional como regional y local. Una pequeña elite de los partidos tradicionales, decidía quienes ocuparían los cargos para ser miembros de la Corte Suprema de Justicia, el Fiscal General de la República, el Contralor General de la República y los directivos del Consejo Supremo Electoral, ahora Consejo Nacional Electoral. Esos mismos cogollos decidían sobre el comportamiento de las fracciones políticas en el Congreso e influían decisivamente en las decisiones de la Corte Suprema de Justicia. Con lo que, en la práctica, quedaba cercenada la división de poderes. Esto impidió una sana y dinámica relación entre los diversos actores de la vida nacional. Las decisiones de carácter e interés nacional eran sometidas al tutelaje de las direcciones partidistas, sin que sobre éstos existiera algún control efectivo por parte de la sociedad venezolana. El alto grado de concentración de poder, combinado con un Estado que ha manejado y maneja grandes recursos provenientes del negocio petrolero, trajo consigo la generación de corruptelas, compadrazgos y clientelismo, erosionándose el desarrollo democrático de la vida nacional.

La forma en que se pretende alcanzar esta Revolución Pacífica es, corroborando lo propuesto por Huntington, procurar la Institucionalización de la V República. Una vez concluidas las megaelecciones, se dejará atrás el proceso de transición institucional, en el que era necesario definir al adversario, las elites corruptas e ineficientes del puntofijismo, aislarlas, segregarlas y desplazarlas. Lo que se logró pacíficamente, con métodos democráticos y con un mínimo de tensiones sociales y de perturbaciones en la vida institucional.

Ahora entramos en el período de institucionalización de la V República. Serán elegidos los miembros del Tribunal Supremo de Justicia; del Poder Ciudadano, Fiscal General, Contralor General y Defensor del Pueblo; del Poder Electoral, conforme a la normativa de la Constitución Bolivariana. Lo que implica, contrariamente al proceso anterior, mecanismos de negociación entre los sectores representados en los diferentes organismos de los Poderes del Estado, legitimados mediante el proceso eleccionario y actuando dentro de las reglas del juego establecidas en la Constitución.

Activación del referéndum consultivo para solicitar la asamblea nacional constituyente pese al marco legal de la constitución de 1961.

La propuesta de llevar a cabo una Asamblea Nacional Constituyente no estaba contemplada como un programa detallado de los pasos a realizar, es decir, si iba a ser mediante una reforma constitucional o un plebiscito, si iba ser originario o dependiente del Congreso Nacional de entonces, etc.

Lo cierto es que el día de la transmisión del mando presidencial, el electo presidente de la República, Hugo Chávez Frías, vía decreto presidencial número 3, del 2 de febrero de 1999, convoca a un referéndum consultivo para el 25 de abril de ese mismo año, de manera que el pueblo se manifestara en relación con que si estaba de acuerdo con una Asamblea Constituyente para refundar el país.

En esta consulta popular, el Sí obtuvo 90% de apoyo, con lo que la propuesta del Presidente fue acogida de una forma democrática y participativa como nunca antes en la historia venezolana se había hecho desde su independencia.

El próximo paso a seguir fue la elección de los miembros que integrarían la Asamblea Nacional Constituyente, que fue fijada para el 25 de julio de 1999, proceso que se efectuó en función a las Bases Comiciales que el pueblo aprobó en el referéndum consultivo.

Hubo una aspiración de mil 167 ciudadanos que se disputaban los 128 curules de la Constituyente. El Polo Patriótico obtuvo más de 100 constituyentes de los 128 estipulados a formar parte de la asamblea.

Acta de sesión del 3 de agosto del 99.

En el acta de la sesión del 3 de agosto de 1999 de la Asamblea Nacional Constituyente consta que ese día se reunieron en el Aula Magna de la UCV los constituyentes electos el 25 de julio de 1999.

Estuvieron presentes los constituyentes por la Circunscripción Nacional: Allan Brewer Carías, Alberto Franceschi, Alfredo Peña, Ángela Zago, Aristóbulo Istúriz, Claudio Fermín, Earle Herrera, Edmundo Chirinos, Eustoquio Contreras, Guillermo García Ponce, Hermann Escarrá, Jesús Rafael Sulbarán, Jorge Olavarría, Leopoldo Puchi, Luis Miquilena, Luis Vallenilla, Manuel Quijada, Marisabel Rodríguez de Chávez, Pablo Medina, Pedro Ortega Díaz, Reina Romero García, Ricardo Combellas, Tarek William Saab y Vinicio Romero.

Por el Distrito Federal: Desirée Santos Amaral, Eliézer Otaiza, Ernesto Alvarenga, Freddy Bernal, Julio César Alviárez, Nicolás Maduro, Segundo Meléndez Castillo y Vladimir Villegas, aparte de los constituyentes por el resto de las entidades del país, incluidos, por los indígenas de Venezuela, Guillermo Guevara, José Luis González y Nohelí Pocaterra.

El constituyente Pedro Ortega Díaz hizo algunas consideraciones introductorias al acto y concluyó al informar sobre el acuerdo realizado por la mayoría de los constituyentes en relación con la conformación de la directiva de este cuerpo.

Se tomó juramento en forma colectiva a los ciudadanos constituyentes electos, presentes en la Aula Magna de la UCV ese día, así como a los ciudadanos Elvis Amoroso y Alejandro Andrade como secretario y subsecretario accidental, respectivamente, de la Asamblea Nacional Constituyente.

En esta sesión, se designó una comisión integrada por los constituyentes Raúl Esté, Nohelí Pocaterra, Sol Musett, María de Queipo, Antonio Di Giampaolo, José León Tapia, Elio Gómez Grillo y Claudio Fermín para participar al Presidente de la República sobre la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente.

Asamblea Nacional constituyente.

Una Asamblea o Convención Constituyente o simplemente Constituyente es una reunión nacional de delegados del pueblo—no representantes—elegidos o designados con el objetivo especifico formar las reglas de funcionamiento y distribución del Poder como fundamento del su sistema político y social y de plasmar estas reglas a través de un pacto político en una Constitución que fijara reglas para la construcción de un nuevo Estado y de convivencia entre el Poder público y la sociedad, con la obligatoriedad de, si es Asamblea, de seguir el Principio de División de poderes y, si es Convención, con el límite de no desconocer los Derechos Fundamentales ya reconocidos.

Una asamblea o congreso constituyente es un organismo colegiado que tiene como función reformar o redactar la constitución, dotado para ello de plenos poderes o poder constituyente al que deben someterse todas las instituciones públicas. Se suele definir, por algunos textos de ciencias políticas y sociales como la "reunión de personas, representantes del pueblo, que tienen a su cargo dictar la ley fundamental de organización de un Estado o modificar la existente". En este entendido, la asamblea constituyente se constituye en un mecanismo representativo y democrático para la reforma total o parcial de la constitución.

Innovación establecida en la constitución de la república Bolivariana de Venezuela; Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia, inicio de la democracia participativa; reconocimiento del derecho de los indígenas.

El Estado Social - Democrático

La segunda generación de Derechos Humanos lo constituyen los Derechos sociales en sentido amplio, entre los cuales se encuentran, actualmente en nuestra carta magna, los culturales, económicos, de las familias, los Educativos, los laborales y los de los pueblos indígenas.

El Estado de Derecho moderno, iniciado como dijimos hacia la segunda mitad del siglo XVIII, reconoció los Derechos individuales fundamentales del ciudadano, entre los cuales se encuentran también los Derechos políticos como una segunda categoría importante pero no tan fundamental como los Derechos individuales. Sin embargo el proceso democratizador signado por la participación política del pueblo, inicialmente limitada a la democracia representativa y circunscrita, en sus inicios, a ciertas y determinadas personas que eran las que en la realidad podían ejercer tales derechos políticos, no tardó en dar a luz distintos Derechos y Garantías que pretendían una profundización de dicho Estado de Derecho. De ello es hoy día reflejo nuestro texto constitucional en lo relativo los derechos individuales y políticos que antes se expusieron.

Pero fue con la revolución industrial cuando, producto de los cambios sociales originados por tal transformación operada por el maquinismo de la modernidad, aquel Estado gendarme, protector de la libertad individual y de la propiedad como expresión de aquella, se vio en la necesidad de intervenir activamente en la vida social para regular las relaciones que el capitalismo había impuesto no pocas veces contra grandes capas de la población empobrecidas. Es así como nace el Estado Social como antítesis del Estado de Derecho.

Si el Estado de Derecho estaba construido para respetar al máximo la libertad ciudadana (en especial la libertad económica) y para no intervenir sino para salvaguardar tal libertad, el Estado Social se fundamentaba en la intervención activa en los distintos ámbitos de la vida ciudadana para regular la vida social, Estado-individuo, Estado-empresa, Estado-trabajadores, etc., limitándose así de una manera más sensible la libertad del ciudadano, en casos extremos este es el periodo – que media entre las dos guerras mundiales- donde se producen los sistemas políticos totalitarios, pues su orientación es la intervención intensa en la autonomía de la persona y en la libertad en general de la sociedad.

No obstante lo expuesto, el carácter Democrático que fue desarrollándose, producto de la naturaleza de la legitimidad con que nació el Estado moderno (la soberanía reside en el pueblo y no ya en el monarca), introdujo una moderación en el Estado Social. Al reconocerse así al sistema democrático como el mejor para el desarrollo de la sociedad y del ciudadano, le fue añadido al Estado Social de Derecho el elemento Democrático. Este último elemento constituye la síntesis de la evolución del Estado moderno en la actualidad.

Así las cosas a la Tesis: Estado de Derecho y a su antítesis: Estado Social le sucedió una síntesis: Estado Democrático, cuya influencia busca conjugar los elementos antitéticos de cada una de aquellas configuraciones estatales y reunirlos en una síntesis fructífera en aras del Estado del bienestar de los ciudadanos.

Matizados y democratizados hoy día los Derechos Sociales la carta magna venezolana da cuenta de tal síntesis.

Democracia participativa; consiste en que los ciudadanos voten las leyes, decretos y reformas que proponen los miembros del parlamento. El sistema que hoy en día conocemos se debería llamar democracia representativa, es decir, cada cuatro años elegimos unos representantes a los que damos un cheque en blanco para que hagan y deshagan a su antojo durante ese tiempo. No existe forma de pedirles cuentas de su gestión

 Los derechos indígenas.

"El Estado reconoce la existencia de los pueblos y comunidades indígenas, su organización social, política y económica, sus culturas, usos y costumbres, idiomas y religiones, así como su hábitat y derechos originarios sobre las tierras que ancestral y tradicionalmente ocupan y que son necesarias para desarrollar y garantizar sus formas de vida". Expertos de la frontera venezolana consideran que si se aceptan los "derechos originarios" de los indígenas, éstos, basándose en el principio inalienable de autodeterminación de los pueblos, estarán en capacidad de exigir y obtener derechos para la explotación de sus propias tierras, con sus recursos naturalesminerales; la desmilitarización de las mismas; recibir préstamos internacionales o la restitución de los territorios que hayan sido confiscados o dañados. El contralmirante (r) Ramiro Pérez Luciani, presidente del Instituto de Estudios Fronterizos, advierte que estaríamos frente al desmembramiento de una porción de Venezuela.

Golpe de Estado fascista 11 de Abril: Movimiento popular del 13 de abril: Vuelta de hilo Constitucional.

Bajo el lema de la defensa de la //meritocracia// en Petróleos de Venezuela (PDVSA), levantada alrededor del cambio en los mandos de la industria petrolera nacional por parte del gobierno de Chávez, los factores conspirativos logran aglutinar en Marzo y comienzos de Abril de 2002, a los actores de la clase media alta caraqueña y nacional, la reagrupación de los debilitados partidos opositores y altos mandos castrenses (varias decenas de generales y oficiales de alta graduación que habían hecho su carrera en significativas vinculaciones con el liderazgo político de la cuarta República).El 11 de Abril de 2002, en medio de un paro general indefinido, los sectores opositores convocan a una marcha contra el gobierno de Chávez que logra aglutinar a medio millón de opositores. La mayoría de los participantes en esta marcha, desconocían que el interés de los núcleos conspirativos era hacer culminar esta manifestación frente a Miraflores para, articulada a otras iniciativas, exigir la renuncia del Presidente Constitucional.Estas acciones se deciden a espaldas de la mayoría de los ciudadanos que militan en la oposición. A los efectos de este trabajo interesa destacar el abrogamiento unilateral de la representación de los marchistas por parte de los líderes de la extrema derecha y la nomenclatura de los partidos (AD221, COPEI222, Convergencia223, Proyecto Venezuela224, PJ225 y BR226, entre otros) y la negación de canales de democracia participativa para el establecimiento de un consenso entre los factores de oposición.Mientras los círculos bolivarianos, algunos sectores de izquierda no burocratizada, sindicatos combativos y fundamentalmente las organizaciones populares llamaban a movilizar contra los golpistas. El ejecutivo y gran parte de las direcciones partidistas en gobierno se oponían a los llamados de movilización, bajo el errado argumento que "las Fuerzas Armadas defendían al gobierno".El 13 de Abril de 2002 se expresa abiertamente en Venezuela una situación revolucionaria, en la cual el Chavismo es sólo uno de sus elementos constitutivos. El icono síntesis de este proceso es Hugo Chávez, pero la victoria obtenida es básicamente del movimiento popular, quien retoma, en consecuencia, la seguridad en su capacidad transformadora. Seguridad que se expresó en los días subsiguientes en la convocatoria a la Asamblea Popular Revolucionario (APR), para luego continuar auto construyendo redes de trabajo participativo que crecen como una hiedra en el tejido social venezolano.La retoma del poder se coordina sin centro a partir del viernes 12, en horas de la noche. A ello contribuyó la indignación colectiva del pueblo venezolano al observar las imágenes y escuchar el discurso de Pedro Carmona. "Pedro el breve" en su auto juramentación decidió concentrar todos los poderes e iniciar una dictadura fascista.Pocas horas después se comenzó a escuchar el sonido estridente de las cacerolas. Las cacerolas retumbaron en los cerros caraqueños y los barrios populares de la capital.Una red de comunicación rizomática sin centros coordina las acciones. Se multiplican los voceros y medios de difusión de los esfuerzos de resistencia. La noticia del cautiverio del Presidente se constituyó en bisagra para la convocatoria a movilizarse. Las agrupaciones ciudadanas se produce espontáneamente y a través de redes sociales. Boca a boca, vía mensajería celular de texto, telefonemas, correos electrónicos, radios comunitarias, etc., se decide enfrentar al recién instalado gobierno dictatorial de Carmona.Ya no podían ocultar sus colmillos los fascistas. Era notoria la instauración de un régimen dictatorial. Las televisoras privadas alineadas con el golpe insisten en proyectar una señal de absoluta calma ciudadana al trasmitir su programación habitual, mientras que en los días previos al golpe prestaron dedicación exclusiva a los acontecimientos fascistas.Desde el viernes por la noche se producen disturbios generalizados en la zona metropolitana de Caracas. Las protestas desbordan totalmente los intentos de represión policial. Sin embargo hubo violentos choques con decenas de muertos y heridos.El sábado la insurrección rodea los cuarteles y el propio Palacio de Gobierno central. El sábado 13 de Abril se desató la rebelión popular en las calles del país. El pueblo exige el retorno del presidente. Los epicentros de la coalición cívico militar se ubican en Maracay (Aragua), Fuerte Tiuna y el palacio de Miraflores.La agitación se volvió lugar común entre los dirigentes sociales de las barriadas y sectores populares. El sentimiento generalizado de la población movilizada, de la insurrección popular, giraba en torno a tres premisas:(a) combatir al gobierno de facto instalado y en consecuencia restituir la democracia bolivariana,(b) evitar la vuelta al poder de la antigua clase política oligarca cuarta republicana y(c) restituir en sus funciones al comandante Chávez y, fundamentalmente, garantizar su vida.Son innumerables los relatos de heroísmo anónimo protagonizado por los desheredados de la historia escrita por las clases dominantes. En los cuarteles los oficiales y los soldados se fusionaban con el pueblo descalzo y humilde.Desde el interior del país las guarniciones se iban sumando a la insurrección. En Caracas avanza la movilización de millares de personas por la Avenida Sucre sobre Miraflores y columnas de manifestantes avanzan sobre el fuerte Tiuna. Concentraciones masivas se registran en todos las ciudades del país.El sábado 13 de abril, ¡Cae la dictadura!A las 4.30 de la tarde el comandante general del ejército quien se quedó esperando que lo nombraran ministro de la defensa, señala que la nueva junta provisional de gobierno ha cometido errores y condiciona el apoyo al respeto de la constitución nacional. Veinte minutos después, el gobierno provisional en franco retroceso anuncia la rectificación de su decreto de disolución de los demás poderes públicos y decía que Chávez se iba del país, fue el último respiro de Carmona en el poder. El alto mando militar, que se había reunido en torno al comandante general del ejército Efraín Vásquez Velasco se había fracturado, se sabe de peleas entre ellos repartiéndose cargos dentro y fuera de la FAN". (Emilio Bastidas, diario El País, de Madrid. 2002.

Bloque antidemocrático: la coordinadora Democrática: Gente del petróleo; Militares Disidentes en Plaza Altamira; Paro petrolero: Atentado contra Estado Venezuela.

El Bloque Democrático (BD) es una de las tres agrupaciones opositoras a Chávez, junto a la Coordinadora Democrática y el factor que orbita alrededor de Salas Rômer. Insurge públicamente el 21 de marzo de 2003, como propuesta alternativa ante la Coordinadora Democrática (CD) quienes lideraron la cadena de derrotas opositoras (golpe de Abril, paro petrolero del 2002 e intentos de corrida de dólares en el primer trimestre del 2003). Este sector considera agotadas las iniciativas "pacificas" para salir de Chávez y anuncian que concentrarán sus esfuerzos en una salida cívico-militar (léase golpista). Cuentan con 43 micro-organizaciones que le sirven de fachada para sus operaciones en los escenarios nacional e internacional. Se les vincula con la colocación de explosivos en las embajadas de Colombia y España, también con las detonaciones ocurridas en el Regimiento Guardia de Honor y Conatel. 

Ante la alarma que se promovió con las noticias de derrames petroleros acaecidos en el Lago de Maracaibo durante el mes de enero de 2003 y la "emergencia ambiental" decretada por el Gobernador del Estado Zulia, Manuel Rosales en el contexto de las movilizaciones políticas convocadas por sectores de la oposición al gobierno nacional; preocupados por los ecosistemas que brindan sustento natural a la sociedad en que vivimos, y la calidad de vida de la población; en nuestra condición de miembros de la comunidad académica de La Universidad del Zulia, grupos ambientalistas y organizaciones populares comprometidas con la transformación social de la región zuliana y de Venezuela, hemos asumido nuestra responsabilidad de iniciar una indagación que permita esclarecer los hechos asociados a la paralización arbitraria de las operaciones de la industria petrolera nacional por obra de un grupo de gerentes de PDVSA alineados a una estrategia conspirativa de la denominada Coordinadora Democrática. Es de nuestra opinión que la complejidad de la situación planteada sobrepasa las fronteras de las relaciones entre el sistema técnico petrolero y el sistema físico ambiental lacustre, y comprende un conjunto de variables de carácter humano social, por lo que consideramos esta realidad bajo un enfoque político, ético y socio-ambiental, y por ende, indesligable de nuestra condición de venezolanos comprometidos con la defensa de nuestra soberanía como Nación y de nuestros derechos económicos, políticos, sociales, culturales y ambientales.

El propósito de este documento es describir la situación ocasionada por el paro petrolero y asumir nuestra responsabilidad en torno a estos escandalosos hechos, inéditos en la historia de la nación venezolana, contribuyendo a la descripción e interpretación de aspectos técnicos, ambientales y éticos que formaron parte de paro y sus consecuencias, como paso previo y necesario a una evaluación detallada que incluya magnitudes muy definidas del impacto ambiental y socioeconómico de la paralización de la industria petrolera. Para este efecto, hemos llevado a cabo un conjunto de entrevistas, visitas e inspecciones a instalaciones petroleras del Lago de Maracaibo y áreas adyacentes, y examinado la documentación pública y otras fuentes relevantes que se refiere a estos hechos.

La paralización total de la producción petrolera de Occidente: un hecho inédito en la historia petrolera mundial

A partir del 2 de diciembre de 2002, una parte de la nómina mayor y personal ejecutivo de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) llevó a cabo la paralización de la industria petrolera venezolana trayendo como consecuencia la caída total de la producción de crudo y gas del occidente del país. Este hecho involucró la quiebra deliberada de los planes de contingencia previstos para asegurar la continuidad operativa de la industria en sus diferentes localidades, la seguridad de las instalaciones y los perjuicios al ambiente y la salud de las personas.

En Occidente, este paro significó que más del 60% de personal de las nóminas altas desertó de su trabajo en las actividades operacionales rutinarias, lo cual conllevó al abandono, daños y colapso de la producción, manejo de crudo, gas, agua, vapor, y red eléctrica de la industriaGran parte de la infraestructura petrolera fue objeto de un sabotaje sistemático que resalta por el carácter experto de su ejecución, cuyos autores aprovecharon la desprotección general de las instalaciones causada por el abandono de labores; junto a ello, la industria petrolera fue objeto de vandalismo y hurto masivo, lo cual afectó, en general, las operaciones de producción de crudo, compresión y fraccionamiento de gas. Entre otros aspectos de importancia, resaltan la destrucción y obstrucción de equipos e instalaciones con el propósito deliberado de causar derrames de hidrocarburos en los ambientes lacustres y terrestres, y deterioro profundo del servicio de expendio de gasolina y gas doméstico a la población.

En las inspecciones realizadas en el Lago de Maracaibo se observaron pozos y estaciones de flujo y áreas adyacentes frente a las costas de Tía Juana y Lagunillas. En tierra, además de estaciones de flujo, fueron inspeccionados pozos y balancines, líneas de flujo, estaciones de vapor, subestaciones y líneas eléctricas, pertenecientes a los campos de Tía Juana, Lagunillas y Bachaquero; además, se realizaron entrevistas a miembros del personal de la Gerencia de Operaciones Acuáticas y Departamento de Seguridad e Higiene Ambiental (SHA) del distrito Tía Juana. Asimismo, se analizó la versión de la Gobernación del Estado Zulia y de los responsables de la paralización de la industria petrolera, para lo cual hemos utilizado versiones publicadas por la prensa nacional.

A través de la observación documental y de campo, junto con el examen del comportamiento de los actores relevantes de esta coyuntura, se logró consolidar una información de base para nuestros análisis e interpretaciones, los cuales fueron elaborados considerando especialmente la lógica de las operaciones petroleras en el Lago de Maracaibo y en tierra, junto con información relativa al comportamiento histórico reciente de los derrames petroleros en el Lago y la descripción de los componentes ambientales lacustres y circunlacustres. Junto a este examen, se abordaron los aspectos éticos, políticos y sociales inmersos en dicha problemática.

Operaciones de sabotaje electrónico y atentados directos a las instalaciones

La comisión de actos de sabotaje fue determinada en las acciones que evidenciaron la participación del personal de confianza, cuya naturaleza o condición brinda la experticia, capacidad y oportunidad necesaria para lograr deliberadamente los efectos de entorpecimiento o colapso de las instalaciones.

El plan ejecutado para detener la industria petrolera nacional sacó provecho de la experticia técnica del personal calificado y la disciplina industrial que acompaña los aspectos organizacionales de esta corporación, especialmente en el sentido de la subordinación que predomina en las cadenas de mando. Esto es particularmente cierto en aquellas áreas de mayor complejidad tecnológica sometidas al sabotaje, diferenciándose aquellas acciones que no ameritan un conocimiento profundo sobre el funcionamiento de ciertas instalaciones, aunque si requieran una actuación dirigida técnicamente. A esto, deberán sumarse las consecuencias derivadas del retiro de la vigilancia en tierra y lago, especialmente, la masiva ola de hurtos y vandalismo que azotó la industria durante el paro.

La lógica general del sabotaje fue comenzar por la paralización de las operaciones finales del proceso petrolero (embarque de crudo en los terminales portuarios) para asegurar que cada fase previa (llenado de tanques, envío de crudo por oleoductos, recolección de petróleo en estaciones de flujo, etc.) fuera sucesivamente paralizada por la inercia de la saturación de crudo, hasta llegar a la parada forzosa de los pozos, en general. Esto fue acompañado con el entorpecimiento de diversas instalaciones claves tales como plantas compresoras de gas, plantas de vapor, plantas de generación eléctrica, plantas de procesamiento, e inclusive el taponamiento de oleoductos con crudo pesado, etc. cuya inmovilización garantizaría la imposibilidad de una rápida recuperación de la producción, en caso de intento de reactivaciónEl carácter sistémico de los mecanismos y procesos involucrados en la producción petrolera conduce a que el bloqueo de ciertos componentes necesariamente conduce a la interrupción del conjunto. Esto es especialmente significativo en el caso del sabotaje de las estaciones de compresión de gas y plantas de fraccionamiento, de las que dependen ramificaciones operativas hacia o desde los pozos (gas lift) y gas asociado, plantas eléctricas (gas combustible), gas de la ciudad, petroquímica, y distribución de combustibles.

La participación de INTESA en el colapso provocado a PDVSA fue determinante, considerando que esta empresa desde 1997 controla toda la infraestructura, facilidades, equipos, data financiera, geológica, técnica, presupuestaria y de negocios de la empresa y, además, el personal de soporte tecnológico de información de PDVSA, en el cual reposa el más decisivo control de la producción, refinación y distribución del crudo y sus derivados.

INTESA ejerció su poder de control computarizado para paralizar la carga, descarga y almacenamiento de crudo en los diferentes terminales de embarque, así como para detener el funcionamiento de la mayoría de las estaciones de flujo, plantas compresoras, plantas de procesamiento, llenaderos de combustible, tuberías automatizadas, etc., asegurándose que la manipulación de las redes informáticas fuera posible solamente por parte de los poseedores de las claves secretas de acceso al sistema, todos empleados de INTESA sumados al "paro", quienes secuestraron el sistema mediante un acceso clandestino preparado cuidadosamente con anticipación.

Este contundente sabotaje informático implicó la utilización de módems ocultos en el interior de paredes y escritorios para operar con acceso remoto, vía telefónica. Cabe anotar el uso de la red INTERNET para lograr acceso a la intranet de la corporación, en donde tanto las comunicaciones satelitales como de microondas y radio son parte del sistema. Toda esta plataforma tecnológica sirvió a los fines del sabotaje: impedir el control de las operaciones por parte de quienes siguieron laborando, aislar Occidente con respecto a las oficinas centrales de PDVSA en Caracas, destruir la bases de datos contentivas de las operaciones rutinarias y evitar la identificación de operadores en distintas instalaciones y maquinarias; eventualmente, suprimir los sistemas operativos de los servidores, desconfigurar los routers, y finalmente, desmantelar todo el sistema de información y control a distancia de las operaciones automatizadas. Esto condujo al personal que continuó en sus puestos de trabajo a una incertidumbre total en torno a los valores reales establecidos en los puntos de control de los procesos, y obligó a presumir un excesivo riesgo en el manejo de las instalaciones que les indujo a proceder a la verificación pormenorizada de los parámetros de control de plantas y equipos, antes de adelantar el arranque de los mismos; como consecuencia, el reinicio de las operaciones en este caso fue muy lento y minucioso.

Como se afirmó antes, el sabotaje electrónico se acompañó con el bloqueo físico directo de instalaciones para impedir la producción de crudo, pues, no toda esta producción obedece a los controles automatizados, resultando obvia la táctica de obstaculizar, inclusive en el campo, un arranque inmediato de las operaciones petroleras, en caso de que los saboteadores perdieran eventualmente el control de la situación.

Puede observarse que este aspecto de la combinación de las formas de sabotaje estuvo directamente relacionado con el carácter que fue asumiendo el desarrollo de las maniobras e incursiones dirigidas a paralizar la industria, especialmente bajo el criterio de partida de los estrategas del paro que presumieron que bastaría la paralización de la industria petrolera venezolana durante siete (7) días para liquidar el gobierno del Presidente Chávez.

La evolución del paro presentó dos fases: la primera, donde la ausencia de mandos gerenciales y descontrol de los sistemas automatizados provocó el desconcierto del personal laborante, y la parálisis de la producción. Esta situación condujo a una visión triunfalista de los líderes responsables de la paralización al momento en que la producción se llevó a "cero barriles", lo cual fue precipitadamente difundido y aplaudido cínicamente como una evidencia de la acción eficiente de Gente del Petróleo.

La segunda fase del sabotaje surgió bajo la influencia de las iniciativas de reagrupamiento gerencial y reactivación de la producción ejecutadas por parte del personal de las nominas mayor y contractual y personal de contratistas que no se sumaron al paro. En contraposición, el boicot pasó de la acción "virtual" desde las redes informáticas, a las acciones de campo en el propio terreno de las instalaciones de tierra y lago. Aquí parecen evidenciarse acciones desesperadas de los estrategas y seguidores del movimiento insurreccional, resaltantes por el carácter destructivo de las mismas. Al parecer, esta radicalización fue una acción desesperada surgida a partir del momento que excedió el límite de los siete días previsto para derribar de su cargo al Presidente de la República, junto a las evidencias de la capacidad de reinicio de la industria. Nótese, que las acciones de sabotaje directo que provocaron eventos de contaminación ambiental por derrames de crudo en el lago y tierra, y a explosiones e incendios en tierra, ocurren precisamente en momentos en que la respuesta de reactivación productiva del personal laborante ya había comenzado a dar sus frutos, mientras que las explicaciones de Gente de Petróleo para hacer ver el fracaso del personal laborante se dirigió a demostrar la inexperiencia de quienes asumieron la responsabilidad de la producción, lo cual ocurrió durante la segunda semana del mes de enero de 2003. Debe cotejarse que la reactivación comenzó a verificarse después que las Fuerzas Armadas tomaron el control de las instalaciones petroleras. Con todo, buena parte de las acciones de sabotaje pueden catalogarse como auténticos actos terroristas, los cuales se prolongaron a lo largo de los meses de enero, febrero y marzo, y vienen decayendo, aunque no totalmente, en el mes de abril, como pudo evidenciarse con daños en oleoductos, y el incendio deliberado por dos veces consecutivas de las fosa de lodos adyacente a la planta de Ulé.

Se conoció de la participación directa de un conjunto de empresas contratistas con diferentes grados de compromiso y papeles cumplidos en la conspiración y ejecución del sabotaje de las instalaciones y actividades de la industria petrolera, entre las que figuran: VENEZUELA DIVER, COMASSO, SERVICIOS OJEDA, CASCOPET, TUBOSERVICIOS, CORLAGO, LISA, PAPAGAYO, SAMFORD, CRAFT y TURISLAGO.

El amplísimo territorio abarcado por las instalaciones petroleras en el Zulia fue un factor favorable para el plan de sabotaje, especialmente en aquellas zonas donde la custodia de la Armada y la Guardia Nacional no alcanzó la efectividad necesaria, o no estuvo presente. El sabotaje fue favorecido por el dominio externo del sistema de control informático de la producción y la vulnerabilidad que ofrece el emplazamiento de la industria en un territorio de difícil vigilancia.

Militares en la plaza Altamira:

En 2002 en un preámbulo del Paro petrolero de 2002-2003 en contra de Hugo Chávez, es tomada por militares disidentes que apoyaron a Pedro Carmona (Presidente de facto después de perpetrar el Golpe del 11 de abril de ese año y derrocar por dos días a Chávez) los cuales se declararon en "desobediencia legitima", apelando a la Constitución de 1999, actual vigente e impulsada por Hugo Chávez y desde allí dichos militares llamaron a la insurrección para desalojar del poder a su gobierno, surgiendo así una crisis; esta toma de la plaza fue apoyada por la recién creada Coordinadora Democrática que albergaba a los partidos adversos al gobierno; tales acontecimientos fueron ampliamente cubiertos por los comunicación privados venezolanos, que tenían corresponsales permanentes que transmitían todas las declaraciones de los militares sublevados; en dicha plaza acampó un gran número de personas lo cual fue permitido por el alcalde del municipio, Leopoldo López (de Primero Justicia); esta ocupación duró más de un año; en dicha plaza se produjeron sucesos trágicos como el asesinato de varios congregados en el lugar, por un ciudadano de nacionalidad portuguesa llamado João de Gouveia, el cual fue arrestado y encarcelado; o como el asesinato de dos militares pertenecientes al grupo de los insurrectos.

La toma de la plaza Francia fue el preludio de la toma de zonas públicas por parte de la oposición como la Plaza de un edificio de la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA) en Chuao (en el mismo municipio Chacao de Caracas); dicha plaza fue llamada Plaza de la Meritocracia en alusión al derecho de los trabajadores petroleros de defender sus méritos laborales dentro de la empresa.

Revolución bolivariana: hacia el socialismo del siglo XXI

Proceso de consolidación de la República Bolivariana de Venezuela:

Inicios del fortalecimiento del Estado Democrático y Social de Derecho y de justicia;

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, en el articulo 2 consagra que "Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político". Esta constitución democrática compromete su existencia axiológica en el privilegio que le asigna a los derechos humanos como derechos fundamentales caracterizados por la universalidad de sus titulares.

Las funciones esenciales del Estado Social coinciden el Estado de Derecho, los pactos, tratados y convenios suscritos por Venezuela. Su finalidad radica en crear, conservar y comprometerse a materializar esos derechos para satisfacer las demandas y necesidades de sus habitantes para lograr el bienestar general. Por ello, la justicia, la educación, la salud, la seguridad social, el propender a un desarrollo integral de la sociedad y del individuo, el establecimiento y la protección de los derechos humanos, siendo funciones indelegables del Estado. Aquellas que pueden acometer con mayor eficacia y eficiencia en la medida en que podríamos decir que son inherentes a la persona humana, es decir funciones que cuadran al estado en virtud de los fines y medios que estén a su alcance, así como la mejor preparación de sus actores gubernamentales para ejecutar las tareas que la Constitución y las leyes de la República le emanan. Por lo tanto, el Estado venezolano en tiempos de la modernidad, estimula a sus conciudadanos a fomentar el espíritu de solidaridad, responsabilidad y ponderación en sus acciones ante otros organismos que no se inscriben en la función social.

Este nuevo sistema está al servicio del hombre y debe ser garante del bien común, basado en los principios de justicia social y dignidad humana.

El Estado debe crear, conservar y comprometerse a materializar esos derechos para la satisfacer las necesidades de sus habitantes logrando así un bienestar general. Por ello la justicio, la educación, la salud la seguridad social, el desarrollo integral de los individuos y de la sociedad y la protección de sus derechos humanos se trasforman en derechos prioritarios del estado.

El Estado social y de Justicia persigue la armonía entre las clases, evitando que la clase dominante abuse de o subyugue a otra clase de grupo social impidiéndole el derecho y sosteniéndolas a la pobreza y a la ignorancia, a la categoría de explotado y sin posibilidad de avance.

Participación Ciudadana.

Es la integración de la ciudadanía en el proceso de adopción de decisiones del gobierno de su ciudad, autonomía o país. O dicho de otro modo, para que una ciudad o un país modernos proporcionen los mejores servicios y oportunidades a la población, debe contar con gobiernos abiertos y receptivos, dispuestos a escuchar lo que los ciudadanos y ciudadanas les quieren transmitir para contribuir a mejorar la política y la gestión de los asuntos públicos. Eso es Participación Ciudadana: la imprescindible participación de todos los hombres y mujeres que quieran implicarse en los problemas que les afectan, aportando puntos de vista, inquietudes y soluciones. La Participación Ciudadana es el acto de, siendo un ciudadano, intervenir en la vida pública y privada del país en el ámbito público deriva de una contradicción entre poderes. Se plantea en la medida en que existe un Poder (Estado, Administración Pública) y un no poder (ciudadanos) que quiere participar, es decir "tomar parte" o ejercer algún aspecto de ese poder y, en definitiva, tener más poder (ya sea mediante la información, el control, la participación en la gestión, etc.). Participar es eso: tomar parte en algo en que hay diferentes partes, "ser partícipe de Si (administración/administrados,...) la relación dependerá del poder que tenga cada parte. Si el poder de unos es total y el de los otros casi nulo, la participación será muy difícil. En definitiva, un sistema es más democrático en la medida en que los ciudadanos tienen, individual y colectivamente, verdadero poder como tales, no son meros súbditos y son, por lo tanto, más sujetos.

El objetivo que persigue la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos no es otro, por tanto, que darle contenido y ampliar la democracia (recordemos que democracia significa "gobierno del pueblo"), avanzando en lo que se conoce como "democracia participativa". En contraposición, cuando en un país sólo se practican algunas de las libertades básicas (voto cada cuatro años, libertad de expresión,...) podemos hablar de "democracia formal". En las sociedades complejas la participación persigue que los habitantes de un lugar sean más sujetos sociales, con más capacidad para transformar el medio en que viven y de control sobre sus órganos políticos, económicos y administrativos. Requisitos para poner en marcha un proceso de participación.

Contraloría Social.

La Contraloría social se define como "El conjunto de acciones de control, vigilancia y evaluación que realizan las personas, de manera organizada o independiente, en un modelo de derechos y compromisos ciudadanos, con el propósito de contribuir a que la gestión gubernamental y el manejo de los recursos públicos se realicen en términos de transparencia, eficacia, legalidad y honradez, así como para exigir la rendición de cuentas a sus gobernantes".

Marco Jurídico

La Contraloría Social tiene su sustento legal en la primacía de los derechos constitucionales a la información, de petición y de participación de diversos sectores de la sociedad en la planeación democrática del desarrollo nacional consagrados en la Constitución, en los artículos:

  • 6° "...el derecho a la información será garantizado por el Estado"

  • 8° "Los funcionarios y empleados públicos respetarán el ejercicio del derecho de petición..."

  • 26° "...La planeación será democrática. Mediante la participación de los diversos sectores sociales recogerá las aspiraciones y demandas de la sociedad para incorporarlos al plan y los programas de desarrollo..."

Por otro lado, en la Ley General de Desarrollo Social se establecen principios fundamentales como la participación social entendida como el derecho de las personas y organizaciones a intervenir e integrarse, individual o colectivamente en la formulación, ejecución y evaluación de las políticas, programas y acciones del desarrollo social, y en cuanto a la transparencia se refrenda que la información relativa al desarrollo social es pública y que las autoridades del país garantizarán que la información gubernamental sea objetiva, oportuna, sistemática y veraz.

Consejos Locales de Planificación Pública (CLPP):

El Consejo Local de Planificación Pública es el órgano encargado de la planificación integral del gobierno local, para lo cual, se sujetará con lo dispuesto en el artículo 55 del Decreto Nº 1.528 con Fuerza de Ley Orgánica de Planificación, con el propósito de lograr la integración de las comunidades organizadas y grupos vecinales mediante la participación y el protagonismo dentro de una política general de Estado, descentralización y desconcentración de competencias y recursos, de conformidad con lo establecido en la

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Cada Consejo Local de Planificación Pública, promoverá y orientará una tipología de municipio atendiendo a las condiciones de población, nivel de progreso económico, capacidad para generar ingresos fiscales propios, situación geográfica, elementos históricos, culturales y otros factores relevantes. En todo caso, el Consejo Local de Planificación Pública responderá a la naturaleza propia del Municipio.

Integración

El Consejo Local de Planificación Pública para el cumplimiento de sus funciones, estará conformado por:

1. Un Presidente o Presidenta, quien será el Alcalde o Alcaldesa. 2. Los Concejales y Concejalas del municipio.

3. Los Presidentes o Presidentas de las Juntas Parroquiales.

4. El o los representantes de organizaciones vecinales de las parroquias, el o los representantes, por sectores, de las organizaciones de la sociedad organizada y el o los representantes de las comunidades o pueblos Indígenas, donde los hubiere. Estos representantes, serán elegidos como lo dispone el artículo 4 de esta Ley, en un número igual a la sumatoria más uno de los integrantes mencionados en los numerales 1 al 3 de este artículo.

El ejercicio de las funciones inherentes al Consejo Local de Planificación Pública será ad-honorem.

Consejos Comunales de planificación:

El Consejo Comunal de Planificación es creado desde la aprobación en primera discusión del proyecto de Ley Orgánica de Comunas, con una característica bien importante a destacar y es que su actuación para lograr elaborar el Plan de Desarrollo Comunal, definido como el instrumento para la concreción del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación en la Comuna, no está obligado y por lo tanto tiene una autonomía absoluta en relación a los lineamientos y alcance del Plan de Desarrollo Municipal, aún cuando en principio se ubica en el propio territorio del municipio.  

El Plan de Desarrollo Comunal debe entonces inspirarse en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación, el Plan Regional de Desarrollo, los lineamientos del Consejo Federal de Gobierno y de los Distritos Motores de Desarrollo, llama la atención que no aparece ni el Estado ni el Municipio como actores que puedan incidir en el alcance del plan de desarrollo comunal.

El responsable de elaborar este Plan de Desarrollo Comunal es el Consejo de Planificación Comunal, integrado por  tres (3) voceros electos por los consejos comunales de la Comuna, no indica la metodología de esta elección; tres (3) voceros electos por el Parlamento Comunal, un (1) vocero designado por las organizaciones socio-productivas comunitarias, y un (1) vocero de cada consejo comunal, integrante del comité de trabajo en materia de ordenación y gestión del territorio.  Como ha sido en el diseño de la Comuna la elección de autoridades para los órganos de esta entidad local se realiza a través de los consejos comunales y de otras instancias del poder popular.

Las funciones que cumple este Consejo de Planificación Comunal se pueden agrupar de la siguiente manera:

En relación al Plan de Desarrollo:

-Impulsar la coordinación y participación ciudadana en la formulación, ejecución, seguimiento, evaluación y control del Plan de Desarrollo Comunal.

-Garantizar que el Plan de Desarrollo Comunal se articule con el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación, el de Desarrollo Regional y los lineamientos del Distrito Motor de Desarrollo.

-Realizar seguimiento y evaluación al Plan de Desarrollo Comunal.

En relación a los Proyectos:

-Formular y promover los proyectos de inversión para la Comuna ante el Parlamento Comunal.

-Estudiar y proponer al Parlamento Comunal la aprobación de los proyectos presentados por las comunidades y organizaciones sociales a ser financiados con recursos provenientes del Fondo de Compensación Interterritorial y otros.

-E laborar un banco de proyectos con información sobre el contenido, recursos reales y potenciales existentes para la Comuna.

En relación a la Promoción de un nuevo diseño de relaciones locales:

-Impulsar la coordinación con otros consejos de planificación comunal para coadyuvar con el desarrollo de mancomunidades.

-Promover en el desarrollo endógeno y sustentable de la Comuna el sistema de propiedad social.

En relación a su relación con los demás órganos:

-Atender cualquier información atinente a sus competencias que le solicite cualquier instancia del poder popular, del poder público sobre la situación socio económica de la Comuna.

Es esta otra instancia a través de la cual se impulsará vía planificación el diseño de un nuevo estado, a través de la sustitución del municipio como forma de organizar territorialmente a la nación por las Comunas que dada su autonomía legislativa y de funcionamiento impone realmente una nueva forma de ordenación territorial.

Alianzas entre cuba:

Cuba y Venezuela sellaron hace varios años su alianza estratégica, que va mucho más allá de la fórmula "médicos por petróleo". Es cierto que Cuba ha comenzado a librarse de la dependencia energética gracias a los casi 80.000 barriles diarios de petróleo venezolano, y por primera vez en los últimos 15 años puede anunciar programas económicos de gran calado social en la Isla, como el nuevo plan de construcción de 500.000 viviendas para los próximos 5 años. Y, ciertamente, Venezuela está dando un gigantesco salto en materia de salud pública, gracias a la llamada Misión Barrio Adentro (I y II), implementada por casi 20.000 cooperantes cubanos, que dan servicios de medicina familiar, oftalmología, odontología y otros a casi el 60% de la población venezolana.

Pero el plan estratégico aprobado por los gobiernos de Cuba y Venezuela en abril de 2005 abarca otros muchos capítulos de solidaridad bilateral, de los que entresacaremos algunos ejemplos: 

En el campo de la salud: un plan de formación por parte de Cuba de 55.000 profesionales de la salud venezolanos, que constituirán el soporte humano del futuro sistema público de salud de Venezuela; la construcción en Venezuela de miles de nuevos consultorios, centros de diagnóstico integral, salas de rehabilitación y fisioterapia y centros de alta tecnología; la llamada Misión Milagro, por la que ya han sido intervenidos gratuitamente en Cuba de enfermedades de la visión 80.000 venezolanos y venezolanas sin recursos, y que se incrementará hasta los 100.000 pacientes/año.

En el campo de la educación: la Misión Robinson, basada en el método de la pedagoga cubana Leonela Realy, ha logrado la alfabetización de casi 1.500.000 personas; otras misiones educativas que cuentan con asesoría cubana, como Misión Ribas (formación de bachilleres), Misión Sucre (enseñanza superior), Misión Vuelvan Caras (formación de trabajadores especializados para el desarrollo de cooperativas) o la Universidad Bolivariana de Venezuela ofrecen posibilidades de estudio a millones de venezolanos antes excluidos del sistema educativo.

En el campo económico: la compra a precios preferenciales por parte de Cuba de 412 millones de dólares en productos venezolanos durante 2005, propiciando la creación de casi 100.000 nuevos puestos de trabajo en Venezuela; la inauguración de oficinas de empresas públicas de Venezuela en Cuba (PDVSA, Banco Industrial y otras) y de Cuba en Venezuela; la decisión estratégica de reparar los barcos petroleros venezolanos en Cuba, y ya no en Estados Unidos; la eliminación mutua de numerosos aranceles; la creación de empresas mixtas en el campo de la siderurgia, el tratamiento del níquel, los ferrocarriles, el transporte marítimo, el desarrollo agrícola, la producción de artículos deportivos y muchos otros; la ejecución de 9 proyectos de desarrollo endógeno en ambos países, potenciando diversas zonas rurales; y decenas de acuerdos marco, contratos y memorandos en materias tan diversas como la informática y comunicaciones, el transporte, la biodiversidad y el medio ambiente, la economía popular, los recursos hidráulicos, la vivienda, la agricultura, la ganadería y la pesca, la industria ligera, la industria eléctrica o la aeronáutica civil.

En el campo del deporte y la cultura: la llamada "Misión Barrio Adentro Deporte", en la que miles de preparadores físicos y trabajadores sociales cubanos apoyan el trabajo social mediante el deporte en los barrios más desfavorecidos de Venezuela; la preparación de miles de deportistas venezolanos por parte de entrenadores cubanos de élite, que permite vislumbrar a Venezuela como la futura potencia deportiva emergente de América Latina; programas conjuntos de cooperación cultural en materia de servicios editoriales, cine y discografía, y la creación de una empresa estatal mixta de industrias culturales.

Y en el campo de la batalla mediática: decenas de acuerdos de producción conjunta y trabajo compartido entre televisiones, radio y agencias de noticias públicas de ambas naciones.

La alianza Cuba-Venezuela; Un factor de influencia en la región:

Pero la alianza Cuba-Venezuela no puede ser entendida si no es a la luz del proyecto del ALBA, la Alternativa Bolivariana para las Américas, propuesta que lanzara hace dos años el presidente Hugo Chávez Frías como respuesta al ALCA (Acuerdo de Libre Comercio de América), proyecto impulsado por el gobierno de Estados Unidos. Mientras el ALCA responde a los intereses del capital trasnacional y persigue la liberalización absoluta del comercio de bienes y servicios e inversiones, el ALBA pone el énfasis en la lucha contra la pobreza y la exclusión social, se fundamenta en la cooperación entre las naciones para compensar sus asimetrías en el desarrollo económico, persigue el desarrollo endógeno que erradique la pobreza y corrija las desigualdades sociales y territoriales y sus principios fundacionales son la solidaridad y la unidad latinoamericanas.

Cuba y Venezuela ya se encuentran en el camino del desarrollo del ALBA, a través de las miles de iniciativas de integración y solidaridad mutuas. Pero, además, ambas naciones son hoy un factor fundamental de influencia en la región. Una influencia que no es ejercida a través de los tradicionales mecanismos del imperialismo norteamericano -el chantaje económico, la deuda externa, la presión militar, el terrorismo, los golpes de estado- , sino a partir de iniciativas solidarias para la integración económica y el desarrollo social. Pongamos algunos ejemplos:

  • En materia de salud: la ya conocida cooperación solidaria médica de Cuba en América Latina (brigadas médicas cubanas, Plan Integral de Salud en Centroamérica, Escuela Latinoamericana de Medicina de La Habana, etc.), incrementará su potencial a partir de acuerdos como el plan de formación en Cuba de 200.000 médicos latinoamericanos en los próximos diez años, o el llamado "Compromiso de Sandino", que significa la extensión de  la "Misión Milagro" en 10 años a 6 millones de latinoamericanos -y norteamericanos- pobres con enfermedades de la visión, a los que ambos gobiernos pagarán pasajes, tratamientos quirúrgicos y postoperatorios.

  • En materia de educación: además de los acuerdos entre Cuba y municipalidades gobernadas por la izquierda en varios países, Cuba y Venezuela han lanzado un proyecto continental -financiado por ambos gobiernos- para la eliminación del analfabetismo en toda América Latina.

  • En materia energética: Venezuela, potencia petrolera, ha lanzado numerosas iniciativas desde la base de la solidaridad y la cooperación, rompiendo los tradicionales esquemas de la negociación intergubernamental. Ahí está el proyecto de creación de Petroamérica, compañía multiestatal latinoamericana, y el acuerdo Petrocaribe, por el que, por ejemplo, Venezuela está vendiendo petróleo más barato a los países caribeños, ofreciéndoles condiciones ventajosas de pago, ha eliminado intermediarios -asumiendo directamente, por ejemplo, la actividad del transporte- y ha creado el "Fondo ALBA Caribe" para el financiamiento de programas de solidaridad en regiones empobrecidas del Caribe. Además, Venezuela ha llegado a acuerdos de suministro directo de petróleo, en condiciones preferenciales, a alcaldías gobernadas por el Frente Sandinista en Nicaragua o el FMLN en El Salvador.

  • En el terreno de la lucha mediática, es imprescindible mencionar "Telesur", televisión multiestatal participada por Venezuela, Cuba, Argentina y Uruguay que pretende quebrar el monopolio mediático de la información en manos de las agencias norteamericanas y europeas y ser altavoz de los luchadores sociales del continente.

Pero no debemos olvidar que el ALBA y la alianza Cuba-Venezuela son sólo una parte de un conjunto de luchas populares y procesos de cambio en el continente. Los pueblos de América Latina han sido cobayas en el laboratorio del neoliberalismo desde los años 80, y hoy expresan su rebeldía y su deseo de cambio de múltiples formas. Avanzan las luchas de resistencia de todos los movimientos populares -indígenas, sindicales, de mujeres trabajadoras, etc.-, y se crean nuevos espacios para la acción gubernamental en determinados países. En ese contexto, la alianza Cuba-Venezuela es un enorme paso adelante en el mismo camino por el que transitan tantas luchas en la región, que da una luz de esperanza a millones de latinoamericanos y latinoamericanas, pero también a millones de personas de todo el mundo que sueñan en otro mundo posible: un mundo que avance hacia el socialismo por los senderos que tracen -de acuerdo a su historia y a sus realidades- cada uno de los pueblos.

1era. Etapa de las misiones (Barrio Adentro y Robinson):

Misión Robinson:

El programa "Yo si Puedo", fue una práctica poco usual, e implicó un reto para el país. Su aplicación fue dividida en tres etapas. Guiados siempre en lo que dijo Bolívar: Moral y Luces son las primeras necesidades

Por: Claudia Acacio (*) 

La Misión Robinson, tuvo como finalidad eliminar el analfabetismo en jóvenes y adultos de todo el país. Promovió la comprensión lectora en cada uno de los beneficiados. Esta misión estuvo inspirada en los principios de equidad, igualdad de género, así como en el respeto a todas las corrientes del pensamiento. La finalidad fue desarrollar el potencial creativo de cada ser humano y el pleno ejercicio de su personalidad en una sociedad democrática. Por ello, este programa mostró un resultado palpable de lo que es capaz de hacer un gobierno que tiene como bandera y como principio el humanismo y la atención directa a los desposeídos. 

Etapas de la Misión Robinson:La Misión Robinson, fue una práctica poco usual e implicó un reto para el país, y su aplicación fue dividida en tres etapas. La primera fase se tradujo en el adiestramiento, incluía las 10 primeras clases del método, cinco de familiarización, desarrollo de expresión oral y habilidades psicomotoras. Aseguró la representación gráfica de los números del 0 al 30 y los cinco restantes. Estuvo dirigida al estudio de las vocales. La segunda fase, constó de la enseñanza de la lectura y la escritura. Se dedicó en 42 clases al aprendizaje de la lecto-escritura. La tercera fase, fue la consolidación de las letras estudiadas. Se consagró en 13 clases para el conocimiento óptimo de la temática instruida. Sistema de evaluación de Misión Robinson El proceso de evaluación para los robinsonianos fue sistemático y diario. Se tomaban en cuenta:Los ejercicios que realizaron en la cartilla o en los cuadernos. Las respuestas a preguntas realizadas en clase. Observación de las clases. Entrega de ejercicios orientados por el facilitador. Participación de los encuentros. Asimismo, se les aplicó una evaluación final, que comprobó que los alfabetizados habían aprendido a leer con cierta fluidez y que eran capaces de redactar oraciones, mensajes sencillos y hasta una carta. Becas para los aprendices Dado que el analfabetismo excluyó a los ciudadanos al disfrute de todos los derechos sociales, el Gobierno Revolucionario a través del Ministerio de Educación y Deportes adelantó un programa de incentivo económico. Fueron 100 mil becas mensuales para los robinsonianos de escasos recursos y otras 100 mil que se asignaron a los misioneros que se constituyeron en cooperativas. Logros Alcanzados en la Misión Robinson El Plan Extraordinario de Alfabetización Simón Rodríguez, conocido como Misión Robinson, dio una altísima contribución y servicio en la lucha por la alfabetización en Venezuela. Este programa educativo atendió a todos los sectores de la población, haciendo énfasis en los grupos más vulnerables, y en aquellos con necesidades pedagógicas especiales. La Misión Robinson, motivó la participación masiva del voluntariado, articulando la inclusión de los alfabetizados en programas que fueron dirigidos al impulso de sus potencialidades. Se logró incorporarlos al desarrollo de proyectos productivos, congruentes con el modelo de Desarrollo Endógeno que se lleva a cabo a nivel nacional. 

Misión Barrio Adentro:

"Barrio Adentro I" surge como eje articulador de las políticas sociales del Gobierno Revolucionario del Presidente Hugo Chávez y del Pueblo venezolano". Algo que parece haberse olvidado. Fue implementado a partir de abril de 2003 y su consolidación ha sido tarea difícil. Su éxito inicial, parte del empoderamiento asumido por el pueblo, y de la claridad política en salud de nuestro Líder, el comandante Chávez. Imposible este esfuerzo, sin el valioso aporte que hizo el gobierno, el pueblo y las familias, de los colegas cubanas(os), permitiendo la venida de casi quince mil médicos insulares, a contribuir en la recuperación de la salud del pueblo venezolano, mayoritariamente excluido y marginado.

No contábamos entonces con suficientes médicos venezolanos, no contamos actualmente y será para dentro de unos cuatro años o más, cuando los estudiantes de las Escuelas Latino Americanas de Medicina (ELAM), los estudiantes de Medicina Integral Comunitaria y los médicos estudiantes del post-grado de Medicina General Integral, culminen su formación académica, con profundo compromiso social y solidario para con el pueblo, cuando podamos realmente asumir y consolidar BARRIO ADENTRO I. ¿y mientras tanto qué?.

La migración de los colegas cubanos a los "Centros Diagnósticos Integrales" y a los "Centros de Alta Tecnología", así como su éxodo hacia otras latitudes, en su peregrinaje humanístico que los llama y reclama; han debilitado este bastión de la Revolución venezolana: la "Misión Barrio Adentro I".

Venezuela cuenta con un nivel profesional y académico, reconocido mundialmente, de especialistas y médicos generales con sobrada capacidad y poder resolutivo en los niveles superiores de la atención médica, es decir para Barrio Adentro II, III y IV. Con evidente déficit en cantidad.

Activación del referendo Revocatorio.

Partes: 1, 2, 3, 4


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Historia

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.