Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El proceso de Integración entre la Familia y el Liceo en la actualidad

Enviado por carlos



Partes: 1, 2, 3, 4, 5

  1. Introducción
  2. Contextualización de la situación estudiada
  3. Marco teórico referencial
  4. Del episteme al método
  5. Categorización, estructuración, contrastación y teorización de la investigación
  6. Presentación de los hallazgos y reflexiones finales
  7. Reflexiones Finales
  8. Referencias bibliográficas

Introducción

El proceso de Integración entre la Familia y el Liceo en la actualidad se presenta como la vía más factible para unir la familia, el liceo y el docente; y por ello es necesario hacer de la educación un sistema coordinado sobre la base de esos tres agentes esenciales en el crecimiento autónomo y sostenido del país. Que son: Familia, Entorno y Docente. En este sentido, la educación venezolana atraviesa un periodo de transición que requiere nuevos marcos de referencia y la participación de todos los individuos que permitan reconstruir el país que se necesita. Es por ello, que el sistema educativo debe garantizar la igualdad de oportunidades educativas a todos los miembros de la sociedad, de tal modo que se promueva el desarrollo equilibrado de acuerdo a las necesidades del entorno.

Dentro de este orden de ideas, se hace necesario que el Ministerio del Poder Popular para la Educación implemente acciones dirigidas a lograr el cambio, a través de la participación, control y responsabilidad de todos los actores del sistema educativo. Asimismo, la Educación Bolivariana concibe su acción pedagógica en el estudiante y la comunidad, por lo que propone la orientación como una contribución al logro de la personalidad del educando. De igual manera, se debe tener presente que los nuevos enfoques de la orientación, conciben al estudiante como protagonista en su formación integral, ya sea como persona o como profesional.

Por este motivo, el docente orientador juega un papel fundamental para el asesoramiento de los estudiantes ante el proceso de selección de carreras. De hecho, La Educación media involucra procesos permanentes de orientación al educando en atención a sus inclinaciones profesionales y a sus aptitudes. Desde este punto de vista, se entiende la orientación educativa como un proceso continuo y sistemático de ayuda al individuo, con participación de todos los miembros de la comunidad educativa, que mediante el mejor conocimiento de sí mismo y la optimización de las condiciones ambientales permita el máximo desarrollo de sus potencialidades. El objetivo final de la orientación educativa, debe ser colaborar en la consecución de ambientes educativos integradores que posibiliten una adaptación ecológica entre personas y ambientes y una educación de auténtica calidad. En la actualidad, no existe un número suficiente de orientadores en cada institución para atender las necesidades de la población estudiantil en los diferentes niveles educativos y en muchas instituciones este rol lo está cumpliendo el docente de aula, que muchas veces no tiene las herramientas necesarias para enfrentar los problemas y darles solución de la manera más acorde a la situación presentada.

Por ello, es relevante la actuación concertada de los docentes, con el grupo familiar con el propósito de lograr alcanzar los objetivos educacionales en los estudiantes. Se postula entonces, la necesidad de una planificación estratégica, donde, los docentes en su función orientadora y trabajando mancomunadamente con la familia identifiquen las necesidades y limitaciones que obstaculizan el desarrollo y formación integral de los estudiantes, en atención a lo expuesto y atendiendo al propósito general de la investigación, se realiza un estudio etnográfico donde a través de la información que aportarán los padres y/o representantes y docentes, se abordará la realidad desde la percepción de los informantes claves, con referencia a la orientación educativa que se contextualiza en la Unidad Educativa Nacional "Dr. Luis José Acosta Rodríguez "en la Parroquia Guardatinajas Estado Guárico.

Epistemológicamente, se asume desde el paradigma cualitativo, con enfoque fenomenológico, bajo el método etnográfico, utilizando la entrevista en profundidad y la observación como técnicas de obtención de información, haciendo uso de instrumentos como: notas de campo, guías de entrevistas y registros de observación. Sin duda, este estudio contribuirá de manera positiva a reflexionar y analizar sobre la realidad del objeto de estudio, pues mostrará el grado de la integración familiar y del liceo en procura de aportar elementos teóricos que profundicen en la relevancia de la orientación educativa como proceso de ayuda, que potencie las capacidades, habilidades y actitudes de los estudiantes, hacia la consecución de las metas de formación. La investigación está estructurada en capítulos: en el primer capítulo, se señala la contextualización de la investigación, los propósitos y la importancia. En el capítulo II, se presenta el Marco Teórico Referencial el cual abarca los antecedentes de la investigación, los constructos teóricos, las teorías de apoyo y los referentes legales y finalmente, el capítulo III, contiene la Metodología empleada en la investigación, que se refiere al enfoque epistémico, método de investigación, actores o informantes, proceso para el desarrollo de la investigación, técnicas e instrumentos de recolección de información, análisis e interpretación de información, validez y fiabilidad, culminando con las referencias bibliográficas.

CAPÍTULO I

Contextualización de la situación estudiada

Ante la complejidad de los problemas que enfrentan los países de América Latina, tales como economías deficitarias, aparatos de estados inoperantes, sistemas educativos impotentes para atender las masas estudiantiles y ofrecerles una educación adecuada a las necesidades actuales, familias disgregadas, viviendo en condiciones de extrema pobreza y hasta indigencia; inserción de la esposa y madre en la fuerza laboral fuera del hogar, violencia intrafamiliar y el trabajo lucrativo de niños y jóvenes en edad escolar, es necesario un viraje que rescate y fortalezca nuestros más genuinos valores humanísticos, que consolide los logros y ventajas de nuestro sistema educativo, capaz de comprometer a las generaciones en la reconstrucción de una sociedad cada vez más justa.

Por otra parte, los padres y otros adultos desempeñan sin duda un papel principal en la temprana formación de normas morales, dado que es el primer espacio de socialización, donde se educa en los valores necesarios para desarrollar la plenitud del ser, mediante el ejemplo que reflejan en sus actitudes y conductas los adultos significativos; además la socialización estimula al joven y le permite considerar las situaciones desde el punto de vista de otra persona, por lo tanto nuestra sociedad no escapa de la situación antes descrita pues la mayoría de los jóvenes se dejan influenciar por la moda, la forma de hablar y comportarse de otras personas, influencia que puede retraer el avance hacia una madurez adecuada, además del problema moral se plantea la situación de la representación de roles donde muchas veces el hijo en el hogar hace las veces de padre o madre según sea el caso

y su rol como adolescente queda a un lado. Ante esta situación, surge un aspecto motivante, enfocado por Anderson (1974), cuando existen diferencias socio-económicas entre un estudiante y sus compañeros los de estratos más bajos pueden dejarse influenciar por los estratos más altos si los primeros se han planteado objetivos profesionales aun cuando estos sean a largo plazo. Durante la adolescencia, época en que las metas profesionales cobran gran importancia, los modelos a seguir cambian o varían repetidas veces. El prestigio y los ingresos económicos adquieren progresiva importancia a los ojos del adolescente, el chiquillo que hace tan solo años decía "quiero ser como papá" puede tener ahora otras miras y objetivos, sus vínculos familiares pueden debilitarse debido a una ruptura de la comunicación familiar y a un mayor deseo de independencia, deseo que raramente se hace realidad con facilidad o prontitud.

Además señala Anderson (Ob. Cit.), que conforme se debilita la relación de padres e hijos estos son aceptados socialmente entre otros grupos de sus mismas edades, por desgracia su comportamiento no suele ser aceptado desde el punto de vista de los adultos. Por otra parte la responsabilidad de la escuela frente al desarrollo social e intelectual del niño ha sido reseñada en diferentes épocas por lo que Dewey (1935), expresa que:

Existe una tendencia a considerar a la escuela desde un punto individualista, como algo entre profesor y estudiantes, o entre profesor y padre…..sin embargo, todo aquello que la sociedad ha conseguido en su propio beneficio no queda, por mediación de la escuela a la disposición de sus futuros miembros (p. 225).

En consecuencia las transformaciones habidas en los métodos y programas educativos son un producto de la situación social cambiante, y un esfuerzo para satisfacer las necesidades de la nueva sociedad que se está formando en la misma medida que los cambios introducidos en la industria y el comercio; es hacia este aspecto educativo en el cual se pretende orientar un esfuerzo para concebir lo que podríamos llamar "La Nueva Educación" a la luz de los cambios más profundos habidos en la sociedad contemporánea. Según la Ley Orgánica de Educación (2.009), refiere que:

El Sistema Educativo Venezolano es un conjunto orgánico y estructurado, conformado por Subsistemas, Niveles y Modalidades, de acuerdo con las etapas del desarrollo humano. Se basa en los postulados de unidad, corresponsabilidad, interdependencia y flexibilidad. Integra políticas, planteles, servicios y comunidades para garantizar el proceso educativo y la formación permanente de la persona sin distingo de edad, con el respeto a sus capacidades, a la diversidad étnica, lingüística y cultural, atendiendo a las necesidades y potencialidades locales, regionales y nacionales (p. 19).

Asimismo, la misma ley señala:

Que el Sistema Educativo Venezolano está organizado en: El Subsistema de Educación Básica, integrado por los niveles de Educación Inicial comprende las etapas de maternal y preescolar destinada a la educación de niños y niñas con edades comprendidas entre cero y seis años. El Nivel de Educación Primaria. El Nivel de Educación Media comprende dos opciones: Educación media general con duración de cinco años, de primero a quinto año, y educación media técnica con duración de seis años, de primero a sexto año. Ambas opciones conducen a la obtención del título correspondiente (p. 20).

Bajo esta propuesta, la Educación Media, debe favorecer la relación estrecha entre el docente, la familia y el estudiante para contrarrestar la acción negativa de la educación informal y de otras formas de aprendizajes que se ofrecen fuera de la escuela, en este sentido, Moya (1997), expone que "la carencia de autoridad y falta de liderazgo….han generado en la sociedad dudas, inseguridad y confusión; haciéndola incrédula con comportamientos viciados, producto de enseñanzas impropias" (p.6). En este sentido, la educación debe propiciar las relaciones con el medio donde la familia, la escuela y el estado venezolano, permanezcan estrechamente vinculadas es decir que las escuelas se relacionen con su entorno inmediato, y que todo sistema educativo debe considerar a la familia como lo más cercano que rodea a la escuela, en donde la comunidad educativa es un componente del microsistema social de la comunidad local y como agente debe ayudar a la integración, procurando que las demás instituciones y componentes de la comunidad en general interactúen y sumen sus esfuerzos a los del sistema educativo para lograr el cambio social, en la cual la educación tiene tareas asignadas.

La participación de los miembros que conforman la comunidad y el aporte de cada uno de ellos en las actividades que se desarrollan es un reto de pertinencia social de la Educación Media, debido a que los propósitos y las tareas de la comunidad educativa deben ser ampliamente conocidas por los docentes, estudiantes, padres y representantes donde los objetivos y las estrategias deben ser diseñadas con calidad para la integración de todos sus miembros para de esta forma lograr las metas en las instituciones.

En la sociedad venezolana de hoy, hablar de integración social en abstracto conduce a la incertidumbre, por eso se plantea operativamente generar mediante la integración de familia-escuela, el rescate de las comunidades adyacentes a ellas donde la comunidad educativa podrá intervenir estratégicamente para generar entendimiento propiciatorio para alcanzar el cambio social, en cuanto a las acciones cooperativas articular simultáneamente el complejo de la escala de valores de la escuela con los de la comunidad. La integración de la familia y su protagonismo con la escuela es un sistema de responsabilidades compartidas que persigue la formación de la base de la comunidad del ciudadano que se comprometa en elevar la calidad de la vida, para el crecimiento comunitario y de desarrollo local. La aportación de la familia a la orientación educativa va más allá del hecho de facilitar a la institución escolar toda la información que ésta le solicite. Para Cailly (1977), la gran contribución de los padres sería una verdadera educación de los hijos que precediera a la orientación, que la preparara; es lo que denomina pre-orientación. Este mismo autor, considera que la orientación se construye sobre cuatro fundamentos: evolución física, escolar, de la inteligencia y del carácter. Es fruto de un proceso de evolución; es un fruto que hay que saber cultivar en función de un destino determinado racionalmente. En este sentido, puede ser el producto de una verdadera educación proporcionada por el medio familiar.

Por su parte, Cailly (Ob. Cit.), propone que el ambiente familiar, en orientación, para ser óptimo cuente con estos presupuestos: un estado de ánimo dinámico, no carente de prudencia, abierto a la diversidad de posibilidades y capaz de llegar, si es necesario, con perseverancia, al fondo de los problemas; curiosidad hacia todo, campo de intereses familiares lo mas amplio posible, abierto a nuevas ideas y con espíritu crítico. Y esto no es exclusivo de la orientación profesional, sino que puede hacerse extensivo a las otras modalidades orientadoras que se vienen contemplando. Con base en lo expuesto, se postula la necesaria intervención en el proceso educativo, mediante la función de Orientación que tanto la familia, como la institución educativa deben asumir compartiendo responsabilidades.

Desde esta perspectiva, la Orientación Educativa, según Monroy (2000), es un proceso o conjunto de acciones para ayudar a otros en la solución de situaciones conflictivas o en la satisfacción de necesidades o intereses, para alcanzar un estado de bienestar. Desde este enfoque, se entiende la orientación educativa como un proceso continuo y sistemático de ayuda al educando, con la participación de la familia, que permita el máximo desarrollo de sus potencialidades. Por ello, se comprende la orientación educativa en un sentido amplio, donde la orientación impartida en el ámbito educativo, propicia en el estudiante el desarrollo de su capacidad de autodeterminación, en forma madura y responsable.

Por ello, ante la complejidad creciente de la sociedad, los estudiantes se encuentran confundidos ante las situaciones y cambios que tienen que enfrentar, por lo que la orientación constituye una vertiente de actuación en la que la familia y el docente desempeñan un rol complementario relevante para consolidar una educación y formación integral de calidad. Y Venezuela no escapa a las realidades socioeducativas anteriormente expuestas; y de igual manera, en el país se han dado cambios importantes dentro del sistema educativo venezolano como por ejemplo la Educación Bolivariana (Educación Inicial bolivariana niveles maternal y preescolar); Educación primaria Bolivariana (de 1° a 6° grado); Educación Secundaria Bolivariana, en sus dos alternativas de estudio ( Liceo Bolivariano, de 1° a 5° año; y Escuela Técnica Robinsoniana y Zamorana, de 1° a 6° año); Educación Especial; Educación Intercultural y Educación de Jóvenes, Adultos y Adultas, Misión Robinson 1 y 2 y la Misión Ribas y Sucre.

En consecuencia, la integración de estos Subsistemas, permite crear en el marco del proceso revolucionario, un modelo de equilibrio social que hace posible cumplir el precepto constitucional de garantizar una educación integral para todos y todas, asegurando desde las primeras edades, la atención de los niños y las niñas, hasta alcanzar su formación para la vida como seres comprometidos con la transformación de la sociedad en que se desarrollan. Todo esto, en procura de mejorar la calidad educativa, pretensión que involucra la integración familia-escuela, esto con el fin de abandonar los viejos esquemas y orientarse, en lograr que el individuo cree una conciencia lúcida para comprender los problemas nacionales, así como también crítica, creativa, innovadora, participativa, libre, democrática y transformadora de la realidad con base al pasado, presente y futuro.

Según Martínez (1999), existen una serie de problemas en las Instituciones Educativas de educación media de Calabozo, Estado Guárico como son: Desinterés de padres y representantes en responsabilizarse por la educación de sus hijos, distanciamiento entre los docentes, padres y representantes, al igual que diferentes grupos de personas para solventar los problemas de la institución y la comunidad. Por lo que se evidencia mucha apatía en los lazos de comunicación entre la familia y el liceo en cuanto a la atención de los estudiantes, lo que incide en un bajo rendimiento académico, aunado a la falta de motivación y apoyo que reciben de sus padres. De esta situación, no escapa la Unidad Educativa Nacional "Dr. Luis José Acosta Rodríguez" la cual está ubicada en la Parroquia Guardatinajas, Estado Guárico, en la que se observó el ausentismo, distanciamiento y poco compromiso de la familia de los estudiantes del 1er año sección "A" de la Unidad Educativa Nacional "Dr. Luis José Acosta Rodríguez"; lo que ha traído como consecuencia el deficiente desempeño escolar de los representados, así como inasistencias reiteradas al liceo, lo que evidentemente se refleja en la no consecución de las metas trazadas para el logro de una educación de calidad y formación integral de los educandos.

En atención a lo planteado, emergen las siguientes interrogantes que orientan la investigación: ¿Cuál es el papel del liceo para potenciar la intervención de la familia en la Orientación Educativa en el Nivel De Educación Media, en los estudiantes del 1° año sección "A" de la Unidad Educativa Nacional "Dr. Luis José Acosta Rodríguez"? ¿De qué manera la familia constituye un aporte importante en la Orientación Educativa en el Nivel De Educación Media, en los estudiantes de 1° año sección "A" de la Unidad Educativa Nacional "Dr. Luis José Acosta Rodríguez"?, y ¿Cuál es la importancia de la Familia y el Liceo en su Complementariedad Relevante para la Orientación Educativa en el Nivel de Educación Media, en los estudiantes de 1° año sección "A" de la Unidad Educativa Nacional "Dr. Luis José Acosta Rodríguez"?

Para lograr dar repuestas a estas interrogantes, se formulan los siguientes propósitos: Describir el papel del Liceo en su rol potenciador de la integración de la familia en la Orientación Educativa en el Nivel de Educación Media, en los estudiantes de 1° año sección "A" de la Unidad Educativa Nacional "Dr. Luis José Acosta Rodríguez", Conocer el aporte de la familia en la Orientación Educativa en el Nivel de Educación Media en los estudiantes de 1° año sección "A" de la Unidad Educativa Nacional "Dr. Luis José Acosta Rodríguez". Develar la Importancia de la familia y el Liceo en su Complementariedad Relevante en la Orientación Educativa en el Nivel de Educación Media en los estudiantes de 1° año sección "A" de la Unidad Educativa Nacional "Dr. Luis José Acosta Rodríguez" de Guardatinajas. Consecuentemente, la razón básica que sustenta esta investigación es el deterioro que se observa entre la familia y el liceo en la Unidad Educativa Nacional "Dr. Luis José Acosta Rodríguez".

Partiendo de la base de considerar al hombre como ser social, socializante y socializable, constructor de su proyecto de vida, hacedor de la sociedad en sus normas, valores, costumbres y garante de la defensa del medio ambiente en que habita, surge el interés de conocer el papel que desarrolla la familia como institución y agente educadora, con relación a otra institución formadora del hombre como es el liceo, indagar en sus vinculaciones, circuitos de comunicación, mecanismos de participación, factores endógenos y exógenos que intervienen en la relación y que facilitan estructurar en el estudiante una coherencia entre pautas culturales, normas, valores, costumbres entre otras.

El aporte social de esta investigación, se traduce en reivindicar a la familia y la escuela como factor de relevancia dentro de la educación, debido a que entre ambas mediante el trabajo mancomunado pueden luchar para conseguir una educación para la vida, para la producción, para el desarrollo económico, para la transformación social, desde ese ciudadano capaz de, solucionar problemas en su entorno, capaz de encarar presiones y manejar su realidad. La investigación desde lo educativo, reflexiona acerca de las relaciones y la necesidad de consolidarlos para optimizar el hecho educativo. Es necesario e imprescindible abordar esta problemática para buscar estrechar mas los lazos de unión entre las familias que forman parte de toda la comunidad educativa en la parroquia de Guardatinajas y así contribuir a afianzar más el proceso de enseñanzaaprendizaje en los estudiantes del liceo. Asimismo, esta investigación se justifica desde los planes y políticas educativas emanadas del estado venezolano, ya que no es posible construir un país, desarrollar satisfactoriamente el sistema democrático, formar ciudadanos consistentes, capaces de construir la anhelada sociedad, preservar la identidad venezolana, ni elevar nuestro rango cultural, científico y tecnológico, sino se alcanza una educación con la calidad que reclama la nación.

En su contribución teórica y metodológica, el estudio aportó elementos importantes que destacan el rol familiar y la interacción con el liceo, como espacio de concreción y sinergia que favorecen los procesos de orientación educativa en los estudiantes, asimismo constituye un antecedente que nutre otras investigaciones afines, que profundicen en esta temática. Para encarar todo lo antes expuesto se debe organizar el liceo con la finalidad de que mediante la interacción con la familia generen una complementariedad relevante para el desarrollo cooperativo y sustentable, como un baluarte de significativa importancia en el rol que les compete en cuanto a la orientación educativa que la identifique como protagonista participativa en este proceso.

CAPÍTULO II

Marco teórico referencial

En el presente capítulo, se describen algunos estudios que guardan estrecha relación con el tema planteado, como lo es: la Familia y La Escuela: una Complementariedad Relevante en la Orientación Educativa en el Nivel de Educación Media. En este sentido, Padrón (2005), elaboró una investigación titulada "Plan de Participación de los Padres y Representantes con la Unidad Educativa Cantaclaro, enmarcada en un estudio de campo, bajo la modalidad de proyecto factible, con una población y muestra igual de doce (12) docentes y ciento treinta y tres (133) padres y representantes a quienes se les aplicó un cuestionario de preguntas cerradas, dicotómico, que fue debidamente validado, por el juicio de tres (3) expertos.

Dicho autor, concluyó que: Se ha demostrado que el liceo necesita de la familia para cumplir sus fines. Lo que parece lógico porque la acción de la familia, en contraste con el liceo, se caracteriza por ser temprana. Se destaca el hecho de que las mejores escuelas siempre cuentan con padres que las apoyan y se encuentran integradas a su comunidad, lo que revalida el concepto de comunidad educativa. Las reformas educativas que se han centrado en un microsistema-escuela no han tenido el éxito esperado. Los esfuerzos para mejorar los resultados de los niños son mucho más efectivos si abarcan a sus familias, lo que es posible solo si existe un esfuerzo deliberado por parte del liceo. Cuando los padres se involucran activamente en la educación de sus hijos, estos últimos funcionan mejor en el liceo. Los niños superan en conocimientos y destrezas, y tienen actitudes más positivas. Los obstáculos para la participación de los padres pueden y deben vencerse, ya que hay muchas maneras mediante las cuales pueden integrarse en la educación de sus hijos. En relación con el estudio, se promueven estrategias para que los padres tengan en cuenta que deben participar activamente en conjunto con los docentes a fin de lograr de esta manera el éxito académico de sus hijos. De igual manera Velisario (2005), elaboró una investigación "Estrategias de Participación Social, como un Reto de Vinculación de la Familia con el Liceo, en la Unidad Educativa." Juan de Dios" en Caracas, en la cual se llevó a cabo un estudio de campo, descriptivo, con una población de setenta y cinco (75) familias y doce (12) docentes, siendo la muestra similar a la población en estudio, a quienes se les aplicó un cuestionario policotómico, validado por tres expertos y que se hizo confiable por el paquete estadístico SPSS 9.0.

Este autor, concluyó que: La integración educativa es un proceso, a través del cual, el liceo va buscando y generando los apoyos que requiere el estudiantado con el apoyo de la familia. Los cursos de capacitación y actualización ofrecidos en el liceo, a la familia facilitará los procesos de aprendizaje y propiciará opciones para orientar dificultades de compartimiento; desarrollar estrategias de comunicación asertiva, promover el trabajo colegiado para que de manera conjunta se definan rumbos y apoyos internos y externos al liceo.

Este antecedente, deja claramente expresado que es importante que una escuela habrá espacios a la familia para que se conviertan en un aporte de trascendencia, siendo ellos los principales conocedores de las inquietudes de sus hijos y por tanto ser el apoyo primordial cuando los niños sientan inquietudes, deseos y formas de comunicación que, en muchos casos, parecen difíciles de entender por parte de los docentes. Asimismo, Fariñas (2006), elaboró un estudio titulado Compromisos y Responsabilidades Educativas que se atribuyen a la familia y escuela en el ámbito educativo, en la Unidad Educativa "La Salle" de Caracas, ajustado a un estudio de campo descriptivo con una población de ciento treinta y dos (132) padres y representantes y doce (12) docentes, a los cuales se les aplicó un cuestionario de preguntas cerradas, dicotómicas, debidamente validado por expertos: En este estudio se destacó la necesidad educativa de fomentar la cooperación entre la familias y el liceo, al mismo tiempo que se resaltaron múltiples efectos positivos que conllevó tanto para los estudiantes como para los padres, profesores, el centro escolar y por supuesto la comunidad en la que este se asienta. Además, la participación de la familia en la vida escolar parece tener repercusiones tales como una mayor autoestima de los estudiantes, un mejor rendimiento escolar, mejores relaciones padres-hijos y actitudes más positivas de la familia hacia el liceo. Los efectos repercuten incluso en los mismos maestros, ya que los padres consideran que los más competentes son aquellos que trabajan con la familia.

Este estudio, buscó establecer vínculos entre el liceo y la familia para alcanzar los objetivos e integración de los padres a la educación que reciben sus representados. De igual manera, se menciona el trabajo realizado por Marcano (2006), titulado: La Posición del Orientador Educativo en las Escuela Bolivarianas Venezolanas. Este trabajo se ubicó en la modalidad de investigación documental de tipo descriptivo, por lo que la información fue tratada en forma cualitativa. El objetivo propuesto fue analizar la posición que se ha dado a los orientadores en las escuelas bolivarianas.

Los resultados, llevaron a concluir que en las nóminas de las escuelas bolivarianas no registran la figura de un orientador, dejando esta función en manos de los docentes, sin embargo, los especialistas de la orientación se mantienen como una figura indispensable por nombramientos internos. En este orden de ideas, Alvarado (2007) acota en su trabajo: Influencia Familiar en el Rendimiento Académico de los Estudiantes de segundo año de la Unidad Educativa Nacional "Dr. Luis José Acosta Rodríguez" Guardatinajas – Guárico. Dicho estudio se enmarcó dentro del paradigma cualitativo bajo el enfoque del método etnográfico, apoyado en las notas de campo, guías de entrevista, registro de observación anecdótico. Para esta investigación se seleccionaron como informantes claves a seis (06) personas relacionadas entre sí con el ambiente de investigación: tres (03) estudiantes y tres (03) padres y representantes. El estudio permitió ver las relaciones intrafamiliares del grupo y es un gran aporte para los docentes, estudiantes y padres quienes tendrán en ésta una herramienta útil para mejorar dichas relaciones y lograr un rendimiento académico óptimo.

Es por ello, que el presente estudio se describió como una investigación de tipo etnográfica la cual se apoya en los referentes teóricos que hacen énfasis en la familia, y medio ambiente educativo que al ser puestos en evidencia generan irregularidades, que pueden ser causa o explicar la conducta de un grupo de estudiantes. El propósito de un estudio etnográfico es crear una imagen realista y fiel de la realidad estudiada, pero su intención más lejana es contribuir en la comprensión de grupos o realidades más amplios que tengan igual similitud en sus características; esto se logra comparando investigaciones previas de diferentes autores.

Por su parte, Agüero (2007), en su proyecto de maestría en Orientación Educativa, diseñó un programa de orientación dirigido a mejorar las relaciones interpersonales padres e hijos; el estudio se llevó a cabo en Tucunemo, Estado Aragua; el diseño que empleó fue cuasi-experimental con dos (02) grupos independientes, de los cuales treinta (30) personas formaron el grupo de control y 30 el grupo experimental; a ambos se les aplicó el cuestionario de Lickert, que midió la afectividad y la autoestima y la comunicación en las relaciones interpersonales y fue administrado antes y después del tratamiento; los resultados obtenidos fueron los siguientes: los padres sometidos al programa mejoraron sus relaciones familiares a diferencia de los otros, además se encontró que los padres del grupo experimental incrementaron la afectividad, la autoestima y la comunicación en su relación con los miembros de su familia.

En síntesis, puede decirse que junto a la familia está la escuela y la responsabilidad de educar corresponde a los padres, pero estos delegan parte de ellas a los docentes; la familia y la escuela deben convertirse en un híbrido donde ambos proporcionen y se necesiten mutuamente, tornándose el maestro en un punto de apoyo para lograr el crecimiento integral del niño. De igual modo, Vivas (2007) elaboró un estudio titulado: Programa de Integración Familia-Escuela dirigido a los Padres y Representantes de la Unidad Educativa "José Manuel Álvarez", Municipio Carrizal, Estado Miranda, esta investigación tuvo como objetivo proponer un programa de integración familia-escuela dirigido a padres y representantes.

El estudio se enmarcó bajo la modalidad de proyecto factible, apoyado en una investigación de campo. La población de estudio estuvo conformada por ocho (08) docentes y ciento cinco (105) padres y representantes; se seleccionó una muestra representativa del 30% constituida por veintiséis (26) padres, representantes y ocho (08) docentes. La técnica empleada fue la encuesta, tipo cuestionario. (Escala Likert). Los resultados revelan que la mayoría de los padres y representantes no se integran a las actividades del liceo; asimismo los docentes en su mayoría no usan estrategias adecuadas para que promuevan la integración y/o participación de los padres en las actividades de la institución educativa; razón por la cual se propone la implementación de un programa de integración familia-escuela dirigido al preescolar de la Unidad Educativa "José Manuel Álvarez" Municipio Carrizal Estado Miranda.

Esta investigación, se relaciona con este trabajo debido a que en ambos se resalta la necesidad de vincular a la familia con el liceo, a fin de que de forma mancomunada se logren los objetivos de una mejor calidad educativa, donde los padres jueguen un papel preponderante en la educación de sus hijos. Dentro de esta temática de investigación, Flores (2008), en su trabajo "Participación Social de la Familia en el Contexto Educativo, Reto y Compromiso", el cual se enmarcó en un enfoque epistemológico centrado en una investigación cuantitativa bajo la modalidad de proyecto factible; este estudio determinó la ausencia de compromisos asumidos por la familia en la participación social y la escasa realización de acciones de participación social llevada a cabo por los docentes, lo que originó la propuesta de actividades de participación y el compromiso de la familia al contexto educativo en el liceo Francisco de Miranda, en Calabozo Estado Guárico. Es por ello que la presente investigación propone abordar la relación entre la institución educativa y la familia, concibiéndola como un apoyo insustituible para las acciones que realiza el liceo en su conjunto y para las actividades que desarrolla el profesor del aula.

Este tema es especialmente importante, sobre todo, en el contexto de una escuela integradora, dado que se considera que el agente educativo primario lo constituye la familia, pues establece las pautas básicas del comportamiento estudiantil y genera condiciones que favorecen o limitan el desarrollo de sus integrantes, lo que finalmente se reflejará en el liceo. Por lo tanto, la relación entre el liceo y la familia debe ser asumida como una prioridad para propiciar mejores respuestas a las necesidades educativas del estudiantado, particularmente si se toma en cuenta que éste vínculo ha sido poco explotado y en general, ha sido omitido de la planeación del trabajo académico, lo cual ha traído como consecuencia una limitación de la propia institución escolar para mejorar sus acciones.

Por esto, se considera indispensable definir los elementos básicos que permitan darle un sentido a la colaboración entre ambos: las necesidades educativas especiales del estudiante, las actitudes de padres y maestros y las estrategias de intervención para la vinculación y participación social de la familia al contexto educativo. La referida investigación, se relaciona con el presente estudio, dado que se pretende dar significado a la participación de la familia en el liceo, ya que de esta forma se pueda alcanzar la reflexión colectiva que se convierta en herramienta que permita mejorar los recursos educadores de ésta. También, deben ser medios para dar a la familia mayores recursos de acción y reivindicación sobre los otros factores que inciden en la educación de la infancia y la adolescencia. Es necesario destacar, la relevancia del trabajo antes mencionado, pues dirigen sus objetivos hacia la vinculación familiar con el liceo, a fin de mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje, aspecto conexo a la investigación en curso; además permiten sugerir a los docentes, padres y/o representantes la necesidad de involucrarse en el proceso educativo, como una alternativa esencial para enfrentar las exigencias de la sociedad actual. Y como puede observarse, los estudios anteriormente presentados guardan estrecha relación con la investigación por cuanto intentan presentar el protagonismo de la familia y el papel que la misma juega en la educación formal como colaboradora principal de la institución y teniendo en cuenta que el liceo exige una renovación y una reforma en los educadores, con un replanteo profundo de la relación educador-educando.

Constructos Teóricos

La Familia y la Escuela como Complementariedad Relevante

En los actuales momentos, la familia por sí sola, como institución ya no resuelve por completo las necesidades de la persona, y el liceo por sí solo tampoco logra solventar las múltiples vertientes del proceso socializador, por lo tanto el análisis de las continuidades o discontinuidades entre familia y escuela se convierte en un elemento clave para comprender mejor los determinantes ambientales del desarrollo. Si la familia es el agente educador por excelencia y delega parte de esa responsabilidad en los colegios, estos deben caminar juntos en el proceso educativo formativo. Tal como lo expresa Yépez (2003), "el proceso educativo supone una simbiosis de elementos (docentes, familia, comunidad) en fluida integración para así lograr el desarrollo del potencial de sus estudiantes" (p. 54).

Por ello, la comunidad educativa, la asociación de padres y representantes, conjuntamente con los docentes y estudiantes del liceo, constituyen la verdadera base del proceso educativo consciente, basado en la realidad y centrado en valores. La asociación de padres, conjuntamente con las comunidades educativas, son una fuente inagotable de riqueza integrativa y constituyen un poderoso eslabón cogestor en el fenómeno educativo. La integración en opinión de Saavedra (2.003), "facilita el contacto personal entre los padres y los docentes, canaliza las sugerencias e iniciativas de padres, docentes y estudiantes" (p. 45).

En tal sentido, la interacción entre la familia y el liceo constituye el modo central para la educación de los hijos que son los mismos estudiantes. La necesidad de formar a los padres es evidentísima y la participación de los padres juega el rol principal en este proceso de integración y formación. Si quieren vivir como instituciones, familia y escuela han de integrarse; esto se logra abriendo las puertas de la institución a las familias y la comunidad, invitando a charlas, talleres, vivencias, convivencias, fiestas, juegos, reuniones y mas reuniones, hasta que tomemos conciencia de la importancia y necesidad de esta integración y se convierta en una actividad consciente y habitual, en una rutina agradable e indispensable. Para Valera (2.004) la complementariedad que debe darse entre la escuela y la familia comprende los elementos siguientes:

Simbiosis: el proceso educativo, es un proceso socio-psicológico, el mismo supone una simbiosis de los protagonistas de la dinámica socio-educativa (estudiantes, docentes, familia, comunidad) en fluida comunicación bidireccional para así lograr el pleno desarrollo del potencial de sus estudiantes.

Cooperación: la idea de cooperación es relativamente nueva en el ámbito educativo; hasta ahora los docentes trabajan de forma individual y aislada en su aula. La docencia es una de las actividades donde menos se realizan reuniones de equipo de trabajo. Sin embargo, los profundos y continuos cambios sociales, los cambios de actitud de los jóvenes, han mostrado que el camino ya no puede transitarse de manera aislada: si seguimos encerrados en nuestras aulas o en nuestros colegios estaremos aislados del mundo y de nuestra misión.

Sinergia: es decir, que todo lo que se relaciona con el proceso educativo es importante, ha de tomarse en cuenta y valorarse ampliamente sin restar importancia a ningún factor: las relaciones humanas, el ambiente del centro educativo, el espíritu de equipo y cooperación, el trabajo convergente, la formación permanente del docente, la familia, su formación y participación, los estudiantes, su formación académica y personal condicionan de forma determinante el rendimiento escolar y la calidad educativa del colegio.

Participación: el docente y los representantes conjuntamente con los estudiantes como actores protagónicos del proceso educativo han de participar activamente en las actividades sociales, en las reuniones de la familia, en la comunidad educativa y otras actividades a realizar. ¿Cómo Lograrlo? Tomando en consideración sus opiniones y poniendo a la gente a trabajar, haciendo que la gente disfrute y trabaje más y se queje menos. La colaboración de los padres beneficia a todos: estudiantes, padres, maestros, a las escuelas y a la comunidad en general; es por ello que se debe buscar la forma para que los padres participen activamente. Cuando los padres apoyan a sus hijos desde los grados primarios hasta el liceo superior, estos desarrollan la confianza en que su experiencia educativa está respaldada y su aprovechamiento académico mejora.

Participación Social de la Familia en la Orientación Educativa

Partes: 1, 2, 3, 4, 5

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.