Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

¿Ágora electrónica o times square? Una revisión de consideraciones sociales sobre internet


Partes: 1, 2

INTRODUCCIÓN/RESUMEN

El autor plantea una serie de cuestiones sociales, culturales y de identidad alrededor de la progresiva popularización del uso de los medios sociotécnicos digitales como Internet, los chats y los MUDs. Las reflexiones aportadas sobre el concepto y la idea de ciberespacio abren, al final del trabajo, la cuestión de si estamos ante un espacio donde se realice el viejo sueño griego del ágora democrática o ante un espacio inmenso y anónimo más similar a una plaza pública de una gran ciudad occidental.

Sherry Turkle (1995), pionera en el estudio de las dinámicas ciberespaciales, reconoce comprender recién ahora cabalmente; tras su experiencia inmersiva en las habitaciones de los MUDS (1); los postulados de autores posmodernistas como Jameson, Baudrillard, en lo que hace a las procesos deconstructivos de la personalidad.

Para ella, Windows y los MUDS son metafóricos de nuestros multiples selfs, desparramados, dispersos en el ciberespacio, con los que podemos jugar y conocer (nos), deconstruyéndolos y reconstruyéndolos a nuestro antojo.

Un discurso posmoderno, solidificado por la tecnología, que lo hace posible, visible y tangible, sacándolo del mero constructo teórico, de la pura especulación filosófica.

Esta psicoanalista, profesora de MIT en un artículo sugestivamente llamado ¿Quién soy nosotros?, ha planteado que "nos estamos moviendo de una cultura moderna de cálculo a una posmoderna de simulación donde el self es un múltiple, distribuido sistema (1995:1)

Dirá ella que las pantallas de las computadoras son la nueva locación para nuestras fantasías, tanto eróticas como intelectuales y que el ciberespacio. Está produciendo cambios en nuestras percepciones acerca de la naturaleza de la sexualidad, la forma de las comunidades, la vida misma.

Steven Johnson (1997) por su parte, contraponiéndose a lo que denomina la "ciberfilosofía" de Turkle ( a la cual podríamos agregar varios otros nombres) para quien la imaginación en Windows es emblemática del pensamiento moderno "el campo unificado del tradicional pensamiento post iluminista fracturado en cientos de diferentes puntos de vista, cada uno de ellos igual de válidos" (1997: 83) plantea al ciberspacio no en su dimensión generadora, sino en todo caso facilitadora de esa mentada dispersión. "La ventana no creó una nueva conciencia, sólo nos permitió aplicar nuestra conciencia existente al espacio de la información en la pantalla (íb.:85).

Cita este autor a críticos como Birkerts, quien entre otras cosas plantea que la ventana es menos una cuestión de múltiples selfs y más una cuestión de ADD (2).

Lo cierto es que el fluir de los bites han transformado y están transformando muchas cosas.

El sociólogo británico Giddens plantea que "la comunicación electrónica instantánea no es sólo una forma de transmitir noticias o información más rápidamente. Su existencia altera la textura misma de nuestras vidas, seamos ricos o pobres" (1999:24).

 INTERNET rebasa el ámbito individual por definición casi, pero a la vez de accionar sobre el individuo, acciona sobre las organizaciones, los estados, las concepciones étnicas, raciales, culturales (3).

Si bien hablamos de bites y computadoras, ya no se trata de un asunto de trabajar con las computadoras. No es sólo cuestión de utilizarlas macluhanianamente como una prótesis de nuestro cuerpo, un sistema nervioso (Mc Luhan, 1989), sino que se trata de un asunto de comunicación con otras personas en el denominado ciberespacio.

En palabras de Riva y Galimberti (1997): "El desarrollo de la tecnología de la información ha lentamente cambiado la manera que la gente interactúa con las computadoras. Los avances tecnológicos han gradualmente cambiado el foco sobre las computadoras en sí, que se han vuelto menos un fin en sí mismas, y más una cuestión de qué hace la gente con ellas. En respuesta al ambiente en el que la gente se encuentra trabajando y viviendo, se apropian de la tecnología para sus propias necesidades" (4).

El término de ciberespacio, tan utilizado a diario hoy, es un concepto que aparece en el discurso tecnológico a partir de la imaginación literaria de William Gibson (1984) en la novela Neuromante, quizás corroborando aquel pensamiento freudiano de que los artistas muchas veces se acercaban a la verdad, antes que el común de la gente o la propia ciencia.

Gibson humildemente reconoce (5) haber escrito esta novela con muy pocos conocimientos tecnológicos sobre una red computacional, a pesar de que La Red ya existía, pero hasta ese momento no había sido pensada o descripta como un espacio.

Bautizado desde entonces como ciberespacio, ha pasado a desarrollarse ese espacio virtual sin fronteras físicas, mediado por la CMC, (comunicación mediada por computadora) que permite que distintas personas alrededor del globo puedan contactarse, solamente a través de sus computadoras y sus módems.

Es un espacio virtual, ya que de hecho no tiene una locación física espacial, desafiando a la geografía conocida hasta ahora la cual hasta fines del siglo XX, había sido una disciplina encargada del estudio del planeta, del suelo, de los contornos del mundo real, las alturas, los llanos, y que ahora, va dejando paso a otra geografía que toma el poder en este comienzo del siglo XXI. Una geografía que mapea la WWW, generando por ende una nueva territorialización, sin asidero en lo real, sólo existente en los millones de computadoras interconectadas a lo largo y ancho del mundo que conocíamos anteriormente, el mundo físico (6).


Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Internet

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.