Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Alcances de las políticas públicas




  1. ¿Qué tienen que ver los Gobiernos con las políticas públicas?
  2. ¿Qué es una buena política pública?
  3. Características de una política pública de excelencia

Es los países latinos es una prioridad formular e implementar concertadamente las mejores políticas públicas en temas de educación pública, salud, generación de empleo, seguridad, deportes y cultura ciudadana para construir más tejido social y superar las condiciones reales de desequilibrios económicos, deficiencias normativas y ciertas dificultades para el acceso a información que han afectado la gestión de proyectos e inversiones productivas que impacten en mejoramiento de la calidad de vida de todos los sectores ciudadanos; Desde los años ochenta las estrategias de políticas públicas en el ámbito de fortalecimiento a la participación ciudadana se vieron obstaculizadas por dificultades técnicas y de gestión, falta de recursos a nivel territorial y por peligros de corrupción. Buscar alternativas al impase generado en materia de participación ciudadana desde las agendas gubernamentales, pasa por reconocer desde la pluralidad de trayectorias intelectuales, el compromiso que actores sociales e instituciones políticas juegan en campos bien diferenciados con estrategias y discursos confrontados pero que están de una u otra forma, en el espacio de producción de políticas públicas como tema central de las agendas de gobierno y la toma de decisiones para evitar conflictos sociales y desequilibrios impulsados por el modelo económico del neoliberalismo.

Por ejemplo, en materia de educación pública es necesario defender la gratuidad y calidad de la misma para ampliar las coberturas educativas y desarrollar las competencias y habilidades del trabajo productivo y la formación innovadora en igualdad de condiciones a la educación privada que también hace aportes sociales muy importantes y necesarios pero debe ser vigilada y regulada en sus actuaciones administrativas, académicas y financieras para evitar excesos; La mejor inversión para el desarrollo de un país es en la educación formativa y creativa de alternativas de desarrollo que exige el mercado competitivo de la sociedad moderna y la condición de decisión racional sobre la que se ubica el gobierno que debe garantizar derechos e igualdades sin crea un déficit político - estructural casi insuperable.

El reto consiste en convertir el problema de la educación investigativa y formativa en participación comunal en asunto público y esto implica mayor énfasis en el desarrollo de las capacidades de los ciudadanos para poder incidir realmente en la agenda gubernamental y en el control de la gestión a nivel local, porque las acciones de Gobierno se rigen a partir de la consolidación de un plan, que ha de regir los rumbos y objetivos a alcanzar y estos son ejecutados por diferentes Dependencias y Organismos que bajo la dirección de las autoridades son llevados a cabo por los actores que intervienen en el proceso incluyente con justicia social

Bajo esta perspectiva es necesario poder evaluar el impacto y el índice de satisfacción o insatisfacción de los resultados de gobierno, no solo con número de acciones realizadas por medio de las acertadas o desatinadas políticas púbicas donde debe prevalecer el interés general sobre las conveniencias particulares, porque la educación es un derecho que no se puede mercantilizar o convertir en un negocio lucrativo para algunas de las partes que intervienen, sino más bien un recurso estratégico con evaluaciones reales sobre la calidad de esas acciones, esto con el fin de retroalimentar los procedimientos y porque no, replantear los objetivos si ese fuera el caso, entonces e análisis socio político nos ayudara a medir y diagnosticar el impacto social que tienen las diferentes acciones de gobierno, esto con el propósito de contar con un diagnostico confiable que permita la toma de decisiones sobre esas decisiones que pueden generar resultados ambiguos; Por consiguiente, se insiste en usar el método de análisis de políticas públicas para la comprensión de la intersección entre lo político y lo administrativo sobre las acciones o inacciones del Estado en torno a la resolución o manejo de trascendentes problemas sociales, por ello, se reconoce la política pública como el resultado de las relaciones, negociaciones, acuerdos, presiones, al interior de organizaciones sociales complejas con diversos actores sociales y políticos. De esta manera, se supera el modelo clásico basado en la exterioridad del Estado frente a una sociedad civil más autónoma

En el enfoque sobre análisis de política pública se combinan dos modelos fundamentados el uno en la racionalidad técnica, el otro, en la racionalidad política.

Oscar Oszlak al respecto considera que se construye un sistema ideal de relaciones, en el que los diferentes componentes operan según criterios previamente especificados, si los criterios responden a dichas pautas trazadas, se da por cierto que el "desempeño del sistema se habrá maximizado", en tanto que, desde la racionalidad política, la negociación conforma el más importante mecanismo de transacción política, es decir, la negociación traduce el "mutuo ajuste de demandas" entre grupos o individuos que compiten. Estos dos modelos se han de entremezclar en una perspectiva histórica que permite reconstruir el proceso de surgimiento, desarrollo y resolución de demandas sociales.

Robert Behn analiza estas dos tendencias del papel de sus actores: los analistas de políticas y los políticos, "a los analistas de políticas les interesa la eficiencia económica y cómo las políticas públicas pueden afectar la sociedad Los analistas quieren medir con claridad los resultados de la política y el grado en que se realizan los objetivos; En contraste, a los políticos interesa la distribución de los productos y cómo las políticas públicas afectan a individuos y grupos, ponen el acento en la negociación, en la transacción y el compromiso, regulan los objetivos que impiden más fe en el proceso político, pues los políticos basan sus recomendaciones en la fuerza de las posiciones de sus electores"

El análisis de políticas públicas posee tres etapas centrales: 1. Formulación de hipótesis explicativas relacionadas con la significación, importancia y objetivos que la política pública en estudio se propone. 2. Reconstrucción del proceso vivido por la política pública. 3. Contrastación de la información producto de la reconstrucción del proceso, con las hipótesis formuladas. Con esta construcción progresiva de la acción gubernamental y su entorno político social, se pretenden encontrar las verdaderas intenciones de la política y de los actores involucrados en el proceso, así como los vacíos en la formulación. El recorrido por la literatura que subyace al análisis de las políticas públicas vista desde el ámbito de la inclusión de la participación ciudadana, deja ver que gran parte de las construcciones teóricas que tratan de conciliar Estado – sociedad se enfrentan a un fenómeno trascendental del Estado contemporáneo, la complejidad de la configuración de la sociedad, que se encuentra "fuertemente diferenciada, altamente organizada y necesariamente interdependiente", de ahí la dificultad para lograr su interacción con el sistema político administrativo, y la importancia de mayor coordinación e interacción entre los poderes y alianzas entre los actores

Para el consultor Eugenio Lahera P. de la Comisión Económica Para América Latina CEPA, Las políticas públicas son un factor común de la política y de las decisiones del Gobierno, de la Oposición y Sociedad civil. Así, la política puede ser analizada como la búsqueda de establecer o de bloquear políticas públicas sobre determinados temas, o de influir en ellas. A su vez, parte fundamental del quehacer del gobierno se refiere al diseño, gestión y evaluación de las políticas públicas. La búsqueda recíproca de la política y las políticas públicas representa una modernización de la esfera pública. En torno a políticas públicas se puede: acotar las discusiones políticas, diferenciar problemas y soluciones de manera específica, precisar las diferencias, vincular los temas a soluciones más amplias o secuenciales, plantearse esfuerzos compartidos, participar de manera específica. Tal mejora requiere cambios en el sistema político y en el gobierno. Los partidos, los grupos sociales y las personas requieren interiorizarse el análisis de políticas públicas, sea que estén en el Gobierno o en la Oposición, y las reformas del Estado debe hacerse en torno a decisiones de políticas públicas concertadas.

La política y las políticas públicas son entidades diferentes, pero que se influyen de manera recíproca. Ambas se buscan en la opacidad del sistema político. Tanto la política como las políticas públicas tienen que ver con el poder social. Pero mientras la política es un concepto amplio, relativo al poder en general, las políticas públicas corresponden a soluciones específicas de cómo manejar los asuntos públicos Las políticas públicas son un factor común de la política y de las decisiones del gobierno y de la oposición. Así, la política puede ser analizada como la búsqueda de establecer políticas públicas sobre determinados temas, o de influir en ellas. A su vez, parte fundamental del quehacer del gobierno se refiere al diseño, gestión y evaluación de las políticas públicas. El objetivo de los políticos -tanto conservadores como radicales, idealistas o motivados por el interés propio- consiste en llegar a establecer políticas públicas de su preferencia, o bloquear aquellas que les resultan inconvenientes. En cualquiera alianza de gobierno, confunden su papel quienes se restringen a las tesis y no buscan su concreción en políticas.

¿Qué tienen que ver los Gobiernos con las políticas públicas?

Son herramientas de gestión que utilizan para resolver situaciones socialmente problemáticas y por lo tanto un medio de legitimación de la gobernabilidad y los objetivos del Estado; Los Gobiernos son instrumentos para la realización de políticas públicas Más que mirar al ordenamiento de las actividades del sector público, como dado por su organización, conviene mirarlo como un instrumento para la realización de las políticas públicas. Así como el logro principal de una empresa privada no es su organigrama, sino sus utilidades, lo importante en el gobierno son sus resultados, más que su estructura. Por lo ya dicho, las políticas públicas resultan útiles para estudiar diversos aspectos de la política, tales como la discusión de la agenda pública por toda la sociedad, las elecciones entre candidatos y sus programas, las actividades del gobierno, las actividades de la oposición, los esfuerzos analíticos sobre estos temas. En torno a políticas públicas se puede ejercer procesos de planeación participativa para

?? acotar las discusiones políticas

?? diferenciar problemas y soluciones de manera específica

?? precisar las diferencias

?? vincular los temas a soluciones más amplias o secuenciales

?? plantearse esfuerzos compartidos

?? participar de manera específica.

Sin embargo, la política y las políticas públicas pueden no encontrarse al interior de un sistema político dado, o encontrarse de maneras muy diversas. Por una parte, puede haber política sin propuestas de políticas públicas y entonces se tiene un sistema político concentrado en la distribución del poder entre los agentes políticos y sociales. La política sin políticas públicas es más demagógica, menos moderna. Y, por la otra, puede haber políticas públicas que desconsideren la política, lo que debilita la gobernabilidad social. Las políticas públicas sin política tienen un problema de diseño. Dicho de otro modo, dentro del gobierno no se puede olvidar la política y fuera del gobierno no se pueden olvidar las políticas públicas. Si no, se trata de actividades que emprenden una larga marcha por el desierto.

¿Qué es una buena política pública?

Una política pública de excelencia corresponde a aquellos cursos de acción y flujos de información relacionados con un objetivo político definido en forma democrática; los que son desarrollados por el sector público y, frecuentemente, con la participación de la comunidad y el sector privado. Una política pública de calidad incluirá orientaciones o contenidos, instrumentos o mecanismos, definiciones o modificaciones institucionales, y la previsión de sus resultados. Lo principal es la idea, el punto de vista, o el objetivo desde el cual plantear o analizar normas o disposiciones. Así es posible considerar a una norma o decisión o a varias (como el "programa" de Estados Unidos). También se ha usado la expresión "espacio de las políticas" para denotar un caso de lo técnico buscando lo político puede verse en Rodríguez, Ángela (2003), "De la Ficha CAS al Programa Chile Solidario", Tesis de pre-grado, Universidad de Los Lagos, Santiago. Un ejemplo de desencuentro puede verse en Medellín, Pedro (2003) "La política en los procesos de estructuración de las políticas públicas en Colombia", Documento de trabajo, Bogotá. CEPAL - SERIE Políticas sociales N° 95.

El conjunto de políticas son tan interrelacionadas que no se pueden hacer descripciones o enunciados analíticos útiles de ellas sin tener en cuenta los demás elementos del conjunto. Las políticas públicas de excelencia incluyen el aspecto político como su origen, objetivo, justificación o explicación pública. Si las políticas públicas no son enmarcadas en un amplio proceso de participación, ello puede sesgar a los actores públicos: los especialistas hacia la tecnocracia y los comunicadores o encuestólogos hacia al populismo inmediatista. Una alternativa a la inclusión de las consideraciones políticas en las políticas públicas es la simple agregación de especialistas sobre algunos temas, o de soportes comunicacionales - incluyendo el uso de cuñas y de encuestas- a las actividades tradicionales del gobierno. Las políticas públicas de excelencia tienen características que favorecen una mejor discusión política.

Características de una política pública de excelencia

Ellas son un marco, una estructura procesal que permite la especificación de las intenciones u objetivos que se desprenden de la agenda pública. Aún la excelencia formal de las políticas públicas no es una garantía respecto de la corrección de sus contenidos sustantivos, los que pueden terminar siendo perfectamente equivocados o inconsistentes con los mecanismos propuestos o las soluciones institucionales definidas en la misma política. De hecho, las políticas públicas habitualmente son un second best respecto de una política óptima en lo sustantivo, la que puede no existir. Con frecuencia la definición misma de las políticas públicas es el tema en disputa. En definitiva, es una cuestión de poder y de astucia quien "engloba" o incluye a quien.

En la filosofía política existen criterios para opinar al respecto: Según el óptimo de Pareto, el único criterio de mejoría social es que una situación alternativa sería mejor si el cambio aumentara la utilidad de algunos, sin disminuir la de Majone, Giandomenico (1997), Evidencia, argumentación y persuasión en la formulación de políticas, México, Fondo de Cultura Económica.

1 Fundamentación amplia y no sólo específica (¿cuál es la idea?, ¿a dónde vamos?)

2 Estimación de costos y de alternativas de financiamiento

3 Factores para una evaluación de costo-beneficio social

4 Beneficio social marginal comparado con el de otras políticas (¿qué es prioritario?)

5 Consistencia interna y agregada (¿a qué se agrega?, o ¿qué inicia?)

6 De apoyos y críticas probables (políticas, corporativas, académicas)

7 Oportunidad política

8 Lugar en la secuencia de medidas pertinentes (¿qué es primero?, ¿qué condiciona qué?)

9 Claridad de objetivos

10 Funcionalidad de los instrumentos

11 Indicadores (costo unitario, economía, eficacia, eficiencia)

Las críticas al utilitarismo se canalizaron, sin embargo, hacia el hecho que las comparaciones interpersonales de utilidad no tienen bases científicas. Para Sen el bienestar no es la suma de las utilidades agregadas, sino las libertades de las que efectivamente dispone el individuo, utilizando los derechos y oportunidades que están a su alcance. No parece necesaria la existencia de comparaciones interpersonales muy refinadas para llegar a decisiones sociales. Una forma que estas comparaciones pueden tomar es la sensibilidad a las desigualdades en el bienestar y en las oportunidades.

Por otra parte, es posible juzgar la situación de las personas en términos de su control sobre los bienes fundamentales, que corresponden a recursos de uso general, útiles para cualquiera, cualquiera sean sus objetivos. Una sociedad bien ordenada sería aquella en que los arreglos sociales se basan en un acuerdo que todos aprobarían, de tener la oportunidad; esta es la solución de Rawls. Desde el punto de vista más instrumental, debe recordarse que las políticas públicas necesariamente representan algún tipo de simplificación de los problemas, característica de la que deriva su carácter operacional. Dicha simplificación puede tener un efecto negativo sobre una comprensión más amplia de los temas o problemas, e incluso puede sesgar la respectiva investigación académica. Más que despolitización de las decisiones gubernamentales lo que habría habido es una politización y degradación de un segmento considerable de las actividades de investigación.

Los temas económicos y sociales son tan dinámicos y relacionados y las actividades del gobierno que los afectan son tan numerosas e interconectadas, que la precisión en la interpretación de los desarrollos o en la predicción de los resultados de cualquier nueva intervención parece dudosa. En todo caso, es necesario considerar también el peligro de la ideologización de los temas de la agenda pública, o su análisis en contextos no específicos o imposibles de convertir en políticas reales. El concepto de políticas públicas incluye tanto temas de gobierno como de Estado. Estas últimas son, en realidad, políticas de más de un gobierno, lo que plantea una especificidad política. También es posible considerar como políticas de estado aquellas que involucran al conjunto de los poderes del estado en su diseño o ejecución. Desde un punto de vista analítico pueden distinguirse cuatro etapas en las políticas públicas y en cada uno existe una relación con la política: origen, diseño, gestión y evaluación de las políticas públicas. La articulación de la política y las políticas públicas puede ser mejorada en cada una de las etapas analíticas de estas últimas. Tal perfeccionamiento puede considerarse parte de la modernización del sistema político. (Fuente consultada: Política y Políticas Públicas, Eugenio Lahera consultor de la CEPAL, Santiago de Chile 2004).

Los diversos Gobiernos de América Latina enfrentan problemas de difícil solución: Años de subdesarrollo, de Gobiernos a veces no muy democráticos, de vaivenes económicos y desbordado crecimiento demográfico, constituyen un reto gigantesco para los ciudadanos que buscan el progreso, la estabilidad y la paz social en sus países. La mayoría de políticas públicas no se formulan con adecuada participación ciudadana por eso se presentan dificultades en su proceso de ejecución, es una discusión constante entre teoría y práctica, acompañada de falta de recursos efectivos y herramientas para su socialización y aplicación para que generen el impacto social planeado.

En el Libro "Políticas públicas en América Latina teoría y práctica" plantea los problemas básicos asociados con la Constitución del Estado y las reglas de juego que asignan las cuotas de poder e influencia; La organización del Estado y los procesos que caracterizan su funcionamiento. Analiza seis áreas de decisión que tienen particular importancia en América Latina al comienzo del siglo XXI: regulación, educación, salud y pensiones, justicia, descentralización y colaboración entre el Estado y el sector privado. Finalmente, ofrece lecciones y reflexiones sobre los intentos de llevar a cabo cambios estructurales en América Latina; lecciones que tienen también gran validez para la puesta en práctica exitosa de políticas públicas en general. (Políticas públicas en América Latina está escrito por una decena de expertos, todos profesores del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), con sede en Caracas, Venezuela, Coordinadora la Dra. Janet Kelly 2003)

Para otra autora como le es Edith F. Kauffer Michel tiene una forma más conceptual de explicar lo que es una política pública. "Una concatenación de actividades, decisiones o de medidas coherentes por lo menos en su intención, y tomadas principalmente por los actores del sistema político-administrativo de un país con la finalidad de resolver un problema colectivo" (algunos apuntes de la política pública generales) en el caso de esta autora observamos una clara evidencia de que las políticas públicas tienen que tener un proceso en el cual estas mismas vayan interconectadas y que tengan todas una coherencia y más bien se conviertan en una especie de desarrollo del tejido social como tal, entre sí para así lograr que tengan un proceso de mejora y de solución para la gran cantidad de problemas que aquejan a una sociedad en especifica.

 

 

Autor:

Óscar Jaimes Infante

Docente investigador especializado en Ciencia Política, Administración Pública y Filosofía de la Ciencia


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Politica

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.