Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

El acceso a las universidades cubanas de los obreros calificados y técnicos medios

Enviado por Dora L. Mesa



Partes: 1, 2

  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Anualmente la matrícula universitaria cubana disminuye
  4. Entidades de la Administración Central del Estado con Instituciones Subordinadas de Educación Superior
  5. Exámenes de ingreso y escalafones más importantes para matricular en las universidades cubanas
  6. Vías de Ingreso a las Universidades
  7. Desventajas de los Graduados de ETP para Acceder a la Universidad
  8. Algunas Propuestas de Intervención
  9. Conclusiones
  10. Bibliografía

Resumen

El presente artículo analiza algunas de las causas del porqué en Cuba anualmente miles de estudiantes y trabajadores menores de 18 años no acceden a los estudios universitarios. Se investigan los obstáculos sociales y gubernamentales que enfrenta el estudiantado de politécnicos, en especial los denominados obreros calificados, quienes pertenecen a la Enseñanza Técnica y Profesional. Por medio de documentos legales, públicos y entrevistas se determina que los adolescentes graduados de noveno grado al matricular en la Enseñanza Técnica y Profesional son los más perjudicados con la continua disminución de la matrícula universitaria cubana. Se pronostica un incremento de la desigualdad de género en las niñas de la Enseñanza Técnica Profesional que no accedan a la universidad. Se identifica cierto fortalecimiento, en franjas de la población más joven, de relaciones de género que reproducen la subordinación femenina, colocan en desventaja a la mujer y naturalizan esos procesos. Las propuestas de intervención que se recomiendan en este trabajo se basan en la Convención de los Derechos del Niño.

Palabras clave: Cuba, universidades, acceso, adolescentes

Introducción

A pesar de la reputación de Cuba como nación tercermundista de avanzada en materia de educación, anualmente en el país miles de estudiantes y trabajadores menores de 18 años no acceden a los estudios universitarios por obstáculos sociales y gubernamentales. El Código de la Niñez y la Juventud, una ley implementada en 1978 y aprobada por la Asamblea Nacional del Poder Popular, órgano supremo del poder del Estado, dispone en uno de sus artículos que los recién graduados de enseñanza básica pueden continuar estudios sobre la base del rendimiento académico, actitud política y social. En la actualidad, nuevas directivas y resoluciones se suman al mencionado código obstaculizando el desarrollo académico de un sector de los estudiantes, quiénes por su edad son considerados adolescentes. Desde la década del 90 del siglo pasado, estudios realizados por centros de investigaciones sociales del propio Gobierno comenzaron a detectar diversas realidades entre la juventud cubana: desintegración y escasa movilidad social en los sectores considerados vulnerables, así como la incipiente presencia de desmotivación ante los estudios universitarios.

El presente artículo pretende analizar el acceso a los estudios superiores del estudiantado de politécnicos, en especial los denominados obreros calificados, quienes pertenecen a la Enseñanza Técnica y Profesional (ETP). A partir del mencionado enfoque podemos adentrarnos en aspectos medulares relativos al entorno socioeconómico y educativo de este nivel de enseñanza. El término "estudiante de politécnicos", se refiere tanto a los estudios para obreros calificados- en algunas especialidades se trata del aprendizaje de oficios- como los referidos a la categoría de técnicos de nivel medio, conocidos en Cuba genéricamente como técnicos medios. Las diferenciaciones pertinentes entre ambos tipos de estudiantes se harán cuando resulte necesario facilitar una mejor comprensión del tema tratado en el presente artículo.

Anualmente la matrícula universitaria cubana disminuye

En Cuba desde el curso 2007-2008 la matrícula de pregrado disminuye progresivamente. Al comparar el curso 2010-2011 (473,309) con el 2007-2008 (743,979) la disminución de la matrícula universitaria alcanza el 36% según Espí Lacomba, y colaboradores (2011). Si se comparan el curso 2007-2008 con la matrícula reportada en el periodo 2011-2012 (351,116) por la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba (ONE, 2012), la disminución alcanza casi un 53 %. Una situación desconcertante si consideran solo dos factores importantes que deberían propiciar una mayor matrícula: el ingreso gratuito a los centros de educación superior y el hecho de favorecer a determinado tipo de enseñanza, preuniversitarios civiles y militares (Rodriguez, 2011), lo cual decide en muchos casos la matrícula del solicitante.

Uno de los pronósticos de la disminución de la matrícula a los centros universitarios cubanos data del año 1997 en base a una investigación desarrollada por Domínguez y Díaz (2011) desde el gubernamental Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociales (CIPS). El trabajo muestra el significado de la composición sociocultural de los estudiantes y su acceso a los centros de educación superior. Se estudiaron, incluso, las aspiraciones juveniles en Cuba y se hicieron recomendaciones. A juicio de estos expertos, desde la década del 90 del pasado siglo comenzó el surgimiento del desinterés de una parte del alumnado en estudiar en universidades. Ahora mismo la Directora Nacional de Educación Preuniversitaria Msc Maricel Rodríguez (2011), reconoce que "existe un número significativo de estudiantes graduados de preuniversitario que no continúan estudios en la educación superior". Los comentarios de otro importante directivo confirman la tendencia. Según el director de Ingreso y Ubicación del Ministerio de Educación Superior, René Sánchez, "los resultados de los exámenes de ingreso son más favorables que los del año anterior, aunque no se completó el ingreso previsto" (Barrios, 2011a).

En un informe del gobierno cubano (Cairo, 2004) se reporta que "a la enseñanza técnica y profesional, ingresan (en ese período) alrededor del 50% de los egresados de secundaria básica que continúan sus estudios, los que se gradúan en diferentes especialidades y pueden luego de concluir esta enseñanza, continuar sus estudios en la educación superior al igual que los egresados de los preuniversitarios "(pág. 120). En cambio, la vice-ministra de educación Lic. Kenelma Carvajal Pérez (2011) comenta la insatisfacción de alumnos graduados de noveno grado y sus familiares por las escasas posibilidades de acceder a la universidad si aceptan la oferta de continuación de estudios como obreros calificados en consonancia con los lineamientos del Partido No. 143 al 153 y el No. 172 (Partido Comunista Cuba, 2011), en detrimento de las plazas de preuniversitario:

Muchos de los que hoy están accediendo a obreros calificados tienen la preocupación:

-¿Toda la vida tendré que seguir siendo solamente obrero calificado? ¿No podré continuar preparándome?

Nosotros pensamos que las posibilidades y las oportunidades las puede hacer él. Ojalá siempre sigan siendo obreros calificados y estén ahí en los puestos de trabajo que hoy nos hacen falta en este país para su desarrollo… (Jimenez, 2012)

Por consiguiente, la viceministra con los anteriores pronunciamientos confirma el criterio mayoritario de la población: "los dirigentes del Estado Cubano y en particular del Ministerio de Educación (MINED) impiden que muchos egresados de noveno grado puedan matricular en los centros de estudios superiores, de ahí las trabas para estudiar en los preuniversitarios y posteriormente en las universidades del país" (Pèrez Carvajal, 2011). Por el contrario, Espi Lacomba y colaboradores (2011) al describir los principales cambios en las políticas y procedimientos de acceso a partir de 2005 defienden la tesis de que:

El sistema nacional de acceso a la educación superior, aún cuando se ha caracterizado por los cambios necesarios para su perfeccionamiento durante los últimos 50 años, ha mantenido un nivel de estabilidad que favorece el conocimiento del mismo por la población y en particular, por aquellos interesados en ejercer ese derecho…El acceso por mérito no resulta suficiente para garantizar la equidad. La experiencia muestra que no es posible aplicar una solución única en la política de acceso que beneficie por igual los intereses de todos los aspirantes, dado principalmente por la diversidad en la preparación alcanzada en los niveles educacionales precedentes, su estatus económico y social y el área geográfica de procedencia (págs.14-15).

Antes de exponer los obstáculos que enfrentan los estudiantes de la ETP, en particular los obreros calificados para alcanzar el nivel universitario, es importante mostrar brevemente cómo está estructurado el sistema cubano de acceso a las Universidades.

Entidades de la Administración Central del Estado con Instituciones Subordinadas de Educación Superior

La mayor formación de profesionales de nivel superior, conocida en Cuba bajo la terminología de estudios de pregrado, lo realizan instituciones públicas que prestan sus servicios de manera gratuita a la población cubana. Se ofrece también una apreciable cantidad de becas a estudiantes extranjeros. La principal fuente de financiamiento de toda la educación es el presupuesto del Estado Cubano (Constituciòn de la Repùblica de Cuba, pàg. 51, 2010).La Educación Superior en Cuba no es regida solo por el Ministerio de Educación Superior (MES). En total, son once ministerios los que atienden instituciones de educación superior en el país (Ramos Serpa y otros, 2005). Algunas de las instituciones más importantes son:

  • 1. Ministerio de Educación: se responsabiliza con la enseñanza general y politécnica de nivel medio (ETP). Forma maestros en diferentes instituciones, entre las que están los Institutos Superiores Pedagógicos (Universidades Pedagógicas).

  • 2. Ministerio de Salud Pública: se encarga de la formación de médicos, estomatólogos, enfermeros y otros profesionales de la salud.

  • 3. Instituto Nacional de Deporte, Educación Física y Recreación (INDER)

  • 4. Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR)

  • 5. Ministerio del Interior (MININT)

  • 6. Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX)

Exámenes de ingreso y escalafones más importantes para matricular en las universidades cubanas

A criterio de Espi Lacomba y otros (2011), la selección del estudiante para ocupar una plaza en una carrera universitaria tiene dos elementos: el mérito académico, valorado por exámenes de ingreso (cuya cifra y disciplinas han variado en relación con el tipo de carrera solicitada) y los resultados docentes alcanzados en el nivel medio superior (preuniversitario) con lo cual se define el escalafón de los optantes. Los tres exámenes de ingreso, Matemática, Historia de Cuba y Español son iguales y obligatorios para aquel que acceda a la universidad o desee cambiar de carrera (Ministerio Educaciòn Cuba, 2010). Los objetivos que se evalúan son los del programa de preuniversitario. Se realizan en todo el país en igual fecha dependiendo de cada asignatura. Por tanto, el test de Matemática se celebra un día determinado, y así sucede con el resto de las pruebas exigidas. Hay carreras - Diseño, Arquitectura, Matemáticas, entre otras - que hacen previamente exámenes adicionales y pruebas de aptitud (Espi Lacomba, 2011); los candidatos seleccionados pasan a realizar los tres exámenes de ingreso mencionados anteriormente.

Vías de Ingreso a las Universidades

El sistema de escalafones se utiliza en Cuba en la enseñanza media (noveno grado) y otros tipos de enseñanzas, pero en este estudio nos referiremos exclusivamente a los relacionados con los centros de educación superior. Las Oficinas Provinciales de Ingreso a la Universidad informan a los interesados, las formas de admisión permitidas y sus correspondientes escalafones para estudiar en los centros de estudios superiores (Espi Lacomba, 2011). Una fuente oficial consultada explicó cómo los términos vías de ingresos y escalafones son empleados, aunque en este texto, en aras de facilitar una mejor comprensión al lector. Vías de ingresos se refiere a la procedencia del aspirante y escalafón a los listados de notas, aprobados y suspensos en las pruebas de ingreso. Para simplificar podría decirse que a cada vía de ingreso le corresponde un tipo de escalafón provincial y se elabora teniendo en cuenta las necesidades de los territorios (Barrios, 2012 a).

  • 1. Escalafón de institutos preuniversitarios: Es la entrada principal a la universidad. Tiene el mayor y principal listado de solicitantes, pues se le ofrecen la mayor cantidad y variedad de carreras. Se nutre de los estudiantes preuniversitarios recién graduados. Aquellos que tardan algunos años en matricular, tienen que acceder por la vía de concurso u otro tipo de escalafón.

  • 2. Escalafón de instituciones militares: No se encontraron fuentes públicas que expliquen cómo se asignan estas plazas universitarias. Este escalafón tiene una amplia oferta de carreras y corresponde al alumno (a) s con grado duodécimo terminado en preuniversitarios militares. Los estudiantes procedentes de otras enseñanzas, interesados en pertenecer al Ministerio del Interior y las Fuerzas Armadas, una vez admitidos, solamente necesitan aprobar con 60 puntos cada uno de los tres exámenes de ingreso y matriculan directamente.

  • 3. Escalafón de la Orden 18: Para los jóvenes de ambos sexos que terminaron el duodécimo grado en cualesquiera de los tipos de enseñanza y pasan posteriormente el servicio militar durante dos años. El procedimiento es bastante parecido al Escalafón de instituciones militares.

  • 4. Escalafón por concurso: Es el de menor asignación de plazas. La mayoría de los aspirantes a matricular por esta vía son:

  • graduados de enseñanza técnica y profesional (ETP), con nivel de técnicos medios.

  • alumnos universitarios que desean cambiar de carrera.

  • obreros calificados que adquirieron el bachillerato en las Facultades Obrero Campesinas.

  • estudiantes de preuniversitario que por diversas causas no matricularon tras graduarse de 12 grado.

  • otros tipos de aspirantes con nivel preuniversitario y que cumplen con el límite de edad requerido.

Desventajas de los Graduados de ETP para Acceder a la Universidad

La Ley No. 16, también denominada Código de la Niñez y la Juventud (Asamblea Nacional Poder Popular, 1978), establece en el artículo 23:

Al terminar la enseñanza básica, los jóvenes pueden continuar los estudios en institutos preuniversitarios, centros politécnicos o dedicados a otras enseñanzas especializadas, sobre la base de los rendimientos académicos, actitud política y conducta social. Los jóvenes que ingresan en los centros politécnicos reciben el estímulo y reconocimiento sociales por constituir la garantía del desarrollo y fortalecimientos continuos de la clase obrera.

O sea, este artículo instituye el compromiso social que adquiere el estudiante de politécnico desde que matricula, pues se le considera como estudiante - trabajador por "constituir la garantía del desarrollo y fortalecimientos continuos de la clase obrera" (Ley No.16. Art. 23, 1978). Aunque el artículo 1 del Código de la Niñez y la Juventud, regula la participación de niños y jóvenes y establece las obligaciones de personas, organismos e instituciones que intervienen en su educación no se contradice con la Resolución Ministerial No. 306/2009 del Ministerio de Educación (MINED) que da la preferencia a las exigencias sociales por encima de los intereses y aptitudes del educando:

La Educación Secundaria Básica tiene como fin la formación integral del adolescente y entre sus objetivos brindar la posibilidad a todos los estudiantes al concluir el ciclo de estudios de este nivel de enseñanza de acceder a las diferentes variantes de continuidad de estudios en correspondencia con las exigencias sociales, las necesidades del desarrollo económico social del país, los intereses y las aptitudes de cada estudiante.

Tanto la Resolución Ministerial No. 306/2009 del MINED y la Ley No. 16 Código de la Niñez y la Juventud favorecen legalmente las diferencias de derechos y educacionales entre los estudiante de politécnicos y el resto del estudiantado de otras enseñanzas, donde el nivel preuniversitario goza de ciertos privilegios. Ambas legislaciones contradicen lo establecido en la Carta Magna cubana en el Capítulo VI sobre la igualdad: "ARTICULO 41. Todos los ciudadanos gozan de iguales derechos y están sujetos a iguales deberes". Al respecto, la Ms. Maricel Rodriguez (Diaz Ruiz, 2012 b), directora nacional de la enseñanza preuniversitaria acota que aproximadamente el 40 % de la matrícula que se gradúa de secundaria básica debe acceder al preuniversitario en todas sus variantes,

lo que implica una mayor selectividad en el alumnado que ingresa a nuestra educación, esperando que sean aquellos que aspiran a una carrera universitaria, en consonancia con las demandas del país y teniendo en cuenta que esta enseñanza constituye la cantera fundamental del nivel superior (Diaz Ruiz, 2012 b).

A continuación se enumeran algunas de las desigualdades y conflictos refrendados por varias legislaciones en detrimento del derecho constitucional de todos los estudiantes de la Enseñanza Técnica Profesional a continuar estudios universitarios con el apoyo del Estado Cubano.

  • 1. Las actuales y diferentes vías de acceso a la universidad obstaculizan las aspiraciones del candidato de la ETP.

La ETP gradúa esencialmente obreros calificados y técnicos de nivel medio en diferentes especialidades (Pèrez Carvajal, 2011). El título de graduado de técnico de nivel medio es válido para acceder a cualquier carrera universitaria; y no necesariamente de la misma especialidad. Sin embargo las diferentes vías de acceso existentes entorpecen la selección del candidato que accede por el escalafón por concurso. Los solicitantes de preuniversitarios y otras enseñanzas tienen preferencia para elegir carreras aunque sus notas en los exámenes de ingreso sean inferiores. Estos exámenes son iguales todo el estudiantado de la Enseñanza Media; por tanto los que se presenten por la vía de concurso y obtengan mejor calificación que otro de preuniversitario recién graduado, están en desventaja, pues por concurso se ofrecen para cientos de aspirantes muy pocas plazas de las carreras más demandadas.

  • 2. Los trabajadores, sean obreros calificados o técnicos medios, tienen menores posibilidades de acceder o continuar estudios universitarios a causa de los recientes cambios aplicados al Decreto Ley 91/81 (Reglamento de las facilidades laborales a los trabajadores que acceden o estudian en los centros de educación superior).

El periódico Granma en uno de sus artículos (Sanchez Serra, 2012), a propòsito de la implementaciòn de los lineamientos aprobados durante el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba, exorta a las administraciones a aplicar "sin paternalismos" el lineamiento del Partido Comunista de Cuba No.153 que establece:

Definir que las condiciones que se crean para que los trabajadores puedan estudiar son bajo el principio de que debe ser a cuenta del tiempo libre del trabajador y a partir de su esfuerzo personal, excepto los casos de especial interés estatal.

Según aparece publicado, se reconoce que el Decreto Ley 91/81 continua vigente a la par del lineamiento 153, una directiva del Partido Comunista (2011); pues en base al informe público de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos este se clasifica entre "los lineamientos que pueden ser implementados de inmediato o en el corto plazo ya que no dependen de otros, ni de cuantiosos recursos y demuestran que se avanza en el cumplimiento de los Acuerdos del Congreso". El Decreto Ley 91/81 estipula entre otros aspectos, diferencias entre cursos regulares y dirigidos pero no se contradice con el artículo 39 inciso b de la Constitución Cubana (2010) el cual dispone: "… El Estado mantiene un amplio sistema de becas para los estudiantes y proporciona múltiples facilidades de estudio a los trabajadores a fin de que puedan alcanzar los más altos niveles posibles de conocimientos y habilidades"

Los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobados el 18 de abril del 2011 son modificaciones funcionales, estructurales y económicas del gobierno cubano, con una base legal e institucional en proceso (Sanchez Serra, 2012). El lineamiento 153 al compararlo con lo establecido constitucionalmente muestra una arbitraria relación entre el estudio y el tiempo libre del trabajador, en contradicción con lo dispuesto en la Carta Magna.

  • 3. Exclusión de los estudiantes de politécnicos del proceso de captación para estudiar el grado doce en la universidad.

Existe un proceso de captación de alumnos de preuniversitarios para los que deseen cursar el grado doce en la Universidad de la Habana (Granma, 2012). La matrícula interesa a los aspirantes a estudiar ciencias básicas tales como Matemáticas, Física, Química y Ciencias Biológicas. No obstante, estudiantes de diversos politécnicos, algunos ganadores de concursos internacionales, provinciales, etc., son excluidos del proceso de captación, y tampoco los admiten después de graduados de ETP. Los alumnos de la ETP tampoco pueden hacer los exámenes de requisitos especiales el mismo día que los alumnos de enseñanza media superior. Un contrasentido, según la resolución ministerial No. 91/07(Gòmez, 2007), la cual establece en sus indicaciones por tipo de educación que:

En las asignaturas generales los alumnos de la educación técnica y profesional (ETP) participaran en los concursos provinciales y nacionales conjuntamente con los de la educación preuniversitaria y desarrollaran idénticas actividades competitivas. Esto deberá ser tomado en consideración para la preparación de los ganadores de base con vista al concurso provincial y de los ganadores provinciales seleccionados con vistas a los concursos nacionales (pàg.2).

Se debe destacar que la resolución No. 91/07 del MINED premiaba a los estudiantes de institutos preuniversitarios en su último año (12 grado), ganadores de un concurso de ciencias provincial o superior nivel, a recibir directamente la matrícula universitaria en la carrera de la ciencia donde venció, si bien no extendía el beneficio en los casos de alumnos de la ETP, ganadores de semejantes competencias.

  • 4. Las políticas educativas actuales son inflexibles para los obreros calificados pues desestimulan la superación académica de los aspirantes a niveles educativos más altos.

Los obreros calificados, graduados de la ETP con alrededor de 17 años, tienen generalmente carencias académicas, pero el actual sistema educativo no estimula a los estudiantes talentosos y esforzados, los cuáles deberían tener la posibilidad de aspirar al preuniversitario y realizar cambios de nivel y tipo de enseñanza si demuestran su competencia. En la actualidad están obligados a continuar estudios para alcanzar el duodécimo grado en escuelas nocturnas, conocidas comúnmente como Facultad Obrero Campesina (Pèrez Carvajal, 2011), un centro educacional, cuyos estudios tienen, por el momento, una duración de tres años, menos recursos educativos y a la cual asisten la mayoría de las personas con el propósito de obtener el título de bachiller por razones económicas. El tratamiento institucional es diferente para los estudiantes de los Institutos Preuniversitarios Vocacionales, quienes son autorizados a cambiar para preuniversitarios urbanos u otros centros educativos, según sus intereses y posibles beneficios (Barrios, 2012 b).

  • 5. Las carreras técnicas de obreros calificados carecen de la perspectiva de género.

Para las niñas graduadas de secundaria básica constituye un reto convertirse en obreros calificados en las especialidades que se les ofrecen actualmente por no ser identificadas con las féminas en el imaginario social (Luis, 2012). El gobierno cubano prioriza las ramas que generan ingresos o sustituyan importaciones; calculando que estas ramas y otras como la producción de alimentos pueden asimilar toda la fuerza de trabajo que se encuentra subutilizada en otros espacios económicos si son reorientadas y capacitadas. Por otro lado el incremento de obreras calificadas que no acceden a la universidad amplía las desigualdades de género y la marginalidad. Una de las consecuencias de limitar el acceso a las universidades tiene como rasgo distintivo la "polarización" entre las muchachas cubanas.

La socióloga María Isabel Domínguez en dialogo con IPS señala que:

existe un polo de mujeres con niveles educativos más altos y otros con jóvenes que terminaron los estudios medios y no trabajan, quienes tienen la aspiración de ser una ama de casa, desposada con un "buen partido". Las universitarias buscan tener relaciones sobre la base de la igualdad, postergan la maternidad y luchan por ser activas socialmente (Gonzàlez, 2011).

Según la Organizaciòn Internacional del Trabajo (2011) la situación del desempleo de los jóvenes es mucho más grave. La citada fuente reconoce que la tasa de desempleo juvenil (16,1%) triplico la tasa de desempleo adulto (5.4%). Como es de suponer, para las muchachas es peor, dadas las brechas de género en el orden laboral (Luis, 2012).

  • 6. La Resolución Ministerial No. 306/2009 del MINED ralentiza la escasa movilidad social de los obreros calificados procedentes de sectores sociales obreros y campesinos.

Las investigaciones de Domínguez y Díaz (1997) detectaron la auto reproducción de los profesionales y su reforzamiento en años posteriores, en detrimento de las clases obrera y campesina .Además, en La Habana resulta casi imprescindible para los estudiantes contar con un experimentado tutor o profesor privado de cada asignatura de las pruebas de ingreso. Esta popular fórmula de preparación resulta económicamente costosa para el ciudadano promedio. Las clases televisivas de repasos para los exámenes de ingreso a la universidad, programadas como apoyo a los cursos preparatorios que se desarrollan en las facultades obreras y campesinas; así como otras con iguales propósitos, transmitidas por la televisión estatal en diferentes horarios, son un esfuerzo loable pero insuficiente, al no poder ser personalizadas a los diferentes tipos de estudiantes y sus formas de aprendizaje.

El Ministerio de Educación de la República de Cuba ha creado el portal educativo CUBAEDUCA (Ministerio Educaciòn , 2009). El sitio constituye un espacio para ofrecer información actualizada de programas académicos y ejercitaciones según el tipo de enseñanza, lograr la interactividad, el intercambio de opinión entre los diferentes actores sociales y en particular el diálogo. La propuesta sería adecuada si la mayoría de la población cubana tuviese acceso, al menos a un correo electrónico propio. Al mismo tiempo los padres y familiares que acceden a estas tecnologías de la información, clasifican en su mayoría en el grupo de los profesionales y del sector con mayores ingresos.

  • 7. Los límites de edad para los cursos diurnos es una barrera para el acceso universitario de los trabajadores provenientes de ETP que deseen estudiar.

Los directivos de la Educación Superior del país (MES, 2009) insisten que

… su encargo social puede resumirse en dos objetivos estratégicos: asegurar el pleno acceso de todos los que deseen estudiar en la educación superior, sin límites de ningún tipo, ni barreras, y garantizar en el plazo requerido, la demanda de fuerza de trabajo altamente capacitada que el desarrollo económico y social del país exige.

Las contradicciones entre lo declarado como objetivo de las instituciones universitarias cubanas y la realidad legal aparecen cuando se descubre que los actuales cursos regulares diurnos corresponden con la modalidad de "dedicación total o exclusiva" con límites de edad (no mayor de 25 años en el momento de la inscripción para los exámenes de ingreso) mientras que los de "dedicación parcial" están conformados por los cursos por encuentros y educación a distancia (Diaz Ruiz, 2012 c).

Según lo establecido aquellas personas con más de 25 años que aspiran a cursar estudios superiores en el curso regular diurno son eliminadas automáticamente. El proceso de formación de los estudiantes de los cursos regulares diurnos depende del tipo de universidad y especialidad a estudiar. Su formación la realizan en los centros de estudios superiores predominando la modalidad presencial. Por tanto, en el caso de los obreros calificados es menos probable que accedan a la universidad por los cursos regulares diurnos, debido a las desventajas académicas y sociales que enfrentan.

  • 8. La actitud política decide la continuidad de estudios de los estudiantes en los niveles de enseñanza superiores.

El Código de la Niñez y la Juventud contiene artículos que contradicen lo estipulado en la Convención de los Derechos del Niño, un pacto internacional de carácter vinculante. Las instituciones del Estado obvian el reconocimiento del niño y el adolescente como estudiantes y a su vez, sujetos de derechos.

9. Las mayoritarias ofertas de continuidad de estudios para los estudiantes de la enseñanza media en función de los intereses económicos del gobierno soslayan los efectos sicológicos y sociales que las mismas pueden provocar en los adolescentes.

El Gobierno cubano al aumentar el ingreso de estudiantes a la ETP para formarse como obreros calificados (Peña Perez, 2012) según los lineamientos No. 143 al 153 y el No. 172 (Partido Comunista Cuba, 2011), está efectuando acciones de iniciación al trabajo que ocasionan la entrada prematura de los niños al mundo laboral (Diaz Ruiz, 2012 c). Esta temprana iniciación al trabajo (Diaz Ruiz, 2011 d ) no respeta las demandas sociales y derechos de los alumnos y familiares cubanos que desean continuar estudios universitarios (Pèrez Carvajal, 2011) y los puede llevar a la perpetuación de la pobreza por la limitación de las perspectivas de formación profesional. Además los adolescentes involucrados, por atravesar en estas edades de intensos cambios fisiológicos, son muy propensos al estrés y otros síndromes depresivos, que en algunas situaciones los llevan al suicidio (Machado & otros, 2010).

Algunas Propuestas de Intervención

  • 1. Respetar los intereses y derechos de los estudiantes y sus familiares, aplicando correctamente los preceptos de la Convención de los Derechos del Niño.

  • 2. Ofrecer las plazas de preuniversitarios para los graduados de noveno grado según las demandas del estudiantado y sus familias.

  • 3. Hacer más flexible y realista el acceso a las universidades de los ETP, eliminando todo mecanismo legal, normativo, resolución o procedimiento discriminatorio y excluyente, por lo general violatorio de la Carta Magna y de la Convención de los Derechos del Niño.

  • 4. Eliminar al mínimo la existencia de varios escalafones en los diversos niveles de enseñanza, pues favorece a determinado sector de la sociedad., creando desigualdades sociales, de género y mayor marginalidad, tal y como han revelado las investigaciones realizadas por centros de estudios gubernamentales.

  • 5. Recomendar a la Asamblea Nacional del Poder Popular que el gobierno reimplante el sistema de préstamos monetarios con bajos intereses para los estudiantes de menos recursos y desventajas sociales que deseen estudiar en la universidad, un sistema empleado en la década del 70 del siglo XX.

  • 6. Crear acciones afirmativas para aquellos grupos en desventaja social, los cuales podrían aprovechar mejor las oportunidades de estudios y mejoras sociales.

  • 7. Crear procedimientos flexibles y atractivos que incluyan préstamos, etc. para atraer talentos de la ETP hacia las carreras de ciencias básicas, matemática, física, química, biología.

  • 8. Incluir la perspectiva de género en las carreras técnicas y universitarias no consideradas tradicionalmente "femeninas" creando sistemas de incentivos para que las mujeres entren en profesiones no tradicionales.

  • 9. Dar prioridad al mejor esfuerzo y talento, no solo al tipo de enseñanza. Emplear el sistema de premios y exámenes de premio como recompensa al esfuerzo académico.

  • 10. Hacer ajustes y crear alternativas entre los diferentes currículos sin simplificar la ETP, como se ha hecho en la actualidad pues el plan de estudios del preuniversitario es más completo que el de la enseñanza técnica y profesional.

  • 11. Crear mecanismos que permitan a los estudiantes de la Enseñanza Técnica Profesional cambiar de enseñanza durante sus años de estudios. Teniendo en cuenta que la ETP y el preuniversitario tienen diferentes objetivos educativos, esto significaría una mayor flexibilidad y eficiencia en base a las necesidades individuales y académicas de los estudiantes.

  • 12. Entretanto la población cubana no tenga acceso a Internet, crear una venta estable de folletos y publicaciones actualizadas sobre planes de estudios de cada tipo de enseñanza y sus objetivos, así como de las resoluciones ministeriales que afectan la enseñanza de los ciudadanos, en nuestro caso, ciudadanos menores de 18 años, amparados bajo leyes constitucionales especiales.

  • 13. Eliminar el límite de edad para los estudios universitarios diurnos, así como toda regulación, resolución y cuanto procedimiento se oponga a lo establecido en la Carta Magna (Capítulo V, artículo 39 inciso b).

Conclusiones

La ley No.16 Código de la Niñez y la Juventud contiene artículos que no cumplen con lo establecido en la Convención de los Derechos del Niño, un tratado internacional con carácter vinculante, firmado y ratificado por el Gobierno cubano en la década de los noventa del siglo pasado. Igual sucede con la Resolución Ministerial No. 306/2009 del MINED y los lineamientos del Partido Comunista No. 143 al 153 y el No.172 que también afectan a los niños y niñas graduados de noveno grado. Entre todos los estudiantes de nivel medio, los estudiantes de Enseñanza Técnica y Profesional, especialmente los obreros calificados, son los más perjudicados por la continua disminución de la matrícula universitaria cubana y el negativo impacto sicológico que esta situación puede tener sobre ellos, por tratarse de adolescentes, cuyas edades están muy expuestas a trastornos de personalidad y depresivos si no logran alcanzar sus aspiraciones.

El presente estudio demuestra que el estudiante cubano(a) a partir de los 14 años de edad está afectado por diferentes factores políticos, sociales y económicos. En el caso de los técnicos medios recién graduados, pueden acceder a la universidad, aunque en condiciones desventajosas con respecto al resto de los estudiantes graduados de la enseñanza media, en particular frente a los graduados de preuniversitarios. Los obreros calificados, una vez terminados sus estudios, se sitúan aún más abajo en la escala académica y social, por tanto tienen menos posibilidades de realizar estudios superiores. En los últimos años, numerosas empresas cubanas se encuentran en un proceso de reordenamiento de sus recursos humanos, tratando de solucionar el problema del subempleo (Partido Comunista Cuba, 2011). Otro factor adicional que contribuirá a la creciente disminución de profesionales.

Al quedar un número considerable de trabajadores desempleados en medio de una difícil coyuntura económica, los jóvenes cargaran con la peor parte. Las recientes medidas del Gobierno, relacionadas con la enseñanza superior contradicen algunos artículos de la Carta Magna e intensificarán la estratificación de la sociedad, favoreciendo a los sectores de mayor movilidad social y más alto nivel académico. Se espera un incremento de la desigualdad a causa del género en las mujeres jóvenes de la enseñanza técnica profesional que no logren acceder a la universidad. Se identifica cierto fortalecimiento, en franjas de la población más joven, de relaciones de género que reproducen la subordinación femenina, colocan en desventaja a la mujer y naturalizan esos procesos. Conforme a las estadísticas del cierre del 2010 (Federación Mujeres Cubanas, 2011) solo el 27,9% de las féminas trabaja en el sector privado y 40,87% en el estatal, esta última cifra mermará con los despidos programados y según los recientes resultados obtenidos por estudios de centros de investigaciones sociológicas gubernamentales (Luis ,2012) que pronostican el aumento del desempleo femenino a causa de las ofertas laborales no identificadas con las féminas y los tipos de cursos de obrero calificados que ofrece el Estado, diferentes a las labores tradicionales realizadas por las chicas, pues se reorienta el proceso inversionista hacia el sector productivo. Ahora el Gobierno prioriza aquellas ramas que generan ingresos, sustituyen importaciones y produzcan alimentos.

Se recomienda modificar o eliminar las regulaciones legales que tengan requisitos discriminatorios, sean estos sociales, políticos y de otro tipo, como es el referido a la edad. Los límites de edad en el acceso a diversas formas de estudios en los centros universitarios, favorecen a determinados sectores de la población en detrimento de otros con menor movilidad social. Sería aconsejable la implementación de dinámicas propuestas de intervención y sistemas de incentivos que aumenten la matrícula de los centros de estudios superiores, en especial ciencias básicas. Está demostrado que el alto nivel educativo de los ciudadanos de una nación es directamente proporcional a su desarrollo económico. (Gobierno de Cuba, 2004)

Las conductas políticas de los estudiantes graduados de la enseñanza básica no pueden ser consideradas como un requisito para continuar estudios pues es violatoria de los preceptos de la Convención de los Derechos del Niño, ratificada por el Gobierno Cubano en 1991. Además confirma las opiniones expuestas por defensores de derechos humanos de que es una forma de eliminar la presencia de estudiantes con criterios políticos diversos en los recintos universitarios cubanos, caracterizados por tradiciones de lucha política y social de este sector juvenil en la historia del país. Los actuales planes educativos del Gobierno cubano, aunque insiste están relacionados con el desarrollo económico del país, obliga a los estudiantes que desean continuar estudios universitarios a formar parte del 60% del estudiantado graduado de enseñanza básica sin acceso a los estudios preuniversitarios, un 10 % superior al 2004 (Gobierno Cuba, 2004) mientras disminuye desproporcionadamente los ingresos de futuros técnicos medios. Esta pudiera ser considerada una nueva estrategia gubernamental con perfil económico y probablemente sesgo político dada la actual situación económica y política de la nación.

Partes: 1, 2

Página siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.