Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     
 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Estereotipos en las películas de Walt Disney (página 2)

Enviado por Produccion direccion



Partes: 1, 2

Marco teórico

Definiciones

Para analizar este trabajo sobre los estereotipos en los roles femeninos propuestos por los cuentos de hadas y retomados por la productora audiovisual Walt Disney, es fundamental entender antes a qué nos referimos cuando hablamos de estas categorías.

A saber, algunas definiciones:

Estereotipo: Un estereotipo es una imagen trillada y con pocos detalles acerca de un grupo de gente que comparte ciertas cualidades, características y habilidades. Por lo general ya fue aceptada por la mayoría como patrón o modelo de cualidades o de conducta. El término se usa a menudo en un sentido negativo, considerándose que los estereotipos son creencias ilógicas que limitan la creatividad y que sólo se pueden cambiar mediante el razonamiento personal sobre ese tema.

Rol social:Rol social se refiere al conjunto de normas, comportamientos y derechos definidos social y culturalmente que se esperan que una persona, actor social, cumpla o ejerza de acuerdo a su estatus social adquirido o atribuido.

Los medios masivos de comunicación son uno de los ámbitos más importantes en los que se desarrollan roles o papeles sociales, mas que nada en las publicidades donde se muestras principalmente estos roles:

Reclamo estético, en este caso se utiliza a la mujer para adornar los productos. En general, se hace uso de una mujer que responde a los cánones generalizados de belleza: extrema delgadez, tez clara, cabellera larga y pechos exuberantes. Se encuentra habitualmente en perfumes y productos cosméticos, Rol de ama de casa o madre se muestra a la figura femenina realizando las tareas del hogar. Cada vez se suaviza más este rol con aquello de que la sociedad avanza hacia la igualdad entre los sexos. Aun así la mujer es la que protagoniza la mayoría de las publicidades para productos de limpieza y cocina.Liberación de la mujer, acorde con el avance de la igualdad de sexos se pretende mostrar a una mujer moderna. A mediados de los 80 se crea un nuevo estereotipo femenino que aleja a la mujer del prototipo tradicional de ama de casa y sumisión al hombre, representando a una mujer independiente, liberal, dinámica, activa que trabaja fuera de casa a cambio de un salario, y accede a lo público.

Prototipo: Un prototipo de belleza es aquel modelo que en función de la historia ha ido variando sobre como ha debido de ser el cuerpo de las personas, tanto en su forma como en su vestimenta.

Arquetipo:es el patrón ejemplar del cual otros objetos, ideas o conceptos se derivan.

Definiciones Real Academia Española

Estereotipo: Imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable.

Rol: Cargo o función que alguien o algo cumple en alguna situación o en la vida

Prototipo: Ejemplar más perfecto y modelo de una virtud, vicio o cualidad.

Arquetipo: Tipo soberano y eterno que sirve de ejemplar y modelo al entendimiento y a la voluntad humanos.

Llegado a este punto, podemos preguntarnos: ¿Los medios crean a los estereotipos? ¿O los estereotipos ya existen en una sociedad y los medios los utilizan?

De alguna manera, podemos observar una relación de retroalimentación: a través de la historia, encontramos roles marcados y definidos tanto para el hombre como para la mujer. Aunque hoy en día estos límites son mucho más flexibles debido a las conquistas sociales, todavía persisten algunas de sus antiguas características.

Tal es así, que los productos audiovisuales, para ser pregnantes en el público, muchas veces deben recurrir a estereotipos lineales. Eso ocurre para que el público perciba de una manera mucho mas llana lo que proponen los medios en cuanto a las ficciones. Por ejemplo, a al hora de representar a "la malvada", las telenovelas suelen recurrir a los mismos clichés, que muchas veces tienen que ver cómo la sociedad demuestra ciertos valores.

Estos "clichés" y "moldes" de alguna manera también absorben elementos de la realidad, pero al replicarse tan seguido en productos audiovisuales, los medios los toman como propios: de esta manera, se genera una relación recíproca entre los medios, la sociedad y la generación de estereotipos.

Por eso, no podemos echarle la culpa a Disney: está claro que el no es e responsable del machismo en la sociedad, ni de que las niñas reciban como regalos planchas de juguete o pequeñas cocinitas. Pero al ser un comunicador masivo, tiene una responsabilidad social en cuanto a lo que cuenta.

Por esto, podemos afirmar que la productora Walt Disney es responsable cáda vez que genera un film de los valores que transmite: sabe que va a ser visto por un publico masivo y globalizado que va a resultar pregnante a las ideas que propone.

Finalmente, para concluir este punto: Walt Disney no es el responsable del machismo ni de los estereotipos negativos que genera en la sociedad. Pero sí es responsable de los valores que transmite, y esto incluye a los modelos de mujer que muchas veces muestra.

Elementos en común en todas los films en cuanto a la estructura

Aunque como bien mencionamos antes, los modelos de mujer que propone Disney varían radicalmente con el paso del tiempo, encontramos en todos elementos en común. Estos elementos, descriptos en el libro El Héroe de las Mil Caras del escritor Joseph Cambell en 1949, tiene que ver con un patrón narrativo que tiene que ver con todas las historias populares.

Según cambell, en todas las leyendas, mitos e historias populares, hay ciertos patrones que se repiten y que tienen que ver con una búsqueda humana del origen del hombre.

Este escritor describió el camino del héroe, una serie de situaciones que le protagonista de la historia debe afrontar para alcanzar su objetivo. En esta epopeya, el héroe se internará lejos del hogar en un mundo lleno de amenazas, donde será ayudado por un guía o mentor.

El héroe, en este caso, heroína, deberá superar una serie de pruebas, de las cuales, la última, la prueba suprema, será la más difícil y de la cual deberá usar todo lo aprendido. Tras esa prueba, llega la ansiada recompensa.

Los cuentos de Disney, por ser reconstrucciones de cuentos populares, están escritos en base a esta estructura. En todos hay un ayudante, un héroe que debe cumplir una meta, un malvado que pondrá trabas en su camino y una recompensa final.

Lo que varía en cada caso, es el contenido del molde: como repasamos anteriormente, hay películas donde la heroína espera sumisamente a que ayudantes mágicos reelaboren su destino, y hay otras, muchas mas modernas, donde las mismas protagonistas atraviesan por si solas el umbral que las separa de su vida rutinaria, de la aventura que cambiará sus vidas.

En todas las historias de Disney, la presencia simbólica es notable desde la estética, condicionando la estructura narrativa. Desde las dualidades más esenciales, como puede ser héroe-villano, notamos siempre el significado mas primitivo de las connotaciones básicas tales como la propiedad bondadosa de la luz, o la terrorífica maldad de la oscuridad.

El héroe presenta siempre colores claros, virginales y cálidos, mientras los villanos se llenan de la agresividad de lo oscuro.

Tales dualidades no dejan de significar símbolos más perversos asociados a la belleza y la opresión. Es entonces lo bello todo lo bueno, y lo feo todo lo malo. Lo estéticamente aceptado adquiere cualidades heroicas, mientras que lo distinto adquiere un plano marginal.

El rol de la mujer en busca de un príncipe, remarca el estereotipo paternalista de el sexo débil que solo puede valerse por si mismo no para fines en sí, sino como medio para encontrar un ente protector y generador de tales fines, representado por la figura masculina.

El hecho aparente de las asimetrías entre los dos protagonistas, esta lejos de querer romper la dualidad y el juicio de valores que representa: Lo heroico de romper con aquellos parámetros, refuerza la anti naturalidad de todo lo que esta sucediendo.

Lo bello y lo feo: creación de prejuicios negativos

Con respecto a los elementos en común, podemos observar en todas las películas un culto a la belleza. Las protagonistas siempre son las más hermosas del film: ningún otro personaje les hace sombra. Sin embargo, mantienen un halo virginal e inocente: son seductoras, pero desde un costado más naif, relacionado al amor adolescente. Esta característica se encuentra presente en todos los films: desde el primero hasta el último.

Con respecto a los "malos", vemos que siempre están relacionados con la oscuridad y con lo tenebroso. En algunos casos, quienes cumplen este rol son mujeres hermosas y seductoras más maduras que las jóvenes protagonistas. Lo que las diferencia es el maquillaje marcado en tonos oscuros, un peinado tirante, labios de colores saturados, manos finas y filosas. Los colores predominantes son el verde, el negro y el violeta. La belleza de este tipo de personaje relacionado con un tinte más erótico y sensual que la hermosura adolescente de las jóvenes heroínas.

En otros casos, los "villanos" son representados como seres torpes, grotescos, aborrecibles y horrendos. Pero nunca hay matices: el malo, nunca tendrá un mínimo atisbo de bondad.

Por otro lado, los protagonistas masculinos, los "príncipes azules", siempre tienen rasgos similares: quijadas fuertes y varoniles, espaldas anchas, ojos tiernos y comprensivos, voz dulce, actitudes generosas. Los héroes son quienes complementan la lucha de la protagonista a través de sus actos de valentía.

De esta manera, las películas de la productora Disney relacionan a la belleza con valores positivos como lo bondad, la honradez y el coraje. Mientras que la fealdad, queda asignada a los "villanos" de la película, que encarnan la traición, la especulación, la avaricia, las ansias de poder desmedido.

Estas relaciones fomentan prejuicios sociales negativos, ya que unen características físicas con valores que tienen que ver con cuestiones propias de la psicología de cada individuo.

Aunque como mencionamos antes, estos estereotipos tan marcados tienen que ver con generar una pregnancia de los productos audiovisuales en los espectadores, no podemos obviar que también promueven prejuicios y juicios de valor infundados en creencias arraigadas que no tienen que ver con lo racional.

La influencia de Disney en la ficción local

Exponentes de la ficción infantil nacional, como es el caso de Cris Morena, presentan notable influencia de la narrativa tradicional norteamericana con elementos shakesperianos y cercanos también a la tragedia griega.

La ausencia de figuras paternas, y a su vez la notable importancia de dicha ausencia, es una constante en la epica infantil. Es casi imposible encontrar una película de Disney en la cual la muerte de uno o ambos padres no marque al personaje heroico, hombre o mujer, a la hora de embarcarse en lo que será su odisea en busca de la justicia o del amor.

Por otro lado, la prohibición del amor desde lo social es un generador de tensión empática notable, que desde la explosión de Romeo y Julieta en el siglo XVI, se ha reversionado hasta el cansancio transgrediendo tiempos y géneros. La imposibilidad de un amor desde la asimetría económica, nobiliaria o estética puede encontrarse en todas las historias de Disney, ya sea una bella y una bestia, una sirena y un humano, o una princesa y un mendigo.

Vale la pena destacar además que el plano heroico de los protagonistas solo es tal cuando la victoria es consumada, y para lo cual es fundamental la presencia de un digno contrincante, que siempre será compatible con uno de los dos protagonistas, y por lo cual su ventaja será notable.

La ficción argentina no escapa a ninguno de estos parámetros, siendo las obras de cris morena el fiel reflejo de lo antes expuesto. Niñas huérfanas, amor entre ricos y pobres, o entre nobles y plebeyos, son cimientos de una estructura argumental probada durante siglos, que se propone únicamente seguir sosteniendo tales asimetrías.

"Cuando yo era adolescente, la única imagen de lo masculino era el Príncipe Azul. Tuve uno que me destiñó al primer lavado, otro que se convirtió en sapo y otro que me protegió de todo menos de sí mismo (…) Ya sea que fuéramos Bellas Durmientes, Cenicientas, Blancaneves, la llegada del príncipe era nuestra UNICA posibilidad de salvación.(…) Ser mujer era estar en lista de espera. Todos los acontecimientos de nuestra existencia eran solo antesala de la llegada de Él. La vida sin un hombre era como una vida en blanco y negro. Y sólo el advenimiento del príncipe azul podría convertir la película a color.

Y si con eso no era suficiente, allá íbamos con la brocha lista, dispuestas a pintarlos con nuestro deseo. Y a seguir viéndolos azules aun cuando estuvieran rojos de ira o verdes de inmaduros..."

-Gabriela Acher, "La guerra de los sexos está por acabar con todos".

Si pensamos en nuestra infancia, hay una escena que nos viene a la memoria casi de manera inevitable: esas tardes infinitas enfrente del televisor, mirando hipnotizadas una y otra vez películas de Disney. Aunque disfrutábamos tanto de films de animales como El Rey León o de héroes como Aladdin, no habían dudas: nuestras preferidas, eran siempre las princesas.

Soñábamos una y otra vez con usar vestidos largos y pomposos, subirnos a un carruaje dorado para finalmente, caer rendidas en los brazos de un apuesto príncipe que nos rescataría siempre de una malvada bruja, fea y vieja. A pesar de los imposibles obstáculos, un hada nos vendría a ayudar en nuestra misión de buscar el amor verdadero, que se consumaría con el beso de un fabuloso caballero.

¿Ante este panorama, qué niña no deseó alguna vez ser la protagonista de un cuento de hadas?

Fue así que Disney envolvió a los niños, para quienes están dirigidas principalmente sus películas, con su embrujo de país de maravillas. Pero esto nos enseñó duras lecciones: las princesas siempre son buenas y hermosas, los malos horribles; y el amor, siempre triunfa.

De este modo, crecimos anhelando la perfección física como mandato fundamental. No en vano pensábamos que era la clave para alcanzar la felicidad, que sí o sí estaba representada en la idea inequívoca de casarse de blanco con nuestro valiente príncipe salvador.

Sin embargo, fuimos creciendo y la magia no tardó en disolverse: nos dimos cuenta, a los golpes, que realmente son muy pocas las que pueden jactarse de ser hermosas como las princesas de nos ofrecía Disney; y por lo general, son modelos o actrices de Hollywood. Aunque ni siquiera aquellas que gozan de mayor renombre llegan al nivel irreal de belleza que esta productora nos proponía: mujeres con una cintura milimétrica, ojos inmensos, cabello espeso, piernas infinitas, rasgos imposibles.

Sufrimos en carne propia que el romance a primera vista pasa solo en las novelas; el amor duele y la pasión no dura más de medio año. El príncipe azul viaja en colectivo y trabaja de cadete; mientras que nosotras hacemos dietas irreales para meternos en un vestido que nunca nos va a entrar. El "fueron felices por siempre" parece un triste slogan publicitario, si se lo contrasta con los miles de divorcios que vemos a diario. Pero siempre estaban ahí esas películas, para transportarnos a un estado de esoñación

Es así que las películas que veíamos de pequeñas, nos generan grandes frustraciones, ya que nos proponen un ideal de mujer y de felicidad, que realmente es imposible de cumplir. Y al no conseguirlo, muchas veces caemos en la creencia que somos seres grises y mediocres, cuando en realidad, toda la vida estamos queriendo imitar modelos que más que una realidad, reflejan una fantasía inalcanzable.

Estos patrones que representaba Disney, muchas veces no solo imponen en las niñas un parámetro de mujer que no se condice con la realidad, si no que también proponen estereotipos que muchas veces tienden a la idealización y gestan prejuicios. Relacionan la bondad con la belleza, y a los "malos", con gente repugnante. Creemos que por más fuertes que sea una mujer, siempre va a depender de un hombre que la salve. Como también, pensar que nuestra existencia solo estará justificada en función de una pareja con final feliz. Vemos como fracasos las rupturas amorosas, y a veces sentimos el peso de la culpa cuando una relación no funciona.

Sin embargo, al ser tan común en esta sociedad este tipo de películas, tendemos a naturalizarlas y a no reflexionar sobre el contenido que proponen. Por eso, nos parece importante ponerlas en tela de juicio, ya que todavía hoy en día, siguen siendo un modelo a seguir por millones de niñas alrededor del mundo. Si ellas toman como ejemplo estas historias, ¿qué mensaje queremos darle a las generaciones futuras acerca de la igualdad de condiciones entre ambos sexos? ¿Qué les decimos acerca de la superficialidad física?

Vivimos en un país donde las mujeres alcanzan rangos cada vez más jerárquicos. Paradójicamente, el machismo y la violencia de género, todavía representa un gravísimo problema que atraviesa todas las clases sociales y está muy arraigado en el seno de muchas familias, sin importar su nivel económico. Por eso, hoy más que nunca, es clave poner bajo la lupa los mensajes subliminales que imparten los medios de comunicación, sobre todo, en los niños.

Podemos observar, también, que el paradigma de mujer antes mencionado, fue cambiando a medida que pasa el tiempo, siguiendo la lógica de las conquistas sociales femeninas. Analizar estos cambios debe ser una parte sustancial de nuestro objeto de estudio, ya que a partir de ellos, podemos asimilar en mayor profundidad los estereotipos antes mencionados. Sin embargo, no podemos dejar de aludir a ciertas características comunes en todas las historias de Disney que se presentan invariables a lo largo del tiempo: en ellas radican varios prejuicios para con el rol sobre los que consideramos que es menester reflexionar.

No con esto queremos prohibirle a los niños mirar este tipo de films: a nosotras nos hicieron muy felices. Pero sí abogamos firmemente por detenernos a pensar en un momento en qué nos están queriendo contar estas historias. Sentimos que es un debate que sería enriquecedor en un ámbito escolar, y hasta en las familias.

Finalmente, concluimos en que es importante para el estudiantado y la sociedad en general estudiar este tema. Al desnaturalizarlo, podemos ver con claridad cuestiones por las que hoy en día se lucha por erradicar: el rol de la mujer como un ser sumiso, la belleza como un bien invaluable, etc.

Queremos abrir el debate; que todos disfruten de los cuentos de hadas, pero saber de antemano que las mujeres no necesitamos valientes rescatistas para ser felices. Como dice Gabriela Acher: el príncipe azul, destiñe.

La influencia de los estereotipos en la venta de productos infantiles

Como anteriormente mencionamos, las antiguas Princesas de Disney como por ejemplo, La Cenicienta o Blancanieves, nos muestran un estereotipo claro de la mujer ama de casa, aquella mujer que se destaca en las tareas del hogar como planchar, lavar, cocinar o cuidar de los hijos. Las vemos a estas jóvenes bellas y soñadoras haciendo estas tareas y mostrándonos que esa es su única preocupación. También las vemos pensando y esperando a ese príncipe azul que va a llegar y las va a salvar y van a vivir felices para siempre.

Estos estereotipos influyen en la vida de las niñas en muchos ámbitos. Las niñas ven a estas jóvenes hermosas y lo primero que quieren hacer es parecerse a ellas o ser como ellas. Para lograr esto, y que todas las niñas puedan vivir en esa fantasía, hay empresas que se dedican a recrear estos estilos de vida. Principalmente lo vemos en las jugueterías, donde los principales juguetes que se venden para las niñas son cocinas, o un set de plancha y escoba con pala, o bebes para que ellas jueguen a ser madres. Con estos elementos, las niñas juegan a ser esas amas de casa que ven representadas en las películas y se sienten como ellas.

Entrevistas

ENTREVISTADOS

Estos son los entrevistados que van a aportar a nuestro trabajo para llegar así a una conclusión.

  • Psicólogo de niños: Fernando Huberman

Consideramos que nos puede contar como es el mundo de los chicos y como lo ven ellos. Qué quieren, qué les gusta hacer, cómo ven el mundo.

  • Publicista: Andrés Vasserman

Pensamos que un publicista nos puede contar como influyen los estereotipos a la hora de vender un producto.

  • Guionista: Sebastián Alondo

Creemos que nos puede contar en que se inspira para lograr los guiones, qué es lo que busca contar y si utiliza los estereotipos analizados en este trabajo.

  • Nena de 7 años: Miranda Roitman

Creemos que al entrevistar a una niña de 7 años (que forma parte de la audiencia principal de las películas de Walt Disney) nos puede contar que es lo que ella ve cuando mira esta películas, o que siente. Acá vamos a poder ver si el estereotipo es algo muy marcado en la sociedad y si afecta de forma negativa.

Entrevistas

Psicólogo: Fernando Huberman

Fernando es un psicólogo especializado en niños y adolescentes.

¿De que manera pensás que las películas de Disney, los personajes femeninos que aparecen en estas, generan estereotipos en la sociedad?

FH: ¿Cuál es la representación que generan en la sociedad? Yo creo que el modelo de Disney, la princesita, la cenicienta o cualquier personaje conocido me parece que están muy marcados desde una representación social con una mirada estrictamente machista. Porque me parece que esos personajes siempre necesitan que las vengan a rescatar, siempre el héroe es el príncipe o la princesa era cenicienta y que para ser princesa tiene que venir un príncipe a encontrarla. Me parece que si bien son novelas que a los chicos les gusta, más a las nenas que a los varones, por el mismo hecho de que está pensado desde ese lugar, me parece que no dejan de reproducir una lógica de dependencia emocional frente a una relación con ciertas diferencias, donde no es muy par la relación que genera.

¿Pero por qué pensás que las nenas generan tanta empatía con estos personajes?

FH: Me parece que es como una visión simplificada a veces que tiene la sociedad de los parámetros de lo que es ser mujer o estar en pareja con alguien. Como esos parámetros existen actualmente me parece que los personajes siempre plantean que las princesas tienen vidas maravillosas y que no le falta nada, desde lo material y desde lo que se ve. Me parece que profundamente no se si muestran desde lo afectivo, desde otros lugares mucho mas profundos. Realmente con tener un castillo alcanza.

¿Vos pensás que las nenas ven en ellas un ejemplo a seguir?

FH: Yo creo que si porque aparte son historias fascinantes donde se despliega muchas cosas desde lo material o cosas que llaman la atención y que el otro quieren tener. No deja de ser un concepto que va de afuera hacia adentro. Para mí es como un contagio que se produce. Capaz la nena después de ver eso se agencia de un personaje que es de la princesa de la película, pero no sé si ella quiere eso. Y como es un público que tiene que ver con que son menores de edad, me parece que los chicos al tener cierta inmadurez hay cosas que seguramente no se las preguntan y después las repiten. Salvo que algún padre que este al lado le pueda reformular otro tipo de preguntas cuando ve esos contenidos.

¿De que manera repercute esto psicológicamente en las nenas, y después es las mujeres una vez que son grandes?

FH: Yo creo que básicamente en la dependencia emocional frente a un hombre.

¿Cómo que setea a las mujeres para que tengan una dependencia?

FH: Si, hay muchas variables. Estoy haciendo un recorte un poco abrupto pero no deja de ser el esperar que venga un príncipe azul y que a una la salve. Yo creo que nadie salva a nadie. Se construye de a dos o no se construye de a dos. El ponerlo en que una mujer, a veces, en algunos casos, cuando ya es adulta busca salvarse emocionalmente, económicamente, o como fuese a través de una relación con un hombre, me parece que se pierde a ella en definitiva. Uno podría ser un poco más profundo y preguntarse a que costo sería esto. Porque si uno se pierde de uno o la mujer se pierde de ella por querer conseguir cosas que siente que no las puede tener, también es una creencia porque la mujer puede tener un buen laburo el día de hoy, puede no faltarle nada materialmente, pero puede estar carecida afectivamente entonces la búsqueda sería más par. No sería ya de salvación. Sino que sería una búsqueda más de acompañamiento personal.

¿Por qué pensás que hoy en día que las mujeres ya tienen conquista sociales a la par de los hombres, todavía siguen necesitando de uno?

FH: Porque seguimos este país sigue teniendo una sociedad que sigue siendo machista en el fondo.

¿Y desde el lado estético? ¿Cómo afecta a las mujeres desde el lado de la frustración de saber que nunca van a poder?. No es que nunca, pero de alguna manera lo que estas películas te dicen es que para ser exitosa y que te salve el príncipe azul tenés que ser la mas linda. Cómo afecta eso de alguna manera en el sentido de que todas las nenas quieren ser las mas lindas. Pero uno nunca lo es, o sea que siempre estas como queriendo alcanzar a algo a lo que nunca vas a llegar.

FH: Me parece que a nivel estético se quiere hacer valer un modelo como único y que los demás modelos no existen. No deja de ser una construcción, si se quiere, más mundana, o frívola. Pero no tiene que ver con eso de que la persona que es modelo y flaca es frívola, aunque uno a veces conecta mucho eso. Se quiere hacer pasar ese modelo como el único propio, el único valido. O sea que los otros es así, bueno, si tenés un poco de peso, bueno mmm, come menos. O si tenés problemas de obesidad, la diferencia es mayor. Pero hay un punto en que uno debería ser feliz como es sin tener que prefijarse en modelos. Sobre todo pasa en las chicas jóvenes, o púberes o adolescentes. Me parece que el tema de los talles de ropa en relación a eso, de la imagen, del cuidado, de que lo estético prima sobre lo personal o lo espiritual por decirlo así, hace también que se generen trastornos alimenticios muchas veces.

¿Vos no pensás que de alguna manera hace que te baje el autoestima, no solo desde el peso, sino desaber que todo el tiempo estas persiguiendo algo que en un punto es inalcanzable, por lo cual siempre te vas a sentir vacía?

FH: Totalmente, me parece que en la confianza y en potenciar las fortalezas de uno, hace que dejemos de enfocarnos en modelos tan poco reales. Digamos que si uno se pierde y todo el tiempo esta buscando ese modelo, es la frustración constante porque uno no lo va a poder tener, y por la frustración de no tenerlo. Uno siempre se queda a medio camino. Porque la vara es muy alta, ser modelo no significa ser modelo de Disney o ser una princesita. Tampoco significa el concepto ese de estar muy flaco. También hay varias variables que tienen que ver con una fisonomía familiar, física. Las modelos híper flacas, ¿se cuidan con las comidas? Sí, pero también tiene unos genes que tienen que ver con lo heredado y la forma física. Y eso a veces también esta tergiversado. Que las chicas piensas, bueno si no como voy a ser igual a ellas, pero no tenés un cuerpo para ser igual a esa persona. Por mas que no comas, no pasa por no comer. Pero en la adolescencia piensan eso, que pasa por no comer. En realidad el cuerpo que se tiene es otro que no esta ni bien ni mal. Hay otra genética, es como la persona que dice que el otro no engorda nunca pero come de todo. Y bueno tiene una genética que lo permite, aunque igualmente después de unos años no pasan. De los 30 para abajo si, pueden comer de todo, no se cuidan tanto y sin embargo no engordan. Pero eso tiene que ver con una cultura mas deportiva, con ciertas rutinas, con una cuestión física que tiene en ese molde entonces termina siendo bastante mentiroso.

Y vos qué pensás con respecto a que ahora que las películas de Disney muestran a las princesas no esperando a que las salve un príncipe sino que toman acciones propias, pero que igual siguen siendo princesas hermosas. Así que,¿qué conclusión se puede sacar de que aunque las mujeres carguen apuestas mayores en la sociedad igualmente tiene que seguir primando la búsqueda de la belleza?

FH: No debería pero se sigue mostrando eso, quizás ahora más ayornado. Capaz que ahora la princesa no es tan flaca. Shrek no es de Disney, pero por ejemplo Fiona, no deja de ser que esta hechizada y después vuelve a ser como es, una princesa hermosa. Creo que igualmente no deja de ser una mejora pero siempre sigue primando lo estético. Nunca es alguien común la princesa. Son pocos los personajes que son más comunes, ahora hay un poco más en algunas películas con los que uno se puede identificar. Pero sigue primando mucho la estética.

¿Por qué pensás que uno genera mas empatía con personajes, protagonistas que siempre son lindos, sea en novelas o películas? ¿Por qué pensás que a las mujeres les atrae mas ver a mujeres lindas en la tele o en las películas y no mujeres iguales a ellas con las cuales puedan sentirse identificadas?

FH: Me parece que tiene que ver un poco con que sigue primando el valor de lo estético. Hay que seguir alimentando mucho la cultura. No se si es que esas personas siguen esas películas o esas historias en la tele, no se cuanto es impuesto de afuera y cuanto siente uno realmente. Me parece que hay mucho puesto de afuera que uno termina creyendo que es una creencia interna. Actúa bien y es linda, actúa bien y es linda actúa bien y es linda actúa bien y es linda actúa bien y es linda. Che, actúa bien y es linda. Entonces no se si es un pensamiento interno o si es un contagio del afuera.

¿Y vos pensás que la sociedad genera estereotipos que los replica los medios de comunicación, o los medios de comunicación son los que generan los estereotipos?

FH: Los medios replican a la sociedad. Podrán formar alguna opinión, estoy de acuerdo que si, podrán hacer algunas cuestiones que tienen que ver con forjar opiniones y sobre todo en este momento un poco más critico. Pero me parece que en el fondo no dejan de tomar modelos que son sociales. Es como decir que en el único lugar en el que hay violencia es en el futbol. Violencia hay en todas partes. Que en el futbol se note más no quiere decir que sea la única violencia existente. Cuando se dice que hay que trabajar sobre la violencia en el futbol, seguro, pero uno tendría que trabajar con la violencia en el país en general.

Publicista: Andrés Vasserman

Andrés trabajo en publicidades para niños.

¿De qué manera influye la publicidad en la creación de estereotipos?

AV: Hay dos escuelas dentro de la teoría publicitaria que hablan sobre los estereotipos. Hay una primera escuela que dice que el estereotipo no lo construye la publicidad, sino que se construye a través del inconsciente colectivo de todas las formas de comunicación y de interacción que hay entre la gente. En las culturas y en las sociedades. Lo que hace la publicidad es recurrir a esos estereotipos para poder decir mensajes más complejos sin necesidad de usar muchos lenguajes asociando tal producto a un estereotipo vos disparas en la cabeza de los receptores muchos conceptos que ya preexisten y entonces economizas el mensaje para que el mensaje sea más corto y no haya tanto que el receptor tenga que entender en la publicidad.

Por otro lado se dice que la publicidad, muchas veces, trata de reforzar, de legitimar los estereotipos que te sirven para asociar a tal producto que son los estereotipos positivos, por ejemplo, que tal persona por x condición es más inteligente o mas viril, o son las mujeres más lindas, o con una actitud que se llevan el mundo por delante y esos son estereotipos positivos. A veces se dice que la publicidad los trata de reforzar para asociar a productos que quieren que los receptores los compren, pensando que van a transformarse en ese estereotipo una vez que compren el producto.

¿De qué manera repercute en el público infantil la venta de los mismos productos?

AV: En realidad lo que se le vende a los chicos cambio mucho en los últimos años. Desde que los chicos tienen más acceso a la información, desde los últimos 30 años ponele, los chicos ya eligen que ver en la tele, eligen las marcas que quieren comprar, tienen mucha toma de decisión y de compra sobre los productos y antes la madre decidía todo lo que era compra para el hijo. Hoy el hijo que por ahí maneja más tecnología que la madre, tiene mucho más poder de decisión y le exige a la madre lo que quiere, los productos que quiere y todo. Entonces lo que se le vende a los chicos, con los juguetes y los productos infantiles, son productos que están ensayados con investigaciones que se hacen sobre los propios chicos, sobre que quieren los chicos no desde que quiere x marca que los chicos compren. Ya es muy difícil que la marca pueda imponer productos sino que se hacen investigaciones con los chicos para ver qué es lo que ellos están buscando, con que personaje se está identificando mas, que serie está mirando, que superhéroe le gusta más, se están fijando que es lo que el chico quiere porque ahora el chico compra lo que él quiere.

¿Cuáles son las estrategias publicitarias que usan las empresas para atraer más a los chicos? ¿Son las mismas que para los adultos?

AV: Si, son casi las mismas que para los adultos. Hoy en día un chico es casi un elemento más que no requiere mucha diferenciación a la hora de la comunicación. Lo que si puede pasar es que se usan modelos a los que aspiren ser que tienen que ver más con los chicos que puede ser mas de ficción, algún dibujito o lo que sea y se asocia a una marca que el chico puede ver más en un local. No necesariamente que se pongan la foto del dibujito en el paquete de galletitas, sino desde la construcción de tal personaje ya desde el zoom que le dan, ya hay empresas que le están apostando a que tenga tal tipo de zapatillas y el chico no va a querer zapatillas de otro estilo, o que use tal tipo de ropa o que tenga muchísima tecnología, o que use un celular parecido a este. Desde la construcción del personaje que va a aparecer en los productos que los chicos miran, es donde va a estar puesta ahora la estrategia publicitaria. Y no tanto en la utilización de los personajes ya construidos en un producto que no tiene nada que ver, aunque sigue pasando eso pero no es tan efectivo.

¿Qué análisis podes hacer de la publicidad de Disney para las nenas?

AV: Hay muchos tipos de publicidad que hace Disney que no necesariamente son una publicidad en la tele de una nena disfrazada de princesa jugando. Este tipo de publicidad es casi de los "50 sigue manteniendo una simplificación de la imaginación enorme que casi ya no existe. Eso de que la nena es una princesa y entonces se identifica con los colores de la ropa de las princesas y el estilo de vida de las princesas que suele ser una cosa muy machista y medio irreal, es una cosa muy yanqui de los años "50, el American Way of Life, y sigue pasando un poco en la publicidad de Disney. Pero fijate que ahora Disney es un invento tan grande que no solo hace publicidad de si mismo sino que nuclea muchas publicidades de otras cosas. Disney ahora genera sus propias películas, y genera todo un universo de Disney armado que buscan entrarle al chico por todos lados por todos los sentidos y por todas las aspiraciones y sus afines y a las nenas en particular también. Ya no solo es hacer una publicidad de un juguete sino de un universo del que la nena es protagonista y puede sentirse lo más parecido posible a lo que es el personaje concreto que quieren que la nena consuma. Va más allá de la princesa a la que ella juega a ser, sino al personaje que ella está creando. Además sigue habiendo ese toque machista de los "50, pero metido mas en un universo concreto donde ahora la nena puede combinar con tecnología y con ropa que ve en series y en películas. Es todo un universo gigante de productos que hacen alrededor del concepto Disney más que la película en si o del juguete en sí.

Guionista: Sebastián Alondo

Sebastián es Guionista y Director de cine y publicidad. Hoy en día se dedica a producir films en España. Trabajó en proyectos infantiles en la televisión.

¿De qué manera influyen los estereotipos a la hora de armar un guión?

S.A: Los estereotipos son parte de la definición del carácter del personaje. Es importante saber usarlos, ya que al representar modelos conocidos, generan una mayor pregnancia en el público. El uso de un estereotipo en un guión puede hacer entender al público el porqué de las acciones de un personaje sin necesidad de recaer en explicaciones obvias.

En el público infantil, ¿Cómo funcionan los estereotipos particularmente?

S.A: Los personajes de los guiones infantiles suelen repetirse en las distintas historias con una serie de características que van a estar siempre presentes y que pueden considerarse como un estereotipo. La experimentación de los grupos de características de personajes de historias infantiles es algo que solo está presente en una nueva escuela de guionistas, que tratan de llegar al público infantil desde otro lado, por ejemplo quienes hicieron Shrek u otras películas de Disney. Sin embargo al tratarse de niños, el uso de estereotipos es fundamental, ya que debe ser claro para ellos quienes son los "buenos y malos" de los films, justamente por eso el estereotipo no desaparece del guión si no que sigue estando muy presente aunque en forma de parodia.

¿Qué diferencias encontrás ente los guiones de films infantiles clásicos y los actuales con respecto a los estereotipos?

S.A: Hay diferencias en cuanto al contexto: antes se representaban roles sociales que hoy en día variaron, sobre todo con respecto a la mujer. Sin embargo, en cuanto al fondo de la cuestión, se sigue haciendo foco en los mismos estereotipos: siempre hay una heroína, un héroe y un villano que mantienen una estructura similar, con características muy parecidas. Incluso, si bien los roles sociales cambiaron, no cambiaron los juicios de valores con respecto a la moral de los personajes. Siento que nada de lo que antes no estaba bien hacer, lo es ahora no viceversa. Por ejemplo: hoy en día, aunque las protagonistas presenten mayor libertad, nunca van a haber historias donde ella se divorcie de un príncipe para casarse con otro. O sea, ciertos valores sociales antiguos se siguen respetando.

Entrevista: Miranda Roitman

¿Cuál es tu película preferida de Disney? ¿Por qué?

M.R: Mi película preferida es La Cenicienta. Me encanta porque es una de las más lindas princesas de Disney. También me encanta cuando ella puede ir al baile porque su hada madrina apareció y con sus hechizos mágicos la hizo más hermosa de lo que era. Y que gracias al hada madrina ella pudo llegar al baile y así conocer al príncipe. Lo que más me gusta es su pelo rubio y su vestido brilloso.

En una charla con Miranda, estos fueron algunos de los conceptos que nos dijo:

M.R: Siempre que jugamos con mis amigas, yo hago de Cenicienta porque me parece la más hermosa. Además tengo un disfraz de ella y siempre me lo pongo para jugar. Jugamos a que nos casamos con el príncipe y que tenemos hijos.

¿Alguna vez vos o tus amigas hicieron de la mala de la película?

M.R: No, nunca porque ellas son re feas y nunca nadie quiere hacer de la mala. Además ellas siempre terminan perdiendo, porque el amor siempre triunfa. Todas queremos ser princesas y casarnos con el príncipe azul.

¿Qué pensas de las películas de princesas de Walt Disney?

M.R: Mis películas preferidas son La Cenicienta y La Bella Durmiente. En realidad me encantan todas las películas de Disney creo que son las mejores. Me gustaría vivir en un castillo y ser princesa como ellas algún día.

Conclusión

Con este estudio pudimos demostrar que el estereotipo de mujer creado por Walt Disney fue cambiando con el paso del tiempo adaptándose al cambio cultural y social. Primero veíamos a una mujer ama de casa que esperaba a ser rescatada por un príncipe y ahora vemos a una mujer guerrera, que lucha por sus ideales, a la par del hombre, es decir, que las mujeres empiezan a ocupar roles que antes pertenecían únicamente a los hombres con lo cual creemos que el rol de la mujer ama de casa, sumisa, dejó de ocupar ese lugar de importancia que se trataba de inculcar a las niñas de esa época, a las cuales se las preparaba para ser esposas y amas de casa, en cambio las protagonistas de ahora tienden a ser más libres y lograr sus objetivos por si solas que es lo que se les quiere enseñar a las niñas de este siglo.

Reconocemos también que en ambos casos se mantiene intacto el amor y el romanticismo. Todas las mujeres ya sean princesas o guerreras buscan encontrar el amor.

Después de haber hecho esta investigación llegamos a la conclusión de que estos estereotipos se diferencian según la edad del público al cual están dirigidos. La ama de casa que se convierte en princesa creemos que está dirigido a las niñas de 2 a 5 años, ya que les gusta ver la fantasía de los cuentos, el glamour y los brillos llamativos, creen en las princesas lindas, buenas y dulces. Esto lo vemos en que las niñas siempre quieren estar disfrazadas de princesas con esos vestidos de colores estridentes y largos tules, y cuando las niñas crecen, cambian el tipo de películas, donde las mujeres están más acordes a la realidad, son más activas y menos dependientes. En este momento de sus vidas las niñas empiezan a tener una noción de la realidad que capas antes no tenían, entienden que sus mamás tienen que salir a trabajar para ser mujeres independientes y que no hay un príncipe que las va a salvar. Pero nunca falta el amor y el romanticismo.

Lo que más podemos resaltar de este trabajo es como el estereotipo de mujer fue cambiando a lo largo del tiempo. Además de las actividades que ellas llevaban a cabo, esto se ve también en su vestimenta, en como representan a las protagonistas. Las princesas usan largos vestidos que tapan todo su cuerpo, en cambio las guerreras usan ropa corta y ajustada y que no prima el ideal de belleza, donde muestran la liberación femenina, es decir que ahora lo más importante no es que el príncipe llegue a rescatarlas sino que lo más importante es su lucha.

Las mujeres que se representan en las películas de Walt Disney son aquellas que se reflejaban en la realidad del momento en el que se estreno la película. Cenicienta es así, porque las mujeres de su época eran así: limpiaban, cocinaban y se encargaban de todas las tareas del hogar. A medida que pasa el tiempo esto cambia ya que las mujeres se hacen más fuertes e independientes y eso es lo que se muestra en las nuevas mujeres de Disney.

Al fin y al cabo no creemos que el concepto Disney sea algo malo, ya que no tendría el éxito que tiene.

Por otro lado observamos que Disney le asigna al rol del malo, características físicas "feas" y en cambio el bueno siempre es "lindo". Creemos que estos rasgos se asignan así para que los niños, que son los principales receptores de estos films puedan identificarlos con más rapidez y hasta puedan identificarse con ellos.

En una de las entrevistas pudimos notar esto, a la niña de 7 años le encantan las princesas y hasta quiere parecerse a ellas. Por lo que acá vemos que las princesas de Disney no crean un estereotipo malo en ese público, un público indefenso e inocente que solo ve bellas jóvenes rescatadas por un bello príncipe, y su primera impresión es querer ser como ellas.

Otro punto que observamos de estas bellas mujeres es que no dejan de sufrir hasta el momento en el que llega el príncipe y las rescata. No son mujeres infelices, pero siempre las vemos sometidas por un superior (ya sea una madrastra, o la reina) y recién cuando llega el príncipe a rescatarlas ellas empiezan a vivir una vida feliz.

Para terminar este trabajo consideramos que la Productora de Walt Disney hizo bien en crear este mundo de fantasía donde las niñas puedan disfrutar al ver las princesas en la pantalla ya que cuando una niña está creciendo necesita de esa vida donde lo único que necesitan estas jóvenes es el gran amor que las rescate.

Bibliografía

http://es.wikipedia.org/wiki/Pocahontas_(1995)

http://es.wikipedia.org/wiki/Cenicienta_(Disney)

http://es.wikipedia.org/wiki/Mulan

http://es.wikipedia.org/wiki/La_Princesa_y_el_Sapo

http://es.wikipedia.org/wiki/Snow_White_and_the_Seven_Dwarfs

http://psicologia.laguia2000.com/general/el-rol-de-la-mujer-a-traves-de-la-historia

http://nodogenero-actualidad.blogspot.com.ar/

http://www.monografias.com/trabajos89/cuerpos-irreales-difusion-canones-belleza/cuerpos-irreales-difusion-canones-belleza.shtml

http://www.youtube.com/watch?v=KO0W3gvc4dg&feature=related

http://hombresmujeresyfeminismo.wordpress.com/2012/04/18/la-mujer-en-las-peliculas-de-disney-de-blancanieves-a-mulan/

http://www.grimmstories.com

http://www.biografiasyvidas.com/monografia/disney/

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/d/disney.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Walt_Disney

La guerra de los sexos está por acabar con todos, Gabriela Acher.

 

 

Autor:

Camila Alfie

Julieta Herstic

Tatiana Tischler

Institución: Iser

Carrera: Producción y Dirección para Radio y TV

Materia: Géneros Radiales y Televisivos

Profesor: Luis Buero

Partes: 1, 2


 Página anterior Volver al principio del trabajoPágina siguiente 

Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Estudio Social

 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.