Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Hacia donde va la medicina natural y tradicional en Cuba




  1. Medicina natural y tradicional
  2. Los productos naturales
  3. Pseudociencia desde las edades tempranas
  4. ¿Qué es la ciencia?
  5. La validez de las investigaciones en MNT

La especialidad médica cubana Medicina Natural y Tradicional (MNT) y la denominada Maestría en Ciencias de la MNT en realidad no son ni especialidad ni ciencia, sino un conjunto de doctrinas inconexas y pseudocientíficas reunidas bajo un mismo título, con el fin aparente de tratar de legitimar ante la población la validez de la medicina alternativa.

En la medicina contemporánea, la regla de oro para proteger al paciente y validar cualquier medicamento es aplicar los ensayos clínicos. Así lo ha establecido el consenso internacional, reiterado recientemente por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un libro de 2010 dirigido tanto a los pacientes como a los profesionales en ese campo. Su contenido promueve una mayor transparencia en la relación médico-paciente a partir de tres objetivos principales.[1]

  • Promover una evaluación pública más crítica de los efectos de los tratamientos.

  • Contribuir a que los pacientes y los profesionales sostengan un diálogo mejor informado acerca de las opciones terapéuticas.

  • Aumentar los conocimientos y la participación del público en las pruebas sobre los tratamientos.

Someter los medicamentos a ensayos clínicos sirve para determinar su eficacia real y sus contraindicaciones o posibles efectos adversos, evitando daños o molestias injustificadas a las personas. Eso no quiere decir que la ciencia sea 100% infalible y que en ocasiones algunos efectos adversos no hayan sido detectados en su momento. Sin embargo, el libro argumenta en detalle esta posibilidad y muestra algunos ejemplos que, a la larga, fueron subsanados por los sistemas integrales de salud que funcionan en cada país sobre bases científicas. También explica claramente lo que se necesita para llevar a cabo un ensayo clínico efectivo y no una simple imitación, incapaz de proporcionar resultados correctos y verificables.

Junto a los medicamentos comprobados en ensayos clínicos coexisten otros que la tradición de diversos pueblos ha acogido como valiosos y que en su mayoría no son controlados por los sistemas de salud; sin embargo funcionarios de la misma OMS también se han encargado de advertir, aunque a veces con un lenguaje algo equívoco que:

"La medicina tradicional tiene mucho que ofrecer, pero no siempre puede suplir el acceso a esos medicamentos modernos y medidas de urgencia de gran eficacia que marcan la diferencia entre la vida y la muerte para muchos millones de personas".[2]

Las declaraciones de otros funcionarios, como el Dr. Pedro Caba Martín, ex vicepresidente de las OMS, son más esclarecedoras. Dice el Dr. Caba:

"La OMS ha definido las medicinas tradicionales como la suma de conocimientos, técnicas y prácticas, explicables o no, utilizadas para combatir trastornos físicos, mentales y sociales, basados en la experiencia y observación y transmitidos de una generación a otra (Informe Técnico OMS 1998)".

Note que el informe las define, pero no las avala. Luego expresa:

"La OMS acepta estas terapias populares de relativa eficacia que utilizan los pueblos mientras no alcancen un desarrollo social y económico que les permita disponer de los avances de la medicina moderna. En zonas subdesarrolladas en todo el mundo coexisten la medicina popular, a la que recurren en su mayoría los sectores sociales más desfavorecidos y la medicina moderna, para las clases sociales privilegiadas".

Es decir, la OMS las acepta sólo cuando no existe algo mejor que ofrecerle al paciente; i.e., la medicina convencional. Y más adelante en el mismo escrito, añade:

"Muy diferentes, y no se deben confundir, son las llamadas medicinas alternativas, paralelas, naturales u holísticas. Son prácticas sistematizadas de terapias no verificadas por la comunidad científica médica... En la medicina toda terapia debe ser subordinada a ensayos científicos. Las medicinas alternativas no admiten este tipo de pruebas y basan su actuación en creencias y testimonios históricos que demuestran, según ellos, la eficacia de estas pseudoterapias". [3]

Con lo que queda bien claro la diferencia sustancial que los funcionarios de la OMS establecen entre las medicinas tradicionales por una parte y las alternativas por la otra. Las primeras "tienen mucho que ofrecer" -lo que no significa que sean válidas de por sí, sino más bien que puede que lo sean cuando se investiguen científicamente sus proposiciones. Las segundas son falsas terapias o pseudoterapias. Ahora bien, ¿cuáles son las pseudoterapias que menciona el Dr. Caba en su artículo? Pues las siguientes: homeopatía, acupuntura, naturismo, iridología, quiropraxia, reflexoterapia, auriculoterapia y otras. Algunas como la homeopatía y la magnetoterapia -ésta última no mencionada por el Dr. Caba- han sido sancionadas por tribunales en otros países por prometer falsos beneficios con fines comerciales. [4]

Monografias.com

La figura anterior muestra secciones de la convocatoria a un evento pseudocientífico promocionado por la Sociedad Cubana de Medicina Bioenergética y Naturalista, donde se incluyen algunas de las terapias alternativas mencionadas más arriba y denunciadas hace mucho como espurias. En particular, al momento de la convocatoria el biomagnetismo del Dr. Goiz ya había sido expuesto a la luz pública como fraudulento por el Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica (ver http://www.atinachile.cl/content/view/266141/La-verdadera-Universidad-de-Oxford-se-pronuncia-respecto-al-biomagnetismo-medico-de-Isaac-Goiz-Dur.index.htm). Lo de "perspectiva cubana" en la convocatoria sugiere de entrada un enfoque sectario de la ciencia y la reticencia a reconocerla como algo universal.

Medicina natural y tradicional

¿Qué significa entonces el término "Medicina Natural y Tradicional" (MNT) popularizado en Cuba por las autoridades desde hace unas dos décadas? No es un término reconocido en lo internacional. Ni siquiera aparece en diccionario o enciclopedia alguna y menos en revistas científicas reconocidas. Es un término local, y la palabra "tradicional" no se emplea con el significado que le adjudica la OMS. "Tradicional" en la MNT cubana se emplea incluye todas las medicinas alternativas pseudocientíficas mencionadas por el Dr. Caba más algunas otras como con la terapia piramidal, la floral, la magnetoterapia y la "medicina bioenergética". Esta última presume de "sanar" a las personas regulando un supuesto desbalance en el organismo de energías inexistentes, tergiversando de paso el significado de la bioenergía reconocido por la ciencia internacional.

El término tradicional también se usa en muchos países para denotar la medicina convencional que todos conocemos, la que busca la población cuando asiste a la consulta médica, la de inyecciones, antibióticos, intervenciones quirúrgicas y análisis de todo tipo con los recursos técnicos modernos accesibles en el lugar. Es común que quienes favorecen la MNT designen a esa medicina tradicional o convencional (la de verdad) como "medicina occidental", para de alguna manera sugerir la idea de que existen diversas "medicinas", en vez de una sola.[5] De esta forma pretenden escapar a la responsabilidad de los ensayos clínicos que, como algunos de sus portavoces a veces argumentan, no son aplicables a "su" medicina.

Pero hay más, pues el término "Medicina Natural" tampoco lo reconoce la OMS; o ningún diccionario, enciclopedia o revista internacional con fundamento científico. En su lugar el diccionario menciona el naturismo, que no es ciencia, sino doctrina (al igual que cualquier religión es también doctrina, no ciencia). El naturismo preconiza el empleo de los agentes naturales para la conservación de la salud y el tratamiento de las enfermedades, pero no tiene categoría de ciencia.[6] El Dr. Caba también lo incluye en su lista de pseudociencias (ref. [3]).

Por tanto, de entrada el término MNT no es más que un malabarismo semántico de vocablos que sólo sirve para confundir y ocultar el contenido real de la tan cacareada "especialidad": no es más que medicina alternativa; medicina que no cumple con los cánones de la medicina convencional, que en la mayoría de los países sólo se tolera en el ámbito de la medicina privada y que no muestra evidencias razonables de su eficacia a la luz de los conocimientos médicos contemporáneos, por lo que no puede ser reconocida por la Organización Mundial de la Salud.

Los productos naturales

Como el término "natural" aparece individualizado en las siglas de la MNT, resulta oportuno abundar un poco en esa pseudociencia particular.

Puede que un producto natural sea benéfico para un padecimiento específico. De eso no hay dudas. Pero también el producto puede tener componentes que a la larga causen perjuicios en otro lugar. Es usual que quienes recetan estos productos no tengan idea del daño que pudieran causar a mediano o corto plazo, simplemente porque sus efectos no han sido estudiados en detalle. Se recetan o se emplean porque otros los usan, o alguien dijo que son "buenos" para tal cosa o tal otra, o lo leyeron en un sitio privado de la Internet o en un libro pseudocientífico, sin buscar evidencias que apoyen la suposición y ni siquiera tener idea de cuál es el supuesto principio activo. Paradójicamente, quienes gustan de aplicar remedios naturales casi siempre insisten en que al paciente hay que tratarlo "como a un todo", con un punto de vista "holístico", etc., etc. Sin embargo, cierran los ojos ante el hecho de que TODOS los componentes de un producto natural actuarán sobre el paciente, no sólo el desconocido y supuesto agente benéfico. También actuarán los dañinos a mediano o largo plazo, si los hay. Incluso, un mismo componente pudiera ser benéfico para un padecimiento y causar daños en otro lugar.

Desde hace mucho tiempo la comunidad médica internacional reconoce la necesidad de identificar los componentes activos de cualquier planta medicinal para separar los benéficos de los dañinos y evaluar el balance daño/beneficio, término común en este tipo de valoraciones.

Sólo de esa forma es posible administrar los primeros en las dosis adecuadas para que su efectividad sea mayor y no resulte perjudicial, evitando las posibles inconveniencias de los segundos. Además, una vez identificados los componentes activos, se pueden obtener de forma sintética en grandes cantidades, lo que hace mucho dejó de ser un problema para la química moderna. Dos ejemplos muy conocidos son la aspirina, que proviene de la corteza del sauce y la penicilina producida por un moho, ambas hace mucho sintetizadas.

Cualquier especialista conoce bien estas particularidades, quizás con la excepción de aquellos que defienden a capa y espada lo que incorrectamente llaman "Medicina Natural y Tradicional". En vez de ese nombre, para ser honestos y no confundir a los ciudadanos, debieran nombrarla algo así como SMTNCC: "Supuestos medicamentos y terapias no comprobadas científicamente". En adición, lo ético sería alertar a los pacientes: "Se desconoce si este medicamento pudiera tener efectos adversos a mediano o largo plazo; también se desconoce su mecanismo de funcionamiento en el organismo". Aún más, se sabe desde hace mucho que algunas de esas "terapias" no tienen el más mínimo fundamento teórico o práctico, pues más de una vez se han llevado a cabo ensayos clínicos rigurosos con resultados negativos (lo que NUNCA se le informa a los pacientes).

Pseudociencia desde las edades tempranas

En Cuba la medicina alternativa se propagandiza de forma continua en cualquier lugar y por todos los medios posibles. Algunos de ellos son son las cátedras "científicas" en universidades técnicas que nada tienen que ver con las ciencias médicas (Cátedra de Ciencias para la Vida, Facultad de Ingeniería Eléctrica, CUJAE), las organizaciones sociales ciudadanas como los Comités de Defensa de la Revolución o la Federación de Mujeres Cubanas y los centros educativos para los más jóvenes. No es norma que las escuelas cubanas posean círculos de interés para divulgar las Ciencias Médicas; sin embargo, la medicina alternativa se promueve con fuerza entre los estudiantes de la enseñanza primaria. La portavoz del Ministerio de Salud Pública cubano y responsable de su departamento de Medicina Natural y Tradicional, la dentista Marta Pérez Viñas, expresó no hace mucho en una entrevista: "También las escuelas primarias tienen sus círculos de interés de medicina tradicional natural." Como justificación a estas prácticas, la entrevistada no cita argumento científico alguno, sino una consigna poco feliz atribuida al Presidente del Consejo de Estado cubano: "La medicina natural no es una necesidad de la pobreza, sino una opción de la riqueza".[7]

¿Qué es la ciencia?

Una ciencia lo es por la tradición internacional o por la acumulación de nuevos resultados en un campo virgen, sumado al correspondiente intercambio crítico en la comunidad científica a lo largo de años hasta llegar a un consenso reconocido universalmente. Debe cumplir una serie de características esenciales como honestidad, transparencia, entrenamiento especializado, basamento en evidencias científicas anteriores, internacionalización e intercambio crítico, reproducibilidad de resultados, aplicar el método científico e interaccionar con otras ciencias, pues no hay ciencias aisladas. (Ver, por ejemplo, a Mario Bunge). [8]Se comprueba con facilidad que los procedimientos propuestos por la MNT no cumplen esas características esenciales; falta ante todo la aplicación del método científico, la interacción con otras ciencias y los ensayos clínicos, entendiéndose por tal aquellos que se llevan a cabo con la metodología correcta.

Ninguna ciencia verdadera ha surgido, ni puede surgir, a partir de consignas o por decreto de "ordeno y mando". Es por eso que resulta inexplicable la existencia de documentos que aprueben el uso de procedimientos cuya ineficacia está ampliamente demostrada en la literatura científica internacional, o reglamentos que adjudiquen títulos de especialidades universitarias en MNT. Más incongruente aún resulta la existencia de una Maestría en Ciencias, referida a procedimientos que no han sido demostrados -más bien todo lo contrario- ni son reconocidos por la comunidad científica internacional, algunos incluso con carácter marcadamente religioso. Se le llama ciencia a lo que en realidad no lo es. Es sólo "ciencia por decreto", imitando las mejores tradiciones del oscurantismo medieval.

La validez de las investigaciones en MNT

Para validar la mal llamada MNT habría que comenzar por comprobar la efectividad y contraindicaciones de cada uno de esos múltiples y diversos remedios alternativos -uno por uno y con toda la rigurosidad científica que el caso requiere, al menos por respeto al paciente y para evitar los abusos. ¿Que hace falta gastar tiempo y recursos para lograr esto? Nadie ha dicho que la ciencia sea barata o inmediata. Cualquier investigación responsable de este tipo puede durar muchos años. Es obvio que se necesita un programa muy bien estructurado, con una inversión importante de recursos para comenzar a obtener resultados válidos en este sentido, que no serán inmediatos, pues siempre se necesitará del consenso internacional para verificar su validez.

Por otra parte, hay que ser muy cuidadoso para no investigar por el mero hecho de hacerlo, promoviendo investigaciones, a veces realizadas por personal no especializado, que de antemano se sabe arrojarán resultados negativos o no válidos. En las condiciones económicas que atraviesa el país desde hace muchos años, reconocidas por su propios dirigentes, es criminal derrochar recursos de esa manera.

Es fácil comprobar que muchas de las investigaciones que se publican en las revistas médicas internacionales cubanas sobre MNT adolecen de la rigurosidad necesaria. En muchas no se incluyen grupos de control ni se cumplen los requisitos de efectuar los ensayos a la ciega o doble ciega. También se hacen afirmaciones claramente anticientíficas, lo que denota una pobre calificación de sus ejecutores (y también de los árbitros de esas revistas). En otras se mencionan citas favorables a los remedios alternativos que no se referencian y que después no aparecen en ninguna parte. A conciencia o no, se miente sin recato.

A continuación se exponen algunos ejemplos, tomados en su mayor parte del abundante número de revistas médicas cubanas y de algunos reportes de prensa. Comencemos por la terapia floral. Según su creador, Edward Bach:

"Este sistema de tratamiento es el más perfecto que se le ha ofrecido a la humanidad desde tiempos inmemoriales... Su sencillez ... unida a sus efectos de curación de todo, hace que sea maravilloso. No se requiere ciencia alguna, ni conocimientos previos, aparte de los sencillos métodos que aquí se describen .... Este sistema de curación, que se nos ha revelado por conducto divino, demuestra que nuestros temores, nuestras preocupaciones, nuestras ansiedades y demás son los que abren la puerta a la invasión de la enfermedad".

En resumen: la terapia floral lo cura todo y no necesita de la ciencia, pues viene directamente de Dios.

¿Qué dicen algunas revistas médicas cubanas respecto a la terapia floral? Pues la reportan con validez científica sin más comentarios, citando documentos inexistentes de la Organización Mundial de la Salud. Las falsas afirmaciones se reproducen posteriormente en tesis de graduación y de maestría como si fueran argumentos científicos, sin que nadie se tome el trabajo de verificarlas. Veamos.

1. "Desde su descubrimiento hasta el presente, los remedios florales se han difundido por el mundo a espaldas de la medicina académica. A partir de 1976 se reconoce esta terapia por la Organización Mundial de la Salud." [9](No hay referencia y tampoco aparece el escrito de la OMS que supuestamente reconoce la validez de la terapia floral por más que se busque. En la estrategia 2002-2005 sobre medicina tradicional los remedios florales ni siquiera se mencionan. [10]Otros artículos escritos por autores cubanos sobre la terapia floral con características similares aparecen con facilidad en la WEB. [11][12][13][14][15][16][17][18][19],[20], [21],[22], [23]Sin embargo, artículos reportando ensayos clínicos rigurosos que muestran evidencias válidas de la ineficacia de la tal terapia también aparecen con facilidad, pero nunca los citan.[24],,

2. "Se pueden curar con Homeopatía y Medicina tradicional china todas las dolencias del ser humano" [25](¿La apendicitis también? ¿Y las enfermedades genéticas? ¿Se puede curar a un autista? Obviamente, según este Dr. en Medicina, las intervenciones quirúrgicas se hacen por gusto...).

3. Bajo la marca "AliviHo" el Instituto Finlay produce  una nueva línea de productos homeopáticos que  comenzarán a comercializarse en el país para el  segundo semestre de este año, declaró en exclusiva  a este semanario la ingeniera Roselyn Martínez  Rivera, vicepresidenta del centro. También se trabaja en las líneas ...  PrevengHo, para prevenir cualquier dolencia. [26](Obviamente, han descubierto la Piedra Filosofal que no pudieron encontrar los alquimistas de la Edad Media. Les sugerimos el slogan: A tomar Preveng-Ho y el médico... al cará-Ho).

4. "La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la medicina tradicional y natural (MTN) como el conjunto de prácticas o medicamentos, susceptibles de explicación o no, que se utilizan para prevenir, diagnosticar o aliviar desequilibrios físicos y mentales." [27](Lo que sería muy bonito si fuera realidad, pero lo cierto es que la referencia de la OMS no aparece por ningún lado. Lo que más llama la atención es aquello de "susceptibles de explicación o no", porque el asunto no es que falte la explicación; lo que falta es la demostración reproducible de que efectivamente funcionan).

5. "La física cuántica estudia el micromundo y comprueba la existencia de los centros energéticos o chakras, los cuales absorben la energía vital durante la respiración y a través de los nadis o meridianos la trasmiten como si fuera una red semejante al sistema de la linfa o arteriovenoso; por ende, rige el sistema neurohormonal, que deviene uno de sus principios de acción."[28] (En este artículo se postula, nada más y nada menos, la existencia de un sistema energético en el cuerpo humano similar al sanguíneo y al linfático. Los chakras y la energía vital son conceptos religiosos del hinduismo).

6. "Conviene conocer que la materia sutil o signatura de las cosas vibra a una velocidad que excede la de la luz -energía de alta frecuencia- y que mediante la fotos Kirlian se fotografían las capas del cuerpo etérico del ser humano, de las flores de Bach, de un objeto."[29] (¿Materia sutil?, ¿Energía de alta frecuencia? ¿Cuerpo etérico?... ¿Qué ciencia es esta? Pobres pacientes).

Merece una cita aparte un libro de texto que trata de justificar la existencia de la MNT a partir de la teoría pseudocientífica del creacionismo y la astrología, escrito por un Diplomado y un Maestro en Ciencias de la MNT.

7. "Como si la tierra hubiera tenido el sumo cuidado de que, en cada producto de la creación, exista una memoria biológica para modificar el estado de salud-enfermedad de los seres vivos, más que eso, la propiedad de interrelacionarse con estos, para proporcionar mecanismos que armonicen sus energías." (pag. 29 en la referencia).[30] (Luego, la Tierra fue creada por alguien, o se creó a sí misma y tuvo cuidado de hacerlo lo mejor posible, o tenía suficiente raciocinio cuando la crearon para a su vez generar mecanismos de salud aceptables para la MNT, etc.)

8. ... "como existen hombres que por su relación con los astros son Sagitario o Serpiente, Escorpión o Conejo, por su nivel de concentración de los oligoelementos que lo conforman, serán hombres-ajos, hombres-calabazas u hombres-eucaliptus." (Idem pág. 30). (Esto parece chacota, pero fue escrito muy en serio. Nos vendría bien un amigo o amiga hombre-oro o mujer-oro para ver si aunque sea por simpatía mejora nuestra condición de vida... El hombre-ajo debe tener un olor...). Este libro, si para algo sirve, es para demostrar aquel viejo aforismo: "el papel aguanta lo que le pongan".

9. "La técnica de radiestesia se utiliza desde hace miles de años por muchos pueblos, y usan el péndulo o varillas flexibles de madera o metal para la búsqueda de agua, minerales u objetos perdidos… Estos planteamientos parecen ser muy válidos, principalmente cuando se utiliza la teleradiestesia, o sea, radiestesia a distancia. También se puede emplear para el diagnóstico médico; con el péndulo sobre una fotografía o sobre el diagrama de una figura humana, se pueden conocer las afecciones orgánicas, emocionales, bioquímicas o energéticas que presenta esa persona, con muy poco margen de error, si se posee el entrenamiento y los conocimientos convenientes. (idem, pag. 32 ) (¿Y donde están las demostraciones de todas estas afirmaciones? ¿Las referencias en revistas arbitradas reconocidas? ¿Ensayos clínicos? Pues en ningún lugar, a pesar de que el asunto viene dando vueltas hace miles de años, según el autor. La ciencia no funciona con la opinión personal de que "parecen ser". Y muchos menos resulta aceptable que traten de curar a alguien con creencias no demostradas).

Estos ejemplos parecen suficientes, pero no son ni mucho menos los únicos. Otro asunto que merece comentario aparte es el intento de exportación con fines comerciales de medicamentos no demostrados, bajo el manto de la supuesta medicina natural y tradicional. El ejemplo más fehaciente es el del Vidatox, producto homeopático que supuestamente sirve para prevenir o curar muchos tipos de cáncer, gracias a estudios dirigidos por un médico veterinario.[31] La empresa promotora LABIOFAM es un grupo empresarial creado por acuerdo de la Junta Económica de la Cámara de Comercio de la República de Cuba con la misión de producir, comercializar, importar y exportar productos farmacéuticos de uso veterinario. El producto ha sido sujeto a una amplia crítica en Cuba y otros países pero, gracias a la ignorancia sobre los procedimientos científicos, la falta de respeto a los pacientes, al afán de lucro y a una enérgica propaganda internacional, ha ganado premios en ferias comerciales efectuadas en Cuba. [32]

Lo cierto es que desde 1995 se ha hecho un gran esfuerzo por parte de las autoridades por popularizar la MNT, y aún se sigue haciendo. El impulso facilitado a los simpatizantes más fanáticos de las terapias alternativas los llevó a aplicar la orinoterapia de manera extensiva durante un brote de conjuntivitis viral que tuvo lugar en la isla en 1997. Como era de esperar, al lavar los ojos con orines se sobreañadieron conjuntivitis bacterianas al brote viral existente. En algunos casos apareció gonorrea ocular, con consecuencias que llegaron a perforaciones de córnea y pérdida de la visión. Para detener el absurdo fue necesario una prohibición formal, en Septiembre de 1997, del uso de la orinoterapia por parte del Ministerio de Salud Pública. [33]Como colofón de estos hechos nadie fue destituido, inhabilitado o siquiera demandado ante los tribunales por algún paciente perjudicado o sus familiares, puesto que esta última práctica legal no es reconocida en la isla cuando se refiere a temas médicos. Visto esto en retrospectiva, la impresión que se obtiene es la de algo entre kafkiano y cantinflesco, en un país que alguna vez se preció de ser "potencia médica" a nivel mundial.

Las mismas personas que promovieron en su momento el uso de la orinoterapia para todo tipo de males, incluso ingerirla en ayunas para supuestamente "mejorar la calidad de vida", hoy día se encargan de promover todo tipo de terapias alternativas, incluyendo la ingestión de medicamentos homeopáticos sin consultar previamente a un médico.[34], El profesor Bruno Martí, autor del artículo citado en [39], también escribió en 2001:

"Un aspecto importante es que está prohibido publicar, o propagar críticas a las pseudoterapias. Si usted escribe a la prensa, revista, radio o la TV para expresar por qué no comparte esa opinión, o hacer una crítica desenmascarando las pseudoterapias, no le publican nada. Todos tenemos que aplicar las pseudoterapias de a porque sí. Aquí usted no puede ir a algún sitio a plantear los problemas de la MNT... Por decirle a los alumnos de medicina que la MNT es falsa, te amenazan de quitarte la categoría docente, dañarte el expediente, etc."

La situación no ha cambiado mucho en más de 10 años. La anticiencia aun campea por sus respetos en la medicina cubana, ya que el apoyo oficial y la censura oficial a la crítica científica convierte de hecho la pseudociencia en anticiencia. Tenemos testimonios de que hasta hace muy poco se seguían haciendo veladas amenazas administrativas al personal médico que optaba por denunciar esas prácticas (también a algún que otro periodista). Y aún resulta difícil publicar en Cuba artículos o comentarios poco favorables acerca del naturismo o las terapias aupadas por la MNT. Sin embargo, artículos apologéticos sí aparecen con regularidad en la prensa oficial, como se comprueba con facilidad al revisar las publicaciones cubanas.9,39,40,[35],,,, [36]

De aquí que, para perjuicio de quienes se dedican a hacer verdadera ciencia en el país, cada día resulta más difícil no dudar de los reportes de prensa sobre medicamentos cubanos novedosos. El tinte claramente comercial y politizado que muchas veces rodea esos reportes hace muy difícil separar la propaganda del posible contenido científico, si es que alguno hay.

 

 

Autor:

Andrés Vesalio

Josefa Camejo

[1] ibliografía Imogen Evans, Hazel Thornton e Iain Chalmers. Cómo se prueban los tratamientos: una mejor investigación para una mejor atención a la salud, 2010, Org. Panamericana de la Salud. Accesible en http://www.jameslindlibrary.org/tt-downloads.html

[2] Dra. Margaret Chan, Alocución al Congreso de la OMS sobre Medicina Tradicional, 7 de noviembre de 2008

[3] Pedro Caba Martín, Médico, Ex-vicepresidente de la OMS. La medicina, Ciencia o Creencia. El Escéptico, Ene-Marzo 2011, pp. 44-45. Accesible en http://www.fisica.uh.cu/rationalis/aqui-alla/OMS/201101_ElEsceptico_Pag44y55_Medicina_ciencia_o_creencia.htm

[4] A.M.R., Boiron pagará 12 millones de dólares para evitar las denuncias por publicidad engañosa de sus productos homeopáticos, viernes, 09/03/12, http://noticias.lainformacion.com/ciencia-y-tecnologia/ciencias-general/boiron-pagara-12-millones-de-dolares-para-evitar-las-denuncias-por-publicidad-enganosa-de-sus-productos-homeopaticos_Zjuzes7qZ4xrTCRHUCimJ6/

[5] Isabel Perancho. UN JUEZ DE EEUU CASTIGA A LA PULSERA MAGNÉTICA ESPAÑOLA. http://www.elmundo.es/suplementos/salud/2006/676/1158357617.html. También en http://digital.el-esceptico.org/leer.php?id=2342&autor=567&tema=9

[6] Federal Trade Commision. Complaint against Pain Stops Here! DOCKET NO. C-3898 http://www.ftc.gov/os/1999/09/painstopcmp.htm

[7] Jorge A. Bergado Rosado. Medicina sin apellidos. 30 Noviembre, 2011 http://www.juventudtecnica.cu/Juventud%20T/2011/la%20opinion/paginas/sin%20apellidos.html

[8] Microsoft® Encarta® 2009. © 1993-2008 Microsoft Corporation.

[9] Carmen R. Alfonso. Opción eficaz para conservar la salud. 22-10-2011. Periódico Trabajadores. http://www.trabajadores.cu/news/20111022/255098-opcion-eficaz-par...

[10] Bunge M. ‘Las pseudociencias, vaya timo’, Ed. Laetoli, 2010, pp. 70-75, 130-133.

[11] Hernández Falcón L, García Rodríguez I, Garay Crespo MI. Manual de terapias naturales en estomatología. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2011. http://www.bvs.sld.cu/libros/manual_terapias/indice_p.htm

[12] OMS. Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2002–2005; 2002. http://apps.who.int/medicinedocs/en/d/Js2299s/8.html

[13] Pérez Callejas NC, Rabí O'Relly A, Pérez Torres A, Torres Delgado Y. Terapia floral de Bach: Una alternativa terapéutica muy utilizada en Pediatría. MediCiego.2009; 10(2). http://bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol10_02_04/revisiones/r10_v10_0204.htm

[14] Pérez Calleja N, Pérez Jiménez Y, Alejo Batista Y. Utilización de la terapia floral de Bach en la dermatitis externa. Mediciego. 2004; 10(sup). http://bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol10_supl2_04/articulos/a3_v10_supl204.htm

[15] Barbán Hernández. GT. Eficacia de la terapia floral en pacientes vinculados a síntomas de estrés. Psicología Online. 2011. http://www.psicologia-online.com/articulos/2011/03/eficacia-de-la-terapia-floral-en-pacientes-vinculados-a-sintomas-de-estres.shtml

[16] Cárdenas Oliva D. Empleo de las esencias florales de Edward Bach en tratamiento de adolescentes. https://www.monografias.com/trabajos90/empleo-esencias-florales-edward-bach/empleo-esencias-florales-edward-bach.shtml

[17] Mondéjar Barrios MD, Zamora Ramírez T, Pérez Román E. Tratamiento con terapia floral de Bach y homeopatía a fumadores del Policlínico Norte de Morón.MEDICIEGO.2012; 18(1). http://bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol18_supl1_2012/articulos/t-7.html

[18] Morejón O, Linares F, Celorio SM. Socorrismo y medicina tradicional y natural. Capítulo 8 del “Manual para la instrucción del socorrista” (Navarro VR, Falcón A, eds) Rodas: Ediciones Damují; 2007. http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/urgencia/8socorris.pdf

[19] Cruz Torres M. La terapia floral de Bach. MEDISAN. 2000;4(4):68-74 http://www.bvs.sld.cu/revistas/san/vol4_4_00/san12400.htm

[20] Pérez Calleja N,Sotolongo Díaz D, Alejo Batista Y, Martín Pérez A, et al. Utilidad de la terapia floral de Bach en las piodermitis no complicadas. Mediciego. 2010; 16(Supl. 1). http://bvs.sld.cu/revistas/mciego/vol16_supl1_10/articulos/t-12.html

[21] Mahía Vilas M, Ramos Morales LE, Quintela Pena AM, Hernández Carretero J, et al. Efecto de la terapia floral sobre algunos factores de riesgo en pacientes diabéticos tipo 2. Convención de Salud Cuba Salud 2012; Dic 3-7; La Habana, Cuba. http://www.convencionsalud2012.sld.cu/index.php/convencionsalud/2012/paper/view/2195/904

[22] María Elena Francia Reyes, Onelia Sandoval López, Yolanda Hernández Martínez, Orquídea Suárez Llano e Irma Arias Hernández . Aplicación de la terapia floral de Bach en niños con retardo del desarrollo psíquico. Rev Cubana Med Gen Integr 2003;19(4)

[23] Dra. Elis Duarte Zamora, My. Magaly V. Carrero Figueroa, Cap. Corb. Hilda Alonso Menéndez, My. Reynol Moreno Puebla, 1er Tte. Giralda Belet Rodríguez y Cap. Mabel Luaces Argüelles. Efectividad de la terapia floral de California en pacientes con diagnóstico de estrés. Rev Cub Med Mil v.35 n.4. dic. 2006

[24] Margeris Yanes Calderón e Ismary Alfonso Orta. Terapia floral: una alternativa de tratamiento para la mujer de edad mediana, Rev Cubana Med Gen Integr 2005;21(1-2)

[25] Lic. Bárbara Padilla Docal, Luz María Jay Mengana, Elena Noris García y Dr.C. Alberto Juan Dorta Contreras. Terapia floral y climaterio femenino. Rev Cubana Plant Med 2006;11(3-4)

[26] Wallach H, Rilling C, Engelke U., Efficacy of Bach-flower remedies in test anxiety: a double-blind, placebo-controlled, randomized trial with partial crossover. J Anxiety Disord. Jul-Aug (2001) 15(4):359-66.

[27] Pintov S, Hochman M, Livne A, Heyman E, Lahat E. Bach flower remedies used for attention deficit hyperactivity disorder in children — a prospective double blind controlled study. European Journal of Paediatric Neurology 9, (6) (2005) p. 395-398

[28] Ernst E., Wiener. Flower remedies: a systematic review of the clinical evidence, Klinische Wochenschrift 114 (23-24), December 30 (2002) p. 963-966.

[29] Abreu F. Medicina Natural Tradicional y Alternativa: una aproximación desde nuestra ciencia. Debate sobre MNT. Revista Juventud Técnica. 2012. http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/revsalud/3._medicina_natural_tradicional_y_alternativa_una_aproximacion-_una_aproximacion_desde_nuestra_ciencia_---_dr._felipe_abreu.pdf

[30] José Frutos Fonseca. Nueva línea de productos homeopáticos. 17-3-2013. http://www.trabajadores.cu/news/20130317/2515628-nueva-linea-de-productos-homeopaticos

[31] Hernández Falcón L, García Rodríguez I, Garay Crespo MI. Manual de terapias naturales en estomatología. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2011. http://www.bvs.sld.cu/libros/manual_terapias/indice_p.htm

[32] Dr. José A. Lora Ferre y Dra. Gilda Lisset Valera Báez. Bioenergía aplicada a ginecoobstetricia, MEDISAN 2005; 9(2). http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol9_2_05/san11205.htm

[33] Dra Gilda Lisset Valera Báez y Dr. José Antonio Lora Ferrer. Bioenergía aplicada en rehabilitación y ginecoobstetricia ¿fantasía o realidad? MEDISAN 2004;8(4):78-83. http://www.bvs.sld.cu/revistas/san/vol8_4_04/san09404.pdf

[34] Ávila Guethón J, Fonte y González P. Salud Ecológica. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2004. http://www.bvs.sld.cu/libros_texto/salud_ecologica/indice_p.html

[35] O. Pérez Valladares. El Vidatox 30CH en la lucha contra el cáncer. Julio 11 2012. http://www.rcm.cu/el-vidatox-30ch-en-la-lucha-contra-el-cancer/

[36] Vidatox: Nos quieren jugar cubano. Oct. 4 2012. http://nonplusdogma.blogspot.com.es/2012/10/vidatox-nos-quieren-jugar-cubano.html


Comentarios


Trabajos relacionados

  • Métodos de esterilización

    Comprende todos los procedimientos físicos, mecánicos y preferentemente químicos, que se emplean para destruir gérmenes ...

  • Calculo de plantilla de medicina interna

    Datos, criterios y variables. Cálculos y resultados. Resumen, conclusiones y recomendaciones. La dotación en recursos ...

  • Colas animales

    Colágeno. Gelatina. Propiedades del colágeno. Uso cosmético del colágeno. Uso médico del colágeno. Aspectos básicos sobr...

Ver mas trabajos de Salud

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.