Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Lic. en teologia




  1. Introducción
  2. Definición de género
  3. El matriarcado
  4. El patriarcado
  5. Proclama de Derechos Universales
  6. Cultura machista
  7. La mujer y sus roles sociales
  8. La dignificación de la mujer por Jesús
  9. Doctrinas bíblicas mal interpretadas, acerca del ministerio de la mujer
  10. El feminismo como cultura
  11. Bibliografía

Introducción

Las implicaciones teológicas del feminismo en la iglesia actual, serán abordadas desde las perspectivas: teológica, histórica y social, definiendo algunos conceptos que nos ayudaran a la comprensión de la temática, además de poner en el contexto actual y tendencias próximas a la mujer.

Este trabajo contiene la investigación acerca de la lucha entre el sexo masculino y el femenino, y la opresión histórica contra la mujer, por el dominio de los hombres en las relaciones sociales, normas, lenguaje, instituciones y formas de ver el mundo.

Lucha entre mujeres y hombres que está basada en una competencia histórica y teológica desde el Génesis recorriendo toda la Biblia, debido a los roles del individuo dentro de la sociedad, y que anhela ocupar los espacios o grados de autoridad o supremacía, primeramente dentro de la familia y posteriormente en la vida social.

Gén 3:16 Luego le dijo a la mujer: «Haré más agudo el dolor de tu embarazo, y con dolor darás a luz. Y desearás controlar a tu marido, pero él gobernará sobre ti». [1]

La dignificación de la mujer es una tarea urgente dentro del ámbito cristiano, debido a que esta se ha visto atacada, discriminada y descalificada dentro de las estructuras organizativas de la iglesia, las cuales están diseñadas de tal forma que implícitamente sugieren que esos puestos de liderazgo sean ocupados por hombres, apoyados por doctrinas bíblicas mal interpretadas o tendenciosamente mal elaboradas.

Definición de género

Género Son las características que aprendemos desde pequeños en una sociedad, que definen como se supone que "deben" ser los hombres, las mujeres y como se supone que deben de comportarse psicológicamente, social y culturalmente, roles que nos asignan a las personas. Estas características se han pasado de generación a generación de forma oral y son normas que se van transformando con y en el tiempo. [2]

DEFINICIÓN DE FEMINISMO

Feminismo, corriente de pensamiento cuyo objetivo principal es conseguir la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en los ámbitos político, social y económico. Los derechos que reivindica han variado con el paso del tiempo y con la consecución de algunos logros. Históricamente, el feminismo ha demandado el control de la propiedad privada, el derecho al sufragio o voto libre, la libertad sexual y la igualdad de oportunidades en la educación y el trabajo.[3]

El matriarcado

Han existido y existen tribus matriarcales que han desarrollado un sistema de gobierno matrilineal. Y muchas sociedades aún hoy en día, que son matriarcales por naturaleza, aun dentro del núcleo familiar existen abundantes casos de este tipo de relaciones.

La palabra matriarcado viene de la palabra latina mater, «madre», así como de la palabra griega archein, «gobernar». Un matriarcado es: Sociedad en la cual las mujeres, especialmente las madres tienen un rol central de liderazgo político, autoridad moral y control de la propiedad. También es llamada a veces ginarquía, ginocracia, ginecocracia, sociedad ginocéntrica o matrilineal.

  • A. EL MATRIARCADO HISTÓRICO

Los iroqueses: pueblo nativo de América del Norte. El pueblo iroqués surgió alrededor de la región de los Grandes Lagos, inicialmente en el sur de Ontario, una provincia de Canadá, y en el noreste de los Estados Unidos de América.

Estos indios se constituían en una cultura matrilineal, donde la tradición se pasaba por la vía de las mujeres. Esto es que el clan o la comunidad estaba constituido por familias centradas en la mujer. Los hijos recibían el nombre del clan de la madre. En concreto la mujer más sensata del clan, junto con otras que le aconsejaban, eran las que elegían los nuevos jefes. Los iroqueses tenían vigente una especie de matrimonio fácilmente disoluble por ambas partes, y no solo llamaban hijos e hijas a los suyos propios sino a todos los hijos de sus hermanos biologicos, y por el contrario llamaban sobrinos y sobrinas a los hijos de sus hermanas.

  • B. EL MATRIARCADO ACTUAL

El día que las mujeres reclamen nuevamente su derecho al disfrute de su propio cuerpo, y lo consigan, habrán regresado otra vez la libertad sexual, que durante miles de años disfrutaron en la época matriarcal.

El cambio del matriarcado al patriarcado, fue el fin de la libertad, económica, política y sexual, así como de la propiedad común de las casas, de las tierras, y de todos los medios de producción que hasta entonces habían sido comunes a la pequeña aldea, igualmente fue el principio, de la explotación y la esclavitud, para la gran mayoría de sus habitantes.

Siendo la mujer la más afectada por este cambio, que aun hoy en día sufre el dominio ejercido por el hombre, manifestado en violencia, discriminación y aislamiento en la participación para construir una sociedad integral, con equidad e igualdad de derechos, dando paso así al cumplimiento de la maldición pronunciada en Gen 3:16 "Y desearás controlar a tu marido, pero él gobernará sobre ti»

  • C. TENDENCIAS FUTURA

Después de los procesos revolucionarios en Rusia (1917) y China (1949), los nuevos gobiernos comunistas abandonaron el sistema patriarcal de familia y apoyaron la igualdad de los sexos y el control de la natalidad

Más importante aún para la evolución femenina en el siglo XX fue la autorización en Estados Unidos, el 18 de agosto de 1960, de la comercialización de la píldora anticonceptiva, esto supuso un avance muy relevante para la libertad sexual femenina y el control de la natalidad y de su cuerpo. Fue en esa década cuando los cambios en los patrones demográficos, económicos y sociales de los países occidentales favorecieron la aparición de un feminismo que se centraba en aspectos ligados a la condición sociocultural de la mujer.

Los objetivos del movimiento feminista incluyen igualdad de salario a trabajo igual, ayuda estatal para el cuidado de los niños, reconocimiento de los derechos de las lesbianas, legalización del aborto y un análisis profundo de problemas sociales como: la violación, los malos tratos y la discriminación de las mujeres mayores y de minorías. Últimamente están en estudio las implicaciones legales de las nuevas técnicas de reproducción y el acoso sexual en el trabajo.

El patriarcado

Patriarcado, derivado de la palabra patriarca, proviene del griego patriárchees, que significa Patria, descendencia o familia; y archo, que expresa mandato", las diferencias más visibles entre el matriarcado y el patriarcado las podemos encontrar dentro de sus sistemas de vida y organización social, que en nada se parecían.

El patriarcado es la forma de organización social en la que el varón ejerce la autoridad en todos los ámbitos, asegurándose la transmisión del poder y la herencia por línea masculina.

  • A. EL PATRIARCADO HISTÓRICO

Con la sociedad patriarcal, poco a poco, fue desapareciendo la propiedad comunal. En lugar de trabajar para ellos mismos, como habían hecho en la sociedad matriarcal. Ahora tenían que trabajar para el Patrón o Señor. Y las tierras, pastos y casas que habían sido comunales, o sea, de todos, pasaron después también, a ser propiedad del Patrón o Señor. Igualmente, la libertad sexual que habían disfrutado desde siempre las sociedades matriarcales, se perdió también con la aparición de la propiedad privada.

El Pater Familias era el dueño legal del hogar y de todos sus miembros, en una sociedad patriarcal típica de la antigüedad, él era el que trabajaba para sostener la casa y tomaba las armas en caso necesario para defenderla y por tanto era la pieza sobre la que giraba toda la familia.

  • B. EL PATRIARCADO ACTUAL

Estamos frente una crisis galopante del sistema patriarcal, que hace referencia al debilitamiento de un modelo de familia, basado en el ejercicio estable de la autoridad/dominación sobre toda la familia del hombre adulto (cabeza de familia).

En la década de los 90 y actual, es posible encontrar abundantes indicadores de esta crisis en la mayoría de las sociedades, tanto en los países más desarrollados como en los subdesarrollados. Los factores que explican esta crisis son: la disolución de hogares de parejas casadas, movimientos de identificación de género y sexual, algunos factores demográficos, la migración, el adulterio, el fracaso de la economía global, violencia domestica e intrafamiliar y una serie de condiciones de inestabilidad familiar.

  • C. EL PATRIARCADO Y LAS TENDENCIAS FUTURAS.

En muchos lugares, por no decir en todos, el patriarcado sigue siendo la estructura familiar dominante, pese a que cada vez son más los elementos que han provocado la crisis en este modelo. Por este motivo, aquellos que quieren seguir manteniendo esta estructura están intentando volver a legitimar aquellos valores que años atrás se suponían eternos, naturales, e incluso divinos.

La capacidad o incapacidad del movimiento feminista o de los movimientos de identificación sexual para institucionalizar sus valores, dependerá esencialmente de su relación con el Estado, el aparato estatal que se ha constituido en el último recurso del patriarcado a lo largo de la historia..

Debido a la legitimidad de la que goza el patriarcado nunca antes se había cuestionado, es ahora cuando muchas personas empiezan a cerciorarse de que no es la única forma de organización familiar posible y de las desigualdades que supone.

Se Considera entonces qué: Si los factores citados anteriormente continúan adelante, el patriarcado dejará de ser la estructura familiar por antonomasia y pasará a ser una forma de organización secundaria

Proclama de Derechos Universales

En el año 1789, las ideas políticas del Liberalismo y la Ilustración llegan al poder con un objetivo claro: crear una sociedad de hombres libres e iguales, unidos por: (La Libertad, La Igualdad y La Fraternidad). La burguesía toma el poder e instaura un régimen político en el que los seres humanos no serán juzgados por su origen social, sino por sus méritos personales. Es el ideal burgués por excelencia: la meritocracia. Cada ciudadano debe ocupar en la sociedad el lugar que merece según sus méritos.

  • A. IGUALDAD

En la mitad del siglo XIX surgen dos fenómenos trascendentales que habrían de dar a las mujeres una agenda de lucha, y que facilitaron las primeras acciones de mujeres trabajadoras organizadas contra la explotación capitalista.

La Revolución de Industrial 1848 y la Convención por los Derechos Civiles en 1857 en Estados Unidos, en que las mujeres, definitivamente solicitaron su acceso a la ciudadanía. Y era una época en que cada vez más mujeres se incorporaban a la producción especialmente en la rama textil.

Antes del triunfo de la Revolución de 1917 en Rusia, las trabajadoras realizaron una movilización por el sufragio y una huelga inmensa, a la que se unieron miles y miles de mujeres, considerada en la historia como la marcha de las 20 mil, esto sucedió en marzo, lo que vendría a ser el antecedente definitivo que puso la fecha para la lucha de las mujeres, 8 de marzo día internacional de la mujer.

  • B. LIBERTAD

Se ha dicho que la emancipación de la mujer es la clave para la emancipación de la sociedad. Sin embargo, hay que añadir que cualquier sociedad en la que la mujer no goza del debido respeto, igualdad de derechos, seguridad y libertad, esta sociedad se encuentra sometida por completo.

  • C.  CONFRATERNIDAD

Tratarse con amistad y camaradería sin importar roles o tipo de sexo, factores sociales, psicológicos y religiosos pero lastimosamente la mujer es un de las principales víctimas de la agresión.; ella sufre agresiones de todos los tipos (físicas, sexuales, psíquicas, económica y patrimonial) y en muchos campos (trabajo, familia, sociedad)

Cultura machista

El machismo engloba el conjunto de actitudes, conductas, prácticas sociales y creencias destinadas a promover estructuras tradicionales de familia y posición de la mujer. Algunos críticos consideran también machismo la discriminación contra otros grupos sociales, como en el caso de hombres homosexuales, como no "masculino"; habitualmente se supone que el machismo es un problema solo de varones, la realidad muestra que existe el machismo defendido también por mujeres.

  • A. CULTURA MACHISTA EN EL HOGAR

Todos hemos nacido en el seno de un hogar y probablemente hemos sido formados por una madre con características machistas. Machismo se escribe con "M" de mujer, porque son mujeres las que forman a personas con características centradas en lo masculino y no le dan el lugar que corresponde a lo femenino.

  • B. CULTURA MACHISTA EN LA SOCIEDAD

La defensa de estereotipos no es patrimonio de varones, presentamos aquí a una larga lista de situaciones que retratan a una mujer machista, para lo cual proponemos algunas de ellas que son:

  • El varón debe dar el primer paso para empezar una relación. Si lo hace una mujer se considera que se regala a sí misma.

  • Se espera que el varón lleve paquetes y cargue bultos. La mujer es demasiado débil.

  • Cree que una mujer no es tal si no sabe hacer tareas domésticas, aunque eso signifique convertirse en sirvienta de los que habitan su casa y generar problemas como el Síndrome de la doble jornada.

  • Piensa que las profesiones tienen sexo definido, tareas para varones y otras para mujeres, sin considerar diferencias individuales ni habilidades personales.

  • Si la mujer no se casa a los 30 es una "solterona", en el caso de un varón es "un soltero codiciado".

  • En una salida él paga, ella solo acompaña, aunque gane más.

  • C. CULTURA MACHISTA EN LA IGLESIA

El machismo ha estado en las iglesias desde siempre, a la mujer se le ha dado su lugar: cocinando en retiros o campamentos, encargándose del grupo de damas, enseñando a vestirse a las jóvenes, haciendo reuniones de café, dirigiendo coros, haciéndose cargo dela cocina, una colaboradora en actividades domésticas de la iglesia, haciendo los arreglos florales, etc. Eso no está nada mal. Lo malo es cuando se limita a la mujer sólo a eso, y ese es el campo de acción que se les da a las mujeres en muchas iglesias. Con razón las nuevas generaciones de mujeres jóvenes prefieren dejar de asistir a la iglesia al imaginarse detrás de un delantal o arreglando el altar. Esto es una realidad dolorosa de la iglesia evangélica.

Y lo más duro es que cuando una mujer asume liderazgo, es proactiva, tiene dones de enseñanza fuertes y más si es profesional, inmediatamente el inconsciente colectivo de la iglesia en la que está, comienza a mandar un mensaje: No aplica. Está metiéndose en un papel que no le corresponde a las mujeres en nuestra cultura de iglesia. Y lo más doloroso aún, es ver como el espíritu machista es alimentado en estos casos específicos por las mismas mujeres. Es importante que se le enseñe a la iglesia cuál es el verdadero papel de la mujer en la biblia y la iglesia. Esto tiene que cambiar. Es un fenómeno viejo y que ha provocado el estancamiento en muchas mujeres con dones sobresalientes que han tenido que enterrar su cabeza. Lo contradictorio de todo, es que cuando estas mujeres comienzan a tener éxito en sus trabajos, en sus estudios, sobresalen como abogadas, docentes, orientadoras, administradoras, y demás, las comienzan a criticar por qué NO HACEN NADA EN LA IGLESIA. Cuando fue la misma iglesia la que les cerró las puertas. El machismo es un mal, un pecado que se ha adueñado de los escenarios de las iglesias, sin duda alguna. [4]

La mujer y sus roles sociales

Rol, patrón de conducta de las personas en las situaciones sociales. El rol puede ser entendido como el papel que pone en práctica la persona en el drama social, o, en un sentido más preciso, como el sistema de expectativas sociales que acompañan a la presentación pública de los sujetos de un determinado estado social o estatus. Las sociedades pueden considerarse estructuras de posiciones donde la gente coopera, compite o genera conflictos al perseguir sus intereses o los del grupo (y en principio también el bienestar de toda la sociedad).[5]

  • A. ROLES DE PRODUCTIVIDAD

Comprende actividades generadoras de ingresos. Es el papel tradicionalmente asignado al hombre como proveedor. Suele ser valorado y remunerado en función del género. En el caso de los hombres, se considera su actividad fundamental y socialmente reconocida. Pero en el caso de las mujeres, este rol ha sido casi siempre invisibilizado como tal y devaluado, considerado a menudo como un aporte marginal al ingreso familiar, a pesar de que en muchos casos, constituye el ingreso principal o el único.

  • B. ROLES DE REPRODUCTIVIDAD

El rol reproductivo es el papel social en el que las mujeres siempre son visualizadas: como madres, cuidadoras (de hijas e hijos, personas ancianas o enfermas, etc.) y como principales reproductoras de la vida y de los trabajos domésticos.

  • C. ROLES MINISTERIALES

Durante mucho tiempo las mujeres han sido objetos de agresiones y maltratos por parte del varón, ya sea sicológicamente como físicamente. Ya hemos definido y tratado de alguna manera el feminismo, que es "Querer igualdad entre hombre y mujer". Este surgió como producto de la opresión de una cultura machista en el mundo; para quebrar o romper una opresión y tal vez generar otra. El feminismo existe porque el hombre nunca vio a la mujer como una persona, y la mujer en un grito desesperado, correcto, real, levanta la voz, y así surgió el movimiento del feminismo. ¿Cuál es la contra propuesta cristiana, a esta sociedad que está gimiendo por respuestas?.

Para estudiar el ministerio y posibilidades de la mujer, debemos siempre considerar las costumbres, las culturas, los tiempos. Porque con esto en mente entenderemos por qué, lo que se puede hacer en una región no es permitido en otra. Así como por qué algunas cosas que se hacían antes ya no convienen que se hagan. Todo está condicionado a los tiempos, las culturas y las costumbres.

En el presente estudio se hará notar el trabajo que hicieron las mujeres en el movimiento cristiano del siglo I, como discípulas de Jesús en Jerusalén y Galilea y luego como misioneras, profetas y líderes en las iglesias nacientes. Ojalá que el ejemplo de aquellas mujeres sirva en este tiempo a nuestras comunidades. A nuestras mujeres y a todas las personas comprometidas con el movimiento cristiano.

Para empezar analizaremos el trato que se daba a las mujeres en Grecia, Roma y Asia Menor. Hablaremos de estos lugares porque es allí donde se desarrolló el cristianismo.

En Grecia: Las de la clase alta tenían derecho a cierta instrucción. Las de la clase baja eran esclavas, con cierta libertad de salir. Las mujeres de la clase media eran destinadas al "Gineceo" (Sólo para tener hijos). 1Tim 2:15 Sin embargo, las mujeres se salvarán al tener hijos, siempre y cuando sigan viviendo en la fe, el amor, la santidad y la modestia. [6]

Este tipo de mujeres, normalmente eran mujeres sin instrucción, obligadas a contentarse cualquiera que fuera su suerte. Tenían incluso que compartir en su propia casa a su marido con las concubinas y las "Heteras"[7] del marido.. Eso en nuestro país y en este tiempo muchas mujeres no lo permitirían, pero así era la costumbre. Demóstenes (Pensador griego) decía: "Mantenemos a las heteras para el placer, las concubinas por las diarias exigencias del cuerpo y a las esposas para que nos den hijos legítimos".

En Grecia la mujer no participaba del culto religioso. Por esta razón, muchas mujeres deseosas de participar, se volvían prostitutas y participaban de los cultos del misterio adorando a Afrodita, diosa de la fecundidad, del placer y fertilidad.

En el teatro griego o grecorromano las mujeres no podían tener cargos dentro de las actuaciones, solamente el hombre era el que podía estar en público y así caracterizaba los roles de hombres y roles de mujer; no podían ser músicos, no podían. ¿Qué pasaba entonces? Las mujeres solo tenían actuaciones públicas como prostitutas. El cuerpo de la mujer es lo que se comercializó en toda la historia, es el cuerpo de la mujer lo que atrajo a la sociedad y lo que atrajo al hombre y fue el hombre el que se alejó de este sentimiento que Dios puso en la mujer como la extensión idónea para toda su persona y no solamente para satisfacer su ego. Este ha sido y es el lugar que ocupa la mujer actualmente. En resumen, en el mundo griego, la mujer era valorada solo por dar hijos legítimos (1Tim 2:15). Las relaciones extra conyugales eran vistas como normales y era muy fácil divorciarse.

El que la mujer fuera considerada poco importante favorecía la idea de conservar el Celibato. (Quedarse soltero). Se entiende, por lógica que poco o nada podía hacer la mujer  para realizarse. En resumen la mujer no estaba calificada o cualificada para ejercer ministerios.

En Roma: Se excluía a la mujer de cargos públicos. Pero en su casa era la Dómina o"kuria" (Dueña). 1Co 14:35 Si quieren saber algo, pregúntenlo a sus esposos en casa; porque no está bien que una mujer hable en las reuniones de la iglesia.

En el aspecto cultural y social tenía más posibilidades o libertades y recibía más respeto que en la sociedad griega, pero sólo la mujer de clase alta, porque las de clase baja seguían siendo esclavas y oprimidas.

En Asia Menor  Regiones como Filipos, Tesalónica y Berea, a las mujeres se les facilitaba la instrucción de filosofía y letras. Eran un poco más libres y tenían mayores consideraciones.

En los tiempos de Jesús existía un fuerte "Anti-feminismo", originado por la presión de los escribas y los sacerdotes, observe los siguientes detalles.

  • La mujer era considerada un ser inferior legal, social y religiosamente. Se le comparaba con esclavos o con menores de edad. (Mat 14:21) Y los que comieron fueron como cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños.[8]

  • En la calle la mujer debía pasar inadvertida, por esta razón se le obligaba a tapar su cara con dos velos (cara y cabeza). Quien no lo hacía así, ofendía las buenas costumbres y podía ser despedida de su casa.

  • Frecuentemente, esta falta en la mujer era motivo de divorcio.

  • La mujer podía ser repudiada por su marido si conversaba en la calle o si en la puerta de su casa se ponía a tejer o a coser. En los pueblos y las ciudades, las mujeres ayudaban como artesanas o en sus vendimias a los maridos.

  • La mujer como hija, si tenía menos de doce años, podía ser vendida o acomodada en matrimonio al mejor postor.

  • Las mujeres al casarse, pasaban del poder del padre al poder del marido. Siempre dependiendo del hombre.

  • Cuando una mujer enviudaba y no había tenido hijos del marido, tenía que casarse con el hermano del difunto. (Deut. 25: 5-10) (Ruth 4:7-10).

  • La mujer casada se distinguía de las esclavas porque tenía derecho a llevar consigo ciertas pertenencias, así como a una pensión en caso de divorcio.

  • ¿Cuáles eran los deberes de la esposa? Aparte de los trabajos domésticos, debía lavar la lacara, manos y pies del marido y elaborar la lana para ayudar en los gastos. Prácticamente era una sirvienta, pero sin sueldo. (¿Igual que ahora?). y surge nuevamente la realidad del machismo en la iglesia.

La dignificación de la mujer por Jesús

Para entender la actitud de Jesús ante la mujer, es imprescindible conocer las costumbres de su época, mencionadas en la sección anterior. Pues en caso contrario corremos el riesgo de no entender sus actitudes y aun de interpretarlas mal.

Estaba permitida la poligamia en esa época. Una mujer casada no se podía oponer a que bajo su mismo techo vivieran una o más concubinas de su marido. En cambio, si ella era sorprendida en adulterio, el marido tenía el derecho de matarla.

Jua 8:4 le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio;

Jua 8:5 y en la ley, Moisés nos mandó apedrear a tales mujeres; tú, pues, ¿qué dices?[9]

En este punto, como en tantos otros, con Jesús llega a la cumbre ese largo proceso por el que, a partir de una realidad existente, Dios había ido revelando un ideal que es: la total dignificación de la mujer; en primer lugar, los evangelios dicen con claridad que en el grupo de discípulos que acompañaban a Jesús había mujeres: "Lo acompañaban los Doce y algunas mujeres que él había curado de malos espíritus y enfermedades: María Magdalena, de la que había echado siete demonios; Juana, mujer de Cusa, intendente de Herodes; Susana y otras muchas que le ayudaban con su bienes" (Lc 8,2-3); Lucas nos dice que este grupo de personas iba con Jesús "caminando de pueblo en pueblo y de aldea en aldea" (Lc 8,1). Hasta en nuestros días resultaría chocante y aun sospechoso el que un profeta ambulante llevase consigo a hombres y mujeres, por caminos y pueblos.

Esa mujer que ungió a Jesús como Mesías con el óleo de amor profético. Hubo momentos que se prestaban a toda clase de sospechas. Un día estaba Jesús invitado a comer en casa de un fariseo. Y en eso una mujer, conocida como pecadora en la ciudad, al enterarse de que comía en casa del fariseo, llegó con un frasco de perfume; se colocó detrás de él junto a sus pies, llorando, y empezó a regarle los pies con sus lágrimas; se los secaba con el pelo, los cubría de besos y se los ungía con perfume" (Lc 7,37-38).

Evidentemente, una escena así, se prestaba a toda clase de sospechas: en medio de un banquete, que se celebraba en casa de una persona respetable, entra de pronto una prostituta, y se pone a perfumar, acariciar y besar a uno de los que están allí a la mesa.

La cosa tenía que resultar muy rara; y por eso, se comprende lo que el fariseo se puso a pensar para sus adentros: "Si éste fuera un profeta, se daría cuenta quién es y qué clase de mujer la que lo está tocando: una pecadora" (Lc 7,39).

Aquí es interesante caer en cuenta de que a Jesús no se le acusa de mujeriego, sino de que no es un hombre dotado de saber profético; pero Jesús, una vez más, se muestra con una sorprendente libertad en su relación con las mujeres: Se puso a defender a la pecadora y a reprochar, en su propia casa, al señor respetable que lo había invitado a comer (Lc 7,44-47), así como este episodio podemos leer muchos otros encuentros de mujeres con Jesús, descritos en los evangelios, .

Doctrinas bíblicas mal interpretadas, acerca del ministerio de la mujer

Existen un sin número de malas interpretaciones acerca de doctrinas Bíblicas con relación a la mujer en cuanto a: La mujer y los distintos ministerios de la iglesia, La mujer y su vestimenta, La mujer y su autoridad eclesiástica y otras. Algunas de estas doctrinas han quedado en deshuso, como se ha explicado en secciones anteriores y otras que no se pueden aplicar, debido a la geografía, demografía y cultura.

Pero veamos lo que la palabra de Dios nos dice acerca de esto: I Co 12:4-6 "4. Ahora bien, hay diversidad de dones; pero el Espíritu es el mismo. 5. Hay también diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6. También hay diversidad de actividades, pero el mismo Dios es el que realiza todas las cosas en todos.  Rom 12:5-9 & I Pe 4:10-11; Ninguno de esos pasajes limita a la mujer de recibir alguno o más dones o ministerios Espirituales, "Ministerios" (Gr. "diakonia") significa "servicio", "actividad", "provisión" y "labor de apoyo".  Afirmando pues, que la mujer y el hombre reciben los mismos privilegios, deberes y dones espirituales para "ministrar" en la iglesia

De acuerdo a Mt 27:55 y Hechos 1:14 las mujeres eran parte integral en el ministerio del Señor Jesucristo y Según Romanos 16 y I Co 9:5 Pablo y los demás apóstoles utilizaban mujeres para asistirlos en sus ministerios. Otros pasajes señalan que las mujeres ocupaban posiciones ministeriales claves en la iglesia apostólica: Febe, "sierva" de Cencrea, Lidia, en la fundación de la iglesia en Filipos, Evodia y Sintique priscila con su esposo Aquila en Corinto y la extensa lista de Romanos 16 ver Hch 16.

El feminismo como cultura

La cultura: es el conjunto de rasgos espirituales, materiales, intelectuales y afectivos distintivos, que caracterizan a una sociedad o a un grupo social. La cultura incluye no solo las artes y las letras, sino que las formas de vida, los derechos fundamentales del ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias.

El feminismo como cultura se centra exclusivamente en las mujeres como grupo, en su forma particular de desarrollar su existencia y en la construcción de su identidad cultural.

El feminismo cultural se sustenta en la creencia de que existe una naturaleza o esencia intrínseca femenina, de la que debe apropiarse la mujer misma para tratar de revalorizar los atributos femeninos depreciados o invisibilizados.

Para las feministas culturales, el enemigo de las mujeres no es únicamente el sistema social, las instituciones económicas o una serie de convicciones desfasadas, sino la masculinidad en sí misma (no el sexo masculino) sino los roles sociales, y en menor y ciertos casos, lo que es masculino desde un punto de vista biológico (fuerza, voz, testosterona).

Las iniciativas del feminismo cultural se centran en la creación y el mantenimiento de un entorno saludable, libre de la desvalorización femenina y de todos sus derivados, como la pornografía, la publicidad comercial para el desarrollo del principio femenino. La teoría feminista, la explicación del sexismo y la justificación de las reivindicaciones feministas encuentran una base firme y sin ambigüedades en el concepto de la esencia femenina.

  • A. UNA NUEVA ETAPA DE LA HISTORIA HUMANA

Gál 3:28 No hay Judío, ni Griego; no hay siervo, ni libre; no hay varón, ni mujer: porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

Gál 3:29 Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente la simiente de Abraham sois, y conforme a la promesa los herederos.[10]

La equidad de género se entiende entonces como el conjunto de características o rasgos culturales que identifican el comportamiento social de mujeres y hombres así como  las relaciones que se producen entre ellos, estas deben basarse sobre relaciones de equidad; es decir, que cada cual (hombre y mujer en el plano individual o colectivo) reciban en su justa proporción lo que como seres humanos les corresponde de acuerdo con las necesidades y condiciones que les impone determinado contexto social y temporal. [11]

  • B. LAS LEGISLACIONES MODERNAS

Es obligación del Estado prevenir y erradicar la violencia machista contra la mujer, asistir a las víctimas y rendir cuentas sobre los resultados obtenidos, según consta en la Convención de Belém do Pará, firmada por 34 países latinoamericanos en 1994.

  • C. EL EMPODERAMIENTO DE LA MUJER ACTUAL

La mujer actual debe ser parte activa en igualdad de responsabilidades, toma de decisiones y condiciones apropiadas con relación al hombre, en la construcción de las sociedades en que se desenvuelve donde se dignifica a la persona humana, y empoderándose de su entorno para convivir amigablemente con este; siendo el empoderamiento el proceso por el cual mujeres y hombres toman control de sus vidas: fijan sus propios programas, ganan capacidad técnica, ganan confianza en sí mismos, solucionan problemas y desarrollan autosuficiencia. Nadie puede empoderar a la mujer, sino que tiene que hacerlo ella misma, para poder elegir por sí misma o expresarse en defensa propia. No obstante, las instituciones, como la iglesia, incluyendo además las agencias de cooperación internacional, que pueden apoyar procesos que aumenten la autoconfianza de la mujer, que la hagan más autónoma y que le ayude a establecer sus propios objetivos.

Bibliografía

Arquiola, F. 1999. "Elena y otras. Decálogos comunicativos para la nueva mujer. El papel de las revistas femeninas en la construcción de la feminidad". Revista Iberoamericana de Discurso y Sociedad 3: 65-67.

Bachofen, J. 1987. El matriarcado. Una investigación sobre la ginecocracia en el mundo antiguo según su naturaleza religiosa y jurídica. Madrid: Akal.

Castañeda, M. 2002. El machismo invisible regresa. México: Grijalbo.

Eisler, R. 1990. El cáliz y la espada. La mujer como fuerza en la historia. Santiago de Chile: Editorial Cuatro Vientos.

Laviosa, P. 1959. Origen y destino de la cultura occidental. Madrid: Guadarrama.

Lomas, C. 2005. "¿El otoño del patriarcado? El aprendizaje de la masculinidad y de la feminidad en la cultura de masas y la igualdad entre hombres y mujeres". Cuadernos de Trabajo Social 18: 262-263.

Lomas, C. 2008. ¿El otoño del patriarcado? Luces y sombras de la igualdad entre mujeres y hombres. Barcelona: Península.

Stott, J. La fe cristiana frente a los desafíos contemporáneos, pgns 294-295. Edt. Nueva Creación.

Microsoft® Encarta® 2009. © 1993-2008 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

www.tnrelaciones.com/.../la-mujer-y-la-familia-hegemonía-matriarcal

Monografía

Presentado para el cumplimiento de la materia

Técnicas de Investigación literaria

 

 

Autor:

Oniel Osmin Espinal

SEMINARIO BIBLICO CENTRO AMERICANO DE HONDURAS

2013

[1] (NTV) Nueva Traducción Viviente

[2] “Género”. Microsoft® Encarta® 2009 [DVD]. Microsoft Corporation, 2008.

[3] "Feminismo." Microsoft® Encarta® 2009 [DVD]. Microsoft Corporation, 2008.

[4] S. Pérez Millos, p.5. Margarita Muñiz, p.53, Revista ALETHEIA, nº.12. A.Küen, p.21 en La mujer en la iglesia. Edt. CLIE.

[5] Microsoft ® Encarta ® 2009. © 1993-2008 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

[6] Reina Varela 2009

[7] Hetera. Eran prostitutas elegantes, literatas y cultas que entretenían al marido.

[8] Versión Dios Habla Hoy

[9] Nueva Traducción Viviente

[10] Versión Nueva Traducción Viviente

[11] Stott, J. La fe cristiana frente a los desafíos contemporáneos, pgns 294-295. Edt. Nueva Creación.


Comentarios


Trabajos relacionados

  • The Islam

    Believes of Islam. Khalila and Dimna. Islam in Spain. Primitive religions have their origins in the search of God by th...

  • El pan de la proposición y su aplicación hoy en día

    La siguiente información se basa en una extensa investigación realizada por algunos testigos de Jehová en la república m...

  • Las virtudes y la prudencia

    Areté. Las virtudes. De la gracia del Espíritu Santo a las virtudes. Este trabajo está organizado de la siguiente maner...

Ver mas trabajos de Religion

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.