Monografías Plus      Agregar a favoritos      Ayuda      Português      Ingles     

Educación a distancia y educación virtual

Enviado por Odile



  1. Resumen
  2. Introducción
  3. Educación a Distancia (EaD) y Educación Virtual (EV): conceptualizaciones y diferenciación. Su papel en la Educación Superior
  4. El papel del profesor-tutor en la EV universitaria
  5. Conclusiones
  6. Referencias

Resumen

El presente artículo expondrá algunas consideraciones teóricas respecto al papel y características de la Educación Virtual en su aplicación a la Educación a Distancia, teniendo en cuenta el papel de las nuevas tecnologías de la información y la web 2.0 en el enriquecimiento del proceso de enseñanza-aprendizaje. Asimismo, se presentarán las valoraciones de las autoras en torno al papel atribuido al profesor-tutor en esta contemporánea forma de construcción y socialización del conocimiento, haciendo especial énfasis en el contexto educativo universitario.

Palabras Clave: educación a distancia, educación virtual, profesor-tutor.

ABSTRACT: This paper will expose some theoretical considerations about E-learning"s role and characteristics in its comprehension into Distance Education modality, with a special emphasis in new information technologies and web 2.0 as a part of enrichment to teaching-learning process. Also, the authors will present their values about teacher-tutor"s role in this contemporary way of construction and socialization of knowledge, with an accent in the educative context of higher education.

Keywords: distance education, e-learning, teaching-tutoring.

Introducción

Desde la irrupción de las nuevas tecnologías en el proceso de enseñanza aprendizaje (PEA), el carácter de la educación universitaria ha cobrado otro matiz. La utilización de las llamadas TIC como herramientas para la construcción del conocimiento, ha permitido la existencia de maneras diferentes de realizar la interacción profesor-estudiante, hasta el punto de hacer surgir una nueva variante dentro del proceso: la Educación Virtual (EV); la cual introduce a su vez variaciones importantes en la modalidad de Educación a Distancia (EaD), si bien no se reduce a ella.

En la actualidad, se desea un modelo educativo más acorde al clima de la contemporaneidad. La existencia de un mundo globalizado, conectado, en permanente cambio, en el cual el conocimiento navega a un ritmo vertiginoso y dicho saber va más allá que la mera especialización en una rama de la ciencia o la cultura, siendo cada vez más necesario el diálogo de saberes entre las ramas de la ciencia; ha sido una de las causas por las cuales la EV sea -cada vez con más fuerza- una opción casi imprescindible en el desarrollo académico y científico moderno.

El rol del tutor en estos espacios de aprendizaje cobra nuevas características y asume nuevas competencias, en concordancia con las herramientas a utilizar y el clima mismo de esta forma de enseñanza. Es importante, por tanto, definir estas peculiaridades con el objetivo de realizar de manera más eficiente las tareas que son intrínsecas a cualquier PEA y, al mismo tiempo, que resultan inherentes a las que se efectúan a través de espacios virtuales.

El presente artículo intentará realizar una reflexión oportuna alrededor de los tres términos antes mencionados desde una mirada sociopsicológica, con el objetivo de ganar en claridad y calidad en el abordaje de este fenómeno, sobre todo para el diseño de futuros programas que utilicen esta modalidad como centro de su metodología. Con tal propósito, hemos dividido este trabajo en dos partes fundamentales: la primera girará en torno a las conceptualizaciones y diferenciaciones que resultan pertinentes a la hora de referirnos a los términos Educación a Distancia y Educación Virtual; posteriormente se abordará lo relativo al papel del profesor-tutor en la segunda de estas modalidades de aprendizaje. Al respecto, realizaremos un énfasis en el contexto universitario como espacio en el cual se permiten poner en práctica dichos modos de adquisición del conocimiento científico.

CONTENIDO

Educación a Distancia (EaD) y Educación Virtual (EV): conceptualizaciones y diferenciación. Su papel en la Educación Superior

La Educación a Distancia (EaD) ha sido desde sus inicios una opción nada despreciable para un grupo poblacional que, por múltiples razones, se ve imposibilitado a acceder a las modalidades presenciales de educación superior. Para realizar una definición de la misma, nos acogemos a lo postulado por N. Chang (2004) sobre la EaD -universitaria-, la cual es conceptualizada como modalidad que tiene entre sus funciones el favorecer preferentemente con el acceso, a las personas capacitadas para ello que no pueden asistir sistemáticamente a las aulas. Por tanto, nos encontramos ante un modo de adquisición del conocimiento en el cual el profesor juega un papel orientador, mientras el alumno asume su aprendizaje de manera independiente, ocurriendo la relación entre ambos actores desde la cooperación.

Son características comunes a todo proceso de EaD, según el decir de L. García Aretio (2002:7-28):

  • Separación profesor-alumno, también llamada comunicación no contigua, dispersión geográfica, conductas separadas entre docentes y discentes o no contacto directo.

  • Organización de apoyo-tutoría, lo que es disímil de aprendizaje autodidacta.

  • Aprendizaje independiente y flexible, interpretado también como independencia, individualización, flexibilidad, aprender a aprender o aprender a hacer, aprendizaje colaborativo y aprendizaje autónomo.

  • Comunicación bidireccional o conversación didáctica guiada, multidireccionalidad, comunicación profesor-alumno mediada por materiales de estudio y soportes tecnológicos.

  • Enfoque tecnológico, saber hacer. Se refiere a la «concepción procesual planificada, científica, sistematizada y globalizadora de elementos intervinientes, con el fin de optimizar (…) la educación»; es decir, la acción educativa que, por su eficacia, deviene técnica con base científica.

  • Comunicación masiva o apoyada en medios masivos y TIC, emisión de mensajes educativos a recibir por la masa estudiantil geográficamente dispersa.

  • Procedimientos industriales, racionalización de procesos, grado de planificación del proceso, producción en masa; dados por las demandas de la atención a gran cantidad de estudiantes.

Sobre este agrupamiento realizado, solo debemos decir que se concurre en una falacia bastante común en el abordaje del problema: no todo proceso de EaD conlleva necesariamente la utilización de las TIC, si bien es posible que en la actualidad sea difícil, en el campo que nos ocupa, hallar ambos conceptos de manera separada. Cabe destacar que la EaD es un proceso más antiguo que la revolución científico-técnica de los años "70 del pasado siglo y, lógicamente, la utilización de las herramientas informáticas en los procesos educativos ocurrió en un tiempo cronológicamente posterior.

Este fenómeno nos lleva directamente al intento de realizar la definición del segundo término centro de este trabajo: la Educación Virtual (EV). El solapamiento de la EaD por la EV es algo común, dado el papel determinante de las TIC en cualquier modo de enseñanza universitario contemporáneo, más allá de encontrarnos ante un sistema presencial o no. Pero, a nuestro juicio, las potencialidades de la EV desbordan las posibilidades de aprovechamiento de estas herramientas tecnológicas, permitiendo, entre otras facultades, el desarrollo de modos distintos de adquisición del conocimiento, mayor alcance de los programas o contenidos de estudio y mejor acceso de un mayor número de estudiantes a los mismos.

A propósito de lo planteado, preferimos adscribirnos a la propuesta de I. Torres y F. Beltrán (2008:82), los cuales citan a Garrido y Mitcheli (2001), quienes superponen el término EV y el de e-learning y asumen que se trata de un "recurso de enseñanza que tiene como herramienta principal la utilización del Internet como medio tecnológico". A manera de completar esta conceptualización, citamos a C. López Ardao (2009), quien nos presenta además a los Entornos Virtuales de Aprendizaje (EVA) como espacios creados por medio de herramientas electrónicas en los cuales se desarrolla la EV. Para esto resulta imprescindible el diseño de plataformas o softwares que provoquen la consecución exitosa de un PEA determinado.

López Ardao delimita también la EV del PLE o entorno de aprendizaje personal, siendo este un sistema por medio del cual el discente controla y gestiona su propio proceso de aprendizaje, mientras el dispositivo reconoce preferencias y prácticas de dicho aprendiz. Finalmente, reseña las potencialidades de la conocida web 2.0, comprendida como un nuevo modelo conceptual -trascendiendo el enfoque puramente tecnológico- que proporciona un "entorno infosocial de alcance global que fomenta el intercambio ágil de información y contenidos, la colaboración, la creatividad y la construcción colectiva de conocimientos".

La Educación Superior, escenario preferencial de la EaD, se convierte asimismo en uno de los contextos ideales para la explotación de la EV. No solo por la cantidad de usuarios potenciales y las posibilidades de enriquecimiento que el PEA puede alcanzar en las universidades; sino que también estas constituyen espacios para la creación de nuevas plataformas informáticas, cursos on-line y foros de discusión científica. El abaratamiento de los costos a la hora de masificar el contenido y la personalización del proceso cognoscitivo, dadas las características específicas de la EV, hace que tendencias que son en la actualidad imprescindibles para la potenciación del nivel académico de la universidad -tales como la internacionalización y la cooperación académica- encuentren un contexto desarrollador y al mismo tiempo dinámico para su desenvolvimiento.

Por otra parte, cabe destacar que los usuarios de la EV son, en buena parte, jóvenes, quienes constituyen el grupo ideal para la utilización y potenciación del uso de las TIC en las universidades. El papel que poseen espacios como las redes sociales y los blogs en la vida del joven "informatizado" contemporáneo, hace que sea la EV un espacio hecho a la medida de este sector. El estudiante puede, a través del mismo, no solo construir su conocimiento de la mano de los profesores y/o a través de foros de discusión con compañeros de clase, sino que también puede desarrollar otros tipos de competencias que van más allá de la adquisición de los procedimientos y conceptos del mundo de la ciencia. La EV concibe un PEA en el cual sus actores son miembros activos, lo cual trae, entre otras consecuencias favorables: la personalización del proceso, que conlleva que el mismo se adapte a ritmos más individuales; así como la posibilidad de acceder a los contenidos en el momento que el estudiante lo considere, influyendo en la potenciación del autocontrol como regulador personológico del individuo.

El papel del profesor-tutor en la EV universitaria

La manera de actuar del profesor en el aula universitaria ha sido objeto de debate de la Pedagogía en múltiples acercamientos desde diferentes posiciones teóricas. La inclusión del profesor universitario en la EV, hace que este comportamiento adquiera un nuevo cariz, al punto de que en ocasiones surge la interrogante sobre si es necesaria la existencia de un profesor en este PEA tan alejado de lo tradicional.

Primeramente, la reevaluación del rol profesoral no debe encerrarse en los cánones arquetípicos. Ya con la existencia de la EaD el rol resultaba mucho más diferenciado que en la modalidad presencial, destacándose la actividad cooperativa como centro de la relación. La bibliografía apunta a la existencia de distintos papeles que puede desempeñar el profesor en un entorno de EV. Algunos autores, en esta línea, defienden el modelo conductista de conducción de la enseñanza, mientras otros van desde el enfoque constructivista hasta la enseñanza no directiva de Carl Rogers.

Nuestra posición asume, para definir el papel que jugaría el profesor en este PEA la propuesta teórica de la Pedagogía Desarrolladora, sustentada en el Enfoque Histórico-Cultural (EHC) promovido por L.S. Vygotski y colaboradores; que resulta abierto, flexible y hospitalario con otras variantes teórico-metodológicas desde una intención crítica e integradora. Con asiento en el materialismo dialéctico e histórico, se comprende el PEA como un proceso activo y consciente donde resultan transformados tanto estudiante como profesor; situados en una relación democrática, pero con roles diferenciables, en tanto uno es sujeto que aprende y otro es orientador de ese proceso, y en un clima sociopsicológico que permite una comunicación abierta, flexible y dialógica; sea mediada por recursos que permitan la sincronía o no. De esta manera es posible, a nuestro juicio, explotar al máximo todas las potencialidades de la EV.

Esto nos permite, al mismo tiempo, seguir la caracterización del modelo pedagógico mixto propuesto por I. Torres y F. Beltrán (2008), el cual especifica aún más las peculiaridades del PEA en la EV. Dicho modelo se define por:

  • El diseño explícito de actividades formales, apoyado en TIC y EVA;

  • Un énfasis en el aprendizaje del estudiante;

  • El acceso a múltiples fuentes de información;

  • El sistema tutorial para el estudiante y el docente;

  • Un aprendizaje colaborativo; y

  • La evaluación continua.

No obstante, no dejamos de presenciar la existencia de ciertos riesgos a la hora de evaluar el papel del tutor en estos contextos. Numerosos autores, tales como C.M. Pagano (2008) y B. García y V.J Pineda (2011), definen las distintas funciones que el profesor, en su acción tutorial y de orientación, debe cumplir en el espacio virtual. Al respecto, se mencionan en sentido general las siguientes:

  • Función técnica: relativa al dominio de las TIC y la web 2.0 para un adecuado funcionamiento del PEA en el contexto virtual.

  • Función organizativa: relacionada con las formas de comunicación y estructuración de los contenidos y relaciones entre los actores.

  • Función social y de mediación: referente a la configuración de actitudes comunicativas e interacciones entre los sujetos, utilización de recursos para el mantenimiento de la motivación del estudiante y adecuación del contenido a la singularidad del espacio educativo (individual y grupal).

  • Función académica: subdividida en función diagnóstica, informativa, de orientación y evaluativa.

El sobrecargo del profesor-tutor, dejándonos guiar por las definiciones anteriores, puede obrar en detrimento del PEA en la EV. Al tiempo que se le permite al estudiante la oportunidad de construir el conocimiento ajustándolo a su medida y se le elimina al profesor el papel de "compensador-castigador"; este último deberá disponer de una mayor cantidad de recursos personales y profesionales para afrontar con éxito esta tarea. La vía de solución posible radicará en la concepción del rol tutorial no solo como un papel dinámico con la opción de ser modificado y ajustado en la medida que el proceso avance; sino que también se considerará al papel tutorial no como rol personal, sino como perteneciente a un equipo de trabajo el cual pueda distribuir de manera adecuada las funciones necesarias, de acuerdo con las competencias personales que cada profesor-tutor posea. En este sentido, tal redimensionamiento de la actividad docente requiere espacios de superación profesional a garantizar por el sistema universitario.

En este aspecto, es posible apreciar que, a pesar de que puedan existir múltiples criterios, no es posible aún concebir el PEA contando solo con la tecnología o el interés del estudiante. Todos los autores consultados insisten en la importancia de que exista una acción orientadora en el proceso. Se considera que en cualquier caso, deben tomarse en cuenta las condiciones contextuales en que el proceso educativo tiene lugar, así como el propio desenvolvimiento de este último, a fin de tomar las decisiones más adecuadas y corregir las desviaciones que se presenten, papel que solo le correspondería a un individuo -o grupo de ellos- con el conocimiento y la experticia suficientes como para poder reorientar el proceso.

Conclusiones

Con la realización del presente artículo, se mostró, de manera aún somera, algunas de las conceptualizaciones realizadas para los términos EaD y EV, teniendo en cuenta que no son términos sinónimos, si bien comparten características comunes.

Dichas conceptualizaciones permitieron enfrentarnos a dos definiciones aún en proceso de construcción, con variabilidad de posiciones teóricas que enfatizan el carácter constructivista y desarrollador del conocimiento en los espacios virtuales.

A propósito, quedó clara la importancia del rol del tutor en estos espacios, si bien la diversidad de criterios en torno a las funciones que el mismo debe desempeñar y la magnitud de las mismas, hace que se piense en un rol desempeñado por un grupo más que por un individuo.

La discusión de los temas que nos ocuparon nos lleva a concluir que, si bien el desarrollo de las TIC y la aplicación de las mismas en el contexto educativo universitario es una temática que cobra especial relevancia en los últimos tiempos como consecuencia de su rápido auge y probada utilidad; aún no se encuentran, desde el punto de vista psicopedagógico, bien definidos algunos de sus principios fundamentales y modos de llevarlo a la práctica. No obstante, tal vez resulta el contexto universitario el escenario más propicio para un desarrollo óptimo.

Por último, se concluye que no existe hasta el momento una postura única con respecto a estos temas, siendo necesario continuar el debate sobre los mismos y considerar para ello la convergencia oportuna entre los referentes teórico-metodológicos de partida y las condiciones en que el proceso ha de desarrollarse.

Referencias

  • Chang Cabrera, N.: "La práctica profesional en la carrera de Historia, modalidad Educación a Distancia. Experiencias", Revista Cubana de Educación Superior, Vol. 24, No. 1, pp.115-119, La Habana, 2004.

  • Del Moral, M.E. y L. Villalustre: "Didáctica universitaria en la era 2.0: competencias docentes en campus virtuales", Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (RUSC), Vol. 9, No. 1, pp. 36-50, Barcelona, 2012.

  • Domínguez Menéndez, J.: "La Educación Superior en América Latina frente a la globalización: internacionalización o transnacionalización", Revista Cubana de Educación Superior, Vol. 24, No. 1; pp.77-87, La Habana, 2004.

  • Horizon Report Project: The Horizon Report 2011, The New Media Consortium, California, USA, 2011.

  • Figuerola Domenech, M.C.: Educación a Distancia, Educación Virtual y actividad docente - tutorial. Reflexiones en torno a los conceptos en el contexto universitario, material inédito, 2012.

  • García Aretio, L.: La educación a distancia. De la teoría a la práctica, Ed. Ariel S.A., Buenos Aires, 2002.

  • García Cabrero, B. y V.G. Pineda Ortega: "Evaluar la docencia en línea: retos y complejidades", Revista Iberoamericana de Educación a Distancia (RIED), Vol. 14, No. 2, pp. 63-76. España, 2011.

  • Gil Mateos, J.E.: Las tutorías virtuales, Material didáctico, Programa de Maestría en Ciencias de la Educación Superior, La Habana, 2011

  • González Delgado, O. y M. Páez Paredes: "Las herramientas de autor como instrumentos generadores de entornos multimedia de aprendizaje", Revista Cubana de Educación Superior, Vol. 28, No. 1-2, pp.54-60, La Habana, 2008.

  • González Maura, V.: "El profesor - tutor: una necesidad de la Universidad del siglo XXI", Revista Cubana de Educación Superior, Vol. 26, No. 2, pp.23-36, La Habana, 2006

  • Hernández Madrigal, P.: Funciones de la tutoría virtual, Material didáctico, Programa de Maestría en Ciencias de la Educación Superior, La Habana, 2011.

  • Llorente Cejudo, M.C.: "La tutoría virtual: técnicas, herramientas y estrategias", Conferencia presentada en el Congreso Internacional Eduweb, Valencia - Carabobo, Venezuela, 2005.

  • López Ardao, C.: "Paradojas e inconvenientes de los LMS tradicionales en el ámbito universitario". Publicado en Blog personal: Universidad Social 2.0. Blog sobre el uso de redes sociales, Web 2.0, aprendizaje informal y juegos en educación. http://www.ardao.es, 2009.

  • López Falcón, A.: "La alfabetización en información como componente de la formación de profesionales en la universalización de la educación superior cubana: estudio de caso", Revista Cubana de Educación Superior, Vol. 25, No. 1; pp.5-19, La Habana, 2006.

  • Martín Sánchez, M.A. y E. López Meneses: "La sociedad de la información y la formación del profesorado. E-actividades y aprendizaje colaborativo", Revista Iberoamericana de Educación a Distancia (RIED), Vol. 15, No.1, pp. 15-35. España, 2012.

  • Marúm - Espinosa; E.: "Calidad en el servicio en la Educación a Distancia. Una perspectiva desde México", Revista Iberoamericana de Educación a Distancia (RIED), Vol. 14, No. 2, pp. 49-62. España, 2011.

  • Miraría Moncada, O.: "Efectos de la Web y las TIC en el desempeño y rendimiento de estudiantes universitarios de computación en modalidad a distancia", Revista de Pedagogía, Vol. 31, No. 88, pp.97-132, Caracas, 2010.

  • Pagano, C.M.: "Los tutores en la Educación a Distancia: un aporte teórico", Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (RUSC), Vol. 14, No. 2, s/p, Barcelona, 2008.

  • Ramos Serpa, G. y A. López Falcón: "Virtualidad y Educación Superior: implicaciones para la universalización de la enseñanza superior cubana", Revista Cubana de Educación Superior, Vol. 27, No. 3, pp.41-52, La Habana, 2007.

  • Rodríguez Hernández, A.G. y S.J. Viña Brito: "Tecnologías de la información y la comunicación en el diseño curricular: ¿qué hacer?", Revista Cubana de Educación Superior, Vol. XXI, No. 2; pp.45-50, La Habana, 2001.

  • Rodríguez Morell, J.L.: "Universalización, internacionalización y educación multicultural: hacia un nuevo paradigma de la universidad cubana contemporánea", Revista Cubana de Educación Superior, Vol. 26, No. 2, La Habana, 2006.

  • Sepúlveda Peña, J.C. et als: (2005): Plataforma de Teleformación aprenDIST, Proyecto presentado en Fórum de Ciencia y Técnica CEIS - CUJAE, La Habana, 2005.

  • Torres Fernán, I. y F. Beltrán Guzmán: "Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación como herramientas de apoyo a los procesos de educación superior". Revista Cubana de Educación Superior, Vol. 28, No. 1-2, pp.80-94, La Habana, 2008

  • Universidad de Concepción. Dirección de Docencia: Manual del tutor virtual, Material didáctico Curso a distancia: "Asistencia básica y permanente", Centro Zonal Sur, Chile, 2001.

  • Zumbado Fernández, H. y J. Zilberstein Toruncha: "Principios de la elaboración didáctica de libros de texto en formato electrónico para el nivel superior", Revista Cubana de Educación Superior, Vol. 25, No. 1; pp.32-45, La Habana, 2006.

  • s/a: Entornos Virtuales de Aprendizaje, Material didáctico. Programa de Maestría en Ciencias de la Educación Superior, La Habana, 2011.

  • s/a: La tutoría virtual: Experiencia para el diseño y desarrollo de cursos en línea, Material didáctico, Programa de Maestría en Ciencias de la Educación Superior, La Habana, 2011.

  • s/a: Web 2.0 y Educación, Material didáctico, Programa de Maestría en Ciencias de la Educación Superior, s/f.

SÍNTESIS CURRICULAR DE LOS AUTORES

Odile Orizondo Marrero (La Habana, 1987): Licenciada en Psicología en la Universidad de La Habana (2010). Analista del Centro de Ideoinformática (CIDI) en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI). Miembro de la Sociedad de Psicólogos de Cuba. Ha participado como ponente en los eventos internacionales "Hominis 2011" y "Complejidad 2012". Actualmente cursa la Maestría en Historia Contemporánea y Relaciones Internacionales de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana. Dirección postal: Carretera San Antonio de los Baños, Km 2½, Reparto Torrens, Boyeros, La Habana, CP 19370.Dirección electrónica: odile@uci.cu

María Carla Figuerola Domenech (La Habana, 1987): Licenciada en Psicología en la Universidad de La Habana (2010). Profesora del Centro de Estudios Para el Perfeccionamiento de la Educación Superior (CEPES) de la Universidad de La Habana. Miembro de la Sociedad de Psicólogos de Cuba y de la Asociación de Pedagogos de Cuba (APC). Ha participado como ponente en los eventos internacionales "Hominis 2011" y "Complejidad 2012". Actualmente cursa la Maestría en Ciencias de la Educación Superior de la Universidad de La Habana.

 

 

Autor:

Lic. Odile Orizondo Marrero1,

Lic. María Carla Figuerola Domenech2

Distance education, e-learning and teacher-tutor"s role. A theoretical approach.

1 Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), Cuba,

Carretera San Antonio de los Baños, Km 2½, Reparto Torrens, Boyeros, La Habana, CP 19370

2 Centro de Estudios Para el Perfeccionamiento de la Educación Superior (CEPES), Universidad de La Habana, Cuba,

 


Comentarios


Trabajos relacionados

Ver mas trabajos de Educacion

 
 

Nota al lector: es posible que esta página no contenga todos los componentes del trabajo original (pies de página, avanzadas formulas matemáticas, esquemas o tablas complejas, etc.). Recuerde que para ver el trabajo en su versión original completa, puede descargarlo desde el menú superior.


Todos los documentos disponibles en este sitio expresan los puntos de vista de sus respectivos autores y no de Monografias.com. El objetivo de Monografias.com es poner el conocimiento a disposición de toda su comunidad. Queda bajo la responsabilidad de cada lector el eventual uso que se le de a esta información. Asimismo, es obligatoria la cita del autor del contenido y de Monografias.com como fuentes de información.